Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 31/10/2013

Todos los Santos S Blanco

Portada Liturgia Cotidiana Noviembre 2013Viernes 1

Todos los Santos (S). Blanco. Gloria, Credo, Prefacio propio.

Semana 30º durante el año – Semana II del Salterio.

 La felicidad, es el camino de la santidad

No es esta una frase para despertar tu curiosidad. En el día de Todos los Santos, por nueve veces leemos en san Mateo la palabra “felices”.

¿Quién es feliz? Los diccionarios afirman que feliz es el afortunado y el bienaventurado. Es más, el auténticamente feliz es el que verá a Dios. ¿Buscamos la felicidad?

Como hijos de Dios (segunda lectura) todos estamos llamados a la felicidad. Claro que algunos la buscan por caminos equivocados como la ambición del poder, del placer y de la fama. Otros en cambio “han lavado sus vestiduras y las han blanqueado en la sangre del Cordero” (primera lectura) y han encontrado el camino.

Dios nos quiere felices. Pero para ello, Jesús nos invita a tener un espíritu pobre (necesitado y generoso), ser manso (luchar sin resentimientos), estar esperanzado (buscar y esperar el consuelo de Dios), ser misericordioso (no juzgar, perdonar y amar), tener el corazón limpio (actuar con claridad y sin segundas intenciones), trabajar por la paz (la que nos dio Jesús) y estar dispuestos a ser perseguidos y dar la vida por Dios y por los demás (siguiendo el camino del Maestro).

Sí, éste es el camino de la felicidad, o de la santidad, como queramos llamarlo. “Es feliz quien nada retiene para sí”, decía san Francisco de Asís.

Hoy celebramos, en un solo día, a todas esas personas que ya están en la Casa de Dios Padre. Recordamos a quienes transitaron este camino y gozan de la felicidad que nadie se los podrá quitar.

Entre ellos (Iglesia celeste) y nosotros (Iglesia terrena) existe la comunión de los santos. Todos ellos, entre los cuales seguramente tenemos familiares y amigos, pueden interceder para que maduremos siempre más en este camino. Ellos contemplan a Dios, que es la felicidad, lo alaban y no dejan de cuidar de los que aún estamos en la Tierra.

Dios les bendiga,

P. Martín Dolzani, ssp.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: Celebramos hoy los santos anónimos –los no canonizados por la Iglesia– pero que ya gozan de la gloria de Dios. Es una buena oportunidad para recordar que todos estamos llamados a la santidad y ésta es don de Dios: es él quien nos santifica, pero exige también nuestra cooperación.

1ª LECTURA Apoc 7, 2-4. 9-14

Guía: Visión de la multitud de los llamados: ellos han pasado por la gran tribulación y ahora, glorificados, adoran y alaban a Dios en la eternidad.

Lectura del libro del Apocalipsis.

Yo, Juan, vi a un Ángel que subía del Oriente, llevando el sello del Dios vivo. Y comenzó a gritar con voz potente a los cuatro Ángeles que habían recibido el poder de dañar a la tierra y al mar: «No dañen a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con el sello la frente de los servidores de nuestro Dios».  Oí entonces el número de los que habían sido marcados: eran 144.000, pertenecientes a todas las tribus de Israel. Después de esto, vi una enorme muchedumbre, imposible de contar, formada por gente de todas las naciones, familias, pueblos y lenguas. Estaban de pie ante el trono y delante del Cordero, vestidos con túnicas blancas; llevaban palmas en la mano y exclamaban con voz potente: «¡La salvación viene de nuestro Dios que está sentado en el trono, y del Cordero!». Y todos los Ángeles que estaban alrededor del trono, de los Ancianos y de los cuatro Seres Vivientes, se postraron con el rostro en tierra delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: «¡Amén! ¡Alabanza, gloria y sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza a nuestro Dios para siempre! ¡Amén!». Y uno de los Ancianos me preguntó: «¿Quiénes son y de dónde vienen los que están revestidos de túnicas blancas?». Yo le respondí: «Tú lo sabes, señor». Y él me dijo: «Estos son los que vienen de la gran tribulación; ellos han lavado sus vestiduras y las han blanqueado en la sangre del Cordero».

Palabra de Dios.

SALMO Sal 23, 1-6

R. ¡Bendito los que buscan al Señor!

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan su rostro, Dios de Jacob. R.

2ª LECTURA Jn 3, 1-3

Guía: Por su gran amor, el Padre nos ha llamado y hecho hijos suyos. Esto nos compromete a llevar una vida santa.

Lectura de la carta de san Juan.

Queridos hermanos: ¡Miren cómo nos amó el Padre! Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente. Si el mundo no nos reconoce, es porque no lo ha reconocido a Él. Queridos míos, desde ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos no se ha manifestado todavía. Sabemos que cuando se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos tal cual es. El que tiene esta esperanza en Él, se purifica, así como Él es puro.

Palabra de Dios.

ALELUIA Mt 11, 28

Aleluia. «Vengan a mí los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré»,  dice el Señor.

EVANGELIO Mt 4, 25—5, 12

Guía: Las bienaventuranzas son el código más alto de la vida cristiana. Seremos felices en la medida en que nos hagamos pobres,  transparentes, misericordiosos y constructores de la paz.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Seguían a Jesús grandes multitudes, que llegaban de Galilea, de la Decápolis, de Jerusalén, de Judea y de la Transjordania. Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a Él.  Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo: «Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Felices los afligidos, porque serán consolados. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí. Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron».

Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: El pan y el vino que ofrecemos, fruto de la tierra y el trabajo cotidiano, son también fruto de nuestro amor. El Espíritu Santo, al convertirlos en el Cuerpo y la Sangre de Jesús, los hace vehículos de santidad.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: La comunión con Cristo nos lleva a participar de la santidad de Dios. Debe nacer de aquí nuestro compromiso de “ser santos como Dios es santo”.

DESPEDIDA

Guía: Volvamos a nuestra casa con la certeza de que la santidad es el estado normal del verdadero cristiano. El santo es el amigo de Cristo, el signo más alto del hombre. Su campo de santificación es la vida cotidiana: el trabajo, la profesión, e incluso el descanso y el entretenimiento. Todo realizado con amor y alegría.

De la feria – Verde

Slide interno LC Octubre2

JUEVES 31

De la feria. Verde.

LECTURA Rom 8, 31-39

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no escatimó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos concederá con Él toda clase de favores? ¿Quién podrá acusar a los elegidos de Dios? “Dios es el que justifica. ¿Quién se atreverá a condenarlos?” ¿Será acaso Jesucristo, el que murió, más aún, el que resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros? ¿Quién podrá entonces separarnos del amor de Cristo? ¿Las tribulaciones, las angustias, la persecución, el hambre, la desnudez, los peligros, la espada? Como dice la Escritura: “Por tu causa somos entregados continuamente a la muerte; se nos considera como a ovejas destinadas al matadero”. Pero en todo esto obtenemos una amplia victoria, gracias a Aquél que nos amó. Porque tengo la certeza de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los principados, ni lo presente ni lo futuro, ni los poderes espirituales, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra criatura podrá separarnos jamás del amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Palabra de Dios.

Comentario: El cristiano se apoya en Dios, sabiendo que el Padre no abandonó a su Hijo, aunque él debió pasar primero por muchas tribulaciones, incluso, por la muerte en la cruz. Esa fe y abandono en Dios permite al creyente no temerle a nada, ni a nadie; no necesita amuletos para superar las tribulaciones, la persecución y toda clase de peligros, porque Dios está con él.

SALMO Sal 108, 21-22. 26-27. 30-31

R. ¡Sálvame por tu misericordia, Señor!

Tú, Señor, trátame bien, por el honor de tu Nombre; líbrame, por la bondad de tu misericordia. Porque yo soy pobre y miserable, y mi corazón está traspasado. R.

Ayúdame, Señor, Dios mío, sálvame por tu misericordia, para que sepan que aquí está tu mano, y que Tú, Señor, has hecho esto. R.

Yo daré gracias al Señor en alta voz, lo alabaré en medio de la multitud, porque Él se puso de parte del pobre, para salvarlo de sus acusadores. R.

ALELUIA Cfr. Lc 19, 38; 2, 14

Aleluia. ¡Bendito sea el Rey que viene en Nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas! Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 31-35

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Se acercaron algunos fariseos que le dijeron a Jesús: «Aléjate de aquí, porque Herodes quiere matarte». Él les respondió: «Vayan a decir a ese zorro: hoy y mañana expulso a los demonios y realizo curaciones, y al tercer día habré terminado. Pero debo seguir mi camino hoy, mañana y pasado, porque no puede ser que un profeta muera fuera de Jerusalén. ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos, como la gallina reúne bajo sus alas a los pollitos, y tú no quisiste! Por eso, “a ustedes la casa les quedará desierta”. Les aseguro que ya no me verán más, hasta que llegue el día en que digan: ¡Bendito el que viene en Nombre del Señor!»

Palabra del Señor.

Comentario: Sintiendo la amenaza de muerte por parte de Herodes, Jesús se lamenta sobre su amada ciudad de Jerusalén; este amor se reflejaba en varios pasajes de las Escrituras. Justamente por amarla, le dolía más aún el hecho de no ser escuchado. Con ello, Jesús nos invita a amar nuestra nación, iglesia, familia, etc., y morir con y por ellas, como Jesús por su Jerusalén.

¡SAN PABLO PUERTO MONTT CELEBRA 15 AÑOS!

ANIVERSARIO15PTOMONTTAsí es, nuestra sucursal SAN PABLO en la capital de la región de Los Lagos cumple 15 años. La celebración se llevó a cabo el pasado sábado 26 de octubre, a eso de las 19:00 horas, contando con una amplia asistencia y la presencia del director de Editorial SAN PABLO Chile, Hno. Jorge Bruera.

El evento se dividió en dos partes, primero se  celebró una Eucaristía en la Catedral de Nuestra Señora del Carmen y más tarde una convivencia en dependencias de la librería de la ciudad. Para esta ocasión se invitó a la comunidad a hacerse parte, conversar y compartir, entre ellos varios jóvenes del grupo de Confirmación de la Parroquia Cristo Crucificado.

No obstante, la fecha oficial de la celebración fue el 14 de octubre, no deja de ser una alegría poder festejar estos 15 años compartiendo en agradecimiento a la labor que diariamente realizan nuestros encargados en Puerto Montt. ¡¡MUCHAS FELICIDADES!!

De la feria – Verde

Slide interno LC Octubre2

MIÉRCOLES 30

De la feria. Verde.

LECTURA Rom 8, 26-30

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: El Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero el Espíritu intercede con gemidos inefables. Y el que sondea los corazones conoce el deseo del Espíritu y sabe que su intercesión en favor de los santos está de acuerdo con la voluntad divina. Sabemos, además, que Dios dispone todas las cosas para el bien de los que lo aman, de aquéllos que Él llamó según su designio. En efecto, a los que Dios conoció de antemano, los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que Él fuera el Primogénito entre muchos hermanos; y a los que predestinó, también los llamó; y a los que llamó, también los justificó; y a los que justificó, también los glorificó.

Palabra de Dios.

Comentario: Pablo subraya cómo el Padre está realmente atento a cada uno de nosotros, incluso el mismo Espíritu ora en nosotros. Él ya nos conoce, en Cristo, desde antes que naciéramos y nos ha destinado para que lo sirvamos en este mundo. Él nos llamó y nos soñó para que con nuestra vida reproduzcamos la imagen de su propio Hijo, por la fe y el amor.

SALMO Sal 12, 4-6

R. ¡Yo como en tu misericordia, Señor!

¡Mírame, respóndeme, Señor, Dios mío! Ilumina mis ojos, para que no caiga en el sueño de la muerte, para que mi enemigo no pueda decir: «Lo he vencido», ni mi adversario se alegre de mi fracaso. R.

Yo confío en tu misericordia: que mi corazón se alegre porque me salvaste. ¡Cantaré al Señor porque me ha favorecido! R.

ALELUIA Cfr. 2Tes 2, 14

Aleluia. Dios nos llamó, por medio del Evangelio, para que poseamos la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 22-30

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús iba enseñando por las ciudades y pueblos, mientras se dirigía a Jerusalén. Una persona le preguntó: «Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?» Él respondió: «Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán. En cuanto el dueño de casa se levante y cierre la puerta, ustedes, desde afuera, se pondrán a golpear la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”. Y Él les responderá: “No sé de dónde son ustedes”. Entonces comenzarán a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y Tú enseñaste en nuestras plazas”. Pero Él les dirá: “No sé de dónde son ustedes; ¡apártense de mí todos los que hacen el mal!” Allí habrá llantos y rechinar de dientes, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes sean arrojados afuera. Y vendrán muchos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios. Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos».

Palabra del Señor.

Comentario: La pregunta que le hacen a Jesús no se la harían hoy, porque más bien estamos preocupados sobre cómo salir del estrés, bajar de peso y el colesterol, cómo alargar la vida y salvarnos de un infarto o de un cáncer. Jesús, en cambio, nos sigue pidiendo “entrar por la puerta estrecha”, dejando de lado las vanidades, los egoísmos, caprichos, etc.   

Curso Sobicain segundo Nivel Noviembre

Afiche Sobicain curso nivel 2 Noviembre

Contacto: 27200300 – 27200336
E- Mail: sobicain@san-pablo.cl
Formulario de Inscripción

Curso Primer Nivel Noviembre 2013

Afiche Sobicain curso nivel 1 Noviembre

Contacto: 27200300 – 27200336
E- Mail: sobicain@san-pablo.cl
Formulario de Inscripción

EL LEGADO Y MENSAJE DEL PADRE IGNACIO LARRAÑAGA

LARRAÑAGADurante la mañana de ayer, lunes 28 de octubre, partió a los 84 años uno de los más prolíferos y destacados autores de SAN PABLO, Ignacio Larrañaga. Humilde fraile capuchino, cuya vida pastoral estuvo dedicada a ser predicador, escritor, director espiritual, organizador de conferencias, cursos y retiros. Uno de sus apostolados más grandes fue el de los Talleres de Oración y Vida (TOV).

Hoy recordamos con emoción el legado y el mensaje de un hombre que trabajó para cambiarle la mirada al mundo. Sacerdote, guía y autor que nos entregó su corazón en cada párrafo.  Hoy decimos: ¡HASTA SIEMPRE!
PADRE IGNACIO LARRAÑAGA.

Breve biografía:

El Padre Ignacio Larrañaga, sacerdote franciscano, capuchino de origen español. Nació en Loyola el 4 de mayo de 1928. Fue ordenado sacerdote en Pamplona y desarrolló por algunos años su ministerio sacerdotal en su país de origen.

Fue enviado a Chile, todavía joven, donde llevó a cabo una obra pastoral inmensa, como predicador, escritor y organizador de conferencias, cursos, retiros.

En 1965 fundó, el Centro de Estudios Franciscanos y Pastorales para América Latina (CEFEPAL), pudiendo desarrollar a lo largo de una década una viva actividad animadora, a la vez que aportó a la renovación conciliar en diversos países de América Latina y España.

En 1974 en Brasil, inició un método de evangelización denominado: “Encuentro de Experiencia de Dios”, de seis días de duración que llevó a cabo durante 23 años, en los que participaron decenas de miles de personas, delegando después esa tarea evangelizadora a matrimonios de distintos países, misión que dura hasta nuestros días.

A partir del año 1984 inició una de las obras más importantes de su vida: los Talleres de Oración y Vida (TOV), a cuya fundación y consolidación dedicó aproximadamente diez años, escribiendo para su eficaz funcionamiento, dos libros fundamentales: el ‘Manual del Guía TOV’ y ‘Estilo y Vida de los Guías’, también grabó siete cassette con la misma finalidad.

Por último, cabe destacar la gran influencia del padre Larrañaga como autor de nuestra casa editorial, escribiendo un total de 16 libros que han alcanzado numerosas ediciones y han sido traducidos a 10 idiomas. Entre sus escritos destacan “Del sufrimiento a la paz”,”Muéstrame tu rostro”, “El hermano de Asís”, “El pobre de Nazaret”, “Salmos para la vida”, “El silencio de María”, y “El matrimonio feliz”.

SAN PABLO TE INVITA AL LANZAMIENTO DE: “TODO COMENZÓ EN GALILEA” FILSA-2013

Libro Todo Comenzo en GalileaUno de los libros más recordados del padre Miguel Ortega, “TODO COMENZÓ EN GALILEA”, será presentado exclusivamente este sábado 2 de noviembre, a las 17:00 horas, en la Sala Joaquín Edwards, del Centro cultural Estación Mapocho, con motivo de la 33ª Feria Internacional del libro de Santiago.

La obra re editada, parte de nuestra nueva colección “Dios con nosotros”, será presentada oficialmente por los miembros de la Familia Ortega: Rodrigo Ortega, Licenciado en Artes de la Universidad Católica, actualmente dedicado a la iconografía ortodoxa. Y el padre Felipe Ortega, actual párroco de la Parroquia la Transfiguración del Señor, Zona Cordillera.  Ambos realizarán una conversación abierta sobre los temas centrales del texto, permitiendo a los asistentes descubrir el mensaje tras cada página.

Desde ya, están todos invitados a acompañarnos en la FILSA 2013. ¡¡NO FALTES!!

*Si quieres recibir una entrada gratuita, solicítala al e-mail: comunicaciones.sanpablo@gmail.com

De la feria – Verde

Slide interno LC Octubre2

MARTES 29

De la feria. Verde.

LECTURA Rom 8, 18-25

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Yo considero que los sufrimientos del tiempo presente no pueden compararse con la gloria futura que se revelará en nosotros. En efecto, toda la creación espera ansiosamente esta revelación de los hijos de Dios. Ella quedó sujeta a la vanidad, no voluntariamente, sino por causa de quien la sometió, pero conservando una esperanza. Porque también la creación será liberada de la esclavitud de la corrupción para participar de la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Sabemos que la creación entera, hasta el presente, gime y sufre dolores de parto. Y no sólo ella: también nosotros, que poseemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente, anhelando la plena realización de nuestra filiación adoptiva: la redención de nuestro cuerpo. Ahora bien, cuando se ve lo que se espera, ya no se espera más: ¿acaso se puede esperar lo que se ve? En cambio, si esperamos lo que no vemos, lo esperamos con constancia.

Palabra de Dios.

Comentario: Pablo describe cómo la transformación realizada por el Espíritu en las personas, se realizará también en toda la creación que también anhela ser liberada del mal. El ser humano, y especialmente los cristianos, debemos sentirnos solidarios con todas las creaturas de Dios y cuidar el mundo en cual vivimos, y al protegerlo preparar el mundo futuro.

SALMO Sal 125, 1-6

R. ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros!

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía que soñábamos: nuestra boca se llenó de risas y nuestros labios, de canciones. R.

Hasta los mismos paganos decían: « ¡El Señor hizo por ellos grandes cosas!» ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros y estamos rebosantes de alegría! R.

¡Cambia, Señor, nuestra suerte como los torrentes del Négueb! Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones. R.

El sembrador va llorando cuando esparce la semilla, pero vuelve cantando cuando trae las gavillas. R.

ALELUIA Cfr. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 18-21

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo:«¿A qué se parece el Reino de Dios? ¿Con qué podré compararlo? Se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su huerta; creció, se convirtió en un arbusto y los pájaros del cielo se cobijaron en sus ramas». Dijo también: «¿Con qué podré comparar el Reino de Dios? Se parece a un poco de levadura que una mujer mezcló con gran cantidad de harina, hasta que fermentó toda la masa».

Palabra del Señor.

Comentario: Estas dos parábolas nos dicen que el Reino de Dios crece y se desarrolla como una semilla o un poco de harina con levadura. Nos preguntamos si en nuestras comunidades, y nosotros mismos, crecemos en la fe y acompañamos a otros para que se entusiasmen con Dios y la misión de aportar a su obra.

Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo (S)

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Solemnidad de nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo

Motivación de entrada

La celebración de hoy es toda una alabanza a Cristo, rey del universo, rey de los
corazones: un rey que no excluye a nadie y quiere salvar a todos con la fuerza de su
amor misericordioso.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón: por no haber servido a Jesús, rey clemente y compasivo;
por no atender a su presencia amorosa; por no trabajar con tesón por su reino de
amor, justicia y paz.

LECTURAS BÍBLICAS

Primera lectura: 2 Samuel 5, 1-3.
La elección de David, como rey de Israel, es figura de la realeza de Cristo, rey del
nuevo Israel de Dios.
Segunda lectura: Colosenses 1, 12-20.
Pablo ensalza la amorosa elección con la cual Dios nos llama a participar del reino
de su Hijo; a la vez que proclama la primacía de Cristo sobre todas las criaturas.
Evangelio: Lucas 23, 35-43.
Jesús es crucificado, es el Siervo de Dios, es el Mesías prometido, pero desconocido
e insultado por las autoridades políticas y religiosas. Le toca a un ladrón
confesar que Jesús es rey.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

El ofrecimiento del pan y del vino, quiere simbolizar hoy nuestra generosa e incondicional
entrega a trabajar por el adviento del Reino: iVenga a nosotros tu Reino!

Comunión

En nuestra comunión con Cristo Rey, pedimos que sea fuerza para seguirlo aquí
en todo y gozarlo un día en su reino glorioso.

Despedida

Vayamos alegres y esperanzados a anunciar y a trabajar para que se haga realidad
el Reino de Cristo: reino eterno y universal; reino de verdad, vida, de santidad
y de gracia, de justicia, amor y paz.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×