Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 28/10/2013

33º Durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Domingo trigésimo tercero durante el año

Motivación de entrada

La palabra de Dios que hoy nos reúne nos cuestiona sobre el problema final del mundo
y del hombre. En vez de abandonarnos a la tristeza, hoy nos abandonamos confiados
en las manos del Señor. Queremos esperarlo con fe, con confianza y con amor.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón: por desesperarnos muchas veces ante la muerte; por vivir
disipados sin pensar en la venida del Señor; por no hacer fructificar los talentos
recibidos de Dios.

LECTURAS BÍBLICAS

Primera lectura: Malaquías 3, 19-20.
El profeta anuncia que, en el último día, los impíos serán condenados, mientras
que los justos brillarán como el sol.
Segunda lectura: 2 Tesalonicenses 3, 6-12.
Pablo enseña la necesidad del trabajo, para comer dignamente el pan que se ha
ganado; y se pone a sí mismo como ejemplo.
Evangelio: Lucas 21, 5-19.
Jesús amonesta a sus discípulos a no dejarse desalentar por las oposiciones,
obstáculos y persecuciones. Si son fieles hasta el fin, Dios los salvará.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino, dones de Dios y fruto del trabajo humano,
renovamos nuestro compromiso de trabajar, con entrega total, en la construcción
del Reino.

Comunión

Acompañamos a Jesús que ha venido a nosotros en los signos del pan y del vino,
con la reflexión del Salmo: “Para mí lo bueno es estar junto a Dios, hacer del Señor
mi refugio” (Sal 72).

Despedida

Salgamos de nuestra celebración con una vida renovada y que eso se manifieste
en una relación diversa con la gente: acogida, paz, ayuda, especialmente con los
más pobres y necesitados.

32º durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Domingo trigésimo segundo durante el año

Motivación de entrada

El fin del año litúrgico, ya cercano, nos invita a estar vigilantes, pues el Señor viene.
El cristiano vive a la espera del Señor, llenando su vida de obras buenas. La eucaristía
de hoy es una adecuada oportunidad para recordarlo.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón: por desesperarnos ante la fugacidad de la vida, en vez de
asirnos a Dios; por desaprovechar las ocasiones de ayudar a los hermanos; por
creernos eternos e instalarnos en el mundo.

LECTURAS BÍBLICAS

Primera lectura: 2 Macabeos 6, 1; 7, 1-2. 9-14.
El relato de la muerte de los siete hermanos, en tiempos de la persecución del
rey Antíoco, abre a la esperanza de la resurrección: Dios cumple la esperanza de
quienes confían en él.
Segunda lectura: 2 Tesalonicenses 2, 16 – 3, 5.
Dios, que llama a la fe, quiere la respuesta de toda obra buena. Él es fiel y nos
protege contra el mal.
Evangelio: Lucas 20, 27-38 (o bien: 20, 34-38).
La respuesta de Jesús, a quienes niegan que haya resurrección, es cara y tajante:
“Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos están vivos”.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Hacemos con alegría nuestra ofrenda del pan y del vino: son dones de Dios para
el banquete eucarístico de hoy, y también anticipo del banquete definitivo.

Comunión

La fuerza del Espíritu Santo, que el Padre nos ha comunicado por Jesús, transforma
toda nuestra vida.

Despedida

El Señor viene, el Señor viene pronto, el Señor viene siempre: es la buena noticia
que debemos anunciar a todos, como fruto de la celebración eucarística.

31º durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Domingo trigésimo primero durante el año

Motivación de entrada

Vamos ya hacia el final del año litúrgico. La fugacidad de la vida debe ayudarnos
a orientar nuestra existencia hacia el Señor. Supliquemos con el Salmo: “No nos
abandones, Señor, Dios nuestro, no te quedes lejos; ven a socorremos, Señor nuestro,
nuestra salvación” (Sal 37).

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón: por las veces que hemos abandonado el camino del bien;
por no haber dado gracias por los muchos dones recibidos de Dios; por haber
buscado puestos de honor en la comunidad, en vez de servicio.

LECTURAS BÍBLICAS

Primera lectura: Sabiduría 11, 22 – 12, 2.
Himno a la vida. Dios es fuente de todo lo que existe y no quiere que nada sea
destruido, porque él es “amigo de la vida”. Invitación a la ecología.
Segunda lectura: 2 Tesalonicenses 1, 11 – 2, 2.
Pablo ora por los cristianos de Tesalónica para que Dios, que lo ha llamado a la
salvación, lleve a cumplimiento ese llamado.
Evangelio: Lucas 19, 1-10.
El evangelio, con la conversión del publicano Zaqueo, rico y odiado, revela que la
misericordia de Dios, cuando es recibida con sinceridad, es una fuerza irresistible
de conversión.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

El pan y el vino son signos del único pan que es Cristo. Los ofrecemos con el profundo
deseo de una vida coherente que integre en nosotros fe y obras.

Comunión

La comunión sacramental sea signo y anticipación de la comunión definitiva con
Cristo en Dios.

Despedida

Volvamos a nuestro barrio, a nuestra casa y actividades, alabando a Dios Padre
que nos ha congregado en nombre de Jesús y que, con la fuerza del Espíritu Santo,
nos da la fuerza de comunicarlo a todos.

DOMINGO 03 DE NOVIEMBRE DE 2013

 Vino a buscar lo que estaba Perdido

En el evangelio de este domingo encontramos a Zaqueo, el cobrador de impuestos (publicano) para el Imperio romano. Zaqueo es un hombre notable de la pequeña ciudad de Jericó, por la que Jesús pasa camino a Jerusalén. Como todos los publicanos, es considerado un hombre pecador. Él lo sabe. Está curioso por el entusiasmo de la multitud. Inquieto, quiere ver a ese tal   Jesús, cuya fama lo precede y que hoy pasa por su ciudad. Para hacerlo tiene que adelantarse y subir a un árbol. Y allí lo descubre Jesús y lo llama.

Así es cuando queremos ver al Señor: También a nosotros, muchas veces, la multitud nos impide verlo. No sólo la multitud que está fuera de nosotros; también esa muchedumbre que llevamos dentro. Tantas veces nuestro corazón parece taco en hora punta: lleno de pensamientos y preocupaciones que nos encierran en nosotros mismos, no nos dejan salir y nos paralizan. Entonces hay que hacer como Zaqueo: salir de esa muchedumbre, correr, adelantarse y buscar un árbol para ver todo desde la altura. Ese árbol puede ser una persona querida, un amigo, un sacerdote, o un momento de retiro, de reflexión, de oración serena.

El evangelio urge, tiene prisa de que cambie el mundo y de que se conviertan todos los Zaqueos que llevamos dentro; tiene prisa de que cada uno de nosotros viva mejor, que cunda la felicidad, que los pobres sean librados de su  miseria, que los enfermos sanen y se reintegren a su vida normal. Y para los que dicen: “Es difícil cambiar” o bien “es imposible transformar el mundo en el que vivimos”, Zaqueo es un ejemplo de lo contrario. El encuentro con Jesús le transforma la vida. Él, que “vino a buscar lo que estaba perdido”, cumple lo que hoy leemos en la primera lectura: Tú te compadeces de todos, porque todo lo puedes, y apartas los ojos de los pecados de los hombres para que ellos se conviertan.

Comisión Nacional de Liturgia

1. Ambientación

Nos reunimos una vez más en el día del Señor para alimentar nuestra fe. Que la Palabra del Señor nos fortalezca hoy en la comunión de toda la Iglesia que celebra. Cantemos con alegría.

2. Primera Lectura         Sab 11, 22—12, 2

La primera lectura nos introduce en el corazón de Dios y cómo actúa en nosotros para conducirnos hacia él. Escuchemos atentamente lo que nos dice el libro de la Sabiduría.

Lectura del libro de la Sabiduría. Señor, el mundo entero es delante de ti como un grano de polvo que apenas inclina la balanza, como una gota de rocío matinal que cae sobre la tierra. Tú te compadeces de todos, porque todo lo puedes, y apartas los ojos de los pecados de los hombres para que ellos se conviertan. Tú amas todo lo que existe y no aborreces nada de lo que has hecho, porque si hubieras odiado algo, no lo habrías creado. ¿Cómo podría subsistir una cosa si Tú no quisieras? ¿Cómo se conservaría si no la hubieras llamado? Pero Tú eres indulgente con todos, ya que todo es tuyo, Señor que amas la vida, porque tu espíritu incorruptible está en todas las cosas. Por eso reprendes poco a poco a los que caen, y los amonestas recordándoles sus pecados, para que se aparten del mal y crean en ti, Señor.

Palabra de Dios. R. Te alabamos, Señor.

3. Salmo               Sal 144, 1-2. 8-11. 13-14

R.  Bendeciré al Señor siempre y en todo lugar.

Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey, y bendeciré tu Nombre eternamente; día tras día te bendeciré, y alabaré tu Nombre sin cesar. R.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. R.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

El Señor es fiel en todas sus palabras y bondadoso en todas sus acciones. El Señor sostiene a los que caen y endereza a los que están encorvados. R.

4. Segunda Lectura             2Tes 1, 11—2, 2

El Apóstol ora por sus comunidades, para que la fuerza de Dios las haga dignas de la vocación cristiana y las ayude en su lucha en la vida presente.

Lectura de la segunda carta del Apóstol  san Pablo a los cristianos de Tesalónica. Hermanos: Rogamos constantemente por ustedes a fin de que Dios los haga dignos de su llamado, y lleve a término en ustedes, con su poder, todo buen propósito y toda acción inspirada en la fe. Así el Nombre del Señor Jesús será glorificado en ustedes, y ustedes en Él, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo. Acerca de la Venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con Él, les rogamos, hermanos, que no se dejen perturbar fácilmente ni se alarmen, sea por anuncios proféticos, o por palabras o cartas atribuidas a nosotros, que hacen creer que el Día del Señor ya ha llegado.

Palabra de Dios. R. Te alabamos, Señor.

Aclamación al Evangelio         

Aleluia. Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único; todo el que cree en Él tiene Vida eterna. Aleluia.

5. Evangelio                        Lc 19, 1-10

Jesús es el amor de Dios entre nosotros, que va llegando a todos. Escuchemos su Buena Noticia con alegría y recibámosla con nuestro Aleluya.  

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús entró en Jericó y atravesaba la ciudad. Allí vivía un hombre muy rico llamado Zaqueo, que era jefe de los publicanos. Él quería ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, porque era de baja estatura. Entonces se adelantó y subió a un sicómoro para poder verlo, porque iba a pasar por allí. Al llegar a ese lugar, Jesús miró hacia arriba y le dijo: «Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa». Zaqueo bajó rápidamente y lo recibió con alegría. Al ver esto,  todos murmuraban, diciendo: «Se ha ido a alojar en casa de un pecador». Pero Zaqueo dijo resueltamente al Señor: «Señor, yo doy la mitad de mis bienes a los pobres, y si he perjudicado a alguien, le doy cuatro veces más». Y Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, ya que también este hombre es un hijo de Abraham, porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido».

Palabra del Señor.  R. Gloria a ti, Señor Jesús.

Reflexión

¿Cuál es la multitud que no me deja ver a Jesús en mi vida? ¿Qué pensamientos o preocupaciones me encierran en mí mismo y me impiden reconocer al Señor? ¿Qué puedo hacer para verlo, dónde está mi árbol?

6. Oración Universal

M. Con la certeza de ser escuchados y amados por Dios, presentémosle nuestras oraciones.

1.- Por la Iglesia, para  que anuncie la bondad y la misericordia de Dios a todos los que se reconocen pecadores. Oremos.

R. Señor, míranos con misericordia.

2.- Por los que gobiernan las naciones del mundo, para que busquen la paz entre todos los pueblos de la Tierra, erradicando toda forma de violencia. Oremos. R.

3.- Por quienes viven en angustia por no sentirse amados y padecer injusticias. Oremos. R.

4.- Por nosotros, para que nos sintamos amados por Dios y con humildad busquemos su perdón. Oremos. R.

(Se pueden agregar otras peticiones de la comunidad)

M. Padre de misericordia, escucha la oración de tus hijos y muéstranos tu amor, para que nos convirtamos a ti, y vivamos como hijos tuyos. Por Jesucristo nuestro Señor.

Alabanza y Preparación a la Comunión

Para las Asambleas Dominicales en Ausencia del Presbítero (ADAP) y la comunión de enfermos.

M. Alabemos y demos gracias al Padre de los cielos que en Jesús nos revela su amor y misericordia.

R. ¡Bendito seas, Padre de misericordia!

1.- A ti Padre, que amas todo lo que existe y no aborreces nada de lo que has hecho, te alabamos. R.

2.- A ti Padre, que te compadeces de todos y apartas los ojos de los pecados de los hombres para que ellos se conviertan, te alabamos. R.

3.- A ti Padre, bondadoso y compa-sivo, lento para enojarse y de gran misericordia, te alabamos. R.

M. Porque en Jesús nos has expresado de una vez para siempre tu alianza de amor con la humanidad, con alegría filial te decimos: Padre nuestro….

Sugerencias de Cantos

Yo creo en Dios que canta/ Juntos nos acercamos/ La casa de Zaqueo/ Magnificat.

 

Santos Simón y Judas, aps. (F). Rojo.

Slide interno LC Octubre2

LUNES 28

Santos Simón y Judas, aps. (F). Rojo. Prefacio de los Apóstoles.?

Semana 23ª durante el año – Semana III del Salterio.

Reseña

Como casi todos los discípulos de Jesús, poco se sabe de la historia y la vida de Simón y Judas. La tradición ubica a Judas en Persia, donde murió crucificado después de haber evangelizado Egipto. Y Simón predicó en la India y Mesopotamia,  y en donde también murió mártir.

LECTURA Ef 2, 19-22

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Ustedes ya no son extranjeros ni huéspedes, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios. Ustedes están edificados sobre los apóstoles y los profetas, que son los cimientos, mientras que la piedra angular es el mismo Jesucristo. En él, todo el edificio, bien trabado, va creciendo para constituir un templo santo en el Señor.  En él, también ustedes son incorporados al edificio, para llegar a ser una morada de Dios en el Espíritu.

Palabra de Dios.

Comentario: Al conocer a Cristo, Pablo abre la puerta que lo mantenía encerrado a nivel religioso. El Apóstol comprende que Cristo (piedra angular) derribó todos los muros existentes entre el judaísmo y los paganos; y que no hay ya más extranjeros, porque todos formamos parte de la Familia de Dios, estando edificados sobre el fundamento de los profetas y Apóstoles.

SALMO Sal 18, 2-5

R. Resuena su eco por toda la tierra.

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos: un día transmite al otro este mensaje y las noches se van dando la noticia. R.

Sin hablar, sin pronunciar palabra, sin que se escuche su voz, resuena su eco por toda la tierra y su lenguaje,  hasta los confines del mundo. R.

ALELUIA         

Aleluia. ¡A ti, Dios, te alabamos y cantamos! ¡A ti, Señor, te alaba el coro celestial de los apóstoles! Aleluia.

EVANGELIO Lc 6, 12-19

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús se retiró a una montaña para orar, y pasó toda la noche en oración con Dios. Cuando se hizo de día, llamó a sus discípulos y eligió a doce de ellos, a los que dio el nombre de Apóstoles:  Simón, a quien puso el sobrenombre de Pedro, Andrés, su hermano, Santiago, Juan, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago, hijo de Alfeo, Simón, llamado el Zelote, Judas, hijo de Santiago, y Judas Iscariote, que fue el traidor. Al bajar con ellos se detuvo en una llanura. Estaban allí muchos de sus discípulos y una gran muchedumbre que había llegado de toda la Judea, de Jerusalén y de la región costera de Tiro y Sidón,  para escucharlo y hacerse curar de sus enfermedades. Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados; y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos.

Palabra del Señor.

Comentario: En el evangelio de Lucas, la elección de los doce Apóstoles se da luego de una noche de oración de Jesús. Jesús nos enseña que la acción necesita siempre de la contemplación. En estos tiempos en que las necesidades son muchas, la mayor urgencia es darnos tiempo cotidiano para dialogar con Dios y conocer mejor los caminos a seguir.   

30º durante el año. Verde.

Slide interno LC Octubre2

DOMINGO 27

30° durante el año. Verde. Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año.

Para Dios perdonar es poco

No hay razones para pensar que todos los fariseos del tiempo de Jesús eran malos. La Biblia no dice eso. Pablo siempre estará orgulloso de su pasado “fariseo”. Eran hombres estudiosos y observantes meticulosos de la Ley.

El fariseo de la parábola es una persona que se cree absolutamente irreprensible, perfecto, porque cumple hasta lo que no está prescripto en la Ley. El ayuno se exige una vez al año, en la fiesta de la Expiación, y él ayuna dos veces por semana. El diezmo se debe tributar sobre la tierra y los animales, pero él lo paga hasta sobre las verduras más pequeñas de su jardín.

No contento con enumerar sus virtudes, hace un repaso de los pecados del publicano que se encuentra en el fondo del templo. El pobre hombre, sin levantar los ojos porque se siente indigno de mirar lo que es santo, reconoce sus pecados con pocas y precisas palabras.

Para pedir perdón, no es necesario pronunciar largos discursos y oraciones interminables. Basta admitir los errores, arrepentirse sinceramente y confiar en el Señor que puede aligerar nuestra carga en un instante.

En la parábola, como en la vida, nos damos cuenta de que para Dios, los pesos y las cargas, los honores y la autoridad, las virtudes y los pecados, el subir y el bajar, tienen escalas y magnitudes que nosotros no conocemos ni manejamos.

El fariseo reza de igual a igual con Dios: llega a la oración de agradecimiento porque se ve perfecto y no para alabar a Dios. Es el peligro de quien confía más en el mérito de sus virtudes y su justicia que en la bondad del Padre Dios. Hasta exigen justicia y condenas divinas por los errores y los pecados ajenos. Rezar de igual a igual con Dios es tan soberbio como rezarse a sí mismo.

En definitiva, lo que realmente vale es lo que tiene valor ante Dios. Para Dios sólo cuentan la verdad, la justicia y el amor con que obramos cada día. Para él perdonar es poco: su omnipotente misericordia nos hace criaturas nuevas. Esa fue la experiencia del publicano y puede ser la nuestra.

“Todo el que se ensalza será humillado, y el que se humilla, será ensalzado” (Lc 18, 14).

P. Aderico Dolzani, ssp.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: El Salmo ofrece la expresión adecuada para acercarnos juntos a la eucaristía de hoy: “Que se alegren los que buscan al Señor. Recurran al Señor y a su poder, busquen continuamente su rostro” (Sal 104).

1ª LECTURA Ecli 35, 12-14. 16-18

Guía: La oración del pobre, hecha desde su pobreza con mucha confianza, llega al trono de Dios y es escuchada.

Lectura del libro del Eclesiástico.

El Señor es juez y no hace distinción de personas: no se muestra parcial contra el pobre y escucha la súplica del oprimido; no desoye la plegaria del huérfano, ni a la viuda, cuando expone su queja. El que rinde el culto que agrada al Señor, es aceptado, y su plegaria llega hasta las nubes. La súplica del humilde atraviesa las nubes y mientras no llega a su destino, él no se consuela: no desiste hasta que el Altísimo interviene, para juzgar a los justos y hacerles justicia.

Palabra de Dios.

SALMO Sal 33, 2-3. 17-19. 23

R. El pobre invocó al Señor, y Él lo escuchó.

Bendeciré al Señor en todo tiempo, su alabanza estará siempre en mis labios. Mi alma se gloría en el Señor: que lo oigan los humildes y se alegren. R.

El Señor rechaza a los que hacen el mal para borrar su recuerdo de la tierra. Cuando los justos claman, el Señor los escucha y los libra de todas sus angustias. R.

El Señor está cerca del que sufre y salva a los que están abatidos. El Señor rescata a sus servidores, y los que se refugian en Él no serán castigados. R.

2ª LECTURA 2Tim 4, 6-8. 16-18

Guía: Pablo presiente próxima su muerte; ya que ha luchado bien por la causa de Cristo, ahora confía en el premio de Dios.

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a Timoteo.

Querido hijo: Ya estoy a punto de ser derramado como una libación, y el momento de mi partida se aproxima: he peleado hasta el fin el buen combate, concluí mi carrera, conservé la fe. Y ya está preparada para mí la corona de justicia, que el Señor, como justo Juez, me dará en ese Día, y no solamente a mí, sino a todos los que hayan aguardado con amor su manifestación. Cuando hice mi primera defensa, nadie me acompañó, sino que todos me abandonaron. ¡Ojalá que no les sea tenido en cuenta! Pero el Señor estuvo a mi lado, dándome fuerzas, para que el mensaje fuera proclamado por mi intermedio y llegara a oídos de todos los paganos. Así fui librado de la boca del león. El Señor me librará de todo mal y me preservará hasta que entre en su Reino celestial. ¡A Él sea la gloria por los siglos de los siglos! Amén.

Palabra de Dios.

ALELUIA 2Cor 5, 19

Aleluia. Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, confiándonos la palabra de la reconciliación. Aleluia.

EVANGELIO Lc 18, 9-14

Guía: Una de las parábolas de Jesús más reconfortantes: el orgullo del fariseo es rechazado, la oración humilde del publicano es premiada.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Refiriéndose a algunos que se tenían por justos y despreciaban a los demás, Jesús dijo esta parábola: Dos hombres subieron al Templo para orar; uno era fariseo y el otro, publicano. El fariseo, de pie, oraba así: «Dios mío, te doy gracias porque no soy como los demás hombres, que son ladrones, injustos y adúlteros; ni tampoco como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago la décima parte de todas mis entradas». En cambio el publicano, manteniéndose a distancia, no se animaba siquiera a levantar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: « ¡Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador!» Les aseguro que este último volvió a su casa justificado, pero no el primero. Porque todo el que se eleva será humillado, y el que se humilla será elevado.

Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: Los dones del pan y del vino, que llevamos juntos al altar, sean expresión de nuestro deseo profundo de alcanzar un amor verdadero a Dios y a los hermanos.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: Nuestra comunión con Cristo Jesús se hace plena en el amor a los hermanos que si es verdadero, llega hasta dar la vida, como Jesús.

DESPEDIDA

Guía: Que la fe, la esperanza y el amor, que hoy hemos alimentado con la palabra y el sacramento, crezcan y se manifiesten en obras concretas, para que todos alaben a Dios. Es el augurio para todos.

De la feria-Verde

Slide interno LC Octubre2

SÁBADO 26

De la feria. Verde

LECTURA Rom 8, 1-11

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Ya no hay condenación para aquéllos que viven unidos a Cristo Jesús. Porque la ley del Espíritu, que da la Vida, te libró, en Cristo Jesús, de la ley del pecado y de la muerte. Lo que no podía hacer la Ley, reducida a la impotencia por la carne, Dios lo hizo, enviando a su propio Hijo, en una carne semejante a la del pecado, y como víctima por el pecado. Así Él condenó el pecado en la carne, para que la justicia de la Ley se cumpliera en nosotros, que ya no vivimos conforme a la carne sino al espíritu. En efecto, los que viven según la carne desean lo que es carnal; en cambio, los que viven según el espíritu desean lo que es espiritual. Ahora bien, los deseos de la carne conducen a la muerte, pero los deseos del espíritu conducen a la vida y a la paz, porque los deseos de la carne se oponen a Dios, ya que no se someten a su Ley, ni pueden hacerlo. Por eso, los que viven de acuerdo con la carne no pueden agradar a Dios. Pero ustedes no están animados por la carne sino por el espíritu, dado que el Espíritu de Dios habita en ustedes. El que no tiene el Espíritu de Cristo no puede ser de Cristo. Pero si Cristo vive en ustedes, aunque el cuerpo esté sometido a la muerte a causa del pecado, el espíritu vive a causa de la justicia. Y si el Espíritu de Aquél que resucitó a Jesús habita en ustedes, el que resucitó a Cristo Jesús también dará vida a sus cuerpos mortales, por medio del mismo Espíritu que habita en ustedes.

Palabra de Dios.

Comentario: Desde que se encontrara con Cristo, Pablo experimenta que su vida está conducida por el Espíritu, que lo liberó del peso de la Ley, como lo viviera en el rigorismo farisaico. Quienes aprendemos este camino, nos reconocemos hijos de Dios y encontramos el auténtico camino de la realización humana y cristiana.

SALMO Sal 23, 1-6

R. ¡Benditos los que buscan tu rostro, Señor!

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R.

ALELUIA Ez 33, 11

Aleluia. «Yo no deseo la muerte del malvado, sino que se convierta y viva», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 1-9

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

En cierta ocasión se presentaron unas personas que comentaron a Jesús el caso de aquellos galileos, cuya sangre Pilato mezcló con la de las víctimas de sus sacrificios. Él respondió: «¿Creen ustedes que esos galileos sufrieron todo esto porque eran más pecadores que los demás? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera. ¿O creen que las dieciocho personas que murieron cuando se desplomó la torre de Siloé eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera». Les dijo también esta parábola: «Un hombre tenía una higuera plantada en su viña. Fue a buscar frutos y no los encontró. Dijo entonces al viñador: “Hace tres años que vengo a buscar frutos en esta higuera y no los encuentro. Entonces córtala, ¿para qué malgastar la tierra?” Pero él respondió: “Señor, déjala todavía este año; yo removeré la tierra alrededor de ella y la abonaré. Puede ser que así dé frutos en adelante. Si no, la cortarás”».

Palabra del Señor.

Comentario: Ante tantas catástrofes que aún suceden, Jesús nos preguntaría: ¿Creen que estas personas fallecidas son más culpables que ustedes? Nos recordaría que su Padre no suma nuestras faltas para castigarnos en forma proporcionada; y que más bien somos nosotros mismos los que nos hacemos daño cuando permitimos actuar al mal en nosotros.

De la feria-Verde

Slide interno LC Octubre2

VIERNES 25

De la feria. Verde

LECTURA Rom 7, 18-25

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Sé que nada bueno hay en mí, es decir, en mi carne. En efecto, el deseo de hacer el bien está a mi alcance, pero no el realizarlo. Y así, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Pero cuando hago lo que no quiero, no soy yo quien lo hace, sino el pecado que reside en mí. De esa manera, vengo a descubrir esta ley: queriendo hacer el bien, se me presenta el mal. Porque de acuerdo con el hombre interior, me complazco en la Ley de Dios, pero observo que hay en mis miembros otra ley que lucha contra la ley de mi razón y me ata a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Ay de mí! ¿Quién podrá librarme de este cuerpo que me lleva a la muerte? ¡Gracias a Dios, por Jesucristo, nuestro Señor!

Palabra de Dios.

Comentario: Para Pablo el hombre según la “carne”, es aquel que aún no se ha encontrado con Cristo. Por Jesucristo, la muerte y el mal han perdido toda su fuerza y ya no lo dominan, y la carne –vale decir, toda su persona? posee ahora la fuerza de Dios, y puede poner sus dones al servicio del bien y del progreso de la sociedad.  

SALMO Sal 118, 66. 68. 76-77. 93-94

R. ¡Enséñame tus mandamientos, Señor!

Enséñame la discreción y la sabiduría, porque confío en tus mandamientos. Tú eres bueno y haces el bien: enséñame tus mandamientos. R.

Que tu misericordia me consuele, de acuerdo con la promesa que me hiciste. Que llegue hasta mí tu compasión, y viviré, porque tu ley es toda mi alegría. R.

Nunca me olvidaré de tus preceptos: por medio de ellos, me has dado la vida. Sálvame, porque yo te pertenezco y busco tus preceptos. R.

ALELUIA Cfr. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 54-59

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a la multitud: Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede. Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente? ¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo? Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y éste te ponga en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo.

Palabra del Señor.

Comentario: Jesús nos invita a descubrir los signos de Dios en cuanto nos sucede y en nuestro entorno. Se puede caer en la rutina y desoír a Dios que habla en todo cuanto acontece… De frente al reclamo de Jesús rezamos:  Señor, no permitas que permanezca ciego e ignore lo que tú quieres de mí.  

De la feria. Verde. San Antonio María Claret, o. (ML). Blanco.

Slide interno LC Octubre2

JUEVES 24

De la feria. Verde. San Antonio María Claret, o. (ML). Blanco.

LECTURA Rom 6, 19-23

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Voy a hablarles de una manera humana, teniendo en cuenta la debilidad natural de ustedes. Si antes entregaron sus miembros, haciéndolos esclavos de la impureza y del desorden hasta llegar a sus excesos, pónganlos ahora al servicio de la justicia para alcanzar la santidad. Cuando eran esclavos del pecado, ustedes estaban libres con respecto de la justicia. Pero, ¿qué provecho sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan? El resultado de esas obras es la muerte. Ahora, en cambio, ustedes están libres del pecado y sometidos a Dios: el fruto de esto es la santidad y su resultado, la Vida eterna. Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo con un lenguaje muy simple, y olvidando su ascendencia farisea, parte escribiendo de su condición de hombre pecador. Y en consecuencia, los invita a que como antes hacían el mal, ahora empleen sus mismos dones y capacidades para hacer el bien. El mal que puede haber en nosotros y en el mundo se vencerá a fuerza de hacer el bien.

SALMO Sal 1, 1-4. 6

R. ¡Feliz el que pone su confianza en el Señor!

¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los impíos, sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche! R.

Él es como un árbol plantado al borde de las aguas, que produce fruto a su debido tiempo, y cuyas hojas nunca se marchitan: todo lo que haga le saldrá bien. R.

No sucede así con los malvados: ellos son como paja que se lleva el viento, porque el Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malvados termina mal. R.

ALELUIA Flp 3, 8-9

Aleluia. Considero todas las cosas como desperdicio, con tal de ganar a Cristo y estar unido a Él. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 49-53

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo! Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente! ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división. De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra.

Palabra del Señor.

Comentario: Estamos habituados a ver a    Jesús como manso y paciente. Por el contrario, lo encontramos hoy con una angustia y deseos de derramar fuego para quemar aquello que impide el crecimiento del Reino: egoísmos, ambiciones, etc. El bautismo que esperaba recibir es su cruz, porque recién entonces podrá mandar su Espíritu, como un fuego.  

“PA`L QUE LEE” SAN PABLO PRESENTE EN FILSA 2013

IMAGEN_FERIA_2013Bajo el lema “Pa`l que lee, una feria de libros, un festival de lectores”, la Cámara Chilena del Libro inicia una nueva edición de la Feria Internacional del Libro de Santiago.16 días que marcan las tendencias del libro en Chile, dos semanas de entretención, diálogo y letras para todos los gustos y edades.

El Centro Cultural Estación Mapocho, nuevamente hace de sede para el encuentro de lectores más importante del año, convocado a niños, jóvenes y adultos a participar de este espacio de intercambio cultural y ser protagonistas de los diferentes eventos agendados en el programa de la FILSA 2013.

SAN PABLO se hace presente nuevamente con una gráfica simple y a la vez atractiva, además de nuevos títulos que llaman a los visitantes a acercarse a conocer un poco más de nuestro material 2013-2014. Uno de esos nuevos títulos será también presentado oficialmente el día sábado 2 de noviembre, a las 17:00 horas, con el lanzamiento del clásico del padre Miguel Ortega “TODO COMENZÓ EN GALILEA”.

¡Atentos! Pronto estaremos informando nuevos detalles de nuestra presencia en FILSA 2013.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×