Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 30/08/2014

22º durante el año. Verde.

img-liturgia-agosto

Domingo 31

22º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año.

Perder o ganar la vida

Jesús deja la Judea donde es perseguido y rechazado y emigra a Galilea. En los pueblos, provoca sorpresa, admiración y entusiasmo. Los discípulos se entusiasman y sueñan con el éxito total y volver a Judea para reinar. Jesús solo piensa en la voluntad del Padre y quiere cumplirla.

Entonces empieza a explicar a sus discípulos lo que le espera: volver a Jerusalén a pesar de que allí va a “sufrir mucho”. Su muerte entra en los designios de Dios como consecuencia inevitable de su predicación y su misión. El Padre lo resucitará y saldrá vencedor, pero no como sus discípulos desean.

Pedro se rebela ante la sola idea de imaginar a Jesús crucificado. No puede aceptarlo fracasado. Solo quiere seguir a Jesús victorioso y triunfante. Por eso, lo “llevó aparte”, y lo presiona para que se olvide de lo que acaba de decir: “¡No lo permita Dios! No te puede pasar a ti eso”.

Jesús es aún más directo y duro: ¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres”. Para que le quede claro a Pedro y a los suyos que es el único camino para seguir con él, dice que ellos también tienen que tomar cada uno su cruz.

Es la única manera de seguir con él y ganar la vida. Los Apóstoles están en la encrucijada de comprender una nueva dimensión de la vida y dejar de pensar que lo biológico, lo sensitivo y emocional es lo más importante.

La muerte llega siempre, antes o después. Si accedes a la verdadera vida, la muerte pierde su importancia porque la plenitud está más allá. No más allá en el tiempo, sino más allá en profundidad, pero aquí y ahora.

Para ser cristiano, hay que transformarse. Hay que nacer de nuevo. Lo natural, lo cómodo, lo que me pide la sociedad es acomodarme a este mundo. Jesús espera de mí que lo siga y descubra lo que de verdad es mejor para mí y la comunidad.

“El que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará” (Mt 16, 25).

P. Aderico Dolzani, ssp.

Antífona de entrada       Cfr. Sal 85, 3. 5

Ten piedad de mí, Señor, porque te invoco todo el día. Tú, Señor, eres bueno e indulgente, rico en misericordia con aquellos que te invocan.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: La liturgia eucarística dominical debe ser para nosotros, cristianos, un momento fuerte en el cual juntos alabamos al Señor, juntos escuchamos su palabra, juntos ofrecemos el sacrificio redentor, juntos participamos en el banquete del amor fraterno.

1ª Lectura Jer 20, 7-9

Guía: Nadie, tal vez, como Jeremías ha sentido el peso de la vocación profética y lo difícil que es anunciar la palabra salvadora. Pero ella lo devora como un fuego abrasador.

Lectura del libro de Jeremías.

¡Tú me has seducido, Señor, y yo me dejé seducir! ¡Me has forzado y has prevalecido! Soy motivo de risa todo el día, todos se burlan de mí. Cada vez que hablo, es para gritar, para clamar: “¡Violencia, devastación!”. Porque la palabra del Señor es para mí oprobio y afrenta todo el día. Entonces dije: “No lo voy a mencionar, ni hablaré más en su Nombre”. Pero había en mi corazón como un fuego abrasador, encerrado en mis huesos: me esforzaba por contenerlo, pero no podía. Palabra de Dios.       

Salmo Sal 62, 2-6. 8-9

R. Mi alma tiene sed de ti, Señor, Dios mío.

Señor, Tú eres mi Dios, yo te busco ardientemente; mi alma tiene sed de ti, por ti suspira mi carne como tierra sedienta, reseca y sin agua. R.

Sí, yo te contemplé en el santuario para ver tu poder y tu gloria. Porque tu amor vale más que la vida, mis labios te alabarán. R.

Así te bendecirá mientras viva y alzaré mis manos en tu Nombre. Mi alma quedará saciada como con un manjar delicioso, y mi boca te alabará con júbilo en los labios. R.

Veo que has sido mi ayuda y soy feliz a la sombra de tus alas. Mi alma está unida a ti, tu mano me sostiene. R.

2ª Lectura Rom 12, 1-2

Guía: Pablo exhorta a los cristianos a ofrecer sus cuerpos en sacrificio agradable a Dios. Es una fuerte llamada a la fidelidad cotidiana, a la voluntad de Dios.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos, yo los exhorto por la misericordia de Dios a ofrecerse ustedes mismos como una víctima viva, santa y agradable a Dios: este es el culto espiritual que deben ofrecer. No tomen como modelo a este mundo. Por el contrario, transfórmense interiormente renovando su mentalidad, a fin de que puedan discernir cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, lo que le agrada, lo perfecto. Palabra de Dios.       

ALELUIA Cfr. Éf 1, 17-18

Aleluia. El Padre de nuestro Señor Jesucristo ilumine nuestros corazones, para que podamos valorar la esperanza a la que hemos sido llamados. Aleluia.

Evangelio Mt 16, 21-27

Guía: A Pedro, que no entiende por qué Jesús debe ir a Jerusalén a padecer y morir, éste lo reprende duramente y le aclara que tomar la cruz es el único camino para ser verdadero discípulo.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús comenzó a anunciar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén, y sufrir mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar al tercer día. Pedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo, diciendo: “Dios no lo permita, Señor, eso no sucederá”. Pero Él, dándose vuelta, dijo a Pedro: “¡Retírate, ve detrás de mí, Satanás! Tú eres para mí un obstáculo, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres”. Entonces Jesús dijo a sus discípulos: “El que quiera seguirme, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; y el que pierda su vida a causa de mí, la encontrará. ¿De qué le servirá al hombre ganar el mundo entero si pierde su vida? ¿Y qué podrá dar el hombre a cambio de su vida? Porque el Hijo del hombre vendrá en la gloria de su Padre, rodeado de sus ángeles, y entonces pagará a cada uno de acuerdo con sus obras”. Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: Los humildes dones del pan y del vino se hacen eucaristía por la fuerza del Espíritu, motivo para dejarnos transformar por el Señor en pan y vino de fraternidad.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: La comunión con Cristo debe reflejarse en una vida de servicio a los hermanos, hecho con amor. Preguntémonos cómo lo haría Cristo ahora y aquí.

DESPEDIDA

Guía: Todo en la liturgia de hoy ha sido un llamado al amor del Señor. Mostremos a la gente que en nosotros no es algo ocasional, dominical, sino un compromiso permanente.

Santa Rosa de Lima, v. Patrona de América Latina (F). Blanco.

img-liturgia-agosto

Sábado 30

Santa Rosa de Lima, v. ?Patrona de América Latina (F). Blanco.

Gloria. Prefacio de las vírgenes.

Reseña

Nace en Lima (Perú) el 20 de abril del año 1586. Bautizada con el nombre de Isabel, por su belleza comenzaron a llamarla “Rosa”. Desde joven desea entregarse a Dios, pero se siente responsable de colaborar con su familia que pasaba por un traspié económico. Por ello, se inscribe en la Tercera orden dominicana. Reza en un Oratorio construido en su casa, mientras recibe a los desahuciados de los hospitales, en la mejor sala familiar, donde la imagen de Jesús Niño los cura milagrosamente. Fallece a los 31 años, en el 1617. Patrona de América Latina y primera santa reconocida en el Continente.

Lectura 2Cor 10, 17?11, 2

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: El que se gloría, que se gloríe en el Señor. Porque el que vale no es el que se recomienda a sí mismo, sino aquel a quien Dios recomienda. ¡Ojalá quieran tolerar un poco de locura de mi parte! De hecho, ya me toleran. Yo estoy celoso de ustedes con el celo de Dios, porque los he unido al único Esposo, Cristo, para presentarlos a Él como una virgen pura. Palabra de Dios.       

Comentario: Pablo litiga con aquellos haciendo poco se creen “súper-apóstoles”  y mejores que los demás. En cambio, Pablo se siente llamado por Dios y, por consecuencia, su gloria está en lo que el Señor hace por su intermedio. No busca ningún reconocimiento y alabanza humana por su obra.

Salmo Sal 148, 1-2. 11-14

R. ¡Alaben el Nombre del Señor, jóvenes y vírgenes!

Alaben al Señor desde el cielo, alábenlo en las alturas; alábenlo, todos sus ángeles, alábenlo, todos sus ejércitos. R.

Los reyes de la tierra y todas las naciones, los príncipes y los gobernantes de la tierra; los ancianos, los jóvenes y los niños, alaben el Nombre del Señor. R.

Alaben el Nombre del Señor. Porque su Nombre es sublime; su majestad está sobre el cielo y la tierra, y Él exalta la fuerza de su pueblo. R.

¡A Él, la alabanza de todos sus fieles, y de Israel, el pueblo de sus amigos! R.

ALELUIA Jn 15, 9. 5

Aleluia. Dice el Señor: “Permanezcan en mi amor; el que permanece en mí, y Yo en él, da mucho fruto”. Aleluia.

Evangelio Mt 13, 44-46

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a la multitud: “El Reino de los Cielos se parece a un tesoro escondido en un campo; un hombre lo encuentra, lo vuelve a esconder y, lleno de alegría, vende todo lo que posee y compra el campo. El Reino de los Cielos se parece también a un negociante que se dedicaba a buscar perlas finas y, al encontrar una de gran valor, fue a vender todo lo que tenía y la compró”. Palabra del Señor.?

Comentario: Los santos encontraron el tesoro escondido, que es Dios. Y pusieron su confianza en él y, llenos de su alegría, lo sirvieron en sus semejantes. “Mamá -decía Rosa de Lima- la única compañía que quiero es la de Dios… Solo espero su amor, y ustedes no me dejan… quiero seguir el camino de la cruz”.

Martirio de san Juan Bautista (MO). Rojo.

img-liturgia-agosto

Viernes 29

Martirio de san Juan Bautista (MO). Rojo.

Reseña

Desde el siglo IV se celebra el martirio de Juan, el Bautista, acaecido hacia el año 31. San Marcos (6, 17 ss.) es el único de los evangelistas que precisa detalles del hecho. Había nacido 6 meses antes que Jesús, siendo el último de los profetas y el precursor del Mesías. Es encarcelado por sus palabras que resultaban molestas. Jesús afirmará de Juan: “Les aseguro que no ha nacido ningún hombre más grande que Juan, y sin embargo, el más pequeño en el Reino de Dios es más grande que él” (Lc 7, 28).

LECTURA Jer 1, 17-19

Lectura del profeta Jeremías.

En aquellos días, la palabra del Señor llegó en estos terminos: “cíñete la cintura,levántate y diles todo lo que Yo te ordene. No te dejes intimidar por ellos, no sea que te intimide Yo delante de ellos. Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes de Judá y a sus jefes, a sus sacerdotes y al pueblo del país. Ellos combatirán contra ti, pero no te derrotarán, porque Yo estoy contigo para librarte –oráculo del Señor–”. Palabra de Dios.       

Comentario: El Señor envía al profeta a un mundo adverso. Pero no lo envía solo, sino que lo prepara, lo alecciona, asegurándole que estará en todo momento con él. Su tarea será eficaz no solo por sus resultados, sino porque el mensaje es proclamado.

SALMO Sal 70, 1-6. 15-17

R. Mi boca anunciará tu salvación.

Yo me refugio en ti, Señor, ¡que nunca tenga que avergonzarme! Por tu justicia, líbrame y rescátame, inclina tu oído hacia mí, y sálvame. R.

Sé para mí una roca protectora, Tú que decidiste venir siempre en mi ayuda, porque Tú eres mi Roca y mi fortaleza. ¡Líbrame, Dios mío, de las manos del impío, de las garras del malvado y del violento! R.

Porque Tú, Señor, eres mi esperanza y mi seguridad desde mi juventud. En ti me apoyé desde las entrañas de mi madre; desde el seno materno fuiste mi protector, y mi alabanza está siempre ante ti. R.

Mi boca anunciará incesantemente tus actos de justicia y salvación, aunque ni siquiera soy capaz de enumerarlos. Dios mío, Tú me enseñaste desde mi juventud, y hasta hoy he narrado tus maravillas. R.

ALELUIA Mt 5, 10

Aleluia. Bienaventurados los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Aleluia.

 EVANGELIO Mc 6, 17-29

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

En aquel tiempo: Herodes había hecho arrestar y encarcelar a Juan a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, con la que se había casado. Porque Juan decía a Herodes: «No te es lícito tener a la mujer de tu hermano». Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía, porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía. Cuando lo oía, quedaba perplejo, pero lo escuchaba con gusto. Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea. La hija de Herodías salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: «Pídeme lo que quieras y te lo daré». Y le aseguró bajo juramento: «Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino». Ella fue a preguntar a su madre: «¿Qué debo pedirle?». «La cabeza de Juan el Bautista», respondió esta. La joven volvió rápidamente a donde estaba el rey y le hizo este pedido: «Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista». El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados, no quiso contrariarla. En seguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan. El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre. Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron. Palabra del Señor.     

Comentario: Juan Bautista es víctima de la irreflexión de una mujer alborotada y de Herodes que busca solo quedar bien con ella. La muerte de Juan, que anunciaba el Reino, muestra el actuar corrupto, que se ha repetido en la historia. Cuántas vidas inocentes se siguen perdiendo por las injusticias cometidas en este mundo.

NUESTROS VIDEOS… ¡AHORA AL ALCANCE DE LA MANO!

IMG_1212Repasa los capítulos de “Hablemos de Biblia”, conoce todas nuestras novedades, los detalles del Concurso “Líneas de Vida” y talleres de Kamishibai, además de charlas con nuestros autores y todos nuestros lanzamientos.    

Como una herramienta más para la difusión de nuestros contenidos, SAN PABLO Chile abre la puerta a la exhibición gratuita de nuestros videos promocionales en todas nuestras librerías, una forma de acercar al público el rico contenido de nuestras novedades editoriales y empoderar con nuevo material a nuestros encargados de las 6 sucursales repartidas en las comunas de La Serena, Santiago, Providencia, Los Ángeles, Temuco y Puerto Montt.

Y es que potenciar el valor del fondo editorial es clave para continuar con nuestra labor diaria en el contacto con nuestro público, generar espacios de intercambio y motivar también a la suscripción de nuestro canal de You Tube.

En SAN PABLO seguimos dando pasos hacia la multimedialidad. Recuerda, si no conoces nuestros videos, te invitamos a verlos y suscribirte a nuestro canal:

https://www.youtube.com/user/SANPABLOChile

ANDRÉ JARLÁN: La historia del mártir silencioso

andreEn la sencillez se aprecia la entrega silenciosa de quienes dan su vida por una causa superior a ellos mismos, esos que nos demuestran que la vida no está hecha para vivir fuera de este mundo, sino para actuar dentro de él. Ése es el mensaje de André Jarlán.

El libro recoge su recorrido en nuestro país, los relatos de sus más cercanos, además de Los Salmos que hasta ese fatídico 4 de septiembre de 1984 se encontraba escribiendo. Un texto que busca dar vida a la historia de un hombre humilde que supo entregar alegría a la luz de la fe en medio del miedo y la tortura.

De ahí que, “André de la Victoria ¡Vive!”, constituya una recuperación de la memoria viva de las personas que conocieron a este joven sacerdote francés a inicios de los 80, quien arribó a Chile en Febrero de 1983 siendo acogido por el padre Pierre Dubois, sacerdote que ya llevaba 20 años de ministerio en la Población la Victoria. Así fue como Jarlán inició una relación cercana con la gente de la Victoria, viviendo con ellos su día a día, una relación que según expresa este libro: se ha mantenido en el tiempo.

Siguiendo esto último, en la presentación del libro, el padre Lorenzo Maire indica las palaras que se usaron para hablar de Jarlán en la inauguración del Museo de la Memoria en 2006: “Este cura André, no es solo símbolo de la Iglesia y de los cristianos, porque fue matado como tantos otros por una bala de represión del Gobierno Militar, conocido por ser cura”.

De esta forma, la historia de André de la Victoria, representa a centenares de héroes silenciosos que no llegaron a ser conocidos por todos, y que dan cuenta de la trascendencia del mensaje profundamente humano que Cristo en sí mismo manifestó: dar la vida por los otros como acto de amor.

San Agustín de Hipona, o. y d. de la Iglesia (MO). Blanco.

img-liturgia-agosto

Jueves 28

San Agustín de Hipona, o. y d. de la Iglesia. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: 1Jn 4, 7-16; Sal 118, 9-14; Mt 23, 8-12.

Reseña

Nace en Tagaste (África) en el año 354. Educado en la fe cristiana, se aparta de ella por las malas compañías y convive con una joven, con quien tiene un hijo. Su madre, Mónica, sufre y reza por él. Viviendo en Milán (Italia) conoce al obispo Ambrosio, por quien se convierte y bautiza comenzando una nueva vida; de aquí su expresión: “Tarde te amé”, lamentándose por el tiempo perdido. Fue luego Obispo de Hipona y fundador de la Orden de los Agustinos. Muchos institutos llevan la espiritualidad de su famosa “regla”. Muere en el año 430. Es Doctor de la Iglesia.

Lectura 1Cor 1, 1-9

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Pablo, llamado a ser Apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, saludan a la Iglesia de Dios que reside en Corinto, a los que han sido santificados en Cristo Jesús y llamados a ser santos, junto con todos aquellos que en cualquier parte invocan el Nombre de Jesucristo, nuestro Señor, Señor de ellos y nuestro. Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. No dejo de dar gracias a mi Dios por ustedes, por la gracia que Él les ha concedido en Cristo Jesús. En efecto, ustedes han sido colmados en Él con toda clase de riquezas, las de la palabra y las del conocimiento, en la medida que el testimonio de Cristo se arraigó en ustedes. Por eso, mientras esperan la Revelación de nuestro Señor Jesucristo, no les falta ningún don de la gracia. Él los mantendrá firmes hasta el fin, para que sean irreprochables en el día de la Venida de nuestro Señor Jesucristo. Porque Dios es fiel, y Él los llamó a vivir en comunión con su Hijo Jesucristo, nuestro Señor. Palabra de Dios.       

Comentario: Las primeras líneas de las cartas de Pablo son muy parecidas. Define que el ministerio que él cumple, en la Iglesia, responde a un mandato divino. No lo ha conseguido por elección de la comunidad ni menos deseos de promoción humana y social. Pablo se presenta como convocado por Dios y responde a su voluntad.

Salmo Sal 144, 2-7

R. ¡Te alabamos, Señor, y bendecimos tu Nombre!

Señor, día tras día te bendeciré, y alabaré tu Nombre sin cesar. ¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza: su grandeza es insondable! R.

Cada generación celebra tus acciones y le anuncia a las otras tus portentos: ellas hablan del esplendor de tu gloria, y yo también cantaré tus maravillas. R.

Ellas publican tus tremendos prodigios y narran tus grandes proezas; divulgan el recuerdo de tu inmensa bondad y cantan alegres por tu victoria. R.

Aleluia Mt 24, 42. 44

Aleluia. Estén prevenidos, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. Aleluia.

Evangelio Mt 24, 42-51

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús habló diciendo: Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor. Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, velaría y no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. ¿Cuál es, entonces, el servidor fiel y previsor, a quien el Señor ha puesto al frente de su personal, para distribuir el alimento en el momento oportuno? Feliz aquel servidor a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en este trabajo. Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. Pero si es un mal servidor que piensa: “Mi señor tardará”, y se dedica a golpear a sus compañeros, a comer y a beber con los borrachos, su señor llegará el día y la hora menos pensada, y lo castigará. Entonces él correrá la misma suerte que los hipócritas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes. Palabra del Señor.  

Comentario: Aunque cueste detenernos en pensarlo, nuestra vida en este mundo es pasajera. El texto nos invita a estar vigilantes y a no perder el horizonte de nuestra vida. La oportunidad que Dios nos entregó es irrepetible para que lo conozcamos, amemos y sirvamos en nuestros semejantes.

Santa Mónica (MO). Blanco.

img-liturgia-agosto

Miércoles 27

Santa Mónica (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Ecli 26, 1-4. 13-16; Sal 130, 1-3; Lc 7, 11-17.

Reseña

Nacida hacia el año 331 en Tagaste, Numidia, hoy Argelia, África. Muy a pesar de su propósito: “Mi esposo será Jesucristo”, sus padres la casaron con el noble Patricio: pagano, despótico, descreído e irritable. Tras muchos años de sufrimiento por el trato, con mansedumbre logró entrar en el corazón de su esposo que se convierte y cambia. Con él tiene dos hijos y una hija. Uno de ellos es Agustín, por quien también mucho sufrió y rezó. Muere en octubre del año 387 en Ostia, Italia. Modelo e intercesora para las madres.

Lectura 2Tes 3, 6-10. 16-18

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

Les ordenamos, hermanos, en nombre de nuestro Señor Jesucristo, que se aparten de todo hermano que lleve una vida ociosa, contrariamente a la enseñanza que recibieron de nosotros. Porque ustedes ya saben cómo deben seguir nuestro ejemplo. Cuando estábamos entre ustedes, no vivíamos como holgazanes y nadie nos regalaba el pan que comíamos. Al contrario, trabajábamos duramente, día y noche, hasta cansarnos, con tal de no ser una carga para ninguno de ustedes. Aunque teníamos el derecho de proceder de otra manera, queríamos darles un ejemplo para imitar. En aquella ocasión les impusimos esta regla: el que no quiera trabajar, que no coma. Que el Señor de la paz les conceda la paz, siempre y en toda forma. El Señor esté con todos ustedes. El saludo es de mi puño y letra. Ésta es la señal característica de todas mis cartas: así escribo yo, Pablo. La gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con todos ustedes. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo se presenta como un modelo muy diferente a los demás evangelizadores. No vive de donaciones, sino de su propio trabajo. De esta manera, Pablo escribía a los tesalonicenses porque había aquellos que vivían “de arriba” y sólo se dedicaban a hacer circular “cahüines”.

Salmo Sal 127, 1-2. 4-5

R. ¡Feliz el que teme al Señor!

¡Feliz el que teme al Señor y sigue sus caminos! Comerás del fruto de tu trabajo, serás feliz y todo te irá bien. R.

¡Así será bendecido el hombre que teme al Señor! ¡Que el Señor te bendiga desde Sión todos los días de tu vida: que contemples la paz de Jerusalén! R.

ALELUYA 1Jn 2, 5

Aleluia. El amor de Dios ha llegado a su plenitud, en aquél que cumple la palabra de Cristo. Aleluia.

Evangelio Mt 23, 27-32

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús habló diciendo: ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que parecen sepulcros blanqueados: hermosos por fuera, pero por dentro llenos de huesos de muertos y de podredumbre! Así también son ustedes: por fuera parecen justos delante de los hombres, pero por dentro están llenos de hipocresía y de iniquidad. ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que construyen los sepulcros de los profetas y adornan las tumbas de los justos, diciendo: «Si hubiéramos vivido en el tiempo de nuestros padres, no nos hubiéramos unido a ellos para derramar la sangre de los profetas»! De esa manera atestiguan contra ustedes mismos que son hijos de los que mataron a los profetas. ¡Colmen entonces la medida de sus padres! Palabra del Señor.

Comentario: Jesús demuestra la sutil hipocresía de quienes se presentan como buenos pero amparados en el “pelambre” de los errores de los antepasados; deja muy en claro que solo lo hacen por cubrir sus propios errores y pecados. En esta falsedad se puede caer hablando mal de los compañeros y familiares. 

De la feria. Verde.

img-liturgia-agosto

Martes 26

De la feria. Verde.

Lectura 2Tes 2, 1-3. 14-17

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

Acerca de la Venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con Él, les rogamos, hermanos, que no se dejen perturbar fácilmente ni se alarmen, sea por anuncios proféticos, o por palabras o cartas atribuidas a nosotros, que hacen creer que el Día del Señor ya ha llegado. Que nadie los engañe de ninguna manera. Dios los llamó, por medio de nuestro Evangelio, para que posean la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Por lo tanto, hermanos, manténganse firmes y conserven fielmente las tradiciones que aprendieron de nosotros, sea oralmente o por carta. Que nuestro Señor Jesucristo y Dios, nuestro Padre, que nos amó y nos dio gratuitamente un consuelo eterno y una feliz esperanza, los reconforte y fortalezca en toda obra y en toda palabra buena. Palabra de Dios.

Comentario: Al escribir la carta a los tesalonicenses, Pablo creía en la inminencia de la segunda venida del Señor. Esta expectativa sacudía a muchos, y no faltaban quienes asustaban a los más débiles. Respondiendo a esta realidad, Pablo los invita a mantenerse preparados y firmes a la fe anunciada.

Salmo Sal 95, 10-13

R. ¡El Señor viene a gobernar la tierra!

Digan entre las naciones: «¡El Señor reina! El mundo está firme y no vacilará. El Señor juzgará a los pueblos con rectitud». R.

Alégrese el cielo y exulte la tierra, resuene el mar y todo lo que hay en él; regocíjese el campo con todos sus frutos. R.

Griten de gozo los árboles del bosque. Griten de gozo delante del Señor, porque Él viene a gobernar la tierra. R.

Él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad. El Señor viene a gobernar la tierra. R.

ALELUIA Heb 4, 12

Aleluia. La Palabra de Dios es viva y eficaz; discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Aleluia.

Evangelio Mt 23, 23-26

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús habló diciendo: ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello. ¡Guías ciegos, que filtran el mosquito y se tragan el camello! ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y desenfreno! ¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, y así también quedará limpia por fuera. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús reprochas a los que “aparentan” ser buenos y santos cumpliendo con todas las pautas previstas por la Ley, pero en realidad son injustos, infieles y actúan sin piedad con los que se equivocan. Limpios por fuera y sucios por dentro. Pretenden guiar a otros y juntos caerán en un pozo.

De la feria. Verde. San Luis, rey de Francia (ML). Blanco. San José de Calasanz, p. (ML). Blanco.

img-liturgia-agosto

Lunes 25

De la feria. Verde. San Luis, rey de Francia (ML). Blanco. San José de Calasanz, p. (ML). Blanco.

Semana 21º durante el año – Semana I del Salterio.

Lectura 2Tes 1, 1-5. 11-12

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

Pablo, Silvano y Timoteo saludan a la Iglesia de Tesalónica, que está unida a Dios, nuestro Padre, y al Señor Jesucristo. Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. Hermanos, siempre debemos dar gracias a Dios a causa de ustedes, y es justo que lo hagamos, porque la fe de ustedes progresa constantemente y se acrecienta el amor de cada uno hacia los demás. Tanto es así que, ante las Iglesias de Dios, nosotros nos sentimos orgullosos de ustedes, por la constancia y la fe con que soportan las persecuciones y contrariedades. En esto se manifiesta el justo Juicio de Dios, para que ustedes sean encontrados dignos del Reino de Dios por el cual tienen que sufrir. Que Dios los haga dignos de su llamado, y lleve a término en ustedes, con su poder, todo buen propósito y toda acción inspirada en la fe. Así el Nombre del Señor Jesús será glorificado en ustedes, y ustedes en Él, conforme a la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo. Palabra de Dios.       

Comentario: Como fundador y formador de comunidades, en este caso la de Tesalónica, Pablo da gracias por los avances de la fe de los hermanos: el apóstol, además, valora los esfuerzos que permitieron superar los obstáculos del camino. ¿Acrecentamos nuestra fe y amor fraterno? 

Salmo Sal 95, 1-5

R. ¡Anuncien las maravillas del Señor!

Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra; canten al Señor, bendigan su Nombre. R.

Día tras día, proclamen su victoria, anuncien su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre los pueblos. R.

Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses. Los dioses de los pueblos no son más que apariencia, pero el Señor hizo el cielo. R.

ALELUIA Jn 10, 27

Aleluia. “Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen”, dice el Señor. Aleluia.

Evangelio Mt 23, 13-22

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús habló diciendo: ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que cierran a los hombres el Reino de los Cielos! Ni entran ustedes, ni dejan entrar a los que quisieran. ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que recorren mar y tierra para conseguir un prosélito, y cuando lo han conseguido lo hacen dos veces más digno del infierno que ustedes! ¡Ay de ustedes, guías ciegos, que dicen: “Si se jura por el santuario, el juramento no vale; pero si se jura por el oro del santuario, entonces sí que vale”! ¡Insensatos y ciegos! ¿Qué es más importante: el oro o el santuario que hace sagrado el oro? Ustedes dicen también: “Si se jura por el altar, el juramento no vale, pero vale si se jura por la ofrenda que está sobre el altar”. ¡Ciegos! ¿Qué es más importante, la ofrenda o el altar que hace sagrada esa ofrenda? Ahora bien, jurar por el altar, es jurar por él y por todo lo que está sobre él. Jurar por el santuario, es jurar por él y por Aquél que lo habita. Jurar por el cielo, es jurar por el trono de Dios y por Aquél que está sentado en él. Palabra del Señor.     

Comentario: Jesús reprime la falsedad de los escribas y de los fariseos. La reprimenda es vigente para los nuevos falsos dirigentes religiosos, que siguen siendo un obstáculo para que la gente crea y persevere. Cuando deberían promover la fe son una traba con sus palabras y estilos de vida contradictorios.

Domingo 21º durante el año. Verde.

img-liturgia-agosto

Domingo 24

21º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año.

Pedro Creía en Jesús

No parece que el Señor se interesara en saber qué pensaba la gente de él… Sus palabras y sus comportamientos sembraban amores y odios… Lo importante era qué pensaban los suyos y ponerlos en camino para que pasasen del conocimiento al amor, del saber a la vivencia, de la pasión a la resurrección…

Pedro respondió por todos con una inédita confesión de fe. Eso no se lo había enseñado nadie, lo encontró claro en su alma, venido de lo alto.

Tan espontáneo fue Pedro en manifestar su fe pero no perdió ocasión para oponerse a lo que decía el Maestro: se negaba a aceptar la idea de que Jesús tenía que ir a Jerusalén para sufrir. Jesús respondió duro: “Retírate de mi vista, Satanás”. A nadie más llamó con esas palabras. En la Cena, no quiso que su “jefe” le lavara los pies. Más tarde, en el momento más difícil para Jesús, lo negó tres veces, absolutamente, sin dudas.

Pedro era un pescador, sin ninguna preparación, testarudo y sincero. Esa dificultad que tuvo para seguir a Jesús puede iluminarnos a nosotros hoy. Esa dificultad para aceptar a Jesús hace más creíble la adhesión total a su persona.

La inmensa mayoría de los cristianos no nos planteamos la dificultad de seguir a Jesús, lo seguimos sin pena ni gloria, sin haber descubierto el profundo significado de su persona. Por lo tanto, nuestro seguimiento es superficial. Solo después de haber superado la prueba de nuestros prejuicios, estaremos preparados para orientar a los demás al encuentro del Señor que nos salva a nosotros.

Tenemos que descubrir que solo desde la vivencia personal podemos comunicar la fe. Esto explica por qué un puñado de personas fue capaz de trasformar el mundo conocido en pocos decenios, y nosotros, siendo casi dos mil millones, convencemos cada vez menos.

El paso a la vivencia de la fe en Jesús es una tarea que dura toda la vida. Nunca terminamos de dar el paso porque nos encontramos más a gusto con un Dios fabricado a medida, que poniendo nuestra total confianza en Jesús.

“Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo” (Mt 16, 16).

P. Aderico Dolzani, ssp.

Motivación de entrada

Guía: Somos parte de la comunidad de los creyentes en Jesús, único maestro y único salvador. En comunión con toda la Iglesia, con fe y amor, caminamos tras sus pasos.

1ª Lectura Is 22, 19-23

Guía: En base a un relato histórico, el profeta describe las características propias de un funcionario público, que se debe al bien del pueblo.

Lectura del libro de Isaías.

Así habla el Señor a Sebná, el mayordomo de palacio: “Yo te derribaré de tu sitial y te destituiré de tu cargo. Y aquel día, llamaré a mi servidor Eliaquím, hijo de Jilquías; lo vestiré con tu túnica, lo ceñiré con tu faja, pondré tus poderes en su mano, y él será un padre para los habitantes de Jerusalén y para la casa de Judá. Pondré sobre sus hombros la llave de la casa de David: lo que él abra, nadie lo cerrará; lo que él cierre, nadie lo abrirá. Lo clavaré como una estaca en un sitio firme, y será un trono de gloria para la casa de su padre. Palabra de Dios.       

Salmo Sal 137, 1-3. 6. 8

R. Tu amor es eterno, Señor.

Te doy gracias, Señor, de todo corazón, te cantaré en presencia de los ángeles. Me postraré ante tu santo Templo y daré gracias a tu Nombre. R.

Daré gracias a tu Nombre por tu amor y tu fidelidad, porque tu promesa ha superado tu renombre. Me respondiste cada vez que te invoqué y aumentaste la fuerza de mi alma. R.

El Señor está en las alturas, pero se fija en el humilde y reconoce al orgulloso desde lejos. Tu amor es eterno, Señor, ¡no abandones la obra de tus manos! R.

2ª Lectura Rom 11, 33-36

Guía: Pablo, en un arrebato de alabanza a la sabiduría de Dios, nos recuerda que “todo es de él, por él y para él”.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

¡Qué profunda y llena de riqueza es la sabiduría y la ciencia de Dios! ¡Qué insondables son sus designios y qué incomprensibles sus caminos! “¿Quién penetró en el pensamiento del Señor? ¿Quién fue su consejero? ¿Quién le dio algo, para que tenga derecho a ser retribuido?”. Porque todo viene de Él, ha sido hecho por Él, y es para Él. ¡A Él sea la gloria eternamente! Amén. Palabra de Dios.       

Aleluia Mt 16, 18

Aleluia. Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Aleluia.

Evangelio Mt 16, 13-20

Guía: Un texto denso y rico en enseñanzas: Jesús plantea a sus discípulos y a nosotros: “¿Quién soy yo para ustedes?”. Elige a Pedro como fundamento de su Iglesia y le confiere el poder de las llaves.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?”. Ellos le respondieron: “Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas”. “Y ustedes”, les preguntó, “¿quién dicen que soy?”. Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. Y Jesús le dijo: “Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y Yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del reino de los cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo”. Entonces ordenó severamente a sus discípulos que no dijeran a nadie que Él era el Mesías. Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: La ofrenda del pan y del vino nos obtenga los dones de la unidad y de la paz.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: La comunión con Jesús debe manifestarse ante todo en el cumplimiento fiel de la voluntad de Dios.

DESPEDIDA

Guía: Vayamos a anunciar, en medio de un mundo cambiante, conflictivo y sin misericordia, el poder salvador de Cristo.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×