Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 30/10/2014

De la feria. Verde.

img-liturgia-octubre

VIERNES 31

De la feria. Verde.

LECTURA Flp 1, 1-11

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos.

Pablo y Timoteo, servidores de Cristo Jesús, saludan a todos los santos en Cristo Jesús, que se encuentran en Filipos, así como también a los que presiden la comunidad y a los diáconos. Llegue a ustedes la gracia y la paz que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. Yo doy gracias a Dios cada vez que los recuerdo. Siempre y en todas mis oraciones pido con alegría por todos ustedes, pensando en la colaboración que prestaron a la difusión del Evangelio, desde el comienzo hasta ahora. Estoy firmemente convencido de que Aquél que comenzó en ustedes la buena obra la irá completando hasta el Día de Cristo Jesús. Y es justo que tenga estos sentimientos hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que ustedes, sea cuando estoy prisionero, sea cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del Evangelio, participan de la gracia que he recibido. Dios es testigo de que los quiero tiernamente a todos en el corazón de Cristo Jesús. Y en mi oración pido que el amor de ustedes crezca cada vez más en el conocimiento y en la plena comprensión, a fin de que puedan discernir lo que es mejor. Así serán encontrados puros e irreprochables en el Día de Cristo, llenos del fruto de justicia que proviene de Jesucristo, para la gloria y alabanza de Dios. Palabra de Dios.

Comentario: Esta Carta a los filipenses es una muestra de cómo Pablo constituía sus comunidades: nombrando los responsables, que todos tuvieran sentido de cuerpo, de discernimiento e impulsados a la misión que él había iniciado. Pablo deseaba que sus comunidades se distinguieran por la “gracia y la paz”. ¿Qué tenemos de estas comunidades?

SALMO Sal 110, 1-6

R. ¡Grandes son las obras del Señor!

Doy gracias al Señor de todo corazón, en la reunión y en la asamblea de los justos. Grandes son las obras del Señor: los que las aman desean comprenderlas. R.

Su obra es esplendor y majestad, su justicia permanece para siempre. Él hizo portentos memorables, el Señor es bondadoso y compasivo. R.

Proveyó de alimento a sus fieles y se acuerda eternamente de su alianza. Manifestó a su pueblo el poder de sus obras, dándole la herencia de las naciones. R.

ALELUIA Jn 10, 27

Aleluia. «Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 14, 1-6

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente. Delante de Él había un hombre enfermo de hidropesía. Jesús preguntó a los doctores de la Ley y a los fariseos: «¿Está permitido sanar en sábado o no?». Pero ellos guardaron silencio. Entonces Jesús tomó de la mano al enfermo, lo sanó y lo despidió. Y volviéndose hacia ellos, les dijo: «Si a alguno de ustedes se le cae en un pozo su hijo o su buey, ¿acaso no lo saca en seguida, aunque sea sábado?». A esto no pudieron responder nada. Palabra del Señor.

Comentario: Antes de sanar a un enfermo, y sabiendo Jesús cómo pensaban los dirigentes religiosos, les pregunta si podía o no curar en día sábado. Ellos guardaron silencio, no les convenía responder. Jesús procede a curar al enfermo mostrándoles que el amor al prójimo, junto con el amor a Dios, es lo más importante. 

Todos los Santos (S). Blanco.

img-liturgia-nov

Sábado 1

Todos los Santos (S). Blanco.

Gloria. Credo. Prefacio propio.

Semana 30º durante el año – Semana II del Salterio.

La felicidad

No es el título una frase que busca despertar tu curiosidad… Nos valemos del evangelio de este día, donde leemos justamente “Las Bienaventuranzas” de Jesús.

¿Quién es el bienaventurado? Los diccionarios afirman que es el “afortunado” por aquello que ha recibido gratuitamente o logrado por su esfuerzo. Es la persona feliz por lo que es o le sucede… En el caso de las Bienaventuranzas es aquel que por responder a la gracia de Dios un día lo verá cara a cara… ¿No es acaso esto lo que más desea toda persona? Sí, toda persona busca la felicidad… Y más aún como hijos de Dios (segunda lectura) estamos llamados (primera lectura) a la felicidad. Dios nos creó para que lo seamos realmente.

Sin embargo que algunos buscan encontrar este anhelo profundo, con el cual fuimos creados, por caminos equivocados. La base de estos “pecados capitales” (cabeza de otros) son el buscar desenfrenadamente el poder (dominar a los otros), el placer (complaciéndose de forma egoísta) y la fama (preocuparse solo por ser aplaudidos).

Dios nos quiere felices, pero haciendo felices a los demás. Para ello, es necesario tener el espíritu del pobre (necesitado y generoso), ser manso (luchar sin resentimientos), estar afligido (buscar y esperar el consuelo de Dios y no alguien que lo reemplace), ser misericordioso (no juzgar y dar compasión, perdón y amor), tener el corazón limpio (actuar con claridad y sin segundas intenciones), trabajar por la paz (la que nos dio Jesús, no el mundo) y prepararse para ser perseguido (lo que le pasó a nuestro Maestro).

Este es el camino de la felicidad, o de la santidad cristiana, como queramos llamarlo, del cual nadie puede quedar excluido si descubre el motivo por el cual Dios nos creó y luego nos recreó en el bautismo.

P. Martín Dolzani, ssp.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA      

Guía: Celebramos a todos los que gozan de la gloria de Dios, sin haber sido reconocidos como “santos” por la Iglesia. Este día nos recuerda que, desde nuestro bautismo, todos estamos llamados a la santidad.

1ª LECTURA Apoc 7, 2-4. 9-14

Guía: San Juan ve una gran multitud que ya goza de Dios: ellos han pasado por tribulaciones, mientras que ahora adoran y alaban al Creador.

Lectura del libro del Apocalipsis.

Yo, Juan, vi a un Ángel que subía del Oriente, llevando el sello del Dios vivo. Y comenzó a gritar con voz potente a los cuatro Ángeles que habían recibido el poder de dañar a la tierra y al mar: «No dañen a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con el sello la frente de los servidores de nuestro Dios».  Oí entonces el número de los que habían sido marcados: eran 144.000, pertenecientes a todas las tribus de Israel. Después de esto, vi una enorme muchedumbre, imposible de contar, formada por gente de todas las naciones, familias, pueblos y lenguas. Estaban de pie ante el trono y delante del Cordero, vestidos con túnicas blancas; llevaban palmas en la mano y exclamaban con voz potente: «¡La salvación viene de nuestro Dios que está sentado en el trono, y del Cordero!». Y todos los Ángeles que estaban alrededor del trono, de los Ancianos y de los cuatro Seres Vivientes, se postraron con el rostro en tierra delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: «¡Amén! ¡Alabanza, gloria y sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza a nuestro Dios para siempre! ¡Amén!». Y uno de los Ancianos me preguntó: «¿Quiénes son y de dónde vienen los que están revestidos de túnicas blancas?». Yo le respondí: «Tú lo sabes, señor». Y él me dijo: «Estos son los que vienen de la gran tribulación; ellos han lavado sus vestiduras y las han blanqueado en la sangre del Cordero». Palabra de Dios.

SALMO Sal 23, 1-6

R. ¡Bendito los que buscan al Señor!

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan su rostro, Dios de Jacob. R.

2ª LECTURA 1Jn 3, 1-3

Guía: Por su gran amor, Dios nos llama a ser y reconocernos hijos suyos. Este regalo nos compromete a llevar una vida acorde a nuestro Padre.

Lectura de la primera carta de san Juan.

Queridos hermanos: ¡Miren cómo nos amó el Padre! Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente. Si el mundo no nos reconoce, es porque no lo ha reconocido a Él. Queridos míos, desde ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos no se ha manifestado todavía. Sabemos que cuando se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos tal cual es. El que tiene esta esperanza en Él, se purifica, así como Él es puro. Palabra de Dios.

ALELUIA Mt 11, 28

Aleluia. «Vengan a mí los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré»,  dice el Señor.

EVANGELIO Mt 4, 25—5, 12

Guía: Las bienaventuranzas son la meta de todo cristiano. Seremos felices en la medida en que seamos pobres, misericordiosos y constructores de la paz.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Seguían a Jesús grandes multitudes, que llegaban de Galilea, de la Decápolis, de Jerusalén, de Judea y de la Transjordania. Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a Él. Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo: «Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Felices los afligidos, porque serán consolados. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí. Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron». Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: El pan y el vino son frutos de la tierra y de nuestro trabajo cotidiano. El Espíritu Santo, por las palabras del sacerdote, los convertirá en el Cuerpo y la Sangre de Jesús, alimento de los santos.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: La santa comunión nos lleva a participar de la santidad de Dios. De aquí nace y crece nuestro compromiso de “ser santos como Dios es santo”.

DESPEDIDA

Guía: Nos despedimos con la certeza que la santidad es parte esencial de nuestra vocación bautismal, viviéndola cotidianamente en nuestra familia, en el trabajo, incluso en nuestro descanso y entretenimiento, realizados con alegría y por amor.

SOBICAIN: Abre curso sobre Apocalipsis para mes de noviembre

Apocalipsis Nov. 2014 (2)Todos los jueves del mes de noviembre, Sobicain (Sociedad Bíblica Internacional) invita a participar del Curso Presencial Nivel I (Con intensivo en Aula Virtual) para interiorizarse acerca del libro del “Apocalipsis”, curso que llevará a cabo el profesor Leonel Díaz Maldonado.

En palabras del profesor, la invitación consiste en salir de los convencionalismos y mitos que rodean este libro, cuenta: “es el libro más comentado, pero el menos leído. Te invitamos a descubrir el mensaje de esperanza que Juan nos quiere invitar a reflexionar. Un mensaje en clave, que solo lo pueden descifrar aquellos que han puesto toda la confianza en el Señor de la Vida”.

Los horarios correspondientes son los días jueves 6, 13, 20 y 27 de noviembre, desde las 19:00 hasta las 21:00 horas. Para información sobre valores e inscripción: sobicain.cl@gmail.com o sobicain@sanpablochile.cl  Teléfonos: 272 003 00 – 272 003 36.

 

De la feria. Verde.

img-liturgia-octubre

JUEVES 30

De la feria. Verde.

LECTURA Éf 6, 10-20

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Hermanos: Fortalézcanse en el Señor con la fuerza de su poder. Revístanse con la armadura de Dios, para que puedan resistir las insidias del demonio. Porque nuestra lucha no es contra enemigos de carne y sangre, sino contra los Principados y Potestades, contra los Soberanos de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal que habitan en el espacio. Por lo tanto, tomen la armadura de Dios, para que puedan resistir en el día malo y mantenerse firmes después de haber superado todos los obstáculos. Permanezcan de pie, “ceñidos con el cinturón de la verdad y vistiendo la justicia como coraza”. Calcen sus pies con el celo para propagar el Evangelio de la paz. Tengan siempre en la mano el escudo de la fe, con el que podrán apagar todas las flechas encendidas del Maligno. Tomen el casco de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios. Eleven constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animados por el Espíritu. Dedíquense con perseverancia incansable a interceder por todos los hermanos, y también por mí, a fin de que encuentre palabras adecuadas para anunciar resueltamente el misterio del Evangelio, del cual yo soy embajador en medio de mis cadenas. ¡Así podré hablar libremente de Él, como debo hacerlo! Palabra de Dios.

Comentario: Pablo invita a ser fuertes, usando un lenguaje militar. La comunidad efesia vivía bajo el “dominio” del Imperio romano. ¿Qué harían entonces cuando empezarán las persecuciones? Para ello, les recuerda las “armas” dejadas por Cristo: la verdad, la justicia, la fe y la Palabra de Dios…

SALMO Sal 143, 1-2. 9-10

R. ¡Bendito sea el Señor, mi Roca!

Bendito sea el Señor, mi Roca, el que adiestra mis brazos para el combate y mis manos para la lucha. R.

Él es mi bienhechor y mi fortaleza, mi baluarte y mi libertador; Él es el escudo con que me resguardo, y el que somete los pueblos a mis pies. R.

Dios mío, yo quiero cantarte un canto nuevo y tocar para ti con el arpa de diez cuerdas, porque Tú das la victoria a los reyes y libras a David, tu servidor. R.

ALELUIA Cfr. Lc 19, 38; 2, 14

Aleluia. ¡Bendito sea el Rey que viene en Nombre del Señor! ¡Paz en el cielo y gloria en las alturas! Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 31-35

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Se acercaron algunos fariseos que le dijeron a Jesús: «Aléjate de aquí, porque Herodes quiere matarte». Él les respondió: «Vayan a decir a ese zorro: hoy y mañana expulso a los demonios y realizo curaciones, y al tercer día habré terminado. Pero debo seguir mi camino hoy, mañana y pasado, porque no puede ser que un profeta muera fuera de Jerusalén. ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise reunir a tus hijos, como la gallina reúne bajo sus alas a los pollitos, y tú no quisiste! Por eso, “a ustedes la casa les quedará desierta”. Les aseguro que ya no me verán más, hasta que llegue el día en que digan: «¡Bendito el que viene en Nombre del Señor!». Palabra del Señor.

Comentario: Los fariseos buscaban cómo acusar a Jesús, apoyándose en Herodes que buscaba también atraparlo. Jesús no teme a esas amenazas del poder religioso y civil; y responde, con mucha astucia, continuando su camino, aunque presintiendo lo que le sucederá más adelante. 

De la feria. Verde.

img-liturgia-octubre

MIÉRCOLES 29

De la feria. Verde.

LECTURA Éf 6, 1-9

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Hijos, obedezcan a sus padres en el Señor porque esto es lo justo, ya que el primer mandamiento que contiene una promesa es éste: “Honra a tu padre y a tu madre, para que seas feliz y tengas una larga vida en la tierra”. Padres, no irriten a sus hijos; al contrario, edúquenlos, corrigiéndolos y aconsejándolos, según el espíritu del Señor. Esclavos, obedezcan a sus patrones con temor y respeto, sin ninguna clase de doblez, como si sirvieran a Cristo; no con una obediencia fingida que trata de agradar a los hombres, sino como servidores de Cristo, cumpliendo de todo corazón la voluntad de Dios. Sirvan a sus dueños de buena gana, como si se tratara del Señor y no de los hombres, teniendo en cuenta que el Señor retribuirá a cada uno el bien que haya hecho, sea un esclavo o un hombre libre. Y ustedes, patrones, compórtense de la misma manera con sus esclavos y dejen a un lado las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos, que lo es también de ustedes, está en el cielo, y no hace acepción de personas. Palabra de Dios.

Comentario: Para Pablo Dios es el centro de todo. Hasta entonces, los hijos eran exclusiva propiedad de sus padres y los esclavos de su patrón, y disponían como ellos querían. Cuando Dios está, en su lugar, la obediencia y el servicio no son una sumisión, sino que permiten crecer y madurar a las partes.   

SALMO Sal 144, 10-14

R. El Señor es fiel en todas sus palabras.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

El Señor es fiel en todas sus palabras y bondadoso en todas sus acciones. El Señor sostiene a los que caen y endereza a los que están encorvados. R.

ALELUIA Cfr. 2Tes 2,14

Aleluia. Dios nos llamó, por medio del Evangelio, para que poseamos la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 22-30

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús iba enseñando por las ciudades y pueblos, mientras se dirigía a Jerusalén. Una persona le preguntó: «Señor, ¿es verdad que son pocos los que se salvan?». Él respondió: «Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán. En cuanto el dueño de casa se levante y cierre la puerta, ustedes, desde afuera, se pondrán a golpear la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”. Y Él les responderá: “No sé de dónde son ustedes”. Entonces comenzarán a decir: “Hemos comido y bebido contigo, y Tú enseñaste en nuestras plazas”. Pero Él les dirá: “No sé de dónde son ustedes; ¡apártense de mí todos los que hacen el mal!”. Allí habrá llantos y rechinar de dientes, cuando vean a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el Reino de Dios, y ustedes sean arrojados afuera. Y vendrán muchos de Oriente y de Occidente, del Norte y del Sur, a ocupar su lugar en el banquete del Reino de Dios. Hay algunos que son los últimos y serán los primeros, y hay otros que son los primeros y serán los últimos». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús no responde a los curiosos por saber cuántos son los que se salvarán. Sin referirse a las cantidades, les advierte que se debe entrar por la “puerta estrecha”, vale decir, que hay que elegir el camino más exigente y comprometido, dejando de lado las vanidades y los egoísmos.  

De la feria. Verde.

img-liturgia-octubre

LUNES 27

De la feria. Verde.

Semana 30° durante el año – Semana II del Salterio.

LECTURA Éf 4, 32—5, 8

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Hermanos: Sean ustedes mutuamente buenos y compasivos, perdonándose los unos a los otros como Dios los ha perdonado en Cristo. Traten de imitar a Dios, como hijos suyos muy queridos. Practiquen el amor, a ejemplo de Cristo, que nos amó y se entregó por nosotros, como ofrenda y sacrificio agradable a Dios. En cuanto al pecado carnal y cualquier clase de impureza o avaricia, ni siquiera se los mencione entre ustedes, como conviene a los santos. Lo mismo digo acerca de las obscenidades, de las malas conversaciones y de las bromas groseras: todo esto está fuera de lugar. Lo que deben hacer es dar gracias a Dios. Y sépanlo bien: ni el hombre lujurioso, ni el impuro, ni el avaro –que es un idólatra– tendrán parte en la herencia del Reino de Cristo y de Dios. No se dejen engañar por falsas razones: todo eso atrae la ira de Dios sobre los que se resisten a obedecerle. ¡No se hagan cómplices de los que obran así! Antes, ustedes eran tinieblas, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de la luz. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo nos enseña sobre cómo hay que comportarse luego de haber sido encontrados por Jesucristo. Cuando aprendemos a vivir de esta manera no hay lugar más para las divisiones y los escándalos. Si vivimos congruentemente nuestra fe cristiana testimoniaremos la caridad fraterna, la bondad y la compresión entre todos.

SALMO Sal 1, 1-4. 6

R. ¡Vivamos como hijos de la luz!

¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los impíos, sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche! R.

Él es como un árbol plantado al borde de las aguas, que produce fruto a su debido tiempo, y cuyas hojas nunca se marchitan: todo lo que haga le saldrá bien. R.

No sucede así con los malvados: ellos son como paja que se lleva el viento, porque el Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malvados termina mal. R.

ALELUIA Cfr. Jn 17, 17

Aleluia. Tu palabra, Señor, es verdad; conságranos en la verdad. Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 10-17

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Un sábado, Jesús enseñaba en una sinagoga. Había allí una mujer poseída de un espíritu, que la tenía enferma desde hacía dieciocho años. Estaba completamente encorvada y no podía enderezarse de ninguna manera. Jesús, al verla, la llamó y le dijo: «Mujer, estás sanada de tu enfermedad», y le impuso las manos. Ella se enderezó en seguida y glorificaba a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado porque Jesús había sanado en sábado, dijo a la multitud: «Los días de trabajo son seis; vengan durante esos días para hacerse sanar, y no el sábado». El Señor le respondió: «¡Hipócritas! Cualquiera de ustedes, aunque sea sábado, ¿no desata del pesebre a su buey o a su asno para llevarlo a beber? Y esta hija de Abraham, a la que Satanás tuvo aprisionada durante dieciocho años, ¿no podía ser liberada de sus cadenas el día sábado?». Al oír estas palabras, todos sus adversarios se llenaban de confusión, pero la multitud se alegraba de las maravillas que Él hacía. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús se preocupa por una mujer enferma más que de cumplir la Ley del Sábado, como se lo reprochan los fariseos. Con esta actitud, Jesús nos demuestra que el bien se puede hacer siempre y no está superditado a normas y costumbres.

De la feria. Verde. San Antonio María Claret, o. (ML). Blanco.

img-liturgia-octubre

Viernes 24

De la feria. Verde.

San Antonio María Claret, o. (ML). Blanco.

LECTURA Éf 4, 1-6

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Hermanos: Yo, que estoy preso por el Señor, los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido. Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor. Traten de conservar la unidad del Espíritu mediante el vínculo de la paz. Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida. Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos. Palabra de Dios.

Comentario: Encarcelado por vivir profundamente su vocación, Pablo tiene la autoridad moral para exhortar a los efesios a que vivan en la unidad del Espíritu. La vocación cristiana es un don y una tarea, a la vez, y ésta no se vive solo a nivel personal, sino como cuerpo eclesial.

SALMO Sal 23, 1-4. 5-6

R. ¡Benditos los que buscan tu rostro, Señor!

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R.

ALELUIA Cfr. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 54-59

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a la multitud: Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede. Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente? ¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo? Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y éste te ponga en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús pide aprender a descubrir e interpretar los signos de Dios entre nosotros; así como los meteorólogos preanuncian si va a llover o no. ¿Cómo interpretamos los cambios que se están ocurriendo en la Iglesia y en el mundo? ¿Encontramos las señales de Dios en ellos?

De la feria. Verde. San Juan de Capistrano, p. (ML). Blanco.

img-liturgia-octubre

JUEVES 23

De la feria. Verde. San Juan de Capistrano, p. (ML). Blanco.

LECTURA Éf 3, 14-21

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Hermanos: Doblo mis rodillas delante del Padre, de quien procede toda paternidad en el cielo y en la tierra. Que Él se digne fortificarlos por medio de su Espíritu, conforme a la riqueza de su gloria, para que crezca en ustedes el hombre interior. Que Cristo habite en sus corazones por la fe, y sean arraigados y edificados en el amor. Así podrán comprender, con todos los santos, cuál es la anchura y la longitud, la altura y la profundidad, en una palabra, ustedes podrán conocer el amor de Cristo, que supera todo conocimiento, para ser colmados por la plenitud de Dios. ¡A Aquél que es capaz de hacer infinitamente más de lo que podemos pedir o pensar, por el poder que obra en nosotros, a Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús, por todas las generaciones y para siempre! Amén. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo escribe estas líneas en forma de oración. Toda su “doctrina” narrada con su espíritu contemplativo, con cuanto dice y hace: reza por sus destinatarios y alaba a Dios. Santa Teresa de Ávila escribirá en este sentido: “Llevo por todas partes el corazón de Dios y al Dios de mi corazón”.

SALMO Sal 32, 1-2. 4-5. 11-12. 18-19

R. La tierra está llena del amor del Señor.

Aclamen, justos, al Señor; es propio de los buenos alabarlo. Alaben al Señor con la cítara, toquen en su honor el arpa de diez cuerdas. R.

Porque la palabra del Señor es recta y Él obra siempre con lealtad; Él ama la justicia y el derecho, y la tierra está llena de su amor. R.

El designio del Señor permanece para siempre, y sus planes, a lo largo de las generaciones. ¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que Él se eligió como herencia! R.

Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles, sobre los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y sustentarlos en el tiempo de indigencia. R.

ALELUIA                                        Flp 3, 8-9

Aleluia. Considero todas las cosas como desperdicio, con tal de ganar a Cristo y estar unido a Él. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 49-53

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo! Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente! ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división. De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús tiene deseo de hacer bajar fuego sobre el mundo; en realidad, lo que está anticipando es su muerte y resurrección. Solo entonces podrá mandar su Espíritu, como un fuego, que distinguirá entre aquellos que tienen fe y aquellos que no la tienen, entre los hijos de este mundo y los del Reino de Dios.

De la feria. Verde. San Juan Pablo II, pa. (ML). Blanco.

img-liturgia-octubre

MIÉRCOLES 22

De la feria. Verde. San Juan Pablo II, Pa. (ML). Blanco.

LECTURA Éf 3, 2-12

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Hermanos: Seguramente habrán oído hablar de la gracia de Dios, que me ha sido dispensada en beneficio de ustedes. Fue por medio de una revelación como se me dio a conocer este misterio, tal como acabo de exponérselo en pocas palabras. Al leerlas, se darán cuenta de la comprensión que tengo del misterio de Cristo, que no fue manifestado a las generaciones pasadas, pero que ahora ha sido revelado por medio del Espíritu a sus santos apóstoles y profetas. Este misterio consiste en que también los paganos participan de una misma herencia, son miembros de un mismo Cuerpo y beneficiarios de la misma promesa en Cristo Jesús, por medio del Evangelio. De este Evangelio, yo fui constituido ministro por el don de la gracia que recibí de Dios, en virtud de la eficacia de su poder. Yo, el menor de todos los santos, he recibido la gracia de anunciar a los paganos la insondable riqueza de Cristo, y manifestar a todos la dispensación del misterio que estaba oculto desde siempre en Dios, el creador de todas las cosas, para que los Principados y las Potestades celestiales conozcan la infinita variedad de la sabiduría de Dios por medio de la Iglesia. Éste es el designio que Dios concibió desde toda la eternidad en Cristo Jesús, nuestro Señor, por quien nos atrevemos a acercarnos a Dios con toda confianza, mediante la fe en Él. Palabra de Dios.

Comentario: Para Pablo es una verdadera gracia divina haber sido llamado y llevar la Buena Noticia a todos; teniendo esta fuerte experiencia de Dios en la elección, su respuesta fue más que generosa. Señor, infúndenos una mayor conciencia vocacional para que te sirvamos con alegría, en nuestros semejantes.

SALMO Is 12, 2-6

R. Sacarán agua con alegría de las fuentes de la salvación.

Éste es el Dios de mi salvación: yo tengo confianza y no temo, porque el Señor es mi fuerza y mi protección; Él fue mi salvación. R.

Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, anuncien entre los pueblos sus proezas, proclamen qué sublime es su Nombre. R.

Canten al Señor porque ha hecho algo grandioso: ¡que sea conocido en toda la tierra! ¡Aclama y grita de alegría, habitante de Sión, porque es grande en medio de ti el Santo de Israel! R.

ALELUIA Mt 24, 42. 44

Aleluia. Estén prevenidos y preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 39-48

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: «Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada». Pedro preguntó entonces: «Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?». El Señor le dijo: «¿Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno? ¡Feliz aquél a quien su señor, al llegar, encuentra ocupado en este trabajo! Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. Pero si este servidor piensa: “Mi señor tardará en llegar”, y se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas, y se pone a comer, a beber y a emborracharse, su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles. El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto recibirá un castigo severo. Pero aquél que, sin saberlo, se hizo también culpable será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho se le reclamará mucho más». Palabra del Señor.

Comentario: San Lucas nos invita a tomar conciencia de cuánto vale la vida cuando está al servicio de los demás, que cuando el Señor regrese nos encuentre “ocupados” en lo que nos ha encomendado. Este mensaje va dirigido especialmente a los responsables de las comunidades, figurados en la persona del “mayordomo”.

Curso Presencial y Virtual

Apocalipsis Nov. 2014 (2)Los Salmos nov. 2014 nivel I

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×