Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 31/07/2015

Día del Niño en SAN PABLO: descuentos especiales para la familia

IMG_0864Este mes de agosto, SAN PABLO festeja el Día del Niño con descuentos especiales para compartir en familia.

Desde el 1 y hasta el 8 de agosto, tendremos un 30% de descuento en productos SAN PABLO, títulos diversos y colecciones ideales para explorar junto a tus hijos o en la sala de clases.

Te invitamos a visitar nuestras librerías y revisar los libros que tenemos preparados para ti. :)

San Ignacio de Loyola, p. (MO). Blanco.

liturgia cotidiana julio
VIERNES 31

San Ignacio de Loyola, p. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: 1Cor 10, 31-11, 1; Sal 33, 2-11; Lc 14, 24-33.

Reseña

Nace en Loyola (España) hacia el año 1491. Fallecida su madre, a los quince años fue enviado a la casa del Contador mayor de Castilla, donde terminó su formación en un ambiente cortesano que le infundió el deseo de ser un gran caballero. En una guerra entre Navarra y Castilla, recibe una herida que lo obliga a largos meses de convalecencia. La lectura de la Vida de Cristo, y las de diversos santos desatan en él una experiencia espiritual que sintetiza en el libro de sus Ejercicios Espirituales. Fruto de esa misma experiencia es la fundación de la Compañía de Jesús. Fallece en Roma en el año 1556. Es patrono de los ejercicios espirituales.

LECTURA Lev 23, 1. 4-11. 15-16. 27. 34-37

Lectura del libro del Levítico.

El Señor dijo a Moisés: «Las fiestas del Señor, las asambleas litúrgicas que ustedes convocarán a su debido tiempo, son las siguientes: En el primer mes, el día catorce, al ponerse el sol, se celebrará la Pascua del Señor, y el quince de ese mismo mes tendrá lugar la fiesta de los Ácimos en honor del Señor. Durante siete días comerán panes sin levadura. El primer día ten-drán una asamblea litúrgica y no harán ningún trabajo servil. Durante siete días ofrecerán una ofrenda que se quema para el Señor. El séptimo día habrá una asamblea litúrgica y ustedes no harán ningún trabajo servil». El Señor dijo a Moisés: «Habla en estos términos a los israelitas: Cuando entren en la tierra que Yo les doy y cuando recojan la cosecha, entregarán al sacerdote la primera gavilla. El día siguiente al sábado, él la ofrecerá al Señor con el gesto de presentación, para que les sea aceptada. También contarán siete semanas, a partir del día en que entreguen la gavilla ofrecida con el gesto de presentación, o sea, a partir del día siguiente al sábado. Las semanas deberán ser completas. Por eso tendrán que contar hasta el día siguiente al séptimo sábado: cincuenta días en total. Entonces ofrecerán al Señor una ofrenda de grano nuevo. Además, el décimo día del séptimo mes, será el día de la Expiación. Habrá una asamblea litúrgica, observarán el ayuno y presentarán una ofrenda que se quema para el Señor. Además, el día quince de este séptimo mes se celebrará la fiesta de las Chozas en honor del Señor, durante siete días. El primer día habrá una asamblea litúrgica, y ustedes no harán ningún trabajo servil. Durante siete días presentarán una ofrenda que se quema para el Señor. Al octavo día, celebrarán una asamblea litúrgica y presentarán una ofrenda que se quema para el Señor: es una asamblea solemne y ustedes no harán ningún trabajo. Estas son las fiestas del Señor, en las que ustedes convocarán las asambleas litúrgicas y presentarán ofrendas que se queman para el Señor  –holocaustos, oblaciones, sacrificios y libaciones, según corresponda a cada día–». Palabra de Dios.

Comentario: Desde sus orígenes, Israel celebró sus liturgias en directa conexión con sus ocupaciones campestres. De la misma manera, las nuestras deben inspirarse en la propia realidad uniendo la fe y la vida, reconociendo al Señor presente. 

SALMO Sal 80, 3-6. 10-11

R. ¡Canten con júbilo al Señor, nuestra fuerza!

Entonen un canto, toquen el tambor, y la cítara armoniosa, junto con el arpa. Toquen la trompeta al salir la luna nueva, y el día de luna llena, el día de nuestra fiesta. R.

Porque esta es una ley para Israel, un precepto del Dios de Jacob: Él se la impuso como norma a José, cuando salió de la tierra de Egipto. R.

No tendrás ningún Dios extraño, no adorarás a ningún dios extranjero: Yo, el Señor, soy tu Dios, que te hice subir de la tierra de Egipto. R.

ALELUIA 1Ped 1, 25

Aleluia. La Palabra del Señor permanece para siempre. Esta es la Palabra que les ha sido anunciada, la Buena Noticia. Aleluia.

EVANGELIO Mt 13, 54-58

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Al llegar a su pueblo, Jesús se puso a enseñar a la gente en la sinagoga, de tal manera que todos estaban maravillados. «¿De dónde le vienen, decían, esta sabiduría y ese poder de hacer milagros? ¿No es este el hijo del carpintero? ¿Su madre no es la que llaman María? ¿Y no son hermanos suyos Santiago, José, Simón y Judas? ¿Y acaso no viven entre nosotros todas sus hermanas? ¿De dónde le vendrá todo esto?» Y Jesús era para ellos un motivo de escándalo. Entonces les dijo: «Un profeta es despreciado solamente en su pueblo y en su familia». Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la falta de fe de esa gente. Palabra del Señor.

Comentario: Dios se hace cercano por su Hijo. Pero sus compatriotas dudan. ¿Cómo puede Dios manifestarse por uno de nosotros? También hoy podemos aplaudir al papa o a un sacerdote cercano, pero ¿lo aceptamos si su palabra no cuadra con nuestra idea?

Nueva Colección: “SENDEROS BÍBLICOS”, una ruta pastoral y docente

the-bibleSergio Armstrong no llegó a la Luna, pero es un destacado teólogo chileno, docente y autor de libros como “Para leer la Historia de la Salvación” y “Jesús de Nazaret”.  Este año, junto a SAN PABLO nos presenta tres números de una nueva colección que trae de vuelta el análisis de las Sagradas Escrituras, en un lenguaje cercano que se atreve a estudiar los distintos escenarios y el contexto histórico en el que acontecen algunos episodios bíblicos.

“Senderos bíblicos”, es el nombre de esta colección que pretende ser un camino por el que se transite hacia el conocimiento bíblico para el aula y la pastoral, una primera aproximación, abierta y profunda. Cada uno de sus títulos, constituye un instrumento fundamental para quienes están en búsqueda de una guía metodológica pastoral y docente.

Sergio Armstrong, nos presenta la historia bíblica en 3 partes: Antiguo Testamento, Nuevo Testamento y Libros Sapienciales. Los tres, textos iniciales de una colección que tendrá nuevos números que abordarán diversas temáticas de análisis con respecto a la Biblia, sus orígenes y su impacto en la Historia de la Humanidad.

 

 

De la feria. Verde. San Pedro Crisólogo, o. y d. (ML).

liturgia cotidiana julio
JUEVES 30

De la feria. Verde.

San Pedro Crisólogo, o. y d. (ML).

LECTURA Éx 25, 8-9; 40, 16-21. 34-38

Lectura del libro del Éxodo.

El Señor dijo a Moisés: «Me harás un Santuario y Yo habitaré en medio del pueblo. En la construcción de la Morada y de todo su mobiliario, te ajustarás exactamente a los modelos que Yo te mostraré». Moisés realizó exactamente todo lo que el Señor le había ordenado. En el segundo año, el primer día del primer mes, se procedió a la erección de la Morada. Para ello, Moisés asentó sus bases, colocó sus bastidores, dispuso sus travesaños y levantó sus columnas. Después extendió la carpa por encima de la Morada, y sobre ella colocó la cobertura de la carpa, como el Señor se lo había ordenado. En seguida tomó las tablas del Testimonio y las puso en el arca; sujetó las andas en el arca, y sobre ella colocó la tapa. Entonces condujo el arca hasta el interior de la Morada, colgó el velo que la protegía y así cubrió el Arca del Testimonio, conforme a la orden que el Señor le había dado. Entonces la nube cubrió la Carpa del Encuentro y la gloria del Señor llenó la Morada. Moisés no podía entrar en la Carpa del Encuentro, porque la nube se había instalado sobre ella y la gloria del Señor llenaba la Morada. En todas las etapas del camino, cuando la nube se alzaba, alejándose de la Morada, los israelitas levantaban el campamento. Pero si la nube no se alzaba, ellos no se movían, hasta que la nube volvía a hacerlo. Porque durante el día, la nube del Señor estaba sobre la Morada, y durante la noche, un fuego brillaba en ella, a la vista de todo el pueblo de Israel. Esto sucedía en todas las etapas del camino. Palabra de Dios.

Comentario: Dios desea estar cercano a todos y, para ello, entrega a Moisés las indicaciones para construir la Carpa del Encuentro, donde podrán conversar con él. Dios está presente en los templos, en su Palabra, en la eucaristía, en el prójimo, con sus alegrías y necesidades… ¿Las aprovechamos? 

SALMO Sal 83, 3-6. 8. 11

R. ¡Qué amable es tu Casa, Señor del universo!

Mi alma se consume de deseos por los atrios del Señor; mi corazón y mi carne claman ansiosos por el Dios viviente. R.

Hasta el gorrión encontró una casa, y la golondrina tiene un nido donde poner sus pichones, junto a tus altares, Señor del universo, mi Rey y mi Dios. R.

¡Felices los que habitan en tu Casa y te alaban sin cesar! ¡Felices los que encuentran su fuerza en ti! Ellos avanzan con vigor siempre creciente. R.

Vale más un día en tus atrios que mil en otra parte; yo prefiero el umbral de la Casa de mi Dios antes que vivir entre malvados. R.

ALELUIA Cfr. Hech 16,14

Aleluia. Señor, toca nuestro corazón, para que aceptemos las palabras de tu Hijo. Aleluia.

EVANGELIO Mt 13, 47-53

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a la multitud: «El Reino de los Cielos se parece a una red que se echa al mar y recoge toda clase de peces. Cuando está llena, los pescadores la sacan a la orilla y, sentándose, recogen lo bueno en canastas y tiran lo que no sirve. Así sucederá al fin del mundo: vendrán los ángeles y separarán a los malos de entre los justos, para arrojarlos en el horno ardiente. Allí habrá llanto y rechinar de dientes. ¿Comprendieron todo esto?» «Sí», le respondieron. Entonces agregó: «Todo escriba convertido en discípulo del Reino de los Cielos se parece a un dueño de casa que saca de sus reservas lo nuevo y lo viejo». Palabra del Señor.

Comentario: Todos estamos invitados por Dios a participar de su Reino. Y quien acepta ser discípulo de Jesús no pierde nada, más bien enriquece su vida anterior (reserva vieja) con el plus de la fe en él (reserva nueva), experimentando además la alegría que solo Dios nos puede dar.

Santa Marta (MO). Blanco.

liturgia cotidiana julio
MIÉRCOLES 29

Santa Marta (MO). Blanco.

Reseña

Marta es hermana de María y de Lázaro, tres amigos de Jesús. San Lucas (10, 41ss.) nos hace conocer a Marta como la mujer activa, elocuente y pronta al servicio, un tanto cerrada en sí misma e irritada. Jesús que amaba a los tres hermanos, con ese mismo amor, reprocha a Marta y la invita a conocer la mejor parte de María, quien sentada a sus pies, estaba en actitud de discípula escuchándolo con atención. Le pedimos a Marta que nos enseñe a calmarnos y a profundizar en las razones de nuestro amor y servicio a los demás.

LECTURA 1Jn 4, 7-16

Lectura de la primera carta de san Juan.

Queridos míos, amémonos los unos a los otros, porque el amor procede de Dios, y el que ama, ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama, no ha conocido a Dios, porque Dios es amor. Así Dios nos manifestó su amor: envió a su Hijo único al mundo, para que tuviéramos Vida por medio de Él. Y este amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó primero, y envió a su Hijo como víctima propiciatoria por nuestros pecados. Queridos míos, si Dios nos amó tanto, también nosotros debemos amarnos los unos a los otros. Nadie ha visto nunca a Dios: si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros. La señal de que permanecemos en Él y Él permanece en nosotros, es que nos ha comunicado su Espíritu. Y nosotros hemos visto y atestiguamos que el Padre envió al Hijo como Salvador del mundo. El que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, permanece en Dios, y Dios permanece en él. Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en Él. Dios es amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él. Palabra de Dios.

Comentario: Se concentran aquí las ver-dades que a veces conservamos frágil-mente: Dios es amor y nos amó primero. Amémonos unos a otros. Este amor es el que tuvo Marta al preocuparse por servir a Jesús, y nos motiva ahora a realizar las tareas cotidianas con el mismo amor.

SALMO Sal 33, 2-11

R. ¡Bendeciré al Señor en todo tiempo!

Bendeciré al Señor en todo tiempo, su alabanza estará siempre en mis labios. Mi alma se gloría en el Señor: que lo oigan los humildes y se alegren. R.

Glorifiquen conmigo al Señor, alabemos su Nombre todos juntos. Busqué al Señor: Él me respondió y me libró de todos mis temores. R.

Miren hacia Él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán. Este pobre hombre invocó al Señor: Él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. R.

El Ángel del Señor acampa en torno de sus fieles, y los libra. ¡Gusten y vean qué bueno es el Señor! ¡Felices los que en Él se refugian! R.

Teman al Señor, todos sus santos, porque nada faltará a los que lo temen. Los ricos se empobrecen y sufren hambre, pero los que buscan al Señor no carecen de nada. R.

ALELUIA Jn 8, 12

Aleluia. «Yo soy la luz del mundo; el que me sigue tendrá la luz de la vida», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 11, 19-27

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan.

Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano Lázaro. Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa. Marta dijo a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas». Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará». Marta le respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día». Jesús le dijo: «Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?» Ella le respondió: «Sí, Señor, creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo». Palabra del Señor.

Comentario: La profesión de fe de Marta es idéntica a la de Simón Pedro (Mt 16, 16): “Sí, Señor, creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo”. Apenada por la muerte de su hermano, creía en Jesús y en la Resurrección que prometía.

De la feria. Verde.

liturgia cotidiana julio
MARTES 28

De la feria. Verde.

LECTURA Éx 33, 7-11; 34, 5-9. 28

Lectura del libro del Éxodo.

Moisés tomó la Carpa, la instaló fuera del campamento, a una cierta distancia, y la llamó Carpa del Encuentro. Así, todo el que tenía que consultar al Señor debía dirigirse a la Carpa del Encuentro, que estaba fuera del campamento. Siempre que Moisés se dirigía hacia la Carpa, todo el pueblo se levantaba, se apostaba a la entrada de su propia carpa y seguía con la mirada a Moisés hasta que él entraba en ella. Cuando Moisés entraba, la columna de nube bajaba y se detenía a la entrada de la Carpa del Encuentro, mientras el Señor conversaba con Moisés. Al ver la columna de nube, todo el pueblo se levantaba, y luego cada uno se postraba a la entrada de su propia carpa. El Señor conversaba con Moisés cara a cara, como lo hace un hombre con su amigo. Después Moisés regresaba al campamento, pero Josué  –hijo de Nun, su joven ayudante– no se apartaba del interior de la Carpa. Moisés invocó el Nombre del Señor. El Señor pasó delante de él y exclamó: “El Señor es un Dios compasivo y bondadoso, lento para enojarse, y pródigo en amor y fidelidad. Él mantiene su amor a lo largo de mil generaciones y perdona la culpa, la rebeldía y el pecado; sin embargo, no los deja impunes, sino que castiga la culpa de los padres en los hijos y en los nietos, hasta la tercera y cuarta generación”. Moisés cayó de rodillas y se postró, diciendo: “Si realmente me has brindado tu amistad, dígnate, Señor, ir en medio de nosotros. Es verdad que este es un pueblo obstinado, pero perdona nuestra culpa y nuestro pecado, y conviértenos en tu herencia”. Moisés estuvo allí con el Señor cuarenta días y cuarenta noches, sin comer ni beber. Y escribió sobre las tablas las palabras de la Alianza, es decir, los diez Mandamientos. Palabra de Dios.

Comentario: Moisés es el amigo de Dios, al poder hablar cara a cara con él. Y en estos encuentros comprende que Dios es comprensivo y misericordioso con los israelitas. Si nuestra oración toca la vida podemos también llegar a ser amigos de Dios e interceder por los demás.

SALMO Sal 102, 6-13

R. ¡El Señor es bondadoso y compasivo

El Señor hace obras de justicia y otorga el derecho a los oprimidos; Él mostró sus caminos a Moisés y sus proezas al pueblo de Israel. R.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; no acusa de manera inapelable ni guarda rencor eternamente. R.

No nos trata según nuestros pecados ni nos paga conforme a nuestras culpas. Cuanto se alza el cielo sobre la tierra, así de inmenso es su amor por los que lo temen. R.

Cuanto dista el oriente del occidente, así aparta de nosotros nuestros pecados. Como un padre es cariñoso con sus hijos, así es cariñoso el Señor con sus fieles. R.

ALELUIA

Aleluia. La semilla es la Palabra de Dios, el sembrador es Cristo; el que lo encuentra permanece para siempre. Aleluia.

EVANGELIO Mt 13, 36-43

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Dejando a la multitud, Jesús regresó a la casa; sus discípulos se acercaron y le dijeron: “Explícanos la parábola de la cizaña en el campo”. Él les respondió: “El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los que pertenecen al Reino; la cizaña son los que pertenecen al Maligno, y el enemigo que la siembra es el demonio; la cosecha es el fin del mundo y los cosechadores son los ángeles. Así como se arranca la cizaña y se la quema en el fuego, de la misma manera sucederá al fin del mundo. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, y estos quitarán de su Reino todos los escándalos y a los que hicieron el mal, y los arrojarán en el horno ardiente: allí habrá llanto y rechinar de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre. ¡El que tenga oídos, que oiga!”. Palabra del Señor.

Comentario: Con la explicación que Jesús hace de la parábola de la semilla, el tema de hoy se desplaza a la coexistencia de buenos y de malos. Para no ser sorprendidos, en el día final, merece preguntarnos: ¿Soy cizaña o buen trigo? ¿Contribuyo con el bien o con el mal?

De la feria. Verde.

liturgia cotidiana julio
LUNES 27

De la feria. Verde.

Semana 17ª durante el año – Semana I del Salterio.

LECTURA Éx 24, 18; 31, 18; 32,15- 24. 30-34.

Lectura del libro del Éxodo.

Moisés subió al monte Sinaí y allí permaneció cuarenta días y cuarenta noches. Cuando el Señor terminó de hablar con Moisés, le dio las dos tablas del Testimonio, tablas de piedra escritas por el dedo de Dios. Moisés emprendió el camino de regreso y bajó de la montaña llevando en sus manos las dos tablas del Testimonio, que estaban escritas de un lado y de otro. Esas tablas eran obra de Dios, y la escritura grabada sobre ellas era escritura de Dios. Al escuchar el ruido de las aclamaciones que profería el pueblo, Josué dijo a Moisés: “Hay gritos de guerra en el campamento”. Pero Moisés respondió: “No son cantos de victoria, ni alaridos de derrota; lo que oigo son cantos de coros alternados”. Cuando Moisés estuvo cerca del campamento y vio el ternero y las danzas, se enfureció, y arrojando violentamente las tablas que llevaba en sus manos, las hizo añicos al pie de la montaña. Después tomó el ternero que habían hecho, lo quemó y lo trituró hasta pulverizarlo. Luego esparció el polvo sobre el agua, y se la hizo beber a los israelitas. Moisés dijo a Aarón: “¿Qué te ha hecho este pueblo para que lo indujeras a cometer un pecado tan grave?” Pero Aarón respondió: “Te ruego, Señor, que reprimas tu enojo. Tú sabes muy bien que este pueblo está inclinado al mal. Ellos me dijeron: «Fabrícanos un dios que vaya al frente de nosotros, porque no sabemos qué le ha pasado a Moisés, ese hombre que nos hizo salir de Egipto». Entonces les ordené: «El que tenga oro que se desprenda de él». Ellos me lo trajeron, yo lo eché al fuego, y salió este ternero”. Al día siguiente, Moisés dijo al pueblo: “Ustedes han cometido un gran pecado. Pero ahora subiré a encontrarme con el Señor, y tal vez pueda expiar ese pecado. Moisés fue a encontrarse nuevamente con el Señor y le dijo: Por desgracia, este pueblo ha cometido un gran pecado, ya que se han fabricado un dios de oro. ¡Si Tú quisieras perdonarlo, a pesar de esto…! Y si no, bórrame por favor del Libro que Tú has escrito”. El Señor le respondió: “Yo borraré de mi Libro al que ha pecado contra mí. Y ahora vete. Lleva a este pueblo hasta el lugar que Yo te indiqué: mi ángel irá delante de ti. Y cuando llegue el momento, los visitaré para castigarlos por su pecado”. Palabra de Dios.

Comentario: Moisés después de hablar con Dios, baja del Monte Sinaí y se encuentra con que el pueblo se había fabricado un dios de metal. Cuán pronto se olvida la alianza firmada y la fidelidad prometida a Dios. ¿No estaremos diciendo sí con la boca mientras hacemos todo lo contrario?   

SALMO Sal 105, 19-23

R. ¡Den gracias al Señor, porque es bueno!

En Horeb se fabricaron un ternero, adoraron una estatua de metal fundido: así cambiaron su Gloria por la imagen de un toro que come pasto. R.

Olvidaron a Dios, que los había sal-vado y había hecho prodigios en Egipto, maravillas en la tierra de Cam y portentos junto al Mar Rojo. R.

El Señor amenazó con destruirlos, pero Moisés, su elegido, se mantuvo firme en la brecha para aplacar su enojo destructor. R.

ALELUIA Sant 1, 18

Aleluia. El Padre ha querido engendrarnos por su Palabra de verdad, para que seamos como las primicias de su creación. Aleluia.

EVANGELIO Mt 13, 31-35

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús propuso a la gente esta parábola: “El Reino de los Cielos se parece a un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo. En realidad, esta es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en un arbusto, de tal manera que los pájaros del cielo van a cobijarse en sus ramas”. Después les dijo esta otra parábola: “El Reino de los Cielos se parece a un poco de levadura que una mujer mezcla con gran cantidad de harina, hasta que fermenta toda la masa”. Todo esto lo decía Jesús a la muchedumbre por medio de parábolas, y no les hablaba sin ellas, para que se cumpliera lo anunciado por el Profeta: «Hablaré en parábolas, anunciaré cosas que estaban ocultas desde la creación del mundo». Palabra del Señor.

Comentario: Las dos parábolas nos muestran cómo el Reino de Dios nace desde la humildad y crece lentamente por la gracia y el propio esfuerzo. El Reino de Dios fue sembrado en nosotros y puede ser destrozado por la ambición, el poder y el dinero.

17º durante el año. Verde.

liturgia cotidiana julio

DOMINGO 26

17º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año.

Un gran milagro mal interpretado

El milagro de la multiplicación de los panes introduce el discurso del Pan de Vida, que nos acompañará durante cinco domingos. Es una narración muy importante, está en todos los evangelios y en el centro de la vida pública de Jesús.

Antes de iniciar el relato, Juan precisa que se acercaba la Pascua, “la fiesta de los judíos”. Es un dato esencial para la comunidad cristiana que la celebra a la luz de la resurrección, memoria de la Pascua cristiana, simbolizada en el pan partido. En Jesús se cumplen las promesas del pasado y se hacen realidad las esperanzas de Israel. El pan que él está por dar al pueblo es la perfección de la Pascua hebraica y desembocará en el gran banquete eucarístico de los cristianos.

“¿Dónde compraremos pan para darles de comer?”. Es la pregunta de Jesús a Felipe. No tienen el dinero necesario ni hay un lugar donde comprar tanto pan. No hay solución humana a la vista.

Juan especifica que los panes son de cebada, el pan de los pobres, como sucede en el milagro del profeta Eliseo.

Todos comen hasta saciarse, y Jesús ordena recoger los pedazos sobrados para que nada se pierda, indicando el carácter sacro de este pan. El pan de Jesús, a diferencia del maná del desierto, se guarda para que no se corrompa.

La muchedumbre reconoce a Jesús como el profeta del fin de los tiempos. Pero el texto hace comprender que el entusiasmo de la gente es de carácter político e interesado: tener un líder que da de comer gratis todos los días. Su realeza es mal entendida, por eso, Jesús se retira solo a una montaña. Así inicia la progresiva disgregación de la muchedumbre que lo seguía, y pronto queda solo con los Doce. Seguir a Jesús para ver milagros no es señal de fe.

El milagro de la multiplicación de los panes se realiza hoy en nuestro altar.

Jesús tomó los panes, dio gracias y los distribuyó (Jn 6, 12).

P. Aderico Dolzani, ssp.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: La liturgia de la Palabra nos ofrecerá la oportunidad para reflexionar sobre la multiplicación de los panes, un anticipo de aquello que vamos a celebrar: la eucaristía, sacramento de unidad de los creyentes y alimento para nuestro camino de fe.

1ª LECTURA 2Rey 4, 42-44

Guía: Anticipando los tiempos de Jesús, el profeta Eliseo multiplica y reparte el pan a la gente. Aquí también todos comieron y sobró.

Lectura del segundo libro de los Reyes.

En aquellos días: Llegó un hombre de Baal Salisá, trayendo pan de los primeros frutos para el profeta Eliseo, veinte panes de cebada y grano recién cortado, en una alforja. Eliseo dijo: «Dáselo a la gente para que coman».Pero su servidor respondió: «¿Cómo voy a servir esto a cien personas?»«Dáselo a la gente para que coman, replicó él, porque así habla el Señor: “Comerán y sobrará”».El servidor se lo sirvió; todos comieron y sobró, conforme a la palabra del Señor. Palabra de Dios.

SALMO Sal 144, 10-11. 15-18

R.  Abres tu mano, Señor,  y nos colmas con tus  bienes.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Los ojos de todos esperan en ti, y Tú les das la comida a su tiempo; abres tu mano y colmas de favores a todos los vivientes. R.

El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; está cerca de aquellos que lo invocan, de aquellos que lo invocan de verdad. R.

2ª LECTURA Éf 4, 1-6

Guía: San Pablo nos ofrece el fundamento de la unidad de los cristianos: hay un solo cuerpo, un solo Señor y un solo bautismo.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso.

Hermanos: Yo, que estoy preso por el Señor, los exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido. Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor. Traten de conservar la unidad del Espíritu, mediante el vínculo de la paz. Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida. Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos. Palabra de Dios.

ALELUIA Lc 7, 16

Aleluia. Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo. Aleluia.

EVANGELIO Jn 6, 1-15

Guía: Escuchemos el relato de la multiplicación de los panes por parte de Jesús. Es este un sigo anticipado del pan de la eucaristía.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan.

Jesús atravesó el mar de Galilea, llamado Tiberíades. Lo seguía una gran multitud, al ver los signos que hacía sanando a los enfermos. Jesús subió a la montaña y se sentó allí con sus discípulos. Se acercaba la Pascua, la fiesta de los judíos. Al levantar los ojos, Jesús vio que una gran multitud acudía a Él y dijo a Felipe: «¿Dónde compraremos pan para darles de comer?».  Él decía esto para ponerlo a prueba, porque sabía bien lo que iba a hacer. Felipe le respondió: «Doscientos denarios no bastarían para que cada uno pudiera comer un pedazo de pan». Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo: «Aquí hay un niño que tiene cinco panes de cebada y dos pescados, pero ¿qué es esto para tanta gente?» Jesús le respondió: «Háganlos sentar». Había mucho pasto en ese lugar. Todos se sentaron y eran unos cinco mil hombres. Jesús tomó los panes, dio gracias y los distribuyó a los que estaban sentados. Lo mismo hizo con los pescados, dándoles todo lo que quisieron. Cuando todos quedaron satisfechos, Jesús dijo a sus discípulos: «Recojan los pedazos que sobran, para que no se pierda nada». Los recogieron y llenaron doce canastas con los pedazos que sobraron de los cinco panes de cebada. Al ver el signo que Jesús acababa de hacer, la gente decía: «Éste es, verdaderamente, el Profeta que debe venir al mundo». Jesús, sabiendo que querían apoderarse de Él para hacerlo rey, se retiró otra vez solo a la montaña. Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: Los dones que llevamos hoy al altar quieren significar aquello que entregamos a Dios y a nuestros semejantes cada día, sabiendo que el Señor los multiplicará en alimento para muchos.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: Nos acercamos a comulgar con Cristo que nos amó y se entregó por nosotros (Gál 2, 20). Desde él no nos queda otro camino que nuestra entrega generosa y total.

DESPEDIDA

Guía: Hemos concluido nuestra celebración, ahora comienza la misión de entregar a los demás lo que hemos recibido… ¡Abrámosle nuestras puertas a los necesitados! Dios multiplicará y bendecirá nuestra generosidad.

Santiago, ap. (F). Rojo.

liturgia cotidiana julio
SÁBADO 25

Santiago, ap. (F). Rojo.

Gloria. Prefacio de los Apóstoles.

Reseña

Natural de Betsaida, con Simón Pedro y su hermano Juan, fue testigo de la Transfiguración del Señor, de la resurrección de la hija de Jairo y de la noche del Getsemaní. En su carta a los Gálatas, Pablo recuerda haberse encontrado con Santiago en Jerusalén, reconociéndolo, junto a Pedro y Juan, “columnas” de la Iglesia. Es el primero de los doce Apóstoles en morir mártir hacia el año 44 en Jerusalén. Por una tradición, se cree que llevó el evangelio a España, donde se lo cuenta como su Patrono.

LECTURA 2Cor 4, 7-15

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Llevamos un tesoro en recipientes de barro, para que se vea bien que este poder extraordinario no procede de nosotros, sino de Dios. Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no aniquilados. Siempre y a todas partes, llevamos en nuestro cuerpo los sufrimientos de la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo. Y así, aunque vivimos, estamos siempre enfrentando a la muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal. De esa manera, la muerte hace su obra en nosotros, y en ustedes la vida. Pero, teniendo ese mismo espíritu de fe, del que dice la Escritura: «Creí y por eso hablé», también nosotros creemos, y por lo tanto, hablamos. Y nosotros sabemos que Aquel que resucitó al Señor Jesús nos resucitará con Él y nos reunirá a su lado junto con ustedes. Todo esto es por ustedes: para que al abundar la gracia, abunde también el número de los que participan en la acción de gracias para gloria de Dios. Palabra de Dios.

Comentario: Desde su experiencia, Pablo nos invita a tomar en cuenta que llevamos un tesoro (el mensaje) en un vaso de barro (fragilidades y realidades adversas). Una oportunidad para darnos cuenta que, a pesar de nuestra fragilidad, podemos anunciar el evangelio por la fuerza del Espíritu.

SALMO Sal 125, 1-6

R. Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones.

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía que soñábamos: nuestra boca se llenó de risas, y nuestros labios, de canciones. R.

Hasta los mismos paganos decían: «¡El Señor hizo por ellos grandes cosas!». ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros y estamos rebosantes de alegría! R.

¡Cambia, Señor, nuestra suerte como los torrentes del Négueb! Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones. R.

El sembrador va llorando cuando esparce la semilla, pero vuelve cantando cuando trae las gavillas. R.

ALELUIA Cfr. Jn 15, 16

Aleluia. Dice el Señor: Yo los elegí del mundo, para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Aleluia.

EVANGELIO Mt 20, 20-28

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

En aquel tiempo: La madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante Él para pedirle algo. «¿Qué quieres?», le preguntó Jesús. Ella le dijo: «Manda que mis dos hijos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda». «No saben lo que piden», respondió Jesús. «¿Pueden beber el cáliz que Yo beberé?». «Podemos», le respondieron. «Está bien, les dijo Jesús, ustedes beberán mi cáliz. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes se los ha destinado mi Padre». Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús los llamó y les dijo: «Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero, que se haga su esclavo: como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud». Palabra del Señor.

Comentario: Una madre tiene el derecho de ambicionar lo mejor para sus hijos, pero nunca estimularlos a buscar privilegios, menos en la Iglesia. Las responsabilidades están para servir, nunca para ambicionar. A ejemplo de Jesús, significa hacerse servidores de los demás.

De la feria. Verde. San Charbel Makhlüf, p. (ML). Blanco.

liturgia cotidiana julio
VIERNES 24

De la feria. Verde. San Charbel Makhlüf, p. (ML). Blanco.

LECTURA Éx 20, 1-17

Lectura del libro del Éxodo.

Dios pronunció estas palabras: Yo soy el Señor, tu Dios, que te hice salir de Egipto, de un lugar de esclavitud. No tendrás otros dioses delante de mí. No te harás ninguna escultura y ninguna imagen de lo que hay arriba, en el cielo, o abajo, en la tierra, o debajo de la tierra, en las aguas. No te postrarás ante ellas, ni les rendirás culto, porque Yo soy el Señor, tu Dios, un Dios celoso, que castigo la maldad de los padres en los hijos, hasta la tercera y cuarta generación, si ellos me aborrecen; y tengo misericordia a lo largo de mil generaciones, si me aman y cumplen mis mandamientos. No pronunciarás en vano el Nombre del Señor, tu Dios, porque Él no dejará sin castigo al que lo pronuncie en vano. Acuérdate del día sábado para santificarlo. Durante seis días trabajarás y harás todas tus tareas; pero el séptimo es día de descanso en honor del Señor, tu Dios. En él no harán ningún trabajo, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tus animales, ni el extranjero que reside en tus ciudades. Porque en seis días el Señor hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, pero el séptimo día descansó. Por eso el Señor bendijo el día sábado y lo declaró santo. Honra a tu padre y a tu madre, para que tengas una larga vida en la tierra que el Señor, tu Dios, te da. No matarás. No cometerás adulterio. No robarás. No darás falso testimonio contra tu prójimo. No codiciarás la casa de tu prójimo: no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni ninguna otra cosa que le pertenezca. Palabra de Dios.

Comentario: Los Diez Mandamientos (Decálogo) representan el contenido de lo que Dios comunicó a los israelitas en el Sinaí, convirtiéndose en el texto de la Alianza. De esta manera, expresa una relación de cercanía entre Dios y su pueblo, mucho más que una obligación a cumplir.    

SALMO Sal 18, 8-11

R. ¡Tú tienes palabras de vida eterna, Señor!

La ley del Señor es perfecta, reconforta el alma; el testimonio del Señor es verdadero, da sabiduría al simple. R.

Los preceptos del Señor son rectos, alegran el corazón; los mandamientos del Señor son claros, iluminan los ojos. R.

La palabra del Señor es pura, permanece para siempre; los juicios del Señor son la verdad, enteramente justos. R.

Son más atrayentes que el oro, que el oro más fino; más dulces que la miel, más que el jugo del panal. R.

ALELUIA Cfr. Lc 8, 15

Aleluia. Felices los que retienen la Palabra de Dios con un corazón bien dispuesto y dan fruto gracias a su constancia. Aleluia.

EVANGELIO Mt 13, 18-23

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: Escuchen lo que significa la parábola del sembrador. Cuando alguien oye la Palabra del Reino y no la comprende, viene el Maligno y arrebata lo que había sido sembrado en su corazón: este es el que recibió la semilla al borde del camino. El que la recibe en terreno pedregoso es el hombre que, al escuchar la Palabra, la acepta en seguida con alegría, pero no la deja echar raíces, porque es inconstante: en cuanto sobreviene una tribulación o una persecución a causa de la Palabra, inmediatamente sucumbe. El que recibe la semilla entre espinas es el hombre que escucha la Palabra, pero las preocupaciones del mundo y la seducción de las riquezas la ahogan, y no puede dar fruto. Y el que la recibe en tierra fértil es el hombre que escucha la Palabra y la comprende. Este produce fruto, ya sea cien, ya sesenta, ya treinta por uno. Palabra del Señor.

Comentario: Dios siempre siembra semilla de primera clase, y si nos encuentra bien preparados produciremos buen fruto para el Reino de Dios. ¿Qué frutos está recogiendo Dios de su siembra en nosotros? ¿Qué está aún germinando y creciendo en nuestro interior?

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×