Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 31/08/2015

De la feria. Verde.

liturgia cotidiana sept

MARTES 1

De la feria. Verde.

Semana 22ª durante el año – Semana II del Salterio.

Comienza el Mes de la Biblia.

LECTURA 1Tes 5, 1-6. 9-11

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

Hermanos: En cuanto al tiempo y al momento, no es necesario que les escriba. Ustedes saben perfectamente que el Día del Señor vendrá como un ladrón en plena noche. Cuando la gente afirme que hay paz y seguridad, la destrucción caerá sobre ellos repentinamente, como los dolores del parto sobre una mujer embarazada, y nadie podrá escapar. Pero ustedes, hermanos, no viven en las tinieblas para que ese Día los sorprenda como un ladrón: todos ustedes son hijos de la luz, hijos del día. Nosotros no pertenecemos a la noche ni a las tinieblas. No nos durmamos, entonces, como hacen los otros: permanezcamos despiertos y seamos sobrios. Porque Dios no nos destinó para la ira, sino para adquirir la salvación por nuestro Señor Jesucristo, que murió por nosotros, a fin de que, velando o durmiendo, vivamos unidos a Él. Anímense, entonces, y estimúlense mutuamente, como ya lo están haciendo. Palabra de Dios.

Comentario: Más allá que se busque médicamente de prolongar la vida en este mundo, esta vida no es eterna. Lo inmortal comenzará cuando, luego de la muerte terrena, pasemos a vivir la vida junto a Dios. San Pablo invita a estar siempre preparados para este desenlace y cambio de estado de vida, como Jesús.

SALMO Sal 26, 1. 4. 13-14

R. ¡Contemplaré la bondad del Señor!

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida, ¿ante quién temblaré? R.

Una sola cosa he pedido al Señor, y esto es lo que quiero: vivir en la Casa del Señor todos los días de mi vida, para gozar de la dulzura del Señor y contemplar su Templo. R.

Yo creo que contemplaré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor. R.

ALELUIA Lc 7, 16

Aleluia. Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 4, 31-37

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús bajó a Cafarnaúm, ciudad de Galilea, y enseñaba los sábados. Y todos estaban asombrados de su enseñanza, porque hablaba con autoridad. En la sinagoga había un hombre que estaba poseído por el espíritu de un demonio impuro; y comenzó a gritar con fuerza: ¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios». Pero Jesús lo increpó, diciendo: «Cállate y sal de este hombre». El demonio salió de él, arrojándolo al suelo en medio de todos, sin hacerle ningún daño. El temor se apoderó de todos, y se decían unos a otros: «¿Qué tiene su palabra? ¡Manda con autoridad y poder a los espíritus impuros, y ellos salen!». Y su fama se extendía por todas partes en aquella región. Palabra del Señor.

Comentario: Llama la atención que los demonios traten como el Santo de Dios a Jesús. San Pablo dirá que “Satanás se disfraza de ángel de luz” (2Cor 11, 14). Por ello hay que cuidarse de no dejarnos engañar por aquellos que aparentan ser religiosos, y más bien los mueve el odio, la injusticia y el mal.

Domingo vigésimo sexto durante el año.

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini
Domingo 26° durante el año.

Motivación de entrada

El Señor nos invita hoy a compartir la mesa de la palabra y de la eucaristía. Dispongámonos a celebrar con alegría y provecho esta acción de gracias en compañía con nuestra comunidad.

Acto penitencial

Reflexionemos un momento sobre la semana transcurrida, y mientras agradecemos al Señor todos los dones que nos ha dado, le pedimos perdón por nuestros pecados, especialmente por las omisiones: del bien que pudimos hacer y no lo hicimos.

Lecturas bíblicas

Primera lectura: Números 11, 16-17. 24-29.

El Espíritu es soberanamente libre en su manifestación; ningún poder ni ninguna institución pueden monopolizarlo.

Segunda lectura: Santiago, 5, 1-6.

Arremetida del apóstol Santiago contra los ricos que oprimen a los pobres; y fuerte llamado a convertirse.

Evangelio: Marcos 9, 38-43. 45. 47-48.

Llamado de Jesús a la tolerancia, a la caridad, a evitar los escándalos con los pequeños y a la vigilancia.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

El pan y el vino que ofrecemos, dones en los que Cristo se hará presente, sean signo de nuestra adhesión, incluso en el sufrimiento, a la voluntad de Dios.

Comunión

En la comunión con Jesús, reflexionamos sobre las palabras de Juan: “En esto      hemos reconocido el amor de Dios: Él ha entregado su vida por nosotros, y también nosotros debemos entregarla por nuestros hermanos”.

Despedida

Cristo ha estado entre nosotros, nos ha alimentado con su palabra, edificado con sus ejemplos y vivificado con su cuerpo y sangre; volvamos a nuestras actividades y compartamos con todos esta alegría.

Domingo vigésimo quinto durante el año.

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini
Domingo 25° durante el año

Motivación de entrada

Hoy nos preparamos a la eucaristía dominical con la reconfortante palabra de la Escritura: “Yo soy la salvación del pueblo, dice el Señor. Cuando me llamen desde el peligro, yo los escucharé y seré para siempre su Señor”.

Acto penitencial

Por haber sido sordos al llamado vocacional de Dios. Por haber sido exigentes con los otros y blandos con nosotros mismos. Por no haber perdonado con generosidad y prontitud.

Lecturas bíblicas

Primera lectura: Sabiduría 2, 12. 17-20.

El hombre bueno, el cristiano verdadero diríamos hoy, es un reproche vivo a la conducta de los malvados.

Segunda lectura: Santiago 3, 16 – 4, 3.

Exhortación a vivir una vida transparente, purificándose constantemente de los malos deseos que perturban las relaciones fraternas.

Evangelio: Marcos 9, 30-37.

Siempre actual resulta la lección de Jesús a sus discípulos: el que quiere ser el primero, el más importante, se ponga en el último puesto, al servicio de todos los hermanos.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Presentemos con manos limpias nuestras ofrendas al Señor, mientras nos disponemos a recibir sus bienes con amor de hijos.

Comunión

Recordemos que la comunión con Cristo no es ni puede ser algo ocasional, sino un encuentro que transforme toda nuestra vida.

Despedida

Hemos compartido el pan de la palabra y del sacramento: vayamos a compartirlo generosamente con quienes encontraremos hoy y en la semana que comienza.

 

Domingo vigésimo cuarto durante el año.

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini
Domingo 24° durante el año

Motivación de entrada

Nuestra asamblea dominical debe ser un lugar de conversión, de cambio en todo sentido, para vivir acordes al proyecto que Dios tiene sobre cada uno de nosotros.

Acto penitencial

Por nuestra incapacidad de perdonar. Por dilatar siempre más los cambios que el Señor nos pide. Por no aceptar las “correcciones” que nos hace la Iglesia.

Lecturas bíblicas

Primera lectura: Isaías 50, 5-9.

Ante las oposiciones, insultos y acusaciones, el profeta apela a Dios, que es buen defensor.

Segunda lectura: Santiago 2, 14-18.

La fe sin las obras es una fe muerta; y la fe del cristiano se manifiesta en obras concretas, especialmente en favor de los pobres y necesitados.

Evangelio: Marcos 8, 27-35.

Jesús plantea a sus discípulos la gran pregunta: ¿Quién es Jesús para ellos?, y aprovecha para indicarles las verdaderas exigencias del discípulo: tomar, como el Maestro, la cruz y seguirlo.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Los dones que juntos ofrecemos sirvan para la salvación de todos. Es gracia de Dios y también respuesta nuestra.

Comunión

En un mundo que explota los instintos (¡a veces los más bajos!) pedimos que Jesús, recibido en la eucaristía, sea la fuerza que mueva nuestra vida.

Despedida

Cristo ha estado con nosotros; ha hecho su “pascua” con nosotros. Vayamos ahora a anunciar que, gracias a él, hemos pasado de la muerte a la vida.

 

Domingo vigésimo tercero durante el año.

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini
Domingo 23° durante el año

Motivación de entrada

Nuestra comunidad, si es la de Jesús, es un lugar de fiesta, de perdón y de amor fraterno. Nos disponemos a vivirlo intensamente en esta eucaristía para llevarlo a la vida.

Acto penitencial

Pedimos perdón: Por no haber manifestado nuestra alegría de redimidos. Por haber desprestigiado el evangelio con nuestras incoherencias. Por haber preferido las cosas efímeras a los bienes del Reino.

Lecturas bíblicas

Primera lectura: Isaías 35, 4-7.

Llamado del profeta a no desanimarse, pues Dios viene a salvarnos.

Segunda lectura: Santiago 2, 1-7.

El apóstol Santiago nos recuerda la preferencia de Dios por los pobres, a la vez que nos invita a hacer lo mismo con todos los necesitados.

Evangelio: Marcos 7, 31-37.

Jesús sana a un sordomudo. Es una buena oportunidad para pedir que nos capacite para escuchar debidamente su palabra y anunciarla a todos.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

El pan y el vino, frutos de muchos granos, son un llamado a vivir en la unidad; lo pedimos al Señor y nos comprometemos a ello.

Comunión

La comunión con Jesús no puede ni debe reducirse a algo ocasional, debe ser algo que nos haga “participar siempre de su vida”.

Despedida

Anunciemos a todos que realmente creemos y nos sentimos la comunidad de Jesús: que se alimenta de su palabra y de su cuerpo y se siente solidaria con todos, especialmente con los lejanos y quiere ser para ellos una invitación a que vuelvan.

 

 

De la feria. Verde.

liturgia cotidiana agosto
LUNES 31

De la feria. Verde.

Semana 22ª durante el año – Semana II del Salterio.

LECTURA 1Tes 4, 13-18

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

No queremos, hermanos, que vivan en la ignorancia acerca de los que ya han muerto, para que no estén tristes como los otros, que no tienen esperanza. Porque nosotros creemos que Jesús murió y resucitó: de la misma manera, Dios llevará con Jesús a los que murieron con Él. Queremos decirles algo, fundados en la Palabra del Señor: los que vivamos, los que quedemos cuando venga el Señor, no precederemos a los que hayan muerto. Porque a la señal dada por la voz del Arcángel y al toque de la trompeta de Dios, el mismo Señor descenderá del cielo. Entonces, primero resucitarán los que murieron en Cristo. Después nosotros, los que aún vivamos, los que quedemos, seremos llevados con ellos al cielo, sobre las nubes, al encuentro de Cristo, y así permaneceremos con el Señor para siempre. Consuélense mutuamente con estos pensamientos. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo creía que el final estaba cerca, cuando escribe a los cristianos de Tesalónica. Por tal motivo, los invita a creer en Jesucristo, muerto y resucitado, primicia de aquello que viviremos con él en el Reino definitivo. Es una invitación a vivir, desde ahora, con el Señor hasta que vuelva, aunque no sepamos la fecha.

SALMO Sal 95, 1. 3-5. 11-13

R. ¡El Señor viene a gobernar la tierra!

Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra. Anuncien su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre los pueblos. R.

Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses. Los dioses de los pueblos no son más que apariencia, pero el Señor hizo el cielo. R.

Alégrese el cielo y exulte la tierra, resuene el mar y todo lo que hay en él; regocíjese el campo con todos sus frutos, griten de gozo los árboles del bosque. R.

Griten de gozo delante del Señor, porque Él viene a gobernar la tierra: Él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad. R.

ALELUIA Lc 4, 18

Aleluia. El Espíritu del Señor está sobre mí; Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres. Aleluia.

EVANGELIO Lc 4, 16-30

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”. Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en Él. Entonces comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír». Todos daban testimonio a favor de Él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es este el hijo de José?» Pero Él les respondió: «Sin duda ustedes me citarán el refrán: “Médico, sánate a ti mismo”. Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaúm». Después agregó: «Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra. Yo les aseguro que había muchas viudas en Israel en el tiempo de Elías, cuando durante tres años y seis meses no hubo lluvia del cielo y el hambre azotó a todo el país. Sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda de Sarepta, en el país de Sidón. También había muchos leprosos en Israel, en el tiempo del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue sanado, sino Naamán, el sirio».  Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo. Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús interpreta al Profeta reconociéndose en el texto. Es consciente que el Espíritu Santo lo ha ungido para cumplir con la misión encomendada por el Padre: anunciar la Buena Noticia y devolver la esperanza a los pobres. Jesús no camina solo, sino en sintonía con las otras dos Personas de la Trinidad.

22º durante el año. Verde.

liturgia cotidiana agosto
DOMINGO 30

22º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año.

Todo es puro para el corazón puro

Jesús responde a la crítica de los fariseos sobre sus discípulos, que no se lavan las manos antes de comer, y aprovecha para dar a todos una enseñanza. Si leemos con atención el texto, podemos notar que el evangelista no propone simplemente una instrucción, sino que también hace notar con fuerza la ceguera y la falta de inteligencia de los discípulos: “¿Ni siquiera ustedes son capaces de comprender?”. No se trata solamente de un problema de escribas y fariseos, es una advertencia para todos los cristianos.

Jesús afirma tres veces que despreciamos los mandamientos de Dios para observar las costumbres de los hombres, nuestras tradiciones valen más que la palabra de Dios. Todos debemos hacer un esfuerzo y examinar si observamos lo que Dios nos manda antes que los preceptos de nuestros antepasados.

Hay otra afirmación importante: “Declaraba puros todos los alimentos”. Los fariseos se purificaban y se lavaban antes de la oración, antes de comer, y, al volver del mercado, evitaban tocar a paganos y pecadores, distinguían entre alimentos puros e impuros. Jesús con una palabra declara nulos todos estos preceptos. Pero, además, habla de una purificación interior. Demasiadas reglas exteriores pueden hacer olvidar lo esencial: la honestidad, la justicia y el amor. Hay una evidente hipocresía: cuidar lo exterior y olvidar el interior del hombre. Así se combate el mal donde no existe y no se lo busca donde verdaderamente anida: dentro de nosotros.

Finalmente, una tercera afirmación: no es lo que entra en el hombre, sino lo que sale lo que contamina, porque sale del corazón. En el lenguaje bíblico, ese es el lugar de las decisiones, donde se realiza la opción entre el bien y el mal, entre Dios y el egoísmo.

El primer deber del hombre es tener un corazón limpio y recto.

Todas las cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre (Mc 7, 23).

P. Aderico Dolzani, ssp.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: La liturgia eucarística de cada domingo es una invitación a confrontarnos con la Palabra de Dios y a tratar, semana tras semana, de modelar nuestra vida a sus valores y enseñanzas. En este domingo la Palabra nos cuestionará sobre aquello que mueve o detiene nuestra vida.            

1ª LECTURA Deut 4, 1-2. 6-8

Guía: Moisés invita al pueblo a escuchar y practicar lo que Dios les pide. A semejanza de los israelitas estamos hoy llamados a ser fieles a sus mandatos.

 Lectura del libro del Deuteronomio.

Moisés habló al pueblo, diciendo: Y ahora, Israel, escucha los preceptos y las leyes que yo les enseño para que las pongan en práctica. Así ustedes vivirán y entrarán a tomar posesión de la tierra que les da el Señor, el Dios de sus padres. No añadan ni quiten nada de lo que yo les ordeno. Observen los mandamientos del Señor, su Dios, tal como yo se los prescribo. Obsérvenlos y pónganlos en práctica, porque así serán sabios y prudentes a los ojos de los pueblos, que al oír todas estas leyes, dirán: «iRealmente es un pueblo sabio y prudente esta gran nación!» ¿Existe acaso una nación tan grande que tenga sus dioses cerca de ella, como el Señor, nuestro Dios, está cerca de nosotros siempre que lo invocamos? ¿Y qué gran nación tiene preceptos y costumbres tan justas como esta Ley que hoy promulgo en presencia de ustedes? Palabra de Dios.

SALMO Sal 14, 2-5

R. Señor, ¿quién habitará en tu Casa?

El que procede rectamente y practica la justicia; el que dice la verdad de corazón y no calumnia con su lengua. R.

El que no hace mal a su prójimo ni agravia a su vecino, el que no estima a quien Dios reprueba y honra a los que temen al Señor. R.

El que no se retracta de lo que juró, aunque salga perjudicado. El que no presta su dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que procede así, nunca vacilará. R.

2ª LECTURA Sant 1, 17-18. 21-22. 27

Guía: No basta con oír la Palabra de Dios. El apóstol Santiago nos invita a llevarla a la vida concreta, como fuente de inspiración de nuestra vida.

Lectura de la carta de Santiago.

Queridos hermanos: Todo lo que es bueno y perfecto es un don de lo alto y desciende del Padre de los astros luminosos, en quien no hay cambio ni sombra de declinación. Él ha querido engendrarnos por su Palabra de verdad, para que seamos como las primicias de su creación. Reciban con docilidad la Palabra sembrada en ustedes, que es capaz de salvarlos. Pongan en práctica la Palabra y no se contenten solo con oírla, de manera que se engañen a ustedes mismos. La religiosidad pura y sin mancha delante de Dios, nuestro Padre, consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas cuando están necesitados, y en no contaminarse con el mundo. Palabra de Dios.

ALELUIA Sant 1, 18

Aleluia. El Padre ha querido engendrarnos por su Palabra de verdad, para que seamos como las primicias de su creación. Aleluia.

EVANGELIO Mc 7, 1-8. 14-15. 21-23

Guía: El evangelio nos cuestiona para que no justifiquemos que el mal está asechándonos desde fuera, sino que lo busquemos en nuestro interior.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús, y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar. Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras, de la vajilla de bronce y de las camas. Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: «¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?». Él les respondió: «¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos”. Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres». Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: «Escúchenme todos y entiéndanlo bien. Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre. Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino. Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre». Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: Los dones del pan y del vino se harán eucaristía, por la fuerza del Espíritu Santo. Es este el principal motivo para dejarnos transformar por el Señor para que seamos eucaristía para nuestros semejantes.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: La comunión con Cristo nos alimenta para que en nuestra vida se refleje siempre más el servicio a los hermanos, con amor.

DESPEDIDA

Guía: La Misa de hoy ha terminado… ¡Vayamos a vivirla! Y de un modo diverso a lo que lo hacíamos ayer. Vivamos desde ahora con más esperanza en el futuro, con pasión el presente, llevando el amor de Dios.

Martirio de san Juan Bautista (MO). Rojo.

liturgia cotidiana agosto
SÁBADO 29

Martirio de san Juan Bautista (MO). Rojo.

Leccionario Santoral: Jer 1, 17-19; Sal 70, 1-6. 15. 17; Mc 6, 17-29.

Reseña

Desde el siglo IV se celebra el martirio de Juan, el Bautista, acaecido hacia el año 31. San Marcos (6, 17 ss.) es el único de los evangelistas que precisa detalles del hecho. Había nacido 6 meses antes que Jesús, siendo el último de los profetas y el precursor del Mesías. Es encarcelado por sus palabras que resultaban molestas. Jesús afirmará de Juan: “Les aseguro que no ha nacido ningún hombre más grande que Juan, y sin embargo, el más pequeño en el Reino de Dios es más grande que él” (Lc 7, 28).

LECTURA Jer 1, 17-19

Lectura del libro de Jeremías.

La palabra del Señor llegó a mí en estos términos: Cíñete la cintura, levántate y diles todo lo que Yo te ordene. No te dejes intimidar por ellos, no sea que te intimide Yo delante de ellos. Mira que hoy hago de ti una plaza fuerte, una columna de hierro, una muralla de bronce, frente a todo el país: frente a los reyes de Judá y a sus jefes, a sus sacerdotes y al pueblo del país. Ellos combatirán contra ti, pero no te derrotarán, porque Yo estoy contigo para librarte. Palabra de Dios.

Comentario: A quien Dios envía en misión, lo capacita para lo que se le confía. Es este el caso, Jeremías debe denunciar la corrupción moral y religiosa, mientras que él se siente muy joven y con poca capacidad (Cfr. 1, 4ss.). ¿Cómo llevamos adelante las responsabilidades que el Señor nos ha encomendado?

SALMO Sal 70, 1-4. 5-6. 15. 17

R. ¡Mi boca anunciará tu salvación!

 Yo me refugio en ti. Señor, ¡que nunca tenga que avergonzarme! Por tu justicia, líbrame y rescátame, inclina tu oído hacia mí, y sálvame. R.

 Sé para mí una roca protectora, Tú que decidiste venir siempre en mi ayuda, porque Tú eres mi Roca y mi fortaleza. ¡Líbrame, Dios mío, de las manos del impío! R.

Porque Tú, Señor, eres mi esperanza y mi seguridad desde mi juventud. En ti me apoyé desde las entrañas de mi madre; desde el vientre materno fuiste mi protector. R.

 Mi boca anunciará incesantemente tus actos de justicia y salvación. Dios mío. Tú me enseñaste desde mi juventud, y hasta hoy he narrado tus maravillas. R.

 ALELUIA Mt 5, 10   

Aleluia. Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Aleluia.

EVANGELIO Mc 6, 17-29

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Herodes había hecho arrestar y encarcelar a Juan a causa de Herodías, la mujer de su hermano Felipe, con la que se había casado. Porque Juan decía a Herodes: «No te es lícito tener a la mujer de tu hermano». Herodías odiaba a Juan e intentaba matarlo, pero no podía, porque Herodes lo respetaba, sabiendo que era un hombre justo y santo, y lo protegía. Cuando lo oía, quedaba perplejo, pero lo escuchaba con gusto. Un día se presentó la ocasión favorable. Herodes festejaba su cumpleaños, ofreciendo un banquete a sus dignatarios, a sus oficiales y a los notables de Galilea. La hija de Herodías, salió a bailar, y agradó tanto a Herodes y a sus convidados, que el rey dijo a la joven: «Pídeme lo que quieras y te lo daré». Y le aseguró bajo juramento: «Te daré cualquier cosa que me pidas, aunque sea la mitad de mi reino». Ella fue a preguntar a su madre: «¿Qué debo pedirle?» «La cabeza de Juan el Bautista», respondió esta. La joven volvió rápidamente a donde estaba el rey y le hizo este pedido: «Quiero que me traigas ahora mismo, sobre una bandeja, la cabeza de Juan el Bautista». El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados, no quiso contrariarla. En seguida mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan. El guardia fue a la cárcel y le cortó la cabeza. Después la trajo sobre una bandeja, la entregó a la joven y esta se la dio a su madre. Cuando los discípulos de Juan lo supieron, fueron a recoger el cadáver y lo sepultaron. Palabra del Señor.

Comentario: Juan anunciaba que el Reino de Dios está cerca. Sus palabras y testimonio molestan a Herodes, a quien criticó por convivir con su cuñada. Estando en la cárcel es víctima de la irreflexión y de la complacencia. Dos motivos para tener muy en cuenta, y no caer en la misma trampa.

San Agustín, o. y d. (MO). Blanco.

liturgia cotidiana agosto
VIERNES 28

San Agustín, o. y d. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: 1Jn 4, 7-16; Sal 118, 9-14; Mt 23, 8-12.

Reseña

Nace en Tagaste (África) en el año 354. Educado en la fe cristiana, se aparta de ella por las malas compañías y convive con una joven, con quien tiene un hijo. Su madre, Mónica, sufre y reza por él. Viviendo en Milán (Italia) conoce al obispo Ambrosio, por quien se convierte y bautiza comenzando una nueva vida; de aquí su expresión: “Tarde te amé”, lamentándose por el tiempo perdido. Fue luego Obispo de Hipona y fundador de la Orden de los Agustinos. Muchos institutos llevan la espiritualidad de su famosa “regla”. Muere en el año 430. Es Doctor de la Iglesia.

LECTURA 1Tes 4, 1-8

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

Hermanos: Les rogamos y les exhortamos en el Señor Jesús, que vivan conforme a lo que han apren-dido de nosotros sobre la manera de comportarse para agradar a Dios. De hecho, ustedes ya viven así: hagan mayores progresos todavía. Ya conocen las instrucciones que les he dado en nombre del Señor Jesús. La voluntad de Dios es que sean santos, que se abstengan del pecado carnal, que cada uno sepa usar de su cuerpo con santidad y respeto, sin dejarse arrastrar por los malos deseos, como hacen los paganos que no conocen a Dios. Que nadie se atreva a perjudicar ni a dañar en esto a su hermano, porque el Señor hará justicia por todas estas cosas, como ya se lo hemos dicho y atestiguado. Dios, en efecto, no nos llamó a la impureza, sino a la santidad. Por eso, el que desprecia estas normas, no desprecia a un hombre, sino a Dios, a ese Dios que les ha dado su Espíritu Santo. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo nos entrega algunas normas morales. Entre ellas, el “abstenerse del pecado carnal”, lo cual significa no tener relaciones sexuales. Lo realizado como aventura o solo por búsqueda del placer es pecaminoso;  y se aleja de la voluntad de Dios.

 SALMO Sal 96, 1. 2. 5-6. 10-12

R. ¡Alégrense, justos, en el Señor!

¡El Señor reina! Alégrese la tierra, regocíjense las islas incontables. La Justicia y el Derecho son la base de su trono. R.

Las montañas se derriten como cera delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra. Los cielos proclaman su justicia y todos los pueblos contemplan su gloria. R.

Tú amas, Señor, a los que odian el mal, proteges la vida de tus fieles y los libras del poder de los malvados. R.

Nace la luz para el justo, y la alegría para los rectos de corazón. Alégrense, justos, en el Señor y alaben su santo Nombre. R.

ALELUIA Lc 21, 36

Aleluia. Estén prevenidos y oren incesantemente, así podrán comparecer seguros ante el Hijo del hombre. Aleluia.

EVANGELIO Mt 25, 1-13

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: El Reino de los Cielos será semejante a diez jóvenes que fueron con sus lámparas al encuentro del esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco, prudentes. Las necias tomaron sus lámparas, pero sin proveerse de aceite, mientras que las prudentes tomaron sus lámparas y también llenaron de aceite sus frascos. Como el esposo se hacía esperar, les entró sueño a todas y se quedaron dormidas. Pero a medianoche se oyó un grito: «Ya viene el esposo, salgan a su encuentro». Entonces las jóvenes se despertaron y prepararon sus lámparas. Las necias dijeron a las prudentes: «¿Podrían darnos un poco de aceite, porque nuestras lámparas se apagan?» Pero éstas les respondieron: «No va a alcanzar para todas. Es mejor que vayan a comprarlo al mercado». Mientras tanto, llegó el esposo: las que estaban preparadas entraron con él en la sala nupcial y se cerró la puerta. Después llegaron las otras jóvenes y dijeron: «Señor, señor, ábrenos», pero él respondió: «Les aseguro que no las conozco». Estén prevenidos, porque no saben el día ni la hora. Palabra del Señor.

Comentario: Esta parábola se refiere a la actitud con la cual debemos prepararnos para la segunda venida de Cristo. Cuando el Señor regrese ya no habrá tiempo para pedir ayuda. Nos encontraremos tal como fuimos en la vida. Nadie podrá transferirnos sus acciones. Cada uno será juzgado por sus obras.

Santa Mónica (MO). Blanco.

liturgia cotidiana agosto
JUEVES 27

Santa Mónica (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Ecli 26, 1-4. 13-16; Sal 130, 1-3; Lc 7, 11-17.

Reseña

Nacida hacia el año 331 en Tagaste, Numidia, hoy Argelia, África. Muy a pesar de su propósito: “Mi esposo será Jesucristo”, sus padres la casaron con el noble Patricio: pagano, despótico, descreído e irritable. Tras muchos años de sufrimiento por el trato, con mansedumbre logró entrar en el corazón de su esposo que se convierte y cambia. Con él tiene dos hijos y una hija. Uno de ellos es Agustín, por quien también mucho sufrió y rezó. Muere en octubre del año 387 en Ostia, Italia. Modelo e intercesora para las madres.

LECTURA 1Tes 3, 7-13

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

Hermanos: A pesar de las angustias y contrariedades, nos sentimos reconfortados por ustedes, al comprobar su fe. Sí, ahora volvemos a vivir, sabiendo que ustedes permanecen firmes en el Señor. ¿Cómo podremos dar gracias a Dios por ustedes, por todo el gozo que nos hacen sentir en la presencia de nuestro Dios? Día y noche, le pedimos con insistencia que podamos verlos de nuevo personalmente, para completar lo que todavía falta a su fe. Que el mismo Dios, nuestro Padre, y nuestro Señor Jesucristo, nos allanen el camino para ir allí. Que el Señor los haga crecer cada vez más en el amor mutuo y hacia todos los demás, semejante al que nosotros tenemos por ustedes. Que Él fortalezca sus corazones en la santidad y los haga irreprochables delante de Dios, nuestro Padre, el día de la Venida del Señor Jesús con todos sus santos. Amén. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo experimenta que no solo se ha entregado a la comunidad, sino que ella le ha devuelto muchos beneficios haciéndole sentir la presencia del Señor. ¿Experimentamos cuánto más recibimos de los demás? ¿Damos gracias a Dios por ello o sentimos esta “paga” como un derecho?

SALMO Sal 89, 3-4. 12-14. 17

R. ¡Sácianos con tu amor, Señor, y cantaremos felices!

Tú haces que los hombres vuelvan al polvo, con solo decirles: «Vuelvan, seres humanos». Porque mil años son ante tus ojos como el día de ayer, que ya pasó, como una vigilia de la noche. R.

Enséñanos a calcular nuestros años, para que nuestro corazón alcance la sabiduría. ¡Vuélvete, Señor! ¿Hasta cuándo…? Ten compasión de tus servidores. R.

Sácianos en seguida con tu amor, y cantaremos felices toda nuestra vida. Que descienda hasta nosotros la bondad del Señor; que el Señor, nuestro Dios, haga prosperar la obra de nuestras manos. R.

ALELUIA Mt 24, 42. 44

Aleluia. Estén prevenidos, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. Aleluia.

EVANGELIO Mt 24, 42-51

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús habló diciendo: Estén prevenidos, porque ustedes no saben qué día vendrá su Señor. Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora de la noche va a llegar el ladrón, velaría y no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. ¿Cuál es, entonces, el servidor fiel y previsor, a quien el Señor ha puesto al frente de su personal, para distribuir el alimento en el momento oportuno? Feliz aquel servidor a quien su señor, al llegar, encuentre ocupado en este trabajo. Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. Pero si es un mal servidor que piensa: “Mi señor tardará”, y se dedica a golpear a sus compañeros, a comer y a beber con los borrachos, su señor llegará el día y la hora menos pensada, y lo castigará. Entonces él correrá la misma suerte que los hipócritas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes. Palabra del Señor.

Comentario: La Palabra nos invita a ser previsores y  a estar preparados para cuando venga por segunda vez el Señor, mientras tanto realizar cuánto bien podamos. Nos podemos preguntar ¿nuestras actividades tienen o no este sentido de eternidad? ¿las vivimos con pasión o solo las soportamos?

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×