Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 30/11/2016

De la feria. Morado.

lc-diciembre-300

De la feria. Morado.

Semana 1ª de Adviento – Semana I del Salterio. Prefacio de Adviento.

LECTURA Is 26, 1-6

Lectura del libro de Isaías.

Aquel día, se entonará este canto en el país de Judá: Tenemos una ciudad fuerte, el Señor le ha puesto como salvaguardia muros y antemuros. Abran las puertas, para que entre una nación justa, que se mantiene fiel. Su carácter es firme, y tú la conservas en paz, porque ella confía en ti. Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna. Él doblegó a los que habitaban en la altura, en la ciudad inaccesible; la humilló hasta la tierra, le hizo tocar el polvo. Ella es pisoteada por los pies del pobre, por las pisadas de los débiles. Palabra de Dios.

Comentario: Isaías invita a entonar un cántico de acción de gracias y de esperanza. El motivo es que Dios puso fin a las amenazas extranjeras. Lucas pondrá, en boca de María, parte de este texto en el Magnificat, dado que en ella se cumplirá plenamente esta profecía.

SALMO Sal 117, 1. 8-9. 19-21. 25-27

R. ¡Bendito el que viene en Nombre del Señor!

¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor! Es mejor refugiarse en el Señor que fiarse de los hombres; es mejor refugiarse en el Señor que fiarse de los poderosos. R.

“Abran las puertas de la justicia y entraré para dar gracias al Señor”. “Ésta es la puerta del Señor: sólo los justos entran por ella”. Yo te doy gracias porque me escuchaste y fuiste mi salvación. R.

Sálvanos, Señor, asegúranos la prosperidad. ¡Bendito el que viene en Nombre del Señor! Nosotros los bendecimos desde la Casa del Señor: el Señor es Dios, y él nos ilumina. R.

ALELUIA Is 55, 6

Aleluia. Busquen al Señor mientras se deja encontrar, llámenlo mientras está cerca. Aleluia.

EVANGELIO Mt 7, 21. 24-27

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: No son los que me dicen: “Señor, Señor”, los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero ésta no se derrumbó, por- que estaba construida sobre roca. Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: ésta se derrumbó, y su ruina fue grande. Palabra del Señor.

Comentario: No alcanzan palabras bonitas y oraciones pomposas, si no se las lleva a la vida. En idioma español la palabra “es- cuchar” complementa el agregado “poner en práctica” lo oído. En cambio, para el hebreo el término “escuchar” comprende una respuesta favorable.

Al servicio de la vida: La Honra, Mauricio Rubiano Carreño

La honra. A todos nos gusta cuando hablan bien de nosotros, pero nunca medimos los efectos que tiene el hablar de alguien, etiquetándolo. ¿Qué es la crítica? ¿Qué decimos de los otros? ¿Qué imagen tienen de mi? ¿Enfatizo yo los defectos de los demás? Mauricio Rubiano Carreño nos hace reflexionar en este tema, a través de una parte de su libro “El destino del hombre, la felicidad”, en la voz de Ricardo Díaz Venegas.

Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

San Andrés, ap. (F). Rojo.

lc-noviembre-600
MIÉRCOLES 30

San Andrés, ap. (F). Rojo.

Gloria. Prefacio de Apóstoles.

Reseña: Es discípulo de Juan Bautista antes de conocer a Jesús. Después de Pentecostés, no vuelve a ser mencionado en el Nuevo Testamento. El género de muerte de san Andrés y el sitio en que muere son también inciertos. La “pasión” apócrifa dice que es crucificado en Patras de Acaya. No es clavado a la cruz, sino simplemente atado. Según la Tradición de la Iglesia, la data sobre su muerte en una cruz, con forma de “X”, lo sitúa antes del siglo IV.

LECTURA Rom 10, 9-18

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado. Con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se confiesa para obtener la salvación. Así lo afirma la Escritura: “El que cree en él no quedará confundido”. Porque no hay distinción entre judíos y los que no lo son: todos tienen el mismo Señor, que colma de bienes a quienes lo invocan. Ya que todo el que invoque el nombre del Señor se salvará. Pero, ¿cómo invocarlo sin creer en él? ¿Y cómo creer, sin haber oído hablar de él? ¿Y cómo oír hablar de él, si nadie lo predica? ¿Y quiénes predicarán, si no se los envía? Como dice la Escritura: “¡Qué hermosos son los pasos de los que anuncian buenas noticias!”. Pero no todos aceptan el Evangelio. Así lo dice Isaías: “Señor, ¿quién creyó en nuestra predicación?”. La fe, por lo tanto, nace de la predicación y la predicación se realiza en virtud de la palabra de Cristo. Yo me pregunto: ¿Acaso no la han oído? Sí, por supuesto: “Por toda la tierra se extiende su voz, y sus palabras llegan hasta los confines del mundo”. Palabra de Dios.

Comentario: Todos los pueblos y personas tienen derecho de conocer a Dios. Este llamado universal se extenderá en la medida en que haya quien comunique su fe y lo haga creíble con su propia vida. De este modo se va armando una cadena que, poco a poco, abarcará el mundo entero.

SALMO Sal 18, 2-5

R. Resuena su eco por toda la tierra.

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos: un día transmite al otro este mensaje y las noches se van dando la noticia. R.

Sin hablar, sin pronunciar palabras, sin que se escuche su voz, resuena su eco por toda la tierra, y su lenguaje, hasta los confines del mundo. R.

ALELUIA Mt 4, 19

Aleluia. Dice el Señor: “Síganme, y yo los haré pescadores de hombres”. Aleluia.

EVANGELIO Mt 4, 18-22

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Mientras caminaba a orillas del mar de Galilea, Jesús vio a dos hermanos: a Simón, llamado Pedro, y a su hermano Andrés, que echaban las redes al mar, porque eran pescadores. Entonces les dijo: “Síganme, y yo los haré pesca- dores de hombres”. Inmediatamente, ellos dejaron las redes y lo siguieron. Continuando su camino, vio a otros dos hermanos: a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca con Zebedeo, su padre, arreglando las redes; y Jesús los llamó. Inmediatamente, ellos dejaron la barca y a su padre, y lo siguieron. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús invita a “seguirlo” entrando en su discipulado, estando con él y aprendiendo a vivir como él. Luego les pro- pone “cambiar su profesión” de pescadores a la de misioneros del Reino de Dios. Quien se encuentra con Jesús, se convierte en un discípulo y apóstol misionero.

Visita a la parroquia Santa Filomena

15288498_1168389719915713_SAN PABLO en la parroquia SANTA FILOMENA, de la comuna de Cabrero1377953692636461735_o

A la comuna de Cabrero se desplazó la sucursal de Los Ángeles, para compartir con los residentes de dicha localidad los periódicos, cajas, productos y libros que permanentemente está preparando y difundiendo la editorial.

Con la autorización del padre Bernardo, a quien agradecemos su acogida y presencia, la librería se instaló en la Parroquia Santa Filomena, compartiendo con los vecinos, quienes pudieron conocer, de primera fuente, las novedades SAN PABLO.

15272307_1168394039915281_2267044188363022975_o

Miradas: Adviento, ¿quién nos visita?

Adviento, tiempo de espera y de preparación para los cristianos. El momento del año en que deberíamos disponer el espíritu a la llegada de Jesús, quien se hace niño para compartir la vida con cada ser humano. Escuchemos la cápsula radial #Miradas de esta semana, en voz del padre Fredy Tobar:

Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

Natividad del Señor: Solemnidad – Misa del día

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La liturgia hace suyas, en esta celebración, las palabras del profeta Isaías: “Un niño nos ha nacido, un hijo se nos ha dado. La insignia del poder está sobre sus hombros y se le llamará Consejero admirable” (Isaías 9, 6). Es toda una invitación a reflexionar y adorar.

Acto penitencial

Pedimos perdón hoy por no haber sabido reconocer la presencia de Jesús en los pobres, los humildes, los marginados de este mundo.

Oración colecta

Pedimos participar de la vida divina de Jesús que ha querido participar de la nuestra.

LECTURAS CICLOS A-B-C

Primera lectura: Isaías 52, 7-10.

Con estilo poético, el profeta anuncia el retorno de Dios en medio de su pueblo.

Segunda lectura: Hebreos 1, 1-6.

Dios, después de hablar a los hombres de muchas maneras por los profetas, ahora nos ha hablado por medio de su Hijo.

Evangelio: Juan 1, 1-18.

El evangelista Juan, divinamente inspirado, nos hace remontar en el misterio de Dios. Jesús es la palabra eterna del Padre que se hace hombre para salvarnos.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

En el día de Navidad, el ofertorio del pan y del vino cobra un significado particular, Dios se hace uno de nosotros en Belén, que significa “casa del pan”. Nos comprometemos a que no falte el pan en ningún hogar, por amor a Cristo.

Comunión

Comulguemos hoy con Jesús, palabra de Dios hecha carne, mientras pedimos que nuestra vida y la de nuestros hermanos de comunidad se transformen en una perenne Navidad.

Despedida

Dios se ha hecho hombre para que el hombre llegue a poseer la vida divina. Es la alegre noticia que debemos anunciar a todos en esta Navidad, con nuestra palabra y, sobre todo, con el testimonio de nuestra vida.

Natividad del Señor: Solemnidad – Misa de la noche

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La solemnidad del nacimiento de Cristo es la fiesta de la intimidad familiar, pero también de la alegría universal: la salvación, largamente esperada, se hace presente en Jesús: un niño indefenso, amable, acogedor. Belén es la primera cátedra de vida cristiana.

Acto penitencial

Pedimos perdón hoy por nuestras faltas de amor, de humildad, por no haber compartido con los pobres, por no haber aprovechado las lecciones de Belén.

Oración colecta

Pedimos que la luz de Cristo que nos ilumina hoy sea prenda de la luz definitiva en Dios.

LECTURAS CICLO A-B-C

Primera lectura: Isaías 9, 1-6.

El profeta anuncia la salvación que se revela como luz, alegría y liberación en Jesús, príncipe de la paz.

Segunda lectura: Tito 2, 11-14.

En Jesús se nos revela la presencia salvadora de Dios entre nosotros. Esto nos estimula a vivir una vida religiosa, sobria y justa.

Evangelio: Lucas 2, 1-14.

Lucas relata el viaje de José y de María, a Belén, y el nacimiento de Jesús en la más grande pobreza. Realmente el Señor asume en concreto la condición humana.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino, ofrecemos nuestra vida al Señor que, en un admirable intercambio, nos ha unido a su divinidad.

Comunión

Hoy, en la Navidad, valoramos lo que significa la identificación con Cristo: él se ha hecho hombre para que el hombre llegue a ser semejante a Dios.

Despedida

La Navidad no se agota en el pesebre ni en el árbol de los regalos. Es la fiesta de la solidaridad cristiana. Vamos a anunciar y a testimoniar que en Cristo Jesús nos sentimos todos hermanos de verdad.

Domingo cuarto de Adviento

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Emanuel: Dios con nosotros

Motivación de entrada

En la liturgia de hoy nos encontramos con la Virgen María y san José, el hombre “justo”, que juegan un rol decisivo en el plan de la salvación. Dios se revela en la historia como “el Emanuel” –Dios con nosotros–; esto, a su vez, encuentra en Jesús su plena realización.

Acto penitencial

En la cercanía de la Navidad, nos preguntamos cómo hemos vivido el “adviento”; si hemos avanzado en la conversión; si realmente la palabra de Dios nos ha ayudado a un cambio de vida; si, de alguna manera, hemos sido “precursores” de Cristo, abriéndole camino en las personas con las cuales vivimos o trabajamos…

Oración colecta

Hoy pedimos al Señor que, gracias a la encarnación, pasión y muerte de Jesús, alcancemos la resurrección definitiva.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Isaías 7, 10-14.

La liturgia aplica el texto del profeta a Jesús que nacerá de la Virgen María y, a su vez, ensalza el poder de Dios.

Segunda lectura: Romanos 1, 1-7.

Jesús es el centro del evangelio, es decir, de la buena noticia de la salvación. A él le debemos la adhesión de una fe obediente y responsable.

Evangelio: Mateo 1, 18-24.

El evangelista, al relatarnos el nacimiento de Jesús, nos muestra que es Dios quien guía la historia de la salvación. En ella, sin embargo, quiere la cooperación humana.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

En la cercanía de la Navidad, con los dones del pan y del vino, ofrecemos sobre el altar los sufrimientos de la gente, sus angustias, sus aspiraciones de paz y de solidaridad: de un mundo mejor.

Comunión

La comunión con el cuerpo de Cristo debe comprometernos a colaborar en el plan de Dios que se revela y realiza en la historia cotidiana del mundo.

Despedida

Termina el tiempo litúrgico de Adviento, pero la vida del cristiano es toda un “adviento”: espera y revelación de ese Jesús que ha venido a salvar; que pide nuestra cooperación para seguir salvando a los hombres.

Domingo tercero de Adviento

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

La liberación está cerca

Motivación de entrada

Toda la liturgia de hoy está dominada por la alegría y la paciencia. Dios quiere la felicidad de sus hijos, pero les exige que se abran a ella con obras de paciencia y de esperanza.

Acto penitencial

Pidamos perdón, a Dios, por haber preferido la felicidad efímera de las cosas y las satisfacciones pecaminosas, a su amor de Padre.

Oración colecta

Pidamos esperar el nacimiento de Jesús con un corazón renovado y lleno de       alegría.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Isaías 35, 1-6.10.

A los hombres desesperanzados, el profeta anuncia que el Señor vendrá a salvar y que un signo de su presencia será la sanación de todas las enfermedades.

Segunda lectura: Santiago 5, 7-10.

Es una exhortación a la paciencia y a tener alto el ánimo, porque la venida del Señor está cerca.

Evangelio: Mateo 11, 2-11.

Hoy se nos plantea una pregunta: ¿Eres Tú el que debe venir…? Jesús responde con las obras. Nuestra respuesta será tomar partido por Jesús, pero de forma concreta.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

“Dios ama al que da con alegría” y no le gusta lo que se le ofrece con desgano.     Es el momento de recordarlo mientras hacemos el ofrecimiento del pan, del vino y de otros dones.

Comunión

El recibir a Cristo y saber que viene a estar con nosotros, es manantial de alegría, pero también nos compromete a llevar una vida digna.

Despedida

Reconfortados con la palabra de Dios y con la fuerza del sacramento, vayamos a anunciar y testimoniar que Cristo ha venido, viene pronto, viene siempre.

La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Solemnidad

María, transparencia luminosa de Dios

Motivación de entrada

Celebramos, en el privilegio mariano de la Inmaculada Concepción, la victoria sobre el mal. Dios se sirve de una mujer que él ha preparado cuidadosamente para darnos la esperanza de que al final el bien triunfará.

Acto penitencial

Por nuestras faltas y por las omisiones que han contaminado la imagen de la Iglesia –que somos nosotros– y de la cual María es signo de santidad.

Colecta

Pedimos poder triunfar de todo pecado por la intercesión de nuestra Madre, la Virgen María, preservada del pecado por los méritos de Cristo.

LECTURAS CICLO A-B-C

Primera lectura: Génesis 3, 9-15.20.

La Virgen María es la “mujer” destinada por Dios a ser Madre de aquel que aplastará la cabeza del maligno.

Segunda lectura: Efesios 1,3-6.11-12.

Dios Padre, en la persona de Jesús, nos ha bendecido, elegido y predestinado a ser sus hijos, santos e irreprensibles en el amor.

Evangelio: Lucas 1, 26-38.

El relato de Lucas, rico en detalles significativos, nos muestra a María, a la escucha atenta de la palabra de Dios y dispuesta a su plena realización.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Pan y vino sobre el altar, símbolos de nuestra debilidad y de nuestra pobreza; los ofrecemos con María para que el Señor nos los devuelva consagrados y nos refuercen en la lucha.

Comunión

La comunión plena con Cristo nos sana del pecado. María Inmaculada nos obtenga una vida transparente como la suya.

Despedida

María es portadora de Cristo; es sagrario de la Trinidad, icono de la Iglesia; son otros tantos motivos para que proclamemos esas maravillas e imitemos sus ejemplos.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×