Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 31/01/2017

MIÉRCOLES 1: De la feria. Verde.

LC febrero 2017-600 copia
MIÉRCOLES 1

De la feria. Verde.

LECTURA Heb 12, 4-7. 11-15

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: en la lucha contra el pecado, ustedes no han resistido todavía hasta derramar su sangre. Ustedes se han olvidado de la exhortación que Dios les dirige como a hijos suyos: “Hijo mío, no desprecies la corrección del Señor, y cuando te reprenda, no te desalientes. Porque el Señor corrige al que ama y castiga a todo aquél que recibe por hijo”. Si ustedes tienen que sufrir es para su corrección; porque dios los trata como a hijos, y ¿hay algún hijo que no sea corregido por su padre? es verdad que toda corrección, en el momento de recibirla, es motivo de tristeza y no de alegría; pero más tarde, produce frutos de paz y de justicia en los que han sido adiestrados por ella. Por eso, “que recobren su vigor las manos que desfallecen y las rodillas que flaquean. Y ustedes, avancen por un camino llano”, para que el rengo no caiga, sino que se sane. Busquen la paz con todos y la santificación, porque sin ella nadie verá al Señor. Estén atentos para que nadie sea privado de la gracia de dios, y para que no brote ninguna raíz venenosa capaz de perturbar y contaminar a la comunidad. Palabra de Dios.

Comentario: Dios conoce y ama profundamente a sus hijos, por lo tanto, conoce sus miserias; no puede castigarlos severamente, sino, como un padre amoroso, corregirlos con amor. El hijo que ama a su padre, lo escucha, lo imita y sigue, al pie de la letra, sus consejos.

SALMO Sal 102, 1-2. 13-14. 17-18a

R. El amor del Señor permanece para siempre.

Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga a su santo Nombre; bendice al Señor, alma mía, y nunca olvides sus beneficios. R.

Como un padre es cariñoso con sus hijos, así es cariñoso el Señor con sus fieles; él conoce de qué estamos hechos, sabe muy bien que no somos más que polvo. R.

Pero el amor del Señor permanece para siempre, y su justicia llega hasta los hijos y los nietos de los que lo temen y observan su Alianza. R.

ALELUIA Jn 10, 27

Aleluia. “Mis ovejas escuchan mi voz, yo las conozco y ellas me siguen”, dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mc 6, 1-6

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús se dirigió a su pueblo, seguido de sus discípulos. cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga, y la multitud que lo escuchaba estaba asombrada y decía: “¿de dónde saca todo esto? ¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada y esos grandes milagros que se realizan por sus manos? ¿No es acaso el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros?”. Y Jesús era para ellos un motivo de escándalo. Por eso les dijo: “Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa”. Y no pudo hacer allí ningún milagro, fuera de sanar a unos pocos enfermos, imponiéndoles las manos. Y él se asombraba de su falta de fe. Jesús recorría las poblaciones de los alrededores, enseñando a la gente. Palabra del Señor.

Comentario: La propia familia de Jesús no lo reconoce. Se asombran de escucharlo hablar como Maestro, que esté rodeado de discípulos y que atraiga a las multitudes, ya que algunos meses antes era un desconocido. Pero Jesús no se detuvo y continuó con su misión evangelizadora.

Nuestra portada de febrero: Capilla Santa Teresa de Jesús, Pichidangui.

Capilla Santa Teresa de Jesús, Pichidangui.

Capilla Santa Teresa de Jesús, Pichidangui.

Pichidangui es un balneario ubicado en la Comuna de Los Vilos, provincia del Choapa, región de Coquimbo, a 196 km. al Norte de Santiago. Su nombre deriva del mapudungun: Pequeña bahía.

La capilla se ubica en la Avenida Costanera y es edificada sobre un roquerío adentrado en la costa.

Su arquitecto es don Patricio Silva y su constructor don Paul Barrioleth. La empresa constructora es “Alemparte, Silva y Valdez”. Para la construcción se utilizan materiales simples, naturales y económicos de la región y del lugar: los cimientos son de piedra y concreto, sillares de piedra, estructura de postes de eucaliptos tratados, techumbre de tejuela de alerce y piso de rodelas de madera.

La nave central tiene 26 mts. de largo por 14 mts. de ancho. el punto más alto es de 8 mts. La superficie edificada es de 250 mts.2, con capacidad para 150 personas.

En sus costados posee ventanales de gruesos cristales inclinados a 60°, que permiten observar la panorámica del litoral rocoso circundante. La sección transversal, triangular y auto soportante, es diseñada en base a una nave central alta y pasillos laterales bajos, como un modo de acentuar los contrastes espaciales interiores.

En el presbiterio se deja entrar un peñón rocoso, con su vegetación natural incluida. el altar y las bancas son de madera rústica. el campanario, de una sola campana, es ubicado en la cumbre exterior.

Es bendecida e inaugurada el 7 de septiembre de 1969, por el entonces obispo de Illapel Mons. Polidoro Van Vlierberghe (1909-2006), en una eucaristía concelebrada por el P. Amador Iglesias, Párroco de Quilimarí, el P. José correa, sj, el P. Pier Giovanni, de caritas-chile y el P. Pablo Luchino, de la Sociedad de San Pablo (Paulinos).

(Texto extraído del libro “Pichidangui, Historia Íntima, 1800-1970”, de Paul Barrioleth)

Liturgia Cotidiana: Editorial de Febrero “Descanso”

Editorial Liturgia Cotidiana de febrero

Editorial Liturgia Cotidiana de febrero

“El tiempo libre se debe emplear rectamente para el descanso del espíritu y para cuidar la salud de la mente y del cuerpo, por medio de ocupaciones y estudios libres, por medio de viajes a otras regiones, que enriquecen el espíritu y que, además, enriquecen a los hombres con un conocimiento mutuo; por medio también de ejercicios y manifestaciones deportivas, que son una ayuda para conservar el equilibrio psíquico, incluso colectivamente, así como para establecer relaciones fraternas entre los hombres de toda condición, de todas las naciones o de razas diferentes” (Concilio Vaticano II, Gaudium et spes 61).

“Cuando llegó el día séptimo, Dios tuvo terminada su obra, y descansó en ese día de todo lo que había hecho” (Gn 2, 2).

“Vámonos aparte, a un lugar retirado, y descansarán un poco. Porque eran tanto los que iban y venían, que no tenían tiempo ni para comer. Y se fueron solos en una barca a un lugar despoblado” (Mc 6, 31).

“Se acerca el periodo de vacaciones. Para muchos, éste será un tiempo de reposo. Auguro que los encuentros con la naturaleza, con personas nuevas, con los frutos de la creatividad humana sean una ocasión no sólo de recuperación de las fuerzas físicas y del desarrollo intelectual, sino también de un contacto más intenso con Dios y de refuerzo en la fe”. (Saludo del Papa Benedicto XVI, el domingo 27 de junio de 2010, a peregrinos de lengua polaca, tras el rezo del Ángelus en la Plaza San Pedro, Roma)

El tiempo de vacaciones es propicio para encontrarse, más relajados, en familia: conversar, jugar, salir a caminar, preparar un rico plato de comida y, por supuesto, descansar, reponer fuerzas y olvidarse de las tensiones de la gran ciudad. Es bueno también encontrarse con los amigos, los parientes lejanos y hacer nuevas amistades. Tengamos conciencia que Dios no está de vacaciones y acudamos a la Iglesia del lugar en donde nos encontremos y compartamos con los lugareños. Que este tiempo de merecido descanso nos haga crecer interiormente, nos brinde renovadas fuerzas para iniciar un nuevo año, con energía y entusiasmo.

En Jesús, María y Pablo,

Hno. Luis Barrios Riquelme, ssp.

MARTES 31: San Juan Bosco, p. (MO). Blanco.

lc-enero-2017600
MARTES 31

San Juan Bosco, p. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Flp 4, 4- 9; Sal 102, 1-4. 8 -9. 13-14. 17-18; Mt 18, 1-5.

Prefacio de pastores.

LECTURA Heb 12, 1-4

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: Ya que estamos rodeados de una verdadera nube de testigos, despojémonos de todo lo que nos estorba, en especial del pecado, que siempre nos asedia, y corramos resueltamente al combate que se nos presenta. Fijemos la mirada en el iniciador y consumador de nuestra fe, en Jesús, el cual, en lugar del gozo que se le ofrecía, soportó la cruz sin tener en cuenta la infamia, y ahora “está sentado a la derecha” del trono de Dios. Piensen en Aquél que sufrió semejante hostilidad por parte de los pecadores, y así no se dejarán abatir por el desaliento. después de todo, en la lucha contra el pecado, ustedes no han resistido todavía hasta derramar su sangre. Palabra de Dios.

Comentario: Cuando, en la vida diaria, nos invada el desaliento, debemos pensar siempre en Jesús y sus sufrimientos. Como seres humanos no podemos escapar del sufrimiento ni menos de no llevar alguna cruz. Pero solo la fe depositada en Jesús nos ayudará a superar cualquier dificultad.

SALMO Sal 21, 26-28. 30-32

R. ¡Los que te buscan te alabarán, Señor!

Cumpliré mis votos delante de los fieles: los pobres comerán hasta saciarse y los que buscan al Señor lo alabarán. ¡Que sus corazones vivan para siempre! R.

Todos los confines de la tierra se acordarán y volverán al Señor; todas las familias de los pueblos se postrarán en su presencia. R.

Todos los que duermen en el sepulcro se postrarán en su presencia; todos los que bajaron a la tierra doblarán la rodilla ante él. R.

Hablarán del Señor a la generación futura, anunciarán su justicia a los que nacerán después, porque ésta es la obra del Señor. R.

ALELUIA Mt 8, 17

Aleluia. Cristo tomó nuestras debilidades y cargó sobre sí nuestras enfermedades. Aleluia.

EVANGELIO Mc 5, 21-43

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Cuando Jesús regresó en la barca a la otra orilla, una gran multitud se reunió a su alrededor, y él se quedó junto al mar. entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verlo, se arrojó a sus pies, rogándole con insistencia: “Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se sane y viva”. Jesús fue con él y lo seguía una gran multitud que lo apretaba por todos lados. Se encontraba allí una mujer que desde hacía doce años padecía de hemorragias. Había sufrido mucho en manos de numerosos médicos y gastado todos sus bienes sin resultado; al contrario, cada vez estaba peor. como había oído hablar de Jesús, se le acercó por detrás, entre la multitud, y tocó su manto, porque pensaba: “con sólo tocar su manto quedaré sanada”. Inmediatamente cesó la hemorragia, y ella sintió en su cuerpo que estaba sanada de su mal. Jesús se dio cuenta en seguida de la fuerza que había salido de él, se dio vuelta y, dirigiéndose a la multitud, preguntó: “¿Quién tocó mi manto?”. Sus discípulos le dijeron: “¿Ves que la gente te aprieta por todas partes y preguntas quién te ha tocado?”. Pero él seguía mirando a su alrededor, para ver quién había sido. entonces la mujer, muy asustada y temblando, porque sabía bien lo que le había ocurrido, fue a arrojarse a sus pies y le confesó toda la verdad. Jesús le dijo: “Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz, y queda sanada de tu enfermedad”. Todavía estaba hablando, cuando llegaron unas personas de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron: “Tu hija ya murió; ¿para qué vas a seguir molestando al Maestro?”. Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: “No temas, basta que creas”. Y sin permitir que nadie lo acompañara, excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago, fue a casa del jefe de la sinagoga. Allí vio un gran alboroto, y gente que lloraba y gritaba. Al entrar, les dijo: “¿Por qué se alborotan y lloran? La niña no está muerta, sino que duerme”. Y se burlaban de él. Pero Jesús hizo salir a todos, y tomando consigo al padre y a la madre de la niña, y a los que venían con él, entró donde ella estaba. La tomó de la mano y le dijo: “Talitá kum”, que significa: “¡Niña, yo te lo ordeno, levántate!”. en seguida la niña, que ya tenía doce años, se levantó y comenzó a caminar. ellos, entonces, se llenaron de asombro, y él les mandó insistentemente que nadie se enterara de lo sucedido. Después dijo que dieran de comer a la niña. Palabra del Señor.

Comentario: Las normas religiosas de la época indicaban que la mujer con flujo de sangre era impura. La misma regla se aplicaba para los cadáveres. En estos dos milagros, Jesús, rompe las reglas y es tocado y se deja tocar. El contacto físico de Jesús produce la sanación.

En febrero: prepara Semana Santa con este pack de SAN PABLO

En febrero: lleva la Liturgia Cotidiana de marzo junto a la "Pasión de Nuestro Señor Jesucristo"

En febrero: lleva la Liturgia Cotidiana de marzo junto a la “Pasión de Nuestro Señor Jesucristo”

Como una manera de ir preparando el espíritu para Semana Santa, te ofrecemos una oferta imperdible: durante todo el mes de febrero podrás llevar la Liturgia Cotidiana de MARZO junto a “La Pasión de Nuestro Señor Jesucristo”, subsidio indispensable para proclamar un evento clave en la fe católica.

La Liturgia Cotidiana incluye las celebraciones propias del tiempo de  Cuaresma, que permiten preparar el misterio de la muerte y resurrección del Señor, comenzando por el Miércoles de Ceniza. Por su parte, la “Pasión” es una edición en LETRA GRANDE, lo que facilita la lectura de los textos que fueron aprobados por los obispos del Cono Sur.

Acércate a las librerías SAN PABLO y pregunta por este práctico pack.

RESEÑA: Fluir. Cómo superar el burnout y los bloqueos

Fluir - Anselm Grun (portada)

Fluir. Cómo superar el burnout y los bloqueos Anselm Grün. Bogotá, 2015, 160 páginas

Muchas veces, llegamos a fin de año “fundidos”. Una sensación de agotamiento, falta de creatividad o bloqueo que –suponemos-, se solucionará durante las dos o tres semanas de vacaciones. Sin embargo, ¿Qué pasa si la mente no logra desconectarse por completo? ¿Cómo reponemos energía y preparamos el resto del año? ¿Cómo alcanzamos el equilibrio que evite ese problema?

Fluir” de Anselm Grün aborda una temática muy común en el mundo moderno: el burnout. En este, la persona experimenta una gran falta de dinamismo, que lo afecta tanto en el ámbito laboral como familiar. Se genera un bloqueo que estanca al individuo y lo atrapa en una rutina sin sentido. Un problema que puede ser causado por imágenes, objetivos o ideales que lo llevan a sobreexigirse y obsesionarse en el trabajo (o por cualquier otra actividad). El autor identifica las señales del burnout para luego abordar cada uno de sus aspectos, desde la perspectiva de quien invita al individuo a mirarse para encontrar un camino de sanación. Solo a partir de un abordaje integral, la persona podrá conectarse consigo misma y desbloquear su fuente de energía. Así podrá desarrollar cualquier actividad con energía y plenitud, alimentando y retroalimentando su cuerpo y espíritu. El autor sugiere sencillos ejercicios, en los que invita al lector a dirigir su búsqueda hacia el interior, con el fin de que pueda replantearse objetivos y metas, viéndolos como una fuente de crecimiento y no una carga.

El libro aporta una valiosa reflexión que sugiere un camino de crecimiento y entendimiento personal. Mira el trabajo desde la perspectiva cristiana, con el fin de darle al campo laboral (y a la vida) un sentido mayor y no solamente sea un plantearse metas y medir resultados. Solo desde esa perspectiva, explica el autor, se puede comprender el valor del equilibrio, complementando pausa y movimiento, dos polos absolutamente necesarios para que las cosas marchen.

La vida fluye cuando la persona es capaz de conectarse con su fuente interior. A través de las páginas de “Fluir”, Grün repasa las imágenes y las propuestas en las que el lector puede encontrar en su alma las fuentes que le permiten superar el burnout y resolver los bloqueos. Para ello, es necesario conocer la verdad interior de cada uno para hacer fluir la energía, y ese conocimiento solo se logra a través de una espiritualidad conectada con Dios, motor de acción para el ser humano. A partir de ahí, fluye el diálogo, las ideas, el trabajo se ve como una oportunidad y no una carga. Se renueva la energía y somos capaces de crecer, logrando paz, felicidad y alegría, para sí y para los demás. Dice Grün: Solo si eres libre, y no te obsesionas ni siquiera con el sentimiento de fluir, solo si tu vida fluye sencillamente, porque estás en relación con tu trabajo y con las personas para las que trabajas, y solo si estás en contacto con el Espíritu de Dios, que incesantemente renueva tu energía, te convertirás en una bendición para este mundo.

Rodrigo Miranda

LUNES 30: De la feria. Verde.

lc-enero-2017600
LUNES 30

De la feria. Verde.

LECTURA Heb 11, 32-40

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: Me faltaría tiempo para hablar de los Jueces y de los Profetas que dios envió a su pueblo. ellos, gracias a la fe, conquistaron reinos, administraron justicia, alcanzaron el cumplimiento de las promesas, cerraron las fauces de los leones, extinguieron la violencia del fuego, escaparon del filo de la espada. Su debilidad se convirtió en vigor: fueron fuertes en la lucha y rechazaron los ataques de los extranjeros. Hubo mujeres que recobraron con vida a sus muertos. Unos se dejaron torturar, renunciando a ser liberados, para obtener una mejor resurrección. Otros sufrieron injurias y golpes, cadenas y cárceles. Fueron apedreados, destrozados, muertos por la espada. Anduvieron errantes, cubiertos con pieles de ovejas y de cabras, desprovistos de todo, oprimidos y maltratados. Ya que el mundo no era digno de ellos, tuvieron que vagar por desiertos y montañas, refugiándose en cuevas y cavernas. Pero, aunque su fe los hizo merecedores de un testimonio tan valioso, ninguno de ellos entró en posesión de la promesa. Porque Dios nos tenía reservado algo mejor, y no quiso que ellos llegaran a la perfección sin nosotros. Palabra de Dios.

Comentario: La fe cambia nuestra debilidad en fuerza. La carta nos enseña cómo vivir la fe, en las buenas y en las malas. Nos dice que la promesa que Dios tiene reservada para nosotros es más grande de lo que podemos imaginar.

SALMO Sal 30, 20-24

R. ¡Sean fuertes los que esperan en el Señor!

¡Qué grande es tu bondad, Señor! Tú la reservas para tus fieles, y la brindas a los que se refugian en ti, en la presencia de todos. R.

Tú los ocultas al amparo de tu rostro de las intrigas de los hombres; y los escondes en tu Tienda de campaña, lejos de las lenguas pendencieras. R.

¡Bendito sea el Señor; él me mostró las maravillas de su amor en el momento de peligro! ¡Qué grande es tu bondad Señor! R.

En mi turbación llegué a decir: “He sido arrojado de tu presencia”. Pero tú escuchaste la voz de mi súplica, cuando yo te invocaba. R.

Amen al Señor, todos sus fieles, porque él protege a los que son leales y castiga con severidad a los soberbios. ¡Sean fuertes los que esperan en el Señor! R.

ALELUIA Lc 7, 16

Aleluia. Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y dios ha visitado a su Pueblo. Aleluia.

EVANGELIO mc 5, 1-20

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús y sus discípulos llegaron a la otra orilla del mar, a la región de los gerasenos. Apenas Jesús desembarcó, le salió al encuentro desde el cementerio un hombre poseído por un espíritu impuro. Él habitaba en los sepulcros, y nadie podía sujetarlo, ni siquiera con cadenas. Muchas veces lo habían atado con grillos y cadenas, pero él había roto las cadenas y destrozado los grillos, y nadie podía dominarlo. día y noche, vagaba entre los sepulcros y por la montaña, dando alaridos e hiriéndose con piedras. Al ver de lejos a Jesús, vino corriendo a postrarse ante él, gritando con fuerza: “¿Qué quieres de mí, Jesús, Hijo de dios, el Altísimo? ¡Te conjuro por Dios, no me atormentes!”. Porque Jesús le había dicho: “¡Sal de este hombre, espíritu impuro!”. Después le preguntó: “¿Cuál es tu nombre?”. Él respondió: “Mi nombre es Legión, porque somos muchos”. Y le rogaba con insistencia que no lo expulsara de aquella región. Había allí una gran piara de cerdos que estaba paciendo en la montaña. Los espíritus impuros suplicaron a Jesús: “Envíanos a los cerdos, para que entremos en ellos”. Él se lo permitió. Entonces los espíritus impuros salieron de aquel hombre, entraron en los cerdos, y desde lo alto del acantilado, toda la piara –unos dos mil animales– se precipitó al mar y se ahogó. Los cuidadores huyeron y difundieron la noticia en la ciudad y en los poblados. La gente fue a ver qué había sucedido. cuando llegaron adonde estaba Jesús, vieron sentado, vestido y en su sano juicio, al que había estado poseído por aquella Legión, y se llenaron de temor. Los testigos del hecho les contaron lo que había sucedido con el endemoniado y con los cerdos. entonces empezaron a pedir a Jesús que se alejara de su territorio. En el momento de embarcarse, el hombre que había estado endemoniado le pidió que lo dejara quedarse con él. Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: “Vete a tu casa con tu familia, y anúnciales todo lo que el Señor hizo contigo al compadecerse de ti”. El hombre se fue y comenzó a proclamar por la región de la Decápolis lo que Jesús había hecho por él, y todos quedaban admirados. Palabra del Señor.

Comentario: Decir legión es decir multitud, o sea, este pobre hombre estaba poseído por un regimiento de demonios. El demonio que es el autor de toda impureza, es devuelto a los cerdos, que según la tradición judía, es el prototipo de los animales impuros. Jesús es nuevamente vencedor frente al mal.

DOMINGO 29: 4º domingo durante el año. Verde.

lc-enero-2017600
DOMINGO 29

4º domingo durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana 4ª del Salterio.

Felices ustedes

Cuando escuchamos la lectura de las bienaventuranzas nos entusiasman. Son muy bellas, y hasta imaginamos que podemos ponerlas en práctica. Pero después nos encontramos con un mundo agresivo y competitivo, y nos damos cuenta de que estamos optando por un proyecto muy difícil y a contramano de lo que piensan todos. Así, las bienaventuranzas pueden quedar entre los lindos ideales pero imposibles.

Jesús no era un soñador y vendedor de utopías; vivió en este mundo, tan agresivo que lo crucificó. Por eso, pide que cambiemos la lógica de nuestro razonar y proceder, como él lo hizo, pagando el costo de ser corderos en medio de lobos, como nos profetizó, si caminamos en su nombre.

El asumir las bienaventuranzas nos cambia porque nos transforman el corazón y también puede cambiar el mundo. Dios no es el omnipotente que mira como los hombres se destrozan: siente debilidad por los últimos, por las periferias de la historia y de la sociedad donde cantan victoria los potentes.

Jesús nos pide tener alma de pobres y no adjudicarse la lógica y los sentimientos de los poderosos que dominan a los demás y acumulan bienes. No nos pide ser miserables e indigentes, sino abiertos al que necesita más que nosotros.

Nos pide conservar el corazón lleno de hambre de justicia, pero no la sed de enviar a los tribunales a todos los transgresores, sino mantener como ideal de nuestra vida la santidad, que es como mejor traduce la palabra justicia en la Biblia.

¿Quién puede llenar los corazones de ideales y darnos paz, sino quien ganó la paz para sí mismo y para los demás? Eso lo logra aquel que vive por los demás renunciando a su propio éxito porque sabe que solo en Dios Santo puede depositar toda la esperanza y confianza.

Hoy Jesús te quiere hacer feliz y te enseñó el secreto: las bienaventuranzas.

“Felices ustedes”, Mt 5, 11.

P. Aderico dolzani, ssp.

1ª LECTURA Sof 2, 3; 3, 12-13

Lectura de la profecía de Sofonías.

Busquen al Señor, ustedes, todos los humildes de la tierra, los que ponen en práctica sus decretos. Busquen la justicia, busquen la humildad, tal vez así estarán protegidos en el día de la ira del Señor. Yo dejaré en medio de ti a un pueblo pobre y humilde, que se refugiará en el nombre del Señor. El resto de Israel no cometerá injusticias ni hablará falsamente; y no se encontrarán en su boca palabras engañosas. Ellos pacerán y descansarán sin que nadie los perturbe. Palabra de Dios.

Comentario: El pueblo y sus instituciones mantienen en el mundo la continuidad de una historia y son necesarios para conservar los valores que Dios quiere transmitir a los hombres. Pero solo entre los humildes es donde habrá que buscar el espíritu de la revelación y de los profetas.

SALMO Sal 145, 7-10

R. Felices los que tienen alma de pobres.

El Señor mantiene su fidelidad para siempre, hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos. el Señor libera a los cautivos. R.

El Señor abre los ojos de los ciegos y endereza a los que están encorvados. El Señor ama a los justos. El Señor protege a los extranjeros. R.

Sustenta al huérfano y a la viuda; y entorpece el camino de los malvados. El Señor reina eternamente, reina tu dios, Sión, a lo largo de las generaciones. R.

2ª LECTURA 1Cor 1, 26-31

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos, tengan en cuenta quiénes son los que han sido llamados: no hay entre ustedes muchos sabios, hablando humanamente, ni son muchos los poderosos ni los nobles. Al contrario, Dios eligió lo que el mundo tiene por necio, para confundir a los sabios; lo que el mundo tiene por débil, para confundir a los fuertes; lo que es vil y despreciable y lo que no vale nada, para aniquilar a lo que vale. Así, nadie podrá gloriarse delante de Dios. Por él, ustedes están unidos a Cristo Jesús, que por disposición de dios, se convirtió para nosotros en sabiduría y justicia, en santificación y redención, a fin de que, como está escrito: “el que se gloría, que se gloríe en el Señor”. Palabra de Dios.

Comentario: Todos tienen su lugar y su misión en la Iglesia, pero las comunidades pobres tienen un rol esencial. Dios cuenta con los pobres para evangelizar a los ricos e incluso a la jerarquía.

ALELUIA Mt 5, 12

Aleluia. Alégrense y regocíjense, porque tendrán una gran recompensa en el cielo. Aleluia.

EVANGELIO Mt 4, 25-5, 12

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Seguían a Jesús grandes multitudes que llegaban de Galilea, de la decápolis, de Jerusalén, de Judea y de la Transjordania. Al ver la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a él. Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo: “Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los cielos. Felices los afligidos, porque serán consolados. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados Hijos de Dios. Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los cielos. Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí. Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron”. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús no felicita a los que han hecho buenas acciones, ni entrega una regla de vida para ser feliz. Sencillamente, proclama que es una suerte pertenecer a tal o cual categoría, que la mayoría de los hombres considera una debilidad, una mala suerte o un obstáculo para tener éxito. Todos los que tenemos alguna herida somos los primeros llamados al Reino de Dios.

SÁBADO 28: Santo Tomás de Aquino, p. y d. (MO). Blanco

lc-enero-2017600

SÁBADO 28

Santo Tomás de Aquino, p. y d. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Sab 7, 7-10. 15-16; Sab 118, 9 -14; mt 23, 8-12.

Prefacio de Pastores.

Reseña:Tomás de Aquino nace el año 1225 en Roccasecca, Aquino. Desde niño estudia en el Monasterio de Montecasino. Religioso sacerdote de la Orden de Predicadores (Dominicos). Alumno de Alberto Magno, luego con su pensamiento y escritos deja un aporte valioso a la teología que ha perdurado en el tiempo. Escribe aquello que contempla, en éxtasis, y lo contempla insignificante con relación a lo visto. Muere el 7 de marzo del año 1274, mientras se dirige a Lyón a participar del Concilio. Doctor de la Iglesia, llamado el “Doctor Angélico”. Patrono de las Universidades y estudiantes católicos.

LECTURA Heb 11, 1-2. 8-19

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: La fe es la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven. Por ella nuestros antepasados fueron considerados dignos de aprobación. Por la fe, Abraham, obedeciendo al llamado de dios, partió hacia el lugar que iba a recibir en herencia, sin saber adónde iba. Por la fe, vivió como extranjero en la Tierra prometida, habitando en carpas, lo mismo que Isaac y Jacob, herederos con él de la misma promesa. Porque Abraham esperaba aquella ciudad de sólidos cimientos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. También por la fe, Sara recibió el poder de concebir, a pesar de su edad avanzada, porque juzgó digno de fe al que se lo prometía. Y por eso, de un solo hombre, y de un hombre ya cercano a la muerte, nació una descendencia numerosa como las estrellas del cielo e incontable como la arena que está a la orilla del mar. Todos ellos murieron en la fe, sin alcanzar el cumplimiento de las promesas: las vieron y las saludaron de lejos, reconociendo que eran extranjeros y peregrinos en la tierra. Los que hablan así demuestran claramente que buscan una patria; y si hubieran pensado en aquélla de la que habían salido, habrían tenido oportunidad de regresar. Pero aspiraban a una patria mejor, nada menos que la celestial. Por eso, dios no se avergüenza de llamarse “su Dios” y, de hecho, les ha preparado una ciudad. Por la fe, Abraham, cuando fue puesto a prueba, presentó a Isaac como ofrenda: él ofrecía a su hijo único, al heredero de las promesas, a aquél de quien se había anunciado: “de Isaac nacerá la descendencia que llevará tu nombre”. Y lo ofreció, porque pensaba que Dios tenía poder aún para resucitar a los muertos. Por eso recuperó a su hijo, y esto fue como un símbolo. Palabra de Dios.

Comentario: Los ejemplos mencionados nos muestran cuántas actitudes diferentes pueden ser frutos de la fe, porque para cada uno, existía la certeza de que Dios quería hacer algo con ellos, y sus vidas serían fecundas de la manera que fuese.

SALMO Lc 1, 69-75

R. ¡Bendito sea el Señor!

Nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, como lo había anunciado mucho tiempo antes por boca de sus santos profetas. R.

Para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza. R.

Se acordó del juramento que hizo a nuestro padre Abraham de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida. R.

ALELUIA Jn 3, 16

Aleluia. Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único; todo el que cree en él tiene Vida eterna. Aleluia.

EVANGELIO Mc 4, 35-41

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Un día, al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: “crucemos a la otra orilla”. Ellos, dejando a la multitud, lo llevaron en la barca, así como estaba. Había otras barcas junto a la suya. Entonces se desató un fuerte vendaval, y las olas entraban en la barca, que se iba llenando de agua. Jesús estaba en la popa, durmiendo sobre el cabezal. Lo despertaron y le dijeron: “¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?”. Despertándose, él increpó al viento y dijo al mar: “¡Silencio! ¡cállate!”. El viento se aplacó y sobrevino una gran calma. después les dijo: “¿Por qué tienen miedo? ¿cómo no tienen fe?”. Entonces quedaron atemorizados y se decían unos a otros: “¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?”. Palabra del Señor.

Comentario: Los Apóstoles son presa de un gran susto, como todos los que han experimentado la manifestación de Dios de modo particular. El temor de tener a Dios tan cerca es más fuerte que el miedo a la

VIERNES 27: De la feria. Verde.

lc-enero-2017600

VIERNES 27

De la feria. Verde.

Santa Ángela de Mérici, v. (ML). Blanco.

Prefacio de vírgenes.

LECTURA Heb 10, 32-39

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: Recuerden los primeros tiempos: apenas habían sido iluminados y ya tuvieron que soportar un rudo y doloroso combate, unas veces expuestos públicamente a injurias y atropellos, y otras, solidarizándose con los que eran tratados de esa manera. Ustedes compartieron entonces los sufrimientos de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus bienes, sabiendo que tenían una riqueza mejor y permanente. No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa. Ustedes necesitan constancia para cumplir la voluntad de dios y entrar en posesión de la promesa. Porque todavía falta poco, muy poco tiempo, y el que debe venir vendrá sin tardar. Mi justo vivirá por la fe, pero si se vuelve atrás, dejaré de amarlo. Nosotros no somos de “los que se vuelven atrás” para su perdición, sino que “vivimos en la fe” para preservar nuestra alma. Palabra de Dios.

Comentario: Creer en Dios es ser traspasado por la luz de una verdad tan pura y absoluta, que no hay modo de oponerse. La expectativa que nos da la fe es que alcanzaremos todo lo que Dios nos ha reservado en su eternidad.

SALMO Sal 36, 3-6. 23-24. 39-40

R. La salvación de los justos viene del Señor.

Confía en el Señor y practica el bien; habita en la tierra y vive tranquilo: que el Señor sea tu único deleite, y él colmará los deseos de tu corazón. R.

Encomienda tu suerte al Señor, confía en él, y él hará su obra; hará brillar tu justicia como el sol, y tu derecho como la luz del mediodía. R.

El Señor asegura los pasos del hombre en cuyo camino se complace: aunque caiga no quedará postrado, porque el Señor lo lleva de la mano. R.

La salvación de los justos viene del Señor, él es su refugio en el momento del peligro; el Señor los ayuda y los libera, los salva porque confiaron en él. R.

ALELUIA Cfr. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Mc 4, 26-34

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús decía a sus discípulos: “el Reino de Dios es como un hombre que echa la semilla en la tierra: sea que duerma o se levante, de noche y de día, la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra por sí misma produce primero un tallo, luego una espiga, y al fin grano abundante en la espiga. Cuando el fruto está a punto, él aplica en seguida la hoz, porque ha llegado el tiempo de la cosecha”. También decía: “¿con qué podríamos comparar el Reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo? Se parece a un grano de mostaza. Cuando se la siembra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra, pero, una vez sembrada, crece y llega a ser la más grande de todas las hortalizas, y extiende tanto sus ramas que los pájaros del cielo se cobijan a su sombra”. Y con muchas parábolas como éstas les anunciaba la Palabra, en la medida en que ellos podían comprender. No les hablaba sino en parábolas, pero a sus propios discípulos, en privado, les explicaba todo. Palabra del Señor.

Comentario: Sepamos descubrir los comienzos humildes de la obra de Dios: la semilla crece, y la persona que recibió la Palabra se siente más segura en el camino por el que Dios la conduce.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×