Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 25/09/2017

MARTES 26: De la feria. Verde. Santos Cosme y Damián, mrs. (ML). Rojo.

Liturgia cotidiana septiembre
MARTES 26 

De la feria. Verde. Santos Cosme y Damián, mrs. (ML). Rojo. 

LECTURA Esd 6, 7-8. 12. 14-20

Lectura del libro de Esdras.

Darío, rey de los persas, escribió a los gobernadores de la región que está al otro lado del río Éufrates: «Dejen trabajar en esa Casa de Dios al comisionado de Judea y a los ancianos de los judíos. Que se reconstruya esa Casa de Dios en el mismo sitio. Éstas son mis órdenes acerca de la conducta que ustedes deben observar frente a los ancianos de los judíos, para la reconstrucción de esa Casa de Dios: los gastos que ellos hagan serán pagados totalmente y sin interrupción de los fondos reales, utilizando los impuestos percibidos en la región del otro lado del Éufrates. Yo, Darío, he promulgado este decreto. Que sea cumplido estrictamente». Los ancianos de los judíos llevaron adelante la obra, bajo el impulso del profeta Ageo y de Zacarías, hijo de Idó. Así terminaron la construcción, conforme a la orden del Dios de Israel y a los decretos de Ciro y Darío. La Casa fue concluida el día veintitrés del mes de Adar, en el sexto año del reinado de Darío. Todos los israelitas –los sacerdotes, los levitas, y el resto de los repatriados– celebraron alegremente la Dedicación de esta Casa de Dios. Para su Dedicación, ofrecieron cien novillos, doscientos carneros y cuatrocientos corderos. Además, ofrecieron doce chivos, según el número de tribus de Israel, como sacrificio por el pecado de todo el pueblo. Después establecieron a los sacerdotes según sus categorías y a los levitas según sus clases, para el servicio de Dios en Jerusalén, como está escrito en el libro de Moisés. Los repatriados celebraron la Pascua el día catorce del primer mes. Como todos los levitas se habían purificado, estaban puros e inmolaron la víctima pascual para todos los que habían vuelto del destierro, para sus hermanos los sacerdotes y para ellos mismos. Palabra de Dios.

Comentario: El rey Darío autoriza a los judíos a continuar la construcción del Templo y ordena a sus gobernadores para que no pongan trabas a los trabajos. Finalizada la construcción del Templo, este será motivo de encuentro y de unidad nacional para todo aquel que crea en el Dios de los judíos.


SALMO Sal 121, 1-5 


R. ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor!

¡Qué alegría cuando me dijeron: «Vamos a la Casa del Señor»! Nuestros pies ya están pisando tus umbrales, Jerusalén. R.

Jerusalén, que fuiste construida como ciudad bien compacta y armoniosa. Allí suben las tribus, las tribus del Señor. R.

Según es norma en Israel para celebrar el Nombre del Señor. Porque allí está el trono de la justicia, el trono de la casa de David. R.


ALELUIA Lc 11, 28


Aleluia. Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. Aleluia.


EVANGELIO Lc 8, 19-21


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

La madre y los hermanos de Jesús fueron a verlo, pero no pudieron acercarse a causa de la multitud. Entonces le anunciaron a Jesús: «Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren verte». Pero Él les respondió: «Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la practican». Palabra del Señor.

Comentario: El contexto en que se ubica la parábola corresponde al del sembrador y la semilla. En él, Lucas coloca a la madre de Jesús como modelo de “tierra abonada”, donde ella también debe ser parte de una sociedad solidaria y fraterna. Por lo tanto, tiene más valor la capacidad de entablar vínculos para establecer la “unidad”, que los propios lazos de sangre.

Al Servicio de la Vida: Aborto y Vida eterna, Antonio Bentué

FB Al servicio de la vidaUn tema actual, del que compartimos un punto de vista aportado por Antonio Bentué. El único criterio que deberíamos tomar en cuenta al analizar tanto este como otros temas, es la misericordia, ante la perspectiva de entender que no existe un punto de vista absoluto, más allá del amor de Dios y su promesa de la Vida eterna. Escuchemos una reflexión tomada del libro ¡Espero la Vida eterna!:

La cápsula radial SAN PABLO “Al servicio de la vida” es narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

Más de 30 mil personas celebraron a la Virgen del Carmen en el centro de Santiago

_DSC6196En el Día de la Oración por Chile, se realizó la procesión de la Virgen del Carmen, con el lema “En tus manos ponemos la visita de Francisco”, encomendándole a la Madre, el viaje apostólico del Santo Padre a Chile, que se realizará en enero de 2018.

La peregrinación comenzó en la Plaza de Armas de Santiago, en las afueras de la Catedral Metropolitana, y culminó en la Plaza Bulnes, frente al Palacio de la Moneda, en un recorrido en el que la Patrona de Chile fue acompañada por más de 30 mil personas.

Al término de la procesión, fueron los jóvenes quienes izaron la bandera patria, como signo de su compromiso de fe, en medio de la preparación del X Sínodo: “Jóvenes, fe y discernimiento vocacional”, convocado por la Iglesia de Santiago.

“Esta tradicional procesión, celebrada el último domingo de septiembre, nos convoca para tener a Chile presente en nuestro corazón y presentarle todos sus anhelos y esperanzas a Dios a través de la mano de María. Tenemos al Santo Padre muy presente en nuestra oración, para que su visita nos traiga el don de la paz que viene de Dios”, expresó el Arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati.

Al finalizar la procesión, el arzobispo recibió un dossier con los resultados de todos los aportes recogidos en la Arquidiócesis de Santiago para el Sínodo de Roma, que se llevará a cabo en 2018. En dicho documento, comunidades, movimientos e instituciones católicas,  respondieron un cuestionario sobre las características particulares y necesidades puntuales de la juventud.

DEVOTOS DE LA VIRGEN

Milan Kovasevic fue uno de los fieles que movilizó la figura de la Reina de Chile a lo largo de su recorrido, labor que realizó por primera vez, con mucha emoción y alegría. “Es muy emocionante poder venir a rezar por Chile y ver cómo la Virgen del Carmen nos une a todos en Cristo, es un símbolo de unión de Chile muy importante”.

Haydé Nario es inmigrante del Perú y vive hace ocho años en Chile. Hoy, por primera vez caminó tras la Virgen como signo de su fe. “Tantas maravillas nos da la Virgen, siempre le pedimos y le agradecemos. Ahora más que estamos pasando por estos momentos tan difíciles, para que nos dé mucho amor y nos cubra con su manto, que es lo que más le aclamamos”.

Carmen Paz Calvo participa junto a su familia hace más de cinco años de esta peregrinación: “Es súper emocionante ver a toda esta cantidad de gente que se reúne en honor a la Madre de Chile. Recomiendo demasiado, para poder venir en familia a dar gracias y a pedir bendiciones para nuestro país”, comentó.

Rubén Leal, voluntario de la Vicaría para la Esperanza Joven, fue el encargado de llevar la bandera de Chile, que ha peregrinado por más de cien años por las calles de Santiago. “La verdad es que es una responsabilidad y un honor. Al traer la bandera uno trae historia, tradición y trae el catolicismo de Chile a las calles, y esto vinculado a la visita del Papa es muy hermoso porque llega en un momento súper coyuntural de la historia de Chile”.

“Es un experiencia muy bonita y rezamos por todos nosotros y por la venida del Papa, para que sea muy fructífera para todos los jóvenes de Chile”, dijo Tomás Halé, estudiante de medicina de la Universidad de Los Andes, quien asistió junto a la pastoral de la facultad.

UN POCO DE HISTORIA 

La primera procesión de la Virgen del Carmen se llevó a cabo por las calles de un colonial Santiago en 1778 y desde entonces se ha realizado ininterrumpidamente, con lluvia o con sol; y en las más diversas situaciones políticas y sociales que ha vivido Chile, convocando año a año a miles de personas que se unen para rezarle con amor profundo.

La imagen de la Virgen que este domingo salió en procesión, es una copia muy fiel a la coronada en 1926, fabricada por el artesano chileno Ricardo Morales Rojas  en madera de álamo, mientras que su manto es el mismo de aquella época, bordado con hilos de oro y cuya tela fue restituida hace algunos años.

Desde el año 2009 esta imagen tallada es la que preside la procesión, ya que la imagen traída de Francia y coronada en 1926 sufrió un atentado incendiario en abril de 2008. Luego de su restauración se determinó que es preferible no desplazarla para no causar daño a las partes que quedaron carbonizadas.  En esta oportunidad la Virgen y el Niño lucirán una cabellera nueva de pelo natural.

LUNES 25: De la feria. Verde.

Liturgia cotidiana septiembre
LUNES 25 

De la feria. Verde. 

LECTURA Esd 1, 1-6

Lectura del libro de Esdras.

En el primer año de Ciro, rey de Persia, para que se cumpliera la palabra del Señor pronunciada por Jeremías, el Señor despertó el espíritu de Ciro, rey de Persia, y éste mandó proclamar de viva voz y por escrito en todo su reino: «Así habla Ciro, rey de Persia: El Señor, el Dios del cielo, ha puesto en mis manos todos los reinos de la tierra, y me ha encargado que le edifique una Casa en Jerusalén, de Judá. Si alguno de ustedes pertenece a ese pueblo, que su Dios lo acompañe y suba a Jerusalén, de Judá, para reconstruir la Casa del Señor, el Dios de Israel, el Dios que está en Jerusalén. Que la población de cada lugar ayude a todos los que queden de ese pueblo, en cualquier parte donde residan, proporcionándoles plata, oro, bienes y ganado, como así también otras ofrendas voluntarias para la Casa del Dios que está en Jerusalén». Entonces los jefes de familia de Judá y de Benjamín, los sacerdotes y los levitas, y todos los que se sintieron movidos por Dios, se pusieron en camino para ir a reconstruir la Casa del Señor que está en Jerusalén. Sus vecinos les proporcionaron toda clase de ayuda: plata, oro, bienes, ganado y gran cantidad de objetos preciosos, además de toda clase de ofrendas voluntarias. Palabra de Dios.

Comentario: La situación del pueblo judío en Babilonia fue dura y conservar sus tradiciones no fue fácil. Sin embargo, Dios, Señor de la historia, movió el corazón de un rey pagano, un invasor como tantos otros, que le abrió el camino para volver a su tierra. Dios puede darnos sorpresas y se puede revelar desde algunas personas o situaciones inesperadas.


SALMO Sal 125, 1-6 


R. ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros!

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía que soñábamos: nuestra boca se llenó de risas y nuestros labios, de canciones. R.

Hasta los mismos paganos decían: «¡El Señor hizo por ellos grandes cosas!». ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros y estamos rebosantes de alegría! R.

¡Cambia, Señor, nuestra suerte como los torrentes del Négueb! Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones. R.

El sembrador va llorando cuando esparce la semilla, pero vuelve cantando cuando trae las gavillas. R.


ALELUIA Mt 5, 16


Aleluia. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo. Aleluia.


EVANGELIO Lc 8, 16-18


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado. Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener. Palabra del Señor.

Comentario: La luz del evangelio y la de la fe nos ha sido dada para comunicarla. ¿Estamos dispuestos a entregarla para que otros puedan salir de sus oscuridades y heridas? No responder a esa demanda nos ubica en una situación egoísta y muy cómoda.

DOMINGO 24: 25º durante el año. Verde.

Liturgia cotidiana septiembre

DOMINGO 24 

25º durante el año. Verde. 

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana 1ª del Salterio. Fiestas Patrias. 

La bondad de Dios no tiene límites

A pesar de nuestras ambigüedades como creyentes, hemos de construir una sociedad basada en la justicia del Reino y no bajo nuestros propios criterios egoístas. Jesús compara el Reino de los Cielos con el patrón que salió de madrugada y pactó con los trabajadores un denario por día. A los últimos en contratar no les dice cuánto les pagará, sino lo que sea justo por su trabajo. 

La decisión del patrón de pagar a todos lo mismo expone el corazón de lo que implica la justicia del Reino y establece una distinción entre la justicia de los hombres y la de Dios. Según la primera, cada cual recibe por lo que hizo, sin tener en cuenta las necesidades de cada uno; la justicia del Reino basa su “retribución” en el principio de que todos tienen derecho a la vida en abundancia aunque hayan llegado más tarde. 

El reclamo de los trabajadores de la primera hora es la protesta instintiva del hombre que se cree con privilegios, por sobre el don regalado a aquellos que nada tienen. Su molestia no es porque les paguen más, sino por la igualdad de trato que da el patrón. No pueden ver con buenos ojos que los últimos hayan sido favorecidos. 

Tanto los trabajadores de la primera hora como los últimos no representan a ningún grupo ni menos gozan de algún privilegio, sino que Jesús integró a los trabajadores del amanecer para ejemplificar la generosidad y la justicia de Dios. No podemos hacer cálculos con Dios, prescribiéndole lo que debe dar a este o aquel. Hacer comparaciones sobre los dones recibidos y lamentarnos por haber recibido poco es una ofensa a la libertad de Dios. El hombre es libre para elegir, Dios también lo es en su bondad; ¡tanto!, que los últimos trabajadores de la viña son el reflejo de todos nosotros y Dios se da a todos. 

“Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos.”, Mt 20, 16. 

P. Fredy Peña T., ssp 


1ª LECTURA Is 55, 6-9 


Lectura del libro de Isaías.

Los pensamientos de ustedes no son los míos. ¡Busquen al Señor mientras se deja encontrar, llámenlo mientras está cerca! Que el malvado abandone su camino y el hombre perverso, sus pensamientos; que vuelva al Señor, y Él le tendrá compasión; a nuestro Dios, que es generoso en perdonar. Porque los pensamientos de ustedes no son los míos, ni los caminos de ustedes son mis caminos –oráculo del Señor–. Como el cielo se alza por encima de la tierra, así sobrepasan mis caminos y mis pensamientos a los caminos y a los pensamientos de ustedes. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta nos dice que quienes tengan oídos para oír, vivirán. Pero no una vida condicionada, artificial, sino una vida plena y que está identificada con la vida de Dios. Para ello es necesario realizar un cambio en la perspectiva de la fe, donde se refleje una santidad de vida que atraerá a todos los pueblos hacia Dios.


SALMO Sal 144, 2-3. 8-9. 17-18


R. El Señor está cerca de aquéllos que lo invocan.

Día tras día te bendeciré, y alabaré tu Nombre sin cesar. ¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza: su grandeza es insondable! R.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. R.

El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; está cerca de aquéllos que lo invocan, de aquéllos que lo invocan de verdad. R.


2ª LECTURA Flp 1, 20-26


Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos.

Hermanos: Estoy completamente seguro de que ahora, como siempre, sea que viva, sea que muera, Cristo será glorificado en mi cuerpo. Porque para mí la vida es Cristo, y la muerte, una ganancia. Pero si la vida en este cuerpo me permite seguir trabajando fructuosamente, ya no sé qué elegir. Me siento urgido de ambas partes: deseo irme para estar con Cristo, porque es mucho mejor, pero por el bien de ustedes es preferible que permanezca en este cuerpo. Tengo la plena convicción de que me quedaré y permaneceré junto a todos ustedes, para que progresen y se alegren en la fe. De este modo, mi regreso y mi presencia entre ustedes les proporcionarán un nuevo motivo de orgullo en Cristo Jesús. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo no titubea en su fe, a pesar de la situación que está viviendo. Está convencido de que todo este entorno le servirá para su salvación. Sabe que puede ser absuelto o condenado a muerte. No obstante, espera en Dios. A veces, el saber sobreponernos a los problemas, con dignidad y paz es fruto de haber aprendido a abandonarnos en las manos de Dios.


ALELUIA Cfr. Hech 16, 14


Aleluia. Señor, toca nuestro corazón, para que aceptemos las palabras de tu Hijo. Aleluia.


EVANGELIO Mt 19, 30?20, 16


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: «Muchos de los primeros serán los últimos, y muchos de los últimos serán los primeros, porque el Reino de los Cielos se parece a un propietario que salió muy de madrugada a contratar obreros para trabajar en su viña. Trató con ellos un denario por día y los envió a su viña. Volvió a salir a media mañana y, al ver a otros desocupados en la plaza, les dijo: “Vayan ustedes también a mi viña y les pagaré lo que sea justo”. Y ellos fueron. Volvió a salir al mediodía y a media tarde, e hizo lo mismo. Al caer la tarde salió de nuevo y, encontrando todavía a otros, les dijo: “¿Cómo se han quedado todo el día aquí, sin hacer nada?”. Ellos les respondieron: “Nadie nos ha contratado”. Entonces les dijo: “Vayan también ustedes a mi viña”. Al terminar el día, el propietario llamó a su mayordomo y le dijo: “Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando por los últimos y terminando por los primeros”. Fueron entonces los que habían llegado al caer la tarde y recibieron cada uno un denario. Llegaron después los primeros, creyendo que iban a recibir algo más, pero recibieron igualmente un denario. Y al recibirlo, protestaban contra el propietario, diciendo: “Estos últimos trabajaron nada más que una hora, y tú les das lo mismo que a nosotros, que hemos soportado el peso del trabajo y el calor durante toda la jornada”. El propietario respondió a uno de ellos: “Amigo, no soy injusto contigo, ¿acaso no habíamos tratado en un denario? Toma lo que es tuyo y vete. Quiero dar a este que llega último lo mismo que a ti. ¿O no tengo derecho a disponer de mis bienes como me parece? ¿Por qué tomas a mal que yo sea bueno?”. Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos». Palabra del Señor.

Comentario: La promesa de Jesús se extiende a todos aquellos, que supieron abandonarse por su causa. El premio es seguro y mucho mayor de lo que podemos imaginar como creyentes. Sin embargo, en el Reino de Dios, nadie tiene un puesto asegurado; pero, eso sí, su amor es justo y sabe dar a cada cual lo que le corresponde.

SÁBADO 23: San Pío de Pietrelcina, p. (MO). Blanco.

Liturgia cotidiana septiembre
SÁBADO 23 

San Pío de Pietrelcina, p. (MO). Blanco. 

Leccionario Santoral: Gn 12, 1-4 (o bien: 1 Cor 12, 31?13, 13); Sal 33, 2-11; Mt 19, 27-29.

LECTURA 1Tim 6, 13-16

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo.

Querido hijo: Yo te ordeno delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y delante de Cristo Jesús, que dio buen testimonio ante Poncio Pilato: observa lo que está prescrito, manteniéndote sin mancha e irreprensible hasta la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo, Manifestación que hará aparecer a su debido tiempo el bienaventurado y único Soberano, el Rey de los reyes y Señor de los señores, el único que posee la inmortalidad y habita en una luz inaccesible, a quien ningún hombre vio ni puede ver. ¡A Él sea el honor y el poder para siempre! Amén. Palabra de Dios.

Comentario: Timoteo es exhortado a que conserve las enseñanzas de Jesús como un pastor bueno y recuerde aquel pacto de fidelidad que hizo cuando se consagró para su ministerio. Todo bautizado también debe renovarse en sus convicciones, no para hacer un acto recordatorio y nostálgico de su “sí”, sino para asumir con nuevos bríos su promesa y entrega a Dios.


SALMO Sal 99, 1-5 


R. ¡Lleguemos hasta el Señor cantando himnos de gozo!

Aclame al Señor toda la tierra, sirvan al Señor con alegría, lleguen hasta Él con cantos jubilosos. R.

Reconozcan que el Señor es Dios: Él nos hizo y a Él pertenecemos; somos su pueblo y ovejas de su rebaño. R.

Entren por sus puertas dando gracias, entren en sus atrios con himnos de alabanza, alaben al Señor y bendigan su Nombre. R.

¡Qué bueno es el Señor! Su misericordia permanece para siempre, y su fidelidad por todas las generaciones. R.


ALELUIA Cfr. Lc 8, 15


Aleluia. Felices los que retienen la Palabra de Dios con un corazón bien dispuesto y dan fruto gracias a su constancia. Aleluia.


EVANGELIO Lc 8, 4-15


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Como se reunía una gran multitud y acudía a Jesús gente de todas las ciudades, Él les dijo, valiéndose de una parábola: «El sembrador salió a sembrar su semilla. Al sembrar, una parte de la semilla cayó al borde del camino, donde fue pisoteada y se la comieron los pájaros del cielo. Otra parte cayó sobre las piedras y, al brotar, se secó por falta de humedad. Otra cayó entre las espinas, y éstas, brotando al mismo tiempo, la ahogaron. Otra parte cayó en tierra fértil, brotó y produjo fruto al ciento por uno». Y una vez que dijo esto, exclamó: «¡El que tenga oídos para oír, que oiga!». Sus discípulos le preguntaron qué significaba esta parábola, y Jesús les dijo: «A ustedes se les ha concedido conocer los misterios del Reino de Dios; a los demás, en cambio, se les habla en parábolas, para que miren sin ver y oigan sin comprender. La parábola quiere decir esto: La semilla es la Palabra de Dios. Los que están al borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el diablo y arrebata la Palabra de sus corazones, para que no crean y se salven. Los que están sobre las piedras son los que reciben la Palabra con alegría, apenas la oyen; pero no tienen raíces: creen por un tiempo, y en el momento de la tentación se vuelven atrás. Lo que cayó entre espinas son los que escuchan, pero con las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, se van dejando ahogar poco a poco, y no llegan a madurar. Lo que cayó en tierra fértil son los que escuchan la Palabra con un corazón bien dispuesto, la retienen, y dan fruto gracias a su constancia». Palabra del Señor.

Comentario: En la parábola del sembrador es más la semilla que se pierde que la que cae en buena tierra. Aquí se encuentra lo central del relato, Jesús continúa experimentando, en su ministerio, muchos aplausos, felicitaciones y admiración. No obstante, hasta ahora, son pocos los que se comprometen por la causa del Reino.

Domingo vigésimo quinto durante el año

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300Motivación de entrada

Hoy nos preparamos a la eucaristía dominical con la reconfortante palabra de la Escritura: “Yo soy la salvación del pueblo, dice el Señor. Cuando me llamen desde el peligro, yo los escucharé y seré para siempre su Señor”.

Acto penitencial

Por haber sido sordos al llamado vocacional de Dios. Por haber sido exigentes con los otros y blandos con nosotros mismos. Por no haber perdonado con generosidad y prontitud.

Colecta

La oración nos recuerda hoy que el amor a Dios está indisolublemente unido al del prójimo: es una exigencia de vida plena.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Isaías 55, 6-9.

El profeta llama al pecador a convertirse, a dejar el pecado y buscar al Señor, él está cerca y perdona.

Segunda lectura: Filipenses 1, 20-26.

Nadie como Pablo ha vivido tan intensamente su existencia cristiana hasta poder afirmar: “Para mí la vida es Cristo y la muerte una ganancia”.

Evangelio: Mateo 19, 30 – 20, 16.

A través de una hermosa parábola, Jesús nos revela que el Padre Dios ama a todos, a todas las horas, paga a todos por igual, pues esa paga -el premio- es pura gracia de Dios.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Presentemos con manos limpias nuestras ofrendas al Señor, mientras nos disponemos a recibir sus bienes con amor de hijos.

Comunión

Recordemos que la comunión con Cristo no es ni puede ser algo ocasional, sino un encuentro que transforme toda nuestra vida.

Despedida

Hemos compartido el pan de la palabra y del sacramento: vayamos a compartirlo generosamente con quienes encontraremos hoy y en la semana que comienza.

COMENTARIO DOMINICAL: La bondad de Dios no tiene límites

COMENTARIO DOMINICAL: La bondad de Dios no tiene límitesA pesar de nuestras ambigüedades como creyentes, hemos de construir una sociedad basada en la justicia del Reino y no bajo nuestros propios criterios egoístas. Jesús compara el Reino de los Cielos con el patrón que salió de madrugada y pactó con los trabajadores un denario por día. A los últimos en contratar no les dice cuánto les pagará, sino lo que sea justo por su trabajo.

La decisión del patrón de pagar a todos lo mismo expone el corazón de lo que implica la justicia del Reino y establece una distinción entre la justicia de los hombres y la de Dios. Según la primera, cada cual recibe por lo que hizo, sin tener en cuenta las necesidades de cada uno; la justicia del Reino basa su “retribución” en el principio de que todos tienen derecho a la vida en abundancia aunque hayan llegado más tarde.

El reclamo de los trabajadores de la primera hora es la protesta instintiva del hombre que se cree con privilegios, por sobre el don regalado a aquellos que nada tienen. Su molestia no es porque les paguen más, sino por la igualdad de trato que da el patrón. No pueden ver con buenos ojos que los últimos hayan sido favorecidos.

Tanto los trabajadores de la primera hora como los últimos no representan a ningún grupo ni menos gozan de algún privilegio, sino que Jesús integró a los trabajadores del amanecer para ejemplificar la generosidad y la justicia de Dios. No podemos hacer cálculos con Dios, prescribiéndole lo que debe dar a este o aquel. Hacer comparaciones sobre los dones recibidos y lamentarnos por haber recibido poco es una ofensa a la libertad de Dios. El hombre es libre para elegir, Dios también lo es en su bondad; ¡tanto!, que los últimos trabajadores de la viña son el reflejo de todos nosotros y Dios se da a todos.

“Así, los últimos serán los primeros y los primeros serán los últimos.”, Mt 20, 16.

P. Fredy Peña T., ssp

La Reflexión Dominical: vengan a trabajar en mi viña

Vengan a trabajar en mi viñaEl denario simboliza el amor de Dios que nos llegará a todos. Con esta parábola, Jesús nos enseña acerca de la justicia del Reino. El premio para los que lo aman es seguro y mucho mayor de lo que podemos imaginar como creyentes: su amor es justo y sabe dar a cada cual lo que le corresponde. Escuchemos esta reflexión al evangelio del domingo 25 durante el año (Mt 19,30-20, 16).

“La Reflexión Dominical” es un espacio que, a partir del Evangelio del domingo, entrega un mensaje de fe, en la voz del padre Aderico Dolzani, de la SOCIEDAD DE SAN PABLO. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

VIERNES 22 De la feria. Verde

Liturgia cotidiana septiembre
VIERNES 22 

De la feria. Verde

LECTURA 1Tim 6, 3-12 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo.

Querido hijo: Si alguien enseña otra cosa y no se atiene a los preceptos saludables de nuestro Señor Jesucristo, ni a la doctrina que es conforme a la piedad, es un ignorante y un orgulloso, ávido de discusiones y de vanas polémicas. De allí nacen la envidia, la discordia, los insultos, las sospechas malignas y los conflictos interminables, propios de hombres mentalmente corrompidos y apartados de la verdad, que pretenden hacer de la piedad una fuente de ganancias. Sí, es verdad que la piedad reporta grandes ganancias, pero solamente si va unida al desinterés. Porque nada trajimos cuando vinimos al mundo, y al irnos, nada podremos llevar. Contentémonos con el alimento y el abrigo. Los que desean ser ricos se exponen a la tentación, caen en la trampa de innumerables ambiciones, y cometen desatinos funestos que los precipitan a la ruina y a la perdición. Porque la avaricia es la raíz de todos los males, y al dejarse llevar por ella, algunos perdieron la fe y se ocasionaron innumerables sufrimientos. En lo que a ti concierne, hombre de Dios, huye de todo esto. Practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia, la bondad. Pelea el buen combate de la fe, conquista la Vida eterna, a la que has sido llamado y en vista de la cual hiciste una magnífica profesión de fe, en presencia de numerosos testigos. Palabra de Dios.

Comentario: La esclavitud en los tiempos de san Pablo era una realidad, donde los cristianos no tenían cómo cambiar. Parecida situación se vive hoy, la Iglesia se ve impotente ante las injusticias o esclavitudes de este tiempo. Son muchos los cristianos que luchan por la “igualdad” e intentan por medio del amor fraterno alcanzar un justo trato y reivindicar sus derechos como persona.


SALMO Sal 48, 6-10. 17-20 


R. ¡Felices los que tienen alma de pobres!

¿Por qué voy a temer en los momentos de peligro, cuando me rodea la maldad de mis opresores, de ésos que confían en sus riquezas y se jactan de su gran fortuna? R.

No, nadie puede rescatarse a sí mismo ni pagar a Dios el precio de su liberación, para poder seguir viviendo eternamente sin llegar a ver el sepulcro: el precio de su rescate es demasiado caro, y todos desaparecerán para siempre. R.

No te preocupes cuando un hombre se enriquece o aumenta el esplendor de su casa: cuando muera, no podrá llevarse nada, su esplendor no bajará con él. R.

Aunque en vida se felicitaba, diciendo: «Te alabarán porque lo pasas bien», igual irá a reunirse con sus antepasados, con ésos que nunca verán la luz. R.


ALELUIA Cfr. Mt 11, 25


Aleluia. Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.


EVANGELIO Lc 8, 1-3


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús recorría las ciudades y los pueblos, predicando y anunciando la Buena Noticia del Reino de Dios. Lo acompañaban los Doce y también algunas mujeres que habían sido sanadas de malos espíritus y enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, esposa de Cusa, intendente de Herodes, Susana y muchas otras, que los ayudaban con sus bienes. Palabra del Señor.

Comentario: Las mujeres a las cuales alude san Lucas, una vez curadas o perdonadas, manifiestan su gratitud, con un gesto de amor comprometido hacia el Señor. El hecho de ser mujeres no es privilegio para Jesús, sino que no debemos olvidar que el perdón de Dios responde a un único principio: su misericordia como respuesta a la fragilidad humana.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×