Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 18/10/2017

JUEVES 19: De la feria. Verde. San Pablo de la Cruz, p. (ML). Blanco. Santos Juan de Brébeuf e Isaac Morgues y comp., mrs. (ML). Rojo.

Liturgia Cotidiana octubre

JUEVES 19

De la feria. Verde. San Pablo de la Cruz, p. (ML). Blanco.

Santos Juan de Brébeuf e Isaac Morgues y comp., mrs. (ML). Rojo.

LECTURA Rom 3, 21-30

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Sabemos que la justicia de Dios, atestiguada por la Ley y los Profetas, se ha manifestado independientemente de la Ley. Por la fe en Jesucristo, viene la justicia de Dios para todos los que creen. Porque no hay ninguna distinción: todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, pero son justificados gratuitamente por su gracia, en virtud de la redención cumplida en Cristo Jesús. Él fue puesto por Dios como instrumento de propiciación por su propia sangre, gracias a la fe. De esa manera, Dios ha querido mostrar su justicia: en el tiempo de la paciencia divina, pasando por alto los pecados cometidos anteriormente, y en el tiempo presente, siendo justo y justificando a los que creen en Jesús. ¿Qué derecho hay entonces para gloriarse? Ninguno. Pero, ¿en virtud de qué ley se excluye ese derecho? ¿Por la ley de las obras? No, sino por la ley de la fe. Porque nosotros estimamos que el hombre es justificado por la fe, sin las obras de la Ley. ¿Acaso Dios es solamente el Dios de los judíos? ¿No lo es también de los paganos? Evidentemente que sí, porque no hay más que un solo Dios. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo anuncia la justicia de Dios, es decir, la “salvación”. Aunque el mensaje del Apóstol reviste un carácter universal, le interesa llegar a los judíos “convertidos” al cristianismo y que aún viven anclados a la ley de Moisés: la “ley judía” ha sido sustituida por la “ley de la fe”, que es aquella, en la cual descubrimos a un Dios que es Padre y que ama a todos por igual.


SALMO Sal 129, 1-4. 5-6


R. ¡En ti se encuentra la misericordia, Señor!

Desde lo más profundo te invoco, Señor. ¡Señor, oye mi voz! Estén tus oídos atentos al clamor de mi plegaria. R.

Si tienes en cuenta las culpas, Señor, ¿quién podrá subsistir? Pero en ti se encuentra el perdón, para que seas temido. R.

Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Mi alma espera al Señor, más que el centinela la aurora. R.


ALELUIA Jn 14, 6


Aleluia. «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 47-54


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a los fariseos y a los doctores de la Ley: «¡Ay de ustedes, que construyen los sepulcros de los profetas, a quienes sus mismos padres han matado! Así se convierten en testigos y aprueban los actos de sus padres: ellos los mataron y ustedes les construyen sepulcros. Por eso la Sabiduría de Dios ha dicho: “Yo les enviaré profetas y apóstoles: matarán y perseguirán a muchos de ellos”. Así se pedirá cuenta a esta generación de la sangre de todos los profetas, que ha sido derramada desde la creación del mundo: desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que fue asesinado entre el altar y el santuario. Sí, les aseguro que a esta generación se le pedirá cuenta de todo esto. ¡Ay de ustedes, doctores de la Ley, porque se han apoderado de la llave de la ciencia! No han entrado ustedes, y a los que quieren entrar, se lo impiden». Cuando Jesús salió de allí, los escribas y los fariseos comenzaron a acosarlo, exigiéndole respuesta sobre muchas cosas y tendiéndole trampas para sorprenderlo en alguna afirmación. Palabra del Señor.

Comentario: Esta diatriba contra los fariseos y doctores de la ley es una denuncia de Jesús por la hipocresía de estos. Los critica en un tono de amenaza, ya que se jactan de ser mejores que los demás. Poseen el conocimiento de la Palabra de Dios, pero no han sabido reconocer al Dios vivo; y, peor aún, le han quitado al pueblo el acceso a Dios.

MIÉRCOLES 18: SAN LUCAS, ev. (F). Rojo

Liturgia Cotidiana octubre
MIÉRCOLES 18 

SAN LUCAS, ev. (F). Rojo 

Gloria. Prefacio de los Apóstoles II. 

LECTURA 2Tim 4, 10-17 

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a Timoteo.

Querido hijo: Demas me ha abandonado por amor a este mundo. Él se fue a Tesalónica, Crescente emprendió viaje a Galacia, y Tito, a Dalmacia. Solamente Lucas se ha quedado conmigo. Trae contigo a Marcos, porque me prestará buenos servicios. A Tíquico lo envié a Éfeso. Cuando vengas, tráeme la capa que dejé en Tróade, en la casa de Carpo, y también los libros, sobre todo, los rollos de pergamino. Alejandro, el herrero, me ha hecho mucho daño: el Señor le pagará conforme a sus obras. Ten cuidado de él, porque se ha opuesto encarnizadamente a nuestra enseñanza. Cuando hice mi primera defensa, nadie me acompañó, sino que todos me abandonaron. ¡Ojalá que no les sea tenido en cuenta! Pero el Señor estuvo a mi lado, dándome fuerzas, para que el mensaje fuera proclamado por mi intermedio y llegara a oídos de todos los paganos. Palabra de Dios.

Comentario: ¡Cuánto itinerario apostólico descrito por Pablo! No obstante, llega el momento para el relevo y el Apóstol necesita encontrar ministros para la continuidad de la obra de Jesús; pero estos ministros no tienen el prestigio ni el carisma de él. A pesar de ello, estos se esforzaron por predicar en forma oral y escrita las enseñanzas de Jesús.


SALMO Sal 144, 10-13. 17-18 


R. ¡Tus santos anuncian la gloria de tu reino, Señor!

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; está cerca de aquéllos que lo invocan, de aquéllos que lo invocan de verdad. R.


ALELUIA Cfr. Jn 15, 16


Aleluia. «Yo los elegí del mundo, para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 10, 1-9


Evangelio de nuestro Señor Jesu-cristo según san Lucas.

El Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos para que lo precedieran en todas las ciudades y sitios adonde él debía ir. Y les dijo: «La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha. ¡Vayan! Yo los envío como a ovejas en medio de lobos. No lleven dinero, ni alforja, ni calzado, y no se detengan a saludar a nadie por el camino. Al entrar en una casa, digan primero: “¡Que descienda la paz sobre esta casa!”. Y si hay allí alguien digno de recibirla, esa paz reposará sobre él; de lo contrario, volverá a ustedes. Permanezcan en esa misma casa, comiendo y bebiendo de lo que haya, porque el que trabaja merece su salario. No vayan de casa en casa. En las ciudades donde entren y sean recibidos, coman lo que les sirvan; curen a sus enfermos y digan a la gente: “El Reino de Dios está cerca de ustedes”. Palabra del Señor.

Comentario: Estos setenta misioneros van libres, sin poner su confianza en otra cosa que no sea en la providencia de Dios. Solo llevan consigo la ilusión y el deseo de proclamar lo que Jesús dijo e hizo. Y lo hicieron al modo de Jesús, que se detenía en las casas donde lo invitaban y compartía sencillamente, alrededor de la mesa, para hablar del Reino de Dios.

Al servicio de la vida: Dando recibiremos

FB Al servicio de la vidaSufriendo en la cruz, Cristo aprendió a amar. Y con ese amor, salvo a todos. ¿Cuáles son nuestras cruces? ¿Somos capaces de convertirlas en fuente de salvación y gracia? Qué hermoso ejemplo de amor recibimos: con su ejemplo, enseña a no huir de las responsabilidades, a aceptar las dificultades y trabajar por el bien de todos, al servicio de la vida. Escuchemos esta cápsula, tomada del libro Parábolas para una vida más feliz del autor Eusebio Gómez Navarro.

La cápsula radial SAN PABLO “Al servicio de la vida” es narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

LUNES 16: De la feria. Verde. Santa Eduviges, r. (ML). Blanco. Santa Margarita María Alacoque, v. (ML). Blanco.

Liturgia Cotidiana octubre
LUNES 16 

De la feria. Verde. Santa Eduviges, r. (ML). Blanco. Santa Margarita María Alacoque, v. (ML). Blanco. 

LECTURA Rom 1, 1-7

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios, que Él había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras, acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, nacido de la estirpe de David según la carne, y constituido Hijo de Dios con poder según el Espíritu santificador, por su resurrección de entre los muertos. Por Él hemos recibido la gracia y la misión apostólica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos, entre los cuales se encuentran también ustedes, que han sido llamados por Jesucristo. A todos los que están en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos, lleguen la gracia y la paz, que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. Palabra de Dios.

Comentario: Esta carta magna de los escritos de Pablo es un compendio doctrinal. En él, se explica y desarrolla una doctrina cristiana bastante elaborada y reflexionada. Si bien la fe nos permite creer en el misterio de Dios, sin dejar de ser una experiencia y un sentimiento, esta también, implica la razón que ilumina más aún el misterio.


SALMO Sal 97, 1-4


R. ¡El Señor manifestó su victoria!

Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria. R.

El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos. R.


ALELUIA Cfr. Sal 94, 8. 7


Aleluia. No endurezcan su corazón, sino escuchen la voz del Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 29-32


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Ésta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación. El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay Alguien que es más que Salomón. El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay Alguien que es más que Jonás». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús se presenta como un signo de contradicción. No se lo puede encasillar ni meterlo en ningún molde. Su vida genera conflictos y malestares para algunos, que no terminan de comprender por qué Dios ha venido a llamarnos y a hacer feliz al hombre.

DOMINGO 15: 28° durante el año. Verde

Liturgia Cotidiana octubre
DOMINGO 15 

28° durante el año. Verde 

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana 4ª del Salterio.

1ª LECTURA Is 25, 6-10

Lectura del libro de Isaías.

El Señor de los ejércitos ofrecerá a todos los pueblos sobre esta montaña un banquete de manjares suculentos, un banquete de vinos añejados, de manjares suculentos, medulosos, de vinos añejados, decantados. Él arrancará sobre esta montaña el velo que cubre a todos los pueblos, el paño tendido sobre todas las naciones. Destruirá la muerte para siempre; el Señor enjugará las lágrimas de todos los rostros, y borrará sobre toda la tierra el oprobio de su pueblo, porque lo ha dicho Él, el Señor. Y se dirá en aquel día: «Ahí está nuestro Dios, de quien esperábamos la salvación: es el Señor, en quien nosotros esperábamos; ¡alegrémonos y regocijémonos de su salvación!». Porque la mano del Señor se posará sobre esta montaña. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta describe simbólicamente un gran festín al que están invitados todos los pueblos de la tierra. Es el sacrificio-banquete de los tiempos mesiánicos, donde reinará la fraternidad, se conciliarán las diferencias humanas y se reconocerá la soberanía de Dios.


SALMO Sal 22, 1-6


R. El Señor nos prepara una mesa.

El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. Él me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis fuerzas. R.

Me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre. Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque Tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza. R.

Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa. R.

Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo. R.


2ª LECTURA Flp 4, 12-14. 19-20


Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos.

Hermanos: Yo sé vivir tanto en las privaciones como en la abundancia; estoy hecho absolutamente a todo, a la saciedad como al hambre, a tener de sobra como a no tener nada. Yo lo puedo todo en Aquél que me conforta. Sin embargo, ustedes hicieron bien en interesarse por mis necesidades. Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús. A Dios, nuestro Padre, sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Palabra de Dios.

Comentario: El Apóstol, agradecido por la ayuda económica otorgada, aprovecha para exhortar a la comunidad a poner en práctica el desprendimiento y la libertad ante los bienes materiales. La solidaridad es una virtud que Dios quiere ver en cada uno de sus hijos, sobre todo cuando se realiza sin pedir nada a cambio.


ALELUIA Cfr. Ef 1, 17-18


Aleluia. El Padre de nuestro Señor Jesucristo ilumine nuestros corazones, para que podamos valorar la esperanza a la que hemos sido llamados. Aleluia.


EVANGELIO Mt 22, 1-14


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los fariseos, diciendo: El Reino de los Cielos se parece a un rey que celebraba las bodas de su hijo. Envió entonces a sus servidores para avisar a los invitados, pero éstos se negaron a ir. De nuevo envió a otros servidores con el encargo de decir a los invitados: «Mi banquete está preparado; ya han sido matados mis terneros y mis mejores animales, y todo está a punto: Vengan a las bodas». Pero ellos no tuvieron en cuenta la invitación, y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio; y los demás se apoderaron de los servidores, los maltrataron y los mataron. Al enterarse, el rey se indignó y envió a sus tropas para que acabaran con aquellos homicidas e incendiaran su ciudad. Luego dijo a sus servidores: «El banquete nupcial está preparado, pero los invitados no eran dignos de él. Salgan a los cruces de los caminos e inviten a todos los que encuentren». Los servidores salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, buenos y malos, y la sala nupcial se llenó de convidados. Cuando el rey entró para ver a los comensales, encontró a un hombre que no tenía el traje de fiesta. «Amigo, le dijo, ¿cómo has entrado aquí sin el traje de fiesta?». El otro permaneció en silencio. Entonces el rey dijo a los guardias: «Átenlo de pies y manos, y arrójenlo afuera, a las tinieblas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes». Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos. Palabra del Señor.

Comentario: La parábola expresa la relación entre el Señor y sus invitados. Los invitados que se autoexcluyen por cuestiones de poder: a uno le interesaba más su campo, otro tenía un negocio; el rey los echa por no tener “el traje”: para entrar en el banquete es necesario “encarnar” el estilo de vida de Jesús.

SÁBADO 14: De la feria. Verde. San Calixto, pa. y mr. (ML). Rojo. Santa María en sábado. Blanco.

Liturgia Cotidiana octubre
SÁBADO 14 

De la feria. Verde. San Calixto, pa. y mr. (ML). Rojo. 

Santa María en sábado. Blanco. 

LECTURA Jl 4, 12-21 

Lectura de la profecía de Joel.

Así habla el Señor: ¡Que despierten y suban las naciones al valle de Josafat! Porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor. Pongan mano a la hoz: la mies está madura; vengan a pisar: el lagar está lleno; las cubas desbordan: ¡tan grande es su maldad! ¡Multitudes innumerables en el valle de la Decisión! Porque se acerca el Día del Señor en el valle de la Decisión. El sol y la luna se oscurecen, las estrellas pierden su brillo. El Señor ruge desde Sión y desde Jerusalén hace oír su voz: ¡tiemblan el cielo y la tierra! ¡Pero el Señor será un refugio para su pueblo, un resguardo para los israelitas! Así ustedes sabrán que Yo soy el Señor, su Dios, que habito en Sión, mi santa Montaña. Jerusalén será un lugar santo, y los extranjeros no pasarán más por ella. Aquel día, las montañas destilarán vino nuevo y manará leche de las colinas; por todos los torrentes de Judá correrán las aguas, y brotará un manantial de la Casa del Señor, que regará el valle de las Acacias. Egipto se convertirá en una desolación y Edóm en un desierto desolado, a causa de la violencia cometida contra los hijos de Judá, cuya sangre inocente derramaron en su país. Pero Judá será habitada para siempre y Jerusalén por todas las generaciones. Yo vengaré su sangre, no la dejaré impune, y el Señor tendrá su morada en Sión. Palabra de Dios.

Comentario: En esta visión de futuro del profeta, se enmarca “el día del Señor”, que alude al juicio de condenación y salvación de las naciones. Ese día tiene como característica principal la gran restauración, que el Señor hará sobre aquellos que hayan permanecidos fieles a su promesa. 


SALMO Sal 96, 1-2. 5-6. 11-12


R. ¡Alégrense, justos, en el Señor!

¡El Señor reina! Alégrese la tierra, regocíjense las islas incontables. Nubes y Tinieblas lo rodean, la Justicia y el Derecho son la base de su trono. R.

Las montañas se derriten como cera delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra. Los cielos proclaman su justicia y todos los pueblos contemplan su gloria. R.

Nace la luz para el justo, y la alegría para los rectos de corazón. Alégrense, justos, en el Señor y alaben su santo Nombre. R.


ALELUIA Lc 11, 28


Aleluia. Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 27-28


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús estaba hablando y una mujer levantó la voz en medio de la multitud y le dijo: «¡Feliz el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron!». Jesús le respondió: «Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús llama “perversa” a su generación -sus adversarios-, porque no han sabido descubrir en él a Dios. Y no lo han reconocido, simplemente, porque están llenos de soberbia y de un ego que es más grande que ellos mismos.

La Reflexión Dominical: Todos invitados

FB_DOMINGO_2409Dios ha preparado un gran banquete al cual todos estamos invitados. ¿Cómo tomamos esta invitación? ¿Estamos dispuestos a asistir a esta fiesta? Jesús enseña a través de la parábola del rey que invita a un banquete nupcial, con el fin de recordarnos la Alianza del Señor con su Pueblo.

“La Reflexión Dominical” es un espacio que, a partir del Evangelio del domingo, entrega un mensaje de fe, en la voz del padre Aderico Dolzani, de la SOCIEDAD DE SAN PABLO. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

 

COMENTARIO DOMINICAL: Invitados a un gran banquete 

Captura de pantalla 2017-10-13 a la(s) 11.44.48No es de extrañar que Jesús jamás se rehusara o rechazara una invitación a comer, ni menos que le importara quiénes lo iban a agasajar. Esta actitud sincera le trajo más de algún problema. Los que lo criticaban no entendían que sanara a pecadores y comiera con ellos. En las comidas, Jesús constató que el símbolo de nuestra unión final con él era el vínculo del amor.

La parábola de la boda recuerda la alianza de Dios con su pueblo y participar en ella implica comprometerse con la práctica de la justicia. Los invitados que se excusaron son los líderes del pueblo y los primeros responsables de una sociedad que no es justa ni fraterna. Suelen tener una delicadeza muy fina para eludir los compromisos y manipular las cosas a su gusto. En este banquete real quien no esté con el traje de fiesta adecuado no podrá entrar. Ese traje era el nombre que se le daba al vestido del novio, y particularmente al de la novia. En el lugar de la novia estamos representados todos los creyentes que queremos vestir el traje de la justicia.

Jesús nos invita a su mesa para una comunión gozosa. Si decimos que “no”, podremos ser personas exitosas y obtener todo en la vida. Pero ese “no”, clausura toda posibilidad de vivir en la alegría y en el amor de los hijos de Dios. Comportarnos de modo irracional, desatendiendo la llamada de Dios, nos lleva a una vida sin sentido y vacía.

Cuando la llamada de Dios deja a pocos escogidos es porque no estamos preparados para la comunión con él. La expresión “muchos son los llamados…” no pretende entregar el número de los que alcanzan la meta ni tampoco es para desalentar y caer en la resignación, sino que es una advertencia a no jactarnos de nuestras seguridades; y Jesús quiere abrir nuestros ojos. Su visión hace posible en nosotros aquel obrar con el que ganamos el traje para la boda.

“Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos” Mt 22, 14.

P. Fredy Peña T., ssp

VIERNES 13: De la feria. Verde

Liturgia Cotidiana octubre
VIERNES 13 

De la feria. Verde

LECTURA Jl 1, 13-15; 2, 1-2

Lectura de la profecía de Joel.

¡Vístanse de duelo y laméntense, sacerdotes! ¡Giman, servidores del altar! ¡Vengan, pasen la noche vestidos de penitencia, ministros de mi Dios! Porque se ha privado a la Casa de su Dios de ofrenda y libación. Ordenen un ayuno, convoquen a una reunión solemne, congreguen a los ancianos y a todos los habitantes del país, en la Casa del Señor, su Dios, y clamen al Señor. ¡Ah, que Día! Porque está cerca el Día del Señor, y viene del Todopoderoso como una devastación. ¡Toquen la trompeta en Sión, hagan sonar la alarma en mi Montaña santa! ¡Tiemblen todos los habitantes del país, porque llega el Día del Señor, porque está cerca! ¡Día de tinieblas y oscuridad, día nublado y de sombríos nubarrones! Como la aurora que se extiende sobre las montañas, avanza un pueblo numeroso y fuerte como no lo hubo jamás, ni lo habrá después de él, hasta en las generaciones más lejanas. Palabra de Dios. 

Comentario: El “día del Señor” es considerado el día del juicio. Es el momento en que quedarán al descubierto las obras y las intenciones de cada uno de los hombres y mujeres de la historia. Por eso se convoca a una asamblea penitencial, para que Dios tenga misericordia de sus hijos. 


SALMO Sal 9, 2-3. 6. 16. 8-9 


R. El Señor gobierna al mundo con justicia. 

Te doy gracias, Señor, de todo corazón y proclamaré todas tus maravillas. Quiero alegrarme y regocijarme en ti, y cantar himnos a tu Nombre, Altísimo. R. 

Escarmentaste a las naciones, destruiste a los impíos y borraste sus nombres para siempre. Los pueblos se han hundido en la fosa que abrieron, su pie quedó atrapado en la red que ocultaron. R.

Pero el Señor reina eternamente y establece su trono para el juicio: Él gobierna al mundo con justicia y juzga con rectitud a las naciones. R. 


ALELUIA Jn 12, 31-32 


Aleluia. «Ahora el Príncipe de este mundo será arrojado afuera; y cuando Yo sea levantado en alto sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 15-26 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Habiendo Jesús expulsado un demonio, algunos de entre la muchedumbre decían: «Éste expulsa a los demonios por el poder de Belzebul, el Príncipe de los demonios». Otros, para ponerlo a prueba, exigían de Él un signo que viniera del cielo. Jesús, que conocía sus pensamientos, les dijo: «Un reino donde hay luchas internas va a la ruina y sus casas caen una sobre otra. Si Satanás lucha contra sí mismo, ¿cómo podrá subsistir su reino? Porque –como ustedes dicen– Yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul. Si Yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul, ¿con qué poder los expulsan los discípulos de ustedes? Por eso, ustedes los tendrán a ellos como jueces. Pero si Yo expulso a los demonios con la fuerza de Dios, quiere decir que el Reino de Dios ha llegado a ustedes. Cuando un hombre fuerte y bien armado hace guardia en su palacio, todas sus posesiones están seguras, pero si viene otro más fuerte que él y lo domina, le quita las armas en las que confiaba y reparte sus bienes. El que no está conmigo está contra mí; y el que no recoge conmigo desparrama. Cuando el espíritu impuro sale de un hombre, vaga por lugares desiertos en busca de reposo, y al no encontrarlo, piensa: “Volveré a mi casa, de donde salí”. Cuando llega, la encuentra barrida y ordenada. Entonces va a buscar a otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí. Y al final, ese hombre se encuentra peor que al principio». Palabra del Señor. 

Comentario: Nadie está exento del pecado. Y con un simple ejemplo, Jesús explica el proceder del mal, que siempre estará buscando poseernos. Asimismo, será necesario una vigilancia y una atención constante de nuestros sentimientos y acciones.

JUEVES 12 De la feria. Verde. Nuestra Señora del Pilar (ML). Blanco

Liturgia Cotidiana octubre
JUEVES 12 

De la feria. Verde. Nuestra Señora del Pilar (ML). Blanco

LECTURA Mal 3, 13-20

Lectura de la profecía de Malaquías.

Ustedes hablan duramente contra mí, dice el Señor, y todavía preguntan: «¿Qué hemos dicho contra ti?» Ustedes dicen: «Es inútil servir a Dios, ¿y qué ganamos con observar sus mandamientos o con andar enlutados delante del Señor de los ejércitos? Por eso llamamos felices a los arrogantes: ¡prosperan los que hacen el mal; desafían a Dios, y no les pasa nada!». Entonces se hablaron unos a otros los que temen al Señor. El Señor prestó atención y escuchó: ante Él se escribió un memorial, en favor de los que temen al Señor y respetan su Nombre. Ellos serán mi propiedad exclusiva, dice el Señor de los ejércitos, en el Día que Yo preparo. Yo tendré compasión de ellos, como un hombre tiene compasión de su hijo que lo sirve. Ustedes volverán a ver la diferencia entre el justo y el impío, entre el que sirve a Dios y el que no lo sirve. Porque llega el Día, abrasador como un horno. Todos los arrogantes y los que hacen el mal serán como paja; el Día que llega los consumirá, dice el Señor de los ejércitos, hasta no dejarles raíz ni rama. Pero para ustedes, los que temen mi Nombre, brillará el sol de justicia que trae la salud en sus rayos. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta nos recuerda la eterna discusión sobre el aparente triunfo del mal y el sufrimiento de los justos. No obstante; la respuesta no se deja esperar. El Mal no tiene la última palabra, puesto que la “justicia” tan esperada, llegará: el hombre alcanzará la armonía y el equilibrio con las cosas, los demás y Dios.


SALMO Sal 1, 1-4. 6


R. ¡Feliz el que pone su confianza en el Señor!

¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los impíos, sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche! R.

Él es como un árbol plantado al borde de las aguas, que produce fruto a su debido tiempo, y cuyas hojas nunca se marchitan: todo lo que haga le saldrá bien. R. 

No sucede así con los malvados: ellos son como paja que se lleva el viento. Porque el Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malvados termina mal. R.


ALELUIA Cfr. Hech 16,14 


Aleluia. Señor, abre nuestro corazón, para que aceptemos las palabras de tu Hijo. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 5-13


Evangelio de nuestro Señor Jesu-cristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: Supongamos que alguno de ustedes tiene un amigo y recurre a él a medianoche, para decirle: «Amigo, préstame tres panes, porque uno de mis amigos llegó de viaje y no tengo nada que ofrecerle», y desde adentro él le responde: «No me fastidies; ahora la puerta está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados. No puedo levantarme para dártelos». Yo les aseguro que aunque él no se levante para dárselos por ser su amigo, se levantará al menos a causa de su insistencia y le dará todo lo necesario. También les aseguro: pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá. Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá. ¿Hay entre ustedes algún padre que da a su hijo una serpiente cuando le pide un pescado? ¿Y si le pide un huevo, le dará un escorpión? Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a aquéllos que se lo pidan! Palabra del Señor.

Comentario: Esta parábola del amigo inoportuno es una invitación a la constancia y la perseverancia en la oración y, como dice el dicho: “en pedir, no hay engaño”. Es la actitud que hay que considerar, ya que Dios nunca dará nada que no sea útil para nuestra santificación.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×