Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 31/01/2018

PORTADA FEBRERO: Iglesia de Dalcahue, Región de Los Lagos

Iglesia de Dalcahue, Región de Los Lagos

Iglesia de Dalcahue, Región de Los Lagos

La Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, está ubicada en la Plaza de Armas de la localidad de Dalcahue, comuna chilota del mismo nombre.

Es declarada en 1971 Monumento Nacional y reconocida en el año 2000 como Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO.

Construida entre 1893 y 1902, en el enclave que anteriormente ocupaba una capilla de misioneros jesuitas. Es considerada una de las iglesias más antiguas de la isla.

Tiene 38,40 m, de largo por 17,10 m, de ancho. La altura de su nave central es de 9,23 m, aproximadamente, mientras que su nave lateral tiene una altura de 5,90 m. La altura de la torre es de 26,50 m.

Presenta un singular pórtico de nueve arcos: seis en punta, dos remontados y el central de medio punto. Interiormente cuenta con tres naves construidas, principalmente, con madera de ciprés, alerce y ulmo, mientras que el exterior está revestido con tejuelas de alerce.

En su interior destaca la imagen policromada de Cristo crucificado, sobre un cortinaje rojo. La figura posee articulación de bisagra en las axilas, lo que indica haber sido diseñada para la ceremonia del desclave del Viernes Santo.

En la década de 2010 se instala una valla en el pórtico, a semejanza de las que tienen otras iglesias chilotas, como las de Colo y San Juan.

El año 2013 se inician trabajos de restauración, que culminan en septiembre de 2015.

Su fiesta patronal es el 15 de septiembre, en honor a Nuestra Señora de los Dolores.

EDITORIAL: San Valentín

EDITORIAL: San ValentínEl 14 de febrero, en la Roma antigua, se celebra una de las jornadas de las fiestas Lupercales, agasajos paganos que dan la bienvenida a la primavera y exaltan la fertilidad, que, según la mitología, son promovidos por Evandro, rey de los Arcadios.

Los expertos creen que el actual Día de San Valentín tiene su origen en esta legendaria festividad de tres días, dedicados a Lupercus, protector de los pastores y sus rebaños.

El papa san Gelasio (+496), en el año 494, designa el 14 de febrero, en el calendario litúrgico, como el Día de San Valentín, con la finalidad de convertir una fiesta pagana en católica, y que es celebrada en los siguientes quince siglos.

Según la enciclopedia católica, el santo cuya festividad cae en la fecha, conocida hoy como Día de San Valentín, es, posiblemente, alguno de los tres mártires ejecutados en tiempos del Imperio romano. Coincidentemente, los tres llevan el nombre de Valentín:

Un médico romano que opta por ser sacerdote y al que el emperador Claudio “el Gótico” ordena decapitar en el año 270.

Un obispo de la ciudad de Interamna, hoy Terni, Italia. Los restos de su cuerpo se conservan en la basílica de la ciudad, cuya fiesta patronal se celebra el 14 de febrero.

Un obispo, también llamado Valentín, de Recia que vive en el siglo V y es sepultado en Mais, cerca de Merano, en el Tirol italiano.

La mayoría de los investigadores se inclinan por el médico Valentín, quien, siendo capellán en el ejército, ignora la prohibición de Claudio que impide el casamiento de los soldados (según el gobernante, los hombres solteros, en la flor de la vida, eran más aguerridos); el sacerdote lo desafía y celebra, en secreto, los matrimonios de estos jóvenes. Por eso es considerado el patrono de los enamorados. El día de su muerte es el 14 de febrero.

En el año 1969, bajo el pontificado de Pablo VI y después del Concilio Vaticano II, la conmemoración de san Valentín es eliminada del calendario litúrgico, pasando a ser una fecha con santo, pero sin celebración, aunque ya se había extendido y convertido en una tradición alrededor del mundo, incluso en países con minoría católica.

Independientemente de cuál de los tres “Valentines” sea el verdadero patrono de los enamorados, lo cierto es que en todo el mundo, el 14 de febrero, se celebra el día del amor. Y celebrarlo, en cualquiera de sus manifestaciones, siempre será positivo, estimulante y esperanzador. ¡Feliz Día de San Valentín! Y viva el amor.

En Jesús, María y Pablo,

El Director

JUEVES 1: De la feria. Verde.

Portada febrero
JUEVES 1: De la feria. Verde.

Semana 5ª durante el año. Semana 4ª del Salterio.

LECTURA 1Rey 2, 1-4. 10-12 

Lectura del primer libro de los Reyes.

Estando ya próximo a su muerte, David hizo estas recomendaciones a su hijo Salomón: «Yo me voy por el camino de todo el mundo. Sé fuerte y compórtate como un hombre. Observa las prescripciones del Señor, tu Dios, siguiendo sus caminos, observando sus preceptos, sus mandamientos, sus leyes y sus instrucciones, según lo que está escrito en la Ley de Moisés. Así prosperarás en todo lo que hagas y en todo lo que emprendas, y el Señor mantendrá esta palabra que me ha dicho: “Si tus hijos vigilan su conducta, caminando delante de mí con fidelidad, de todo corazón y con toda su alma, nunca te faltará un descendiente en el trono de Israel”». David se fue a descansar con sus padres, y lo enterraron en la Ciudad de David. Cuarenta años duró su reinado sobre Israel: reinó siete años en Hebrón y treinta y tres en Jerusalén. Salomón se sentó en el trono de su padre David, y su realeza quedó firmemente afianzada. Palabra de Dios.

Comentario: En la cultura de la época, era común que quien iba a morir, reuniera a toda su familia para manifestar su última voluntad y dar la bendición final. Hay un llamado a los desterrados para que sean fieles a la Alianza, es decir, para que haya verdadera conversión y permanencia de la monarquía se debe ser fiel a la Ley de Moisés. 


SALMO 1Crón 29, 10-11. 11. 12 


R. ¡Bendito sea el Señor, nuestro Dios!

¡Bendito seas, Señor, Dios de nuestro padre Israel, desde siempre y para siempre! R.

Tuya, Señor, es la grandeza, la fuerza, la gloria, el esplendor y la majestad; porque a ti pertenece todo lo que hay en el cielo y en la tierra. R.

Tuyo, Señor, es el reino; Tú te elevas por encima de todo. De ti proceden la riqueza y la gloria. R.

Porque Tú, Señor, lo gobiernas todo, en tu mano están el poder y la fuerza, y es tu mano la que engrandece y afianza todas las cosas. R.


ALELUIA Mc 1, 15 


Aleluia. El Reino de Dios está cerca. Crean en la Buena Noticia. Aleluia.


EVANGELIO Mc 6, 7-13


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros. Y les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni provisiones, ni dinero; que fueran calzados con sandalias y que no tuvieran dos túnicas. Les dijo: «Permanezcan en la casa donde les den alojamiento hasta el momento de partir. Si no los reciben en un lugar y la gente no los escucha, al salir de allí, sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos». Entonces fueron a predicar, exhortando a la conversión; expulsaron a muchos demonios y sanaron a numerosos enfermos, ungiéndolos con óleo. Palabra del Señor.

Comentario: La práctica del ‘corbán’ (ofrenda, don) consistía en que si una propiedad estaba destinada a Dios, esta quedaba exenta del mandamiento que obligaba el cuidado de los padres. Jesús utiliza hechos de la vida cotidiana para desenmascarar a quienes por medio de la Ley quieren manipular la Palabra de Dios.

MIÉRCOLES 31: San Juan Bosco, p. (MO). Blanco.

Portada enero
MIÉRCOLES 31

San Juan Bosco, p. (MO). Blanco.

LECTURA 2Sam 24, 2. 9-17

Lectura  del segundo libro de Samuel

El rey dijo a Joab, el jefe del ejército, que estaba con él: «Recorre todas las tribus de Israel, desde Dan hasta Berseba y hagan el censo del pueblo, para que yo sepa el número de la población». Joab presentó al rey las cifras del censo de la población, y resultó que en Israel había ochocientos mil hombres aptos para el servicio militar, y en Judá, quinientos mil. Pero, después de esto, David sintió remordimiento de haber hecho el recuento de la población, y dijo al Señor: «He pecado gravemente al obrar así. Dígnate ahora, Señor, borrar la falta de tu servidor , porque me he comportado como un necio». A la mañana siguiente, cuando David se levantó, la palabra del Señor había llegado al profeta Gad, el vidente de David, en estos términos: «Ve a decir David: As í habla el Señor: Te propongo tres cosas. Elige una, y yo la llevaré a cabo». Gad se presentó a David y le llevó la noticia diciendo: «¿Qué prefieres: soportar tres años de hambre en tu país, o huir tres meses ante la persecución de tu enemigo, o que haya tres días de peste en tu territorio? Piensa y mira bien ahora lo que debo responder al que me envió». David dijo a Gad: «¡Estoy en un grave aprieto! Caigamos más bien en manos del Señor, por que es muy grande su misericordia antes que caer en manos de los hombre ». Entonces el Señor envió la peste a Israel, desde esa mañana hasta el tiempo señalado, y murieron setenta mil hombres del pueblo, desde Dan hasta Berseba. El Ángel extendió la mano hacia Jerusalén para exterminarla, pero el Señor se arrepintió del mal que le infligía y dijo al Ángel que exterminara al pueblo: «¡Basta ya! ¡Retira tu mano!». El Ángel del Señor estaba junto a la era de Arauná, el jebuseo. Y al ver al Ángel que castigaba al pueblo, David dijo al Señor: « Soy yo el que he pecado! ¡Soy yo el culpable! Pero éstos, las ovejas ¿qué han hecho? ¡Descarga tu mano sobre mí y sobre la casa de mi padre!». Palabra de Dios.

Comentario: El censo de David es un pecado contra la teocracia, ya que el rey decide colocar su confianza más en el pueblo que en el propio Dios. Hay en esto una medida antisocial y antipolítica. No obstante, la actitud de David puede repercutir en lo colectivo, sea para bien o para mal.


SALMO  Sal 31, 1-2. 5. 6. 7


R. ¡Perdona , Señor, mi culpa y mi pecado!

¡Feliz el que ha sido absuelto de su pecado y liberado de su falta! ¡Feliz el hombre a quien el Señor no le tiene en cuenta las culpas, y en cuyo espíritu no hay doblez! R.

Yo reconocí mi pecado, no te escondí mi culpa, pensando: «Confesaré mis faltas al Señor». ¡Y Tú perdonaste mi culpa y mi pecado R.

Por eso, que todos tus fieles te supliquen en el momento de la angustia; y cuando irrumpan las aguas caudalosas no llegarán hasta ellos. R.

Tú eres mi refugio, Tú me libras de los peligros y me colmas con la alegría de la salvación. R.


ALELUIA Jn 10, 27


Aleluia . «Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen, dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Mc 6, 1-6


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcoc.

Jesús se dirigió a su pueblo, seguido de sus discípulos. Cuando llegó el sábado y comenzó a enseñar en la sinagoga, y la multitud que lo escuchaba estaba asombrada y decía: «¿De dónde saca todo esto? ¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada y esos grandes milagros que se realizan por sus hermanos? ¿No es acaso el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros?». Y Jesús era para ellos un motivo de escándalo. Por eso les dijo: «Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa». Y no pudo hacer allí ningún milagro, fuera de sanar a unos pocos enfermos imponiéndoles las manos. Y Él se asombraba de su falta de fe. Jesús recorría las poblaciones de los alrededores, enseñando a la gente. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús quedó asombrado por la falta de fe de sus paisanos. Estos esperaban a un libertador con ribetes nacionalistas y que provocara una revolución contra los romanos. Aunque veían en él signos de acciones benéficas; sin embargo, no lograron ver en estas un mensaje de liberación y salvación. Les faltó la fe.

RESEÑA: Madurando al niño interior

Reseña-Madurando al niño interior

Gabriela Salum MADURANDO AL NIÑO INTERIOR Editorial SAN PABLO, Santiago, Chile, 2017, 80 pp.

Madurando al niño interior es un libro que se puede abordar como un conjunto de reflexiones que invitan a mirar hacia el interior, pero también a descubrir y entender el porqué de muchas actitudes y rasgos que forman parte de la forma de ser de cualquier persona. A lo largo de la lectura de sus páginas, el texto va dirigiendo al lector hacia preguntas como: ¿qué es lo que hoy define el ser de una persona?, ¿cuáles son sus heridas y sus limitaciones? Y, más importante aún: ¿cómo descubrir el origen de aquello que hoy se manifiesta y cómo lo resuelvo?

Gabriela Salum vuelca en esta obra las experiencias que ha podido recoger en los retiros, ejercicios espirituales y talleres de sanación interior y exterior en los que ha participado. En cada uno de ellos ha podido percibir un punto en común para todos los problemas que afectan a las personas que necesitan ayuda y sanación: todos poseen un niño interior, que no ha madurado a la par de la edad cronológica y que, a lo largo de la vida, va acumulando miedos, rencores, inseguridades  y dolores que limitan el pleno desarrollo personal. Es ese niño interior al que se dirige a lo largo de las páginas, motivando al lector a reconectarse con él, comprenderlo y acogerlo para luego, a la luz y guía del Espíritu Santo, proponer un camino de sanación personal que lo ayude a experimentar la libertad que Dios promete.

De este modo, cada capítulo desarrolla aspectos importantes para la vida del cristiano, como por ejemplo la conversión, el perdón, la misericordia, o las prisiones que nos rodean. Cada uno de ellos  puede estar fuertemente marcado por experiencias personales que no han sido del todo resueltas, y que encuentran su origen durante la gestación o el embarazo, el momento del parto o el desarrollo infantil. Momentos en los que se pueden gatillar mecanismos de defensa que persisten hasta la vida adulta, de acuerdo al planteamiento de Salum. El rechazo a un hijo no deseado, la cercanía o lejanía de los padres, el asociar ciertas conductas con premios o castigos, pueden terminar en actitudes que, inconscientemente, provocan en las personas el hallar “la forma” de llenar esos vacíos, que no han sido resueltos o que derechamente han sido ignorados.

La autora propone madurar a “ese niño interior”, que coloca su historia personal en perspectiva y desde la oración la mira con misericordia y paz. Además, en sus páginas hay preguntas que motivan a entender y mirar los recuerdos -buenos y malos-, para poder descubrir la fuente de muchos comportamientos que, al verlos fuera de ese contexto, no tienen una aparente explicación. Dice Gabriela: el niño interior nos impide enfrentar con madurez y serenidad las dificultades que se nos presentan en algún momento de la vida. La autora invita a encontrar un camino de sanación y madurez, dejando atrás los pesares para experimentar con mayor plenitud la vida que Dios nos ha regalado.

Rodrigo Miranda Sánchez

MARTES 30: De la feria. Verde.

Portada enero
MARTES 30

De la feria. Verde.

LECTURA 2Sam 18, 9-10. 14. 24-26. 31-32-19, 1 

Lectura del segundo libro de Samuel.

Absalón se encontró frente a los servidores de David. Iba montado en un mulo, y este se metió bajo el tupido ramaje de una gran encina, de manera que la cabeza de Absalón quedó enganchada en la encina. Así él quedó colgado entre el cielo y la tierra, mientras el mulo seguía de largo por debajo de él. Al verlo, un hombre avisó a Joab: «¡Acabo de ver a Absalón colgado de una encina!» Entonces Joab replicó: «No voy a perder más tiempo contigo». Y tomando en su mano tres dardos, los clavó en el corazón de Absalón. David estaba sentado entre las dos puertas. El centinela, que había subido a la azotea de la Puerta, encima de la muralla, alzó los ojos y vio a un hombre que corría solo. El centinela lanzó un grito y avisó al rey. El rey dijo: «Si está solo, trae una buena noticia». Mientras el hombre se iba acercando, el centinela divisó a otro que venía corriendo y gritó al portero: «¡Otro hombre viene corriendo solo!». El rey comentó: «Ése también trae una buena noticia». Enseguida llegó el hombre de Cusa y dijo: «¡Que mi señor, el rey, se entere de la buena noticia! El Señor hoy te ha hecho justicia, librándote de todos los que se sublevaron contra ti». El rey preguntó al cusita: «¿Está bien el joven Absalón?». El cusita respondió: «¡Que tengan la suerte de ese joven los enemigos de mi señor, el rey, y todos los rebeldes que buscan tu desgracia!» El rey se estremeció, subió a la habitación que estaba arriba de la Puerta y se puso a llorar. Y mientras iba subiendo, decía: «¡Hijo mío, Absalón, hijo mío! ¡Hijo mío, Absalón! ¡Ah, si hubiera muerto yo en lugar de ti, Absalón, hijo mío!». Palabra de Dios.

Comentario: Quizá lo más difícil del cristianismo es el perdón a los enemigos, porque si amamos a quienes nos aman ¡qué mérito hay! En este sentido, David se adelanta en “el amor cristiano”, ya que lo vemos perdonar y llorar la muerte de su hijo Absalón.


SALMO Sal 85, 1-6


R. ¡Inclina tu oído, respóndeme, Señor!

Inclina tu oído, Señor, respóndeme , por que soy pobre y miserable; protégeme porque soy uno de tus fieles, sala a tu servidor que en tí confía. R.

Tú eres mi Dios: ten piedad de mí Señor , porque te invoco todo el día; reconforta el ánimo de tu servidor, porque a ti, Señor, elevo mi alma. R.

Tú, Señor, eres bueno e indulgente, rico en misericordia con aquellos que te invocan: ¡atiende, Señor, a mi plegaria, escucha la voz de mi súplica! R..


ALELUIA Mt 8, 17


Aleluia. Cristo tomó nuestras debilidades y cargó sobre sí nuestras enfermedades. Aleluia.


EVANGELIO Mc 5, 21-43


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Cuando Jesús regresó en la barca a la otra orilla una gran multitud se reunió a su alrededor, y Él se quedó junto al mar. Entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo , y al verlo, se arrojó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se sane y viva». Jesús fue con él y lo seguía una gran multitud que lo apretaba por todos lados. Se encontraba allí una mujer que desde hacía doce años padecía de hemorragias Había sufrido mucho en manos de numerosos médicos y gastado todo sus bienes sin resultado; al contrario, cada vez estaba peor. Como había oído hablar de Jesús, se le acercó por detrás, entre la multitud, y tocó su manto, porque pensaba: «Con solo tocar su mano quedaré sanado ». Inmediatamente cesó la hemorragia, y ella sintió en su cuerpo que estaba sanada de su mal. Jesús se dio cuenta en seguida de la fuerza que había salido de Él se dio vuelta y dirigiéndose a la multitud, preguntó : «¿quién tocó mi manto? . Sus discípulos le dijeron: «¿Ves que la gente te aprieta por todas partes y preguntas quien te ha tocado?». Pero Él seguía mirando a su alrededor para ver quién había sido. Entonces la mujer, muy asustada y temblando, porque sabía bien lo que le había ocurrido, fue a arrojarse a sus pies y le confesó toda la verdad.  Jesús le dijo: «Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz, y queda sanada de tu enfermedad». Todavía estaba hablando, cuando llegaron unas personas de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron: «Tu hija ya murió; ¿para qué va a seguir molestando al Maestro? . Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras , dijo al jefe de la sinagoga «No temas, basta que creas . Y sin permitir que nadie lo acompañara , excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Sa trago, fue a casa del jefe de la sinagoga . Allí vio un gran alboroto, gente que lloraba y gritaba. Al entrar, les dijo: « Por qué se alborotan y lloran? La niña no está muerta sino que duerme». Y se burlaban de Él. Pero Jesús hizo salir a todos, y tomando consigo al padre y a la madre de la niña , y a los que venían con Él, entró donde ella estaba. La tomó de la mano y le dijo: «Talitá kum», que significa: « ¡Niña, Yo te lo ordeno levántate!» En seguida la niña, que ya tenía doce años se levantó y comenzó a caminar. Ellos, entonces, se llenaron de asombro, y Él les mandó insistentemente que nadie se enterara de lo sucedido. Después dijo que dieran de comer a la niña. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús es el verdadero Mesías que tiene las palabra de vida que liberan y sanan. Por eso que con su actuar confirma que la muerte no es un límite absoluto, ahora él es el dador de vida. En ese sentido, el creyente confía en que la muerte ha sido superada por Cristo, pero le deja a Dios el “cómo” y el “cuándo”. 

LUNES 29: De la feria. Verde.

Portada enero
LUNES 29

De la feria. Verde.

LECTURA 2Sam 15, 13-14. 30; 16, 5-13 

Lectura del segundo libro de Samuel.

David recibió esta noticia: «Todos los hombres de Israel están de parte de Absalón». Entonces dijo a todos sus servidores que estaban con él en Jerusalén: «¡Rápido, huyamos! Si Absalón se nos pone delante, no tendremos escapatoria. ¡Apúrense a partir, no sea que él nos sorprenda, que precipite la desgracia sobre nosotros y pase la ciudad al filo de la espada!». David subía la cuesta de los Olivos; iba llorando, con la cabeza cubierta y los pies descalzos. Todo el pueblo que lo acompañaba también llevaba la cabeza cubierta, y lloraba mientras subía. Cuando el rey llegaba a Bajurím salió de allí un hombre del mismo clan que la casa de Saúl, llamado Simei, hijo de Guerá. Mientras salía, iba lanzando maldiciones, y arrojaba piedras contra David y contra sus servidores, a pesar de que todo el pueblo y todos los guerreros marchaban a la derecha y a la izquierda del rey. Y al maldecirlo, decía: «¡Fuera, fuera, hombre sanguinario y canalla! El Señor hace recaer sobre ti toda la sangre de la casa de Saúl, a quien tú has usurpado el reino. ¡El Señor ha puesto la realeza en manos de tu hijo Absalón, mientras que tú has caído en desgracia, porque eres un sanguinario!». Abigail, hijo de Seruiá, dijo al rey: «¿Cómo ese perro muerto va a maldecir a mi señor, el rey? ¡Deja que me cruce y le cortaré la cabeza!» Pero el rey replicó: «¿Qué tengo que ver yo con ustedes, hijos de Seruiá? Si él maldice, es porque el Señor le ha dicho: “¡Maldice a David!”. ¿Quién podrá entonces reprochárselo?». Luego David dijo a Abisai y a todos sus servidores: «Si un hijo mío, nacido de mis entrañas, quiere quitarme la vida, ¡cuánto más este benjaminita! Déjenlo que maldiga, si así se lo ha dicho el Señor. Quizá el Señor mire mi humillación y me devuelva la felicidad, a cambio de esta maldición que hoy recibo de él». David siguió con sus hombres por el camino, mientras Simei iba por la ladera de la montaña, al costado de él; y a medida que avanzaba, profería maldiciones, arrojaba piedras y levantaba polvo. Palabra de Dios.

Comentario: Causa admiración la paciencia y humildad de David ante los insultos y maldiciones de Samei. Ante tal situación queda de manifiesto su fortaleza de espíritu y su profunda religiosidad, concentrando toda la fe del pueblo escogido, que tiene experiencia con el sufrimiento y la humillación. 


SALMO Sal 3, 2-8 


R. ¡Levántate, Señor, sálvame!

Señor, ¡qué numerosos son mis adversarios, cuántos los que se levantan contra mí! ¡Cuántos son los que dicen de mí: «Dios ya no quiere salvarlo»! R.

Pero Tú eres mi escudo protector y mi gloria, Tú mantienes erguida mi cabeza. Invoco al Señor en alta voz, y Él me responde desde su santa Montaña. R.

Yo me acuesto y me duermo, y me despierto tranquilo porque el Señor me sostiene. No temo a la multitud innumerable, apostada contra mí por todas partes. ¡Levántate, Señor! ¡Sálvame, Dios mío! R.


ALELUIA Lc 7, 16


Aleluia. Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo. Aleluia.


EVANGELIO Mc 5, 1-20


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús y sus discípulos llegaron a la otra orilla del mar, a la región de los gerasenos. Apenas Jesús desembarcó, le salió al encuentro desde el cementerio un hombre poseído por un espíritu impuro. Él habitaba en los sepulcros, y nadie podía sujetarlo, ni siquiera con cadenas. Muchas veces lo habían atado con grillos y cadenas, pero él había roto las cadenas y destrozado los grillos, y nadie podía dominarlo. Día y noche, vagaba entre los sepulcros y por la montaña, dando alaridos e hiriéndose con piedras. Al ver de lejos a Jesús, vino corriendo a postrarse ante Él, gritando con fuerza: «¿Qué quieres de mí, Jesús, Hijo de Dios, el Altísimo? ¡Te conjuro por Dios, no me atormentes!». Porque Jesús le había dicho: «¡Sal de este hombre, espíritu impuro!» Después le preguntó: «¿Cuál es tu nombre?». Él respondió: «Mi nombre es Legión, porque somos muchos». Y le rogaba con insistencia que no lo expulsara de aquella región. Había allí una gran piara de cerdos que estaba paciendo en la montaña. Los espíritus impuros suplicaron a Jesús: «Envíanos a los cerdos, para que entremos en ellos». Él se lo permitió. Entonces los espíritus impuros salieron de aquel hombre, entraron en los cerdos, y desde lo alto del acantilado, toda la piara –unos dos mil animales– se precipitó al mar y se ahogó. Los cuidadores huyeron y difundieron la noticia en la ciudad y en los poblados. La gente fue a ver qué había sucedido. Cuando llegaron adonde estaba Jesús, vieron sentado, vestido y en su sano juicio, al que había estado poseído por aquella Legión, y se llenaron de temor. Los testigos del hecho les contaron lo que había sucedido con el endemoniado y con los cerdos. Entonces empezaron a pedir a Jesús que se alejara de su territorio. En el momento de embarcarse, el hombre que había estado endemoniado le pidió que lo dejara quedarse con Él. Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: «Vete a tu casa con tu familia, y anúnciales todo lo que el Señor hizo contigo al compadecerse de ti». El hombre se fue y comenzó a proclamar por la región de la Decápolis lo que Jesús había hecho por él, y todos quedaban admirados. Palabra del Señor. 

Comentario: Si bien Jesús no admite al exendemoniado como discípulo, sin embargo esto no significa que el Reino de Dios sea propiedad del pueblo judío. Al contrario, para Jesús no era necesario que este formara parte de los discípulos para anunciar la palabra de Dios: Hay muchas personas que no siendo sacerdotes o monjas, siendo “laicos”, pueden dar un hermoso testimonio como cristianos.

DOMINGO 28: Domingo 4º durante el año. Verde.

Portada enero
DOMINGO 28

Domingo 4º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana 4ª del Salterio.

1ª LECTURA Deut 18, 15-20 

Lectura del libro del Deuteronomio.

Moisés dijo al pueblo: El Señor, tu Dios, te suscitará un profeta como yo; lo hará surgir de entre ustedes, de entre tus hermanos, y es a Él a quien escucharán. Esto es precisamente lo que pediste al Señor, tu Dios, en el Horeb, el día de la asamblea, cuando dijiste: «No quiero seguir escuchando la voz del Señor, mi Dios, ni miraré más este gran fuego, porque de lo contrario moriré». Entonces el Señor me dijo: «Lo que acaban de decir está muy bien. Por eso, suscitaré entre sus hermanos un profeta semejante a ti, pondré mis palabras en su boca, y él dirá todo lo que Yo le ordene. Al que no escuche mis palabras, las que este profeta pronuncie en mi Nombre, Yo mismo le pediré cuenta. Y si un profeta se atreve a pronunciar en mi Nombre una palabra que Yo no le he ordenado decir, o si habla en nombre de otros dioses, ese profeta morirá». Palabra de Dios.

Comentario: El Deuteronomio denuncia el falso profetismo y ofrece criterios para su discernimiento. Sabemos que el buen profeta actúa como mediador de la palabra de Dios y, a su vez, el pueblo debe escuchar la palabra del profeta como mensaje de Dios. 


SALMO Sal 94, 1-2. 6-9 


R. Ojalá hoy escuchen la voz del Señor.

¡Vengan, cantemos con júbilo al Señor, aclamemos a la Roca que nos salva! ¡Lleguemos hasta Él dándole gracias, aclamemos con música al Señor! R.

¡Entren, inclinémonos para adorarlo! ¡Doblemos la rodilla ante el Señor que nos creó! Porque Él es nuestro Dios, Y nosotros, el pueblo que Él apacienta, las ovejas conducidas por su mano. R.

Ojalá hoy escuchen la voz del Señor: «No endurezcan su corazón como en Meribá, como en el día de Masá, en el desierto, cuando sus padres me tentaron y provocaron, aunque habían visto mis obras». R.


2ª LECTURA 1Cor 7, 32-35


Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Yo quiero que ustedes vivan sin inquietudes. El que no tiene mujer se preocupa de las cosas del Señor, buscando cómo agradar al Señor. En cambio, el que tiene mujer se preocupa de las cosas de este mundo, buscando cómo agradar a su mujer, y así su corazón está dividido. También la mujer soltera, lo mismo que la virgen, se preocupa de las cosas del Señor, tratando de ser santa en el cuerpo y en el espíritu. La mujer casada, en cambio, se preocupa de las cosas de este mundo, buscando cómo agradar a su marido. Les he dicho estas cosas para el bien de ustedes, no para ponerles un obstáculo, sino para que ustedes hagan lo que es más conveniente y se entreguen totalmente al Señor. Palabra de Dios.

Comentario: El carisma o don vocacional que Dios da a cada persona es el mejor para él o para ella y cada cual discernirá lo que es bueno o malo en su elección. Es desde esta perspectiva cristiana que san Pablo intenta explicar cómo se juzgará cualquier opción de vida tomada sin menospreciar el matrimonio o una vida célibe por el Reino. 


ALELUIA Mt 4, 16 


Aleluia. El pueblo que se hallaba en tinieblas vio una gran luz; sobre los que vivían en las oscuras regiones de la muerte, se levantó una luz. Aleluia.


EVANGELIO Mc 1, 21-28


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús entró en Cafarnaúm, y cuando llegó el sábado, fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. Todos estaban asombrados de su enseñanza, por- que les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. Y había en la sinagoga de ellos un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar; «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios». Pero Jesús lo increpó, diciendo: «Cállate y sal de este hombre». El espíritu impuro lo sacudió violentamente, y dando un alarido, salió de ese hombre. Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espí- ritus impuros, y éstos le obedecen!». Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús actúa con autoridad porque esta se fundamenta en el poder liberador de Dios. Ese poder es el que le permite expulsar a los demonios y toda situación que oprima al hombre. Esta liberación es una invitación para luchar contra todo aquello que al hombre lo somete y oprime. Pero no solo con nuestras fuerzas sino por el poder de Dios.

SÁBADO 27: De la feria. Verde. Santa Ángela de Mérici, v. (ML). Blanco.

Portada enero
SÁBADO 27

De la feria. Verde. Santa Ángela de Mérici, v. (ML). Blanco.

LECTURA 2Sam 12, 1-7. 10-15 

Lectura del segundo libro de Samuel.

El Señor envió al profeta Natán ante el rey David. Él se presentó y le dijo: «Había dos hombres en una misma ciudad, uno rico y el otro pobre. El rico tenía una enorme cantidad de ovejas y de bueyes. El pobre no tenía nada, fuera de una sola oveja pequeña que había comprado. La iba criando, y ella crecía junto a él y a sus hijos: comía de su pan, bebía de su copa y dormía en su regazo. ¡Era para él como una hija! Pero llegó un viajero a la casa del hombre rico, y éste no quiso sacrificar un animal de su propio ganado para agasajar al huésped que había recibido. Tomó en cambio la oveja del hombre pobre, y se la preparó al que le había llegado de visita». David se enfureció contra aquel hombre y dijo á Natán: «¡Por la vida del Señor, el hombre que ha hecho eso merece la muerte! Pagará cuatro veces el valor de la oveja, por haber obrado así y no haber tenido compasión». Entonces Natán dijo a David: «¡Ese hombre eres tú! Así habla el Señor, el Dios de Israel: la espada nunca más se apartará de tu casa, ya que me has despreciado y has tomado por esposa a la mujer de Urías, el hitita. Así habla el Señor: Yo haré surgir de tu misma casa la desgracia contra ti. Arrebataré a tus mujeres ante tus propios ojos y se las daré a otro, que se acostará con ellas en pleno día. Porque tú has obrado ocultamente, pero yo lo haré delante de todo Israel y a la luz del sol». David dijo a Natán: «¡He pecado contra el Señor!». Natán le respondió: «El Señor, por su parte, ha borrado tu pecado: no morirás. No obstante, porque con esto has ultrajado gravemente al Señor, el niño que te ha nacido morirá sin remedio». Y Natán se fue a su casa. Palabra de Dios.

Comentario: David reconoce su pecado y se muestra arrepentido. Dios lo perdona pero no por eso lo exime de alguna penitencia. Asimismo sufrirá las muertes de sus hijos (Amnón, Absalón, Adonías). Sin embargo, es notable su humildad y plegaria por los que ama, en especial por el hijo de Betsabé: el rey ayuna y muestra su confianza en la oración que clama la misericordia de Dios.


SALMO Sal 50, 12-17 


R. ¡Dios mío, crea en mí un corazón puro!

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. No me arrojes lejos de tu presencia ni retires de mí tu santo espíritu. R.

Devuélveme la alegría de tu salvación, que tu espíritu generoso me sostenga: yo enseñaré tu camino a los impíos y los pecadores volverán a ti. R.

¡Líbrame de la muerte, Dios, salvador mío, y mi lengua anunciará tu justicia! Abre mis labios, Señor, y mi boca proclamará tu alabanza. R.


ALELUIA Jn 3, 16 


Aleluia. Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único; todo el que cree en él tiene Vida eterna. Aleluia.


EVANGELIO Mc 4, 35-41


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Un día, al atardecer, Jesús dijo a sus discípulos: “Crucemos a la otra orilla”. Ellos, dejando a la multitud, lo llevaron en la barca, así como estaba. Había otras barcas junto a la suya. Entonces se desató un fuerte vendaval, y las olas entraban en la barca, que se iba llenando de agua. Jesús estaba en la popas durmiendo sobre el cabezal. Lo despertaron y le dijeron: “¡Maestro! ¿No te importa que nos ahoguemos?”. Despertándose, él increpó al viento y dijo al mar: “¡Silencio! ¡Cállate!”. El viento se aplacó y sobrevino una gran calma. Después les dijo: “¿Por qué tienen miedo? ¿Cómo no tienen fe?”. Entonces quedaron atemorizados y se decían unos a otros: “¿Quién es éste, que hasta el viento y el mar le obedecen?”. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús se presenta como quien posee el poder de dominar la naturaleza. Al calmar la tempestad y el viento manifiesta que él es Dios; no obstante, sus discípulos aún no maduran en la fe y les cuesta creer en él. Son tantas las ocasiones en que le rogamos a Dios que se manifieste, pero la mayoría de las veces, acudimos a él sin tener ni una esperanza.

Para recordar la presencia del Papa en nuestra tierra

Pack papa Francisco: Para recordar la presencia del Papa en nuestra tierraFueron días de encuentro, de compartir y de escuchar un mensaje claro y profundo, que llegó a la gente de Santiago, Temuco e Iquique. Habló a los jóvenes, las reclusas, los sacerdotes y consagrados, a la sociedad civil, autoridades y académicos. En SAN PABLO queremos que el recuerdo de la visita del papa Francisco perdure en todos los corazones, por lo que hemos preparado un pack especial que incluye el libro Lo miró con misericordia y lo eligió, un Rosario y una imagen conmemorativa, de modo que el eco de su visita siga dando vueltas entre todos los que conformamos la Iglesia.

Consulta por este pack en todas las librerías SAN PABLO, y lleva a tu hogar un bonito recuerdo de la visita del papa Francisco a nuestra tierra.

Te invitamos también a recordar también algunos de los momentos que Francisco compartió en Chile, revisando las notas que preparamos acerca de su paso por Chile.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×