Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 28/02/2018

OFERTA exclusiva en Librería Virtual SAN PABLO para el mes de marzo

OFERTA exclusiva en Librería Virtual SAN PABLO para el mes de marzoEn marzo celebramos #SemanaSanta, un tiempo muy especial para los cristianos, en que reflexionamos el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Es una época en que las parroquias e iglesias preparan la lectura y dramatización de los últimos momentos de la vida del Señor.

Y para ayudarlos con ello, en SAN PABLO hemos puesto a un precio especial un subsidio litúrgico que apoya la preparación de esta parte de las celebraciones litúrgicas de la semana mayor de los cristianos: Pasión de Nuestro Señor Jesucristo según los cuatro evangelistas. Todas las personas que realicen la compra de este producto a través de la librería virtual SAN PABLO podrán llevarlo a tan solo $1700.

Se trata de un producto que, en LETRA GRANDE, contiene los textos aprobados por los obispos del Cono Sur y se utiliza para la proclamación de la Pasión del Señor en el Domingo de Ramos, Viernes Santo u otra ocasión donde se estime oportuno, a partir de la lectura dramatizada de los textos escritos por los evangelistas Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Lleva este producto ingresando a este link: https://sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=2029

Pack SAN PABLO: La Liturgia Cotidiana + “Santa Gema Galgani, la santa de los estigmas”

Pack SAN PABLO: La Liturgia Cotidiana + “Santa Gema Galgani, la santa de los estigmas”Tenemos disponible para todos ustedes un nuevo pack que enriquece la experiencia de comprar de la Liturgia Cotidiana. Durante todo el mes de marzo, ya sea en librerías o en internet, podrán llevar junto a la edición de abril del tradicional periódico de SAN PABLO, el libro Santa Gema Galgani, la santa de los estigmas, que forma parte de la colección Testigos.

Escrita por el periodista Alfredo Barra, se trata de una biografía sencilla, ágil y completa de la santa. Gemita fue una joven italiana que mantuvo una gran familiaridad con Jesús, la Virgen María y su Ángel de la Guarda, recibiendo dones y gracias que elle creía no merecer. Un relato que vale la pena compatir y que se puede obtener ahora de una manera mucho más conveniente, junto a la Liturgia Cotidiana del mes de abril.

Consulta por este producto en todas las librerías SAN PABLO. También lo puedes encontrar en internet, a través de la librería virtual ingresando a este link: https://sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=2817

MIÉRCOLES 28: De la feria. Morado.

Portada febrero
MIÉRCOLES 28

De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Jer 18, 18-20 

Lectura del libro de Jeremías.

Los hombres de Judá y los habitantes de Jerusalén dijeron: “¡Vengan, tramemos un plan contra Jeremías, porque no le faltará la instrucción al sacerdote, ni el consejo al sabio, ni la palabra al profeta! Vengan, inventemos algún cargo contra él, y no prestemos atención a sus palabras”. ¡Préstame atención, Señor, y oye la voz de los que me acusan! ¿Acaso se devuelve mal por bien para que me hayan cavado una fosa? Recuerda que yo me presenté delante de ti para hablar en favor de ellos, para apartar de ellos tu furor. Palabra de Dios.

Comentario: El pueblo quiere acusar a Jeremías y elaborar una conspiración. Esta acusación está cimentada sobre la base de las tres instituciones de Israel: sacerdocio, sabios y profetas. Ante tal situación, se siente indefenso y acude a Dios en un gesto de total abandono y confianza. 


SALMO Sal 30, 5-6. 14. 16 


R. ¡Sálvame, Señor, por tu misericordia!

Sácame de la red que me han tendido, porque Tú eres mi refugio. Yo pongo mi vida en tus manos: Tú me rescatarás, Señor, Dios fiel. R.

Oigo los rumores de la gente y amenazas por todas partes, mientras se confabulan contra mí y traman quitarme la vida. R.

Pero yo confío en ti, Señor, y te digo: “Tú eres mi Dios, mi destino está en tus manos”. Líbrame del poder de mis enemigos y de aquéllos que me persiguen. R.


VERSÍCULO Jn 8, 12 


“Yo soy la luz del mundo; el que me sigue tendrá la luz de la Vida”, dice el Señor.


EVANGELIO Mt 20, 17-28


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Mientras Jesús subía a Jerusalén, llevó consigo a los Doce, y en el camino les dijo: “Ahora subimos a Jerusalén, donde el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Ellos lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos para que se burlen de Él, lo azoten y lo crucifiquen, pero al tercer día resucitará”. Entonces la madre de los hijos de Zebedeo se acercó a Jesús, junto con sus hijos, y se postró ante Él para pedirle algo. “¿Qué quieres?”, le preguntó Jesús. Ella le dijo: “Manda que mis dos hijos se sienten en tu Reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda”. “No saben lo que piden”, respondió Jesús. “¿Pueden beber el cáliz que Yo beberé?”. “Podemos”, le respondieron. “Está bien, les dijo Jesús, ustedes beberán mi cáliz. En cuanto a sentarse a mi derecha o a mi izquierda, no me toca a mí concederlo, sino que esos puestos son para quienes se los ha destinado mi Padre”. Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús los llamó y les dijo: “Ustedes saben que los jefes de las naciones dominan sobre ellas y los poderosos les hacen sentir su autoridad. Entre ustedes no debe suceder así. Al contrario, el que quiera ser grande, que se haga servidor de ustedes; y el que quiera ser el primero, que se haga su esclavo: como el Hijo del hombre, que no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud”. Palabra del Señor. 

Comentario: Jesús al entregar la vida por “todos” acentúa la desproporción del que entrega la vida, que es uno, y aquellos por quienes la entrega, que son muchos. Sin duda que el sacrificio de Jesús no tiene comparación, él fue el primero en ponerse como “servidor”. Este es el itinerario de todo creyente que quiera solidarizar con el más pequeño de los hombres, es decir, donar su vida como servicio al Reino.

MARTES 27: De la feria. Morado.

Portada febrero
MARTES 27

De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Is 1, 10. 16-20 

Lectura del libro de Isaías.

¡Escuchen la palabra del Señor, jefes de Sodoma! ¡Presten atención a la instrucción de nuestro Dios, pueblo de Gomorra! ¡Lávense, purifíquense, aparten de mi vista la maldad de sus acciones! ¡Cesen de hacer el mal, aprendan a hacer el bien! ¡Busquen el derecho, socorran al oprimido, hagan justicia al huérfano, defiendan a la viuda! Vengan, y discutamos –dice el Señor–. Aunque sus pecados sean como la escarlata, se volverán blancos como la nieve; aunque sean rojos como la púrpura, serán como la lana. Si están dispuestos a escuchar, comerán los bienes del país; pero si rehúsan hacerlo y se rebelan, serán devorados por la espada, porque ha hablado la boca del Señor. Palabra de Dios. 

Comentario: El profeta invita a su pueblo a juzgar objetivamente la situación histórica-religiosa por la que pasan. Por un lado, denota la humildad en reconocer sus pecados y un culto meramente externo y ritual. Por otro, la orientación iluminadora de Dios que implica una total fidelidad y obediencia a la Alianza. Dios ya se ha pronunciado a favor de su pueblo; ahora es el pueblo el que debe responder ante Dios. 


SALMO Sal 49, 8-9. 16-17. 21. 23 


R. El que sigue buen camino gustará la salvación de Dios.

No te acuso por tus sacrificios: ¡tus holocaustos están siempre en mi presencia! Pero Yo no necesito los novillos de tu casa ni los cabritos de tus corrales. R.

¿Cómo te atreves a pregonar mis mandamientos y a mencionar mi alianza con tu boca, tú, que aborreces toda enseñanza y te despreocupas de mis palabras? R.

Haces esto, ¿y Yo me voy a callar? ¿Piensas acaso que soy como tú? Te acusaré y te argüiré cara a cara. El que ofrece sacrificios de alabanza, me honra de verdad. R.


VERSÍCULO Ez 18, 31 


“Arrojen lejos de ustedes todas las rebeldías y háganse un corazón nuevo y un espíritu nuevo”, dice el Señor.


EVANGELIO Mt 23, 1-12


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a la multitud y a sus discípulos: Los escribas y fariseos ocupan la cátedra de Moisés; ustedes hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras, porque no hacen lo que dicen. Atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los demás, mientras que ellos no quieren moverlas ni siquiera con el dedo. Todo lo hacen para que los vean: agrandan las filacterias y alargan los flecos de sus mantos; les gusta ocupar los primeros puestos en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, ser saludados en las plazas y oírse llamar “mi maestro” por la gente. En cuanto a ustedes, no se hagan llamar “maestro”, porque no tienen más que un Maestro y todos ustedes son hermanos. A nadie en el mundo llamen “padre”, porque no tienen sino uno, el Padre celestial. No se dejen llamar tampoco “doctores”, porque sólo tienen un Doctor, que es el Mesías. El mayor entre ustedes será el que los sirve, porque el que se eleva será humillado, y el que se humilla será elevado. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús advierte a sus discípulos y les pide que no actúen como los escribas y fariseos. Los primeros imponían el peso de la Ley a los demás, pero ellos no daban ejemplo de cumplirla; y los fariseos por su puritanismo exclusivista, le habían quitado a la Ley su cuota de humanidad y vínculo con el prójimo. Por eso, la religión ha de estar en consonancia con Dios y al mismo tiempo con el prójimo.

RESEÑA: Desde el abismo clamo a ti Señor

RESEÑA: Desde el abismo clamo a ti Señor

Este libro aporta una mirada al sufrimiento que invita al lector a salir de su zona de confort. ¿Qué quiere decirme Dios cuando sufro? ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo puedo conectar con el sufrimiento y, tal vez más importante, con la persona que sufre? Todas y cada una de estas interrogantes son abordadas a lo largo de un texto que conmueve y hace pensar. Y que fundamentalmente llama a mirarnos como cristianos y preguntarnos cómo podemos encontrar a Dios en cada uno y en el otro.

Desde el abismo clamo a ti, Señor indaga en cómo hablarle a los hombres y mujeres de nuestro tiempo acerca de la experiencia del sufrimiento; qué decirles cuando se ha atravesado la oscuridad del dolor; y cómo dirigirnos a los propios sufrientes desde una perspectiva de fe. Sobre todo tomando en cuenta que, como Iglesia, debemos transmitir y hacer sentir la presencia de Dios a quienes hoy lo necesitan: enfermos, sufrientes, niños, mujeres, ancianos y migrantes presentes alrededor del mundo.

A partir de ello, es posible encontrar en estas páginas un profundo llamado a ir al encuentro del otro, del prójimo. A mirarnos como sociedad y, descubrir, dónde están los sufrientes y de qué manera podemos integrarlos, recuperarlos y acompañarlos. Algo que solo se logra a partir de lo que cada uno logra aprender acerca de su propio dolor. Un recorrido complejo y diferente para cada persona, pero que enseña a quien lo quiere oír. A lo largo de las páginas, el sacerdote de los Sagrados Corazones Pedro Pablo Achondo va desarrollando temas como el tiempo y el dolor, el prójimo, la memoria, la escucha, el acompañamiento, la importancia y el sentido, en un camino que conduce al encuentro del Dios que sufre con cada uno de sus hijos, con un sentido final de encuentro y esperanza.

Es claro que no hay una salida fácil frente al dolor, ni un discurso sencillo que pueda aplicarse como un remedio general. Sin embargo, la lectura de este libro motiva a descubrir al hermano que sufre, como el primer y necesario paso que dar para hacer frente al sufrimiento, superando las barreras de una sociedad que, escudada en la máscara del éxito, no les da espacio. Comprender esta ética del sufrimiento que propone el P. Achondo implica situarnos como cristianos frente a una realidad de la que todos somos parte y que todos vamos a experimentar. Gran parte de la lectura se puede resumir en ese mensaje: hacer entender el lector la importancia del encuentro con el otro, compartiendo y acompañando. Es un llamado para el cristiano: una invitación a ser con otro o, dicho en términos del libro estar-ahí, estar-con, acogiendo la cólera, la molestia, el dolor, la pena y la congoja de quien sufre. Tal vez nunca se llegue a entender completamente su dolor y aquella persona tampoco logre comprender el propio, pero si podemos hacerles sentir que estamos con ellos, soportando la pena, viviendo juntos la muerte o la enfermedad.

Ahí hay también una actitud que enseña acerca de la fe, por cuanto el autor explica que la única manera de acercarnos al Dios compasivo que revela Jesús es a través del hermano. Al estar junto a él, y acompañarlo, se revela el Dios que, por amor, se hizo hombre para padecer en la Cruz. Aquél que podemos encontrar en la carne herida, el corazón abandonado y en la vida traspasada de los que sufren. Por eso en este discurso que propone Achondo es fundamental aprender a reconocer al herido, al excluido, para verlo a los ojos de la justicia, la memoria y la misericordia para, de este modo, abrirnos al sufrimiento y ser capaces de escuchar, acompañar, ayudando a todos a experimentar ese amor de Dios que nos ha sido prometido. Y que, en ciertas situaciones de la vida, es tan difícil de sentir y comprender.

Las Liturgias Cotidianas de mayo y junio esperan por ti

Las Liturgias Cotidiana de mayo y junio esperan por tiMayo y junio son meses para celebrar a la familia, en especial a papá y mamá. También son meses en los que podemos celebrar la fe, comunicando el evangelio y compartiendo la Palabra a través de la Liturgia. Y acá en SAN PABLO ya pueden encontrar el material necesario para preparar las celebraciones de ambos meses con las liturgias cotidianas de cada uno.

En el mes dedicado a las madres, la Liturgia Cotidiana trae los textos y comentarios para las celebraciones de la Exaltación de la Santa Cruz, los santos Felipe y Santiago, la Ascensión del Señor, Domingo de Pentecostés, Nuestro Señor Jesucristo, sumo y eterno sacerdote, la Santísima Trinidad y la Visitación de la Virgen María. En tanto, para junio, el periódico de SAN PABLO incluye las celebraciones del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, el Sagrado Corazón de Jesús, el Nacimiento de san Juan Bautista, y san Pedro y san Pablo. Además, ambas revistas traen los guiones para las celebraciones dominicales, lo que facilita la celebración semanal del encuentro con el Señor.

La liturgia cotidiana es un servicio de SAN PABLO que ayudará a hacer de la acción litúrgica una fiesta, un camino de maduración en la fe y un medio de evangelización. Pueden suscribirse llamando al 227200302 o escribiendo al correo suscripciones@sanpablochile.cl. También se puede hacer a través de internet, ingresando a https://sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=2816

La Liturgia Cotidiana de mayo está disponible en este vínculo, mientras que la publicación de junio se puede adquirir ingresando aquí.

LUNES 26: De la feria. Morado.

Portada febrero
LUNES 26

De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Dn 9, 4-10 

Lectura de la profecía de Daniel.

¡Ah, Señor, Dios, el Grande, el Temible, el que mantiene la alianza y la fidelidad con aquellos que lo aman y observan sus mandamientos! Nosotros hemos pecado, hemos faltado, hemos hecho el mal, nos hemos rebelado y nos hemos apartado de tus mandamientos y tus preceptos. No hemos escuchado a tus servidores los profetas, que hablaron en tu Nombre a nuestros reyes, a nuestros jefes, a nuestros padres y a todo el pueblo del país. ¡A ti, Señor, la justicia! A nosotros, en cambio, la vergüenza reflejada en el rostro, como les sucede en este día a los hombres de Judá, a los habitantes de Jerusalén y a todo Israel, a los que están cerca y a los que están lejos, en todos los países adonde Tú los expulsaste, a causa de la infidelidad que cometieron contra ti. ¡A nosotros, Señor, la vergüenza reflejada en el rostro, y también a nuestros reyes, a nuestros jefes y a nuestros padres, porque hemos pecado contra ti! ¡Al Señor, nuestro Dios, la misericordia y el perdón, porque nos hemos rebelado contra Él! Nosotros no hemos escuchado la voz del Señor, nuestro Dios, para seguir sus leyes, que Él puso delante de nosotros por medio de sus servidores los profetas. Palabra de Dios. 

Comentario: Esta oración manifiesta tres cosas: reconocimiento y confesión de la propia culpa, una súplica a Dios y la añoranza por la restauración de Israel. Queda de manifiesto la situación de pecado y hostilidad que vive el pueblo. Pero hoy también, como en los tiempos de Daniel, el creyente, reconociendo su pecado, clama a Dios misericordia y espera su manifestación gloriosa. 


SALMO Sal 78, 8-9. 11. 13 


R. ¡No nos trates según nuestros pecados, Señor!

No recuerdes para nuestro mal las culpas de otros tiempos; compadécete pronto de nosotros, porque estamos totalmente abatidos. R.

Ayúdanos, Dios salvador nuestro, por el honor de tu Nombre; líbranos y perdona nuestros pecados, a causa de tu Nombre. R.

Llegue hasta tu presencia el lamento de los cautivos, preserva con tu brazo poderoso a los que están condenados a muerte. R.

Y nosotros, que somos tu pueblo y las ovejas de tu rebaño, te daremos gracias para siempre, y cantaremos tus alabanzas por todas las generaciones. R.


VERSÍCULO Cf. Jn 6, 63. 68 


Tus palabras, Señor, son Espíritu y Vida; Tú tienes palabras de Vida eterna.


EVANGELIO Lc 6, 36-38


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: “Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den, y se les dará. Les volcarán sobre el regazo una buena medida, apretada, sacudida y desbordante. Porque la medida con que ustedes midan también se usará para ustedes”. Palabra del Señor. 

Comentario: Los cristianos asumieron esta nueva forma de vivir el amor e introdujeron en el lenguaje griego una palabra nueva para expresarlo, ‘ágape’. Esta consiste en: sembrar el bien, amar gratuitamente, el dar sin esperar recompensa y devolver el mal a fuerza de bien. Sin duda que este desafío para el cristiano es una nueva forma de entender la caridad cristiana que tanto enseñó el propio Jesús.

DOMINGO 25: 2º de Cuaresma. Morado

Portada febrero
DOMINGO 25

2º de Cuaresma. Morado

No se dice Gloria. Credo. Prefacio propio. Semana 2ª del Salterio.

1ª LECTURA Gn 22, 1-2. 9-13. 15-18 

Lectura del libro del Génesis.

Dios puso a prueba a Abraham. “¡Abraham!”, le dijo. Él respondió: “Aquí estoy”. Entonces Dios le siguió diciendo: “Toma a tu hijo único, el que tanto amas, a Isaac; ve a la región de Moria, y ofrécelo en holocausto sobre la montaña que Yo te indicaré”. Cuando llegaron al lugar que Dios le había indicado, Abraham erigió un altar, dispuso la leña, ató a su hijo Isaac, y lo puso sobre el altar encima de la leña. Luego extendió su mano y tomó el cuchillo para inmolar a su hijo. Pero el Ángel del Señor lo llamó desde el cielo: “¡Abraham, Abraham!”. “Aquí estoy”, respondió él. Y el Ángel le dijo: “No pongas tu mano sobre el muchacho ni le hagas ningún daño. Ahora sé que temes a Dios, porque no me has negado ni siquiera a tu hijo único”. Al levantar la vista, Abraham vio un carnero que tenía los cuernos enredados en una zarza. Entonces fue a tomar el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo. Luego el Ángel del Señor llamó por segunda vez a Abraham desde el cielo, y le dijo: “Juro por mí mismo –oráculo del Señor–: porque has obrado de esa manera y no me has negado a tu hijo único, Yo te colmaré de bendiciones y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar. Tus descendientes conquistarán las ciudades de sus enemigos, y por tu descendencia se bendecirán todas las naciones de la tierra, ya que has obedecido mi voz”. Palabra de Dios. 

Comentario: En esta actitud de total de Abraham, se muestran aspectos que llaman la atención, como la prueba de la fe, el rechazo del sacrificio humano, la promesa de descendencia: tierra y bendición. No solo el amor a Isaac hará de Abraham un padre ejemplar, sino también el amor a su pueblo y su actitud de fidelidad ante Dios. 


SALMO Sal 115, 10. 15-19 


R. Caminaré en presencia del Señor.

Tenía confianza, incluso cuando dije: “¡Qué grande es mi desgracia!”. ¡Qué penosa es para el Señor la muerte de sus amigos! R.

Yo, Señor, soy tu servidor, lo mismo que mi madre: por eso rompiste mis cadenas. Te ofreceré un sacrificio de alabanza, e invocaré el nombre del Señor. R.

Cumpliré mis votos al Señor, en presencia de todo su pueblo, en los atrios de la Casa del Señor, en medio de ti, Jerusalén. R.


2ª LECTURA Rom 8, 31-34 


Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Si Dios está con nosotros, ¿quién estará contra nosotros? El que no escatimó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos concederá con Él toda clase de favores? ¿Quién podrá acusar a los elegidos de Dios? “Dios es el que justifica. ¿Quién se atreverá a condenarlos?”. ¿Será acaso Jesucristo, el que murió, más aún, el que resucitó, y está a la derecha de Dios e intercede por nosotros? Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo anima a la comunidad a no temer y a confiar en la persona de Cristo. Dios, en su amor infinito, ha tomado partido por el hombre y la mujer de toda raza, lengua y religión. Dios está con el cristiano, más allá de la muerte, y este camina hacia Dios constatando su amor. 


ACLAMACIÓN Mt 17, 5 


Desde la nube resplandeciente se oyó la voz del Padre: “Éste es mi Hijo amado; escúchenlo”.


EVANGELIO Mc 9, 2-10 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús tomó a Pedro, Santiago y Juan, y los llevó a ellos solos a un monte elevado. Allí se transfiguró en presencia de ellos. Sus vestiduras se volvieron resplandecientes, tan blancas como nadie en el mundo podría blanquearlas. Y se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús. Pedro dijo a Jesús: “Maestro, ¡qué bien estamos aquí! Hagamos tres carpas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”. Pedro no sabía qué decir, porque estaban llenos de temor. Entonces una nube los cubrió con su sombra, y salió de ella una voz: “Éste es mi Hijo muy querido, escúchenlo”. De pronto miraron a su alrededor y no vieron a nadie, sino a Jesús solo con ellos. Mientras bajaban del monte, Jesús les prohibió contar lo que habían visto, hasta que el Hijo del hombre resucitara de entre los muertos. Ellos cumplieron esta orden, pero se preguntaban qué significaría “resucitar de entre los muertos”. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús insiste en su condición de Mesías, a la cual no renuncia nunca. Pero no desea que esa ´condición’ se malentienda y tome ribetes triunfalistas. La transfiguración confirma la paradoja de la luz y la sombra. Si bien Jesús no es la sombra, viene a ser la luz para el hombre y la voz que ilumina aquella parte miserable en la cual se fragua una vida oscura o iluminada.

SÁBADO 24: De la feria. Morado.

Portada febrero
SÁBADO 24

De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Deut 26, 16-19

Lectura del libro del Deuteronomio.

Moisés habló al pueblo diciendo: Hoy el Señor, tu Dios, te ordena practicar estos preceptos y estas leyes. Obsérvalas y practícalas con todo tu corazón y con toda tu alma. Hoy tú le has hecho declarar al Señor que Él será tu Dios, y que tú, por tu parte, seguirás sus caminos, observarás sus preceptos, sus mandamientos y sus leyes, y escucharás su voz. Y el Señor hoy te ha hecho declarar que tú serás el pueblo de su propiedad exclusiva, como Él te lo ha prometido, y que tú observarás todos sus mandamientos; que te hará superior –en estima, en renombre y en gloria– a todas las naciones que hizo; y que serás un pueblo consagrado al Señor, tu Dios, como Él te lo ha prometido. Palabra de Dios. 

Comentario: Esta fórmula de la Alianza define la relación de Dios y su pueblo. Viene a sintetizar una fórmula de contrato, con un marco de formalidad y solemnidad, donde se establece un vínculo de amor; pero también la confirmación clara de una serie de derechos y deberes entre ambas partes. 


SALMO Sal 118, 1-2. 4-5. 7-8 


R. ¡Felices los que siguen la ley del Señor!

Felices los que van por un camino intachable, los que siguen la ley del Señor. Felices los que cumplen sus prescripciones y lo buscan de todo corazón. R.

Tú promulgaste tus mandamientos para que se cumplieran íntegramente. ¡Ojalá yo me mantenga firme en la observancia de tus preceptos! R.

Te alabaré con un corazón recto, cuando aprenda tus justas decisiones. Quiero cumplir fielmente tus preceptos: no me abandones del todo. R.


VERSÍCULO 2Cor 6, 2 


Éste es el tiempo favorable, éste es el día de la salvación.


EVANGELIO Mt 5, 43-48 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: “Ustedes han oído que se dijo: ‘Amarás a tu prójimo’ y odiarás a tu enemigo. Pero Yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque Él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo”. Palabra del Señor. 

Comentario: Jesús eleva el principio del amor al prójimo a una categoría universal, sin hacer ninguna clase de distinción. No entenderlo de esta manera era continuar al modo de los judíos, los cuales pensaban que Jesús era exclusivo de ellos. Para Jesús la caridad no tiene límites, como no tiene límites la capacidad de hacer el bien al cual el creyente ha sido llamado.

Domingo de Ramos (Misa): Jesús se entrega a la muerte por amor a nosotros

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La liturgia eucarística de hoy está centrada en los últimos días de la vida de Jesús. Él ha escogido el camino de la entrega a la voluntad del Padre para redimirnos del pecado y de la muerte. La cruz, que él acepta libremente, tiene ese sentido.

Acto penitencial

Por nuestras tibiezas; por nuestras cobardías y traiciones; por nuestras faltas de amor al prójimo; por no haber seguido a Jesús en los momentos difíciles; por haberlo desconocido en los hermanos más necesitados… ¡Señor, ten piedad!

Colecta

Jesús se humilla hasta la muerte de cruz; tengamos siempre presente que ése es el camino de la salvación.

PASIÓN DEL SEÑOR

Lectura Año B: Marcos 14, 1–15, 47 (o bien: 15, 1–39).

El relato de Marcos presenta la cruz como algo que los discípulos no comprenden. Con su narración quiere hacernos revivir esa experiencia dolorosa para llegar, como el centurión, a reconocer: “Verdaderamente ese hombre es hijo de Dios”.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

En este ofrecimiento, tengamos presentes las palabras de san Pablo: “Si mueren con Cristo, resucitarán con él”; y la necesidad de unir nuestros sacrificios al sacrificio de Jesús.

Comunión

Jesús nos indica, con su vida de anonadamiento, cómo se corresponde a la voluntad del Padre. La comunión con él nos alcanza la fuerza para asumir esa voluntad, siempre difícil.

Despedida

Comenzamos hoy la “Semana Santa”. ¡Ojalá sea un tiempo propicio para el silencio, la reflexión, la oración y para un compromiso de amor con la gente, a ejemplo de Jesús que se entregó por la salvación de todos!

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×