Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 30/06/2018

DOMINGO 1: 13º durante el año. Verde.

Liturgia-Cotidiana-Julio

DOMINGO 1: 13º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año – Semana I del Salterio.

1ª LECTURA Sab 1, 13-15; 2, 23-24

Lectura del libro de la Sabiduría. Dios no ha hecho la muerte ni se complace en la perdición de los vivientes. Él ha creado todas las cosas para que subsistan; las criaturas del mundo son saludables, no hay en ellas ningún veneno mortal y la muerte no ejerce su dominio sobre la tierra. Porque la justicia es inmortal. Dios creó al hombre para que fuera incorruptible y lo hizo a imagen de su propia naturaleza, pero por la envidia del demonio entró la muerte en el mundo, y los que pertenecen a él tienen que padecerla. Palabra de Dios.

Comentario: El autor actualiza el relato de la creación y de la caída. Cuando menciona a la “muerte”, se refiere principalmente a la muerte espiritual, donde la muerte física no es más que una consecuencia de esta. Por eso, tanto el autor de la Sabiduría como san Pablo terminan señalando que la muerte espiritual es la pérdida de la comunión y amistad con Dios.


SALMO Sal 29, 2. 4-6. 11-13


R. Yo te glorifico, Señor, porque Tú me libraste.

Yo te glorifico, Señor, porque Tú me libraste y no quisiste que mis enemigos se rieran de mí. Tú, Señor, me levan- taste del Abismo y me hiciste revivir, cuando estaba entre los que bajan al sepulcro. R.

Canten al Señor, sus fieles; den gracias a su santo Nombre, porque su enojo dura un instante, y su bondad, toda la vida: si por la noche se derraman lágri- mas, por la mañana renace la alegría. R.

Escucha, Señor, ten piedad de mí; ven a ayudarme, Señor. Tú convertiste mi lamento en júbilo. ¡Señor, Dios mío, te daré gracias eternamente! R.


2ª LECTURA 2Cor 8, 7. 9. 13-15


Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Ya que ustedes se distinguen en todo: en fe, en elocuencia, en ciencia, en toda clase de solicitud por los demás, y en el amor que nosotros les hemos comunicado, espero que también se distingan en generosidad. Ya conocen la generosidad de nuestro Señor Jesucristo que, siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza. No se trata de que ustedes sufran necesidad para que otros vivan en la abundancia, sino de que haya igualdad. En el caso presente, la abundancia de ustedes suple la necesidad de ellos, para que un día, la abundancia de ellos supla la necesidad de ustedes. Así habrá igualdad, de acuerdo con lo que dice la Escritura: “El que había recogido mucho no tuvo de sobra, y el que había recogido poco no sufrió escasez”. Palabra de Dios.

Comentario: La generosidad de Cristo da sentido a la caridad y solidaridad: “Él , siendo rico, se hizo pobre por el hombre”. San Pablo hace hincapié en que la pobreza existencial de Jesús se manifestó en la pobreza eco- nómica y social con la cual el Maestro de Nazareth se identificó y solidarizó con los más marginados.


ALELUIA Cf. 2Tim 1, 10


Aleluia. Nuestro Salvador Jesucristo destruyó la muerte e hizo brillar la vida, mediante la Buena Noticia. Aleluia.


EVANGELIO Mc 5, 21-43


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Cuando Jesús regresó en la barca a la otra orilla, una gran multitud se reunió a su alrededor, y Él se quedó junto al mar. Entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verlo, se arrojó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se sane y viva». Jesús fue con él y lo seguía una gran multitud que lo apre- taba por todos lados. Se encontraba allí una mujer que desde hacía doce años padecía de hemorragias. Había sufrido mucho en manos de numerosos médicos y gastado todos sus bienes sin resultado; al contrario, cada vez estaba peor. Como había oído hablar de Jesús, se le acercó por detrás, entre la multitud, y tocó su manto, porque pensaba: «Con sólo tocar su manto quedaré sanada». Inmediatamente cesó la hemorragia, y ella sintió en su cuerpo que estaba sanada de su mal. Jesús se dio cuenta en seguida de la fuerza que había salido de Él, se dio vuelta y, dirigiéndose a la multitud, preguntó: «¿Quién tocó mi manto?». Sus discípulos le dijeron: «¿Ves que la gente te aprieta por todas partes y preguntas quién te ha tocado?». Pero Él seguía mirando a su alrededor, para ver quién había sido. Entonces la mujer, muy asustada y temblando, porque sa- bía bien lo que le había ocurrido, fue a arrojarse a sus pies y le confesó toda la verdad. Jesús le dijo: «Hija, tu fe te ha salvado. Vete en paz, y queda sanada de tu enfermedad». Todavía estaba ha- blando, cuando llegaron unas personas de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron: «Tu hija ya murió; ¿para qué vas a seguir molestando al Maestro?». Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: «No temas, basta que creas». Y sin permitir que nadie lo acompañara, excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago, fue a casa del jefe de la sinagoga. Allí vio un gran alboroto, y gente que lloraba y gritaba. Al entrar, les dijo: «¿Por qué se alborotan y lloran? La niña no está muerta, sino que duerme». Y se burlaban de Él. Pero Jesús hizo salir a todos, y tomando consigo al padre y a la madre de la niña, y a los que venían con Él, entró donde ella estaba. La tomó de la mano y le dijo: «Talitá kum», que significa: «¡Niña, yo te lo ordeno, levántate!». En seguida la niña, que ya tenía doce años, se levantó y comenzó a caminar. Ellos, entonces, se llenaron de asombro, y Él les mandó insistentemente que nadie se enterara de lo sucedido. Después dijo que dieran de comer a la niña. Palabra del Señor.

O bien, más breve: Mc 5, 21-24. 35-43

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Cuando Jesús regresó en la barca a la otra orilla, una gran multitud se reunió a su alrededor, y Él se quedó junto al mar. Entonces llegó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo, y al verlo, se arrojó a sus pies, rogándole con insistencia: «Mi hijita se está muriendo; ven a imponerle las manos, para que se sane y viva». Jesús fue con él y lo seguía una gran multitud que lo apretaba por todos lados. Llegaron unas personas de la casa del jefe de la sinagoga y le dijeron: «Tu hija ya murió; ¿para qué vas a seguir molestando al Maestro?» Pero Jesús, sin tener en cuenta esas palabras, dijo al jefe de la sinagoga: «No temas, basta que creas». Y sin permitir que nadie lo acompañara, excepto Pedro, Santiago y Juan, el hermano de Santiago, fue a casa del jefe de la sinagoga. Allí vio un gran alboroto, y gente que lloraba y gritaba. Al entrar, les dijo: «¿Por qué se alborotan y lloran? La niña no está muerta, sino que duerme». Y se burlaban de Él. Pero Jesús hizo salir a todos, y tomando consigo al padre y a la madre de la niña, y a los que venían con Él, entró donde ella estaba. La tomó de la mano y le dijo: «Talitá kum», que significa: «¡Niña, yo te lo ordeno, levántate!». En seguida la niña, que ya tenía doce años, se levantó y comenzó a caminar. Ellos, entonces, se llenaron de asombro, y Él les mandó insistentemente que nadie se enterara de lo sucedido. Después dijo que dieran de comer a la niña. Palabra del Señor.

Comentario: La acción de Jesús sobrepasa los límites de toda experiencia y actúa como ningún otro hombre puede actuar. No se queda en la lamentación, que es la expresión de la incapacidad humana. Al contrario, él, con sus gestos y palabras, revela su poder y grandeza sobrehumana. Por eso Jesús no acepta el lamento impotente sino la fuerza de su amor, que ordena: “niña, a ti te hablo, levántate”. 

SÁBADO 30: De la feria. Verde. Primeros mártires de la Iglesia de Roma (ML). Rojo.

Liturgia Cotidiana junio

SÁBADO 30

De la feria. Verde. Primeros mártires de la Iglesia de Roma (ML). Rojo.

LECTURA Lam 2, 2.10-14.18-19 

Lectura del libro de las Lamenta-ciones.

El Señor devoró sin piedad todas las moradas de Jacob; derribó en su indignación las fortalezas de la hija de Judá; echó por tierra y profanó el reino y sus príncipes. Están sentados en el suelo, silenciosos, los ancianos de la hija de Sión; se han cubierto la cabeza de polvo, se han vestido con un sayal. Dejan caer su cabeza hasta el suelo las vírgenes de Jerusalén. Mis ojos se deshacen en llanto, me hierven las entrañas; mi bilis se derrama en la tierra por el desastre de la hija de mi pueblo, mientras desfallecen sus niños y pequeños en las plazas de la ciudad. Ellos preguntan a sus madres: «¿Dónde hay pan y vino?», mientras caen desfallecidos como heridos de muerte en las plazas de la ciudad, exhalando su espíritu en el regazo de sus madres. ¿A quién podré compararte? ¿A quién te asemejaré, hija de Jerusalén? ¿A quién te igualaré, para poder consolarte, virgen hija de Sión? Porque tu desastre es inmenso como el mar: ¿quién te sanará? Tus profetas te transmitieron visiones falsas e ilusorias. No revelaron tu culpa a fin de cambiar tu suerte, sino que te hicieron vaticinios falsos y engañosos. ¡Invoca al Señor de corazón, gime, hija de Sión! ¡Deja correr tus lágrimas a raudales, de día y de noche: no te concedas descanso, que no repose la pupila de tus ojos! ¡Levántate, y grita durante la noche, cuando comienza la ronda! ¡Derrama tu corazón como agua ante el rostro del Señor! ¡Eleva tus manos hacia Él, por la vida de tus niños pequeños, que desfallecen de hambre en todas las esquinas! Palabra de Dios. 

Comentario: El profeta es un hijo de Sión que padece el dolor de su pueblo. Por eso clama al Señor para que haya un acercamiento entre su pueblo y Dios. Conscientes de su falta suplican para revertir la situación de precariedad y escasez en la que se encuentran. Sin duda, estas son las consecuencias de no saber escuchar la voz de Dios por medio de sus profetas. 


SALMO Sal 73, 1-7. 20-21 


R. ¡No te olvides de tus pobres, Señor! 

¿Por qué, Señor, nos rechazaste para siempre y arde tu indignación contra las ovejas de tu rebaño? Acuérdate del pueblo que adquiriste en otro tiempo, de la tribu que rescataste para convertirla en tu herencia. R. 

Vuelve tus pasos hacia esta ruina completa: todo lo destruyó el enemigo en el Santuario. Rugieron tus adversarios en el lugar de tu asamblea, pusieron como señales sus propios estandartes. R. 

Alzaron sus hachas como en la espesura de la selva; destrozaron de un golpe todos los adornos, los deshicieron con martillos y machetes; prendieron fuego a tu Santuario, profanaron, hasta arrasarla, la Morada de tu Nombre. R. 

Ten presente tu Alianza, porque todos los rincones del país están repletos de violencia. Que el débil no retroceda lleno de confusión, que el pobre y el oprimido alaben tu Nombre. R. 


ALELUIA Cf. Mt 8, 17 


Aleluia. Cristo tomó nuestras debilidades y cargó sobre sí nuestras enfermedades. Aleluia.


EVANGELIO Mt 8, 5-17 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Al entrar en Cafarnaúm, se acercó a Jesús un centurión, rogándole: «Señor, mi sirviente está en casa enfermo de parálisis y sufre terriblemente». Jesús le dijo: «Yo mismo iré a sanarlo». Pero el centurión respondió: «Señor, no soy digno de que entres en mi casa; basta que digas una palabra y mi sirviente se sanará. Porque cuando yo, que no soy más que un oficial subalterno, digo a uno de los soldados que están a mis órdenes: “Ve”, él va, y a otro: “Ven”, él viene; y cuando digo a mi sirviente: “Tienes que hacer esto”, él lo hace». Al oírlo, Jesús quedó admirado y dijo a los que lo seguían: «Les aseguro que no he encontrado a nadie en Israel que tenga tanta fe. Por eso les digo que muchos vendrán de Oriente y de Occidente, y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob, en el Reino de los Cielos; en cambio, los herederos del Reino serán arrojados afuera, a las tinieblas, donde habrá llantos y rechinar de dientes». Y Jesús dijo al centurión: «Ve, y que suceda como has creído». Y el sirviente se sanó en ese mismo momento. Cuando Jesús llegó a la casa de Pedro, encontró a la suegra de éste en cama con fiebre. Le tocó la mano y se le pasó la fiebre. Ella se levantó y se puso a servirlo. Al atardecer, le llevaron muchos endemoniados, y Él, con su palabra, expulsó a los espíritus y sanó a todos los que estaban enfermos, para que se cumpliera lo que había sido anunciado por el profeta Isaías: “Él tomó nuestras debilidades y cargó sobre sí nuestras enfermedades”. Palabra del Señor. 

Comentario: La fuerza del reinado de Jesús no tiene límites, pues esta curación al sirviente del centurión echa por tierra toda discriminación. La fe del centurión abre la puerta a los que aún no creen en Jesús. Él es un ejemplo para quienes se resisten a creer que Jesús sana, limpia y restituye a los marginados a la vida de la comunidad.

MIRADAS: ¿Por la igualdad o el sentido común?

MIRADAS: ¿Por la igualdad o el sentido común?En los últimos meses, las mujeres han alzado su voz en Chile y en el mundo para reivindicar sus derechos, reclamar contra los abusos, pedir igualdad laboral y salarial, entre otras cosas. Frente a ese tema, el padre Fredy Peña Tobar analiza los últimos sucesos y habla acerca de cómo podemos reconocer la riqueza del otro, no como una rivalidad, sino como una riqueza. Hombre y mujer fueron creados para ser uno y, en esa complementaridad, dignificarse en la diferencia.

“Miradas” es un micro espacio radial desarrollado por SAN PABLO Radio, para ser seguido y comentado con la familia y la comunidad. Bajo la conducción del padre Fredy Peña Tobar, el programa invita a hablar de todo, cristianamente.  Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

La Reflexión Dominical: Contigo hablo, ¡levántate!

La Reflexión Dominical: Contigo hablo, ¡levántate!La acción de Jesús sobrepasa los límites de toda experiencia y actúa como ningún otro hombre puede actuar. No se queda en la lamentación, que es la expresión de la incapacidad humana. Al contrario, él, con sus gestos y palabras, revela su poder y grandeza sobrehumana. Por eso Jesús no acepta el lamento impotente sino la fuerza de su amor, que ordena: “niña, a ti te hablo, levántate”.

“La Reflexión Dominical” es un espacio que, a partir del Evangelio del domingo, entrega un mensaje de fe, en la voz del padre Aderico Dolzani, de la SOCIEDAD DE SAN PABLO. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

Conoce el pack agosto de SAN PABLO

Conoce el pack agosto de SAN PABLOLa idea es hacerte más agradable la experiencia de comprar la #LiturgiaCotidiana. Por eso, mes a mes, nos esforzamos en crear un pack que te permita llevar este periódico SAN PABLO junto a otro producto que enriquezca tu compra.

Así, este mes de julio podrás llevar junto a la liturgia de agosto, el libro Santa Rosa de Lima: primera santa americana, que forma parte de la colección SAN PABLO #Testigos. Escrito por Alfredo Barra, este texto recoge la vida y obra de esta mujer extraordinaria, que fuera canonizada por el papa Clemente X en 1671.

Este pack te espera en todas las sucursales de SAN PABLO y también lo puedes encontrar en la #LibreríaVirtual, ingresando aquí: https://sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=2878

flyer_web_sanpablochile_2018_05-pack-agosto

RESEÑA: ¿Qué pasa después de la muerte? El arte de vivir y morir

RESEÑA: ¿Qué pasa después de la muerte? El arte de vivir y morirLa pregunta que formula y es título del libro escrito por Anselm Grün es una inquietud constante para toda la humanidad, que siempre está buscando una respuesta para entender lo que ocurre más allá de la muerte. Incuestionablemente, en lo que respecta a nuestra vida terrena, somos seres finitos. Esto, en gran medida, determina la manera en que vamos a vivir y también en cómo vamos a afrontar el momento final. Por ejemplo, el miedo a morir puede provocar un efecto paralizante en una persona que siente que no vale la pena hacer algo en la vida y espera que todo termine o, por el contrario, la empuja a vivir impulsivamente, “aprovechando cada minuto”, sin pensar en un mañana. Como dicen muchos: “total, no hay nada más que el aquí y el ahora”.

Como cristiano, el autor sostiene que debemos vivir con la creencia de la Vida eterna que nos espera. Sin embargo, para Grün, esa sola idea no debe, en ningún caso, hacernos descuidar el presente. A lo largo del libro, sostiene que cada minuto de nuestra vida es precioso e irrepetible, por lo que la mirada hacia la muerte debe hacernos considerar qué es lo que significa vivir. Solo a la luz de nuestra propia finitud seremos capaces de tener una existencia más intensa, viviendo con todos los sentidos. Viviendo en la esperanza, en las enseñanzas de Jesús: en solidaridad con las personas, trabajando hoy en la construcción de una sociedad más justa. Y, al mismo tiempo, mirando la muerte con esperanza, no como un simple final, sino como un paso hacia una vida plena que nos ha sido prometida y en la que viviremos en la comunión con Dios.

Para sostener esa esperanza, el autor recurre a pasajes de la Biblia en los que encuentra señales sobre lo que ocurre después de morir. Por ejemplo, en el evangelio de Juan (Jn 14, 1-3), Jesús promete a sus discípulos que les preparará moradas en las cuales serán recibidos al fallecer. Tomando esas palabras, Anselm Grün sostiene que, en la muerte, no iremos hacia algo desconocido, sino a un lugar familiar y confiable, que ha sido preparado por Jesús, pensando en cada uno de nosotros. Misma situación ocurre cuando Cristo le promete al buen ladrón que estará con él en el Paraíso: una señal que, para el autor, significa cómo, en la muerte, el hombre es acogido en el paraíso si ha buscado refugio en Dios.

Asimismo, Grün enfatiza lo siguiente: solo en Jesús podemos sostener la esperanza de una vida nueva, que comienza aquí en la tierra y que se manifestará después de morir en el encuentro con el Padre. Al respecto, Pablo enseña: “la vida es un estar-en-Cristo en donde se experimenta la comunión con él en cada acto de vida. Y ese vínculo íntimo con el Señor es el que debe motivarnos a esperar confiados y esperanzados el momento final de nuestra vida terrena, que no viene a ser más que un paso hacia el encuentro definitivo con Dios”.

Rodrigo Miranda Sánchez

PORTADA: Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Quilimarí, Región de Coquimbo.

PORTADA: Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Quilimarí, Región de Coquimbo.Quilimarí (variación del mapudungun “Küla”: tres y Mari: diez, es decir, treinta) es una localidad ubicada en la comuna de Los Vilos, región de Coquimbo.

Los registros de los libros eclesiásticos, hacen suponer que el templo data del año 1760. La construcción abarca 200 m2, con una altura de 7,5 m. Los muros y arcos sobre ventanas y puertas evidencian un estilo colonial clásico. Al costado se alza una torre de 21 m de altura, de hormigón armado.

La leyenda de la Virgen del Carmen del palo colorado, se remonta a tiempos de la Colonia, cuando un grupo de conquistadores españoles escapan del ataque de indígenas locales. En el trayecto, un español oculta una imagen, de 30 cm, de la Virgen en el tronco de un lúcumo silvestre (Pouteria splendens), especie conocida con el nombre de Palo colorado.

Cientos de años después, un leñador corta el lúcumo y encuentra la imagen. Sorprendido, la lleva a la Iglesia de Quilimarí, donde se le construye un altar. Sin embargo, la imagen se devolvía a su lugar de origen.

Luego de varios intentos de dejar a la Virgen en la Iglesia sin éxito, se opta por construir una ermita en el lugar donde es encontrada, permaneciendo allí hasta el día de hoy.

La fiesta es celebrada el 16 de julio, con una procesión por toda la comarca.

La Misionera llevará las novedades SAN PABLO a la zona Centro Sur

La Misionera llevará las novedades SAN PABLO a la zona Centro SurLlegando de su viaje al norte, la Misionera de SAN PABLO ya calienta motores para emprender viaje hacia el sur, en un ruta en la que podrá llevar todas las novedades de la editorial: la liturgia cotidiana, el Mes de María 2018 y los calendarios Católico, Ángeles, Pensamientos y Litúrgico 2019.

San Fernando y Curicó serán las primeras paradas el día 9 de julio para, al día siguiente, recorrer Talca y Constitución. Luego, entre el 11 y 12 de julio, visitará Chillán, Ninhue, Yungay, Quillón y San Carlos. Los días 13 y 14 de julio estará en la capital de la VIII Región, culminando su recorrido el 17 de julio, cuando llegará a Carahue y Nueva Imperial.

La Misionera SAN PABLO es un servicio que visita distribuidores y parroquias que deseen acceder a libros, calendarios, cajas, Biblias, minimedia y todos los productos de la editorial, al por mayor, con el fin de poner la Palabra de Dios al alcance de la mayor cantidad de personas.

Si desean contactarse con la Misionera, pueden escribir al correo misionerasur@sanpablochile.cl, o llamar al teléfono móvil +56 9 73077550.

El Calendario Católico 2019 llegó a SAN PABLO

El Calendario Católico 2019 llegó a SAN PABLOEl tradicional Calendario Católico SAN PABLO ya se encuentra disponible en su versión 2019 y, como todos los años, está formado por las ilustraciones de una gran calidad y belleza, que impactan por su fuerza y espiritualidad. En la portada está el Jesús de la Divina Misericordia, imagen que se basa en las visiones de santa Faustina.

En el interior del calendario, podrán encontrar obras como La Sagrada Familia, de Joseph Paelinck, el Cristo Crucificado de Diego Velásquez, junto a representaciones de la Divina Misericordia, santa Teresa de Los Andes, el padre Pío y Nuestra Señora de Guadalupe. Además, en la última página se incluyeron las quise estaciones del Via Crucis, con el fin de compartir una valiosa información que sirva para la Semana Santa.

Un producto indispensable para vivir juntos un año de fe. El Calendario Católico 2018 de SAN PABLO te espera en nuestras sucursales. Encuéntralo también vía internet, ingresando a https://sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=2896

NOVEDAD: Calendario Litúrgico 2019

NOVEDAD: Calendario Litúrgico 2019El Calendario Liturgico es un elemento de apoyo que no puede faltar en el hogar cristiano, la parroquia o el colegio. Contiene información para seguir las lecturas, tiempos y celebraciones que se conmemoran cada día… y para ir adelantando trabajo para el próximo año, les queremos contar que ya está disponible la edición 2019, preparada por SAN PABLO.

El eleccionario dominical para el nuevo año corresponde al ciclo C, utilizándose entonces los textos de Lucas, evangelista del humanismo cristiano. Y junto a esta información, las personas que utilicen el Calendario Litúrgico encontrarán también los colores litúrgicos, así como la explicación de las abreviaturas de los libros bíblicos y términos católicos.

Un material imprescindible que ya puedes encontrar en sucursales SAN PABLO o en internet, adquiriéndolo a través de este vínculo de nuestra librería virtual: https://sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=2895

 

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×