Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 20/06/2018

JUEVES 21: San Luis Gonzaga, r. (MO). Blanco.

Liturgia Cotidiana junio
JUEVES 21

San Luis Gonzaga, r. (MO). Blanco.

LECTURA Ecli 48, 1-14 

Lectura del libro del Eclesiástico.

El profeta Elías surgió como un fuego, su palabra quemaba como una antorcha. Él atrajo el hambre sobre ellos y con su celo los diezmó. Por la palabra del Señor, cerró el cielo, y también hizo caer tres veces fuego de lo alto. ¡Qué glorioso te hiciste, Elías, con tus prodigios! ¿Quién puede jactarse de ser igual a ti? Tú despertaste a un hombre de la muerte y de la morada de los muertos, por la palabra del Altísimo. Tú precipitaste a reyes en la ruina y arrojaste de su lecho a hombres insignes; tú escuchaste un reproche en el Sinaí y en el Horeb una sentencia de condenación; tú ungiste reyes para ejercer la venganza y profetas para ser tus sucesores; tú fuiste arrebatado en un torbellino de fuego por un carro con caballos de fuego. De ti está escrito que en los castigos futuros aplacarás la ira antes que estalle, para hacer volver el corazón de los padres hacia los hijos y restablecer las tribus de Jacob. ¡Felices los que te verán y los que se durmieron en el amor, porque también nosotros poseeremos la vida! Cuando Elías fue llevado en un torbellino, Eliseo quedó lleno de su espíritu. Durante su vida ningún jefe lo hizo temblar, y nadie pudo someterlo. Nada era demasiado difícil para él y hasta en la tumba profetizó su cuerpo. En su vida, hizo prodigios y en su muerte, realizó obras admirables. Palabra de Dios. 

Comentario: A Elías se le puede calificar como el poeta del fuego por su pasión e imperiosa necesidad por la causa del Señor. Sabemos que Eliseo heredó este espíritu y pudo realizar grandes prodigios. No tuvo temor de anunciar ni menos de denunciar lo que iba en contra de la voluntad del Señor. 


SALMO Sal 96, 1-7 


R. ¡Alégrense, justos, en el Señor! 

¡El Señor reina! Alégrese la tierra, regocíjense las islas incontables. Nubes y Tinieblas lo rodean, la Justicia y el Derecho son la base de su trono. R. 

Un fuego avanza ante Él y abrasa a los enemigos a su paso; sus relámpagos iluminan el mundo; al verlo, la tierra se estremece. R. 

Las montañas se derriten como cera delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra. Los cielos proclaman su justicia y todos los pueblos contemplan su gloria. R. 

Se avergüenzan los que sirven a los ídolos, los que se glorían en dioses falsos; todos los dioses se postran ante Él. ¡Alégrense, justos, en el Señor! R. 


ALELUIA Cf. Rom 8, 15 


Aleluia. Han recibido el espíritu de hijos adoptivos, que nos hace llamar a Dios ¡Abbá!, es decir, ¡Padre! Aleluia.


EVANGELIO Mt 6 , 7-15 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. No hagan como ellos, porque el Padre que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal. Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes. Palabra del Señor. 

Comentario: La gran novedad en la oración de Jesús es que nos lleva a dirigirnos a Dios como a un papá. Quien entra en el discipulado de Jesús es consciente de depender de él. Además, no necesita de fórmulas para rezar, sino que su vida esté armonizada con la gratuidad y el perdón a sus semejantes. ¿Estamos dentro de esta escuela de Jesús?

Al Servicio de la Vida: SOLEDAD

Al Servicio de la Vida: SOLEDADLa soledad. Ese momento en que te sientes aislado del mundo, frágil, vulnerable. Recuerda: Dios siempre está contigo, cerca y dentro de ti. Una ruta compleja, que afecta a todas las personas inmersas en la modernidad de este mundo cada vez más interconectado, pero menos comunicado. Te invitamos a escuchar #AlServiciodelaVida:

La cápsula radial SAN PABLO “Al servicio de la vida” es narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

MIÉRCOLES 20: De la feria. Verde.

Liturgia Cotidiana junio
MIÉRCOLES 20

De la feria. Verde.

LECTURA 2Rey 2,1 .6-14 

Lectura del segundo libro de los Reyes.

Esto es lo que sucedió cuando el Señor arrebató a Elías y lo hizo subir al cielo en el torbellino. Elías y Eliseo partieron de Guilgal, y Elías le dijo: «Quédate aquí, porque el Señor me ha enviado al Jordán». Pero Eliseo respondió: «Juro por la vida del Señor y por tu propia vida que no te dejaré». Y se fueron los dos. Cincuenta hombres de la comunidad de profetas fueron y se pararon enfrente, a una cierta distancia, mientras los dos estaban de pie a la orilla del Jordán. Elías se quitó el manto, lo enrolló y golpeó las aguas. Éstas se dividieron hacia uno y otro lado, y así pasaron los dos por el suelo seco. Cuando cruzaban, Elías dijo a Eliseo: «Pide lo que quieres que haga por ti antes de que sea separado de tu lado». Eliseo respondió: «¡Ah, si pudiera recibir las dos terceras partes de tu espíritu!». «¡No es nada fácil lo que pides!, dijo Elías; si me ves cuando yo sea separado de tu lado, lo obtendrás; de lo contrario, no será así». Y mientras iban conversando por el camino, un carro de fuego, con caballos también de fuego, los separó a uno del otro, y Elías subió al cielo en el torbellino. Al ver esto, Eliseo gritó: «¡Padre mío! ¡Padre mío! ¡Carro de Israel y su caballería!». Y cuando no lo vio más, tomó sus vestiduras y las rasgó en dos pedazos. Luego recogió el manto que se le había caído a Elías de encima, se volvió y se detuvo al borde del Jordán. Después, con el manto que se le había caído a Elías, golpeó las aguas, pero éstas no se dividieron. Entonces dijo: «¿Dónde está el Señor, el Dios de Elías?». Él golpeó otra vez las aguas; éstas se dividieron hacia uno y otro lado, y Eliseo cruzó. Palabra de Dios. 

Comentario: Así como Josué es elegido para suceder a Moisés, de la misma manera ocurre con Eliseo, ya que es designado para relevar a su maestro Elías, de quien aprende el espíritu profético. Ambas vocaciones tienen un denominador en común: hay un viaje simbólico, que es un volver a Dios para un encuentro definitivo con él y que está en la raíz de toda vocación profética.


SALMO Sal 30, 20-21. 24


R. ¡Sean fuertes los que esperan en el Señor!

¡Qué grande es tu bondad, Señor! Tú la reservas para tus fieles; y la brindas a los que se refugian en ti, en la presencia de todos. R.

Tú los ocultas al amparo de tu rostro de las intrigas de los hombres; y los escondes en tu Tienda de campaña, lejos de las lenguas pendencieras. R. 

Amen al Señor, todos sus fieles, porque Él protege a los que son leales y castiga con severidad a los soberbios. ¡Sean fuertes los que esperan en el Señor! R.


ALELUIA Cf. Jn 14, 23


Aleluia. «El que me ama será fiel a mi palabra, ¡y mi Padre lo amará e iremos a él», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Mt 6,1-6. 16-18


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: Tengan cuidado de no practicar su justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos: de lo contrario, no recibirán ninguna recompensa del Padre que está en el cielo. Por lo tanto, cuando des limosna, no lo vayas pregonando delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Cuando tú des limosna, que tu mano izquierda ignore lo que hace la derecha, para que tu limosna quede en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes oren, no hagan como los hipócritas: a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos. Les aseguro que ellos ya tienen su recompensa. Tú, en cambio, cuando ores, retírate a tu habitación, cierra la puerta y ora a tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Cuando ustedes ayunen, no pongan cara triste, como hacen los hipócritas, que desfiguran su rostro para que se note que ayunan. Les aseguro que con eso, ya han recibido su recompensa. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, para que tu ayuno no sea conocido por los hombres, sino por tu Padre que está en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. Palabra del Señor.

Comentario: La limosna, la oración y el ayuno son las principales prácticas religiosas judías. Jesús no vino a suprimirlas, sino a profundizarlas y ayudar a realizarlas, con sencillez y humildad; sin buscar más reconocimientos que el de Dios.

MARTES 19: De la feria. Verde. San Romualdo, abad. (ML). Blanco.

Liturgia Cotidiana junio

MARTES 19

De la feria. Verde. San Romualdo, abad. (ML). Blanco.

LECTURA 1Rey 21,17-29 

Lectura del primer libro de los Reyes.

Después que murió Nabot, la palabra del Señor llegó a Elías, el tisbita, en estos términos: «Baja al encuentro de Ajab, rey de Israel en Samaría. Ahora está en la viña de Nabot: ha bajado allí para tomar posesión de ella. Tú le dirás: Así habla el Señor: ¡Has cometido un homicidio, y encima te apropias de lo ajeno! Por eso, así habla el Señor: En el mismo sitio donde los perros lamieron la sangre de Nabot, allí también lamerán tu sangre». Ajab respondió a Elías: «¡Me has sorprendido, enemigo mío!». «Sí, repuso Elías, te he sorprendido, porque te has prestado a hacer lo que es malo a los ojos de Señor. Yo voy a atraer la desgracia sobre ti: barreré hasta tus últimos restos y extirparé a todos los varones de la familia de Ajab, esclavos o libres en Israel. Dejaré tu casa como la de Jeroboám, hijo de Nebat, y como la de Basá, hijo de Ajías, porque has provocado mi indignación y has hecho pecar a Israel. Y el Señor también ha hablado contra Jezabel, diciendo: Los perros devorarán la carne de Jezabel en la parcela de Izreel. Al de la familia de Ajab que muera en la ciudad se lo comerán los perros, y al que muera en despoblado se lo comerán los pájaros del cielo». No hubo realmente nadie que se haya prestado como Ajab para hacer lo que es malo a los ojos del Señor, instigado por su esposa Jezabel. Él cometió las peores abominaciones, yendo detrás de los ídolos, como lo habían hecho los amorreos que el Señor había desposeído delante de los israelitas. Cuando Ajab oyó aquellas palabras, rasgó sus vestiduras, se puso un sayal sobre su carne, y ayunó. Se acostaba con el sayal y andaba taciturno. Entonces la palabra del Señor llegó a Elías, el tisbita, en estos términos: «¿Has visto cómo Ajab se ha humillado delante de mí? Porque se ha humillado delante de mí, no atraeré la desgracia mientras él viva, sino que la haré venir sobre su casa en tiempos de su hijo». Palabra de Dios.

Comentario: Este enfrentamiento entre Elías y Ajab manifiesta la valentía y la audacia de ambos profetas. El ayuno de Ajab recibe su premio de parte del Señor. Pero el término de su dinastía tiene los días contados, pues existirá solo hasta la generación de su hijo. 


SALMO Sal 50, 3-6. 11. 16 


R. ¡Ten piedad, Señor, porque hemos pecado! 

¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad, por tu gran compasión, borra mis faltas! ¡Lávame totalmente de mi culpa y purifícame de mi pecado! R. 

Porque yo reconozco mis faltas y mi pecado está siempre ante mí. Contra ti, contra ti solo pequé e hice lo que es malo a tus ojos. R. 

Aparta tu vista de mis pecados y borra todas mis culpas. ¡Líbrame de la muerte, Dios, salvador mío, y mi lengua anunciará tu justicia! R. 


ALELUIA Cf. Jn 13, 34 


Aleluia. «Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros, así como Yo los he amado», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Mt 5,43-48 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo” y odiarás a tu enemigo. Pero Yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores, así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque Él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo. Palabra del Señor. 

Comentario: Jesús coloca el principio del amor al prójimo a un nivel universal. Es decir, este amor no será el de los publicanos, que por solidaridad estaban unidos, o como los paganos que se amaban entre ellos y el resto no existía. El amor de Jesús nos pone el desafío de ser caritativos con quienes no nos llevamos bien, si no ¿qué mérito tiene ejercer la caridad a quienes amamos?

LUNES 18: De la feria. Verde.

Liturgia Cotidiana junio
LUNES 18

De la feria. Verde.

Semana 11ª durante el año. Semana III del Salterio.

LECTURA 1Rey 21, 1-19 

Lectura del primer libro de los Reyes.

Nabot, el izreelita, tenía una viña en Izreel, al lado del palacio de Ajab, rey de Samaría. Ajab dijo a Nabot: «Dame tu viña para hacerme una huerta, ya que está justo al lado de mi casa. Yo te daré a cambio una viña mejor o, si prefieres, te pagaré su valor en dinero». Pero Nabot respondió a Ajab: «¡El Señor me libre de cederte la herencia de mis padres!». Ajab se fue a su casa malhumorado y muy irritado por lo que le había dicho Nabot, el izreelita: «No te daré la herencia de mis padres». Se tiró en su lecho, dio vuelta la cara y no quiso probar bocado. Entonces fue a verlo su esposa Jezabel y le preguntó: «¿Por qué estás tan malhumorado y no comes nada?». Él le dijo: «Porque le hablé a Nabot, el izreelita, y le propuse: “Véndeme tu viña o, si quieres, te daré otra a cambio”. Pero él respondió: “No te daré mi viña”». Su esposa Jezabel le dijo: «¿Así ejerces tú la realeza sobre Israel? ¡Levántate, come y alégrate! ¡Yo te daré la viña de Nabot, el izreelita!». En seguida escribió una carta en nombre de Ajab, la selló con el sello del rey y la envió a los ancianos y a los notables de la ciudad, conciudadanos de Nabot. En esa carta escribió: «Proclamen un ayuno y en la asamblea del pueblo hagan sentar a Nabot en primera fila. Hagan sentar enfrente a dos malvados, que atestigüen contra él, diciendo: “Tú has maldecido a Dios y al rey”. Luego sáquenlo afuera y mátenlo a pedradas». Los hombres de la ciudad, los ancianos y notables, conciudadanos de Nabot, obraron de acuerdo con lo que les había mandado Jezabel, según lo que estaba escrito en la carta que les había enviado. Proclamaron un ayuno e hicieron sentar a Nabot en primera fila. En seguida llegaron dos malvados que se le sentaron enfrente y atestiguaron contra él diciendo: «Nabot ha maldecido a Dios y al rey». Entonces lo sacaron fuera de la ciudad y lo mataron a pedradas. Y mandaron decir a Jezabel: «Nabot fue apedreado y murió». Cuando Jezabel se enteró de que Nabot había sido matado a pedradas, dijo a Ajab: «Ya puedes tomar posesión de la viña de Nabot, ésa que él se negaba a venderte, porque Nabot ya no vive: está muerto». Apenas oyó Ajab que Nabot estaba muerto, bajó a la viña de Nabot, el izreelita, para tomar posesión de ella. Entonces la palabra del Señor llegó a Elías, el tisbita, en estos términos: «Baja al encuentro de Ajab, rey de Israel en Samaría. Ahora está en la viña de Nabot: ha bajado allí para tomar posesión de ella. Tú le dirás: Así habla el Señor: ¡Has cometido un homicidio, y encima te apropias de lo ajeno! Por eso, así habla el Señor: En el mismo sitio donde los perros lamieron la sangre de Nabot, allí también lamerán tu sangre». Palabra de Dios. 

Comentario: Ajab era un hombre fiel al Señor, pero permitió que en su reino se diera culto también al baalismo. Fue un rey respetuoso de las tradiciones y de los derechos del pueblo de Israel. No obstante, para poder gobernar pasó por alto las situaciones de perjurio y asesinato. 


SALMO Sal 5, 2-3. 5-7 


R. ¡Atiende a mis gemidos, Señor! 

Señor, escucha mis palabras, atiende a mis gemidos; oye mi clamor, mi Rey y mi Dios. R. 

Tú no eres un Dios que ama la maldad; ningún impío será tu huésped, ni los orgullosos podrán resistir delante de tu mirada. R. 

Tú detestas a los que hacen el mal y destruyes a los mentirosos. ¡Al hombre sanguinario y traicionero lo abomina el Señor! R. 


ALELUIA Cf. Sal 118, 105 


Aleluia. Tu palabra es una lámpara para mis pasos y una luz en mi camino. Aleluia.


EVANGELIO Mt 5, 38-42 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente”. Pero Yo les digo que no hagan frente al que les hace mal: al contrario, si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, preséntale también la otra. Al que quiere hacerte un juicio para quitarte la túnica, déjale también el manto; y si te exige que lo acompañes un kilómetro, camina dos con él. Da al que te pide, y no le vuelvas la espalda al que quiere pedirte algo prestado. Palabra del Señor. 

Comentario: La Ley del talión permitía devolver la ofensa recibida en la misma medida. En su reemplazo, Jesús propone romper el espiral de la violencia aprendiendo a preguntar primero: “¿Por qué me pegas?” (Jn 18, 23). Jesús plantea la derogación de este principio porque corrompe las relaciones humanas entre sí y con Dios. Este cambio solo puede venir desde la fuerza creadora del amor. 

DOMINGO 17: 11º durante el año. Verde.

Liturgia Cotidiana junio
DOMINGO 17

11º durante el año. Verde.

1ª LECTURA Ez 17, 22-24 

Lectura de la profecía de Ezequiel.

Así habla el Señor: Yo tomaré la copa de un gran cedro, cortaré un brote de la más alta de sus ramas, y lo plantaré en una montaña muy elevada: lo plantaré en la montaña más alta de Israel. Él echará ramas y producirá frutos, y se convertirá en un magnífico cedro. Pájaros de todas clases anidarán en él, habitarán a la sombra de sus ramas. Y todos los árboles del campo sabrán que Yo, el Señor, humillo al árbol elevado y exalto al árbol humillado, hago secar al árbol verde y reverdecer al árbol seco. Yo, el Señor, lo he dicho y lo haré. Palabra de Dios. 

Comentario: El pueblo de Israel vive una situación de dominio bajo la invasión babilónica, que no le permite ser libre. Judá intenta sobrevivir al poder de Nabucodonosor y confía en las palabras del profeta: “el Señor desconcierta a los que se creen poderosos y levanta el ánimo a los humildes”. 


SALMO Sal 91, 2-3. 13-16 


R. Es bueno darte gracias, Señor. 

Es bueno dar gracias al Señor, y cantar, Dios Altísimo, a tu Nombre; proclamar tu amor de madrugada, y tu fidelidad en las vigilias de la noche. R. 

El justo florecerá como la palmera, crecerá como los cedros del Líbano: trasplantado en la Casa del Señor, florecerá en los atrios de nuestro Dios. R. 

En la vejez seguirá dando frutos, se mantendrá fresco y frondoso, para proclamar qué justo es el Señor, mi Roca, en quien no existe la maldad. R. 


2ª LECTURA 2Cor 5, 6-10 


Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Nosotros nos sentimos plenamente seguros, sabiendo que habitar en este cuerpo es vivir en el exilio, lejos del Señor; porque nosotros caminamos en la fe y todavía no vemos claramente. Sí, nos sentimos plenamente seguros, y por eso, preferimos dejar este cuerpo para estar junto al Señor; en definitiva, sea que vivamos en este cuerpo o fuera de él, nuestro único deseo es agradarle. Porque todos debemos comparecer ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba, de acuerdo con sus obras buenas o malas, lo que mereció durante su vida mortal. Palabra de Dios. 

Comentario: La vida del creyente camina en una tensión; esperamos con ansias la segunda venida del Señor; sin embargo, en este presente podemos experimentar la alegría de la fe en Dios y comportarnos como auténticos discípulos de Cristo. San Pablo nos enseña a proyectarnos con fe a la vida que tendremos al final de nuestros días terrenos, donde aguardamos estar con Dios y nuestros seres queridos. 

ALELUIA 

Aleluia. La semilla es la palabra de Dios, el sembrador es Cristo; el que lo encuentra permanece para siempre. Aleluia.


EVANGELIO Mc 4, 26-34 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús decía a sus discípulos: «El Reino de Dios es como un hombre que echa la semilla en la tierra: sea que duerma o se levante, de noche y de día, la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra por sí misma produce primero un tallo, luego una espiga, y al fin grano abundante en la espiga. Cuando el fruto está a punto, él aplica en seguida la hoz, porque ha llegado el tiempo de la cosecha». También decía: «¿Con qué podríamos comparar el Reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo? Se parece a un grano de mostaza. Cuando se la siembra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra, pero, una vez sembrada, crece y llega a ser la más grande de todas las hortalizas, y extiende tanto sus ramas que los pájaros del cielo se cobijan a su sombra». Y con muchas parábolas como éstas les anunciaba la Palabra, en la medida en que ellos podían comprender. No les hablaba sino en parábolas, pero a sus propios discípulos, en privado, les explicaba todo. Palabra del Señor. 

Comentario: En el Reino de Dios, la Palabra entra en el corazón de una persona y en silencio trabaja, germina y crece. Nosotros vemos las obras y nos maravillamos, pero nos olvidamos de la semilla. Esa semilla también está en nuestro corazón, no la ahoguemos, no cortemos la plantita tierna cuando vea la luz por primera vez.

SÁBADO 16: De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

Liturgia Cotidiana junio
SÁBADO 16

De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

LECTURA 1Rey 19, 19-21 

Lectura del primer libro de los Reyes.

Elías partió del monte Horeb y encontró a Eliseo, hijo de Safat, que estaba arando. Delante de él había doce yuntas de bueyes, y él iba con la última. Elías pasó cerca de él y le echó encima su manto. Eliseo dejó sus bueyes, corrió detrás de Elías y dijo: «Déjame besar a mi padre y a mi madre; luego te seguiré». Elías le respondió: «Sí, puedes ir. ¿Qué hice yo para impedírtelo?». Eliseo dio media vuelta, tomó la yunta de bueyes y los inmoló. Luego, con los arneses de los bueyes, asó la carne y se la dio a su gente para que comieran. Después partió, fue detrás de Elías y se puso a su servicio. Palabra de Dios. 

Comentario: Eliseo fue llamado al ministerio profético mientras realizaba su trabajo en el campo. Luego, dejó su familia, sus campos y yuntas de bueyes para colocarse al servicio de Elías. La radicalidad de Eliseo es signo de renuncia a su pasado y conversión para algo nuevo. No obstante, pagó un precio por ser un profeta: abandonar todo lo que poseía. 


SALMO Sal 15, 1-2. 5. 7-10 


R. ¡Tú eres la parte de mi herencia, Señor! 

Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti. Yo digo al Señor: «Señor, Tú eres mi bien». El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz, ¡Tú decides mi suerte! R. 

Bendeciré al Señor que me aconseja, ¡hasta de noche me instruye mi conciencia! Tengo siempre presente al Señor: Él está a mi lado, nunca vacilaré. R. 

Por eso mi corazón se alegra, se regocijan mis entrañas y todo mi ser descansa seguro: porque no me entregarás a la muerte ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro. R. 


ALELUIA Sal 118, 36. 29 


Aleluia. Inclina mi corazón hacia tus prescripciones y dame la gracia de conocer tu ley. Aleluia.


EVANGELIO Mt 5, 33-37 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: “No jurarás falsamente, y cumplirás los juramentos hechos al Señor”. Pero Yo les digo que no juren de ningún modo: ni por el cielo, porque es el trono de Dios; ni por la tierra, porque es el estrado de sus pies; ni por Jerusalén, porque es la Ciudad del gran Rey. No jures tampoco por tu cabeza, porque no puedes convertir en blanco o negro uno solo de tus cabellos. Cuando ustedes digan «sí», que sea sí, y cuando digan «no», que sea no. Todo lo que se dice de más, viene del Maligno. Palabra del Señor. 

Comentario: Ser discípulos de Jesús implica que cada palabra contenga su propio peso; no es necesario hacer juramentos ni buscar testigos que la respalden. Su sí es sí y su no es no. Jesús es la verdad y quien vive en él es testigo de la verdad. Señor, no dejes que diluyamos tu mensaje y valores.

La Reflexión Dominical: Era la semilla más pequeña

La Reflexión Dominical: Era la semilla más pequeñaEn el Reino de Dios, la Palabra entra en el corazón de una persona y en silencio trabaja, germina y crece. Nosotros vemos las obras y nos maravillamos, pero nos olvidamos de la semilla. Esa semilla también está en nuestro corazón, no la ahoguemos, no cortemos la plantita tierna cuando vea la luz por primera vez. Los invitamos a escuchar #LaReflexiónDominical:

“La Reflexión Dominical” es un espacio que, a partir del Evangelio del domingo, entrega un mensaje de fe, en la voz del padre Aderico Dolzani, de la SOCIEDAD DE SAN PABLO. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

COMENTARIO DOMINICAL: El Reino de Dios está vivo

COMENTARIO DOMINICAL: El Reino de Dios está vivoLa realidad de los primeros cristianos era bastante adversa, puesto que en aquella época sus comunidades eran dispersas, pequeñas y perseguidas. La primera semilla que Jesús sembró para conformar una comunidad fue con un grupo de pescadores, quienes supieron sortear sus limitaciones y precariedades. La parábola del sembrador viene a dar confianza y coraje a la comunidad que está viviendo una crisis de fe. Esta responde a los impacientes que dudan de la venida del Reino porque aún no ven sus signos o lo que ven les parece muy incipiente.

Nos rebelamos contra todo sistema, Dios incluido, y cuando constatamos que en este mundo imperan los corruptos de cuello y corbata más que los honestos y generosos de sandalias, los escándalos mediáticos más que las buenas obras sin prensa, el gusto desmedido por el placer más que la tolerancia por el padecer, el afán por el reconocimiento más que el anonimato por la obra de caridad del día, entonces nos preguntamos: ¿Dónde está Dios? ¿Por qué no interviene? Jesús quiere corregir un error fundamental. El hecho de que entre el momento de la sementera y la cosecha no aparezca el sembrador, no significa que la semilla haya sido abandonada a su suerte. El Señor no permanecerá oculto para siempre e intervendrá y dirá su última palabra.

A pesar de las dudas o de la sensación de sentirnos solos, el Reino siempre será obra de Dios. No podemos pensar que su Reino depende, únicamente, de los hombres. Tenemos que eliminar la idea ingenua de un mundo rebosante de frutos, como también aquel pesimismo exagerado de que es imposible encontrar testimonios de virtud. Si el Reino de Dios es algo inmerecido y un don, entonces no desesperemos. La semilla del Reino crece incluso si no la vemos; lo importante es que la sembremos. 

“Sea que duerma o se levante, de noche y de día, la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo”, Mc 4, 27. 

P. Freddy Peña T., ssp

VIERNES 15: De la feria. Verde.

Liturgia Cotidiana junio
VIERNES 15

De la feria. Verde.

LECTURA 1Rey 19, 8-9. 11-16 

Lectura del primer libro de los Reyes.

Elías caminó durante cuarenta días y cuarenta noches hasta la montaña de Dios, el Horeb. Allí entró en la gruta y pasó la noche. El Señor le dijo: «Sal y quédate de pie en la montaña, delante del Señor». Y en ese momento el Señor pasaba. Sopló un viento huracanado que partía las montañas y resquebrajaba las rocas delante del Señor. Pero el Señor no estaba en el viento. Después del viento, hubo un terremoto. Pero el Señor no estaba en el terremoto. Después del terremoto, se encendió un fuego. Pero el Señor no estaba en el fuego. Después del fuego, se oyó el rumor de una brisa suave. Al oírla, Elías se cubrió el rostro con su manto, salió y se quedó de pie a la entrada de la gruta.Entonces le llegó una voz, que decía: «¿Qué haces aquí, Elías?». Él respondió: «Me consumo de celo por el Señor, el Dios de los ejércitos, porque los israelitas abandonaron tu alianza, derribaron tus altares y mataron a tus profetas con la espada. He quedado yo solo y tratan de quitarme la vida». El Señor le dijo: «Vuelve por el mismo camino, hacia el desierto de Damasco. Cuando llegues, ungirás a Jazael como rey de Arám. A Jehú, hijo de Nimsí, lo ungirás rey de Israel, y a Eliseo, hijo de Safat, de Abel Mejolá, lo ungirás profeta en lugar de ti». Palabra de Dios. 

Comentario: La peregrinación de Elías por los reinos del norte y sur son como un símbolo de la existencia humana y que pasa por una serie de contradicciones, que se reflejan en el estado de ánimo del profeta: miedo, hastío, tedio, hambre, culpa; pero, al final, ilusionado y decidido hasta la manifestación de Dios en el monte. 


SALMO Sal 26, 7-9. 13-14 


R. ¡Yo busco tu rostro, Señor! 

¡Escucha, Señor, yo te invoco en alta voz, apiádate de mí y respóndeme! Mi corazón sabe que dijiste: «Busquen mi rostro». R. 

Yo busco tu rostro, Señor, no lo apartes de mí. No alejes con ira a tu servidor, Tú, que eres mi ayuda. R. 

Yo creo que contemplaré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor. R. 


ALELUIA Flp 2, 15-16 


Aleluia. Brillen como rayos de luz en el mundo, mostrando la Palabra de Vida. Aleluia.


EVANGELIO Mt 5, 27-32 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: “No cometerás adulterio”. Pero Yo les digo: El que mira a una mujer deseándola ya cometió adulterio con ella en su corazón. Si tu ojo derecho es para ti una ocasión de pecado, arráncalo y arrójalo lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Y si tu mano derecha es para ti una ocasión de pecado, córtala y arrójala lejos de ti: es preferible que se pierda uno solo de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. También se dijo: “El que se divorcia de su mujer debe darle una declaración de divorcio”. Pero Yo les digo: El que se divorcia de su mujer, excepto en caso de unión ilegal, la expone a cometer adulterio; y el que se casa con una mujer abandonada por su marido comete adulterio. Palabra del Señor. 

Comentario: Según el mandamiento de Moisés, debía darse un certificado de divorcio si una mujer era sorprendida en algún acto de infidelidad. En cambio, Jesús revierte esta situación y toma posición positivamente en favor de la mujer y reafirma la responsabilidad del varón ante Dios. Es decir, Jesús pide a ambos, varón y mujer, fidelidad absoluta en su compromiso matrimonial. 

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×