Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 31/01/2019

VIERNES 1: De la feria. Verde.

Liturgia-Febrero-Tienda-Facebook
VIERNES 1: De la feria. Verde.

Semana 3ª – Semana III del Salterio. Primer viernes.

LECTURA Heb 10, 32-39

Lectura de la carta a los Hebreos. Hermanos: Recuerden los primeros tiempos: apenas habían sido iluminados y ya tuvieron que soportar un rudo y doloroso combate, unas veces expuestos públicamente a injurias y atropellos, y otras, solidarizándose con los que eran tratados de esa manera. Ustedes compartieron entonces los sufrimientos de los que estaban en la cárcel y aceptaron con alegría que los despojaran de sus bienes, sabiendo que tenían una riqueza mejor y permanente. No pierdan entonces la confianza, a la que está reservada una gran recompensa. Ustedes necesitan constancia para cumplir la voluntad de Dios y entrar en posesión de la promesa. Porque todavía falta un poco, muy poco tiempo, y el que debe venir vendrá sin tardar. Mi justo vivirá por la fe, pero si se vuelve atrás, dejaré de amarlo. Nosotros no somos de “los que se vuelven atrás” para su perdición, sino que “vivimos en la fe” para preservar nuestra alma. Palabra de Dios.

Comentario: Hay una invitación a recordar el tiempo heroico de la comunidad, es decir, a que valoren la confianza y valentía con que habían superado las dificultades. Esa misma confianza y valentía es la que necesita la Iglesia hoy para vivir en la fidelidad y en el cumplimiento de la voluntad de Dios.

SALMO Sal 36, 3-6. 23-24. 39-40

R. La salvación de los justos viene del Señor.

Confía en el Señor y practica el bien; habita en la tierra y vive tranquilo: que el Señor sea tu único deleite, y Él colmará los deseos de tu corazón. R.

Encomienda tu suerte al Señor, confía en Él, y Él hará su obra; hará brillar tu justicia como el sol, y tu derecho como la luz del mediodía. R.

El Señor asegura los pasos del hombre en cuyo camino se complace: aunque caiga no quedará postrado, porque el Señor lo lleva de la mano. R.

La salvación de los justos viene del Señor, Él es su refugio en el momento del peligro; el Señor los ayuda y los libera, los salva porque confiaron en Él. R.

ALELUIA Cf. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Mc 4, 26-34

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. Jesús decía a sus discípulos: «El Reino de Dios es como un hombre que echa la semilla en la tierra: sea que duerma o se levante, de noche y de día, la semilla germina y va creciendo, sin que él sepa cómo. La tierra por sí misma produce primero un tallo, luego una espiga, y al fin grano abundante en la espiga. Cuando el fruto está a punto, él aplica en seguida la hoz, porque ha llegado el tiempo de la cosecha». También decía: «¿Con qué podríamos comparar el Reino de Dios? ¿Qué parábola nos servirá para representarlo? Se parece a un grano de mostaza. Cuando se la siembra, es la más pequeña de todas las semillas de la tierra, pero, una vez sembrada, crece y llega a ser la más grande de todas las hortalizas, y extiende tanto sus ramas que los pájaros del cielo se cobijan a su sombra». Y con muchas parábolas como estas les anunciaba la Palabra, en la medida en que ellos podían comprender. No les hablaba sino en parábolas, pero a sus propios discípulos, en privado, les explicaba todo. Palabra del Señor.

Comentario: El Reino de Dios vive en una constante disyuntiva entre sus luces y sombras. Si bien este se construye, día a día, y depende de quienes lo hacen realidad, también posee una dimensión de misterio, donde la intervención de Dios actúa como la levadura en la masa, es decir, no la vemos, pero sabemos que él va acompañando a su pueblo en sus vicisitudes.


* Suscríbete a la Liturgia Cotidiana y recíbela todos los meses en tu hogar, ingresando a este link: http://sanpablochile.cl/news/liturgia/liturgia-cotidiana/suscripcion/

JUEVES 31: San Juan Bosco, p. (MO). Blanco.

Liturgia-Enero-Tienda-Facebook
JUEVES 31: San Juan Bosco, p. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Flp 4, 4-9; Sal 102, 1-4. 8-9. 13-14. 17-18; Mt 18,1-5

LECTURA Heb 10, 19-25

Lectura de la carta a los Hebreos. Hermanos: Tenemos plena seguridad de que podemos entrar en el Santuario por la sangre de Jesús, siguiendo el camino nuevo y viviente que Él nos abrió a través del velo del Templo, que es su carne. También tenemos un Sumo Sacerdote insigne al frente de la casa de Dios. Acerquémonos, entonces, con un corazón sincero y llenos de fe, purificados interiormente de toda mala conciencia y con el cuerpo lavado por el agua pura. Mantengamos firmemente la confesión de nuestra esperanza, porque Aquél que ha hecho la promesa es fiel. Velemos los unos por los otros, para estimularnos en el amor y en las buenas obras. No desertemos de nuestras asambleas, como suelen hacerlo algunos; al contrario, animémonos mutuamente, tanto más cuanto que vemos acercarse el día. Palabra de Dios.

Comentario: Nuestro acceso a Dios es posible por la sangre derramada por Cristo y él es presentado como el camino nuevo y vivo. Este camino es llamado “nuevo” porque ha sido abierto por alguien que es sacerdote por el poder de vida indestructible y por Alguien que es el camino. Por eso hemos de permanecer en la esperanza porque la palabra de Dios se cumple y Jesús es una prueba de ello.

SALMO Sal 23, 1-6

R. ¡Felices los que buscan al Señor!

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R.

ALELUIA Sal 118, 105

Aleluia. Tu palabra es una lámpara para mis pasos, y una luz en mi camino. Aleluia.

EVANGELIO Mc 4, 21-25

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. Jesús decía a la multitud: «¿Acaso se trae una lámpara para ponerla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No es más bien para colocarla sobre el candelero? Porque no hay nada oculto que no deba ser revelado y nada secreto que no deba manifestarse. ¡Si alguien tiene oídos para oír, que oiga!». Y les decía: «¡Presten atención a lo que oyen! La medida con que midan se usará para ustedes, y les darán más todavía. Porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús instruye a los discípulos y esta vez les señala que la Buena Noticia debe anunciarse sin miedo para que todos se puedan beneficiar de ella. Por eso, la Palabra que acogemos se convierte en luz que se irradia con nuestra misma vida. La respuesta a esa Buena Noticia debe ser como el grano que cae en tierra fértil.


* Suscríbete a la Liturgia Cotidiana y recíbela todos los meses en tu hogar, ingresando a este link: http://sanpablochile.cl/news/liturgia/liturgia-cotidiana/suscripcion/

San Juan Bosco, p. (MO)

San Juan BoscoNace en Piamonte (Italia) en 1815. Su madre, Margarita, lo consagra a la Virgen y le contagia su profunda fe. Él enseña a sus amigos cuanto de su madre aprende. De inteligencia brillante y fuerte voluntad, aprende varias lenguas y el arte de prestidigitador. Dice: “Si llego a ser sacerdote, como espero, jugaré con los niños y los amaré, les haré cantar y con alegría a todos trataré de salvar”. Ordenado sacerdote en 1841, funda con su madre los Oratorios, que se multiplican por varias naciones, y millares de niños reciben en ellos, todavía hoy, alimento, vestido, educación y cariño. Los colegios salesianos y de María Auxiliadora están en todo el mundo. Fallece en 1888.

Puedes conocer más de san Juan Bosco con este libro editado por SAN PABLO, que forma parte de la colección Testigos:

San Juan Bosco, padre y maestro de la juventud: Este relato sobre la vida de Don Bosco da a conocer el testimonio de un hombre que buscó sanar las heridas de una época cargada de injusticias sociales, alegrando a quienes buscaban consuelo de las formas más diversas y dando nuevos aires a una sociedad en pleno auge industrial, inspirando a los más jóvenes a una vida de esperanza.

Conoce el pack FEBRERO de la Liturgia Cotidiana

Conoce el pack FEBRERO de la Liturgia CotidianaComo todos los meses, SAN PABLO ha preparado un pack con dos productos que, esperamos, sean de utilidad para nuestros clientes. Todas las personas que vengan a nuestras librerías o ingresen a la librería virtual durante febrero, podrán llevar junto a la Liturgia Cotidiana de marzo, el libro Celebración Dominical para Asambleas sin Sacerdote.

Se trata de un texto que sigue fielmente la Constitución Conciliar sobre Liturgia, y las sucesivas instrucciones de la autoridad eclesiástica sobre los “misterios litúrgicos que pueden ser desempeñados por los laicos”. Ha sido preparado de modo que, aún sin la presencia del sacerdote, la comunidad sea capaz de llevar adelante la celebración dominical.

Como pueden ver, un manual bastante útil para el trabajo en parroquias, y que ahora puedes llevar por solo $2200, junto a la Liturgia Cotidiana de marzo, en donde encontrarás todas las lecturas y oraciones para preparar las celebraciones de Cuaresma, que comienza el miércoles 6 de marzo.

Encuentra el pack febrero de SAN PABLO en librerías y librería virtual, ingresando aquí: https://www.sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=1991

MIÉRCOLES 30: De la feria. Verde.

Liturgia-Enero-Tienda-Facebook
MIÉRCOLES 30: De la feria. Verde.

LECTURA Heb 10, 11-18

Lectura de la carta a los Hebreos. Hermanos: Los sacerdotes del culto antiguo se presentan diariamente para cumplir su ministerio y ofrecer muchas veces los mismos sacrificios, que son totalmente ineficaces para quitar el pecado. Cristo, en cambio, después de haber ofrecido por los pecados un único Sacrificio, se sentó para siempre a la derecha de Dios, donde espera que sus enemigos sean puestos debajo de sus pies. Y así, mediante una sola oblación, Él ha perfeccionado para siempre a los que santifica. El Espíritu Santo atestigua todo esto, después de haber anunciado: “Ésta es la Alianza que haré con ellos después de aquellos días, dice el Señor: Yo pondré mis leyes en su corazón y las grabaré en su conciencia, y no me acordaré más de sus pecados ni de sus iniquidades”. Y si los pecados están perdonados, ya no hay necesidad de ofrecer por ellos ninguna otra oblación. Palabra de Dios.

Comentario: En el mismo sacrificio que consagra a Cristo como sacerdote, nosotros también quedamos consagrados por la ofrenda del Cuerpo del propio Jesús, hecha de una vez y para siempre. Cristo nos hace sacerdotes como él, al darnos la posibilidad de dar nuestras vidas en servicio a Dios y a nuestros hermanos como verdadero sacrificio agradable a Dios.

SALMO Sal 109, 1-4

R. ¡Tú eres sacerdote para siempre!

Dijo el Señor a mi señor: «Siéntate a mi derecha, mientras yo pongo a tus enemigos como estrado de tus pies». R.

El Señor extenderá el poder de tu cetro: «¡Domina desde Sión, en medio de tus enemigos! Tú eres príncipe desde tu nacimiento, con esplendor de santidad; Yo mismo te engendré como rocío, desde el seno de la aurora». R.

El Señor lo ha jurado y no se retractará: «Tú eres sacerdote para siempre, a la manera de Melquisedec». R.

ALELUIA

Aleluia. La semilla es la palabra de Dios, el sembrador es Cristo; el que lo encuentra permanece para siempre. Aleluia.

EVANGELIO Mc 4, 1-20

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. Jesús comenzó a enseñar a orillas del mar. Una gran multitud se reunió junto a Él, de manera que debió subir a una barca dentro del mar, y sentarse en ella. Mientras tanto, la multitud estaba en la orilla. Él les enseñaba muchas cosas por medio de parábolas, y esto era lo que les enseñaba: «¡Escuchen! El sembrador salió a sembrar. Mientras sembraba, parte de la semilla cayó al borde del camino, y vinieron los pájaros y se la comieron. Otra parte cayó en terreno rocoso, donde no había mucha tierra, y brotó en seguida porque la tierra era poco profunda; pero cuando salió el sol, se quemó y, por falta de raíz, se secó. Otra cayó entre las espinas; estas crecieron, la sofocaron, y no dio fruto. Otros granos cayeron en buena tierra y dieron fruto: fueron creciendo y desarrollándose, y rindieron ya el treinta, ya el sesenta, ya el ciento por uno». Y decía: «¡El que tenga oídos para oír, que oiga!». Cuando se quedó solo, los que estaban alrededor de Él junto con los Doce le preguntaban por el sentido de las parábolas. Y Jesús les decía: «A ustedes se les ha confiado el misterio del Reino de Dios; en cambio, para los de afuera, todo es parábola, a fin de que miren y no vean, oigan y no entiendan, no sea que se conviertan y alcancen el perdón». Jesús les dijo: «¿No entienden esta parábola? ¿Cómo comprenderán entonces todas las demás? El sembrador siembra la Palabra. Los que están al borde del camino son aquellos en quienes se siembra la Palabra; pero, apenas la escuchan, viene Satanás y se lleva la semilla sembrada en ellos. Igualmente, los que reciben la semilla en terreno rocoso son los que, al escuchar la Palabra, la acogen en seguida con alegría; pero no tienen raíces, sino que son inconstantes y, en cuanto sobreviene la tribulación o la persecución a causa de la Palabra, inmediatamente sucumben. Hay otros que reciben la semilla entre espinas: son los que han escuchado la Palabra, pero las preocupaciones del mundo, la seducción de las riquezas y los demás deseos penetran en ellos y ahogan la Palabra, y esta resulta infructuosa. Y los que reciben la semilla en tierra buena son los que escuchan la Palabra, la aceptan y dan fruto al treinta, al sesenta y al ciento por uno». Palabra del Señor.

Comentario: El evangelista quiere evitar toda interpretación triunfalista del evangelio. La proclamación de esta gran noticia se hace como una gran siembra. Lo que la parábola quiere enseñar es que esta noticia puede ser aceptada de distintas formas: sin ningún compromiso, con superficialidad, con atención o con plena dedicación y entusiasmo.


* Suscríbete a la Liturgia Cotidiana y recíbela todos los meses en tu hogar, ingresando a este link: http://sanpablochile.cl/news/liturgia/liturgia-cotidiana/suscripcion/

Al Servicio de la Vida: La vida y el cambio

Al Servicio de la Vida: La vida y el cambioEl cambio forma parte de nuestra vida. Es una puerta al futuro, que nos ayuda a crecer y nos saca de la monotonía de la vida. Hay personas que tratan de evitarlo, que no desean salir de la zona de confort que han construido… sin embargo, nos guste o no nos guste, el cambio siempre está ahí. A la vuelta de la esquina. Y ese es el tema que Ricardo Díaz Venegas nos invita a reflexionar con un texto del libro Aprenda a ser feliz cada día, en una nueva cápsula “Al Servicio de la Vida”. ¿Te animas a escucharla?

La cápsula radial SAN PABLO “Al servicio de la vida” es narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

MARTES 29: De la feria. Verde.

Liturgia-Enero-Tienda-Facebook
MARTES 29: De la feria. Verde.

LECTURA Heb 10, 1-10

Lectura de la carta a los Hebreos. Hermanos: La Ley, al no tener más que la sombra de los bienes futuros y no la misma realidad de las cosas, con los sacrificios repetidos año tras año en forma ininterrumpida, es incapaz de perfeccionar a aquellos que se acercan a Dios. De lo contrario, no se hubieran ofrecido más esos sacrificios, porque los que participan de ellos, al quedar purificados una vez para siempre, ya no tendrían conciencia de ningún pecado. En cambio, estos sacrificios renuevan cada año el recuerdo del pecado, porque es imposible que la sangre de toros y chivos quite los pecados. Por eso, Cristo, al entrar en el mundo, dijo: “Tú no has querido sacrificio ni oblación; en cambio, me has dado un cuerpo. No has mirado con agrado los holocaustos ni los sacrificios expiatorios. Entonces dije: Dios, aquí estoy, yo vengo –como está escrito de mí en el libro de la Ley– para hacer tu voluntad”. Él comienza diciendo: “Tú no has querido ni has mirado con agrado los sacrificios, los holocaustos, ni los sacrificios expiatorios, a pesar de que están prescritos por la Ley”. Y luego añade: “Aquí estoy, yo vengo para hacer tu voluntad”. Así declara abolido el primer régimen para establecer el segundo. Y en virtud de esta voluntad quedamos santificados por la oblación del cuerpo de Jesucristo, hecha de una vez para siempre. Palabra de Dios.

Comentario: La multiplicación de los sacrificios era un argumento bien claro, ya que ninguno de estos era suficiente por sí mismo. Con el sacerdocio de Jesús es introducido un nuevo orden, basado en su total entrega en la Cruz y por el cual nosotros somos santificados, y no en virtud de determinados sacrificios o prácticas rituales, sino por el único acto de amor de Jesús en la Cruz.

SALMO Sal 39, 2. 4. 7-11

R. ¡Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad!

Esperé confiadamente en el Señor: Él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor. Puso en mi boca un canto nuevo, un himno a nuestro Dios. R.

Tú no quisiste víctima ni oblación; pero me diste un oído atento; no pediste holocaustos ni sacrificios, entonces dije: «Aquí estoy». R.

«En el libro de la Ley está escrito lo que tengo que hacer: yo amo, Dios mío, tu voluntad, y tu ley está en mi corazón». R.

Proclamé gozosamente tu justicia en la gran asamblea; no, no mantuve cerrados mis labios, Tú lo sabes, Señor. R.

No escondí tu justicia dentro de mí, proclamé tu fidelidad y tu salvación, y no oculté a la gran asamblea tu amor y tu fidelidad. R.

ALELUIA Cf. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Mc 3, 31-35

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. Llegaron la madre y los hermanos de Jesús y, quedándose afuera, lo mandaron llamar. La multitud estaba sentada alrededor de Él, y le dijeron: «Tu madre y tus hermanos te buscan ahí afuera». Él les respondió: «¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?». Y dirigiendo su mirada sobre los que estaban sentados alrededor de Él, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Porque el que hace la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre». Palabra del Señor.

Comentario: El término bíblico “hermanos” designaba en la Biblia también a los tíos, los primos, etcétera. No quiere decir que Jesús tuviera más hermanos, así como tampoco que desprecie a su familia. La verdadera familia de Jesús traspasa las barreras biológicas y étnicas. Es capaz de conformar la familia del Reino y son todos aquellos que hacen y cumplen con la voluntad de Dios.


* Suscríbete a la Liturgia Cotidiana y recíbela todos los meses en tu hogar, ingresando a este link: http://sanpablochile.cl/news/liturgia/liturgia-cotidiana/suscripcion/

Lisboa será la ciudad anfitriona de la JMJ 2022

Lisboa será la ciudad anfitriona de la JMJ 2022Ante 700.000 jóvenes presentes en el Campo San Juan Pablo II para la Misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud, el Presidente del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el Cardenal Kevin Farrell, anunció la próxima ciudad que será sede de la Jornada Mundial de la Juventud 2022: Lisboa, Portugal, ciudad que recibirá a los peregrinos de todo el mundo en 2022.

Será la segunda vez que el Papa Francisco visita Portugal. En efecto, su primera visita fue el 12 y el 13 de mayo 2017 con ocasión de la peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Fátima por el centenario de las Apariciones de la Virgen en la Cova da Iria.

El Papa a los jóvenes: “Ustedes son el ahora de Dios”

El Papa a los jóvenes: “Ustedes son el ahora de Dios”El Campo San Juan Pablo II fue el escenario del último encuentro del Papa Francisco con los jóvenes reunidos en Panamá, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Ahí, a la luz del evangelio, que recordaba el comienzo de la misión pública de Jesús, el Santo Padre instó a los jóvenes a “vivir el ahora de Dios”, vale decir, a trabajar para crear espacios de encuentro donde puedan soñar el mañana, pero luchando para llevar esos sueños a la práctica en el mundo de hoy.

Ustedes jóvenes deben pelear por su espacio hoy, porque la vida es hoy. Nadie te puede prometer un día del mañana. Tu vida hoy, es hoy. Tu jugarte es hoy. Tu espacio es hoy. ¿Cómo estás respondiendo a esto? Ustedes, queridos jóvenes, no son el futuro. Nos gusta decir: “Ustedes son el futuro…”. No, son el presente. No son el futuro de Dios, ustedes jóvenes son el ahora de Dios. Él los convoca, los llama en sus comunidades, los llama en sus ciudades para ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores; a ponerse de pie junto a ellos, tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor los soñó”, les dijo el Papa.

Al mismo tiempo, los instó a mirar a Jesús y reconocer en él un Dios concreto, cotidiano, cercano y real, que se hace presente y los invita a trabajar y embarrarse las manos juntos. “Jesús revela el ahora de Dios que sale a nuestro encuentro para convocarnos también a tomar parte en su ahora de «llevar la Buena Noticia a los pobres, la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, dar libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia en el Señor» (cf. Lc 4,18-19). Es el ahora de Dios que con Jesús se hace presente, se hace rostro, carne, amor de misericordia que no espera situaciones ideales, situacionesperfectas para su manifestación, ni acepta excusas para su realización. Él es el tiempo de Dios que hace justa y oportuna cada situación y cadaespacio. En Jesús se inicia y se hace vida el futuro prometido”, señaló Francisco en su homilía.

También recordó a los jóvenes presentes que la misión a la que el Señor los llama no se agota en una Jornada Mundial de la Juventud, sino que es una acción permanente de entrega, de anteponer la esperanza, la caridad, la solidaridad y la fraternidad ante la mirada paralizante de los miedos, la exclusión, la especulación y la manipulación.

Todos estos días de forma especial ha susurrado como música de fondo el hágase de María. Ella no solo creyó en Dios y en sus promesas como algo posible, le creyó a Dios, se animó a decir “sí” para participar en este ahora del Señor. Sintió que tenía una misión, se enamoró y eso lo decidió todo. Que ustedes sientan que tienen una misión, se dejen enamorar y el Señor decidirá todo”, manifestó Francisco.

EVITAR UN DIOS A LA DISTANCIA

Francisco también fue claro en decir que, muchas veces, preferimos un Dios a la distancia, que no incomode, bien dibujado en los libros, pero “domesticado”. Por esta razón, invitó a los jóvenes a dejar atrás esa imagen e involucrarse, siendo capaces de mirar y encontrar el rostro verdadero de Dios en todas las realidades. “Un Dios cercano y cotidiano, un Dios amigo y hermano nos pide aprender de cercanías, de cotidianeidad y sobre todo de fraternidad. Él no quiso tener una manifestación angelical o espectacular, sino quiso regalarnos un rostro hermano y amigo, concreto, familiar. Dios es real porque el amor es real, Dios es concreto porque el amor es concreto”, dijo.

LA FICCIÓN DE LA ALEGRIA Y EL “MIENTRAS TANTO”

El Papa recordó como muchas veces nos gusta decir que “los jóvenes son el futuro”. Sin embargo, para él, eso trae consigo el riesgo de pensar que su vida es una promesa que solo se concretará más adelante, “como si ser joven fuera sinónimo de sala de espera de quien aguarda el turno de su hora”. Y mientras tanto, se les inventa un futuro higiénicamente bien empaquetado y sin consecuencias, bien armado y garantizado, con todo bien asegurado, para dejarlos tranquilos.

Es la “ficción” de alegría, no la alegría del hoy, del concreto, del amor. Y así con esta ficción de la alegría los “tranquilizamos”, los adormecemos para que no hagan ruido, para que no molesten mucho, para que no se pregunten ni nos pregunten, para que no se cuestionen ni nos cuestionen; y en ese “mientras tanto” sus sueños pierden vuelo, se vuelven rastreros, comienzan a dormirse y son “ensoñamientos” pequeños y tristes (cf. Homilía del Domingo de Ramos, 25 marzo 2018), tan solo porque consideramos o consideran que todavía no es su ahora; que son demasiado jóvenes para involucrarse en soñar y trabajar el mañana. Y así los seguimos procrastinando… Y ¿saben una cosa?, que a muchos jóvenes esto les gusta. Por favor, ayudémosle a que no les guste, a que se rebelen, a que quieran vivir el ahora de Dios”, enfatizó Francisco.

Hoy es el tiempo de actuar, porque “allí donde esté su tesoro allí estará su corazón”, dijo el Papa, y “aquello que los enamore”, “será lo que los haga levantarse por la mañana y los impulse en las horas de cansancio, lo que les rompa el corazón y lo que les haga llenarse de asombro, alegría y gratitud. Sientan que tienen una misión y enamórense, que eso lo decidirá todo. ¡Dejemos que el Señor nos enamore!”.

46847937592_cce221c414_k

LUNES 28: Santo Tomás de Aquino, p. y d. (MO). Blanco.

Liturgia-Enero-Tienda-Facebook
LUNES 28: Santo Tomás de Aquino, p. y d. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Sab 7, 7-10. 15-16; Sal 118, 9-14; Mt 23, 8-12.
Semana 3ª durante el año – Semana III del Salterio

LECTURA Heb 9, 15. 24-28

Lectura de la carta a los Hebreos. Hermanos: Cristo es mediador de una Nueva Alianza entre Dios y los hombres, a fin de que, habiendo muerto para redención de los pecados cometidos en la primera Alianza, los que son llamados reciban la herencia eterna que ha sido prometida. Cristo no entró en un santuario erigido por manos humanas –simple figura del auténtico Santuario– sino en el cielo, para presentarse delante de Dios en favor nuestro. Y no entró para ofrecerse a sí mismo muchas veces, como lo hace el Sumo Sacerdote que penetra cada año en el Santuario con una sangre que no es la suya. Porque en ese caso, hubiera tenido que padecer muchas veces desde la creación del mundo. En cambio, ahora Él se ha manifestado una sola vez, en la consumación de los tiempos, para abolir el pecado por medio de su Sacrificio. Y así como el destino de los hombres es morir una sola vez, después de lo cual viene el Juicio, así también Cristo, después de haberse ofrecido una sola vez para quitar los pecados de la multitud, aparecerá por segunda vez, ya no en relación con el pecado, sino para salvar a los que lo esperan. Palabra de Dios.

Comentario: Jesucristo, Sumo Sacerdote, entró para siempre en el santuario del cielo y lo hizo de una sola vez, por medio de su sacrificio, único e irrepetible, ocurrido hace más de dos mil años. Su resurrección ubicó este mismo sacrificio en el hoy de Dios, que no se mide por el tiempo humano. Al contrario, se mide en un ahora permanente y eterno que abarca toda la historia y la creación.

SALMO Sal 97, 1-6

R. ¡Canten al Señor un canto nuevo!

Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas; su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria. R.

El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos. R.

Canten al Señor con el arpa y al son de instrumentos musicales; con clarines y sonidos de trompeta aclamen al Señor, que es Rey. R.

ALELUIA Cf. 2Tim 1, 10

Aleluia. Nuestro Salvador Jesucristo destruyó la muerte e hizo brillar la vida, mediante la Buena Noticia. Aleluia.

EVANGELIO Mc 3, 22-30

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. Los escribas que habían venido de Jerusalén decían acerca de Jesús: «Está poseído por Belzebul y expulsa a los demonios por el poder del Príncipe de los demonios». Jesús los llamó y por medio de comparaciones les explicó: «¿Cómo Satanás va a expulsar a Satanás? Un reino donde hay luchas internas no puede subsistir. Y una familia dividida tampoco puede subsistir. Por lo tanto, si Satanás se dividió, levantándose contra sí mismo, ya no puede subsistir, sino que ha llegado a su fin. Pero nadie puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si primero no lo ata. Sólo así podrá saquear la casa. Les aseguro que todo será perdonado a los hombres: todos los pecados y cualquier blasfemia que profieran. Pero el que blasfeme contra el Espíritu Santo no tendrá perdón jamás: es culpable de pecado para siempre». Jesús dijo esto porque ellos decían: «Está poseído por un espíritu impuro». Palabra del Señor.

Comentario: Ante las acusaciones de los fariseos, Jesús distingue dos clases de pecado: contra “el hijo del hombre” y contra “el Espíritu Santo”. En el segundo coloca el acento, ya que se refiere a aquellas acciones que, siendo en sí pecaminosas, vienen presentadas bajo el disfraz de virtud. La primera condición para ser perdonado es reconocer que se ha pecado, pero si ese pecado se presenta como acierto entonces es imposible el perdón.


* Suscríbete a la Liturgia Cotidiana y recíbela todos los meses en tu hogar, ingresando a este link: http://sanpablochile.cl/news/liturgia/liturgia-cotidiana/suscripcion/

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×