Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 30/06/2019

LUNES 1: Feria. Verde.

LUNES 1: Feria. Verde.
LUNES 1: Feria. Verde.

Semana 13ª durante el año – Semana I del Salterio.

LECTURA Gn 18, 1-2. 16-33

Lectura del libro del Génesis. El Señor se apareció a Abraham junto al encinar de Mamré, mientras él estaba sentado a la entrada de su carpa, a la hora de más calor. Alzando los ojos, divisó a tres hombres que estaban parados cerca de él. Después de recibirlos, los hombres salieron y se dirigieron hacia Sodoma, y Abraham los acompañó para despedirlos. Mientras tanto, el Señor pensaba: «¿Dejaré que Abraham ignore lo que ahora voy a realizar, siendo así que él llegará a convertirse en una nación grande y poderosa, y que por él se bendecirán todas las naciones de la tierra? Porque yo lo he elegido para que enseñe a sus hijos, y a su familia después de él, a mantenerse en el camino del Señor, practicando lo que es justo y recto. Así el Señor hará por Abraham lo que ha predicho acerca de él». Luego el Señor añadió: «El clamor contra Sodoma y Gomorra es tan grande, y su pecado tan grave, que debo bajar a ver si sus acciones son realmente como el clamor que ha llegado hasta mí. Si no es así, lo sabré». Dos de esos hombres partieron de allí y se fueron hacia Sodoma, pero el Señor se quedó de pie frente a Abraham. Entonces Abraham se le acercó y le dijo: «¿Así que vas a exterminar al justo junto con el culpable? Tal vez haya en la ciudad cincuenta justos. ¿Y tú vas a arrasar ese lugar, en vez de perdonarlo por amor a los cincuenta justos que hay en él? ¡Lejos de ti hacer semejante cosa! ¡Matar al justo juntamente con el culpable, haciendo que los dos corran la misma suerte! ¡Lejos de ti! ¿Acaso el Juez de toda la tierra no va a hacer justicia?». El Señor respondió: «Si encuentro cincuenta justos en la ciudad de Sodoma, perdonaré a todo ese lugar en atención a ellos». Entonces Abraham dijo: «Yo, que no soy más que polvo y ceniza, tengo el atrevimiento de dirigirme a mi Señor. Quizá falten cinco para que los justos lleguen a cincuenta. Por esos cinco, ¿vas a destruir toda la ciudad?». «No la destruiré si encuentro allí cuarenta y cinco», respondió el Señor. Pero Abraham volvió a insistir: «Quizá no sean más que cuarenta». Y el Señor respondió: «No lo haré por amor a esos cuarenta». «Por favor –dijo entonces Abraham–, que mi Señor no lo tome a mal si continúo insistiendo. Quizá sean solamente treinta». Y el Señor respondió: «No lo haré si encuentro allí a esos treinta». Abraham insistió: «Una vez más, me tomo el atrevimiento de dirigirme a mi Señor. Tal vez no sean más que veinte». «No la destruiré en atención a esos veinte», declaró el Señor. «Por favor –dijo entonces Abraham–, que mi Señor no se enoje si hablo por última vez. Quizá sean solamente diez». «En atención a esos diez –respondió–, no la destruiré». Apenas terminó de hablar con él, el Señor se fue, y Abraham regresó a su casa. Palabra de Dios.

Comentario: Abraham intercede por los habitantes de Sodoma porque sabe que Dios es justo y, por tanto, no condenará a todo el pueblo por su pecado. En esa mirada de justicia se revela el respeto, la paciencia y la misericordia que Dios tiene al hombre.

SALMO Sal 102, 1-4. 8-11

R. ¡El Señor es bondadoso y compasivo!

Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga a su santo Nombre; bendice al Señor, alma mía, y nunca olvides sus beneficios. R.

Él perdona todas tus culpas y sana todas tus dolencias; rescata tu vida del sepulcro, te corona de amor y de ternura. R.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; no acusa de manera inapelable ni guarda rencor eternamente. R.

No nos trata según nuestros pecados ni nos paga conforme a nuestras culpas. Cuanto se alza el cielo sobre la tierra, así de inmenso es su amor por los que lo temen. R.

ALELUIA Cf. Sal 94, 8. 7

Aleluia. No endurezcan su corazón, sino escuchen la voz del Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mt 8, 18-22

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Al verse rodeado por la multitud, Jesús mandó a sus discípulos que cruzaran a la otra orilla. Entonces se aproximó un escriba y le dijo: «Maestro, te seguiré adonde vayas». Jesús le respondió: «Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos; pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza». Otro de sus discípulos le dijo: «Señor, permíteme que vaya antes a enterrar a mi padre». Pero Jesús le respondió: «Sígueme, y deja que los muertos entierren a sus muertos». Palabra del Señor.

Comentario: Quien quiera seguir a Cristo debe tener en cuenta a qué se compromete y cuál es la suerte que le espera. Quienes hemos respondido , ¿estamos dispuestos a arriesgarlo todo por él? Las únicas certezas son que él camina con nosotros y no nos faltará nada de lo estrictamente necesario.

DOMINGO 30: 13º durante el año. Verde.

DOMINGO 30: 13º durante el año. Verde.
DOMINGO 30: 13º durante el año. Verde.

1ª LECTURA 1Rey 19, 16. 19-21

Lectura del primer libro de los Reyes. El Señor dijo a Elías: «A Eliseo, hijo de Safat, de Abel Mejolá, lo ungirás profeta en lugar de ti». Elías partió y encontró a Eliseo, hijo de Safat, que estaba arando. Delante de él había doce yuntas de bueyes, y él iba con la última. Elías pasó cerca de él y le echó encima su manto. Eliseo dejó sus bueyes, corrió detrás de Elías y dijo: «Déjame besar a mi padre y a mi madre; luego te seguiré». Elías le respondió: «Sí, puedes ir. ¿Qué hice yo para impedírtelo?». Eliseo dio media vuelta, tomó la yunta de bueyes y los inmoló. Luego, con los arneses de los bueyes, asó la carne y se la dio a su gente para que comieran. Después partió, fue detrás de Elías y se puso a su servicio. Palabra de Dios.

Comentario: El peregrinar del profeta Elías por los reinos del sur y luego del norte no es solamente un recorrido geográfico sino también un signo de la existencia humana, que pasa por una serie de estados de ánimo: miedo, tedio, hastío, hambre, culpa. Al final, fortalecido por este largo transitar, Elías llama a Eliseo, en nombre de Dios, a tomar su puesto de profeta. Eliseo deja todo y lo sigue.

SALMO Sal 15, 1-2. 5. 7-11

R. Señor, Tú eres la parte de mi herencia.

Protégeme, Dios mío, porque me refugio en ti. Yo digo al Señor: «Señor, Tú eres mi bien». El Señor es la parte de mi herencia y mi cáliz, ¡Tú decides mi suerte! R.

Bendeciré al Señor que me aconseja, ¡hasta de noche me instruye mi conciencia! Tengo siempre presente al Señor: Él está a mi lado, nunca vacilaré. R.

Por eso mi corazón se alegra, se regocijan mis entrañas y todo mi ser descansa seguro: porque no me entregarás a la muerte ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro. R.

Me harás conocer el camino de la vida, saciándome de gozo en tu presencia, de felicidad eterna a tu derecha. R.

2ª LECTURA Gál 5, 1. 13-18

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Galacia. Hermanos: Ésta es la libertad que nos ha dado Cristo. Manténganse firmes para no caer de nuevo bajo el yugo de la esclavitud. Ustedes, hermanos, han sido llamados para vivir en libertad, pero procuren que esta libertad no sea un pretexto para satisfacer los deseos carnales: háganse más bien servidores los unos de los otros, por medio del amor. Porque toda la Ley está resumida plenamente en este precepto: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si ustedes se están mordiendo y devorando mutuamente, tengan cuidado porque terminarán destruyéndose los unos a los otros. Yo los exhorto a que se dejen conducir por el Espíritu de Dios, y así no serán arrastrados por los deseos de la carne. Porque la carne desea contra el espíritu y el espíritu contra la carne. Ambos luchan entre sí, y por eso, ustedes no pueden hacer todo el bien que quieren. Pero si están animados por el Espíritu, ya no están sometidos a la Ley. Palabra de Dios.

Comentario: Para Pablo, la fe es un dinamismo que activa la capacidad de amar. La vida cristiana no excluye las obras sino que las concentra en el amor fraterno y las reconoce como obras de Dios y no por méritos propios de cada persona. Pablo recuerda que el cristiano ha sido llamado a la libertad de Cristo y para servir en el amor.

ALELUIA 1Sam 3, 9; Jn 6, 68

Aleluia. Habla, Señor, porque tu servidor escucha; Tú tienes palabras de Vida eterna. Aleluia.

EVANGELIO Lc 9, 51-62

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Cuando estaba por cumplirse el tiempo de su elevación al cielo, Jesús se encaminó decididamente hacia Jerusalén y envió mensajeros delante de Él. Ellos partieron y entraron en un pueblo de Samaría para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron porque se dirigía a Jerusalén. Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto, le dijeron: «Señor, ¿quieres que mandemos caer fuego del cielo para consumirlos?». Pero Él se dio vuelta y los reprendió. Y se fueron a otro pueblo. Mientras iban caminando, alguien le dijo a Jesús: «¡Te seguiré adonde vayas! ». Jesús le respondió: «Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza». Y dijo a otro: «Sígueme». Él respondió: «Señor, permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre». Pero Jesús le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios». Otro le dijo: «Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos». Jesús le respondió: «El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios». Palabra del Señor.

Comentario: En medio de esos rechazos, Jesús continúa llamando…Hay quienes quieren seguirlo, quizás contagiados por su profetismo o para ser como él. Al menos parecerse… Las respuestas de Jesús son de una exigencia total: “No tengo ni una madriguera como el más insignificante de los zorros ni un nido como el más pequeño de los pajaritos…”. En el seguimiento al Señor no hay lugar para las ambiciones.

SÁBADO 29: SANTOS PEDRO Y PABLO, aps. (S). Rojo.

SÁBADO 29: SANTOS PEDRO Y PABLO, aps. (S). Rojo.
SÁBADO 29: SANTOS PEDRO Y PABLO, aps. (S). Rojo.

Gloria. Credo. Prefacio propio.
Colecta del Óbolo de san Pedro.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: Celebramos, hoy, la solemnidad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, los máximas columnas de la Iglesia. Pedro, a quien Jesús constituyó fundamento de su Iglesia, y Pablo, que cumplió la misión de llevar la fe cristiana a los más diversos pueblos no judíos.

1ª LECTURA Hech 12, 1-11

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. El rey Herodes hizo arrestar a algunos miembros de la Iglesia para maltratarlos. Mandó ejecutar a Santiago, hermano de Juan, y al ver que esto agradaba a los judíos, también hizo arrestar a Pedro. Eran los días de “los panes ázimos”. Después de arrestarlo, lo hizo encarcelar, poniéndolo bajo la custodia de cuatro relevos de guardia, de cuatro soldados cada uno. Su intención era hacerlo comparecer ante el pueblo después de la Pascua. Mientras Pedro estaba bajo custodia en la prisión, la Iglesia no cesaba de orar a Dios por él. La noche anterior al día en que Herodes pensaba hacerlo comparecer, Pedro dormía entre los soldados, atado con dos cadenas, y los otros centinelas vigilaban la puerta de la prisión. De pronto, apareció el Ángel del Señor y una luz resplandeció en el calabozo. El Ángel sacudió a Pedro y lo hizo levantar, diciéndole: “¡Levántate rápido!”. Entonces las cadenas se le cayeron de las manos. El Ángel le dijo: “Tienes que ponerte el cinturón y las sandalias”, y Pedro lo hizo. Después le dijo: “Cúbrete con el manto y sígueme”. Pedro salió y lo seguía; no se daba cuenta de que era cierto lo que estaba sucediendo por intervención del Ángel, sino que creía tener una visión. Pasaron así el primero y el segundo puesto de guardia, y llegaron a la puerta de hierro que daba a la ciudad. La puerta se abrió sola delante de ellos. Salieron y anduvieron hasta el extremo de una calle, y en seguida el Ángel se alejó de él. Pedro, volviendo en sí, dijo: “Ahora sé que realmente el Señor envió a su Ángel y me libró de las manos de Herodes y de todo cuanto esperaba el pueblo judío”. Palabra de Dios.

Comentario: El relato se centra en la prisión y liberación de Pedro. Milagrosamente, el Apóstol fue liberado de la prisión mientras la Comunidad estaba rezando para que pudiera seguir anunciando el evangelio y animando a la comunidad de los creyentes. A veces, en situaciones difíciles, lo único que nos queda es rezar confiados y esperar pacientemente.

SALMO Sal 33, 2-9

R. El Señor me libró de todos mis temores.

Bendeciré al Señor en todo tiempo, su alabanza estará siempre en mis labios. Mi alma se gloría en el Señor: que lo oigan los humildes y se alegren. R.

Glorifiquen conmigo al Señor, alabemos su Nombre todos juntos. Busqué al Señor: Él me respondió y me libró de todos mis temores. R.

Miren hacia Él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán. Este pobre hombre invocó al Señor: Él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. R.

El Ángel del Señor acampa en torno de sus fieles, y los libra. ¡Gusten y vean qué bueno es el Señor! ¡Felices los que en Él se refugian! R.

2ª LECTURA 2Tim 4, 6-8. 17-18

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Ya estoy a punto de ser derramado como una libación, y el momento de mi partida se aproxima: he peleado hasta el fin del buen combate, concluí mi carrera, conservé la fe. Y ya está preparada para mí la corona de justicia, que el Señor, como justo Juez, me dará en ese día, y no solamente a mí, sino a todos los que hayan aguardado con amor su manifestación. El Señor estuvo a mi lado, dándome fuerzas, para que el mensaje fuera proclamado por mi intermedio y llegara a oídos de todos los paganos. Así fui librado de la boca del león. El Señor me librará de todo mal y me preservará hasta que entre en su reino celestial. ¡A Él sea la gloria por los siglos de los siglos! Amén. Palabra de Dios.

Comentario: Próximo a su martirio, Pablo anima a su discípulo Timoteo a permanecer firme en la fe, recontándole su propia experiencia de vida. Él se ve a sí mismo como un servidor de la Palabra y, al mismo tiempo, como un atleta que ha llegado a la meta final y espera recibir su premio.

ALELUIA Mt 16, 18

Aleluia. Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Aleluia.

EVANGELIO Mt 16, 13-19

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: “¿Qué dice la gente sobre el Hijo del hombre? ¿Quién dicen que es?”. Ellos le respondieron: “Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías o alguno de los profetas”. “Y ustedes, les preguntó, ¿quién dicen que soy?”. Tomando la palabra, Simón Pedro respondió: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo”. Y Jesús le dijo: “Feliz de ti, Simón, hijo de Jonás, porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y Yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo”. Palabra del Señor.

Comentario: El apóstol Pedro es constituido fundamento de la Iglesia por expreso designio de Jesús. Ese designio amoroso de Dios se propone a conformar una comunidad nueva, en la que Pedro será la piedra fundamental. Pero también se extiende a todos los que lo suceden en la tarea de presidir en la fe y en el amor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: La bondad de Dios puso a nuestra disposición todos los bienes de la tierra. Acompañemos el pan y el vino con el fruto de nuestra generosidad en apoyo de las obras pontificias.

VIERNES 28: SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (S). Blanco.

VIERNES 28: SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (S). Blanco.
VIERNES 28: SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS (S). Blanco.

1ª LECTURA Ez 34, 11-16

Lectura de la profecía de Ezequiel. ¡Aquí estoy Yo! Yo mismo voy a buscar mi rebaño y me ocuparé de él. Como el pastor se ocupa de su rebaño cuando está en medio de sus ovejas dispersas, así me ocuparé de mis ovejas y las libraré de todos los lugares donde se habían dispersado, en un día de nubes y tinieblas. Las sacaré de entre los pueblos, las reuniré de entre las naciones, las traeré a su propio suelo y las apacentaré sobre las montañas de Israel, en los cauces de los torrentes y en todos los poblados del país. Las apacentaré en buenos pastizales y su lugar de pastoreo estará en las montañas altas de Israel. Allí descansarán en un buen lugar de pastoreo, y se alimentarán con ricos pastos sobre las montañas de Israel. Yo mismo apacentaré a mis ovejas y las llevaré a descansar –oráculo del Señor–. Buscaré a la oveja perdida, haré volver a la descarriada, vendaré a la herida y sanaré a la enferma, pero exterminaré a la que está gorda y robusta. Yo las apacentaré con justicia. Palabra de Dios.

Comentario: Para Ezequiel, la responsable de los males de Israel es la clase dirigente. Ella se ha despreocupado de su pueblo y solo se ha beneficiado con sus privilegios. Por eso, en el futuro no habrá más reyes en Israel y solo tendrán un único Señor, más humano, protector, que velará por la justicia de su pueblo y será el “Señor”.

SALMO Sal 22, 1-6

R. El Señor es mi pastor, nada me puede faltar.

El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. Él me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis fuerzas. R.

Me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre. Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque Tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza. R.

Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa. R.

Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo. R.

2ª LECTURA Rom 5, 5-11

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma. Hermanos: El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado. En efecto, cuando todavía éramos débiles, Cristo, en el tiempo señalado, murió por los pecadores. Difícilmente se encuentra alguien que dé su vida por un hombre justo; tal vez alguno sea capaz de morir por un bienhechor. Pero la prueba de que Dios nos ama es que Cristo murió por nosotros cuando todavía éramos pecadores. Y ahora que estamos justificados por su sangre, con mayor razón seremos librados por Él de la ira de Dios. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más ahora que estamos reconciliados, seremos salvados por su vida. Y esto no es todo: nosotros nos gloriamos en Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo, por quien desde ahora hemos recibido la reconciliación. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo deja de lado a sus interpeladores judíos para dirigirse a los cristianos y les explica en qué consiste la justificación por la fe y cómo ha de vivir un hombre “justo” o lo que hoy sería un “cristiano”. Principalmente, que ha de estar en paz con Dios, es decir, es el “bienestar” del que goza la cercanía y amistad con el Señor.

ALELUIA Mt 11, 29

Aleluia. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón. Aleluia.

EVANGELIO Lc 15, 3-7

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús dijo a los fariseos y a los escribas esta parábola: Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: «Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido». Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús revela de una manera muy práctica la misericordia de Dios. En la parábola de las noventa y nueve ovejas, el escándalo para los “buenos” y “justos” es la preocupación de Dios por aquellos que están lejos de él y viven en el pecado, pero también es la manera en que estos últimos son acogidos con un amor de padre.

La Reflexión Dominical: 13º durante el año. Verde.

La Reflexión Dominical: 13º durante el año. Verde.Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas:

Cuando estaba por cumplirse el tiempo de su elevación al cielo, Jesús se encaminó decididamente hacia Jerusalén y envió mensajeros delante de Él. Ellos partieron y entraron en un pueblo de Samaría para prepararle alojamiento. Pero no lo recibieron porque se dirigía a Jerusalén. Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto, le dijeron: «Señor, ¿quieres que mandemos caer fuego del cielo para consumirlos?». Pero Él se dio vuelta y los reprendió. Y se fueron a otro pueblo. Mientras iban caminando, alguien le dijo a Jesús: «¡Te seguiré adonde vayas! ». Jesús le respondió: «Los zorros tienen sus cuevas y las aves del cielo sus nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde reclinar la cabeza». Y dijo a otro: «Sígueme». Él respondió: «Señor, permíteme que vaya primero a enterrar a mi padre». Pero Jesús le respondió: «Deja que los muertos entierren a sus muertos; tú ve a anunciar el Reino de Dios». Otro le dijo: «Te seguiré, Señor, pero permíteme antes despedirme de los míos». Jesús le respondió: «El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios».

Escuchemos la Reflexión al evangelio que acabamos de leer:

“La Reflexión Dominical” es un espacio que, a la luz del Evangelio del domingo, entrega un mensaje de fe, en la voz del padre Aderico Dolzani, de la SOCIEDAD DE SAN PABLO. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

 

COMENTARIO DOMINICAL: Para seguir a Jesús hay que pagar un costo

COMENTARIO DOMINICAL: Para seguir a Jesús hay que pagar un costoEl viaje de Jesús no es solamente una subida geográfica a Jerusalén, sino también de juicio hasta terminar en la Cruz. Al enviar a los dos mensajeros, se ve denostado por la falta de hospitalidad, pero él estaba más allá del prejuicio religioso de los judíos con respecto a los samaritanos, por considerarlos impuros. En esPara seguir a Jesús hay que pagar un costoe sentido, Santiago y Juan encarnan la intolerancia religiosa y de ahí su actitud de venganza contra los samaritanos: Pretenden tener el mismo poder de Dios para cobrarse la ofensa recibida.

Por tanto, qué es más grave, ¿la falta de hospitalidad de los samaritanos o la sed de venganza de los discípulos? Curiosamente, Jesús reprende a los intolerantes discípulos y repudia el fanatismo religioso y su intransigencia. Siempre Jesús ve las cosas desde la perspectiva del plan del Padre y por eso no rehúye los problemas o el dolor. Porque vino al mundo para vencer al pecado y para que el hombre vea las cosas como las ve Dios y no como las ve el mundo.

Jesús se ve inmerso en tres casos de seguimiento; el primero es alguien que se ofrece, pero seguirlo no trae ninguna ganancia humana, material ni social; el segundo y el tercero están condicionados por sus lazos afectivos. Jesús no ve nada de malo en esa preocupación familiar o actitud filial, pero muchas veces los padres suelen ser un gran obstáculo para el espontáneo ejercicio de la libertad de los hijos. Por tanto, a Jesús no se le sigue para alcanzar la libertad, se le sigue en libertad.

Como seguidores del Señor, debemos comprender que el futuro amerita mirarlo hacia adelante y no hacia atrás. La nostalgia siempre nos lleva al pasado; en cambio, la esperanza del Reino mira siempre hacia el futuro, porque es más urgente e importante que el propio pasado.

“El que ha puesto la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios” (Lc 9, 62).

P. Fredy Peña T., ssp

JUEVES 27: De la feria. Verde. San Cirilo de Alejandría, o. y d. (ML). Blanco.

JUEVES 27: De la feria. Verde. San Cirilo de Alejandría, o. y d. (ML). Blanco.
JUEVES 27: De la feria. Verde. San Cirilo de Alejandría, o. y d. (ML). Blanco.

LECTURA Gn 16, 1-12. 15-16

Lectura del libro del Génesis. Sarai, la esposa de Abrám, no le había dado ningún hijo. Pero ella tenía una esclava egipcia llamada Agar. Sarai dijo a Abrám: “Ya que el Señor me impide ser madre, únete a mi esclava. Tal vez por medio de ella podré tener hijos”. Y Abrám accedió al deseo de Sarai. Ya hacía diez años que Abrám vivía en Canaán, cuando Sarai, su esposa, le dio como mujer a Agar, la esclava egipcia. Él se unió con Agar, y ella concibió un hijo. Al ver que estaba embarazada, comenzó a mirar con desprecio a su dueña. Entonces Sarai dijo a Abrám: “Que mi afrenta recaiga sobre ti. Yo misma te entregué a mi esclava, y ahora, al ver que está embarazada, ella me mira con desprecio. El Señor sea nuestro juez, el tuyo y el mío”. Abrám respondió a Sarai: “Puedes disponer de tu esclava. Trátala como mejor te parezca”. Entonces Sarai la humilló de tal manera, que ella huyó de su presencia. El ángel del Señor la encontró en el desierto, junto a un manantial –la fuente que está en el camino a Sur– y le preguntó: “Agar, esclava de Sarai, ¿de dónde vienes y adónde vas?”. “Estoy huyendo de Sarai, mi dueña”, le respondió ella. Pero el ángel del Señor le dijo: “Vuelve con tu dueña y permanece sometida a ella”. Luego añadió: “Yo multiplicaré de tal manera el número de tus descendientes, que nadie podrá contarlos”. Y el ángel del Señor le siguió diciendo: “Tú has concebido y darás a luz un hijo, al que llamarás Ismael, porque el Señor ha escuchado tu aflicción. Más que un hombre, será un asno salvaje: alzará su mano contra todos y todos la alzarán contra él; y vivirá enfrentado a todos sus hermanos”. Después Agar dio a Abrám un hijo, y Abrám lo llamó Ismael. Cuando Agar lo hizo padre de Ismael, Abrám tenía ochenta y seis años. Palabra de Dios.

Comentario: Humanamente, no se ve que Abrám pueda ser padre de un pueblo ni menos de un hijo, por su avanzada edad; sin embargo, la imposibilidad de la paternidad no está en lo que Abraham pueda crear como pueblo sino que, por el poder de Dios, él tenga un hijo a una tardía edad y logre conformar el pueblo de Dios, concreto, real y que es objeto de una promesa.

SALMO Sal 105, 1-5

R. ¡Den gracias al Señor porque es bueno!

¡Den gracias al Señor porque es bueno, porque es eterno su amor! ¿Quién puede hablar de las proezas del Señor y proclamar todas sus alabanzas? R.

¡Felices los que proceden con rectitud, los que practican la justicia en todo tiempo! Acuérdate de mí, Señor, por el amor que tienes a tu pueblo. R.

Visítame con tu salvación, para que vea la felicidad de tus elegidos, para que me alegre con la alegría de tu nación y me gloríe con el pueblo de tu herencia. R.

ALELUIA Jn 14, 23

Aleluia. “El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará e iremos a él”, dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mt 7, 21-29

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: “No son los que me dicen: ‘Señor, Señor’, los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Muchos me dirán en aquel día: ‘Señor, Señor, ¿acaso no profetizamos en tu Nombre? ¿No expulsamos a los demonios e hicimos muchos milagros en tu Nombre?’. Entonces Yo les manifestaré: ‘Jamás los conocí; apártense de mí, ustedes, los que hacen el mal’. Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero ésta no se derrumbó, porque estaba construida sobre roca. Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: ésta se derrumbó, y su ruina fue grande”. Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, la multitud estaba asombrada de su enseñanza, porque él les enseñaba como quien tiene autoridad y no como sus escribas. Palabra del Señor.

Comentario: Para poder entrar al Reino de los Cielos no basta con las bellas palabras y fuertes oraciones. Se necesita algo más. Es necesario poner antes los fundamentos de la fe que profesamos ?como cuando se construye una casa?, las buenas obras, las renuncias, los sacrificios por amor al evangelio: ¿Estoy amando como el Señor me ama?

Al Servicio de la Vida: La solución está en ti

Al Servicio de la Vida: La solución esta en tíSomos granitos de arena en el infinito del Universo. Sin embargo, a pesar de ser tan pequeños, podemos saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, porque Cristo no se cansa de recordárnoslo. Al igual que Él, vamos al Padre. Venimos del Cielo: en nuestro Espíritu podemos encontrar las respuestas, a través de la fe. Los invitamos a escuchar la cápsula que esta semana ha preparado Ricardo Díaz, para AL SERVICIO DE LA VIDA:

AL SERVICIO DE LA VIDA es una cápsula radial SAN PABLO narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

MIÉRCOLES 26: De la feria. Verde.

MIÉRCOLES 26: De la feria. Verde.
MIÉRCOLES 26: De la feria. Verde.

LECTURA Gn 15, 1-12. 17-18

Lectura del libro del Génesis. La palabra del Señor llegó a Abrám en una visión, en estos términos: “No temas, Abrám. Yo soy para ti un escudo. Tu recompensa será muy grande”. “Señor –respondió Abraham–, ¿para qué me darás algo, si yo sigo sin tener hijos, y el heredero de mi casa será Eliezer de Damasco?”. Después añadió: “Tú no me has dado un descendiente, y un servidor de mi casa será mi heredero”. Entonces el Señor le dirigió esta palabra: “No, ese no será tu heredero; tu heredero será alguien que nacerá de ti”. Luego lo llevó afuera y continuó diciéndole: “Mira hacia el cielo y, si puedes, cuenta las estrellas”. Y añadió: “Así será tu descendencia”. Abrám creyó en el Señor, y el Señor se lo tuvo en cuenta para su justificación. Entonces el Señor le dijo: “Yo soy el Señor que te hice salir de Ur de los caldeos para darte en posesión esta tierra”. “Señor –respondió Abraham–, ¿cómo sabré que la voy a poseer?”. El Señor le respondió: “Tráeme una ternera, una cabra y un carnero, todos ellos de tres años, y también una tórtola y un pichón de paloma”. Él trajo todos estos animales, los cortó por la mitad y puso cada mitad una frente a otra, pero no dividió los pájaros. Las aves de rapiña se abalanzaron sobre los animales muertos, pero Abrám las espantó. Al ponerse el sol, Abrám cayó en un profundo sueño, y lo invadió un gran temor, una densa oscuridad. Cuando se puso el sol y estuvo completamente oscuro, un horno humeante y una antorcha encendida pasaron en medio de los animales descuartizados. Aquel día, el Señor hizo una alianza con Abrám, diciendo: “Yo he dado esta tierra a tu descendencia, desde el torrente de Egipto hasta el Gran río, el río Éufrates”. Palabra de Dios.

Comentario: La promesa hecha por Dios a Abrám integra tres aspectos: descendencia, tierra y bendición. La descendencia es fuerza y poder; la tierra propia es estabilidad; y la bendición significa riqueza y bienestar. Abrám se presenta como la figura ejemplar, que pone en Dios toda su confianza y sale a su encuentro.

SALMO Sal 104, 1-4. 6-9

R. El Señor se acuerda eternamente de su alianza.

¡Den gracias al Señor, invoquen su nombre; hagan conocer entre los pueblos sus proezas; canten al Señor con instrumentos musicales, pregonen todas sus maravillas! R.

¡Gloríense en su santo nombre; alégrense los que buscan al Señor! ¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro! R.

Descendientes de Abraham, su servidor, hijos de Jacob, su elegido: el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos. R.

Él se acuerda eternamente de su alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac. R.

ALELUIA Jn 15, 4-5

Aleluia. “Permanezcan en mí, como Yo permanezco en ustedes. El que permanece en mí da mucho fruto”, dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mt 7, 15-20

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: Tengan cuidado de los falsos profetas, que se presentan cubiertos con pieles de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los reconocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los cardos? Así, todo árbol bueno produce frutos buenos y todo árbol malo produce frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo, producir frutos buenos. Al árbol que no produce frutos buenos se lo corta y se lo arroja al fuego. Por sus frutos, entonces, ustedes los reconocerán. Palabra del Señor.

Comentario: “Todo árbol se conoce por sus frutos…”. Las palabras de Jesús no hacen más que confirmar que las obras de Dios se construyen con los hombres de Dios; por tanto, es poco probable que alguien que esté en sintonía y consonancia con las enseñanzas de Jesús no realice obras buenas. Pero tampoco debemos ser ingenuos, pues los “malos profetas” existen y hay que estar preparados ante su influencia, elocuencia e insana doctrina.  

NOVEDAD: Calendario Católico 2020

Calendario-Catolico-2020-FOTOEl tradicional Calendario Católico SAN PABLO ya se encuentra disponible en su versión 2020. Como todos los años, está formado por las ilustraciones de una gran calidad y belleza, que impactan por su fuerza y espiritualidad, partiendo por su portada, la que trae una reproducción del cuadro El Buen Pastor de Bartolomé Esteban Murillo.

El resto de las imágenes que forman el calendario también son para destacar. Entre estas podrán encontrar la Huida a Egipto y Cristo en la cruz, ambas obras también de Murillo, la Ascensión, de Benjamin West, el retrato de Fray Andresito, la Virgen de Guadalupe con sus cuatro apariciones, de Juan de Sáenz, junto a un retrato de Jesús que acompaña los meses de septiembre y octubre. Finalmente, el calendario trae el Salmo 91, para invitarnos a rezar al Señor.

Consulta por el Calendario Católico 2020 en las sucursales SAN PABLO o escríbenos a libreriavirtual@sanpablochile.cl

Puedes adquirir el calendario ingresando a este link: https://www.sanpablochile.cl/comprar/product_info.php?products_id=3095

CAL

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×