Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo del 19/07/2019

La Reflexión Dominical: 16º durante el año

La Reflexión Dominical: 16º durante el añoEvangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas:

Jesús entró en un pueblo, y una mujer que se llamaba Marta lo recibió en su casa. Tenía una hermana llamada María, que sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Marta, que estaba muy ocupada con los quehaceres de la casa, dijo a Jesús: “Señor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude”. Pero el Señor le respondió: “Marta, Marta, te inquietas y te agitas por muchas cosas, y sin embargo, una sola cosa es necesaria. María eligió la mejor parte, que no le será quitada”.

Escuchemos la reflexión al Evangelio que acabamos de leer:

LA REFLEXIÓN DOMINICAL es un espacio que, a la luz del Evangelio del domingo, entrega un mensaje de fe, en la voz del padre Aderico Dolzani, de la SOCIEDAD DE SAN PABLO. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

COMENTARIO DOMINICAL: Jesús lo único necesario

COMENTARIO DOMINICAL: Jesús lo único necesarioEl episodio de Marta y María es un buen ejemplo para discernir si verdaderamente queremos estar en comunión con Dios. Jesús ha entrado en la casa de dos mujeres, las cuales no participaban del culto ni menos podían dedicarse al estudio de la Ley. Sin embargo, Jesús anula esa costumbre y la hermana de Marta se convierte en un tipo de discípulo que, al igual que la virgen María, pasó a ser una mujer “activa” en la contemplación, es decir, solícita en cumplir la Palabra de Dios y disponible a la acción del Espíritu Santo.

Marta representa a esa porción del pueblo que se encuentra ocupada en hacer muchas cosas por el Señor y se esmera en cumplir con los 613 preceptos para prepararse al esperado encuentro, pero aún no percibe que el Maestro ha llegado, pues cree que con “cumplir” ya todo está arreglado. Por tanto, su criterio de juicio para determinar el comportamiento de los demás es si cumplen o no con la Palabra de Dios.

Por su parte, María practica también la costumbre de la hospitalidad, pero lo hace de un modo distinto. Ella representa a aquel “creyente” que se da cuenta de que llega su Señor y por eso deja de hacer lo que estaba haciendo, porque disfruta de la presencia del Esposo, cuya alegría es que su esposa se alegre. Su solicitud para con el Señor sale del corazón, que es la mejor parte que nadie puede arrebatar a quien cree y que personas como María ?generosas, bondadosas? están llamadas a experimentar esa presencia viva de Dios.

María es modelo del discípulo no por el hecho de no hacer nada, sino porque coloca como base el seguimiento al Señor y la escucha de sus enseñanzas. Por eso la persona contemplativa es toda aquella que pone oídos a lo que dice Jesús y lo hace vida, porque descubre en la oración y el discernimiento cuál es su papel en el proyecto de Dios.

“María eligió la mejor parte, que no le será quitada” (Lc 10, 41.42).

P. Fredy Peña T., ssp

VIERNES 19: Feria. Verde.

VIERNES 19: Feria. Verde.
VIERNES 19: Feria. Verde.

LECTURA Éx 11, 10—12, 14

Lectura del libro del Éxodo. Moisés y Aarón realizaron grandes prodigios delante del Faraón; pero el Señor le había endurecido el corazón, y el Faraón no dejó partir de su país a los israelitas. Luego el Señor dijo a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto: “Este mes será para ustedes el mes inicial, el primero de los meses del año. Digan a toda la comunidad de Israel: «El diez de este mes, consíganse cada uno un animal del ganado menor, uno para cada familia. Si la familia es demasiado reducida para consumir un animal entero, se unirá con la del vecino que viva más cerca de su casa. En la elección del animal tengan en cuenta, además del número de comensales, lo que cada uno come habitualmente. Elijan un animal sin ningún defecto, macho y de un año; podrá ser cordero o cabrito. Deberán guardarlo hasta el catorce de este mes, y a la hora del crepúsculo, lo inmolará toda la asamblea de la comunidad de Israel. Después tomarán un poco de su sangre, y marcarán con ella los dos postes y el dintel de la puerta de las casas donde lo coman. Y esa misma noche comerán la carne asada al fuego, con panes sin levadura y verduras amargas. No la comerán cruda ni hervida, sino asada al fuego; comerán también la cabeza, las patas y las entrañas. No dejarán nada para la mañana siguiente, y lo que sobre, lo quemarán al amanecer. Deberán comerlo así: ceñidos con un cinturón, calzados con sandalias y con el bastón en la mano. Y lo comerán rápidamente: es la Pascua del Señor. Esa noche Yo pasaré por el país de Egipto para exterminar a todos sus primogénitos, tanto hombres como animales, y daré un justo escarmiento a los dioses de Egipto. Yo soy el Señor. La sangre les servirá de señal para indicar las casas donde ustedes estén. Al verla, Yo pasaré de largo, y así ustedes se librarán del golpe del Exterminador, cuando Yo castigue al país de Egipto. Éste será para ustedes un día memorable y deberán solemnizarlo con una fiesta en honor del Señor. Lo celebrarán a lo largo de las generaciones como una institución perpetua»”. Palabra de Dios.

Comentario: La Pascua era una fiesta pastoril y antigua de los hebreos celebrada antes de su estancia en Egipto. Consistía en el sacrificio de un cordero que era asado y comido con pan sin levadura y hierbas amargas. Tanto la Pascua y la fiesta de los Ácimos vinieron a celebrar la liberación del pueblo de Israel del yugo egipcio.

SALMO Sal 115, 12-13. 15-18

R. ¡Invocaré el Nombre del Señor!

¿Con qué pagaré al Señor todo el bien que me hizo? Alzaré la copa de la salvación e invocaré el nombre del Señor. R.

¡Qué penosa es para el Señor la muerte de sus amigos! Yo, Señor, soy tu servidor, tu servidor, lo mismo que mi madre: por eso rompiste mis cadenas. R.

Te ofreceré un sacrificio de alabanza, e invocaré el Nombre del Señor. Cumpliré mis votos al Señor, en presencia de todo su pueblo. R.

ALELUIA Jn 10, 27

Aleluia. “Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen”, dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mt 12, 1-8

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús atravesaba unos sembrados y era un día sábado. Como sus discípulos sintieron hambre, comenzaron a arrancar y a comer las espigas. Al ver esto, los fariseos le dijeron: “Mira que tus discípulos hacen lo que no está permitido en sábado”. Pero Él les respondió: “¿No han leído lo que hizo David, cuando él y sus compañeros tuvieron hambre, cómo entró en la Casa de Dios y comieron los panes de la ofrenda, que no les estaba permitido comer ni a él ni a sus compañeros, sino solamente a los sacerdotes? ¿Y no han leído también en la Ley, que los sacerdotes, en el Templo, violan el descanso del sábado, sin incurrir en falta? Ahora bien, Yo les digo que aquí hay alguien más grande que el Templo. Si hubieran comprendido lo que significa «prefiero la misericordia al sacrificio», no condenarían a los inocentes. Porque el Hijo del hombre es dueño del sábado”. Palabra del Señor.

Comentario: La mentalidad farisaica sobre el sábado proporciona a Jesús la oportunidad para posicionarse como señor del sábado. Él prefiere la misericordia a cualquier rito religioso vacío de contenido. Por tanto, no es una ley absoluta porque posee limitaciones humanas y culturales. La ley no está por encima de las necesidades humanas: David y sus compañeros comieron porque necesitaban alimentarse.

Para leer en las vacaciones de invierno

Para leer en las vacaciones de inviernoDiversas opciones para leer con los más pequeños en estos días de vacaciones. Biblias con actividades, colecciones para aprender valores, libros para colorear, clásicos infantiles y relatos con historias para que los niños aprenden acerca de sus derechos, son parte de la oferta infantil que SAN PABLO tiene para que los chicos y chicas lean en estas vacaciones de invierno.

El valor de escuchar, El valor del esfuerzo, La virtud de la paciencia y La virtud de la prudencia, son cuatro libros escritos por Aleix Cabrera y Vinyet Montaner que, a través de quince minicuentos, resaltan la importancia de los valores y virtudes de los que habla cada texto de esta colección, que han sido ilustrados por Rosa M. Curto.

Si lo que quieren hacer los niños es colorear, en SAN PABLO tenemos libros para ello. El tiempo es un tesoro, Grandes y pequeños a todos ama Dios, La misa es una fiesta, y El arca de Noé, son algunos de los títulos que los pequeños de la casa pueden pintar, a la vez que refuerzan algunas ideas básicas de nuestra fe.

La colección Derechos de los niños cumple con dos objetivos: enseñar y entretener. A través de los relatos que componen esta serie de libros, se transmiten los principios contenidos en la Declaración de los derechos de los niños, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en la resolución 1386 (XVI) del 20 de noviembre de 1959. Algunos de los títulos que la forman son El color olvidado, La caja mágica de Ariadna, Ricky y el nuevo mundo, ¿Dónde están mis padres?, entre otros que puedes consultar en nuestras librerías.

Dos clásicos universales también son una buena opción de lectura para estas vacaciones: El Principito y La Cenicienta, ambos en una edición de lujo con bellas ilustraciones. Si lo que necesitas son ideas para actividades a realizar dos buenas opciones son Juega con nosotros, con descripciones de más de 100 juegos de todo el mundo, Juegos y más juegos para el tiempo libre, que contiene una serie de juegos y propuestas creativas para entretenerse, y La Sagrada Biblia, con actividades para niños y niñas.

Descubre muchas más opciones haciendo click aquí.

Estrenan el documental “Enrique Alvear, el obispo de los pobres”

Estrenan el documental "Enrique Alvear, el obispo de los pobres"Este miércoles 17 de julio, en la Cineteca del Centro Cultural La Moneda, se estrenó el documental Enrique Alvear, el obispo de los pobres. El registro cuenta la historia de un hombre de una profunda fe en Cristo y de una gran capacidad de lucha por los excluidos y perseguidos en el Chile de los años 80.

Actualmente en proceso de canonización en la Santa Sede, el sello de monseñor Alvear fue acercar esa Iglesia chilena profética que recientemente destacó el Papa Francisco, y mostrar el compromiso con Cristo en la defensa de quienes se encuentran en las periferias geográficas y existenciales de la vida.

El documental fue realizado por Pablo Mackenna, Leony Marcazzolo y Felipe Villela. Pablo es escritor y poeta y ha estado vinculado a los medios de comunicación como conductor y panelista de distintos programas de radio y televisión. Leony es escritora y periodista, ha sido columnista en distintas revistas y diarios y además ha publicado reportajes y entrevistas. Felipe es director y realizador audiovisual, con una amplia experiencia en la industria audiovisual en Chile y en el extranjero.

La producción y edición general del documental estuvo a cargo del equipo de la Dirección de Comunicaciones del Arzobispado de Santiago.

Trailer:

JUEVES 18: Feria. Verde.

JUEVES 18: Feria. Verde.
JUEVES 18: Feria. Verde.

LECTURA Éx 3, 13-20

Lectura del libro del Éxodo. Moisés, después de oír la voz del Señor que le hablaba desde la zarza, dijo a Dios: “Si me presento ante los israelitas y les digo que el Dios de sus padres me envió a ellos, me preguntarán cuál es su nombre. Y entonces, ¿qué les responderé?”. Dios dijo a Moisés: “Yo soy el que soy”. Luego añadió: “Tú hablarás así a los israelitas: «Yo soy» me envió a ustedes”. Y continuó diciendo a Moisés: “Tú hablarás así a los israelitas: Yahveh, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, es el que me envía. Éste es mi nombre para siempre, y así será invocado en todos los tiempos futuros. Ve a reunir a los ancianos de Israel y diles: El Señor, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, se me apareció y me dijo: «Yo los he visitado y he visto cómo los maltrataban los egipcios. Por eso decidí librarlos de la opresión que sufren en Egipto, para llevarlos al país de los cananeos, los hititas, los amorreos, los perizitas, los jivitas y los jebuseos, a una tierra que mana leche y miel». Ellos te escucharán, y tú irás a presentarte ante el rey de Egipto, junto con los ancianos de Israel. Entonces le dirás: «El Señor, el Dios de los hebreos, vino a nuestro encuentro. Y ahora tenemos que realizar una marcha de tres días por el desierto, para ofrecer sacrificios al Señor, nuestro Dios». Ya sé que el rey de Egipto no los dejará partir, si no es obligado por la fuerza. Pero Yo extenderé mi mano y castigaré a Egipto, realizando ante ellos toda clase de prodigios. Así él los dejará partir”. Palabra de Dios.

Comentario: Esta es la Buena Noticia: el dios o los dioses que justifican la opresión y las políticas del faraón no tienen nada que ver con el Dios de la justicia. Dice el Señor: “Yo soy” el Dios que salva, redime y que se juega por el “oprimido” siempre.

SALMO Sal 104, 1. 5. 8-9. 24-27

R. El Señor se acuerda por siempre de su Alianza.

¡Den gracias al Señor, invoquen su Nombre, hagan conocer entre los pueblos sus proezas; recuerden las maravillas que Él obró, sus portentos y los juicios de su boca! R.

Él se acuerda eternamente de su Alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac. R.

El Señor hizo a su pueblo muy fecundo, más fuerte que sus mismos opresores; cambió el corazón de los egipcios, para que sintieran odio por su pueblo y trataran con perfidia a sus servidores. R.

Luego envió a Moisés, su servidor, y a Aarón, que era su elegido; por su intermedio realizó prodigios, hizo portentos en la tierra de Cam. R.

ALELUIA Mt 11, 28

Aleluia. «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mt 11, 28-30

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús tomó la palabra y dijo: Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré. Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón, y así encontrarán alivio. Porque mi yugo es suave y mi carga liviana. Palabra del Señor.

Comentario: El yugo de Jesús no tiene nada que ver con la opresión, el abuso en todas sus manifestaciones, sino que él viene al hombre con humildad para hacerse uno con él, revolucionando las estructuras, sobre todo de la autoridad.

La “Carmelita” emocionó el corazón de miles de santiaguinos

La "Carmelita" emocionó el corazón de miles de santiaguinosA templo lleno se celebró la Solemnidad de la Virgen del Carmen en el Santuario Nacional de Maipú. Fe, devoción y alegría, marcaron la pauta en un nuevo festejo a la Patrona de Chile. Monseñor Celestino Aós, presidió la misa principal de las 12:00 horas.

Para mí, la Virgen del Carmen representa amor más que nada. Representa protección y es la persona que me guía y me dice cómo actuar en la vida. Me ayuda a ser amable, a no juzgar a nadie y siento que es la conexión que tengo con Dios”, dijo Alexandra Pavez. Junto a ella, fueron cientos de personas, las que llegaron hasta el Santuario Nacional de Maipú para agradecer a la Virgen del Carmen su intercesión ante dificultades o acontecimientos claves en sus vidas.

El obispo de Santiago, en su homilía encomendó a la Patrona de Chile la vida de nuestro país: “Virgen del Carmen, te pedimos sabiduría para construir un Chile mejor y para construir una patria más fraterna para todos, necesitamos comenzar por el respeto. Respetarnos más unos a otros. Descartar de nuestras conversaciones, en nuestras familias y en nuestros medios de comunicación, el insulto, la mentira, la calumnia, para que podamos entablar el diálogo y la colaboración”. Luego añadió: “Virgen del Carmen, ayúdanos a pedir sinceramente a Dios la justicia. Sólo en el cielo, en la verdad plena, obtendremos la justicia plena, pero aquí, debemos buscar la mayor verdad para construir la mejor justicia”.

La celebración, continuó con danzas, cantos y muestras de devoción popular, como un gran gesto de agradecimiento y devoción a la que es la “Reina y Madre de Chile“.

MIÉRCOLES 17: De la feria. Verde.

MIÉRCOLES 17: De la feria. Verde.

MIÉRCOLES 17: De la feria. Verde.

LECTURA Éx 3, 1-6. 9-12

Lectura del libro del Éxodo. Moisés, que apacentaba las ovejas de su suegro Jetró, el sacerdote de Madián, llevó una vez el rebaño más allá del desierto y llegó a la montaña de Dios, al Horeb. Allí se le apareció el Ángel del Señor en una llama de fuego, que salía de en medio de la zarza. Al ver que la zarza ardía sin consumirse, Moisés pensó: “Voy a observar este grandioso espectáculo. ¿Por qué será que la zarza no se consume?”. Cuando el Señor vio que él se apartaba del camino para mirar, lo llamó desde la zarza, diciendo: “¡Moisés, Moisés!” “Aquí estoy”, respondió él. Entonces Dios le dijo: “No te acerques hasta aquí. Quítate las sandalias, porque el suelo que estás pisando es una tierra santa”. Luego siguió diciendo: “Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob”. Moisés se cubrió el rostro porque tuvo miedo de ver a Dios. Entonces Dios le dijo: “El clamor de los israelitas ha llegado hasta mí y he visto cómo son oprimidos por los egipcios. Ahora ve, Yo te envío al Faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, a los israelitas”. Pero Moisés dijo a Dios: “¿Quién soy yo para presentarme ante el Faraón y hacer salir de Egipto a los israelitas?”. “Yo estaré contigo, le dijo Dios, y ésta es la señal de que soy Yo el que te envía: después que hagas salir de Egipto al pueblo, ustedes darán culto a Dios en esta montaña”. Palabra de Dios.

Comentario: Moisés se presenta como la figura de un patriarca, pero también como un profeta que recibe la Palabra de Dios y debe llevar a su pueblo la gran noticia de la “liberación”. En Moisés, Dios se muestra como el Dios de los padres, que escucha el clamor de su pueblo.

SALMO Sal 102, 1-7

R. ¡El Señor es bondadoso y compasivo!

Bendice al Señor, alma mía, que todo mi ser bendiga a su santo Nombre; bendice al Señor, alma mía, y nunca olvides sus beneficios. R.

Él perdona todas tus culpas y sana todas tus dolencias; rescata tu vida del sepulcro, te corona de amor y de ternura. R.

El Señor hace obras de justicia y otorga el derecho a los oprimidos; Él mostró sus caminos a Moisés y sus proezas al pueblo de Israel. R.

ALELUIA Cf. Mt 11, 25

Aleluia. Bendito eres, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Mt 11, 25-27

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque, habiendo ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes, las has revelado a los pequeños. Sí, Padre, porque así lo has querido. Todo me ha sido dado por mi Padre, y nadie conoce al Hijo sino el Padre, así como nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquél a quien el Hijo se lo quiera revelar. Palabra del Señor.

Comentario: En que Dios es Padre, sobre todo de Jesús, y a través de él de los creyentes, se halla resumido cuanto puede decirse de la relación de Dios con los hombres. Esta realidad constituye la verdad más recurrente de la predicación de Jesús.

MARTES 16: NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, MADRE Y REINA DE CHILE (S). Blanco.

MARTES 16: NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, MADRE Y REINA DE CHILE (S). Blanco.
MARTES 16: NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, MADRE Y REINA DE CHILE (S). Blanco.

Gloria. Credo. Prefacio de la Virgen María II.
Feriado Nacional.

1ª LECTURA 1Rey 18, 1-2. 41-46

Lectura del primer libro de los Reyes. Al tercer año, la palabra del Señor llegó a Elías, en estos términos: “Ve a presentarte a Ajab, y Yo enviaré lluvia a la superficie del suelo”. Entonces Elías partió para presentarse ante Ajab y le dijo: “Sube a comer y a beber, porque ya se percibe el ruido de la lluvia”. Ajab subió a comer y a beber, mientras Elías subía a la cumbre del Carmelo. Allí se postró en tierra, con el rostro entre las rodillas. Y dijo a su servidor: “Sube y mira hacia el mar”. Él subió, miró y dijo: “No hay nada”. Elías añadió: “Vuelve a hacerlo siete veces”. La séptima vez, el servidor dijo: “Se eleva del mar una nube, pequeña como la palma de una mano”. Elías dijo: “Ve a decir a Ajab: Engancha el carro y baja, para que la lluvia no te lo impida”. El cielo se oscureció cada vez más por las nubes y el viento, y empezó a llover copiosamente. Ajab subió a su carro y partió para Izreel. La mano del Señor se posó sobre Elías; él se ató el cinturón y corrió delante de Ajab hasta la entrada de Izreel. Palabra de Dios.

Comentario: La “nubecilla” divisada por Elías desde el Carmelo se aplica a la Virgen María, quien con su “sí” nos regaló a Jesús, el agua viva que apaga nuestra sed. Además, Elías le da batalla al baalismo y le atribuye a Dios los mismos títulos y actividades que el pueblo idólatra aplicaba a Baal (dios de la fertilidad de los cananeos).

SALMO Sal 129, 1-8

R. En el Señor se encuentra la misericordia.

Desde lo más profundo te invoco, Señor, ¡Señor, oye mi voz! Estén tus oídos atentos al clamor de mi plegaria. R.

Si tienes en cuenta las culpas, Señor, ¿quién podrá subsistir? Pero en ti se encuentra el perdón, para que seas temido. R.

Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Mi alma espera al Señor, más que el centinela la aurora. R.

Como el centinela espera la aurora, espere Israel al Señor, porque en Él se encuentra la misericordia y la redención en abundancia: Él redimirá a Israel de todos sus pecados. R.

2ª LECTURA Gál 4, 4-7

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Galacia. Hermanos: Cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer y sujeto a la Ley, para redimir a los que estaban sometidos a la Ley y hacernos hijos adoptivos. Y la prueba de que ustedes son hijos, es que Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama a Dios llamándolo: ¡Abbá!, es decir, ¡Padre! Así, ya no eres más esclavo, sino hijo, y por lo tanto, heredero por la gracia de Dios. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo quiere subrayar esta intervención de Dios en la historia humana por medio de la persona de Cristo. El Hijo de Dios es nacido de una mujer; esa mujer, sencilla y fiel, es María y por medio de ella el misterio de la Encarnación se hace realidad para que, en Cristo, el hombre sea salvado.

ALELUIA Lc 1, 42

Aleluia. ¡Bendita eres entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! Aleluia.

EVANGELIO Jn 19, 25-27

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien Él amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa. Palabra del Señor.

Comentario: Las palabras que Jesús dirige a su madre no solo se deben entender como un apoyo afectivo y meramente humano por el dolor que ella vive. Esa relación estrecha e íntima entre Jesús y su madre es más que una relación filial, puesto que se verá potenciada por otra que se plasmará entre los hijos de Dios y la Iglesia.

Domingo décimo séptimo durante el año

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La eucaristía de hoy nos ofrece una buena oportunidad para reflexionar sobre el Reino de Dios; también para comprometernos en su realización y orar por la Iglesia, que no es el Reino, pero “en la tierra constituye el germen y el inicio de ese Reino” (LG 5).

Acto penitencial

Por haber repetido muchas veces: ¡Venga tu Reino a nosotros!, y no haber trabajado por hacer el mundo y nuestra realidad cotidiana algo más humano, acorde al Reino de Dios.

Colecta

Pedimos al Dios misericordioso utilizar de tal forma los bienes de la tierra que no olvidemos los del cielo.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Génesis 18, 20-21.23-32.

En la actitud de Abraham ante el Señor, se ponen de manifiesto el gran respeto y la gran confianza que debe animar nuestra oración.

Segunda lectura: Colosenses 2, 12-14.

En el bautismo hemos muerto y resucitado con Cristo: muertos al pecado; resucitados a la vida de Dios.

Evangelio: Lucas 11, 1-13.

Jesús nos enseña a llamar Padre a Dios en la oración. La lectura de hoy nos inculca la confianza y la constancia en nuestra oración.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Los dones que llevarnos hoy al altar quieren significar los bienes del Reino, por el cual estamos dispuestos a sacrificarlo todo.

Comunión

San Pablo nos acompaña en nuestra comunión con Cristo que nos amó y se entregó por nosotros (Gálatas 2, 20). Si amor con amor se paga, no nos queda otro camino que la entrega generosa y total.

Despedida

Anunciarnos a todos que el Reino es un don de Dios, pero también tarea nuestra, nunca acabada. El Reino es Jesús que viene a nuestra vida y a la del mundo. ¡Abrámosle las puertas!

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×