Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Noticias de INSTITUCIONAL

VIERNES 14: San Juan de la Cruz, p.y d. (MO). Blanco.

Diciembre
VIERNES 14

San Juan de la Cruz, p.y d. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: 1Cor 2, 1-10; Sal 36, 3-6. 30-31; Lc 14, 25-33.

LECTURA Is 48, 17-19

Lectura del libro de Isaías. Así habla el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: Yo soy el Señor, tu Dios, el que te instruye para tu provecho, el que te guía por el camino que debes seguir. ¡Si tú hubieras atendido a mis mandamientos, tu prosperidad sería como un río, y tu justicia, como las olas del mar! Como la arena sería tu descendencia, como los granos de arena, el fruto de tus entrañas; tu nombre no habría sido extirpado ni borrado de mi presencia. Palabra de Dios.

Comentario: Llama la atención este oráculo pesimista del profeta en medio de otros donde expresaba felicidad y dicha. El gran problema es la infidelidad del pueblo y su obstinación en el pecado, que lo llevaba a prescindir de Dios. Su mayor pecado no ha sido quebrantar los mandamientos de la Ley, sino el considerarlos inútiles para su vida. El pueblo buscaba vivir sin ninguna otra Ley que su propio juicio y criterio.

SALMO Sal 1, 1-4. 6

R. ¡El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la Vida!

¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los impíos, sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche! R.

Él es como un árbol plantado al borde de las aguas, que produce fruto a su debido tiempo, y cuyas hojas nunca se marchitan: todo lo que haga le saldrá bien. R.

No sucede así con los malvados: ellos son como paja que se lleva el viento. Porque el Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malvados termina mal. R.

ALELUIA

Aleluia. El Señor vendrá, salgan a su encuentro; Él es el príncipe de la paz. Aleluia.

EVANGELIO Mt 11, 16-19

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a la multitud: ¿Con quién puedo comparar a esta generación? Se parece a esos muchachos que, sentados en la plaza, gritan a los otros: «¡Les tocamos la flauta, y ustedes no bailar on! ¡Entonamos cantos fúnebres, y no lloraron!». Porque llegó Juan el Bautista, que no come ni bebe, y ustedes dicen: «¡Está endemoniado!». Llegó el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: «Es un glotón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores». Pero la Sabiduría ha quedado justificada por sus obras. Palabra del Señor.

Comentario: La parábola toma como referencia al mundo de los niños, a quienes con frecuencia les cuesta ponerse de acuerdo en sus juegos. En ese sentido, el pueblo judío se comporta como los niños, ya que viven renegando de su fe y nunca están conformes. Los que viven renegando de su fe representan a los que no escuchan ni entienden el mensaje del Hijo de Dios. Por eso son comparados con los que no bailan ni lloran al ritmo de la música.

JUEVES 13: Santa Lucía, v. y mr. (MO). Rojo.

Diciembre
JUEVES 13

Santa Lucía, v. y mr. (MO). Rojo.

Leccionario Santoral: 2Cor 10, 17—11, 2; Sal 30, 3-4. 6. 8. 16-17 ; Mt 25, 1-13.

LECTURA Is 41, 13-20

Lectura del libro de Isaías. Yo, el Señor, soy tu Dios, el que te sostengo de la mano derecha y te digo: «No temas, Yo vengo en tu ayuda». Tú eres un gusano, Jacob, eres una lombriz, Israel, pero no temas, yo vengo en tu ayuda -oráculo del Señor- y tu redentor es el Santo de Israel. Yo te convertiré en una trilladora, afilada, nueva, de doble filo: trillarás las montañas y las pulverizarás, y dejarás las colinas como rastrojo. Las aventarás y el viento se las llevará, y las dispersará la tormenta; y tú te alegrarás en el Señor, te gloriarás en el Santo de Israel. Los pobres y los indigentes buscan agua en vano, su lengua está reseca por la sed. Pero Yo, el Señor, les responderé, Yo, el Dios de Israel, no los abandonaré. Haré brotar ríos en las cumbres desiertas y manantiales en medio de los valles; convertiré el desierto en estanques, la tierra árida en vertientes de agua. Pondré en el desierto cedros, acacias, mirtos y olivos silvestres; plantaré en la estepa cipreses, junto con olmos y pinos, para que ellos vean y reconozcan, para que reflexionen y comprendan de una vez que la mano del Señor ha hecho esto, que el Santo de Israel lo ha creado. Palabra de Dios.

Comentario: A los que no daban crédito a sus palabras, el Profeta los motiva a despertar y a recuperar la memoria: Dios ha creado cuanto existe y siempre, sea en los momentos favorables como difíciles, nos acompaña en el camino. Es decir, Israel debe reconocer que necesita de su Dios y, por lo tanto, su fuerza no está en ellos sino en Dios, en Yahveh, que quiere ser considerado y constituirse en su “salvador”.

SALMO Sal 144, 1. 9-13

R. El Señor es compasivo y misericordioso.

Te alabaré, Dios mío, a ti, el único Rey, y bendeciré tu Nombre eternamente; el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. R.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

ALELUIA Cf. Is 45, 8

Aleluia. ¡Destilen, cielos, desde lo alto, y que las nubes derramen al Justo! ¡Que se abra la tierra y produzca al Salvador! Aleluia.

EVANGELIO Mt 11, 11-15

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a la multitud: Les aseguro que no ha nacido ningún hombre más grande que Juan el Bautista; y sin embargo, el más pequeño en el Reino de los Cielos es más grande que él. Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos es combatido violentamente, y los violentos intentan arrebatarlo. Porque todos los Profetas, lo mismo que la Ley, han profetizado hasta Juan. Y Si ustedes quieren creerme, él es aquel Elías que debe volver. ¡El que tenga oídos, que oiga! Palabra del Señor.

Comentario: Juan era el precursor del Mesías que debía venir y, por tanto, en eso radica su grandeza y pequeñez. Desde la llegada del Bautista, el Reino de Dios sufre violencia. En los círculos judíos existía la convicción de que “el fin de todo…” se acercaba; sin embargo, el Bautista y Jesús, habían hecho actualidad la presencia del Reino de Dios e instauraban una nueva era para los judíos.

MIÉRCOLES 12: NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE. Patrona de América (F). Blanco.

Diciembre
MIÉRCOLES 12

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE. Patrona de América (F). Blanco.

Gloria. Prefacio de la Virgen María.

LECTURA Is 7, 10-14; 8, 10

Lectura del libro de Isaías. El Señor habló a Ajaz en estos términos: “Pide para ti un signo de parte del Señor, en lo profundo del Abismo, o arriba, en las alturas”. Pero Ajaz respondió: “No lo pediré ni tentaré al Señor”. Isaías dijo: “Escuchen, entonces, casa de David: ¿Acaso no les basta cansar a los hombres, que cansan también a mi Dios? Por eso el Señor mismo les dará un signo. Miren, la joven está embarazada y dará a luz un hijo, y lo llamará con el nombre de Emmanuel, que significa Dios está con nosotros». Palabra de Dios.

Comentario: Isaías, consciente de la infidelidad del rey, se presenta ante la corte para demostrar cómo Yahveh puede ayudar a quienes confíen en él y anuncia el nacimiento de un niño que reemplazará todo reinado. Pero Ajaz no estaba dispuesto a cambiar su política asociacionista con Asiria, por eso renuncia al signo mesiánico.

SALMO Sal 66, 2-3. 5. 7-8

R. ¡Que todos los pueblos te den gracias, Señor!

El Señor tenga piedad y nos bendiga, haga brillar su rostro sobre nosotros, para que en la tierra se reconozca su dominio, y su victoria entre las naciones. R.

Que todos los pueblos te den gracias. Que canten de alegría las naciones, porque gobiernas a los pueblos con justicia y guías a las naciones de la tierra. R.

La tierra ha dado su fruto: el Señor, nuestro Dios, nos bendice. Que Dios nos bendiga, y lo teman todos los confines de la tierra. R.

ALELUIA Lc 1, 46-47

Aleluia. «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador». Aleluia.

EVANGELIO Lc 1, 39-48

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en la casa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas ésta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegría en su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a visitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creído que se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor». María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece de gozo en Dios, mi Salvador, porque Él miró con bondad la pequeñez de su servidora. En adelante todas las generaciones me llamarán feliz». Palabra del Señor.

Comentario: La obra de Dios en María ha trascendido todos los caminos de los hombres. Si Isabel representa al plano de la espera de los “hombres”, María pertenece al plano de la fe que Dios fructifica, en tanto que Jesús es la presencia decisiva de Dios entre los hombres. Por eso, siendo María y Jesús humanos, ambos inauguran la verdad del Reino.

MARTES 11: De la feria. Morado. San Dámaso I, pa. (ML). Blanco.

Diciembre
MARTES 11

De la feria. Morado. San Dámaso I, pa. (ML). Blanco.

LECTURA Is 40, 1-11

Lectura del libro de Isaías. ¡Consuelen, consuelen a mi Pueblo, dice su Dios! Hablen al corazón de Jerusalén y anúncienle que su tiempo de servicio se ha cumplido, que su culpa está pagada, que ha recibido de la mano del Señor doble castigo por todos sus pecados. Una voz proclama:¡Preparen en el desierto el camino del Señor, tracen en la estepa un sendero para nuestro Dios! ¡Que se rellenen todos los valles y se aplanen todas las montañas y colinas; que las quebradas se conviertan en llanuras y los terrenos escarpados, en planicies! Entonces se revelará la gloria del Señor y todos los hombres la verán juntamente, porque ha hablado la boca del Señor. Una voz dice: «¡Proclama!». Y yo respondo: «¿Qué proclamaré?». «Toda carne es hierba y toda su consistencia como la flor de los campos: la hierba se seca, la flor se marchita cuando sopla sobre ella el aliento del Señor. Sí, el pueblo es la hierba. La hierba se seca, la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre». Súbete a una montaña elevada, tú que llevas la buena noticia a Sión; levanta con fuerza tu voz, tú que llevas la buena noticia a Jerusalén. Levántala sin temor, di a las ciudades de Judá: «¡Aquí está su Dios!». Ya llega el Señor con poder y su brazo le asegura el dominio: el premio de su victoria lo acompaña y su recompensa lo precede. Como un pastor, Él apacienta su rebaño, lo reúne con su brazo; lleva sobre su pecho a los corderos y guía con cuidado a las que han dado a luz. Palabra de Dios.

Comentario: El Profeta manifiesta dos imperativos: el perdón y la redención. El pueblo de Israel ha sufrido los vaivenes del destierro y Dios les promete la salvación: El propio pueblo será un signo visible del triunfo de Yahveh. Tal como Dios abraza con él la naturaleza, así cambiará los designios de los hombres y cumplirá su plan salvífico universal.

SALMO Sal 95, 1-3. 11-13

R. ¡El Señor viene a gobernar la tierra!

Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra; canten al Señor, bendigan su Nombre, día tras día, proclamen su victoria.R.

Anuncien su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre los pueblos. Digan entre las naciones: «¡El Señor reina! El Señor juzgará a los pueblos con rectitud». R.

Alégrese el cielo y exulte la tierra, resuene el mar y todo lo que hay en él; regocíjese el campo con todos sus frutos, griten de gozo los árboles del bosque. R.

Griten de gozo delante del Señor, porque Él viene a gobernar la tierra: Él gobernará al mundo con justicia, y a los pueblos con su verdad. R.

ALELUIA

Aleluia. El día del Señor está cerca; Él vendrá a salvarnos. Aleluia.

EVANGELIO Mt 18, 12-14

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: ¿Qué les parece? Si un hombre tiene cien ovejas, y una de ellas se pierde, ¿no deja las noventa y nueve restantes en la montaña, para ir a buscar la que se extravió? Y si llega a encontrarla, les aseguro que se alegrará más por ella que por las noventa y nueve que no se extraviaron. De la misma manera, el Padre de ustedes, que está en el cielo no quiere que se pierda ni uno solo de estos pequeños. Palabra del Señor.

Comentario: La intención de la parábola es justificar el actuar de Jesús, que era acusado por los fariseos de frecuentar “malas compañías”. Por eso el acento de la enseñanza está puesto en la “alegría” que la conversión del pecador procura al corazón de Dios. Esa alegría es comparada con la que proporcionan en el cielo las noventa y nueve que no necesitan penitencia.

LUNES 10: De la feria. Morado.

Diciembre
LUNES 10

De la feria. Morado.

Semana II de Adviento. Semana II del Salterio.

LECTURA Is 35, 1-10

Lectura del libro de Isaías. ¡Regocíjense el desierto y la tierra reseca, alégrese y florezca la estepa! ¡Sí, florezca como el narciso, que se alegre y prorrumpa en cantos de júbilo! Le ha sido dada la gloria del Líbano, el esplendor del Carmelo y del Sarón. Ellos verán la gloria del Señor, el esplendor de nuestro Dios. Fortalezcan los brazos débiles, robustezcan las rodillas vacilantes; digan a los que están desalentados: ¡Sean fuertes, no teman: ahí está su Dios! Llega la venganza, la represalia de Dios: Él mismo viene a salvarlos». Entonces se abrirán los ojos de los ciegos y se destaparán los oídos de los sordos, entonces el tullido saltará como un ciervo y la lengua de los mudos gritará de júbilo. Porque brotarán aguas en el desierto y torrentes en la estepa; el páramo se convertirá en un estanque y la tierra sedienta en manantiales; la morada donde se recostaban los chacales será un paraje de cañas y papiros. Allí habrá una senda y un camino que se llamará “Camino santo”. No lo recorrerá ningún impuro ni los necios vagarán por él; no habrá allí ningún león ni penetrarán en él las fieras salvajes. Por allí caminarán los redimidos, volverán los rescatados por el Señor; y entrarán en Sión con gritos de júbilo, coronados de una alegría perpetua: los acompañarán el gozo y la alegría, la tristeza y los gemidos se alejarán. Palabra de Dios.

Comentario: Isaías, en una de sus tantas imágenes de los tiempos mesiánicos, presenta la ilusión y confianza totales en Dios por parte del pueblo de Israel. Este supo lo que es vivir en el destierro y ahora añora regresar a su tierra. Por eso la tristeza no tiene cabida, porque el Señor no los abandonará y los acompañará en el camino a la libertad.

SALMO Sal 84, 9-14

R. Nuestro Dios viene a salvarnos.

Voy a proclamar lo que dice el Señor: el Señor promete la paz para su pueblo y sus amigos. Su salvación está muy cerca de sus fieles, y la Gloria habitará en nuestra tierra. R.

El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán; la Verdad brotará de la tierra y la Justicia mirará desde el cielo. R.

El mismo Señor nos dará sus bienes y nuestra tierra producirá sus frutos. La Justicia irá delante de Él, y la Paz, sobre la huella de sus pasos. R.

ALELUIA

Aleluia. Vendrá el Rey, Señor de la tierra, y quitará el yugo de nuestro cautiverio. Aleluia.

EVANGELIO Lc 5, 17-26

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Un día, mientras Jesús enseñaba, había entre los presentes algunos fariseos y doctores de la Ley, llegados de todas las regiones de Galilea, de Judea y de Jerusalén. La fuerza del Señor le daba poder para sanar. Llegaron entonces unas personas trayendo a un paralítico sobre una camilla y buscaban el modo de entrar, para ponerlo delante de Jesús. Como no sabían por dónde introducirlo a causa de la multitud, subieron a la terraza y, desde el techo, lo bajaron por entre las tejas con su camilla en medio de la concurrencia y lo pusieron delante de Jesús. Al ver la fe de ellos, Jesús le dijo: «Hombre, tus pecados te son perdonados». Los escribas y los fariseos comenzaron a preguntarse: «¿Quién es éste que blasfema? ¿Quién puede perdonar los pecados, sino sólo Dios?». Pero Jesús, conociendo sus pensamientos, les dijo: «¿Qué es lo que están pensando? ¿Qué es más fácil decir: “Tus pecados están perdonados”, o “Levántate y camina”? Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados ?dijo al paralítico? a ti te digo, levántate, toma tu camilla y vuelve a tu casa». Inmediatamente se levantó a la vista de todos, tomó su camilla y se fue a su casa alabando a Dios. Todos quedaron llenos de asombro y glorificaban a Dios, diciendo con gran temor: «Hoy hemos visto cosas maravillosas». Palabra del Señor.

Comentario: Dios no es la pureza ritual ni el juez castigador que se prepara para sentenciar a todo el mundo; al contrario, él es el amigo que ofrece para todos su amistad. Por eso perdona sin pedir nada a cambio. Jesús cura de raíz todos los males, preocupándose de salvarnos integralmente, en el alma y en el cuerpo.

DOMINGO 9: 2º de Adviento. Morado.

Diciembre
DOMINGO 9

2º de Adviento. Morado.

Credo. Prefacio de Adviento.

1ª LECTURA Bar 5, 1-9

Lectura del libro de Baruc. Quítate tu ropa de duelo y de aflicción, Jerusalén, vístete para siempre con el esplendor de la gloria de Dios, cúbrete con el manto de la justicia de Dios, coloca sobre tu cabeza la diadema de gloria del Eterno. Porque Dios mostrará tu resplandor a todo lo que existe bajo el cielo. Porque recibirás de Dios para siempre este nombre: «Paz en la justicia» y «Gloria en la piedad». Levántate, Jerusalén, sube a lo alto y dirige tu mirada hacia el Oriente: mira a tus hijos reunidos desde el oriente al occidente por la palabra del Santo, llenos de gozo, porque Dios se acordó de ellos. Ellos salieron de ti a pie, llevados por enemigos, pero Dios te los devuelve, traídos gloriosamente como en un trono real. Porque Dios dispuso que sean aplanadas las altas montañas y las colinas seculares, y que se rellenen los valles hasta nivelar la tierra, para que Israel camine seguro bajo la gloria de Dios. También los bosques y todas las plantas aromáticas darán sombra a Israel por orden de Dios, porque Dios conducirá a Israel en la alegría, a la luz de su gloria, acompañándolo con su misericordia y su justicia. Palabra de Dios.

Comentario: Este canto triunfal de los tiempos mesiánicos anuncia que la alegría llegará a Jerusalén cuando Dios venga a ella para siempre. Es decir, reinará el sentido de justicia, la armonía entre su pueblo, como también la auténtica relación y religiosidad con su Dios.

SALMO Sal 125, 1-6

R. ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros!

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía que soñábamos: nuestra boca se llenó de risas y nuestros labios, de canciones. R.

Hasta los mismos paganos decían: «¡El Señor hizo por ellos grandes cosas!». ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros y estamos rebosantes de alegría! R.

¡Cambia, Señor, nuestra suerte como los torrentes del Négueb! Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones. R.

El sembrador va llorando cuando esparce la semilla, pero vuelve cantando cuando trae las gavillas. R.

2ª LECTURA Flp 1, 4-11

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos. Hermanos: Siempre y en todas mis oraciones pido con alegría por todos ustedes, pensando en la colaboración que prestaron a la difusión del Evangelio, desde el comienzo hasta ahora. Estoy firmemente convencido de que Aquél que comenzó en ustedes la buena obra la irá completando hasta el Día de Cristo Jesús. Y es justo que tenga estos sentimientos hacia todos ustedes, porque los llevo en mi corazón, ya que ustedes, sea cuando estoy prisionero, sea cuando trabajo en la defensa y en la confirmación del Evangelio, participan de la gracia que he recibido. Dios es testigo de que los quiero tiernamente a todos en el corazón de Cristo Jesús. Y en mi oración pido que el amor de ustedes crezca cada vez más en el conocimiento y en la plena comprensión, a fin de que puedan discernir lo que es mejor. Así serán encontrados puros e irreprochables en el Día de Cristo, llenos del fruto de justicia que proviene de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo en esta oración da gracias a Dios por la colaboración de los filipenses e insiste en que solo la “caridad” bien entendida los puede llevar a crecer en sensibilidad y a discernir los verdaderos valores. Por eso los aconseja y ruega a Dios para que la comunidad salga de su fe pueril hacia una fe más adulta y responsable.

ALELUIA Lc 3, 4-6

Aleluia. Preparen el camino del Señor, allanen sus senderos. Todos los hombres verán la Salvación de Dios. Aleluia.

EVANGELIO Lc 3, 1-6

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. El año decimoquinto del reinado del emperador Tiberio, cuando Poncio Pilato gobernaba la Judea, siendo Herodes tetrarca de Galilea, su hermano Filipo tetrarca de Iturea y Traconítide, y Lisanias tetrarca de Abilene, bajo el pontificado de Anás y Caifás, Dios dirigió su palabra a Juan, hijo de Zacarías, que estaba en el desierto. Éste comenzó entonces a recorrer toda la región del río Jordán, anunciando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados, como está escrito en el libro del profeta Isaías: «Una voz grita en el desierto: Preparen el camino del Señor, allanen sus senderos. Los valles serán rellenados, las montañas y las colinas serán aplanadas. Serán enderezados los senderos sinuosos y nivelados los caminos desparejos. Entonces, todos los hombres verán la Salvación de Dios». Palabra del Señor.

Comentario: La palabra de Dios llega a Juan en el desierto… y genera en él una nueva vida y va a predicar en el desierto… Allí nadie puede o quiere escucharte. Hoy existen desiertos con millones de habitantes, somos parte del desierto de nuestras ciudades. Allí tenemos que profetizar, es decir, anunciar, la misericordia de Dios.

SÁBADO 8: LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA (S). Blanco.

Diciembre
SÁBADO 8

LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA (S). Blanco.

Gloria. Credo. Prefacio propio. Concluye el Mes de María.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: Celebramos, en el privilegio mariano de la Inmaculada Concepción, la victoria sobre el mal. Dios se sirve de una mujer, que él ha preparado cuidadosamente, para darnos la esperanza de que al final el bien triunfara.

1ª LECTURA Gn 3, 9-15. 20

Guía: La Virgen María es la “mujer” destinada por Dios a ser madre de aquel que aplastará la cabeza del maligno.

Lectura del libro del Génesis. Después que el hombre y la mujer comieron del árbol que Dios les habría prohibido, el Señor Dios llamó al hombre y le dijo: “¿Dónde estás?”. “Oí tus pasos por el jardín, respondió él, y tuve miedo porque estaba desnudo. Por eso me escondí”. Él replicó: “¿Y quién te dijo que estabas desnudo? ¿Acaso has comido del árbol que Yo te prohibí?”. El hombre respondió: “La mujer que pusiste a mi lado me dio el fruto y yo comí de él”. El Señor Dios dijo a la mujer: “¿Cómo hiciste semejante cosa?”. La mujer respondió: “La serpiente me sedujo y comí”. Y el Señor Dios dijo a la serpiente: “Por haber hecho esto, maldita seas entre todos los animales domésticos y entre todos los animales del campo. Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida. Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya. Él te aplastará la cabeza y tú le acecharás el talón”. El hombre dio a su mujer el nombre de Eva, por ser ella la madre de todos los vivientes. Palabra de Dios.

Comentario: Las palabras de la serpiente “serán como Dios” desencadena ambición, decisión y acción de la pareja que representa al género humano. Ambos, después de haber comido, se dan cuenta de su condición de indigencia y pecado. Finalmente, la gran perdición del ser humano es ponerse a sí mismo como medida de todas las cosas y colocar su “interés” como norma suprema y sin ninguna referencia con Dios.

SALMO Sal 97, 1-4

R. ¡Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas!

Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria. R.

El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos. R.

2ª LECTURA Ef 1, 3-6. 11-12

Guía: Dios Padre, en la persona de Jesús, nos ha bendecido, elegido y predestinado a ser sus hijos, santos e irreprensibles en el amor.

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso. Bendito sea Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en Cristo con toda clase de bienes espirituales en el cielo, y nos ha elegido en Él, antes de la creación del mundo, para que fuéramos santos e irreprochables en su presencia, por el amor. Él nos predestinó a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, que nos dio en su Hijo muy querido. En Él, hemos sido constituidos herederos, y destinados de antemano para ser alabanza de su gloria, según el previo designio del que realiza todas las cosas conforme a su voluntad. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo resalta la supremacía universal de Cristo, pero esta vez como el dador de paz y de estabilidad a su “Iglesia”. Según el plan de Dios, la Iglesia es un espacio donde los hombres se convierten en hijos adoptivos de Dios y en el cual Jesús es el hijo natural. Gracias a sus “méritos” en la cruz, los creyentes pasamos a tener la condición de “hijos adoptivos”.

ALELUIA Cf. Lc 1, 28

Aleluia. Alégrate, María, llena de gracia, el Señor está contigo, bendita tú entre las mujeres. Aleluia.

EVANGELIO Lc 1, 26-38

Guía: El relato de Lucas, rico en detalles significativos, nos muestra a María, a la escucha atenta de la Palabra de Dios y dispuesta a su plena realización.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. El Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María. El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo». Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo. Pero el Ángel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; Él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin». María dijo al Ángel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?». El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios». María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se haga en mí según tu Palabra». Y el Ángel se alejó. Palabra del Señor.

Comentario: María de Nazaret de Galilea responde al llamado declarándose la sierva de Dios, no la elegida ni la misionera. Así Dios emprende el camino humano para llegar a Jerusalén y después al mundo entero. Dios continúa viniendo por caminos todos en subida, rompiendo con nuestros esquemas de bienpensantes, eligiendo no a los mejores sino a los más dispuestos… A los que siempre se sentirán siervos.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: Pan y vino sobre el altar, símbolos de nuestra debilidad y de nuestra pobreza; los ofrecemos con María para que el Señor nos los devuelva consagrados y nos refuercen en la lucha.

PREPARACIÓN PARA LA COMUNIÓN

Guía: La comunión plena con Cristo nos sana del pecado. María Inmaculada nos obtenga una vida transparente como la suya.

DESPEDIDA

Guía: María es portadora de Cristo; es sagrario de la Trinidad, ícono de la Iglesia; son otros tantos motivos para que proclamemos esas maravillas e imitemos su ejemplo.

VIERNES 7: San Ambrosio, o. y d. (MO).

Diciembre
VIERNES 7

San Ambrosio, o. y d. (MO).

Leccionario Santoral: Ef 3, 8-12; Sal 88, 2-5. 21-22. 25. 27; Jn 10, 11-16.

LECTURA Is 29, 17-24

Lectura del libro de Isaías. Así habla el Señor: ¿No falta poco, muy poco tiempo, para que el Líbano se vuelva un vergel y el vergel parezca un bosque? Aquel día, los sordos oirán las palabras del libro, y los ojos de los ciegos verán, libres de tinieblas y oscuridad. Los humildes se alegrarán más y más en el Señor y los más indigentes se regocijarán en el Santo de Israel. Porque se acabarán los tiranos, desaparecerá el insolente, y serán extirpados los que acechan para hacer el mal, los que con una palabra hacen condenar a un hombre, los que tienden trampas al que actúa en un juicio, y porque sí no más perjudican al justo. Por eso, así habla el Señor, el Dios de la casa de Jacob, el que rescató a Abraham: En adelante, Jacob no se avergonzará ni se pondrá pálido su rostro. Porque, al ver lo que hago en medio de Él, proclamarán que mi Nombre es santo, proclamarán santo al Santo de Jacob y temerán al Dios de Israel. Los espíritus extraviados llegarán a entender y los recalcitrantes aceptarán la enseñanza. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta sentencia y describe los signos de los tiempos mesiánicos en que los poderosos serán derribados y los oprimidos exaltados. Es decir, el optimismo y la confianza de un tiempo mejor está por venir. Cuando llegue el Mesías, sanará a los enfermos trayendo la alegría a los sencillos y humildes. Todo será transformado y la sociedad redimida.

SALMO Sal 26, 1. 4. 13-14

R. El Señor es mi luz y mi salvación.

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida, ¿ante quién temblaré? R.

Una sola cosa he pedido al Señor, y esto es lo que quiero: vivir en la Casa del Señor todos los días de mi vida, para gozar de la dulzura del Señor y contemplar su Templo. R.

Yo creo que contemplaré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor. R.

ALELUIA

Aleluia. El Señor vendrá con poder e iluminará los ojos de sus servidores. Aleluia.

EVANGELIO Mt 9, 27-31

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Dos ciegos siguieron a Jesús, gritando: «Ten piedad de nosotros, Hijo de David». Al llegar a la casa, los ciegos se le acercaron, y Él les preguntó: «¿Creen que Yo puedo hacer lo que me piden?». Ellos le respondieron: «Sí, Señor». Jesús les tocó los ojos, diciendo: «Que suceda como ustedes han creído». Y se les abrieron sus ojos. Entonces Jesús los conminó: « ¡Cuidado! Que nadie lo sepa». Pero ellos, apenas salieron, difundieron su fama por toda aquella región. Palabra del Señor.

Comentario: En el lenguaje bíblico la sanación de la ceguera, de la lepra y de la parálisis son signos visibles de la venida del Mesías. Jesús es el portador de la salud, quien realiza todas las esperanzas del mañana y también del presente. Pero siempre busca en el corazón del hombre la fe. Curiosamente, los ciegos desconocían la ley y, sin embargo, vieron a Jesús y descubrieron quién era.

JUEVES 6: De la feria. Morado. San Nicolás de Bari, o. (ML). Blanco.

Diciembre
JUEVES 6

De la feria. Morado. San Nicolás de Bari, o. (ML). Blanco.

LECTURA Is 26, 1-6

Lectura del libro de Isaías. Aquel día, se entonará este canto en el país de Judá: Tenemos una ciudad fuerte, el Señor le ha puesto como salvaguardia muros y antemuros. Abran las puertas, para que entre una nación justa, que se mantiene fiel. Su carácter es firme, y Tú la conservas en paz, porque ella confía en ti. Confíen en el Señor para siempre, porque el Señor es una Roca eterna. Él doblegó a los que habitaban en la altura, en la ciudad inaccesible; la humilló hasta la tierra, le hizo tocar el polvo. Ella es pisoteada por los pies del pobre, por las pisadas de los débiles. Palabra de Dios.

Comentario: El Profeta confirma a sus oyentes el dogma básico del pueblo hebreo: para Judá no hay otra salvación, garantía, protección, que Yahveh. En este cántico de esperanza, Isaías invita a la acción de gracias, porque Dios puso fin a cuanto oprimía a su pueblo. Así, Yahveh aparecerá ante su pueblo como la roca firme que no titubea y será fiel a sus promesas.

SALMO Sal 117, 1. 8-9. 19-21. 25-27

R. ¡Bendito el que viene en Nombre del Señor!

¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor! Es mejor refugiarse en el Señor que fiarse de los hombres; es mejor refugiarse en el Señor que fiarse de los poderosos. R.

«Abran las puertas de la justicia y entraré para dar gracias al Señor». «Ésta es la puerta del Señor: sólo los justos entran por ella». Yo te doy gracias porque me escuchaste y fuiste mi salvación. R.

Sálvanos, Señor, asegúranos la prosperidad. ¡Bendito el que viene en Nombre del Señor! Nosotros los bendecimos desde la Casa del Señor: el Señor es Dios, y Él nos ilumina. R.

ALELUIA Is 55, 6

Aleluia. Busquen al Señor mientras se deja encontrar, llámenlo mientras está cerca. Aleluia.

EVANGELIO Mt 7, 21. 24-27

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: No son los que me dicen: «Señor, Señor», los que entrarán en el Reino de los Cielos, sino los que cumplen la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Así, todo el que escucha las palabras que acabo de decir y las pone en práctica, puede compararse a un hombre sensato que edificó su casa sobre roca. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa; pero ésta no se derrumbó, porque estaba construida sobre roca. Al contrario, el que escucha mis palabras y no las practica, puede compararse a un hombre insensato, que edificó su casa sobre arena. Cayeron las lluvias, se precipitaron los torrentes, soplaron los vientos y sacudieron la casa: ésta se derrumbó, y su ruina fue grande. Palabra del Señor.

Comentario: Las palabras de Jesús están afirmadas en calidad de juez, y por tanto declara que la pertenencia al Reino o la sumisión a Dios no se concreta sin el cumplimiento a su voluntad. No bastan las palabras y oraciones bonitas, proclamadas en alta voz. Hay que llevar al corazón y a la vida cuanto decimos: La fe cristiana no permite creer y llevar una vida que no se condice con la propia fe.

MIÉRCOLES 5: De la feria. Morado.

Diciembre
MIÉRCOLES 5

De la feria. Morado.

LECTURA Is 25, 6-10

Lectura del libro de Isaías. El Señor de los ejércitos ofrecerá a todos los pueblos sobre esta montaña un banquete de manjares suculentos, un banquete de vinos añejados, de manjares suculentos, medulosos, de vinos añejados, decantados. Él arrancará sobre esta montaña el velo que cubre a todos los pueblos, el paño tendido sobre todas las naciones. Destruirá la muerte para siempre; el Señor enjugará las lágrimas de todos los rostros, y borrará sobre toda la tierra el oprobio de su pueblo, porque lo ha dicho Él, el Señor. Y se dirá en aquel día: «Ahí está nuestro Dios, de quien esperábamos la salvación: es el Señor, en quien nosotros esperábamos; ¡alegrémonos y regocijémonos de su salvación!». Porque la mano del Señor se posará sobre esta montaña. Palabra de Dios.

Comentario: La descripción de este festín que tiene preparado Yahveh no puede ser más sugerente y fascinante, ya que están invitados todos los pueblos de la tierra. En este banquete celebrativo se manifiesta una gran confraternización universal, que a pesar de las diferencias humanas reconoce la soberanía de Yahveh como el Dios providente y justo.

SALMO Sal 22, 1-6

R. Habitaré por siempre en la Casa del Señor.

El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. Él me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis fuerzas. R.

Me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre. Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque Tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza. R.

Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa. R.

Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo. R.

ALELUIA

Aleluia. El Señor viene a salvar a su pueblo. Felices los preparados para salir a su encuentro. Aleluia.

EVANGELIO Mt 15, 29-37

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús llegó a orillas del mar de Galilea y, subiendo a la montaña, se sentó. Una gran multitud acudió a Él, llevando paralíticos, lisiados, ciegos, mudos y muchos otros enfermos. Los pusieron a sus pies y Él los sanó. La multitud se admiraba al ver que los mudos hablaban, los inválidos quedaban sanos, los paralíticos caminaban y los ciegos recobraban la vista. Y todos glorificaban al Dios de Israel. Entonces Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Me da pena esta multitud, porque hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer. No quiero despedirlos en ayunas, porque podrían desfallecer en el camino». Los discípulos le dijeron: «¿Y dónde podríamos conseguir en este lugar despoblado bastante cantidad de pan para saciar a tanta gente?». Jesús les dijo: «¿Cuántos panes tienen?». Ellos respondieron: «Siete y unos pocos pescados». Él ordenó a la multitud que se sentara en el suelo; después, tomó los panes y los pescados, dio gracias, los partió y los daba a los discípulos, y ellos los distribuían entre la multitud. Todos comieron hasta saciarse, y con los pedazos que sobraron llenaron siete canastas. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús es el Mesías y las obras que realiza así lo testifican. Pero esta vez el milagro lo realiza para el mundo pagano y se le reconoce su intervención. En la multiplicación de los panes, Jesús invita a sus discípulos a colaborar antes de realizar el milagro: el Evangelio está abierto para todos gracias a la misericordia de Cristo, que no excluye a nadie.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×