Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Noticias de INSTITUCIONAL

COMENTARIO DOMINICAL: Invitados a la generosidad

COMENTARIO DOMINICAL: Invitados a la generosidadJesús se encuentra en el Templo de Jerusalén, ?centro religioso, político, económico e ideológico de la época?. Allí se enfrenta con los doctores de la ley, que eran peritos en la Biblia y en derecho penal. Su condición de juristas les permitía ser administradores de la propiedad de una viuda y recibían sus honorarios quedándose con una parte de la propiedad; es decir, detrás de esa apariencia piadosa, llamaban la atención de las viudas y luego se adueñaban de sus bienes.

Ante esta mala praxis religiosa, Jesús reprocha el comportamiento de los doctores de la ley y alaba la actitud de la viuda pobre. Cómo no entender a Jesús si la situación de la viuda nos muestra una serie de contrastes: ricos que dan poco y la viuda que regala lo poco tiene; ricos que dan lo que les sobra y la viuda que lo da todo. Jesús no quiere ridiculizar a sus adversarios, pero sí evitar que el pueblo admire su comportamiento y lo imite. El gran problema de los doctores de la ley –y los de hoy? es que siempre ponen en el centro de todo su persona. Quieren ser reconocidos, adulados, enaltecidos, haciendo notar su dignidad, en vez de estar al servicio de la Palabra de Dios y del pueblo. Sin duda que esta visión de las cosas denota la falta de fe y de esperanza en Dios, pues se anhela el reconocimiento “aquí y ahora”, sin confiar que el servicio dado con amor se paga por sí solo y en el tiempo que Dios determine.

Las palabras de Jesús no buscan ser una polémica estéril contra sus detractores. Lo que reprueba en ellos es ese comportamiento egoísta que termina engañando al pueblo. Por eso su enseñanza estimula el corazón a un serio examen de conciencia para donarse, pues el darse es, justamente, entregar tiempo gratuito, acogida, escucha, presencia amorosa, una sonrisa y el mensaje esperanzador de Jesús.

Pero ella, de su indigencia, dio todo lo que poseía, todo lo que tenía para vivir (Mc 12, 44).

P. Fredy Peña T., ssp

VIERNES 9: DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SAN JUAN DE LETRÁN (F). Blanco.

Noviembre
VIERNES 9

DEDICACIÓN DE LA BASÍLICA DE SAN JUAN DE LETRÁN (F). Blanco.

Gloria. Prefacio propio.

LECTURA Ez 47, 1-2. 8-9. 12

Lectura de la profecía de Ezequiel. El ángel me llevó a la entrada de la Casa, y vi que salía agua por debajo del umbral de la Casa, en dirección al oriente, porque la fachada de la Casa miraba hacia el oriente. El agua descendía por debajo del costado derecho de la Casa, al sur del altar. Luego me sacó por el camino de la puerta septentrional, y me hizo dar la vuelta por un camino exterior, hasta la puerta exterior que miraba hacia el oriente. Allí vi que el agua fluía por el costado derecho. Entonces me dijo: «Estas aguas fluyen hacia el sector oriental, bajan hasta la estepa y van a desembocar en el Mar. Se las hace salir hasta el Mar, para que sus aguas sean saneadas. Hasta donde llegue el torrente, tendrán vida todos los seres vivientes que se mueven por el suelo y habrá peces en abundancia. Porque cuando esta agua llegue hasta el Mar, sus aguas quedarán saneadas, y habrá vida en todas partes adonde llegue el torrente. Al borde del torrente, sobre sus dos orillas, crecerán árboles frutales de todas las especies. No se marchitarán sus hojas ni se agotarán sus frutos, y todos los meses producirán nuevos frutos, porque el agua sale del Santuario. Sus frutos servirán de alimento y sus hojas de remedio». Palabra de Dios.

Comentario: El profeta se sirve de esta imagen del río de Dios y de aguas vivificantes para decir que su sola presencia siempre es signo de vida y fecundidad. De esta manera, preanuncia el bautismo, mediante el cual pasamos a convertirnos en el templo del Espíritu Santo, es decir, es el momento oportuno para ser generadores de vida continua y creciente.

SALMO Sal 45, 2-3. 5-6. 8-9

R. Vengan a contemplar las obras del Señor.

El Señor es nuestro refugio y fortaleza, una ayuda siempre pronta en los peligros. Por eso no tememos, aunque la tierra se conmueva y las montañas se desplomen hasta el fondo del mar. R.

Los canales del Río alegran la Ciudad de Dios, la más santa Morada del Altísimo. El Señor está en medio de ella: nunca vacilaré; Él la socorrerá al despuntar la aurora. R.

El Señor de los ejércitos está con nosotros, nuestro baluarte es el Dios de Jacob. Vengan a contemplar las obras del Señor, Él hace cosas admirables en la tierra. R.

ALELUIA 2Crón 7, 16

Aleluia. «Yo he elegido y consagrado esta Casa, a fin de que mi Nombre resida en ella para siempre», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 2, 13-22

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. Se acercaba la Pascua de los judíos. Jesús subió a Jerusalén y encontró en el Templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas y a los cambistas sentados delante de sus mesas. Hizo un látigo de cuerdas y los echó a todos del Templo, junto con sus ovejas y sus bueyes; desparramó las monedas de los cambistas, derribó sus mesas y dijo a los vendedores de palomas: «Saquen esto de aquí y no hagan de la casa de mi Padre una casa de comercio». Y sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura: El celo por tu Casa me consumirá. Entonces los judíos le preguntaron: «¿Qué signo nos das para obrar así?». Jesús les respondió: «Destruyan este templo y en tres días lo volveré a levantar». Los judíos le dijeron: «Han sido necesarios cuarenta y seis años para construir este Templo, ¿y Tú lo vas a levantar en tres días?». Pero Él se refería al templo de su cuerpo. Por eso, cuando Jesús resucitó, sus discípulos recordaron que Él había dicho esto, y creyeron en la Escritura y en la palabra que había pronunciado. Palabra del Señor.

Comentario: El gesto purificador del Templo proclama la presencia del “día del Señor”. Sabemos que el Templo representaba el máximo orgullo nacional de Israel, pero con el tiempo cambiaron su sentido espiritual y lo prostituyeron. Todo el sistema ritual y sacrificial que el judaísmo lo vinculaba al Templo de Jerusalén, ahora toma su centro en la persona de Jesús.

JUEVES 8: De la feria. Verde.

Noviembre
JUEVES 8

De la feria. Verde.

Inicio del Mes de María.

LECTURA Flp 3, 3-8

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos. Hermanos: Los verdaderos circuncisos somos nosotros, los que ofrecemos un culto inspirado en el Espíritu de Dios y nos gloriamos en Cristo Jesús, en lugar de poner nuestra confianza en la carne, aunque yo también tengo motivos para poner mi confianza en ella. Si alguien cree que puede confiar en la carne, yo puedo hacerlo con mayor razón; circuncidado al octavo día; de la raza de Israel y de la tribu de Benjamín; hebreo, hijo de hebreos; en cuanto a la Ley, un fariseo; por el ardor de mi celo, perseguidor de la Iglesia; y en lo que se refiere a la justicia que procede de la Ley, de una conducta irreprochable. Pero todo lo que hasta ahora consideraba una ganancia, lo tengo por pérdida, a causa de Cristo. Más aún, todo me parece una desventaja comparado con el inapreciable conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor. Por Él he sacrificado todas las cosas, a las que considero como desperdicio, con tal de ganar a Cristo. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo afirma que el verdadero pueblo de Dios ya no es el pueblo de Israel sino la Iglesia de Cristo. Los tesoros espirituales y morales de los judaizantes han quedado encerrados en el judaísmo. Para el Apóstol los privilegios ?como la circuncisión? son parte del pasado, ahora lo fundamental será practicar el culto según el espíritu de Dios y no solamente en un rito exterior.

SALMO Sal 104, 2-7

R. ¡Alégrense los que buscan al Señor!

¡Canten al Señor con instrumentos musicales, pregonen todas sus maravillas! ¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor! R.

¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro; recuerden las maravillas que Él obró, sus portentos y los juicios de su boca! R.

Descendientes de Abraham, su servidor, hijos de Jacob, su elegido: el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos. R.

ALELUIA Mt 11, 28

Aleluia. «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 15, 1-10

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Todos los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharlo, pero los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: «Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos». Jesús les dijo entonces esta parábola: «Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: “Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido”. Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse». Y les dijo también: «Si una mujer tiene diez dracmas y pierde una, ¿no enciende acaso la lámpara, barre la casa y busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, llama a sus amigas y vecinas, y les dice: “Alégrense conmigo, porque encontré la dracma que se me había perdido”. Les aseguro que, de la misma manera, se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte». Palabra del Señor.

Comentario: Los representantes de Israel se sienten orgullosos de su seguridad moral, creen que la religión les pertenece y no soportan el compartir a un Dios, que también es el de los infames, enemigos y prostitutas. No toleran la idea de que Jesús perdone y que el amor de Dios se revele como un amor que salva y crea.

MIÉRCOLES 7: De la feria. Verde.

Liturgia-Cotidiana-Octubre
MIÉRCOLES 7

De la feria. Verde.

LECTURA Flp 2, 12-18

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos. Queridos míos, ustedes que siempre me han obedecido, trabajen por su salvación con temor y temblor, no solamente cuando estoy entre ustedes, sino mucho más ahora que estoy ausente. Porque Dios es el que produce en ustedes el querer y el hacer, conforme a su designio de amor. Procedan en todo sin murmuraciones ni discusiones: así serán irreprochables y puros, hijos de Dios sin mancha, en medio de una generación extraviada y pervertida, dentro de la cual ustedes brillan como rayos de luz en el mundo, mostrándole la Palabra de Vida. De esa manera, el Día de Cristo yo podré gloriarme de no haber trabajado ni sufrido en vano. Y aunque mi sangre debiera derramarse como libación sobre el sacrificio y la ofrenda sagrada, que es la fe de ustedes, yo me siento dichoso y comparto su alegría. También ustedes siéntanse dichosos y alégrense conmigo. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo aconseja a los responsables eclesiales que el Evangelio no puede anunciarse con aire triunfalista sino que ha de difundirse con responsabilidad y humildad. El Evangelio no se impone con ardid de poder, ya que por ser un don que viene de Dios es gratuito y solo se ofrece.

SALMO Sal 26, 1. 4. 13-14

R. ¡El Señor es mi luz y mi salvación!

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida, ¿ante quién temblaré? R.

Una sola cosa he pedido al Señor, y esto es lo que quiero: vivir en la Casa del Señor todos los días de mi vida, para gozar de la dulzura del Señor y contemplar su Templo. R.

Yo creo que contemplaré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor. R.

ALELUIA 1Ped 4, 14

Aleluia. Felices si son ultrajados por el Nombre de Cristo, porque el Espíritu de Dios reposa sobre ustedes. Aleluia.

EVANGELIO Lc 14, 25-33

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Junto con Jesús iba un gran gentío, y Él, dándose vuelta, les dijo: Cualquiera que venga a mí y no me ame más que a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y hermanas, y hasta a su propia vida, no puede ser mi discípulo. El que no carga con su cruz y me sigue no puede ser mi discípulo. ¿Quién de ustedes, si quiere edificar una torre, no se sienta primero a calcular los gastos, para ver si tiene con qué terminarla? No sea que una vez puestos los cimientos, no pueda acabar y todos los que lo vean se rían de él, diciendo: «Éste comenzó a edificar y no pudo terminar». ¿Y qué rey, cuando sale en campaña contra otro, no se sienta antes a considerar si con diez mil hombres puede enfrentar al que viene contra él con veinte mil? Por el contrario, mientras el otro rey está todavía lejos, envía una embajada para negociar la paz. De la misma manera, cualquiera de ustedes que no renuncie a todo lo que posee no puede ser mi discípulo. Palabra del Señor.

Comentario: Sin duda que el seguimiento a Jesús pone exigencias fundamentales que casi siempre terminan minando hasta el más entusiasta. “Quien no cargue con su cruz…” significa que su seguimiento no tiene otra ley; es decir, su entrega a los pequeños, su mensaje de esperanza, su camino de verdad hasta la muerte, es el precio que hay que pagar por esa ley; pero también la riqueza que ganamos.

MARTES 6: De la feria. Verde.

Noviembre
MARTES 6

De la feria. Verde.

LECTURA Flp 2, 5-11

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos. Hermanos: Vivan con los mismos sentimientos que hay en Cristo Jesús. Él, que era de condición divina, no consideró esta igualdad con Dios como algo que debía guardar celosamente: al contrario, se anonadó a sí mismo, tomando la condición de servidor y haciéndose semejante a los hombres. Y presentándose con aspecto humano, se humilló haciéndose obediente hasta aceptar la muerte y muerte de cruz. Por eso, Dios lo exaltó y le dio el Nombre que está sobre todo nombre, para que, al nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo, en la tierra y en los abismos, y toda lengua proclame para gloria de Dios Padre: «Jesucristo es el Señor». Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo siempre parte del hecho de cómo este Dios se hizo hombre; es decir, no se asombra de que Jesús sea semejante en todo al hombre, pero menos en el pecado; al contrario, le resulta casi inexplicable que Dios-hombre se someta a la precariedad humana, incluso la muerte, para redimir lo que estaba perdido y luego ser “exaltado”.

SALMO Sal 21, 26-32

R. ¡Te alabaré, Señor, en la gran asamblea!

Cumpliré mis votos delante de los fieles: los pobres comerán hasta saciarse y los que buscan al Señor lo alabarán. ¡Que sus corazones vivan para siempre! R.

Todos los confines de la tierra se acordarán y volverán al Señor; todas las familias de los pueblos se postrarán en su presencia. R.

Porque sólo el Señor es rey y Él gobierna a las naciones. Todos los que duermen en el sepulcro se postrarán en su presencia. R.

Glorificarán su poder. Hablarán del Señor a la generación futura, anunciarán su justicia a los que nacerán después, porque ésta es la obra del Señor. R.

ALELUIA Mt 11, 28

Aleluia. «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 14, 1. 15-24

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Uno de los invitados le dijo: «¡Feliz el que se siente a la mesa en el Reino de Dios!». Jesús le respondió: «Un hombre preparó un gran banquete y convidó a mucha gente. A la hora de cenar, mandó a su sirviente que dijera a los invitados: “Vengan, todo está preparado”. Pero todos, sin excepción, empezaron a excusarse. El primero le dijo: “Acabo de comprar un campo y tengo que ir a verlo. Te ruego me disculpes”. El segundo dijo: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlos. Te ruego me disculpes”. Y un tercero respondió: “Acabo de casarme y por esa razón no puedo ir”. A su regreso, el sirviente contó todo esto al dueño de casa, y éste, irritado, le dijo: “Recorre en seguida las plazas y las calles de la ciudad, y trae aquí a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los paralíticos”. Volvió el sirviente y dijo: “Señor, tus órdenes se han cumplido y aún sobra lugar”. El señor le respondió: “Ve a los caminos y a lo largo de los cercados, e insiste a la gente para que entre, de manera que se llene mi casa. Porque les aseguro que ninguno de los que antes fueron invitados ha de probar mi cena”». Palabra del Señor.

Comentario: Dios invitó primero al Pueblo de Israel, ahora lo hace a todo aquel que cree en la Buena Noticia. Curiosamente, responden a ese llamado solo quienes saben reconocer su miseria y asumen que la vida no es dominio que nos ata, sino un camino donde hay que dejarse sorprender por la voz de Dios.

LUNES 5: De la feria. Verde.

Noviembre
LUNES 5

De la feria. Verde.

Semana 31ª durante el año. Semana III del Salterio.

LECTURA Flp 2, 1-4

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos. Hermanos: Si la exhortación en nombre de Cristo tiene algún valor, si algo vale el consuelo que brota del amor o la comunión en el Espíritu, o la ternura y la compasión, les ruego que hagan perfecta mi alegría, permaneciendo bien unidos. Tengan un mismo amor, un mismo corazón, un mismo pensamiento. No hagan nada por interés ni por vanidad. Que la humildad los lleve a estimar a los otros como superiores a ustedes mismos. Que cada uno busque no solamente su propio interés, sino también el de los demás. Palabra de Dios.

Comentario: Uno de los motivos afectivos que invoca el Apóstol para exhortar a la fraternidad es el cariño y la comunión que les une a él y a los filipenses. Si el egoísmo es lo contrario al amor, el orgullo es su enemigo capital. Por eso que él les señala que la “unión” la alcanzarán como comunidad si cada uno sabe valorar a los demás más que a sí mismo.

SALMO Sal 130, 1-3

R. ¡Guarda mi alma en la paz junto a ti, Señor!

Mi corazón no se ha enorgullecido, Señor, ni mis ojos se han vuelto altaneros. No he pretendido grandes cosas ni he tenido aspiraciones desmedidas. R.

Yo aplaco y modero mis deseos: como un niño tranquilo en brazos de su madre, así está mi alma dentro de mí. Espere Israel en el Señor, desde ahora y para siempre. R.

ALELUIA Jn 8, 31-32

Aleluia. «Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos y conocerán la verdad», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 14, 1. 12-14

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente. Jesús dijo al que lo había invitado: «Cuando des un almuerzo o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos, no sea que ellos te inviten a su vez, y así tengas tu recompensa. Al contrario, cuando des un banquete, invita a los pobres, a los lisiados, a los paralíticos, a los ciegos. ¡Feliz de ti, porque ellos no tienen cómo retribuirte, y así tendrás tu recompensa en la resurrección de los justos!». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús invita a los que nunca podrán ayudar, servir o recompensar. Cuando se actúa de esta forma pareciera que algo se pierde; pero, al igual que Jesús, estaremos creando en torno nuestro un signo o preludio de aquel reino decisivo que es un don del Dios que cura y se dona sin ser reconocido.

DOMINGO 4: 31º durante el año. Verde.

Noviembre
DOMINGO 4

31º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año.

1ª LECTURA Deut 6, 1-6

Lectura del libro del Deuteronomio. Moisés habló al pueblo diciendo: Éste es el mandamiento, y éstos son los preceptos y las leyes que el Señor, su Dios, ordenó que les enseñara a practicar en el país del que van a tomar posesión, a fin de que temas al Señor, tu Dios, observando constantemente todos los preceptos y mandamientos que yo te prescribo, y así tengas una larga vida, lo mismo que tu hijo y tu nieto. Por eso, escucha, Israel, y empéñate en cumplirlos. Así gozarás de bienestar y llegarás a ser muy numeroso en la tierra que mana leche y miel, como el Señor, tu Dios, te lo ha prometido. Escucha, Israel: el Señor, nuestro Dios, es el único Señor. Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Graba en tu corazón estas palabras que yo te dicto hoy. Palabra de Dios.

Comentario: La alocución “Escucha Israel” es una profesión de fe en el Dios único y una afirmación del amor que el pueblo profesa por su Dios. Frente al baalismo cananeo, que perduró durante la época de la monarquía, lo que Israel proclama es que fuera de su Dios no se ha presentado “otro”; por tanto, el que se ha revelado los ha liberado de la opresión de todos los otros ídolos.

SALMO Sal 17, 2-4. 47. 51

R. Yo te amo, Señor, mi fortaleza.

Yo te amo, Señor, mi fuerza, Señor, mi Roca, mi fortaleza y mi libertador. R.

Mi Dios, el peñasco en que me refugio, mi escudo, mi fuerza salvadora, mi baluarte. Invoqué al Señor, que es digno de alabanza y quedé a salvo de mis enemigos. R.

¡Viva el Señor! ¡Bendita sea mi Roca! ¡Glorificado sea el Dios de mi salvación! Él concede grandes victorias a su rey y trata con fidelidad a su Ungido. R.

2ª LECTURA Heb 7, 23-28

Lectura de la carta a los Hebreos. Hermanos: En la antigua Alianza los sacerdotes tuvieron que ser muchos, porque la muerte les impedía permanecer; pero Jesús, como permanece para siempre, posee un sacerdocio inmutable. De ahí que Él puede salvar en forma definitiva a los que se acercan a Dios por su intermedio, ya que vive eternamente para interceder por ellos. Él es el Sumo Sacerdote que necesitábamos: santo, inocente, sin mancha, separado de los pecadores y elevado por encima del cielo. Él no tiene necesidad, como los otros sumos sacerdotes, de ofrecer sacrificios cada día, primero por sus pecados, y después por los del pueblo. Esto lo hizo de una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. La Ley, en efecto, establece como sumos sacerdotes a hombres débiles; en cambio, la palabra del juramento ?que es posterior a la Ley? establece a un Hijo que llegó a ser perfecto para siempre. Palabra de Dios.

Comentario: La función sacerdotal de Cristo es presentada como intercesión perpetua; es decir, él es el mediador entre Dios y el hombre. Su mediación permite la comunión, la paz y la posibilidad del acceso a Dios. Solo el sacerdocio de Cristo puede asumir y llevar a cabo el “único” sacrificio válido, ?muerte en cruz?, que nos permite entrar a la vida en y con Dios.

ALELUIA Jn 14, 23

Aleluia. «El que me ama, será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará e iremos a él», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mc 12, 28-34

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos. Un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: «¿Cuál es el primero de los mandamientos?». Jesús respondió: «El primero es: “Escucha, Israel: el Señor nuestro Dios es el único Señor; y tú amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma, con todo tu espíritu y con todas tus fuerzas”. El segundo es: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. No hay otro mandamiento más grande que éstos». El escriba le dijo: «Muy bien, Maestro, tienes razón al decir que hay un solo Dios y no hay otro más que Él, y que amarlo con todo el corazón, con toda la inteligencia y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a sí mismo, vale más que todos los holocaustos y todos los sacrificios». Jesús, al ver que había respondido tan acertadamente, le dijo: «Tú no estás lejos del Reino de Dios». Y nadie se atrevió a hacerle más preguntas. Palabra del Señor.

Comentario: Para Jesús los dos mandamientos son importantes; sin embargo, hasta nuestros días, muchos cristianos no han logrado unificar el amor a Dios y al prójimo. Es decir, no se puede decir que amamos a Dios, si ese amor que profesamos no tiene una incidencia concreta en el prójimo y sobre todo cuando no actuamos como hijos de Dios.

SÁBADO 3: De la feria. Verde. San Martín de Porres, r. (ML). Blanco

Noviembre
SÁBADO 3

De la feria. Verde. San Martín de Porres, r. (ML). Blanco

LECTURA Flp 1, 15. 18-26

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos. Hermanos: Es verdad que algunos predican a Cristo llevados por la envidia y el espíritu de discordia, pero otros lo hacen con buena intención. De una u otra manera, con sinceridad o sin ella, Cristo es anunciado, y de esto me alegro y me alegraré siempre. Porque sé que esto servirá para mi salvación, gracias a las oraciones de ustedes y a la ayuda que me da el Espíritu de Jesucristo. Así lo espero ansiosamente, y no seré defraudado. Al contrario, estoy completamente seguro de que ahora, como siempre, sea que viva, sea que muera, Cristo será glorificado en mi cuerpo. Porque para mí la vida es Cristo, y la muerte, una ganancia. Pero si la vida en este cuerpo me permite seguir trabajando fructuosamente, ya no sé qué elegir. Me siento urgido de ambas partes: deseo irme para estar con Cristo, porque es mucho mejor, pero por el bien de ustedes es preferible que permanezca en este cuerpo. Tengo la plena convicción de que me quedaré y permaneceré junto a todos ustedes, para que progresen y se alegren en la fe. De este modo, mi regreso y mi presencia entre ustedes les proporcionarán un nuevo motivo de orgullo en Cristo Jesús. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo reconoce que ahora solo vive para Dios y su vida gira en función de esta máxima: “para mí vivir es Cristo y el morir una ganancia”; es decir, el éxito de su predicación es anunciar a Jesús; y si muere en el intertanto, se convierte en un triunfo pues el estar con Cristo para siempre será sin duda lo mejor.

SALMO Sal 41, 2-3. 5

R. ¡Mi alma tiene sed del Dios viviente!

Como la cierva sedienta busca las corrientes de agua, así mi alma suspira por ti, mi Dios. R.

Mi alma tiene sed de Dios, del Dios viviente: ¿Cuándo iré a contemplar el rostro de Dios? R.

¡Cómo iba en medio de la multitud y la guiaba hacia la Casa de Dios, entre cantos de alegría y alabanza, en el júbilo de la fiesta! R.

ALELUIA Mt 11, 29

Aleluia. «Carguen sobre ustedes mi yugo y aprendan de mí, porque soy paciente y humilde de corazón», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 14, 1. 7-11

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente. Y al notar cómo los invitados buscaban los primeros puestos, les dijo esta parábola: «Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: “Déjale el sitio”, y así, lleno de vergüenza, tengas que ponerte en el último lugar. Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio, de manera que cuando llegue el que te invitó, te diga: “Amigo, acércate más”, y así quedarás bien delante de todos los invita dos. Porque todo el que se eleva será humillado, y el que se humilla será elevado». Palabra del Señor.

Comentario: Definitivamente, no siempre se puede pretender el primer puesto ni destacar por el honor sobre los demás. La vida en general no se gana por adquirir un “simple honor” ni un hombre es más grande por buscar su grandeza. Sabiamente, la vida se gana en el servicio a los otros, como el de Jesús, que alcanzó “grandeza” real porque se donó y no presumió de sí mismo.

VIERNES 2: CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS. Morado o negro

Noviembre
VIERNES 2

CONMEMORACIÓN DE TODOS LOS FIELES DIFUNTOS. Morado o negro

Feriado puente (Día de las Iglesias Evangélicas y Protestantes).

Prefacio de difuntos.

LECTURA 1Cor 15, 51-57

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto. Hermanos: Les voy a revelar un misterio: No todos vamos a morir, pero todos seremos transformados. En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene la trompeta final –porque esto sucederá–, los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados. Lo que es corruptible debe revestirse de la incorruptibilidad y lo que es mortal debe revestirse de la inmortalidad. Cuando lo que es corruptible se revista de la incorruptibilidad y lo que es mortal se revista de la inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra de la Escritura: La muerte ha sido vencida. ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está tu aguijón? Porque lo que provoca la muerte es el pecado y lo que da fuerza al pecado es la Ley. ¡Demos gracias a Dios, que nos ha dado la victoria por nuestro Señor Jesucristo! Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo imagina cómo será la resurrección, pero en ningún caso afirma ese “cómo”. Sin embargo, dice que el cuerpo que resucitará será el mismo que tuvimos en esta vida; pero de un modo distinto, es decir, un cuerpo incorruptible, glorioso y sobrenatural.

SALMO Sal 129, 1-8

R. ¡Desde lo más profundo te invoco, Señor!

Desde lo más profundo te invoco, Señor. ¡Señor, oye mi voz! Estén tus oídos atentos al clamor de mi plegaria. R.

Si tienes en cuenta las culpas, Señor, ¿quién podrá subsistir? Pero en ti se encuentra el perdón, para que seas temido. Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Mi alma espera al Señor, más que el centinela la aurora. R.

Como el centinela espera la aurora, espere Israel al Señor, porque en Él se encuentra la misericordia y la redención en abundancia: Él redimirá a Israel de todos sus pecados. R.

ALELUIA Jn 11, 35. 36

Aleluia. Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí no morirá jamás, dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 11, 17-27

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. Al llegar a Betania, Jesús se encontró con que Lázaro estaba sepultado desde hacía cuatro días. Betania distaba de Jerusalén sólo unos tres kilómetros. Muchos judíos habían ido a consolar a Marta y a María, por la muerte de su hermano. Al enterarse de que Jesús llegaba, Marta salió a su encuentro, mientras María permanecía en la casa. Marta dijo a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que aun ahora, Dios te concederá todo lo que le pidas». Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará». Marta le respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día». Jesús le dijo: «Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?». Ella le respondió: «Sí, Señor, creo que Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que debía venir al mundo». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús señala que es la resurrección y la vida; por lo tanto su acción se convierte en argumento decisivo de lo que afirma. Pues solo quien hace lo que dice es verdaderamente el que dice ser. El milagro no solo afirma el poder de Jesús, sino también que el creyente unido a Cristo no morirá para siempre.

JUEVES 1: TODOS LOS SANTOS (S). Blanco.

Noviembre
JUEVES 1

TODOS LOS SANTOS (S). Blanco.

Feriado nacional.

Gloria. Credo. Prefacio propio.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: Celebramos hoy los santos anónimos –los no canonizados por la Iglesia, pero que ya gozan de la gloria de Dios–. Es una buena oportunidad para recordar que todos estamos llamados a la santidad y esta es don de Dios: es él quien nos santifica, pero exige también nuestra cooperación.

1ª LECTURA Apoc 7, 2-4. 9-14

Guía: Visión de la multitud de los salvados: ellos han pasado por la gran tribulación y ahora, glorificados, adoran y alaban a Dios en la eternidad.

Lectura del libro del Apocalipsis. Yo, Juan, vi a un Ángel que subía del Oriente, llevando el sello del Dios vivo. Y comenzó a gritar con voz potente a los cuatro Ángeles que habían recibido el poder de dañar a la tierra y al mar: «No dañen a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que marquemos con el sello la frente de los servidores de nuestro Dios». Oí entonces el número de los que habían sido marcados: eran 144.000, pertenecientes a todas las tribus de Israel. Después de esto, vi una enorme muchedumbre, imposible de contar, formada por gente de todas las naciones, familias, pueblos y lenguas. Estaban de pie ante el trono y delante del Cordero, vestidos con túnicas blancas; llevaban palmas en la mano y exclamaban con voz potente: «¡La salvación viene de nuestro Dios que está sentado en el trono, y del Cordero! ». Y todos los Ángeles que estaban alrededor del trono, de los Ancianos y de los cuatro Seres Vivientes, se postraron con el rostro en tierra delante del trono, y adoraron a Dios, diciendo: «¡Amén! ¡Alabanza, gloria y sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fuerza a nuestro Dios para siempre! ¡Amén!». Y uno de los Ancianos me preguntó: «¿Quiénes son y de dónde vienen los que están revestidos de túnicas blancas?». Yo le respondí: «Tú lo sabes, señor». Y él me dijo: «Estos son los que vienen de la gran tribulación; ellos han lavado sus vestiduras y las han blanqueado en la sangre del Cordero». Palabra de Dios.

Comentario: Los marcados o sellados son los propios cristianos que poseen el sello del bautismo y que a la posteridad serán asistidos por la providencia divina. El número simbólico de ciento cuarenta y cuatro mil alude a los elegidos del nuevo Israel, que designa a un pueblo más numeroso que el Israel antiguo de las doce tribus. Por eso Dios quiere acoger en su designio salvador al mayor número de pueblos, razas y lenguas.

SALMO Sal 23, 1-6

R. ¡Benditos los que buscan al Señor!

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos ni jura falsamente. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan su rostro, Dios de Jacob. R.

2ª LECTURA 1Jn 3, 1-3

Guía: Por su gran amor, el Padre nos ha llamado y hecho hijos suyos. Esto compromete a llevar una vida santa.

Lectura de la primera carta de san Juan. Queridos hermanos: ¡Miren cómo nos amó el Padre! Quiso que nos llamáramos hijos de Dios, y nosotros lo somos realmente. Si el mundo no nos reconoce, es porque no lo ha reconocido a Él. Queridos míos, desde ahora somos hijos de Dios, y lo que seremos no se ha manifestado todavía. Sabemos que cuando se manifieste, seremos semejantes a Él, porque lo veremos tal cual es. El que tiene esta esperanza en Él, se purifica, así como Él es puro. Palabra de Dios.

Comentario: Los hijos de Dios son aquellos que reconocen cómo Dios los ama en su fragilidad y carencia. Nuestra relación con él, que es posible por la obra de Jesús, nos ilusiona, puesto que abre las puertas a la santidad de vida. Ciertamente que esta santidad no será perfecta, pero quienes creen en esta esperanza se van purificando y viven en la presencia de Dios.

ALELUIA Mt 11, 28

Aleluia. «Vengan a mí los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré», dice el Señor.

EVANGELIO Mt 4, 25-5, 12

Guía: Las bienaventuranzas son el código más alto de la vida cristiana. Seremos felices en la medida en que seamos pobres, sufridos, transparentes, misericordiosos, constructores de paz.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Seguían a Jesús grandes multitudes, que llegaban de Galilea, de la Decápolis, de Jerusalén, de Judea y de la Transjordania. Al ver a la multitud, Jesús subió a la montaña, se sentó, y sus discípulos se acercaron a Él. Entonces tomó la palabra y comenzó a enseñarles, diciendo: «Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Felices los afligidos, porque serán consolados. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios. Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios. Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí. Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron». Palabra del Señor.

Comentario: Las Bienaventuranzas de Jesús constituyen la carta magna del Reino de Dios y son un itinerario de cómo han de vivir los hijos de Dios, pues no se puede ser cristiano sin manifestar una cuota de humanidad, como tampoco ser una buena persona sin referencia a Dios. Por tanto, el tomar en serio las bienaventuranzas sin duda que trae consecuencias, y a veces, son de las más ingratas.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: El pan y el vino que ofrecemos, fruto de la tierra y el trabajo cotidiano, son también fruto de nuestro amor. El Espíritu Santo, al convertirlos en el Cuerpo y la Sangre de Jesús, los hace vehículos de santidad.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: La comunión con Cristo nos lleva a participar de la santidad de Dios. Debe nacer de aquí nuestro compromiso de “ser santos como Dios es santo “.

DESPEDIDA

Guía: Volvamos a nuestra casa con la certeza de que la santidad es el estado normal del verdadero cristiano. El santo es el amigo de Cristo, el signo más alto del hombre. Su campo de santificación es la vida cotidiana: el trabajo, la profesión, e incluso el descanso y el entretenimiento. Todo realizado con amor y alegría.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×