Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Noticias de INSTITUCIONAL

DOMINGO 9: 23º durante el año. Verde.

Liturgia-Septiembre-2018
DOMINGO 9

23º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana III del Salterio.

1ª LECTURA Is 35, 4-7 

Lectura del libro de Isaías.

Digan a los que están desalentados: «¡Sean fuertes, no teman: ahí está su Dios! Llega la venganza, la represalia de Dios: Él mismo viene a salvarlos!» Entonces se abrirán los ojos de los ciegos y se destaparán los oídos de los sordos; entonces el tullido saltará como un ciervo y la lengua de los mudos gritará de júbilo. Porque brotarán aguas en el desierto y torrentes en la estepa; el páramo se convertirá en un estanque y la tierra sedienta en manantiales. Palabra de Dios. 

Comentario: En las palabras del profeta, podemos recordar las de Jesús, que anuncian la “llegada del Reino” cuando señala que, los cojos andan, los sordos oyen, los ciegos ven. Es decir, las imágenes que describe el profeta son la esperanza y confianza del pueblo de Israel, que vive en el destierro y anhela una vida más próspera. Y a pesar de sus desgracias no deja de creer en su Dios. 

SALMO Sal 145, 7-10 

R. ¡Alaba al Señor, alma mía! 

El Señor hace justicia a los oprimidos y da pan a los hambrientos. El Señor libera a los cautivos. R. 

Abre los ojos de los ciegos y endereza a los que están encorvados. El Señor ama a los justos, el Señor protege a los extranjeros. R. 

Sustenta al huérfano y a la viuda; y entorpece el camino de los malvados. El Señor reina eternamente, reina tu Dios, Sión, a lo largo de las generaciones. R. 

2ª LECTURA Sant 2, 1-7 

Lectura de la carta de Santiago.

Hermanos, ustedes que creen en nuestro Señor Jesucristo glorificado, no hagan acepción de personas. Supongamos que cuando están reunidos, entra un hombre con un anillo de oro y vestido elegantemente, y al mismo tiempo, entra otro pobremente vestido. Si ustedes se fijan en el que está muy bien vestido y le dicen: «Siéntate aquí, en el lugar de honor», y al pobre le dicen: «Quédate allí, de pie», o bien: «Siéntate a mis pies», ¿no están haciendo acaso distinciones entre ustedes y actuando como jueces malintencionados? Escuchen, hermanos muy queridos: ¿Acaso Dios no ha elegido a los pobres de este mundo para enriquecerlos en la fe y hacerlos herederos del Reino que ha prometido a los que lo aman? Y sin embargo, ¡ustedes desprecian al pobre! ¿No son acaso los ricos los que los oprimen a ustedes y los hacen comparecer ante los tribunales? ¿No son ellos los que blasfeman contra el Nombre tan hermoso que ha sido pronunciado sobre ustedes? Palabra de Dios. 

Comentario: El apóstol Santiago nos recuerda la preferencia que Dios tiene por los pobres, y nos invita a hacer lo mismo con los necesitados de nuestros días. Si hay algo que la caridad cristiana exige es que no podemos quedar indiferentes ante la precariedad espiritual y material de nuestro prójimo. Ejercitar las Obras de misericordia corporal y espiritual nos ayuda a ser más humanos y menos dioses. 

ALELUIA Cf. Mt 4, 23 

Aleluia. Jesús proclamaba la Buena Noticia del Reino, y sanaba todas las dolencias de la gente. Aleluia.

EVANGELIO Mc 7, 31-37 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Cuando Jesús volvía de la región de Tiro, pasó por Sidón y fue hacia el mar de Galilea, atravesando el territorio de la Decápolis. Entonces le presentaron a un sordomudo y le pidieron que le impusiera las manos. Jesús lo separó de la multitud y, llevándolo aparte, le puso los dedos en las orejas y con su saliva le tocó la lengua. Después, levantando los ojos al cielo, suspiró y le dijo: «Efatá», que significa: «Ábrete». Y en seguida se abrieron sus oídos, se le soltó la lengua y comenzó a hablar normalmente. Jesús les mandó insistentemente que no dijeran nada a nadie, pero cuanto más insistía, ellos más lo proclamaban y, en el colmo de la admiración, decían: «Todo lo ha hecho bien: hace oír a los sordos y hablar a los mudos». Palabra del Señor. 

Comentario: Todos somos espiritualmente sordos hasta que Dios nos regala la fe. Podemos ser sordos a aquello que la palabra nos pide y elegir las tinieblas de la comodidad como también eliminar automáticamente todo compromiso. Mudos y sordos encerrados en nosotros mismos, rompemos el diálogo con Dios y con los hermanos.

SÁBADO 8: La Natividad de la Santísima Virgen María (F). Blanco.

Liturgia-Septiembre-2018
SÁBADO 8

La Natividad de la Santísima Virgen María (F). Blanco.

LECTURA Miq 5, 1-4 

Lectura de la profecía de Miqueas.

Así habla el Señor: y Tú, Belén de Efratá, tan pequeña entre los clanes de Judá, de ti me nacerá el que debe gobernar a Israel: sus orígenes se remontan al pasado, a un tiempo inmemorial. Por eso, el Señor los abandonará hasta el momento en que dé a luz la que debe ser madre; entonces el resto de sus hermanos volverá junto a los israelitas. Él se mantendrá de pie y los apacentará con la fuerza del Señor, con la majestad del nombre del Señor, su Dios. Ellos habitarán tranquilos, porque Él será grande hasta los confines de la tierra. ¡Y Él mismo será la paz! Palabra de Dios.

Comentario: Al señalar a Belén de Efratá como una localidad donde nace el rey David, el profeta no dice que será allí donde nacerá el Mesías, sino que “saldrá de allí”. De esta forma, Jesús, el hijo de María, será el jefe-pastor davídico, cuyo Reino será proclamado y realizado en virtud de la fuerza del Señor. En él se vivirá la paz y acogerá a todos los hijos de Israel sin distinción. 

O bien: Rom 8, 28-30 

SALMO Sal 12, 6 

R. ¡Mi corazón se alegra en el Señor! 

Yo confío en tu misericordia: que mi corazón se alegre porque me salvaste. R. 

¡Cantaré al Señor porque me ha favorecido! R. 

ALELUIA 

Aleluia. ¡Eres feliz, santa Virgen María, y digna de toda alabanza; de ti nació el sol de justicia, Cristo, nuestro Dios! Aleluia.

EVANGELIO Mt 1, 1-16. 18-23 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham: Abraham fue padre de Isaac; Isaac, padre de Jacob; Jacob, padre de Judá y de sus hermanos. Judá fue padre de Fares y de Zará, y la madre de éstos fue Tamar. Fares fue padre de Esrón; Esrón padre de Arám; Arám, padre de Aminadab; Aminadab, padre de Naasón; Naasón, padre de Salmón. Salmón fue padre de Booz, y la madre de este fue Rahab. Booz fue padre de Obed, y la madre de éste fue Rut. Obed fue padre de Jesé; Jesé, padre del rey David. David fue padre de Salomón, y la madre de éste fue la que había sido mujer de Urías. Salomón fue padre de Roboám; Roboám, padre de Abías; Abías, padre de Asá; Asá, padre de Josafat; Josafat, padre de Jorám; Jorám, padre de Ozías. Ozías fue padre de Joatám; Joatám, padre de Acaz; Acaz, padre de Ezequías; Ezequías, padre de Manasés. Manasés fue padre de Amón; Amón, padre de Josías; Josías, padre de Jeconías y de sus hermanos, durante el destierro en Babilonia. Después del destierro en Babilonia: Jeconías fue padre de Salatiel; Salatiel, padre de Zorobabel; Zorobabel, padre de Abiud; Abiud, padre de Eliacím; Eliacím, padre de Azor. Azor fue padre de Sadoc; Sadoc, padre de Aquím; Aquím, padre de Eliud; Eliud, padre de Eleazar; Eleazar, padre de Matán; Matán, padre de Jacob. Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo. Jesucristo fue engendrado así: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados”. Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había anunciado por el Profeta: “La Virgen concebirá y dará a luz un hijo a quien pondrán el nombre de Emanuel”, que traducido significa: “Dios con nosotros”. Palabra del Señor. 

Comentario: El origen de Cristo se remonta al principio mismo de Israel. La genealogía se divide en tres fases y en grupos de catorce personas. El número catorce indica perfección y plenitud en la disposición de la historia de la salvación anterior, que termina en Jesús. Entre todas estas personas, aparece la Virgen María, Madre de Dios, cuyo “sí” será el vamos para el plan salvífico de Dios: “rescatar al hombre de su pecado”. 

SEPTIEMBRE 7: De la feria. Verde.

Liturgia-Septiembre-2018
SEPTIEMBRE 7

De la feria. Verde.

LECTURA 1Cor 4, 1-5

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Los hombres deben considerarnos simplemente como servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, lo que se pide a un administrador es que sea fiel. En cuanto a mí, poco me importa que me juzguen ustedes o un tribunal humano; ni siquiera yo mismo me juzgo. Es verdad que mi conciencia nada me reprocha, pero no por eso estoy justificado: mi juez es el Señor.

Por eso, no hagan juicios prematuros. Dejen que venga el Señor: Él sacará a la luz lo que está oculto en las tinieblas y manifestará las intenciones secretas de los corazones. Entonces, cada uno recibirá de Dios la alabanza que le corresponda. Palabra de Dios.

Comentario: A Pablo no le interesa que lo juzgue la propia comunidad o cualquier otro tribunal humano. Él es consciente de la relatividad de sus actos y su lucha encarnizada contra el culto de la personalidad. Por eso pide estar atentos a lo que objetivamente está mal, para que no se caiga en un intimismo moral cristiano donde no basta la buena voluntad sin preocuparnos por corregir lo que verdaderamente está mal.

SALMO Sal 36, 3-6. 27-28. 39-40

R. ¡La salvación de los justos viene del Señor!

Confía en el Señor y practica el bien; habita en la tierra y vive tranquilo: que el Señor sea tu único deleite, y Él colmará los deseos de tu corazón. R.

Encomienda tu suerte al Señor, confía en Él, y Él hará su obra; hará brillar tu justicia como el sol y tu derecho, como la luz del mediodía. R.

Aléjate del mal, practica el bien, y siempre tendrás una morada, porque el Señor ama la justicia y nunca abandona a sus fieles. R.

La salvación de los justos viene del Señor, Él es su refugio en el momento del peligro; el Señor los ayuda y los libera, los salva porque confiaron en Él. R. 

ALELUIA Jn 8, 12 

Aleluia. Yo soy la luz del mundo. El que me sigue tendrá la luz de la Vida», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 5, 33-39 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Los escribas y los fariseos dijeron a Jesús: «Los discípulos de Juan ayunan frecuentemente y hacen oración, lo mismo que los discípulos de los fariseos; en cambio, los tuyos comen y beben». Jesús les contestó: «¿Ustedes pretenden hacer ayunar a los amigos del esposo mientras él está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado; entonces tendrán que ayunar». Les hizo además esta comparación: «Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo para remendar uno viejo, porque se romperá el nuevo, y el pedazo sacado a éste no quedará bien en el vestido viejo. Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque hará reventar los odres; entonces el vino se derramará y los odres ya no servirán más. El vino nuevo se pone en odres nuevos. Nadie, después de haber gustado el vino viejo, quiere vino nuevo, porque dice: el añejo es mejor». Palabra del Señor. 

Comentario: Sabemos que la penitencia cristiana está fundada sobre la experiencia básica de la llegada de la salvación. No obstante, los fariseos creen que por cumplir al pie de la letra con el ayuno están salvos y seguros. En este sentido, el ayuno que ofrece Jesús no descalifica ni anula las costumbres del pasado; al contrario manifiesta un sentido de fraternidad y amor hacia su persona.

JUEVES 6: De la feria. Verde.

Tapas Liturgia Cotidiana agosto 2017 copia
JUEVES 6

De la feria. Verde.

LECTURA 1Cor 3, 18-23 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: ¡Que nadie se engañe! Si alguno de ustedes se tiene por sabio en este mundo, que se haga insensato para ser realmente sabio. Porque la sabiduría de este mundo es locura delante de Dios. En efecto, dice la Escritura: “Él sorprende a los sabios en su propia astucia”, y además: “El Señor conoce los razonamientos de los sabios y sabe que son vanos”. En consecuencia, que nadie se gloríe en los hombres, porque todo les pertenece a ustedes: Pablo, Apolo o Cefas, el mundo, la vida, la muerte, el presente o el futuro. Todo es de ustedes, pero ustedes son de Cristo y Cristo es de Dios. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo es consciente de que todo éxito de la comunidad es gracias a la intervención de Dios, que con su Espíritu ilumina la vida de la Iglesia. Por eso, les advierte a los corintos que el centro de la comunidad es Cristo, de la misma manera que Cristo hizo del Reino de Dios su razón de ser. 

SALMO Sal 23, 1-4. 5-6 

R. Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella. 

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R. 

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos. R. 

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R. 

ALELUIA Mt 4, 19 

Aleluia. «Síganme, y Yo los haré pescadores de hombres», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 5, 1-11 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

En una oportunidad, la multitud se amontonaba alrededor de Jesús para escuchar la Palabra de Dios, y Él estaba de pie a la orilla del lago de Genesaret. Desde allí vio dos barcas junto a la orilla del lago; los pescadores habían bajado y estaban limpiando las redes. Jesús subió a una de las barcas, que era de Simón, y le pidió que se apartara un poco de la orilla; después se sentó, y enseñaba a la multitud desde la barca. Cuando terminó de hablar, dijo a Simón: «Navega mar adentro, y echen las redes». Simón le respondió: «Maestro, hemos trabajado la noche entera y no hemos sacado nada, pero si Tú lo dices, echaré las redes». Así lo hicieron, y sacaron tal cantidad de peces, que las redes estaban a punto de romperse. Entonces hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que fueran a ayudarlos. Ellos acudieron, y llenaron tanto las dos barcas, que casi se hundían. Al ver esto, Simón Pedro se echó a los pies de Jesús y le dijo: «Aléjate de mí, Señor, porque soy un pecador». El temor se había apoderado de él y de los que lo acompañaban, por la cantidad de peces que habían recogido; y lo mismo les pasaba a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, compañeros de Simón. Pero Jesús dijo a Simón: «No temas, de ahora en adelante serás pescador de hombres». Ellos atracaron las barcas a la orilla y, abandonándolo todo, lo siguieron. Palabra del Señor. 

Comentario: En la pesca sobre el lago está simbolizada toda la actividad de Pedro y de la Iglesia. Desde ahora Jesús no actuará solo, sino por medio de los hombres. Sin embargo, la pesca milagrosa es un signo de lo que pasa en la Pastoral de la Iglesia. Ni los más grandes académicos, por sus muchos títulos, obtienen algún fruto en sus destinatarios, si el Señor no interviene en la evangelización o en la catequesis.

Al Servicio de la Vida: Ciego de nacimiento

Al Servicio de la Vida: Ciego de nacimiento¿Qué es ver? ¿Cómo podemos darnos cuenta si estamos siguiendo la ley de Dios o solo recorremos esta vida ciegos? Ciegos al sufrimiento, ciegos al hermano que nos necesita. Ciegos también a nuestro propio sufrimiento y a nuestras necesidades. Los invitamos a escuchar la cápsula que Ricardo Díaz Venegas ha preparado esta semana, tomando un texto del libro Dios, mi querido doctor, del autor Santiago Soto Obrador.

La cápsula radial SAN PABLO “Al servicio de la vida” es narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

MIÉRCOLES 5: De la feria. Verde.

Tapas Liturgia Cotidiana agosto 2017 copia

MIÉRCOLES 5

De la feria. Verde.

LECTURA 1Cor 3, 1-9 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Yo no pude hablarles a ustedes como a hombres espirituales, sino como a hombres carnales, como a quienes todavía son niños en Cristo. Los alimenté con leche y no con alimento sólido, porque aún no podían tolerarlo, como tampoco ahora, ya que siguen siendo carnales. Los celos y discordias que hay entre ustedes, ¿no prueban acaso, que todavía son carnales y se comportan de una manera puramente humana? Cuando uno dice: «Yo soy de Pablo», y el otro: «Yo de Apolo», ¿acaso no están procediendo como lo haría cualquier hombre? Después de todo, ¿quién es Apolo, quién es Pablo? Simples servidores, por medio de los cuales ustedes han creído, y cada uno de ellos lo es según lo que ha recibido del Señor. Yo planté y Apolo regó, pero el que ha hecho crecer es Dios. Ni el que planta ni el que riega valen algo, sino Dios, que hace crecer. No hay ninguna diferencia entre el que planta y el que riega; sin embargo, cada uno recibirá su salario de acuerdo con el trabajo que haya realizado. Porque nosotros somos cooperadores de Dios, y ustedes son el campo de Dios, el edificio de Dios. Palabra de Dios. 

Comentario: La comunidad de Corinto vive la eterna inmadurez y la falta de espíritu de cuerpo. Tanto Pablo como Apolo han pregonado y testimoniado al Resucitado desde su persona; pero todo lo han hecho en nombre del Señor. Si hay algo que las comunidades de hoy han de superar es el “culto de la personalidad”, que mata el espíritu de cuerpo y le quitan protagonismo a Dios, pues solo él es el verdadero responsable e inspirador de la comunidad creyente. 

SALMO Sal 32, 12-15. 20-21 

R. ¡Feliz el pueblo que el Señor se eligió como herencia! 

¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que Él se eligió como herencia!

El Señor observa desde el cielo y contempla a todos los hombres. R. 

Él mira desde su trono a todos los habitantes de la tierra; modela el corazón de cada uno y conoce a fondo todas sus acciones. R. 

Nuestra alma espera en el Señor; Él es nuestra ayuda y nuestro escudo. Nuestro corazón se regocija en Él: nosotros confiamos en su santo Nombre. R. 

ALELUIA Lc 4, 18 

Aleluia. El Señor me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos. Aleluia.

EVANGELIO Lc 4, 38-44 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Al salir de la sinagoga, Jesús entró en la casa de Simón. La suegra de Simón tenía mucha fiebre, y le pidieron que hiciera algo por ella. Inclinándose sobre ella, Jesús increpó a la fiebre y ésta desapareció. En seguida, ella se levantó y se puso a servirlos. Al atardecer, todos los que tenían enfermos afectados de diversas dolencias se los llevaron, y Él, imponiendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba. De muchos salían demonios, gritando: «¡Tú eres el Hijo de Dios!». Pero Él los increpaba y no los dejaba hablar, porque ellos sabían que era el Mesías. Cuando amaneció, Jesús salió y se fue a un lugar desierto. La multitud comenzó a buscarlo y, cuando lo encontraron, querían retenerlo para que no se alejara de ellos. Pero Él les dijo: «También a las otras ciudades debo anunciar la Buena Noticia del Reino de Dios, porque para eso he sido enviado». Y predicaba en las sinagogas de toda la Judea. Palabra del Señor. 

Comentario: En la curación de la suegra de Pedro se muestra la realidad de la presencia del Espíritu, que viene a transformar el mundo. Quien es sanado por Dios, como respuesta, inmediatamente se pone a su servicio y al de los demás: “Sáname Señor para que pueda ayudar a otros a sanarse del egoísmo y la comodidad”. 

MARTES 4: De la feria. Verde.

Liturgia-Septiembre-2018
MARTES 4

De la feria. Verde.

LECTURA 1Cor 2, 10-16 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: El Espíritu lo penetra todo, hasta lo más íntimo de Dios. ¿Quién puede conocer lo más íntimo del hombre, sino el espíritu del mismo hombre? De la misma manera, nadie conoce los secretos de Dios, sino el Espíritu de Dios. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para que reconozcamos los dones gratuitos que Dios nos ha dado. Nosotros no hablamos de estas cosas con palabras aprendidas de la sabiduría humana, sino con el lenguaje que el Espíritu de Dios nos ha enseñado, expresando en términos espirituales las realidades del Espíritu. El hombre puramente natural no valora lo que viene del Espíritu de Dios: es una locura para él y no lo puede entender, porque para juzgarlo necesita del Espíritu. El hombre espiritual, en cambio, todo lo juzga, y no puede ser juzgado por nadie. Porque ¿quién penetró en el pensamiento del Señor, para poder enseñarle? Pero nosotros tenemos el pensamiento de Cristo. Palabra de Dios. 

Comentario: La fe de la comunidad de Corinto está fundamentada no en la sabiduría de los hombres, sino en la sabiduría de Dios. Por eso san Pablo se muestra como alguien que anunciaba a Cristo no con grandes discursos filosóficos sino con la fuerza del Espíritu, que le daba renovados bríos a su predicación. 

SALMO Sal 144, 8-14 

R. El Señor es justo en todos sus caminos. 

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. R. 

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R. 

El Señor es fiel en todas sus palabras y bondadoso en todas sus acciones. El Señor sostiene a los que caen y endereza a los que están encorvados. R. 

ALELUIA Lc 7, 16 

Aleluia. Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 4, 31-37 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús bajó a Cafarnaúm, ciudad de Galilea, y enseñaba los sábados. Y todos estaban asombrados de su enseñanza, porque hablaba con autoridad. En la sinagoga había un hombre que estaba poseído por el espíritu de un demonio impuro; y comenzó a gritar con fuerza: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios». Pero Jesús lo increpó, diciendo: «Cállate y sal de este hombre». El demonio salió de él, arrojándolo al suelo en medio de todos, sin hacerle ningún daño. El temor se apoderó de todos, y se decían unos a otros: «¿Qué tiene su palabra? ¡Manda con autoridad y poder a los espíritus impuros, y ellos salen!» Y su fama se extendía por todas partes en aquella región. Palabra del Señor. 

Comentario: Los demonios constituían en el mundo antiguo una especie de “realidad numinosa” intermedia entre Dios y el hombre. Se manifestaban en situaciones diversas como la enfermedad, el éxtasis, hechos prodigiosos que podían ser maléficos o beneficiosos. Por ello hay que cuidarse de no dejarnos engañar por aquellos que aparentan ser religiosos, y más bien los mueve el odio, la injusticia y el mal. 

LUNES 3: San Gregorio Magno, pa. y d. (MO). Blanco.

Liturgia-Septiembre-2018
LUNES 3

San Gregorio Magno, pa. y d. (MO). Blanco.

Semana 22ª durante el año. Semana II del Salterio. 

Leccionario Santoral: 2Cor 4, 1-2. 5-7; Sal 95, 1-3. 7-8. 10; Lc 22, 24-30.

LECTURA 1Cor 2, 1-5 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Cuando los visité para anunciarles el misterio de Dios, no llegué con el prestigio de la elocuencia o de la sabiduría. Al contrario, no quise saber nada, fuera de Jesucristo, y Jesucristo crucificado. Por eso, me presenté ante ustedes débil, temeroso y vacilante. Mi palabra y mi predicación no tenían nada de la argumentación persuasiva de la sabiduría humana, sino que eran demostración del poder del Espíritu, para que ustedes no basaran su fe en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo hace hincapié en cómo se presentó ante la comunidad de Corinto. Vacilante y temeroso, les habló de las cosas de Dios. Sin embargo, su fuerza persuasiva le viene de la luz del Espíritu y de la Palabra de Dios. Ambas han permitido que la comunidad reciba la sabiduría misteriosa de Dios. 

SALMO Sal 118, 97-102 

R. ¡Cuánto amo tu ley, Señor! 

¡Cuánto amo tu ley, todo el día la medito! Tus mandamientos me hacen más sabio que mis enemigos, porque siempre me acompañan. R. 

Soy más prudente que todos mis maestros, porque siempre medito tus prescripciones. Soy más inteligente que los ancianos, porque observo tus preceptos. R. 

Yo aparto mis pies del mal camino, para cumplir tu palabra. No me separo de tus juicios, porque eres Tú el que me enseñas. R. 

ALELUIA Lc 4, 18 

Aleluia. El Espíritu del Señor está sobre mí; Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres. Aleluia.

EVANGELIO Lc 4, 16-30 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor”. Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en Él. Entonces comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír». Todos daban testimonio a favor de Él y estaban llenos de admiración por las palabras de gracia que salían de su boca. Y decían: «¿No es éste el hijo de José?». Pero Él les respondió: «Sin duda ustedes me citarán el refrán: “Médico, sánate a ti mismo”. Realiza también aquí, en tu patria, todo lo que hemos oído que sucedió en Cafarnaúm». Después agregó: «Les aseguro que ningún profeta es bien recibido en su tierra. Yo les aseguro que había muchas viudas en Israel en el tiempo de Elías, cuando durante tres años y seis meses no hubo lluvia del cielo y el hambre azotó a todo el país. Sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una viuda de Sarepta, en el país de Sidón. También había muchos leprosos en Israel, en el tiempo del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue sanado, sino Naamán, el sirio». Al oír estas palabras, todos los que estaban en la sinagoga se enfurecieron y, levantándose, lo empujaron fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina sobre la que se levantaba la ciudad, con intención de despeñarlo. Pero Jesús, pasando en medio de ellos, continuó su camino. Palabra del Señor. 

Comentario: A Jesús se le rechaza por dos razones: la primera, se le considera un hombre más entre los hombres; la segunda, le piden signos o milagros y Jesús no se los da, no porque él no pueda, sino porque el “signo” es él mismo. Jesús es la palabra, el signo de su vida, el testimonio de su muerte, interpretada a la luz de la Pascua.

DOMINGO 2: 22º durante el año. Verde.

Liturgia-Septiembre-2018
DOMINGO 2

22º durante el año. Verde.

Jornada de los migrantes. Colecta INCAMI. 

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana II del Salterio.

1ª LECTURA Deut 4, 1-2. 6-8 

Lectura del libro del Deuteronomio.

Moisés habló al pueblo, diciendo: Y ahora, Israel, escucha los preceptos y las leyes que yo les enseño para que las pongan en práctica. Así ustedes vivirán y entrarán a tomar posesión de la tierra que les da el Señor, el Dios de sus padres. No añadan ni quiten nada de lo que yo les ordeno. Observen los mandamientos del Señor, su Dios, tal como yo se los prescribo. Obsérvenlos y pónganlos en práctica, porque así serán sabios y prudentes a los ojos de los pueblos, que al oír todas estas leyes, dirán: «¡Realmente es un pueblo sabio y prudente esta gran nación!» ¿Existe acaso una nación tan grande que tenga sus dioses cerca de ella, como el Señor, nuestro Dios, está cerca de nosotros siempre que lo invocamos? ¿Y qué gran nación tiene preceptos y costumbres tan justas como esta Ley que hoy promulgo en presencia de ustedes? Palabra de Dios. 

Comentario: Este es un discurso que anuncia la ley en su totalidad “mandamientos y decretos”. El predicador no la impone, sino que suscita la obediencia a ella razonándola e inculcándola como camino de vida plena. La ley hace sabios y prudentes a los hombres. Israel llamará la atención por su espíritu de sabiduría y transitará ese camino: “Dios es la vida dichosa”. 

SALMO Sal 14, 1-5 

R. Señor, ¿quién habitará en tu Casa? 

El que procede rectamente y practica la justicia; el que dice la verdad de corazón y no calumnia con su lengua. R. 

El que no hace mal a su prójimo ni agravia a su vecino, el que no estima a quien Dios reprueba y honra a los que temen al Señor. R. 

El que no se retracta de lo que juró, aunque salga perjudicado. El que no presta su dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que procede así, nunca vacilará. R. 

2ª LECTURA Sant 1, 17-18. 21-22. 27 

Lectura de la carta de Santiago.

Queridos hermanos: Todo lo que es bueno y perfecto es un don de lo alto y desciende del Padre de los astros luminosos, en quien no hay cambio ni sombra de declinación. Él ha querido engendrarnos por su Palabra de verdad, para que seamos como las primicias de su creación. Reciban con docilidad la Palabra sembrada en ustedes, que es capaz de salvarlos. Pongan en práctica la Palabra y no se contenten sólo con oírla, de manera que se engañen a ustedes mismos. La religiosidad pura y sin mancha delante de Dios, nuestro Padre, consiste en ocuparse de los huérfanos y de las viudas cuando están necesitados, y en no contaminarse con el mundo. Palabra de Dios. 

Comentario: El apóstol Santiago acude a un triple dicho de origen sapiencial que destaca el escuchar, el cuidado para hablar y la lentitud para enojarse (Prov 10, 19). La misericordia de Dios se confirma en el amor, la libertad y la vida en abundancia. Todo aquello que rompe la armonía de la comunidad, como la envidia, la ira, la soberbia, etcétera, hacen que su Palabra muera y no anide en el corazón del hombre.

ALELUIA Sant 1, 18 

Aleluia. El Padre ha querido engendrarnos por su Palabra de verdad, para que seamos como las primicias de su creación. Aleluia.

EVANGELIO Mc 7, 1-8. 14-15. 21-23 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Los fariseos con algunos escribas llegados de Jerusalén se acercaron a Jesús, y vieron que algunos de sus discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavar. Los fariseos, en efecto, y los judíos en general, no comen sin lavarse antes cuidadosamente las manos, siguiendo la tradición de sus antepasados; y al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones. Además, hay muchas otras prácticas, a las que están aferrados por tradición, como el lavado de los vasos, de las jarras, de la vajilla de bronce y de las camas. Entonces los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: «¿Por qué tus discípulos no proceden de acuerdo con la tradición de nuestros antepasados, sino que comen con las manos impuras?» Él les respondió: «¡Hipócritas! Bien profetizó de ustedes Isaías, en el pasaje de la Escritura que dice: “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. En vano me rinde culto: las doctrinas que enseñan no son sino preceptos humanos”. Ustedes dejan de lado el mandamiento de Dios, por seguir la tradición de los hombres». Y Jesús, llamando otra vez a la gente, les dijo: «Escúchenme todos y entiéndanlo bien. Ninguna cosa externa que entra en el hombre puede mancharlo; lo que lo hace impuro es aquello que sale del hombre. Porque es del interior, del corazón de los hombres, de donde provienen las malas intenciones, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, la avaricia, la maldad, los engaños, las deshonestidades, la envidia, la difamación, el orgullo, el desatino. Todas estas cosas malas proceden del interior y son las que manchan al hombre». Palabra del Señor. 

Comentario: Jesús difiere de la espiritualidad judeo-helenista, ya que no basta con superar el antiguo concepto de pureza ritual; por tanto, se debe rechazar desde sus bases fundamentales, es decir, no basta que una persona, un lugar, una casa haya sido consagrado a Dios para que sea sagrado. Aquello será santificado en la medida que el hombre, libre y conscientemente, asuma una conducta conforme al Evangelio. 

SÁBADO 1: De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

Liturgia-Septiembre-2018
SÁBADO 1

De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

Comienza el Mes de la Biblia. 

Prefacio I de la Virgen María. Semana 21ª durante el año. Semana I del Salterio.

LECTURA 1Cor 1, 26-31 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Tengan en cuenta quiénes son los que han sido llamados: no hay entre ustedes muchos sabios, hablando humanamente, ni son muchos los poderosos ni los nobles. Al contrario, Dios eligió lo que el mundo tiene por necio, para confundir a los sabios; lo que el mundo tiene por débil, para confundir a los fuertes; lo que es vil y despreciable y lo que no vale nada, para aniquilar a lo que vale. Así, nadie podrá gloriarse delante de Dios. Por Él, ustedes están unidos a Cristo Jesús, que por disposición de Dios, se convirtió para nosotros en sabiduría y justicia, en santificación y redención, a fin de que, como está escrito: “El que se gloría, que se gloríe en el Señor”. Palabra de Dios. 

Comentario: Los grandes discursos teológicos o cristológicos haciendo una gran defensa elocuente o argumentativa de la fe no sirven de nada si los presentamos “en actitud de soberbia”. Dios está por encima de todo y continuará siendo un misterio. Lo importante, es que la realidad de la comunidad creyente es una “iniciativa de Dios”, no la consecuencia de una hábil planificación pastoral de los socios fundadores del cristianismo. 

SALMO Sal 32, 12-13. 18-21 

R. ¡Feliz el pueblo que el Señor se eligió como herencia! 

¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que Él se eligió como herencia! El Señor observa desde el cielo y contempla a todos los hombres. R. 

Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles, sobre los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y sustentarlos en el tiempo de indigencia. R. 

Nuestra alma espera en el Señor: Él es nuestra ayuda y nuestro escudo. Nuestro corazón se regocija en Él: nosotros confiamos en su santo Nombre. R. 

ALELUIA Jn 13, 34 

Aleluia. «Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros, como Yo los he amado», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Mt 25, 14-30 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús dijo a sus discípulos esta parábola: El Reino de los Cielos es como un hombre que, al salir de viaje, llamó a sus servidores y les confió sus bienes. A uno le dio cinco talentos, a otro dos, y uno solo a un tercero, a cada uno según su capacidad; y después partió. En seguida, el que había recibido cinco talentos fue a negociar con ellos y ganó otros cinco. De la misma manera, el que recibió dos ganó otros dos; pero el que recibió uno solo hizo un pozo y enterró el dinero de su señor. Después de un largo tiempo, llegó el señor y arregló las cuentas con sus servidores. El que había recibido los cinco talentos se adelantó y le presentó otros cinco. «Señor; le dijo; me has confiado cinco talentos: aquí están los otros cinco que he ganado». «Está bien, servidor bueno y fiel, le dijo su señor; ya que respondiste fielmente en lo poco, te encargaré de mucho más: entra a participar del gozo de tu señor». Llegó luego el que había recibido dos talentos y le dijo: «Señor, me has confiado dos talentos: aquí están los otros dos que he ganado». «Está bien, servidor bueno y fiel; ya que respondiste fielmente en lo poco, te encargaré de mucho más: entra a participar del gozo de tu señor». Llegó luego el que había recibido un solo talento. «Señor, le dijo, sé que eres un hombre exigente: cosechas donde no has sembrado y recoges donde no has esparcido. Por eso tuve miedo y fui a enterrar tu talento: ¡aquí tienes lo tuyo!» Pero el señor le respondió: «Servidor malo y perezoso, si sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo donde no he esparcido, tendrías que haber colocado el dinero en el banco, y así, a mi regreso, lo hubiera recuperado con intereses. Quítenle el talento para dárselo al que tiene diez, porque a quien tiene, se le dará y tendrá de más, pero al que no tiene, se le quitará aun lo que tiene. Echen afuera, a las tinieblas, a este servidor inútil; allí habrá llanto y rechinar de dientes». Palabra del Señor. 

Comentario: La recompensa descrita en la parábola implica una clara referencia a la realidad religiosa: “entra en el gozo de tu Señor”. Este premio dado a los dos siervos fieles es como un anticipo de la Vida eterna. A su vez, el siervo holgazán se escuda en su miedo que le hace perder lo poco que tiene. Jesús critica la actitud de quienes no valoran el mensaje del Reino y continúan justificando su mediocridad en razones estériles.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×