Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Noticias de INSTITUCIONAL

VIERNES 13: SANTA TERESA DE JESÚS DE LOS ANDES. v. (F). Blanco.

Liturgia-Cotidiana-Julio
VIERNES 13

SANTA TERESA DE JESÚS DE LOS ANDES. v. (F). Blanco.

Gloria. Prefacio propio.

LECTURA Os 2, 14-20

Lectura de la profecía de Oseas.

Así habla el Señor: Devastaré su viña y su higuera, de las que ella decía: “Este es el salario que me dieron mis aman- tes”. Las convertiré en una selva y las devorarán los animales del campo. Le pediré cuenta por los días de los Baales, a los que ella quemaba incienso, cuando se adornaba con su anillo y su collar e iba detrás de sus amantes, olvidándose de mí –oráculo del Señor–. Por eso, yo la seduciré, la llevaré al desierto y le hablaré a su corazón. Desde allí, le daré sus viñedos y haré del valle de Acor una puerta de esperanza. Allí, ella responderá como en los días de su juventud, como el día en que subía del país de Egipto. Aquel día –oráculo del Señor– tú me llamarás: “Mi Esposo” y ya no me llamarás: “Mi Baal”. Le apartaré de la boca los nombres de los Baales, y nunca más serán mencionados por su nombre. Yo estableceré para ellos, en aquel día, una alianza con los animales del campo, con las aves del cielo y los reptiles de la tierra; extirparé del país el arco, la espada y la guerra, y haré que descansen seguros. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta Oseas compara con el matrimonio la relación de amor que Dios desea establecer con la Humanidad. ¡Qué distinta es esta visión de aquellos que lo ven como a un Dios abuelo o a un juez castigador!

O bien: Flp 4, 4-9

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos.

Hermanos: Alégrense siempre en el Señor. Vuelvo a insistir, alégrense. Que la bondad de ustedes sea conocida por todos los hombres. El Señor está cerca. No se angustien por nada, y en cualquier circunstancia, recurran a la oración y a la súplica, acompañadas de acción de gracias, para presentar sus peticiones a Dios. Entonces la paz de Dios, que supera todo lo que podemos pensar, tomará bajo su cuidado los corazones y los pensamientos de ustedes en Cristo Jesús. En fin, mis hermanos, todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo que es amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de sus pensamientos. Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído y visto en mí, y el Dios de la paz estará con ustedes. Palabra de Dios.


SALMO Sal 33, 2-11


R. ¡Bendeciré al Señor en todo tiempo!

Bendeciré al Señor en todo tiempo, su alabanza estará siempre en mis labios. Mi alma se gloría en el Señor: que lo oigan los humildes y se alegren. R.

Glorifiquen conmigo al Señor, alabemos su Nombre todos juntos. Busqué al Señor: él me respondió y me libró de todos mis temores. R.

Miren hacia Él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán. Este pobre hombre invocó al Señor: Él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. R.

El Ángel del Señor acampa en torno de sus fieles, y los libra. ¡Gusten y vean qué bueno es el Señor! ¡Felices los que en Él se refugian! R.

Teman al Señor, todos sus santos, porque nada faltará a los que lo temen. Los ricos se empobrecen y sufren ham- bre, pero los que buscan al Señor no carecen de nada. R.


ALELUIA Cf. Mt 5, 3


Aleluia. Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Aleluia.


EVANGELIO Mt 18, 1-4


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Los discípulos se le acercaron a Jesús para preguntarle: «¿Quién es el más grande en el Reino de los Cielos?». Jesús llamó a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: «Les aseguro que si ustedes no cambian o no se hacen como niños, no entrarán en el Reino de los Cielos. Por lo tanto, el que se haga pequeño como este niño, será el más grande en el Reino de los Cielos. Palabra del Señor.

Comentario: Cuando Jesús manda a hacerse como niños no solo apela a la condición de inocencia sino también a la humildad de este. Un niño no tiene pretensiones, acepta su niñez y dependencia de los padres para subsistir. Jesús nos invita a perder nuestras seguridades y a transitar el camino de la humildad y de la pobreza de un niño.

COMENTARIO DOMINICAL: La vocación y misión de la Iglesia

COMENTARIO DOMINICAL: La vocación y misión de la Iglesia“Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa” (Mc 6, 4).

Jesús comienza su itinerario de misión donde los discípulos van aprendiendo quién es él y sus instrucciones son precisas: lleven lo indispensable, una túnica y sandalias; estos han de percibir que no tienen nada y que el mensaje es lo único que importa. Quizás sea la misma sobriedad que nos falta hoy como cristianos en el anuncio: estar dispuestos para el rechazo y las dificultades; ser sobrios en el anuncio sin ostentar exitismos; es decir, estar preparados para el fracaso y sobre todo cuando no se vean los frutos.

Cuando Jesús llama a sus discípulos les da el poder para sanar y expulsar demonios. Por tanto, estamos llamados a comunicar, tanto con palabras como con obras, la realidad y el valor del mensaje de Jesús. No obstante, este mensaje no siempre será acogido, pues, como en todo orden de cosas, siempre encuentra resistencias: la falta de fe, soberbia, indiferencia, egocentrismo o, como dicen por ahí…, todo da lo mismo.

Asimismo, la orden de Jesús de sacudirse los pies era un gesto que rememoraba la antigua costumbre de los israelitas. Estos, al regresar de alguna tierra pagana, se limpiaban el polvo que traían y así rompían o se liberaban de ese sistema de vida. A veces, en la tarea de anunciar el Evangelio, pretendemos que la semilla cale hondo en las personas, pero nos olvidamos de que no depende de nosotros, sino de cuán disponible esté el corazón para acoger a Dios: hay que hacer las cosas como si todo dependiera de nosotros y orar como si todo dependiera de Dios (S. Agustín).

Conscientes de una sociedad cada vez más incrédula del mensaje de Jesús, como dis- cípulos tenemos una gran misión donde no podemos presentarnos como funcionarios de la Palabra de Dios, sino como personas comprometidas, apóstoles y enviados de Dios. No vamos a nombre propio, sino a nombre del Señor.

“Llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros” (Mc 6, 7).

P. Freddy Peña T., ssp

JUEVES 12: De la feria. Verde.

Liturgia-Cotidiana-Julio
JUEVES 12

De la feria. Verde.

LECTURA Os 11, 1-4. 8-9

Lectura de la profecía de Oseas.

Así habla el Señor: Cuando Israel era niño, Yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo. Pero cuanto más los llamaba, más se alejaban de mí; ofrecían sacrificios a los Baales y quemaban incienso a los ídolos. ¡Y Yo había enseñado a caminar a Efraím, lo tomaba por los brazos! Pero ellos no reconocieron que Yo los cuidaba. Yo los atraía con lazos humanos, con ataduras de amor; era para ellos como los que alzan a una criatura contra sus mejillas, me inclinaba hacia él y le daba de comer. Mi corazón se subleva contra mí y se enciende toda mi ternura: no daré libre curso al ardor de mi ira, no destruiré otra vez a Efraím. Porque Yo soy Dios, no un hombre: soy el Santo en medio de ti, y no vendré con furor. Palabra de Dios.

Comentario: En un discurso lleno de sencillez y ternura, el profeta expresa los sentimientos de un Dios paternal, que es- pera la conversión de un pueblo o grupos de esclavos, migrantes, sin historia ni tierra: eran nada. A esa nada, Oseas manifiesta que la misericordia de Dios es prudente y ama a su pueblo como a un hijo a pesar de su fragilidad.


SALMO Sal 79, 2-3. 15-16


R. ¡Señor, ven a salvarnos!

Escucha, Pastor de Israel, Tú que tienes el trono sobre los querubines, reafirma tu poder y ven a salvarnos. R.

Vuélvete, Señor de los ejércitos, observa desde el cielo y mira: ven a visitar tu vid, la cepa que plantó tu mano, el retoño que Tú hiciste vigoroso. R.


ALELUIA Cf. Mc 1, 15


Aleluia. El Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia. Aleluia.


EVANGELIO Mt 10, 7-15


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús envió a sus doce apóstoles, diciéndoles: Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca. Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente. No lleven encima oro ni plata, ni monedas, ni provisiones para el camino, ni dos túnicas, ni calzado, ni bastón; porque el que trabaja merece su sustento. Cuando entren en una ciudad o en un pueblo, busquen a alguna persona respetable y permanezcan en su casa hasta el momento de partir. Al entrar en la casa, salúdenla invocando la paz sobre ella. Si esa casa lo merece, que la paz descienda sobre ella; pero si es indigna, que esa paz vuelva a ustedes. Y si no los reciben ni quieren escuchar sus palabras, al irse de esa casa o de esa ciudad, sacudan hasta el polvo de sus pies. Les aseguro que, en el día del Juicio, Sodoma y Gomorra serán tratadas menos rigurosamente que esa ciudad. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús nos envía como lo hizo antes con los Doce a anunciar su Reino de Paz. El deseo de paz era el saludo habitual entre los judíos, pero en esta oportunidad, se da esa paz que establece la armonía entre Dios y el hombre. Este anuncio de la paz es el de Cristo y de todo lo que él significa para el hombre.

Al Servicio de la Vida: Unidos como hermanos

Al Servicio de la Vida: Unidos como hermanos“Amaos los unos a los otros” nos dijo Jesús. ¿Qué hemos hecho al respecto? Ante el individualismo del mundo de hoy, solo el amor fraterno nos permitirá crear lazos, conocernos y compartir. Ante el amor desaparecen todas las diferencias sociales y raciales. Ese es el punto de partida que, como Iglesia, debemos tener con nuestros hermanos. Los invitamos a escuchar la cápsula #AlServiciodelaVida, que comparte un texto tomado del libro La gratuidad, de Vicente Borrogán.

La cápsula radial SAN PABLO “Al servicio de la vida” es narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

MIÉRCOLES 11: San Benito, abad. (MO). Blanco.

Liturgia-Cotidiana-Julio
MIÉRCOLES 11

San Benito, abad. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Prov 2, 1-9; Sal 33, 2-11; Mt 19, 27-29.

LECTURA Os 10, 1-3. 7-8. 12

Lectura de la profecía de Oseas.

Israel era una viña exuberante, que producía su fruto. Cuanto más se multi- plicaban sus frutos, más multiplicaba él los altares; cuanto mejor le iba al país, mejores hacía él las piedras conmemo- rativas. Su corazón está dividido, ahora tendrán que expiar: el mismo Señor destrozará sus altares, devastará sus piedras conmemorativas. Seguramente dirán entonces: «No tenemos rey, porque no hemos temido al Señor. Pero el rey ¿que podría hacer por nosotros?» ¡Samaría está completamente perdida! Su rey es como una astilla sobre la su- perficie de las aguas. Los lugares altos de Aven, el pecado de Israel, también serán destruidos; espinas y cardos invadirán sus altares. Ellos dirán entonces a las montañas: «Cúbrannos», y a las colinas: «¡Caigan sobre nosotros!». Siembren semillas de justicia, cosechen el fruto de la fidelidad, roturen un campo nuevo: es tiempo de buscar al Señor, hasta que Él venga y haga llover para ustedes la justicia. Palabra de Dios.

Comentario: Como dice el refrán, “Quien siembra justicia, recoge misericordia”. Oseas nuevamente hace sus descargos por el pecado de idolatría que padece Israel. A Dios no se le puede engañar y él conoce la interioridad del corazón. Israel tiene su corazón dividido y mientras continué con su culto a los dioses cananeos irá directo a la ruina.


SALMO Sal 104, 2-7


R. ¡Busquen el rostro del Señor!

¡Canten al Señor con instrumentos musicales, pregonen todas sus mara- villas! ¡Gloríense en su santo Nombre, alégrense los que buscan al Señor! R.

¡Recurran al Señor y a su poder, busquen constantemente su rostro; recuerden las maravillas que Él obró, sus portentos y los juicios de su boca! R.

Descendientes de Abraham, su servidor, hijos de Jacob, su elegido: el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos. R.


ALELUIA Mc 1, 15


Aleluia. El Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia. Aleluia.


EVANGELIO Mt 10, 1-7


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús convocó a sus doce discípulos y les dio el poder de expulsar a los espíritus impuros y de sanar cualquier enfermedad o dolencia. Los nombres de los doce Apóstoles son: en primer lugar, Simón, de sobrenombre Pedro, y su hermano Andrés; luego, Santiago, hijo de Zebedeo, y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo, el publicano; Santiago, hijo de Alfeo, y Tadeo; Simón, el Cananeo, y Judas Iscariote, el mismo que lo entregó. A estos Doce, Jesús los envió con las siguientes instrucciones: «No vayan a regiones paganas, ni entren en ninguna ciudad de los samaritanos. Vayan, en cambio, a las ovejas perdidas del pueblo de Israel. Por el camino, proclamen que el Reino de los Cielos está cerca. Sanen a los enfermos, resuciten a los muertos, purifiquen a los leprosos, expulsen a los demonios. Ustedes han recibido gratuitamente, den también gratuitamente». Palabra del Señor.

Comentario: La institución de los Doce viene a mostrar cómo es el nuevo pueblo de Dios, pues este posee las mismas características de universalidad simbolizadas en el número Doce. Jesús llama y nos integra a una comunidad de fe y misión. No temamos, porque él nos capacita para dar la palabra y gestos necesarios en la propagación de su Reino.

MARTES 10: De la feria. Verde.

Liturgia-Cotidiana-Julio
MARTES 10

De la feria. Verde.

LECTURA Os 4, 1; 8, 4-7. 11-13

Lectura de la profecía de Oseas.

Escuchen la palabra del Señor, israelitas: Entronizaron reyes, pero sin contar conmigo; designaron príncipes, pero sin mi aprobación. Se hicieron ídolos con su plata y su oro, para su propio exterminio. Yo rechazo tu ternero, Samaría; mi ira se ha encendido contra ellos. ¿Hasta cuándo no podrán recobrar la inocencia? Porque ese ternero proviene de Israel: lo hizo un artesano, y no es Dios. Sí, el ternero de Samaría quedará hecho pedazos. Porque siembran vientos, recogerán tempestades. Tallo sin espiga no produce harina, y si la produce, se la tragarán los extranjeros. Efraín multiplicó los altares para expiar el pecado, pero esos altares le han servido sólo para pecar. Por más que escriba para él mil prescripciones de mi Ley, se las tendría por una cosa extraña. En cuanto a los sacrificios que me ofrecen, ¡que los inmolen, que se coman la carne! ¡El Señor no los aceptará! Ahora, Él se acordará de sus culpas y pedirá cuenta de sus pecados: entonces ellos regresarán a Egipto. Palabra de Dios.

Comentario: La gran protesta del profeta es la falta de conocimiento de Dios hasta su olvido. Israel prefiere a otros dioses e ídolos que no han contribuido al crecimiento moral y espiritual del pueblo. Gran responsabilidad tiene el cuerpo sacerdotal que no ha sido fiel a las enseñanzas de Dios. Tanto el pueblo como estos últimos serán juzgados sin distinción.


SALMO Sal 113, 3-10


R. ¡Pueblo de Israel, coma en el Señor!

Nuestro Dios está en el cielo y en la tierra, Él hace todo lo que quiere. Los ídolos, en cambio, son plata y oro, obra de las manos de los hombres. R.

Tienen boca, pero no hablan, tienen ojos, pero no ven; tienen orejas, pero no oyen, tienen nariz, pero no huelen. R.

Tienen manos, pero no palpan, tienen pies, pero no caminan; como ellos serán los que los fabrican, los que ponen en ellos su confianza. R.

Pueblo de Israel, confía en el Señor: Él es tu ayuda y tu escudo; familia de Aarón, confía en el Señor: Él es tu ayuda y tu escudo. R.


ALELUIA Jn 10, 14


Aleluia. «Yo soy el buen Pastor; co- nozco a mis ovejas, y mis ovejas me conocen a mí», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Mt 9, 32-38


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Le presentaron a Jesús un mudo que estaba endemoniado. El demonio fue expulsado y el mudo comenzó a hablar. La multitud, admirada, comentaba: «Jamás se vio nada igual en Israel». Pero los fariseos decían: «Él expulsa a los demonios por obra del Príncipe de los demonios». Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y sanando todas las enfermedades y dolencias. Al ver a la multitud, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: «La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sem- brados que envíe trabajadores para la cosecha». Palabra del Señor.

Comentario: Podemos encontrar la admi- ración de la gente o su duro juicio por todo cuanto hacemos. Los que seguimos a Jesús y trabajamos por el Reino de Dios no po- demos dejarnos condicionar por las críticas ni aturdir por los aplausos. Simplemente lo seguimos a él e intentamos cumplir con la voluntad del Padre.

MIRADAS: ¿Quién nos separará del amor de Cristo?

MIRADAS: ¿Quién nos separará del amor de Cristo?Sacerdotes y religiosos enfrentan tiempos difíciles, en el que los errores de algunos han manchado la reputación de todos. Seamos claros: no podemos justificar los pecados de abuso de poder o de inmoralidad sexual. Lo que se viene para la Iglesia no será fácil: habrá que trabajar con una minoría para rescatar lo genuino del evangelio de Jesús: la misericordia, la justicia, la caridad y la coherencia de vida. Hay mucho que corregir y mejorar. Esuchemos lo que el P. Fredy Peña Tobar, de la sociedad de SAN PABLO, tiene que aportar en este tema:

“Miradas” es un micro espacio radial desarrollado por SAN PABLO Radio, para ser seguido y comentado con la familia y la comunidad. Bajo la conducción del padre Fredy Peña Tobar, el programa invita a hablar de todo, cristianamente.  Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

LUNES 9: De la feria. Verde. San Agustín Zhao Rong, p., y comp. mrs. (ML). Rojo.

Liturgia-Cotidiana-Julio
LUNES 9

De la feria. Verde. San Agustín Zhao Rong, p., y comp. mrs. (ML). Rojo.

Semana 14ª durante el año – Semana II del Salterio.

LECTURA Os 2, 16. 17-18. 21-22

Lectura de la profecía de Oseas.

Así habla el Señor: Yo la seduciré, la llevaré al desierto y le hablaré a su corazón. Allí, ella responderá como en los días de su juventud, como el día en que subía del país de Egipto. Aquel día –oráculo del Señor– tú me llamarás: “Mi Esposo” y ya no me llamarás: “Mi Baal”. Yo te desposaré para siempre, te desposaré en la justicia y el derecho, en el amor y la misericordia; te desposaré en la fidelidad, y tú conocerás al Señor. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta conmina a su pue- blo para que vaya al desierto y allí se olvide del culto a los dioses cananeos (Baal). De manera que dejando esa idolatría o prostitución pueda acercarse y conocer al Dios único, el Señor. Solo en la intimidad del corazón, pueblo y Dios se podrán hablar y escuchar mutuamente.


SALMO Sal 144, 2-9


R. ¡El Señor es bondadoso y compasivo!

Señor, día tras día te bendeciré, y ala- baré tu Nombre sin cesar. ¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza: su grandeza es insondable! R.

Cada generación celebra tus acciones y le anuncia a las otras tus portentos: ellas hablan del esplendor de tu gloria, y yo también cantaré tus maravillas. R.

Ellas publican tus tremendos prodigios y narran tus grandes proezas; divulgan el recuerdo de tu inmensa bondad y cantan alegres por tu victoria. R.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericor- dia; el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. R.


ALELUIA Cf. 2Tim 1, 10


Aleluia. Nuestro Salvador Jesucristo destruyó la muerte e hizo brillar la vida, mediante la Buena Noticia. Aleluia.


EVANGELIO Mt 9, 18-26


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Se presentó a Jesús un alto jefe y, postrándose ante Él, le dijo: «Señor, mi hija acaba de morir, pero ven a imponer-le tu mano y vivirá». Jesús se levantó y lo siguió con sus discípulos. Entonces se le acercó por detrás una mujer que padecía de hemorragias desde hacía doce años, y le tocó los flecos de su manto, pensando: «Con sólo tocar su manto, quedaré sana». Jesús se dio vuelta, y al verla, le dijo: «Ten confianza, hija, tu fe te ha salvado». Y desde ese instante la mujer quedó sana. Al llegar a la casa del jefe, Jesús vio a los que tocaban música fúnebre y a la gente que gritaba, y dijo: «Retírense, la niña no está muerta, sino que duerme». Y se reían de Él. Cuando hicieron salir a la gente, Él entró, la tomó de la mano, y ella se levantó. Y esta noticia se divulgó por aquella región. Palabra del Señor.

Comentario: Por su fe en Jesús la mujer es sanada y además le devuelve la vida a la hija de un funcionario real. ¿Creemos realmente en el Dios de la vida, que sana nuestras enfermedades? El gran problema de hoy es que el Señor no tiene dónde hacer milagros; es decir, no encuentra la fe, se ha perdido. Aquellos que no creen, se han apropiado de ese menester diciendo “No necesito a Dios”. 

DOMINGO 8: 14º durante el año. Verde.

Liturgia-Cotidiana-Julio
DOMINGO 8: 14º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año – Semana II del Salterio.

1ª LECTURA Ez 2, 2-5

Lectura de la profecía de Ezequiel.

Un espíritu entró en mí y me hizo permanecer de pie, y yo escuché al que me hablaba. Él me dijo: Hijo de hombre, Yo te envío a los israelitas, a un pueblo de rebeldes que se han rebelado contra mí; ellos y sus padres se han sublevado contra mí hasta el día de hoy. Son hombres obstinados y de corazón endurecido aquellos a los que Yo te envío, para que les digas: «Así habla el Señor». Y sea que escuchen o se nieguen a hacerlo –porque son un pueblo rebelde– sabrán que hay un profeta en medio de ellos. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta Ezequiel cumple la misión que Dios le ha encomendado sin mirar el éxito, porque sabe que Dios está con él. Quizá, lo importante de su misión no radica en los resultados sino más bien en cómo será el testimonio que dará de Dios a través de sus palabras y acciones.


SALMO Sal 122, 1-4


R. Nuestros ojos miran al Señor, hasta que se apiade de nosotros.

Levanto mis ojos hacia ti, que habitas en el cielo. R.

Como los ojos de los servidores están fijos en las manos de su señor y los ojos de la servidora en las manos de su dueña: así miran nuestros ojos al Señor, nuestro Dios, hasta que se apiade de nosotros. R.

¡Ten piedad, Señor, ten piedad de nosotros, porque estamos hartos de desprecios! Nuestra alma está satu- rada de la burla de los arrogantes, del desprecio de los orgullosos. R.


2ª LECTURA 2Cor 12, 7-10


Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Para que la grandeza de las revelaciones no me envanezca, tengo una espina clavada en mi carne, un ángel de Satanás que me hiere. Tres veces pedí al Señor que me librara, pero Él me respondió: «Te basta mi gracia, porque mi poder triunfa en la debilidad». Más bien, me gloriaré de todo corazón en mi debilidad, para que resida en mí el poder de Cristo. Por eso, me complazco en mis debilidades, en los oprobios, en las privaciones, en las persecuciones y en las angustias soportadas por amor de Cristo; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. Palabra de Dios.

Comentario: En las duras pruebas que padece, Pablo, con energía, declara que en ellas se revela mayor aun el poder de Cristo. Es más, aquella “espina” pudo haber sido una enfermedad, la angustia por el pueblo judío o la constante lucha con algunos hermanos, que tanto lo contrariaban. No obstante, estas le permitieron reconocer que nada era mérito suyo sino gracia de Dios.


ALELUIA C f. Lc 4, 18


Aleluia. El Espíritu del Señor está sobre mí; Él me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres. Aleluia.


EVANGELIO Mc 6, 1-6


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús se dirigió a su pueblo, seguido de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, comenzó a enseñar en la sinagoga, y la multitud que lo escuchaba estaba asombrada y decía: «¿De dónde saca todo esto? ¿Qué sabiduría es ésa que le ha sido dada y esos grandes milagros que realizan por sus manos? ¿No es acaso el carpintero el hijo de María, hermano de Santiago, de José, de Juda y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros? . Y Jesús era para ellos un motivo de escándalo. Por eso les dijo: «Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa. Y no pudo hacer allí ningún milagro, fuera de sanar a unos pocos enfermos , imponiéndoles la manos. Y Él se asombraba de su falta de fe. Palabra del Señor.

Comentario: Un profeta es despreciado solo en su pueblo, en su familia y en su casa. Muchas veces el prejuicio no nos deja ver los profetas, así como los paisanos de Jesús, que rechazaron al Mesías. Puede ser una venda que cubre nuestros ojos y nos impide ver a las maravillosas personas con que Dios puede adornar el camino de nuestra vida. 

 

SÁBADO 7: De la feria. Verde. Santa María en Sábado (ML). Blanco.

Liturgia-Cotidiana-Julio
SÁBADO 7

De la feria. Verde. Santa María en Sábado (ML). Blanco.

Prefacio I de la Virgen María. 

LECTURA Am 9, 11-15

Lectura de la profecía de Amós.

Así habla el Señor: Aquel día, Yo levantaré la choza derruida de David, repararé sus brechas, restauraré sus ruinas, y la reconstruiré como en los tiempos pasados, para que ellos tomen posesión del resto de Edóm y de todas las naciones que han sido llamadas con mi Nombre –oráculo del Señor que cumplirá todo esto–. Llegan los días –oráculo del Señor– en que el labrador seguirá de cerca al que siega, y el que vendimia al que siembra. Las montañas harán correr el vino nuevo y destilarán todas las colinas. Yo cambiaré la suerte de mi pueblo Israel; ellos reconstruirán las ciudades devastadas y las habitarán, plantarán viñedos y beberán su vino, cultivarán huertas y comerán sus frutos. Los plantaré en su propio suelo, y nunca más serán arrancados del suelo que Yo les di, dice el Señor, tu Dios. Palabra de Dios.

Comentario: Después de tantos oráculos proféticos, que denunciaban y reprobaban el comportamiento de Israel, el profeta da una cuota de ilusión y de esperanza a su pueblo. Este se levantará y nacerá como una nación fuerte en lo económico, social, cultural y espiritual. Es la imagen de prosperidad de la era mesiánica, que se instaurará con la llegada de Jesús.


SALMO Sal 84, 9. 11-14


R. El Señor promete la paz para su pueblo.

Voy a proclamar lo que dice el Señor: el Señor promete la paz, la paz para su pueblo y sus amigos, y para los que se convierten de corazón. R.

El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán; la Verdad brotará de la tierra y la Justicia mirará desde el cielo. R.

El mismo Señor nos dará sus bienes y nuestra tierra producirá sus frutos. La Justicia irá delante de Él, y la Paz, sobre la huella de sus pasos. R.


ALELUIA Jn 10, 27


Aleluia. «Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Mt 9, 14-17


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Se acercaron los discípulos de Juan Bautista y le dijeron: «¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hace- mos nosotros y los fariseos?». Jesús les respondió: «¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. Nadie usa un pedazo de género nuevo para remendar un vestido viejo, porque el pedazo añadido tira del vestido y la rotura se hace más grande. Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque los odres revientan, el vino se derrama y los odres se pierden. ¡No, el vino nuevo se pone en odres nuevos, y así ambos se conservan!». Palabra del Señor.

Comentario: Siempre corremos el riesgo de tener una actitud condenatoria como la de los discípulos de Juan el Bautista. Quienes tienen la gracia de encontrarse con Jesús aprenden a mirar, con más comprensión y misericordia a los que piensan o viven en forma distinta. 

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×