Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Noticias de Liturgia Cotidiana

De la feria. Verde. San Antonio María Claret, o. (ML). Blanco. Santa María en Sábado. Blanco.

liturgia cotidiana oct
SÁBADO 24

De la feria. Verde. San Antonio María Claret, o. (ML). Blanco. Santa María en Sábado. Blanco.

LECTURA Rom 8, 1-11

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Ya no hay condenación para aquéllos que viven unidos a Cristo Jesús. Porque la ley del Espíritu, que da la Vida, te libró, en Cristo Jesús, de la ley del pecado y de la muerte. Lo que no podía hacer la Ley, reducida a la impotencia por la carne, Dios lo hizo, enviando a su propio Hijo, en una carne semejante a la del pecado, y como víctima por el pecado. Así Él condenó el pecado en la carne, para que la justicia de la Ley se cumpliera en nosotros, que ya no vivimos conforme a la carne sino al espíritu. En efecto, los que viven según la carne desean lo que es carnal; en cambio, los que viven según el espíritu desean lo que es espiritual. Ahora bien, los deseos de la carne conducen a la muerte, pero los deseos del espíritu conducen a la vida y a la paz, porque los deseos de la carne se oponen a Dios, ya que no se someten a su Ley, ni pueden hacerlo. Por eso, los que viven de acuerdo con la carne no pueden agradar a Dios. Pero ustedes no están animados por la carne sino por el espíritu, dado que el Espíritu de Dios habita en ustedes. El que no tiene el Espíritu de Cristo no puede ser de Cristo. Pero si Cristo vive en ustedes, aunque el cuerpo esté sometido a la muerte a causa del pecado, el espíritu vive a causa de la justicia. Y si el Espíritu de Aquél que resucitó a Jesús habita en ustedes, el que resucitó a Cristo Jesús también dará vida a sus cuerpos mortales, por medio del mismo Espíritu que habita en ustedes. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo había experimentado vivir bajo el peso de la Ley, mientras que ahora se siente conducido por el Espíritu de Cristo… Los bautizados no podemos vivir esclavos de una moral sin sentido, más bien, estamos llamados a vivir como hijos de Dios encaminándonos Hacia a la plena realización humana.

SALMO Sal 23, 1-6

R. ¡Benditos los que buscan tu rostro, Señor!

Del Señor es la tierra y todo lo que hay en ella, el mundo y todos sus habitantes, porque Él la fundó sobre los mares, Él la afirmó sobre las corrientes del océano. R.

¿Quién podrá subir a la Montaña del Señor y permanecer en su recinto sagrado? El que tiene las manos limpias y puro el corazón; el que no rinde culto a los ídolos. R.

Él recibirá la bendición del Señor, la recompensa de Dios, su Salvador. Así son los que buscan al Señor, los que buscan tu rostro, Dios de Jacob. R.

ALELUIA Ez 33, 11

Aleluia. «Yo no deseo la muerte del malvado, sino que se convierta y viva», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 13, 1-9

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

En cierta ocasión se presentaron unas personas que comentaron a Jesús el caso de aquellos galileos, cuya sangre Pilato mezcló con la de las víctimas de sus sacrificios. Él respondió: «¿Creen ustedes que esos galileos sufrieron todo esto porque eran más pecadores que los demás? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera. ¿O creen que las dieciocho personas que murieron cuando se desplomó la torre de Siloé eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera». Les dijo también esta parábola: «Un hombre tenía una higuera plantada en su viña. Fue a buscar frutos y no los encontró. Dijo entonces al viñador: “Hace tres años que vengo a buscar frutos en esta higuera y no los encuentro. Entonces córtala, ¿para qué malgastar la tierra?” Pero él respondió: “Señor, déjala todavía este año; yo removeré la tierra alrededor de ella y la abonaré. Puede ser que así dé frutos en adelante. Si no, la cortarás”». Palabra del Señor.

 Ante la catástrofe del Norte chileno y otras, Jesús nos preguntaría: ¿Creen que estas personas son más culpables? No, porque el Padre no suma las faltas para castigarnos proporcionalmente. Muy por el contrario, son ustedes mismos que se hacen daño cuando permiten actuar el mal.

De la feria. Verde. San Juan Capistrano, p. (ML). Blanco.

liturgia cotidiana oct
VIERNES 23

De la feria. Verde.

San Juan Capistrano, p. (ML). Blanco.

LECTURA Rom 7, 18-25

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Sé que nada bueno hay en mí, es decir, en mi carne. En efecto, el deseo de hacer el bien está a mi alcance, pero no el realizarlo. Y así, no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero. Pero cuando hago lo que no quiero, no soy yo quien lo hace, sino el pecado que reside en mí. De esa manera, vengo a descubrir esta ley: queriendo hacer el bien, se me presenta el mal. Porque de acuerdo con el hombre interior, me complazco en la Ley de Dios, pero observo que hay en mis miembros otra ley que lucha contra la ley de mi razón y me ata a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Ay de mí! ¿Quién podrá librarme de este cuerpo que me lleva a la muerte? ¡Gracias a Dios, por Jesucristo, nuestro Señor! Palabra de Dios.

Comentario: Quien vive según la “carne”, para Pablo es aquella persona que aún no ha encontrado a Jesucristo. Por la cruz y resurrección, la muerte y el mal perdieron toda su fuerza. Sí creemos, todos podemos contar con la fuerza de Dios y orientar nuestros dones al servicio del bien común.

SALMO Sal 118, 66. 68. 76-77. 93-94

R. ¡Enséñame tus mandamientos, Señor!

Enséñame la discreción y la sabiduría, porque confío en tus mandamientos. Tú eres bueno y haces el bien: enséñame tus mandamientos. R.

Que tu misericordia me consuele, de acuerdo con la promesa que me hiciste. Que llegue hasta mí tu compasión, y viviré, porque tu ley es toda mi alegría. R.

Nunca me olvidaré de tus preceptos: por medio de ellos, me has dado la vida. Sálvame, porque yo te pertenezco y busco tus preceptos. R.

ALELUIA Cfr. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 54-59

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a la multitud: Cuando ven que una nube se levanta en occidente, ustedes dicen en seguida que va a llover, y así sucede. Y cuando sopla viento del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Ustedes saben discernir el aspecto de la tierra y del cielo; ¿cómo entonces no saben discernir el tiempo presente? ¿Por qué no juzgan ustedes mismos lo que es justo? Cuando vas con tu adversario a presentarte ante el magistrado, trata de llegar a un acuerdo con él en el camino, no sea que el adversario te lleve ante el juez, y el juez te entregue al guardia, y este te ponga en la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús invita a saber interpretar los signos de Dios, así como hay personas que saben cuándo va a llover, sin haber escuchado antes el pronóstico por la radio o la televisión… Con esas mismas capacidades está la posibilidad de aprender a captar lo que el Señor nos dice en los acontecimientos que nos tocan vivir.

De la feria. Verde. San Juan Pablo II, pa. (ML).

liturgia cotidiana oct
JUEVES 22

De la feria. Verde. San Juan Pablo II, pa. (ML).

LECTURA Rom 6, 19-23

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Voy a hablarles de una manera humana, teniendo en cuenta la debilidad natural de ustedes. Si antes entregaron sus miembros, haciéndolos esclavos de la impureza y del desorden hasta llegar a sus excesos, pónganlos ahora al servicio de la justicia para alcanzar la santidad. Cuando eran esclavos del pecado, ustedes estaban libres con respecto de la justicia. Pero, ¿qué provecho sacaron entonces de las obras que ahora los avergüenzan? El resultado de esas obras es la muerte. Ahora, en cambio, ustedes están libres del pecado y sometidos a Dios: el fruto de esto es la santidad y su resultado, la Vida eterna. Porque el salario del pecado es la muerte, mientras que el don gratuito de Dios es la Vida eterna, en Cristo Jesús, nuestro Señor. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo escribe habiendo pasado antes por lo que ahora están experimentando los judíos romanos. Y luego de haberse encaminado en la nueva vida que le propuso Jesucristo, los invita a que, como él, empleen sus mismos dones y capacidades, que antes los usaban para el mal, pero ahora para hacer el bien.

SALMO Sal 1, 1-4. 6

R. ¡Feliz el que pone su confianza en el Señor!

¡Feliz el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la reunión de los impíos, sino que se complace en la ley del Señor y la medita de día y de noche! R.

Él es como un árbol plantado al borde de las aguas, que produce fruto a su debido tiempo, y cuyas hojas nunca se marchitan: todo lo que haga le saldrá bien. R.

No sucede así con los malvados: ellos son como paja que se lleva el viento, porque el Señor cuida el camino de los justos, pero el camino de los malvados termina mal. R.

ALELUIA Flp 3, 8-9

Aleluia. Considero todas las cosas como desperdicio, con tal de ganar a Cristo y estar unido a Él. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 49-53

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: Yo he venido a traer fuego sobre la tierra, ¡y cómo desearía que ya estuviera ardiendo! Tengo que recibir un bautismo, ¡y qué angustia siento hasta que esto se cumpla plenamente! ¿Piensan ustedes que he venido a traer la paz a la tierra? No, les digo que he venido a traer la división. De ahora en adelante, cinco miembros de una familia estarán divididos, tres contra dos y dos contra tres: el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra la nuera y la nuera contra la suegra. Palabra del Señor.

Comentario: Quien esté habituado ver a Jesús manso y paciente, puede chocarle verlo ahora con angustia y deseos de derramar fuego sobre la Tierra. En realidad deseaba quemar aquello que impide el crecimiento del Reino que él anunciaba: egoísmos, ambiciones, etcétera. Todos estos males serán derribados desde la cruz.

De la feria. Verde.

liturgia cotidiana oct
MIÉRCOLES 21

LECTURA Rom 6, 12-18

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: No permitan que el pecado reine en sus cuerpos mortales, obedeciendo a sus malos deseos. Ni hagan de sus miembros instrumentos de injusticia al servicio del pecado, sino ofrézcanse ustedes mismos a Dios, como quienes han pasado de la muerte a la Vida, y hagan de sus miembros instrumentos de justicia al servicio de Dios. Que el pecado no tenga más dominio sobre ustedes, ya que no están sometidos a la Ley, sino a la gracia. ¿Entonces qué? ¿Vamos a pecar porque no estamos sometidos a la Ley sino a la gracia? ¡De ninguna manera! ¿No saben que al someterse a alguien como esclavos para obedecerle, se hacen esclavos de aquél a quien obedecen, sea del pecado, que conduce a la muerte, sea de la obediencia que conduce a la justicia? Pero gracias a Dios, ustedes, después de haber sido esclavos del pecado, han obedecido de corazón a la regla de doctrina, a la cual fueron confiados, y ahora, liberados del pecado, han llegado a ser servidores de la justicia. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo advierte que, desde que Cristo asumiera nuestra naturaleza, el pecado y el mal ya no tienen dominio sobre nosotros. Con todo, como cristianos viviremos la tensión de permanecer unidos a Dios o inclinarnos al mal. Dios hizo su parte, ahora la decisión es nuestra. ¿Vivimos en la gracia divina o nos esclavizan nuestras debilidades?

SALMO Sal 123, 1-8

R. Nuestra ayuda está en el Nombre del Señor.

Si el Señor no hubiera estado de nuestra parte cuando los hombres se alzaron contra nosotros, nos habrían devorado vivos, cuando ardió su furor contra nosotros. R.

Las aguas nos habrían inundado, un torrente nos habría sumergido, nos habrían sumergido las aguas turbulentas. ¡Bendito sea el Señor, que no nos entregó como presa de sus dientes! R.

Nuestra vida se salvó como un pájaro de la trampa del cazador: la trampa se rompió y nosotros escapamos. Nuestra ayuda está en el Nombre del Señor, que hizo el cielo y la tierra. R.

ALELUIA Mt 24, 42. 44

Aleluia. Estén prevenidos y preparados, porque el Hijo del hombre vendrá a la hora menos pensada. Aleluia.

EVANGELIO Lc 12, 39-48

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: «Entiéndanlo bien: si el dueño de casa supiera a qué hora va a llegar el ladrón, no dejaría perforar las paredes de su casa. Ustedes también estén preparados, porque el Hijo del hombre llegará a la hora menos pensada». Pedro preguntó entonces: «Señor, ¿esta parábola la dices para nosotros o para todos?» El Señor le dijo: «¿Cuál es el administrador fiel y previsor, a quien el Señor pondrá al frente de su personal para distribuirle la ración de trigo en el momento oportuno? ¡Feliz aquél a quien su señor, al llegar, encuentra ocupado en este trabajo! Les aseguro que lo hará administrador de todos sus bienes. Pero si este servidor piensa: “Mi señor tardará en llegar”, y se dedica a golpear a los servidores y a las sirvientas, y se pone a comer, a beber y a emborracharse, su señor llegará el día y la hora menos pensada, lo castigará y le hará correr la misma suerte que los infieles. El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto recibirá un castigo severo. Pero aquél que, sin saberlo, se hizo también culpable será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho se le reclamará mucho más». Palabra del Señor.

Comentario: Estas líneas nos permiten poder tomar conciencia que la vida representa nuestra oportunidad para hacer el bien a los demás y, un día, llegar a la Casa de Dios con las manos repletas de servicio y amor a los más necesitados. ¿Qué estamos haciendo?  ¿Estamos al servicio desinteresado por los demás?

De la feria. Verde. San Calixto I, pa. y mr. (ML). Rojo.

liturgia cotidiana oct
MIÉRCOLES 14

De la feria. Verde.

San Calixto I, pa. y mr. (ML). Rojo.

LECTURA Rom 2, 1-11

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Tú que pretendes ser juez de los demás –no importa quién seas– no tienes excusa, porque al juzgar a otros, te condenas a ti mismo, ya que haces lo mismo que condenas. Sabemos que Dios juzga de acuerdo con la verdad a los que se comportan así. Tú que juzgas a los que hacen esas cosas e incurres en lo mismo, ¿acaso piensas librarte del Juicio de Dios? ¿O desprecias la riqueza de la bondad de Dios, de su tolerancia y de su paciencia, sin reconocer que esa bondad te debe llevar a la conversión? Por tu obstinación en no querer arrepentirte, vas acumulando ira para el día de la ira, cuando se manifiesten los justos juicios de Dios, que retribuirá a cada uno según sus obras. Él dará la Vida eterna a los que por su constancia en la práctica del bien buscan la gloria, el honor y la inmortalidad. En cambio, castigará con la ira y la violencia a los rebeldes, a los que no se someten a la verdad y se dejan arrastrar por la injusticia. Es decir, habrá tribulación y angustia para todos los que hacen el mal: para los judíos, en primer lugar, y también para los que no lo son. Y habrá gloria, honor y paz para todos los que obran el bien: para los judíos, en primer lugar, y también para los que no lo son, porque Dios no hace acepción de personas. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo escribe a la comunidad judía, residente en Roma, que consideraban que por pertenecer al Pueblo de Dios tenían ya asegurado el Reino de Dios. A ellos, y a los no judíos, les advierte que, al final, Dios hará justicia y separará indistintamente de su nacionalidad a los buenos de los mal

Salmo Sal 61, 6-7. 9. 13

R. ¡Acuérdate de tu misericordia, Señor!

Solo en Dios descansa mi alma, de Él me viene la esperanza. Solo Él es mi Roca salvadora, Él es mi baluarte: nunca vacilaré. R.

Confíen en Dios constantemente, ustedes, que son su pueblo, desahoguen en Él su corazón, porque Dios es nuestro refugio. R.

El poder pertenece a Dios, y a ti, Señor, la misericordia. Porque Tú retribuyes a cada uno según sus acciones. R.

ALELUIA Jn 10, 27

Aleluia. «Mis ovejas escuchan mi voz, Yo las conozco y ellas me siguen», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 11, 42-46

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a los fariseos: «¡Ay de ustedes, fariseos, que pagan el impuesto de la menta, de la ruda y de todas las legumbres, y descuidan la justicia y el amor de Dios! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello. ¡Ay de ustedes, fariseos, porque les gusta ocupar el primer asiento en las sinagogas y ser saludados en las plazas! ¡Ay de ustedes, porque son como esos sepulcros que no se ven y sobre los cuales se camina sin saber!» Un doctor de la Ley tomó entonces la palabra y dijo: «Maestro, cuando hablas así, nos insultas también a nosotros». Él le respondió: «¡Ay de ustedes también, porque imponen a los demás cargas insoportables, pero ustedes no las tocan ni siquiera con un dedo!» Palabra del Señor.

Comentario: Los fariseos enseñaban muy bien cómo hay que agradar a Dios. Sin embargo, ellos no practicaban la justicia y amor que predicaban. Como el  “Cura Gatica, predica y no practica”. Nuestras propias palabras ¿reflejan aquello que somos? ¿Vivimos y decimos el mismo mensaje?

De la feria. Verde.

liturgia cotidiana oct
MARTES 13

De la feria. Verde.

LECTURA Rom 1, 16-25

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos en primer lugar, y después de los que no lo son. En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: “El que es justo vivirá por la fe”. En efecto, la ira de Dios se revela desde el cielo contra la impiedad y la injusticia de los hombres, que por su injusticia retienen prisionera la verdad. Porque todo cuanto se puede conocer acerca de Dios está patente ante ellos: Dios mismo se lo dio a conocer, ya que sus atributos invisibles –su poder eterno y su divinidad–  se hacen visibles a los ojos de la inteligencia, desde la creación del mundo, por medio de sus obras. Por lo tanto, aquéllos no tienen ninguna excusa. En efecto, habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron ni le dieron gracias como corresponde. Por el contrario, se extraviaron en vanos razonamientos y su mente insensata quedó en la oscuridad. Haciendo alarde de sabios se convirtieron en necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por imágenes que representan a hombres corruptibles, aves, cuadrúpedos y reptiles. Por eso, dejándolos abandonados a los deseos de su corazón, Dios los entregó a una impureza que deshonraba sus propios cuerpos, ya que han sustituido la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a las criaturas en lugar del Creador, que es bendito eternamente. Amén. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo no se avergüenza de anunciar lo mucho que Dios le ha dado a conocer, para que luego se lo comunicara a todos, sean o no judíos; mientras que algunos de sus “competidores” prefirieron cambiar  la verdad por la mentira. ¿Buscamos al Dios verdadero o a otro dios que resulte más cómodo a nuestros intereses?

SALMO Sal 18, 2-5

R. El cielo proclama la gloria de Dios.

Sin hablar, sin pronunciar palabras, sin que se escuche su voz, resuena su eco por toda la tierra y su lenguaje, hasta los confines del mundo. R.

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos; un día transmite al otro este mensaje y las noches se van dando la noticia. R.

ALELUIA Heb 4, 12

Aleluia. La Palabra de Dios es viva y eficaz, discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Aleluia.

EVANGELIO Lc 11, 37-41

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Un fariseo invitó a Jesús a cenar a su casa. Jesús entró y se sentó a la mesa. El fariseo se extrañó de que no se lavara antes de comer. Pero el Señor le dijo: «¡Así son ustedes, los fariseos! Purifican por fuera la copa y el plato, y por dentro están llenos de voracidad y perfidia. ¡Insensatos! El que hizo lo de afuera, ¿no hizo también lo de adentro? Den más bien como limosna lo que tienen y todo será puro». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús reprocha a los que se preocupan demasiado por cumplir los ritos exteriores, con la intención de ser bien vistos. Para no caer en este error, hay que profundizar antes en los valores que provienen de la Palabra de Dios y de la Tradición eclesial y de preocuparnos más por lo que es esencial que de lo secundario.

De la feria. Verde. Nuestra Señora del Pilar (ML). Blanco.

liturgia cotidiana oct
LUNES 12

De la feria. Verde. Nuestra Señora del Pilar (ML). Blanco.

Semana 28ª durante el año – Semana IV del Salterio.                                                 Encuentro de dos mundos. Feriado civil.

LECTURA Rom 1, 1-7

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios, que Él había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras, acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, nacido de la estirpe de David según la carne, y constituido Hijo de Dios con poder según el Espíritu santificador, por su resurrección de entre los muertos. Por Él hemos recibido la gracia y la misión apostólica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos, entre los cuales se encuentran también ustedes, que han sido llamados por Jesucristo.  A todos los que están en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos, lleguen la gracia y la paz, que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. Palabra de Dios.

Comentario: La fuerza misionera de Pablo, no está en él, sino que radica en el llamado recibido de Dios “para la misión apostólica” sintiéndose un “servidor de Jesucristo” dispo-nible a él y a las necesidades de la Iglesia. ¿Cómo mantenemos viva la consciencia de nuestro propio llamado? ¿O todo se centra en nosotros?

SALMO Sal 97, 1-4

R. ¡El Señor manifestó su victoria!

Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria. R.

El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos. R.

ALELUIA Cfr. Sal 94, 8. 7

Aleluia. No endurezcan su corazón, sino escuchen la voz del Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 11, 29-32

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Ésta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación. El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay Alguien que es más que Salomón. El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay Alguien que es más que Jonás». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús se molesta con los que lo buscan pidiéndole más signos. Cuando antes no supieron interpretar los entregados. ¿Creemos en Dios o lo buscamos solo por sus milagros? El que cree en Dios se abandona en él experimentando su amor y misericordia, y no necesita de otros signos.

28° domingo durante el año. Verde.

liturgia cotidiana oct
DOMINGO 11

28° domingo durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año.

Venga a nosotros tu Reino

El evangelio comienza diciendo que un hombre corrió y se postró delante de Jesús. En Oriente los ritmos son lentos y correr manifiesta ansiedad. Los evangelios muestran cómo correr es signo de gran ansiedad: las mujeres corren para ver la tumba del Señor, el padre del hijo pródigo corre para abrazarlo, el endemoniado de Gerasa corre en su angustia.

Este joven se arrodilla delante del Señor, no para pedir la salud como tantos otros ni para profesar su fe. Quiere decirle con un gesto que es un maestro excelente y que quiere aprender de él cómo alcanzar la Vida eterna.

Está angustiado religiosamente y, a pesar de cumplir todos los mandamientos, se siente inseguro. Tiene miedo. Está convencido de que una mínima falta lo puede condenar. No confía en el amor de Dios, sino en su propia perfección.

El Señor aprueba su perfección de vida, no obstante le hace ver que todavía no hizo lo más importante: confiar en Dios y no en sus riquezas ni en sí mismo.

Jesús sabe de lo que habla: entre sus Apóstoles, hay quien lo sigue y vive apegado al dinero y es ladrón. Así Judas pierde su vida. Otros de los suyos están en carrera por los puestos…

En los evangelios, el Señor predica el Reino y poco la Vida eterna: “el Reino está aquí y ahora”. Hay que comenzar a vivir en el amor, en la misericordia, en la ternura, sin violencias, sin egoísmos, y así también viviremos en el más allá. No nos ganamos el cielo para comenzar a vivirlo en la eternidad, sino que Jesús nos enseña que tenemos que comenzar a vivirlo ya.

Pensar de esta manera y vivir así no es posible para los hombres, es decir, según nuestras capacidades y límites. Pero sí es posible para Dios, que con su gracia nos habilita para comenzar a vivir en su reino “aquí y ahora”. Es más, todos los días lo pedimos cuando rezamos el “Padre nuestro”.

“Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la Vida eterna?” (Mc 10, 17).

P. Aderico Dolzani, ssp.

MOTIVACIÓN DE ENTRADA

Guía: Todos los días Jesús nos llama para que lo sigamos. En cada eucaristía tenemos la oportunidad de verificar si estamos o no en camino y, enmendar el rumbo fundamental, a la luz de la Palabra de Dios y del Cuerpo y la Sangre del Señor.

1ª LECTURA Sab 7, 7-11

Guía: El libro de la Sabiduría nos invita a orar y disponernos a recibir los verdaderos dones que Dios nos quiere dar, de mucho mayor valor que todas las riquezas que podemos poseer en este mundo.

Lectura del libro de la Sabiduría.

Oré, y me fue dada la prudencia, supliqué, y descendió sobre mí el espíritu de la Sabiduría. La preferí a los cetros y a los tronos, y tuve por nada las riquezas en comparación con ella. No la igualé a la piedra más preciosa, porque todo el oro, comparado con ella, es un poco de arena; y la plata, a su lado, será considerada como barro. La amé más que a la salud y a la hermosura, y la quise más que a la luz del día, porque su resplandor no tiene ocaso. Junto con ella me vinieron todos los bienes, y ella tenía en sus manos una riqueza incalculable. Palabra de Dios.

SALMO Sal 89, 12-17

R. Señor, sácianos con tu amor.

Enséñanos a calcular nuestros años, para que nuestro corazón alcance la sabiduría. ¡Vuélvete, Señor! ¿Hasta cuándo…? Ten compasión de tus servidores. R.

Sácianos en seguida con tu amor, y cantaremos felices toda nuestra vida. Alégranos por los días en que nos afligiste, por los años en que soportamos la desgracia. R.

Que tu obra se manifieste a tus servidores, y que tu esplendor esté sobre tus hijos. Que descienda hasta nosotros la bondad del Señor; que el Señor, nuestro Dios, haga prosperar la obra de nuestras manos. R.

2ª LECTURA Heb 4, 12-13

Guía: Cuando escuchamos e interpretamos la Palabra de Dios, con fe, podemos discernir mejor la Voluntad de Dios sobre nosotros.

Lectura de la carta a los Hebreos.

Hermanos: La Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de doble filo: ella penetra hasta la raíz del alma y del espíritu, de las articulaciones y de la médula, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Ninguna cosa creada escapa a su vista, sino que todo está desnudo y descubierto a los ojos de Aquél a quien debemos rendir cuentas. Palabra de Dios.

ALELUIA Mt 5, 3

Aleluia. Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Aleluia.

EVANGELIO Mc 10, 17-30

Guía: Una cosa es estar angustiado por conocer a Jesús y, otra, por seguirlo con radicalidad. Escuchamos a san Marcos que nos da pautas para saber por qué venimos a la Iglesia y si estamos dispuestos a cuánto Dios nos pida.

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús se puso en camino. Un hombre corrió hacia Él y, arrodillándose, le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la Vida eterna?» Jesús le dijo: «¿Por qué me llamas bueno? Solo Dios es bueno. Tú conoces los mandamientos: No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no perjudicarás a nadie, honra a tu padre y a tu madre». El hombre le respondió: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud». Jesús lo miró con amor y le dijo: «Solo te falta una cosa: ve, vende lo que tienes y dalo a los pobres; así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme». Él, al oír estas palabras, se entristeció y se fue apenado, porque poseía muchos bienes. Entonces Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil será para los ricos entrar en el Reino de Dios!» Los discípulos se sorprendieron por estas palabras, pero Jesús continuó diciendo: «Hijos míos, ¡qué difícil es entrar en el Reino de Dios! Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de Dios». Los discípulos se asombraron aún más y se preguntaban unos a otros: «Entonces, ¿quién podrá salvarse?» Jesús, fijando en ellos su mirada, les dijo: «Para los hombres es imposible, pero no para Dios, porque para Él todo es posible». Pedro le dijo: «Tú sabes que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido». Jesús respondió: «Les aseguro que el que haya dejado casa, hermanos y hermanas, madre y padre, hijos o campos por mí y por la Buena Noticia, desde ahora, en este mundo, recibirá el ciento por uno en casas, hermanos y hermanas, madres, hijos y campos, en medio de las persecuciones; y en el mundo futuro recibirá la Vida eterna». Palabra del Señor.

PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Guía: El Señor nos invita a participar del Banquete de su vida y, para ello, estamos invitados a aportar, junto al pan y el vino, nuestros trabajos, sufrimientos y alegrías.

PREPARACIÓN A LA COMUNIÓN

Guía: El Señor nos convida con el Cuerpo y la Sangre de su Hijo, y al aceptar su invitación, le pedimos la gracia de poder comunicar su vida divina.

DESPEDIDA

Guía: El cristiano que acepta seguir a Jesús, luego de alimentarse con el mismo Cristo, se compromete a testimoniarlo en las pequeñas cosas de la vida diaria. Les deseamos a todos una buena semana, con los suyos y en sus pegas cotidianas.

De la feria. Verde.

liturgia cotidiana oct
SÁBADO 10
De la feria. Verde.

Santa María en Sábado. Blanco.

LECTURA Jl  4, 12-21

Lectura de la profecía de Joel.

Así habla el Señor: ¡Que despierten y suban las naciones al valle de Josafat! Porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor. Pongan mano a la hoz: la mies está madura; vengan a pisar: el lagar está lleno; las cubas desbordan: ¡tan grande es su maldad! ¡Multitudes innumerables en el valle de la Decisión! Porque se acerca el Día del Señor en el valle de la Decisión. El sol y la luna se oscurecen, las estrellas pierden su brillo. El Señor ruge desde Sión y desde Jerusalén hace oír su voz: ¡tiemblan el cielo y la tierra! ¡Pero el Señor será un refugio para su pueblo, un resguardo para los israelitas! Así ustedes sabrán que Yo soy el Señor, su Dios, que habito en Sión, mi santa Montaña. Jerusalén será un lugar santo, y los extranjeros no pasarán más por ella. Aquel día, las montañas destilarán vino nuevo y manará leche de las colinas; por todos los torrentes de Judá correrán las aguas, y brotará un manantial de la Casa del Señor, que regará el valle de las Acacias. Egipto se convertirá en una desolación y Edóm en un desierto desolado, a causa de la violencia cometida contra los hijos de Judá, cuya sangre inocente derramaron en su país. Pero Judá será habitada para siempre y Jerusalén por todas las generaciones. Yo vengaré su sangre, no la dejaré impune, y el Señor tendrá su morada en Sión. Palabra de Dios.

Comentario: Joel anuncia que habrá justicia en el futuro; y que en las montañas y colinas volverá a correr el agua de la gracia y las bendiciones divinas. Las “acacias” expresan además  de otro modo esta misma prosperidad divina. ¿Cómo nos preparamos para recibir el amor del Señor?

SALMO Sal 96, 1-2. 5-6. 11-12

R. ¡Alégrense, justos, en el Señor!

¡El Señor reina! Alégrese la tierra, regocíjense las islas incontables. Nubes y Tinieblas lo rodean, la Justicia y el Derecho son la base de su trono. R.

Las montañas se derriten como cera delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra. Los cielos proclaman su justicia y todos los pueblos contemplan su gloria. R.

Nace la luz para el justo, y la alegría para los rectos de corazón. Alégrense, justos, en el Señor y alaben su santo Nombre. R.

ALELUIA Lc 11, 28

Aleluia. Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. Aleluia.

EVANGELIO Lc 11, 27-28

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús estaba hablando y una mujer levantó la voz en medio de la multitud y le dijo: «¡Feliz el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron!» Jesús le respondió: «Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús no desmereció a su madre sino, más bien, valoró su amor por haberlo traído a este mundo y por haber creído en él (Cfr. Lc 1, 45). María es el mejor modelo de la escucha de la Palabra de Dios. Es necesario incorporarla en el pensamiento, corazón y voluntad para seguir engendrando nuevos hijos en la fe.

De la feria. Verde. San Dionisio, o. y comps. mrs. (ML). Rojo. San Juan Leonardi, p. (ML). Blanco.

liturgia cotidiana oct
VIERNES 9

De la feria. Verde. San Dionisio, o. y comps. mrs. (ML). Rojo. San Juan Leonardi, p. (ML). Blanco.

LECTURA Jl 1, 13-15; 2, 1-2

Lectura de la profecía de Joel.

¡Vístanse de duelo y laméntense, sacerdotes! ¡Giman, servidores del altar! ¡Vengan, pasen la noche vestidos de penitencia, ministros de mi Dios! Porque se ha privado a la Casa de su Dios de ofrenda y libación. Ordenen un ayuno, convoquen a una reunión solemne, congreguen a los ancianos y a todos los habitantes del país, en la Casa del Señor, su Dios, y clamen al Señor. ¡Ah, que Día! Porque está cerca el Día del Señor, y viene del Todopoderoso como una devastación. ¡Toquen la trompeta en Sión, hagan sonar la alarma en mi Montaña santa! ¡Tiemblen todos los habitantes del país, porque llega el Día del Señor, porque está cerca! ¡Día de tinieblas y oscuridad, día nublado y de sombríos nubarrones! Como la aurora que se extiende sobre las montañas, avanza un pueblo numeroso y fuerte como no lo hubo jamás, ni lo habrá después de él, hasta en las generaciones más lejanas. Palabra de Dios.

Comentario:  Anteriormente, Joel había relatado la devastación campestre realizada por las langostas como una cercanía del Señor en las desgracias. Y para aplacar “el día del Señor”, el profeta invita a realizar un ayuno y convertirse. ¿Qué ánimo nos despiertan las contrariedades? ¿Estamos abiertos a escucharlo?

Salmo Sal 9, 2-3. 6. 16. 8-9

R. El Señor gobierna al mundo con justicia.

Te doy gracias, Señor, de todo corazón y proclamaré todas tus maravillas. Quiero alegrarme y regocijarme en ti, y cantar himnos a tu Nombre, Altísimo. R.

Escarmentaste a las naciones, destruiste a los impíos y borraste sus nombres para siempre. Los pueblos se han hundido en la fosa que abrieron, su pie quedó atrapado en la red que ocultaron. R.

Pero el Señor reina eternamente y establece su trono para el juicio: Él gobierna al mundo con justicia y juzga con rectitud a las naciones. R.

ALELUIA Jn 12, 31-32

Aleluia. «Ahora el Príncipe de este mundo será arrojado afuera; y cuando Yo sea levantado en alto sobre la tierra, atraeré a todos hacia mí», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 11, 15-26

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Habiendo Jesús expulsado un demonio, algunos de entre la muchedumbre decían: «Éste expulsa a los demonios por el poder de Belzebul, el Príncipe de los demonios». Otros, para ponerlo a prueba, exigían de Él un signo que viniera del cielo. Jesús, que conocía sus pensamientos, les dijo: «Un reino donde hay luchas internas va a la ruina y sus casas caen una sobre otra. Si Satanás lucha contra sí mismo, ¿cómo podrá subsistir su reino? Porque                         –como ustedes dicen– Yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul. Si Yo expulso a los demonios con el poder de Belzebul, ¿con qué poder los expulsan los discípulos de ustedes? Por eso, ustedes los tendrán a ellos como jueces. Pero si Yo expulso a los demonios con la fuerza de Dios, quiere decir que el Reino de Dios ha llegado a ustedes. Cuando un hombre fuerte y bien armado hace guardia en su palacio, todas sus posesiones están seguras, pero si viene otro más fuerte que él y lo domina, le quita las armas en las que confiaba y reparte sus bienes. El que no está conmigo está contra mí; y el que no recoge conmigo desparrama. Cuando el espíritu impuro sale de un hombre, vaga por lugares desiertos en busca de reposo, y al no encontrarlo, piensa: “Volveré a mi casa, de donde salí”. Cuando llega, la encuentra barrida y ordenada. Entonces va a buscar a otros siete espíritus peores que él; entran y se instalan allí. Y al final, ese hombre se encuentra peor que al principio». Palabra del Señor.

Comentario: Ante el creciente prestigio que gana Jesús entre la gente, los fariseos estallan de envidia. La envidia produce dolor por no poseer los bienes del otro, desencadenando otros males como, en este caso, relacionar a Jesús con el Maligno, desligándolo de Dios. ¿Nos alegra o entristece el bien de los demás?

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×