Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

EDITORIAL AGOSTO: Pobreza

LC agosto 2017 LVPobreza es no tener casa, no tener qué comer, estar enfermo y no tener acceso a un hospital ni a medicamentos, no tener educación, no tener trabajo, sobrevivir día a día, no tener agua potable ni alcantarillado, no tener plata y muchos otros “no tener”.

La Biblia, nos habla de los desposeídos desde el Pentateuco hasta el Nuevo testamento:

Deut 15, 11: “Nunca faltarán pobres en este país, por eso te doy yo este mandato: debes abrir tu mano a tu hermano, a aquel de los tuyos que es indigente y pobre en tu tierra”.

Jer 22, 3: “Practiquen la justicia y hagan el bien, libren de la mano del opresor al que fue despojado; no maltraten al forastero ni al huérfano ni a la viuda; no les hagan violencia, ni derramen sangre inocente en este lugar”.

Is 1, 17: “Busquen la justicia, den sus derechos al oprimido, hagan justicia al huérfano y defiendan a la viuda”.

Mt 26, 11: “Siempre tienen a los pobres con ustedes, pero a mí no me tendrán siempre”.

Mc 14, 7: “Siempre tienen a los pobres con ustedes y en cualquier momento podrán ayudarlos, pero a mí no me tendrán siempre”.

Jn 12, 8: “A los pobres los tienen siempre con ustedes, pero a mí no me tendrán siempre”.

1Jn 3, 17: “Si uno goza de riquezas en este mundo y cierra su corazón cuando ve a su hermano en apuros, ¿cómo puede permanecer en el amor de Dios?”.

Sant 2, 15-16: “Si un hermano o una hermana no tiene con qué vestirse ni qué comer, y ustedes les dicen: ‘que les vaya bien, caliéntense y aliméntense’, sin darles lo necesario para el cuerpo, ¿de qué les sirve eso?”.

La Iglesia universal, desde sus inicios, ha tenido siempre una opción preferencial por los desposeídos y continuará ayudando y acogiendo a los pobres y enfermos en sus albergues.

Como cristianos, nos corresponde exigir a nuestros gobernantes que estas personas tengan esperanza, respeto y dignidad, y segundo, a nosotros mismos, preguntarnos qué estamos haciendo al respecto. La tarea es urgente. Los pobres no pueden esperar.

El Director

COMENTARIOS

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×