Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

MARTES 11: San Bernabé, ap. (MO). Rojo.

MARTES 11: San Bernabé, ap. (MO). Rojo.
MARTES 11: San Bernabé, ap. (MO). Rojo.

Leccionario Santoral: Hech 11, 21-26; 13, 1-3; Sal 97, 1-6; Mt 10, 7-13.

LECTURA 2Cor 1, 18-22

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto. Hermanos: Les aseguro, por la fidelidad de Dios, que nuestro lenguaje con ustedes no es hoy «sí», y mañana «no». Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, el que nosotros hemos anunciado entre ustedes –tanto Silvano y Timoteo, como yo mismo– no fue «sí» y «no», sino solamente «sí». En efecto, todas las promesas de Dios encuentran su «sí» en Jesús, de manera que por Él decimos «Amén» a Dios, para gloria suya. Y es Dios el que nos reconforta en Cristo, a nosotros y a ustedes; el que nos ha ungido, el que también nos ha marcado con su sello y ha puesto en nuestros corazones las primicias del Espíritu. Palabra de Dios.

Comentario: Parte de la comunidad acusaba a Pablo de “embaucador”, es decir, primero decía “sí”, y luego ”no”, lo encontraban falto de seriedad. No obstante, reconoce que Cristo es el “sí” definitivo a todas las promesas hechas por Dios. El ejemplo de su conducta es la de Cristo Jesús y la reconoce con su “amén”, que es la expresión del regalo de la fe.

SALMO Sal 118, 129-133. 135

R. ¡Vuelve tu rostro y ten piedad de mí, Señor!

Tus prescripciones son admirables: por eso las observo. La explicación de tu palabra ilumina y da inteligencia al ignorante. R.

Abro mi boca y aspiro hondamente, porque anhelo tus mandamientos. Vuelve tu rostro y ten piedad de mí; es justo que lo hagas con los que aman tu Nombre. R.

Afirma mis pasos conforme a tu palabra, para que no me domine la maldad. Que brille sobre mí la luz de tu rostro, y enséñame tus preceptos. R.

ALELUIA Mt 5, 16

Aleluia. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que los hombres vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo. Aleluia.

EVANGELIO Mt 5, 13-16

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes son la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué se la volverá a salar? Ya no sirve para nada, sino para ser tirada y pisada por los hombres. Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad situada en la cima de una montaña. Y no se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón, sino que se la pone sobre el candelero para que ilumine a todos los que están en la casa. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen a su Padre que está en el cielo. Palabra del Señor.

Comentario: En la cultura judía la metáfora de la sal significaba la sabiduría y los cristianos poseen la verdadera sabiduría, que es el Evangelio. Por su parte, la metáfora de la luz era conocida por el judaísmo: el profeta Isaías anunciaba a “Israel, luz de las naciones”. Con el sentido de los términos “sal” y “luz”, Jesús pretende ayudarnos a comprender que el creyente está llamado a mantener en alto los valores perdurables.

COMENTARIOS

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×