Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Guiones

Domingo quinto de Pascua: Jesús resucitado, camino al Padre

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La liturgia nos presenta la más completa autorrevelación de Jesús: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Jesús es el único camino al Padre, la única verdad salvadora, la vida que no tiene fin.

Acto penitencial

Nos examinamos sobre las palabras con que Jesús se ha definido: ¿es realmente el camino al Padre para mí, para nosotros?, ¿es el único maestro cuya verdad aceptamos y seguimos, o buscamos a otros maestros?, ¿en qué sentido Jesús es para mí, para nosotros, la vida?

Colecta

Suplicamos que, por el don del Salvador y del Espíritu Santo, se nos dé la verdadera libertad y la herencia eterna.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 9, 26-31.

Pablo convertido es aceptado en la comunidad de Jerusalén, por los buenos oficios de Bernabé que convence a los Apóstoles con estas palabras: “Pablo ha visto al Señor en el camino”; es decir, en la comunidad de Jesús.

Segunda lectura: 1 Juan 3, 18-24.

La conciencia limpia y recta nos abre a la confianza en Dios, más allá de nuestro pecado; y nos ayuda a cumplir a cabalidad los mandamientos. Así viviremos en Dios.

Evangelio: Juan 15, 1-8.

Con el símil de la vid y los sarmientos, Jesús nos recuerda que la unión con él es condición de vida y que nada bueno y válido podemos hacer sin él.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con el pan y el vino, presentamos nuestra actividad misionera y nuestros sacrificios que sólo Dios conoce.

Comunión

“Yo soy la vid verdadera y vosotros los sarmientos; el que queda en mi y Yo en él, da mucho fruto”. Eso debe asegurarnos la comunión con Cristo.

Despedida

Como auténticos creyentes y discípulos de Jesús, anunciemos que sólo él es “el Camino, la Verdad y la Vida”, el único salvador.

Domingo cuarto de Pascua: Jesús resucitado es el “Buen” Pastor de la Iglesia

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La figura de Jesús, Buen Pastor, llena la liturgia de hoy. Es una invitación a orar por nuestros pastores: Papa, obispos, sacerdotes, y aprender a colaborar cordialmente en las obras de la Iglesia.

Acto penitencial

Hoy nos cuestionamos sobre la docilidad, la colaboración y la ayuda a nuestros pastores, que dirigen nuestra comunidad parroquial y diocesana: críticas, rebeldías, omisiones.

Colecta

Pedimos llegar a la felicidad eterna, con la ayuda de Jesús, nuestro Pastor.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 4, 8-12.

Pedro, en su catequesis, afirma que sólo en Cristo hay salvación y sólo a él debemos invocar como salvador.

Segunda lectura: 1 Juan 3, 1-12.

La gran afirmación de Juan: “¡Somos hijos de Dios ya, pero todavía no plenamente!”, es un buen compromiso: llevarse como verdaderos hijos y hermanos con todos.

Evangelio: Juan 10, 11-18.

Jesús se proclama el “Buen Pastor”: conoce a los suyos y ellos lo conocen, los ama hasta el punto de entregar su vida por ellos. ¿Conocemos de veras a Jesús, nuestro salvador, lo amamos, lo seguimos?

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Hoy ofrecemos, junto al pan y al vino, los sufrimientos, los obstáculos, las pruebas y los logros de nuestros pastores; ofrecemos, también, los proyectos pastorales, en los cuales comprometemos nuestra colaboración.

Comunión

Al recibir a Jesús, recordemos: Ha resucitado el Buen Pastor, el que ha ofrecido la vida por nosotros. No hay otro camino para corresponder a eso sino con una generosa entrega a los hermanos.

Despedida

Salimos del templo con un real compromiso de unidad: juntos con nuestros pastores formamos la única Iglesia de Jesús. Bajo su conducción, con la fuerza del Espíritu Santo, caminamos hacia el Padre.

Domingo tercero de Pascua Jesús resucitado, presente en la palabra y en la eucaristía

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La liturgia de hoy nos hace revivir el encuentro de Jesús con los discípulos de Emaús. Como ellos, dispongámonos a reconocerlo en el pan eucarístico compartido.

Acto penitencial

Nuestro arrepentimiento hoy debe centrarse en la escucha de la palabra y la recepción de la eucaristía. Nos preguntamos: ¿influyen, realmente, en nuestra vida cristiana?

Colecta

La oración nos invita a alegramos por nuestra dignidad de hijos de Dios.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 3, 13-15.17-19.

La sanación del paralítico en la puerta del Templo ofrece a Pedro la ocasión de anunciar que ese poder le viene de Dios, el que, a través de Jesús muerto y resucitado, ha salvado al mundo.

Segunda lectura: 1 Juan 2, 1-5.

Jesús se entregó por nuestros pecados, y se hace nuestro abogado ante el Padre, para alcanzarnos el perdón.

Evangelio: Lucas 24, 35-48.

Jesús se aparece a los discípulos, les abre al misterio de salvación que él vino a realizar. Les muestra que está vivo y operante; y los envía a misionar por el mundo.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Ofrezcamos sobre el altar, con el pan y el vino, nuestros cansancios y desesperanzas, la palabra recibida y la eucaristía en que participamos.

Comunión

Supliquemos al Señor que lo podamos reconocer y recibir, con provecho verdadero, en la comunión que compartimos con muchos hermanos.

Despedida

Animados por el mensaje evangélico de hoy, anunciemos con valentía que Jesús debía pasar por el sufrimiento y la muerte para resucitar a la gloria del Padre.

Domingo segundo de Pascua: Jesús resucitado se manifiesta en la comunidad

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La liturgia de hoy nos llama la atención sobre un hecho significativo: el Señor resucitado se hace presente en la asamblea dominical, máxima expresión de la comunidad cristiana.

Acto penitencial

Pedimos perdón por todas nuestras actitudes contrarias a nuestra comunidad: romper la comunión, no colaborar en las obras de la Iglesia universal, diocesana y parroquial.

Colecta

Pedimos poder conocer a fondo al don del bautismo y el coraje de vivir sus consecuencias.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 4, 32-35.

La comunidad cristiana primitiva vive una plena comunión de bienes espirituales y materiales, que le permite ayudar a todos, para que nadie pase necesidad.

Segunda lectura: 1 Juan 5, 1-6.

Los mandamientos de Dios no son una carga pesada, siempre y cuando los aceptemos con fe y los observemos con amor.

Evangelio: Juan 20, 19-31.

Jesús se aparece a los discípulos y les confiere el Espíritu Santo y los envía a la misión salvadora. A Tomás, le reprocha su incredulidad.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Ponemos sobre el altar nuestra fidelidad cristiana como manifestación de entrega total a Cristo, con los dones del pan y del vino. Lo hacemos con alegría.

Comunión

La unión con Cristo en la eucaristía nos asegura el compromiso de una fe activa, llena de obras buenas.

Despedida

Somos no sólo individuos, somos miembros de la comunidad de Jesús. Vayamos a testimoniar comunitariamente a todos la alegría de la resurrección.

Domingo de Pascua de Resurrección: Cristo ha resucitado, nosotros somos testigos

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

Toda la liturgia de hoy es un grito de alegría por la resurrección del Señor. En la Pascua nace el hombre nuevo creado en la justicia y santidad verdaderas.

Acto penitencial

Por no haber acogido el espíritu de Jesús que nos hace resucitar de la muerte del pecado a vida nueva en Dios, pedimos perdón.

Colecta

Pedimos al Padre que por Cristo, vencedor de la muerte, nos ayude a renacer a la vida nueva.

LECTURAS CICLOS A-B-C

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 10, 34.37-43.

El discurso de Pedro al pagano Cornelio relata la vida de Jesús quien pasó haciendo el bien y sanando a los enfermos. Crucificado, resucitó al tercer día, apareciéndose a los que debían ser sus testigos. En él tenemos el perdón de los pecados.

Segunda lectura: Colosenses 3, 1-4.

San Pablo invita a los cristianos que han resucitado en Cristo a vivir una vida digna de él.

(O bien: 1 Corintios 5, 6-8).

Evangelio: Juan 20, 1-9.

* En lugar de este evangelio, se puede leer el evangelio de la Vigilia del año que corresponda (A-B-C).

Donde se celebre Misa vespertina, también puede leerse el evangelio: Lucas 24, 13-35.

La resurrección del Señor pone a prueba la fe de los discípulos, pues, como nota el evangelista, todavía no habían entendido bien que él tenía que resucitar de los muertos.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino, ofrecemos el compromiso de nuestra vida: construir una Iglesia que manifieste al Cristo resucitado.

Comunión

La comunión con el cuerpo y la sangre de Cristo es anticipo de la resurrección futura.

Despedida

Vayamos con la alegría de nuestra vida y la fuerza del Espíritu Santo, a anunciar que Cristo ha resucitado y que nosotros somos sus testigos.

Domingo de Ramos (Misa): Jesús se entrega a la muerte por amor a nosotros

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La liturgia eucarística de hoy está centrada en los últimos días de la vida de Jesús. Él ha escogido el camino de la entrega a la voluntad del Padre para redimirnos del pecado y de la muerte. La cruz, que él acepta libremente, tiene ese sentido.

Acto penitencial

Por nuestras tibiezas; por nuestras cobardías y traiciones; por nuestras faltas de amor al prójimo; por no haber seguido a Jesús en los momentos difíciles; por haberlo desconocido en los hermanos más necesitados… ¡Señor, ten piedad!

Colecta

Jesús se humilla hasta la muerte de cruz; tengamos siempre presente que ése es el camino de la salvación.

PASIÓN DEL SEÑOR

Lectura Año B: Marcos 14, 1–15, 47 (o bien: 15, 1–39).

El relato de Marcos presenta la cruz como algo que los discípulos no comprenden. Con su narración quiere hacernos revivir esa experiencia dolorosa para llegar, como el centurión, a reconocer: “Verdaderamente ese hombre es hijo de Dios”.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

En este ofrecimiento, tengamos presentes las palabras de san Pablo: “Si mueren con Cristo, resucitarán con él”; y la necesidad de unir nuestros sacrificios al sacrificio de Jesús.

Comunión

Jesús nos indica, con su vida de anonadamiento, cómo se corresponde a la voluntad del Padre. La comunión con él nos alcanza la fuerza para asumir esa voluntad, siempre difícil.

Despedida

Comenzamos hoy la “Semana Santa”. ¡Ojalá sea un tiempo propicio para el silencio, la reflexión, la oración y para un compromiso de amor con la gente, a ejemplo de Jesús que se entregó por la salvación de todos!

Domingo quinto de Cuaresma: Cristo es la resurrección y la vida

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

Celebramos el último domingo de Cuaresma y la liturgia nos anticipa la resurrección del Señor.

Acto penitencial

Pedimos perdón por todas las veces que hemos sido sordos a la voz del Espíritu Santo y hemos ignorado sus inspiraciones.

Colecta

Hoy suplicamos al Señor nos salve por el amor que lo empujó a entregarse por nosotros.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Jeremías 31, 31-34.

El profeta anuncia una alianza nueva: Dios escribirá su ley en el corazón del hombre y proclama: “Yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo”.

Segunda lectura: Hebreos 5, 7-9.

Obedecer la voluntad de Dios no siempre es fácil. Jesús lo aprendió con súplicas y lágrimas, y así se constituyó en ejemplo para nosotros.

Evangelio: Juan 12, 20-33.

Al acercarse el tiempo de su pasión, Jesús nos recuerda que el grano de trigo debe morir para dar fruto; y aquel que no entrega su vida por Dios y los demás, la pierde.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Ponemos sobre el altar, juntos con el pan y el vino, nuestros sacrificios, compromisos y nuestras esperanzas.

Comunión

La comunión con Jesús es un anticipo de la resurrección definitiva, si comulgamos realmente con su pasión y su muerte.

Despedida

Vayamos a anunciar a todos la buena noticia de Jesús: el que vive y cree en mí no morirá jamás.

Domingo cuarto de Cuaresma: Caminar como hijos de la luz

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

El simbolismo de la luz llena la liturgia de hoy. Es un apremiante llamado a ser luz en un ambiente contaminado por falsas doctrinas que desvían a la gente.

Acto penitencial

Nos arrepentimos por las veces que no hemos sido luz y apoyo para nuestros hermanos. Nos preguntamos si nos cultivamos en la fe con la palabra de Dios, la catequesis, la lectura.

Colecta

La oración nos hace pedir que apresuremos nuestro camino hacia la Pascua ya cercana.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: 2 Crónicas 36, 14-16.19-23.

Las infidelidades de los israelitas son duramente castigadas por el Señor: guerras, derrotas, exilio… Pero Dios va en ayuda de su pueblo arrepentido, a través de un rey extranjero.

Segunda lectura: Efesios 2, 4-10.

San Pablo pone de relieve el gran amor que Dios nos tiene y su bondad para con nosotros, en Cristo Jesús.

Evangelio: Juan 3, 14-21.

El evangelista Juan nos relata la sorprendente revelación a Nicodemo: Tanto amó Dios al mundo que nos dio a su hijo único para que tengamos vida eterna.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino, frutos de la tierra y del trabajo humano, nos ofrecemos también nosotros por la salvación del mundo.

Comunión

La comunión con Cristo nos haga partícipes de su luz.

Despedida

A semejanza de Cristo, también el cristiano debe ser portador de luz, en medio de un ambiente incrédulo y debe manifestarlo con la coherencia de su vida.

Domingo tercero de Cuaresma: Cristo, agua de vida eterna

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

En este tercer domingo de Cuaresma, la liturgia, con el simbolismo del agua, nos ayuda a revivir nuestro bautismo.

Acto penitencial

Hoy nos arrepentimos por no haber vivido con mayor plenitud las renuncias y las promesas del bautismo.

Colecta

Invoquemos a la misericordia de Dios: que nos ayude a tomar los medios para superar nuestras culpas.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Éxodo 20, 1-17 (o bien: 20, 1-4.7-8.12-17).

La ley de Dios es una ley de liberación; asumida responsablemente, es camino a la libertad y al amor.

Segunda lectura: 1 Corintios 1, 22-25.

El “escándalo de la cruz” es fuerza y sabiduría que redime al mundo. Lo que parece “locura” es, en realidad, salvación.

Evangelio: Juan 2, 13-25.

La violenta arremetida de Jesús en el Templo contra los vendedores, nos recuerda que las iglesias, los templos y las capillas son lugares de oración y por lo tanto merecen respeto, silencio y limpieza. Son un espacio para Dios.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino, ponemos sobre el altar nuestro deseo de perdonar sinceramente a nuestros hermanos.

Comunión

Hoy nos preguntamos, como otras veces: ¿Qué haría Cristo si estuviera en mi lugar? La respuesta concreta: “Hasta que nos duela”, marca la medida de nuestra unión con Cristo.

Despedida

En un mundo consumista, olvidado de los valores que dan sentido a la existencia, nos comprometemos a ser agua viva, como Cristo, para nuestros hermanos menos favorecidos y que no han tenido la oportunidad de cultivarse.

Domingo segundo de Cuaresma: Dios nos llama a arriesgar la vida

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La vocación de Abraham es modelo de la llamada que Dios hace a todo hombre. La liturgia de hoy nos invita a ser generosos en la respuesta.

Acto penitencial

Dos peticiones de perdón: por haber respondido tarde y mal al llamado de Dios; por no haber escuchado y seguido a Cristo, el Hijo amado del Padre.

Colecta

La transfiguración del Señor alimente nuestra fe en Dios, que es nuestro premio definitivo.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Génesis 22, 1-2.9-13.15-18.

El sacrificio de Abraham es figura del amor del Padre Dios hacia los hombres: entrega a la muerte a su hijo Jesús para salvarnos.

Segunda lectura: Romanos 8, 31-34.

San Pablo proclama solemnemente que Dios no sólo no nos negó a su propio Hijo, sino que lo entregó por nosotros.

Evangelio: Marcos 9, 2-10.

En la transfiguración se anticipa la visión del Cristo glorioso. Pero terminada la visión, queda Jesús solo; el amigo que nunca falta.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con el pan y el vino pedimos, y ofrecemos, la santidad de la vida en vista de la Pascua.

Comunión

Con Cristo, hecho pan por nosotros, pedimos la fuerza para peregrinar hacia el Padre Dios.

Despedida

Fortalecidos por la oración, la palabra y la presencia de tantos hermanos, vayamos a anunciar que vale la pena entregar la vida por Cristo.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×