Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Guiones

Domingo décimo séptimo durante el año

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La eucaristía de hoy nos ofrece una buena oportunidad para reflexionar sobre el Reino de Dios; también para comprometernos en su realización y orar por la Iglesia, que no es el Reino, pero “en la tierra constituye el germen y el inicio de ese Reino” (LG 5).

Acto penitencial

Por haber repetido muchas veces: ¡Venga tu Reino a nosotros!, y no haber trabajado por hacer el mundo y nuestra realidad cotidiana algo más humano, acorde al Reino de Dios.

Colecta

Pedimos al Dios misericordioso utilizar de tal forma los bienes de la tierra que no olvidemos los del cielo.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Génesis 18, 20-21.23-32.

En la actitud de Abraham ante el Señor, se ponen de manifiesto el gran respeto y la gran confianza que debe animar nuestra oración.

Segunda lectura: Colosenses 2, 12-14.

En el bautismo hemos muerto y resucitado con Cristo: muertos al pecado; resucitados a la vida de Dios.

Evangelio: Lucas 11, 1-13.

Jesús nos enseña a llamar Padre a Dios en la oración. La lectura de hoy nos inculca la confianza y la constancia en nuestra oración.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Los dones que llevarnos hoy al altar quieren significar los bienes del Reino, por el cual estamos dispuestos a sacrificarlo todo.

Comunión

San Pablo nos acompaña en nuestra comunión con Cristo que nos amó y se entregó por nosotros (Gálatas 2, 20). Si amor con amor se paga, no nos queda otro camino que la entrega generosa y total.

Despedida

Anunciarnos a todos que el Reino es un don de Dios, pero también tarea nuestra, nunca acabada. El Reino es Jesús que viene a nuestra vida y a la del mundo. ¡Abrámosle las puertas!

Domingo décimo sexto durante el año

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

Hoy, “Día del Señor”, la liturgia nos llama a celebrar con alegría la paciencia de Dios. Es para nosotros una lección permanente este Dios que espera; un Dios que colma a sus hijos de “dulce esperanza” y nos ayuda a la conversión.

Acto penitencial

Por haber “abusado” de la paciencia de Dios, con repetidos pecados. Por haber retardado nuestra conversión. Por habernos privado de la alegría de ser perdonados: Señor, ten piedad.

Colecta

Pedimos al Señor que multiplique en nosotros los dones de su gracia, para que podamos ser fieles.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Génesis 18, 1-10.

Esta primera lectura y el texto del evangelio, nos hacen reflexionar sobre la hospitalidad. Abraham acoge, sin saberlo, al mismo Dios en la persona de tres peregrinos que pasan por su casa.

Segunda lectura: Colosenses 1, 24-28.

Pablo participa a los cristianos de Colosas su extraordinaria vocación y misión de revelar, en este tiempo, el misterio de la salvación universal en Cristo.

Evangelio: Lucas 10, 38-42.

Dos hermanas hospedan a Jesús en su casa. Marta se preocupa más de un buen almuerzo que restaure las fuerzas del huésped; María, en cambio, lo escucha, está pendiente de su persona. Es ésta la actitud verdadera del discípulo.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Como un día el Señor bendijo los dones que Abel le ofrecía, hoy le pedimos que bendiga los trabajos, los sufrimientos y las esperanzas que traemos al altar.

Comunión

Comulgar con Cristo, es pasar del pecado a la gracia; comulgar plenamente con él, es dar un paso más comprometido de santidad y de amor al prójimo.

Despedida

El Padre Dios ha sembrado en nosotros su palabra, que es su mismo Hijo, Cristo Jesús. Nos da así la fuerza de su Espíritu para que su palabra crezca en nosotros y la anunciemos y testimoniemos en la vida cotidiana.

Nuestra Señora del Carmen, Madre y Reina de Chile: Solemnidad 16 de Julio

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La liturgia de hoy nos presenta a María bajo la advocación del Carmen y nos recuerda un aspecto importante de María de Nazaret: su actitud contemplativa. Ella meditaba en su corazón todas las palabras y hechos de la vida de Jesús. Es un ejemplo permanente y muy actual en un mundo en que el ruido y la distracción no favorecen la vida de oración. María nos indica el camino para ello.

Acto penitencial

Pedimos perdón por no saber encontrar un tiempo apto para estar con él y orar. Pedimos perdón por no hacer de nuestra vida una vida de oración constante. Pedimos perdón por olvidar que “en la tarde de nuestra vida seremos juzgados sobre el amor”.

Colecta

Pedimos, con la ayuda de María, poder alcanzar la santa montaña que es Cristo.

LECTURAS CICLO A-B-C

Primera lectura: 1 Reyes 18, 1-2.41-46.

El pueblo ha vuelto a Dios, y Dios, a través del profeta Elías, le hace el don del agua. La liturgia aplica a María la visión de la “nubecilla” divisada desde el Carmelo, fuente de nueva vida para Israel y el mundo.

Segunda lectura: Hechos de los Apóstoles 1, 12-14.

El texto de Lucas nos presenta a María en otro momento estelar de la historia de la salvación: a la espera de la venida del Espíritu Santo, ella asiste, anima y ora con los Apóstoles en el Cenáculo.

Evangelio: Juan 2, 1-11.

En Caná, María provoca el primer milagro de Jesús, en favor de una pareja modesta, y nos revela el secreto del obrar de Jesús: “Hagan lo que él les diga”.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Presentamos nuestras ofrendas con ánimos de peregrinos que van con Cristo hacia el Padre. María nos facilita el camino, con su entrega incondicional a Dios.

Comunión

La comunión con Cristo hoy se nos facilita si nos acercamos a recibirla con María, madre suya y nuestra.

Despedida

Los santos y las santas del Carmelo -Teresa de Ávila, Teresita de Lisieux, Teresa de Los Andes, Edith Stein y Juan de la Cruz y tantos otros- nos atestiguan que se puede ser todo de Cristo sin dejar de ser todo de los hermanos. Recojamos esta gran lección.

Domingo décimo tercero durante el año

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300
Domingo décimo tercero durante el año

Motivación de entrada

La celebración de hoy nos ofrece unas referencias muy ricas para orientar nuestra vida: cuáles son las exigencias para seguir a Jesús y cómo debemos acoger a los mensajeros del evangelio.

Acto penitencial

Nos recogemos ante el Señor y le pedimos perdón por los pecados de la semana que termina y la fuerza para convertirnos a su seguimiento.

Colecta

Llamados a ser hijos de la luz, pedimos que la “luz de la verdad” resplandezca en nuestras vidas.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: 1 Reyes 19, 16.19-21.

El profeta Elías llama a Elíseo, en nombre de Dios, a tomar su puesto de profeta. Eliseo deja todo y lo sigue.

Segunda lectura: Gálatas 5, 1.13-18.

Pablo recuerda al cristiano que ha sido llamado a la libertad de Cristo, para servir en el amor.

Evangelio: Lucas 9, 51-62.

Jesús se encamina resueltamente a Jerusalén; quienes optan por seguirlo, deben dejarlo todo por el Reino.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con el pan y el vino, ofrecemos sobre el altar nuestro servicio cristiano que nace de nuestra participación en el sacerdocio de Cristo.

Comunión

Cristo en la comunión nos une a él con un amor perpetuo para que demos frutos duraderos.

Despedida

Fortalecidos con la palabra de Dios y el sacramento de Cristo, vayamos a anunciar a todos la alegría del amor de Dios que nos hermana en una sola familia.

Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300
Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo

Cristo pan de vida, Dios con nosotros

Motivación de entrada

La solemnidad del “cuerpo y sangre de Cristo” nos hace revivir la presencia real de Cristo en la eucaristía y nos recuerda la nueva Alianza sellada con la sangre de Cristo. Es signo de fraternidad.

Acto penitencial

Por no habernos acercado con frecuencia a recibir el cuerpo de Cristo. Por no haberlo hecho siempre con un corazón reconciliado y limpio. Por no haber sacado de ahí la fuerza para amar a los hermanos.

Colecta

Pedimos que el memorial de la pasión del Señor nos prepare a contemplarlo un día en el cielo.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Génesis 14, 18-20.

Los bienes de la tierra son creaturas de Dios y por eso él los acepta del hombre; y sirven como “signos” de su relación con él.

Segunda lectura: 1 Corintios 11, 23-26.

Pablo nos presenta el primer relato del Nuevo Testamento sobre la eucaristía, como memoria viva de Jesús hasta que vuelva.

Evangelio: Lucas 9, 11-17.

El relato de la multiplicación de los panes encaja bien en la liturgia de hoy y es releído en clave eucarística: Jesús toma el pan, lo bendice y lo parte, lo entrega. Jesús solicita nuestra cooperación para continuar compartiéndolo con la gente.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino, presentamos nuestra vida, la de nuestros         hermanos, sus esperanzas y sacrificios, para que el Señor los transforme con su amor compasivo.

Comunión

Dice el Señor: “El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mi y yo en él”. No rompamos esa promesa con nuestros pecados.

Despedida

Nos hemos alimentado del mismo pan, hemos bebido del mismo cáliz, hemos oído la misma palabra, junto al mismo altar; vayamos ahora a anunciar con la vida que somos hermanos, que Dios nos ama y ama a todos.

Domingo sexto de Pascua: El cristiano da testimonio de Jesús con el amor

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La liturgia de hoy nos presenta a Jesús que promete el Espíritu Santo a sus discípulos, y les pide que atestigüen su presencia redentora en el mundo con el amor al prójimo.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón por no haber sabido “dar razón de nuestra esperanza”, ante un mundo que no conoce al Señor y a veces lo rechaza por culpa de nuestra vida mediocre y sin sentido.

Colecta

Que la pascua del Señor se manifieste con las obras en nuestra vida.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 15, 1-2.22-29.

El relato del Concilio de Jerusalén -el primero en la historia de la Iglesia- revela la existencia de problemas entre los creyentes, pero también la presencia liberadora del Espíritu.

Segunda lectura: Apocalipsis 21, 10-14.22-23.

Con el simbolismo de la luz, san Juan nos presenta la ciudad celestial que no necesita de santuario, porque el mismo Dios es su santuario.

Evangelio: Juan 14, 23-29.

Un pequeño compendio de vida trinitaria: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo irán a vivir en quien ama a Jesús y cumple su palabra.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Presentamos al Señor, con el pan y el vino, los frutos de nuestra confirmación: testimonio, misión y aceptación alegre de nuestras cruces, en el amor.

Comunión

“Si me aman -dice el Señor- cumplan mis mandamientos, y yo rogaré al Padre y Él les dará otro consolador que permanecerá con ustedes para siempre” (Jn 14, 15-16).

Despedida

El cristiano es el que sabe dar razón de su esperanza por la fuerza de su fe en Dios, y gracias al amor que le infunde el Espíritu Santo. Vayamos a anunciar la Buena Nueva.

Domingo quinto de Pascua: Jesús resucitado, camino al Padre

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La liturgia nos presenta la más completa autorrevelación de Jesús: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”. Jesús es el único camino al Padre, la única verdad salvadora, la vida que no tiene fin.

Acto penitencial

Nos examinamos sobre las palabras con que Jesús se ha definido: ¿es realmente el camino al Padre para mí, para nosotros?, ¿es el único maestro cuya verdad aceptamos y seguimos, o buscamos a otros maestros?, ¿en qué sentido Jesús es para mí, para nosotros, la vida?

Colecta

Suplicamos que, por el don del Salvador y del Espíritu Santo, se nos dé la verdadera libertad y la herencia eterna.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 14, 21-27.

En su viaje misionero Pablo y Bernabé animaron a los creyentes a estar firmes en la fe, a pesar de las tribulaciones necesarias para entrar en el Reino.

Segunda lectura: Apocalipsis 21, 1-5.

La lectura del Apocalipsis es estimulante y esperanzadora: Dios vive entre los hombres, que son su pueblo; quitará toda aflicción y hará nuevas todas las cosas.

Evangelio: Juan 13, 31-33.34-35.

Ya a punto de dejar a sus discípulos, Jesús les repite su mandamiento de amarse entre ellos, sólo así serán reconocidos como sus discípulos.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con el pan y el vino, presentamos nuestra actividad misionera y nuestros sacrificios que sólo Dios conoce.

Comunión

“Yo soy la vid verdadera y vosotros los sarmientos; el que queda en mi y Yo en él, da mucho fruto”. Eso debe asegurarnos la comunión con Cristo.

Despedida

Como auténticos creyentes y discípulos de Jesús, anunciemos que sólo él es “el Camino, la Verdad y la Vida”, el único salvador.

Domingo cuarto de Pascua: Jesús resucitado es el “Buen” Pastor de la Iglesia

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La figura de Jesús, Buen Pastor, llena la liturgia de hoy. Es una invitación a orar por nuestros pastores: Papa, obispos, sacerdotes, y aprender a colaborar cordialmente en las obras de la Iglesia.

Acto penitencial

Hoy nos cuestionamos sobre la docilidad, la colaboración y la ayuda a nuestros pastores, que dirigen nuestra comunidad parroquial y diocesana: críticas, rebeldías, omisiones.

Colecta

Pedimos llegar a la felicidad eterna, con la ayuda de Jesús, nuestro Pastor.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 13, 14.43-52.

Lucas nos presenta la primera misión de Pablo y Bemabé. Rechazados por los judíos, se dirigen con éxito a los paganos, pues éstos acogen el evangelio.

Segunda lectura: Apocalipsis 7, 9.14-17.

La innumerable Iglesia del cielo -compuesta de gente de toda raza, lengua, pueblo y nación- ha pasado por la tribulación y ahora goza ante el Cordero de Dios.

Evangelio: Juan 10, 27-30.

El breve texto de hoy pone de relieve la sintonía entre Jesús, Buen Pastor, y los suyos, como también la identificación perfecta de Jesús con el Padre: “El Padre y Yo somos uno”.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Hoy ofrecemos, junto al pan y al vino, los sufrimientos, los obstáculos, las pruebas y los logros de nuestros pastores; ofrecemos, también, los proyectos pastorales, en los cuales comprometemos nuestra colaboración.

Comunión

Al recibir a Jesús, recordemos: Ha resucitado el Buen Pastor, el que ha ofrecido la vida por nosotros. No hay otro camino para corresponder a eso sino con una generosa entrega a los hermanos.

Despedida

Salimos del templo con un real compromiso de unidad: juntos con nuestros pastores formamos la única Iglesia de Jesús. Bajo su conducción, con la fuerza del Espíritu Santo, caminamos hacia el Padre.

Domingo tercero de Pascua: Jesús resucitado, presente en la palabra y en la eucaristía

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300

Motivación de entrada

La liturgia de hoy nos hace revivir el encuentro de Jesús con los discípulos de Emaús. Como ellos, dispongámonos a reconocerlo en el pan eucarístico compartido.

Acto penitencial

Nuestro arrepentimiento hoy debe centrarse en la escucha de la palabra y la recepción de la eucaristía. Nos preguntamos: ¿influyen, realmente, en nuestra vida cristiana?

Colecta

La oración nos invita a alegramos por nuestra dignidad de hijos de Dios.

LECTURAS CICLO C

Primera lectura: Hechos de los Apóstoles 5, 27-32.40-41.

Ante las amenazas de los jefes judíos, Pedro y los otros apóstoles, reaccionan vigorosamente: es por obediencia a Dios que ellos predican a Jesús, guía y salvador de los hombres.

Segunda lectura: Apocalipsis 5, 11-14.

En su visión, Juan describe la alabanza que los ángeles y los santos y la misma creación elevan a Jesús, el Cordero sacrificado por nosotros.

Evangelio: Juan 21, 1-19 (o bien: 21, 1-14).

La escena de la pesca milagrosa, además de revelar que Cristo resucitado es “el Señor”, nos narra la triple confesión de Pedro a Jesús. Porque ama, le confía el pastoreo de su Iglesia.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Ofrezcamos sobre el altar, con el pan y el vino, nuestros cansancios y desesperanzas, la palabra recibida y la eucaristía en que participamos.

Comunión

Supliquemos al Señor que lo podamos reconocer y recibir, con provecho verdadero, en la comunión que compartimos con muchos hermanos.

Despedida

Animados por el mensaje evangélico de hoy, anunciemos con valentía que Jesús debía pasar por el sufrimiento y la muerte para resucitar a la gloria del Padre.

Domingo cuarto de Cuaresma: Caminar como hijos de la luz

Guión para el Domingo cuarto de CuaresmaMOTIVACIÓN DE ENTRADA

El simbolismo de la luz llena la liturgia de hoy. Es un apremiante llamado a ser luz en un ambiente contaminado por falsas doctrinas que desvían a la gente.

ACTO PENITENCIAL

Nos arrepentimos por las veces que no hemos sido luz y apoyo para nuestros hermanos. Nos preguntamos si nos cultivamos en la fe con la palabra de Dios, la catequesis, la lectura.

COLECTA

La oración nos hace pedir que apresuremos nuestro camino hacia la Pascua ya cercana.

LECTURAS CICLO C
Primera lectura: Josué 4, 19; 5, 10-12.

El breve relato narra la primera pascua celebrada por los israelitas en la Tierra prometida.

Segunda lectura: 2 Corintios 5, 17-21.

Apasionada exhortación de san Pablo a que nos dejemos reconciliar con Dios, para vivir la vida nueva en Cristo.

Evangelio: Lucas 15, 1-3.11-32.

La parábola del hijo pródigo que vuelve a la casa paterna es la más clara muestra de que Dios nos ama perdonando, a pesar de nuestras graves faltas.

ORACIÓN DE LOS FIELES
PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

Con los dones del pan y del vino, frutos de la tierra y del trabajo humano, nos ofrecemos también nosotros por la salvación del mundo.

COMUNIÓN

La comunión con Cristo nos haga partícipes de su luz.

DESPEDIDA

A semejanza de Cristo, también el cristiano debe ser portador de luz, en medio de un ambiente incrédulo y debe manifestarlo con la coherencia de su vida.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×