Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Guiones

Domingo segundo de Adviento

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Hagan frutos de conversión

Motivación de entrada

La liturgia de hoy nos llama a producir frutos dignos de penitencia y conversión. La eucaristía, que nos preparamos a celebrar, es el lugar de la espera y de la presencia del Señor.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón por no haber acogido a nuestros hermanos con los mismos sentimientos de Cristo.

Oración colecta

Pidamos al Padre Dios que nuestras responsabilidades terrenas no nos aparten de caminar hacia él.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Isaías 40, 1-5.9-11.

El profeta anuncia con alegría la vuelta de los desterrados. Dios restablece la amistad con su pueblo. Es una invitación a corresponder a ese reencuentro.

Segunda lectura: 2 Pedro 3, 8-14.

El cristiano está llamado a apresurar con una vida santa los cielos nuevos y la tierra nueva donde reinará la justicia.

Evangelio: Marcos 1, 1-8.

Como san Juan el Bautista, el cristiano está llamado a abrir el camino a Cristo, con su palabra y su testimonio de vida.

Oración de los fieles

Presentación de las ofendas

A la espera del Señor que viene, le presentamos el don de nuestras vidas: éxitos y fracasos, penas y alegrías. Lo hacemos cantando.

Comunión

Cristo viene a nosotros y se nos da a modo de comida. Vayamos alegres a su encuentro, a la espera, de su venida definitiva.

Despedida

El cristiano es el hombre de la espera y de la esperanza. Hoy nos preguntamos, junto a san Alberto Hurtado: ¿”Qué haría Cristo en mi lugar”? ¿Qué puedo y debo hacer a la espera de su venida?

Domingo primero de Adviento

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

El Señor viene a salvarnos

Motivación de entrada

La celebración de la eucaristía hoy nos prepara a la última venida del Señor. Participemos activamente en ella que es la manifestación privilegiada de su presencia entre nosotros.

Acto penitencial

Hermanos, pidamos perdón al Señor por nuestros pecados, por nuestras faltas de esperanza, por nuestra incoherencia de vida. Supliquemos el don de la conversión.

Oración colecta

Hoy pedimos al Padre Dios que nos ayude a ir al encuentro de Cristo que viene con las buenas obras.

LECTURAS CICLO B

Primera lectura: Isaías 63, 16-17.19; 64, 2-7.

El profeta suplica al Señor que venga a salvar a su pueblo.

Segunda lectura: 1 Corintios 1, 3-9.

Dios nos ha llamado a participar de la vida de su Hijo, Jesús.

Evangelio: Marcos 13, 33-37.

Los cristianos debemos vivir siempre despiertos, pues no sabemos cuándo vendrá el Señor.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino ofrecemos nuestras vidas, trabajos y alegrías.

Comunión

Pedimos al Señor nos ayude a desear ardientemente desde ahora los bienes definitivos y poner en ellos nuestros corazones, a la espera de su venida.

Despedida

El tiempo de adviento es tiempo de esperanza. Testimoniemos con la vida la presencia del Señor que ha venido y viene constantemente a salvar a los hombres.

Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La celebración de hoy es toda una alabanza a Cristo, rey del universo, rey de los corazones: un rey que no excluye a nadie y quiere salvar a todos con la fuerza de su amor misericordioso.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón: por no haber servido a Jesús, rey clemente y compasivo; por no atender a su presencia amorosa; por no trabajar con tesón por su reino de amor, justicia y paz.

Colecta

Pedimos que en el mundo, liberado del pecado y restaurado por Cristo, podamos servirlo y alabarlo siempre.

LECTURA CICLO A

Primera lectura: Ezequiel 34, 11-12.15-17.

Con una parábola, el profeta presenta a Dios como pastor de su pueblo que reprocha a los reyes y jefes del pueblo haber descuidado a la grey.

Segunda lectura: 1 Corintios 15, 20-26.28.

Este texto de Pablo nos reconforta en nuestra actividad misionera por el Reino. Cristo al final vencerá a la muerte y entregará al Padre el universo redimido y reconciliado para que “Dios sea todo en todas las cosas”.

Evangelio: Mateo 25, 31-46.

La mejor síntesis del evangelio de hoy nos la sugiere san Juan de la Cruz: “En la tarde de nuestra vida seremos juzgados sobre el amor”; el amor de obras concretas para con los hermanos.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

El ofrecimiento del pan y del vino, quiere simbolizar hoy nuestra generosa e incondicional entrega a trabajar por el adviento del Reino: iVenga a nosotros tu Reino!

Comunión

En nuestra comunión con Cristo Rey, pedimos que sea fuerza para seguirlo aquí en todo y gozarlo un día en su reino glorioso.

Despedida

Vayamos alegres y esperanzados a anunciar y a trabajar para que se haga realidad el Reino de Cristo: reino eterno y universal; reino de verdad, vida, de santidad y de gracia, de justicia, amor y paz.

Domingo trigésimo tercero durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La palabra de Dios que hoy nos reúne nos cuestiona sobre el problema final del mundo y del hombre. En vez de abandonarnos a la tristeza, hoy nos abandonamos confiados en las manos del Señor. Queremos esperarlo con fe, con confianza y con amor.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón: por desesperarnos muchas veces ante la muerte; por vivir disipados sin pensar en la venida del Señor; por no hacer fructificar los talentos recibidos de Dios.

Colecta

Pedimos la alegría en el servicio de Dios; sólo en él encontraremos la felicidad plena y duradera.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Proverbios 31, 10-13.19-20.30-31.

Un hermoso poema sobre las cualidades de la mujer perfecta: es trabajadora, solidariza con los pobres, es sabia, entregada a su familia y generosa con Dios.

Segunda lectura: 1 Tesalonicenses 5, 1-6.

Exhortación de Pablo a los cristianos a vivir despiertos, a la espera del Señor que vendrá de repente, “como un ladrón en la noche”.

Evangelio: Mateo 25, 14-30 (o bien: 25, 14-15.19-21).

La parábola de los talentos, un mensaje exigente: los talentos que Dios nos da con abundancia son para ponerlos al servicio del prójimo, no para guardarlos egoístamente.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Con los dones del pan y del vino, dones de Dios y fruto del trabajo humano,            renovamos nuestro compromiso de trabajar, con entrega total, en la construcción del Reino.

Comunión

Acompañamos a Jesús que ha venido a nosotros en los signos del pan y del vino, con la reflexión del Salmo: “Para mí lo bueno es estar junto a Dios, hacer del Señor mi refugio” (Sal 72).

 

Salgamos de nuestra celebración con una vida renovada y que eso se manifieste en una relación diversa con la gente: acogida, paz, ayuda, especialmente con los más pobres y necesitados.

Domingo trigésimo segundo durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

El fin del año litúrgico, ya cercano, nos invita a estar vigilantes, pues el Señor viene. El cristiano vive a la espera del Señor, llenando su vida de obras buenas. La eucaristía de hoy es una adecuada oportunidad para recordarlo.

Acto penitencial

Hoy pedimos perdón: por desesperarnos ante la fugacidad de la vida, en vez de asirnos a Dios; por desaprovechar las ocasiones de ayudar a los hermanos; por creernos eternos e instalarnos en el mundo.

Colecta

Suplicamos al Señor que aparte de nosotros todo lo adverso y todo lo que impide cumplir su voluntad.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Sabiduría 6, 12-16.

El texto de esta lectura afirma que la sabiduría es don de Dios, pero también fruto de búsqueda: en efecto, la encuentra el que la busca.

Segunda lectura: 1 Tesalonicenses 4, 13-18 (o bien: 4, 13-14).

Pablo da a los cristianos de Tesalónica indicaciones sobre la muerte, la participación en la resurrección del Señor y los reconforta con la esperanza de que iremos al encuentro del Señor para estar siempre con él.

Evangelio: Mateo 25, 1-13.

Con la parábola de las diez vírgenes, se reafirma que el cristiano debe estar despierto y activo a la espera del Señor.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Hacemos con alegría nuestra ofrenda del pan y del vino: son dones de Dios para el banquete eucarístico de hoy, y también anticipo del banquete definitivo.

Comunión

La fuerza del Espíritu Santo, que el Padre nos ha comunicado por Jesús, transforma toda nuestra vida.

Despedida

El Señor viene, el Señor viene pronto, el Señor viene siempre: es la buena noticia que debemos anunciar a todos, como fruto de la celebración eucarística.

Domingo vigésimo séptimo  durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

Nos preparamos a la eucaristía de hoy con un solemne acto de fe: “En tu poder           Señor, está todo; nadie puede resistir a tu decisión. Tú creaste el cielo y la tierra y las maravillas todas que hay bajo el cielo. Tú  eres dueño del universo” (Libro de Ester).

Acto penitencial

Entre los pecados que nos aquejan, queremos pedir perdón hoy por las rebeliones a la voluntad de Dios, conocida pero no aceptada en nuestra vida: por habernos puesto fuera de su proyecto.

Colecta

La colecta de hoy nos ayuda a suplicar la misericordia de Dios que va más allá de lo que nosotros nos atrevemos a pedir.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Isaías 5, 1-7.

Con la parábola de la viña, el profeta describe al pueblo de Israel: escogido para la salvación, se vuelve estéril al punto de ser reducido a un desierto.

Segunda lectura: Filipenses 4, 6-9.

Pablo indica a los cristianos de Filipos cómo hacer objeto de reflexión, de oración y catequesis todo valor bueno, verdadero, justo, puro, digno.

Evangelio: Mateo 21, 33-46.

Mateo nos propone la parábola de la viña, que retoma el tema de la primera lectura. La Iglesia, en lugar de Israel, ha recibido esa viña del Señor y debe hacerla fructificar… y la Iglesia somos todos nosotros.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

El pan y el vino que ofrecemos, fruto de muchos granos, fruto de una buena tierra y de la fatiga humana, llegue a ser signo, por nuestro amor, de la unidad de la familia humana.

Comunión

Unidos a Cristo, meditamos la reflexión de san Pablo: “Uno solo es el pan, y nosotros, aun siendo muchos, somos un solo cuerpo, porque todos compartimos un único pan y un único cáliz” (1 Cor 10, 17).

Despedida

Con nuestro testimonio de auténticos cristianos, vayamos a comunicar a todos: Dios existe, vive y se nos ha revelado como Padre misericordioso en Jesucristo.

Domingo vigésimo sexto  durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

El Señor nos invita hoy a compartir la mesa de la palabra y de la eucaristía. Dispongámonos a celebrar con alegría y provecho esta acción de gracias en compañía con nuestra comunidad.

Acto penitencial

Reflexionemos un momento sobre la semana transcurrida, y mientras agradecemos al Señor todos los dones que nos ha dado, le pedimos perdón por nuestros pecados, especialmente por las omisiones: del bien que pudimos hacer y no lo hicimos.

Colecta

Suplicamos al Señor omnipotente y misericordioso, la gracia de vivir de tal forma que alcancemos los bienes eternos.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Ezequiel 18, 24-28.

El profeta llama la atención de Israel, y nuestra, sobre la responsabilidad individual: el malvado que se arrepiente y obra bien, se salva; el justo que se aleja de la justicia, muere por la maldad cometida.

Segunda lectura: Filipenses 2, 1-11 (o bien: 2, 1-5).

San Pablo exhorta a los cristianos a tener y cultivar los mismos sentimientos de Cristo: sentimientos de humildad, de caridad, de compasión hacia todos.

Evangelio: Mateo 21, 28-32.

Con una parábola, Jesús nos enseña que el Reino no es de quien se cree justo, sino de los pecadores que creen y se convierten.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

El pan y el vino que ofrecemos, dones en los que Cristo se hará presente, sean signo de nuestra adhesión, incluso en el sufrimiento, a la voluntad de Dios.

Comunión

En la comunión con Jesús, reflexionamos sobre las palabras de Juan: “En esto      hemos reconocido el amor de Dios: Él ha entregado su vida por nosotros, y también nosotros debemos entregarla por nuestros hermanos”.

Despedida

Cristo ha estado entre nosotros, nos ha alimentado con su palabra, edificado con sus ejemplos y vivificado con su cuerpo y sangre; volvamos a nuestras actividades y compartamos con todos esta alegría.

Domingo vigésimo quinto durante el año

libro-guiones-Benito-Spoletini-207x300Motivación de entrada

Hoy nos preparamos a la eucaristía dominical con la reconfortante palabra de la Escritura: “Yo soy la salvación del pueblo, dice el Señor. Cuando me llamen desde el peligro, yo los escucharé y seré para siempre su Señor”.

Acto penitencial

Por haber sido sordos al llamado vocacional de Dios. Por haber sido exigentes con los otros y blandos con nosotros mismos. Por no haber perdonado con generosidad y prontitud.

Colecta

La oración nos recuerda hoy que el amor a Dios está indisolublemente unido al del prójimo: es una exigencia de vida plena.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Isaías 55, 6-9.

El profeta llama al pecador a convertirse, a dejar el pecado y buscar al Señor, él está cerca y perdona.

Segunda lectura: Filipenses 1, 20-26.

Nadie como Pablo ha vivido tan intensamente su existencia cristiana hasta poder afirmar: “Para mí la vida es Cristo y la muerte una ganancia”.

Evangelio: Mateo 19, 30 – 20, 16.

A través de una hermosa parábola, Jesús nos revela que el Padre Dios ama a todos, a todas las horas, paga a todos por igual, pues esa paga -el premio- es pura gracia de Dios.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Presentemos con manos limpias nuestras ofrendas al Señor, mientras nos disponemos a recibir sus bienes con amor de hijos.

Comunión

Recordemos que la comunión con Cristo no es ni puede ser algo ocasional, sino un encuentro que transforme toda nuestra vida.

Despedida

Hemos compartido el pan de la palabra y del sacramento: vayamos a compartirlo generosamente con quienes encontraremos hoy y en la semana que comienza.

Domingo décimo séptimo durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

La eucaristía de hoy nos ofrece una buena oportunidad para reflexionar sobre el Reino de Dios; también para comprometernos en su realización y orar por la Iglesia, que no es el Reino, pero “en la tierra constituye el germen y el inicio de ese Reino” (LG 5).

Acto penitencial

Por haber repetido muchas veces: ¡Venga tu Reino a nosotros!, y no haber trabajado por hacer el mundo y nuestra realidad cotidiana algo más humano, acorde al Reino de Dios.

Colecta

Pedimos al Dios misericordioso utilizar de tal forma los bienes de la tierra que no olvidemos los del cielo.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: 1 Reyes 3, 5-6.7-12.

Al comienzo de su Reino, Salomón, pide al Señor poder gobernar con fidelidad, justicia y rectitud de corazón. Dios lo escucha.

Segunda lectura: Romanos 8, 28-30.

Pablo nos reconforta, al recordarnos la meta altísima del proyecto que el Padre Dios tiene sobre nosotros: Dios nos ha destinado a ser como su Hijo. Esto compromete nuestra respuesta.

Evangelio: Mateo 13, 44-52 (o bien: 13, 44-46).

Con tres parábolas, Jesús revela el Reino. Como tesoro escondido, y como perla preciosa, por los cuales vale la pena dejarlo todo y comprarlos. La imagen de la pesca recalca que la separación entre buenos y malos será al final.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Los dones que llevarnos hoy al altar quieren significar los bienes del Reino, por el cual estamos dispuestos a sacrificarlo todo.

Comunión

San Pablo nos acompaña en nuestra comunión con Cristo que nos amó y se entregó por nosotros (Gálatas 2, 20). Si amor con amor se paga, no nos queda otro camino que la entrega generosa y total.

Despedida

Anunciarnos a todos que el Reino es un don de Dios, pero también tarea nuestra, nunca acabada. El Reino es Jesús que viene a nuestra vida y a la del mundo. ¡Abrámosle las puertas!

Domingo décimo sexto durante el año

Libro: Guiones para la Animación Litúrgica. Autor: Benito-Spoletini

Motivación de entrada

Hoy, “Día del Señor”, la liturgia nos llama a celebrar con alegría la paciencia de Dios. Es para nosotros una lección permanente este Dios que espera; un Dios que colma a sus hijos de “dulce esperanza” y nos ayuda a la conversión.

Acto penitencial

Por haber “abusado” de la paciencia de Dios, con repetidos pecados. Por haber retardado nuestra conversión. Por habernos privado de la alegría de ser perdonados: Señor, ten piedad.

Colecta

Pedimos al Señor que multiplique en nosotros los dones de su gracia, para que podamos ser fieles.

LECTURAS CICLO A

Primera lectura: Sabiduría 12, 13.16-19.

Dios cuida de todo, su fuerza es principio de justicia, es paciente con el pecador y le da oportunidad de arrepentirse de sus pecados.

Segunda lectura: Romanos 8, 26-27.

Pablo nos recuerda que no sabemos orar, pero el Espíritu nos acompaña para pedir lo que realmente nos conviene.

Evangelio: Mateo 13, 24-43 (o bien :13, 24-30).

Jesús nos da lecciones de tolerancia y paciencia. Él, que lee en los corazones, es lento a los juicios peyorativos, confía en la conversión y se reserva el juicio para el final.

Oración de los fieles

Presentación de las ofrendas

Como un día el Señor bendijo los dones que Abel le ofrecía, hoy le pedimos que bendiga los trabajos, los sufrimientos y las esperanzas que traemos al altar.

Comunión

Comulgar con Cristo, es pasar del pecado a la gracia; comulgar plenamente con él, es dar un paso más comprometido de santidad y de amor al prójimo.

Despedida

El Padre Dios ha sembrado en nosotros su palabra, que es su mismo Hijo, Cristo Jesús. Nos da así la fuerza de su Espíritu para que su palabra crezca en nosotros y la anunciemos y testimoniemos en la vida cotidiana.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×