Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de JMJ2019

Lisboa será la ciudad anfitriona de la JMJ 2022

Lisboa será la ciudad anfitriona de la JMJ 2022Ante 700.000 jóvenes presentes en el Campo San Juan Pablo II para la Misa de clausura de la Jornada Mundial de la Juventud, el Presidente del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el Cardenal Kevin Farrell, anunció la próxima ciudad que será sede de la Jornada Mundial de la Juventud 2022: Lisboa, Portugal, ciudad que recibirá a los peregrinos de todo el mundo en 2022.

Será la segunda vez que el Papa Francisco visita Portugal. En efecto, su primera visita fue el 12 y el 13 de mayo 2017 con ocasión de la peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Fátima por el centenario de las Apariciones de la Virgen en la Cova da Iria.

El Papa a los jóvenes: “Ustedes son el ahora de Dios”

El Papa a los jóvenes: “Ustedes son el ahora de Dios”El Campo San Juan Pablo II fue el escenario del último encuentro del Papa Francisco con los jóvenes reunidos en Panamá, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Ahí, a la luz del evangelio, que recordaba el comienzo de la misión pública de Jesús, el Santo Padre instó a los jóvenes a “vivir el ahora de Dios”, vale decir, a trabajar para crear espacios de encuentro donde puedan soñar el mañana, pero luchando para llevar esos sueños a la práctica en el mundo de hoy.

Ustedes jóvenes deben pelear por su espacio hoy, porque la vida es hoy. Nadie te puede prometer un día del mañana. Tu vida hoy, es hoy. Tu jugarte es hoy. Tu espacio es hoy. ¿Cómo estás respondiendo a esto? Ustedes, queridos jóvenes, no son el futuro. Nos gusta decir: “Ustedes son el futuro…”. No, son el presente. No son el futuro de Dios, ustedes jóvenes son el ahora de Dios. Él los convoca, los llama en sus comunidades, los llama en sus ciudades para ir en búsqueda de sus abuelos, de sus mayores; a ponerse de pie junto a ellos, tomar la palabra y poner en acto el sueño con el que el Señor los soñó”, les dijo el Papa.

Al mismo tiempo, los instó a mirar a Jesús y reconocer en él un Dios concreto, cotidiano, cercano y real, que se hace presente y los invita a trabajar y embarrarse las manos juntos. “Jesús revela el ahora de Dios que sale a nuestro encuentro para convocarnos también a tomar parte en su ahora de «llevar la Buena Noticia a los pobres, la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, dar libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia en el Señor» (cf. Lc 4,18-19). Es el ahora de Dios que con Jesús se hace presente, se hace rostro, carne, amor de misericordia que no espera situaciones ideales, situacionesperfectas para su manifestación, ni acepta excusas para su realización. Él es el tiempo de Dios que hace justa y oportuna cada situación y cadaespacio. En Jesús se inicia y se hace vida el futuro prometido”, señaló Francisco en su homilía.

También recordó a los jóvenes presentes que la misión a la que el Señor los llama no se agota en una Jornada Mundial de la Juventud, sino que es una acción permanente de entrega, de anteponer la esperanza, la caridad, la solidaridad y la fraternidad ante la mirada paralizante de los miedos, la exclusión, la especulación y la manipulación.

Todos estos días de forma especial ha susurrado como música de fondo el hágase de María. Ella no solo creyó en Dios y en sus promesas como algo posible, le creyó a Dios, se animó a decir “sí” para participar en este ahora del Señor. Sintió que tenía una misión, se enamoró y eso lo decidió todo. Que ustedes sientan que tienen una misión, se dejen enamorar y el Señor decidirá todo”, manifestó Francisco.

EVITAR UN DIOS A LA DISTANCIA

Francisco también fue claro en decir que, muchas veces, preferimos un Dios a la distancia, que no incomode, bien dibujado en los libros, pero “domesticado”. Por esta razón, invitó a los jóvenes a dejar atrás esa imagen e involucrarse, siendo capaces de mirar y encontrar el rostro verdadero de Dios en todas las realidades. “Un Dios cercano y cotidiano, un Dios amigo y hermano nos pide aprender de cercanías, de cotidianeidad y sobre todo de fraternidad. Él no quiso tener una manifestación angelical o espectacular, sino quiso regalarnos un rostro hermano y amigo, concreto, familiar. Dios es real porque el amor es real, Dios es concreto porque el amor es concreto”, dijo.

LA FICCIÓN DE LA ALEGRIA Y EL “MIENTRAS TANTO”

El Papa recordó como muchas veces nos gusta decir que “los jóvenes son el futuro”. Sin embargo, para él, eso trae consigo el riesgo de pensar que su vida es una promesa que solo se concretará más adelante, “como si ser joven fuera sinónimo de sala de espera de quien aguarda el turno de su hora”. Y mientras tanto, se les inventa un futuro higiénicamente bien empaquetado y sin consecuencias, bien armado y garantizado, con todo bien asegurado, para dejarlos tranquilos.

Es la “ficción” de alegría, no la alegría del hoy, del concreto, del amor. Y así con esta ficción de la alegría los “tranquilizamos”, los adormecemos para que no hagan ruido, para que no molesten mucho, para que no se pregunten ni nos pregunten, para que no se cuestionen ni nos cuestionen; y en ese “mientras tanto” sus sueños pierden vuelo, se vuelven rastreros, comienzan a dormirse y son “ensoñamientos” pequeños y tristes (cf. Homilía del Domingo de Ramos, 25 marzo 2018), tan solo porque consideramos o consideran que todavía no es su ahora; que son demasiado jóvenes para involucrarse en soñar y trabajar el mañana. Y así los seguimos procrastinando… Y ¿saben una cosa?, que a muchos jóvenes esto les gusta. Por favor, ayudémosle a que no les guste, a que se rebelen, a que quieran vivir el ahora de Dios”, enfatizó Francisco.

Hoy es el tiempo de actuar, porque “allí donde esté su tesoro allí estará su corazón”, dijo el Papa, y “aquello que los enamore”, “será lo que los haga levantarse por la mañana y los impulse en las horas de cansancio, lo que les rompa el corazón y lo que les haga llenarse de asombro, alegría y gratitud. Sientan que tienen una misión y enamórense, que eso lo decidirá todo. ¡Dejemos que el Señor nos enamore!”.

46847937592_cce221c414_k

El Papa a los Jóvenes: “Sean maestros y artesanos de la cultura del encuentro”

El Papa a los Jóvenes: "Sean maestros y artesanos de la cultura del encuentro"“¡Qué bueno volver a encontrarnos y hacerlo en esta tierra que nos recibe con tanto color y calor! Juntos en Panamá, la Jornada Mundial de la Juventud es otra vez una fiesta, una fiesta de alegría, de esperanza para la Iglesia toda y, para el mundo, un enorme testimonio de fe”.

Esas fueron las palabras con que el Papa Francisco saludó a todos los jóvenes reunidos en el Campo Santa María la Antigua para la ceremonia de bienvenida y apertura de la Jornada Mundial de la Juventud que se desarrolla en Panamá entre el 22 y el 27 de enero.

En su intervención, Francisco valoró el esfuerzo que realizaron los peregrinos de todo el mundo para llegar a este encuentro. “Yo sé que llegar hasta aquí no fue fácil. Conozco el esfuerzo, y el sacrificio que hicieron para poder participar en esta Jornada. Muchos días de trabajo, de dedicación, encuentros de reflexión y de oración hacen que el camino sea –el mismo camino–la recompensa”, les dijo.

De acuerdo al Papa, el solo hecho de participar y haberse animado a viajar y compartir sus sueños, ideas y esperanzas con chicos y chicas de diferentes partes del mundo, ha transformado a todos los jóvenes presentes en la JMJ en maestros y artesanos de la cultura del encuentro, en la medida que han sido capaces de dejar a un lado las diferencias y vivir juntos una experiencia transformadora. “La cultura del encuentro es la que nos hace caminar juntos desde nuestras diferencias pero con un amor, juntos todos en el mismo camino. Ustedes con sus gestos y con sus actitudes, con sus miradas, con los deseos y especialmente con la sensibilidad que tienen desmienten y desautorizan todos esos discursos que se concentran y se empeñan en sembrar división”, manifestó.

Para el Santo Padre, “la cultura del encuentro es un llamado e invitación a atreverse a mantener vivo un sueño en común. Sí, un sueño grande y capaz de cobijar a todos. Ese sueño por el que Jesús dio la vida en la cruz y el Espíritu Santo se desparramó y tatuó a fuego el día de Pentecostés en el corazón de cada hombre y cada mujer, en el tuyo y en el mío”.

Francisco subrayó también que lo que nos mantiene unidos es “un amor que no “patotea” ni aplasta, un amor que no margina ni calla, un amor que no humilla ni avasalla. Es el amor del Señor, amor cotidiano, discreto y respetuoso, amor de libertad y para la libertad, amor que sana y levanta”. También invitó a todos los jóvenes presentas a ser “constructores de puentes” y no “constructores de muros que sembrando miedos buscan dividir y a broquelear a la gente”.

Hacia el final, el Papa sostuvo que “lo más esperanzador de este encuentro serán vuestros rostros y una oración. Cada uno volverá a casa con la fuerza nueva que se genera cada vez que nos encontramos con los otros y con el Señor, llenos del Espíritu Santo para recordar y mantener vivo ese sueño que nos hermana y que estamos invitados a no dejar que se congele en el corazón del mundo”.

A su llegada, el Papa fue recibido por el arzobispo de Panamá, S.E. Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, O.S.A., que lo acompañó en el papamóvil para el recorrido entre los fieles. Una vez llegado al palco, el Santo Padre fue saludado por cinco jóvenes vestidos con trajes típicos procedentes de los cinco continentes. Después de la breve bienvenida al Santo Padre del arzobispo de Panamá y del saludo y el regalo que hicieron al Papa los cinco jóvenes, se llevó a cabo una representación cultural seguida de la historia de los Santos Patronos de la JMJ por jóvenes provenientes de El Salvador, Perú, Haití y México.

Comenzó la JMJ Panamá 2019

Comenzó la JMJ Panamá 2019Unas 150.000 personas –entre peregrinos, voluntarios, sacerdotes, obispos, ciudadanos panameños y turistas- asistieron a la ceremonia de apertura de la JMJ Panamá 2019 en el Campo Santa María la Antigua, ayer martes 22 de enero.

La Eucaristía fue presidida por Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta y, concelebrada por varios arzobispos, obispos, sacerdotes participantes de la JMJ. Durante la Homilía el Arzobispo de Panamá, agradeció a Dios por permitir ser la sede de la Jornada Mundial de la Juventud 2019, donde el tema de reflexión es alusivo a la Virgen María, con el lema “He aquí la sierva del Señor, hágase en mi según tu Palabra”.

Agradeció al Papa Francisco la confianza y la oportunidad de vivir una jornada donde se abordan temas centrales de la juventud indígena, afrodescendiente, migrante y los problemas que aparecen en su entorno como el narcotráfico, la trata humanos, la delincuencia y otros males sociales que afligen a la juventud.

Monseñor Ulloa también mostró su gratitud a los miles de jóvenes, indicando que “este país es desde ahora la capital de la juventud del mundo, donde podrán compartir sus sueños, esperanzas y proyectos”, y que, “con la fuerza del Espíritu Santo, se comprometan a hacer la revolución del amor, que no será fácil, pero tampoco imposible con la confianza en Dios”.

Nuestro pueblo está preparado para recibirlos, para compartir sus tradiciones, la riqueza multiétnica y pluricultural, pero muy especialmente para compartir la alegría de la fe en un Dios, que está actuando entre nosotros, en nuestra historia personal y comunitaria”, exaltó Ulloa.

El Arzobispo de Panamá señaló los retos de los jóvenes frentes al mundo de ahora: “a veces los adultos pensamos que los jóvenes no quieren escuchar, que son sordos y están vacíos. Sin embargo, la realidad es otra. Les hace falta orientación, acompañamiento, pero sobre todo que los puedan escuchar”.

Recalcó que los jóvenes son los protagonistas de esta JMJ. “Ellos son los verdaderos protagonistas para los cambios y las transformaciones que requiere la humanidad y el mundo”. Los invitó también a confiar en la Virgen María e imitar su disponibilidad: “el hecho de confiar nos es sólo pedirle su intercesión en todo sino es imitarla y ser como ella”.

También destacó que todos están llamados a la santidad y que ser santo nos permite salir de la corrupción espiritual y material, de todo aquello que nos causa mal y ofende a Dios. “Ser Santo no es un mito, es una realidad palpable. Y que lo vemos en la vida de los santos de la JMJ: San Martín de Porres, Santa Rosa de Lima, San Juan Diego, José Sánchez del Río, San Juan Bosco, Sor María Romero Meneses, San Oscar Romero y Juan Pablo II. La entrega generosa de sus vidas por Dios y el prójimo le hizo llegar a la santidad”, destacó.

46794168792_15c5a1e0ec_k

Oración oficial Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019

Oración oficial Jornada Mundial de la Juventud Panamá 2019Padre Misericordioso, Tú nos llamas a vivir nuestra vida como un camino de salvación: Ayúdanos a mirar el pasado con gratitud, a asumir el presente con valentía, a construir el futuro con esperanza.

Señor Jesús, amigo y hermano, gracias porque nos miras con amor; haz que escuchemos tu voz, que resuena en el corazón de cada uno con la fuerza y la luz del Espíritu Santo.

Concédenos la gracia de ser Iglesia en salida, anunciando con fe viva y con rostro joven la alegría del evangelio, para trabajar en la construcción de la sociedad más justa y fraterna que soñamos.

Te pedimos por el Papa y los obispos, por los presbíteros y diáconos, por la vida consagrada y los voluntarios; por los jóvenes y todos los que participarán en la próxima Jornada Mundial de la Juventud en Panamá, y por quienes se preparan a acogerlos.

Santa María la Antigua, Patrona de Panamá, haz que podamos orar y vivir con tu misma generosidad: «He aquí la sierva del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc 1,38).

Amén.

ORACION-ES

¿Qué es la Jornada Mundial de la Juventud?

¿Qué es la Jornada Mundial de la Juventud?Entre el 22 y el 27 de enero, miles de jóvenes cristianos provenientes de todo el mundo se reunirán en Panamá, para celebrar la XXXIV edición de la Jornada Mundial de la Juventud. Se trata de un evento religioso y cultural que reúne a jóvenes de los cinco continentes con el objetivo de compartir, conocer y reflexionar acerca del mensaje de Cristo.

Es el evento más internacional y multitudinario que organiza la Iglesia Católica en todo el mundo. Se trata de una oportunidad que tienen jóvenes de todo el mundo para reunirse con el Papa, en un ambiente festivo, religioso y cultural, que muestra el dinamismo de la Iglesia y da testimonio de la actualidad del mensaje del Jesús. Es también un medio extraordinario de evangelización para fortalecer la pastoral juvenil y desarrollar procesos de nueva evangelización destinada a los jóvenes.

Su historia comienza en la década de los ochenta: en 1984 tuvo lugar en Roma el Jubileo Internacional de los Jóvenes, al que asistieron 60.000 chicos y chicas de todo el mundo. Ese mismo año, el 25 de noviembre, el Papa Juan Pablo II invitó a los jóvenes a venir a Roma el Domingo de Ramos de 1985, proclamado por la ONU Año Internacional de la Juventud.

Fue tal el éxito del encuentro, que el Papa anunció la institución de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebraría anualmente en todas las diócesis cada Domingos de Ramos. Y cada dos o tres años se realiza un encuentro internacional de jóvenes con el Papa, quien los convoca eligiendo la sede y el tema. Hasta ahora los encuentros mundiales se han llevado a cabo en Buenos Aires (Argentina), Santiago de Compostela (España), Czestochowa, (Polonia), Denver (Estados Unidos), Manila (Filipinas), París (Francia), Roma (Italia), Toronto (Canadá); Colonia (Alemania), Sydney (Australia), Madrid (España), Río de Janeiro (Brasil) y Cracovia (Polonia).

La actual Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) comenzará oficialmente este martes 22 en la capital panameña, un día antes de la llegada del papa Francisco, con una misa oficiada por el arzobispo de Panamá. La organización local de la JMJ espera la llegada de al menos 200.000 peregrinos procedentes de 155 países, además de la participación de 37.000 voluntarios, 5.000 periodistas y 400 obispos que estarán en las celebraciones litúrgicas junto a Francisco.

El lema de este año gira en torno a la frase del Evangelio de San Lucas: He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”. La de Panamá será la decimoquinta edición de la JMJ y la tercera del Papa Francisco. También será la primera vez que se celebra en Centroamérica.

Te invitamos a conocer o recordar los diferentes logos y lemas que ha tenido cada encuentro mundial:

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×