Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Liturgia Cotidiana

LUNES 23: San Pío de Pietrelcina, r. (MO). Blanco.

LUNES 23: San Pío de Pietrelcina, r. (MO). Blanco.
LUNES 23: San Pío de Pietrelcina, r. (MO). Blanco.

Leccionario Santoral: Gn 12, 1-4 (o bien: 1Cor 12, 31—13, 13); Sal 33, 2-11; Mt 19, 27-29.

LECTURA Esd 1, 1-6

Lectura del libro de Esdras. En el primer año de Ciro, rey de Persia, para que se cumpliera la palabra del Señor pronunciada por Jeremías, el Señor despertó el espíritu de Ciro, rey de Persia, y éste mandó proclamar de viva voz y por escrito en todo su reino: «Así habla Ciro, rey de Persia: El Señor, el Dios del cielo, ha puesto en mis manos todos los reinos de la tierra, y me ha encargado que le edifique una Casa en Jerusalén, de Judá. Si alguno de ustedes pertenece a ese pueblo, que su Dios lo acompañe y suba a Jerusalén, de Judá, para reconstruir la Casa del Señor, el Dios de Israel, el Dios que está en Jerusalén. Que la población de cada lugar ayude a todos los que queden de ese pueblo, en cualquier parte donde residan, proporcionándoles plata, oro, bienes y ganado, como así también otras ofrendas voluntarias para la Casa del Dios que está en Jerusalén». Entonces los jefes de familia de Judá y de Benjamín, los sacerdotes y los levitas, y todos los que se sintieron movidos por Dios, se pusieron en camino para ir a reconstruir la Casa del Señor que está en Jerusalén. Sus vecinos les proporcionaron toda clase de ayuda: plata, oro, bienes, ganado y gran cantidad de objetos preciosos, además de toda clase de ofrendas voluntarias. Palabra de Dios.

Comentario: El rey Ciro pasa a ser un instrumento salvífico en las manos de Dios. Siendo un rey pagano, se convierte en un “Mesías providencial”. Una vez dictado el decreto por Ciro, el retorno desinteresado de los judíos no se dio espontáneamente. Solo la fidelidad y añoranza de algunos judíos por su tierra permitió el anhelado retorno como la familia de Judá y Benjamín, los sacerdotes y levitas..

SALMO Sal 125, 1-6

R. ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros!

Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía que soñábamos: nuestra boca se llenó de risas y nuestros labios, de canciones. R.

Hasta los mismos paganos decían: «¡El Señor hizo por ellos grandes cosas!». ¡Grandes cosas hizo el Señor por nosotros y estamos rebosantes de alegría! R.

¡Cambia, Señor, nuestra suerte como los torrentes del Négueb! Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre canciones. R.

El sembrador va llorando cuando esparce la semilla, pero vuelve cantando cuando trae las gavillas. R.

ALELUIA Mt 5, 16

Aleluia. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 8, 16-18

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús dijo a sus discípulos: No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado. Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús es la luz que ilumina y enciende todo cuanto rodea. Esa luz que irradia es la verdad de su persona y su Evangelio. Por eso, el discípulo misionero que recibe la verdad de Cristo proclama su enseñanza en alta voz; silenciarla significaría perder la propia identidad y misión que como cristianos tenemos en el mundo.

DOMINGO 22: 25º durante el año. Verde.

DOMINGO 22: 25º durante el año. Verde.
DOMINGO 22: 25º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana I del Salterio.

1ª LECTURA Am 8, 4-7

Lectura de la profecía de Amós. Escuchen esto, ustedes, los que pisotean al indigente para hacer des aparecer a los pobres del país. Ustedes dicen: «¿Cuándo pasará el novilunio para que podamos vender el grano, y el sábado, para dar salida al trigo? Disminuiremos la medida, aumentaremos el precio, falsearemos las balanzas para defraudar; compraremos a los débiles con dinero y al indigente por un par de sandalias, y venderemos hasta los desechos del trigo». El Señor lo ha jurado por el orgullo de Jacob: Jamás olvidaré ninguna de sus acciones. Palabra de Dios.

Comentario: La ambición de los poderosos es tan insaciable, que llega al extremo de que ya no se celebran las fiestas en función de Yahveh, sino como pesada carga. Solo les interesa cuánto les pueden deportar los ritos. Por eso el profeta, con vehemencia, afirma que Dios defiende a los pobres e indigentes explotados por los comerciantes inescrupulosos.

SALMO Sal 112, 1-2. 4-8

R. ¡Alaben al Señor, que alza al pobre!

Alaben, servidores del Señor, alaben el Nombre del Señor. Bendito sea el Nombre del Señor, desde ahora y para siempre. R.

El Señor está sobre todas las naciones, su gloria se eleva sobre el cielo. ¿Quién es como el Señor, nuestro Dios, que tiene su morada en las alturas, y se inclina para contemplar el cielo y la tierra? R.

Él levanta del polvo al desvalido, alza al pobre de su miseria, para hacerlo sentar entre los nobles, entre los nobles de su pueblo. R.

2ª LECTURA 1Tim 2, 1-8

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, porque Él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo, hombre Él también, que se entregó a sí mismo para rescatar a todos. Éste es el testimonio que Él dio a su debido tiempo, y del cual fui constituido heraldo y Apóstol para enseñar a los paganos la verdadera fe. Digo la verdad, y no miento. Por lo tanto, quiero que los hombres oren constantemente, levantando las manos al cielo con recta intención, sin arrebatos ni discusiones. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo expresa su deseo e invita a que la Comunidad rece por las autoridades del momento, independientemente de cómo realizan su gestión. Por eso el Apóstol enseña que el cristiano debe incluir a todos los hombres en sus oraciones, porque Dios quiere salvarlos a todos sin distinción.

ALELUIA 2Cor 8, 9

Aleluia. Jesucristo, siendo rico, se hizo pobre por nosotros, a fin de enriquecernos con su pobreza. Aleluia.

EVANGELIO Lc 16, 1-13

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús decía a los discípulos: Había un hombre rico que tenía un administrador, al cual acusaron de malgastar sus bienes. Lo llamó y le dijo: “¿Qué es lo que me han contado de ti? Dame cuenta de tu administración, porque ya no ocuparás más ese puesto”. El administrador pensó entonces: “¿Qué voy a hacer ahora que mi señor me quita el cargo? ¿Cavar? No tengo fuerzas. ¿Pedir limosna? Me da vergu?enza. ¡Ya sé lo que voy a hacer para que, al dejar el puesto, haya quienes me reciban en su casa!”. Llamó uno por uno a los deudores de su señor y preguntó al primero: “¿Cuánto debes a mi señor?”. “Veinte barriles de aceite”, le respondió. El administrador le dijo: “Toma tu recibo, siéntate en seguida, y anota diez”. Después preguntó a otro: “Y tú, ¿cuánto debes?”. “Cuatrocientos quintales de trigo”, le respondió. El administrador le dijo: “Toma tu recibo y anota trescientos”. Y el señor alabó a este administrador deshonesto, por haber obrado tan hábilmente. Porque los hijos de este mundo son más astutos en su trato con los demás que los hijos de la luz. Pero Yo les digo: Gánense amigos con el dinero de la injusticia, para que el día en que éste les falte, ellos los reciban en las moradas eternas. El que es fiel en lo poco, también es fiel en lo mucho, y el que es deshonesto en lo poco, también es deshonesto en lo mucho. Si ustedes no son fieles en el uso del dinero injusto, ¿quién les con fiará el verdadero bien? Y si no son fieles con lo ajeno, ¿quién les confiará lo que les pertenece a ustedes? Ningún servidor puede servir a dos señores, porque aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se interesará por el primero y menospreciará al segundo. No se puede servir a Dios y al Dinero. Palabra del Señor.

Comentario: El centro del evangelio de hoy es claro: no se puede servir a dos señores, al dinero y a Dios. En eso se nos va la vida. Podemos ver que no somos propietarios de nada. Desnudos hemos venido al mundo y desnudos vamos a partir. Con todos esos documentos solo podemos demostrar que estamos administrando durante un breve período bienes que, en el fondo, pertenecen a Dios.

SÁBADO 21: SAN MATEO, ap. y ev. (F). Rojo.

SÁBADO 21: SAN MATEO, ap. y ev. (F). Rojo.
SÁBADO 21: SAN MATEO, ap. y ev. (F). Rojo.

Gloria. Prefacio de los Apóstoles.
Comienza la primavera. Día del Trabajador Radial.

LECTURA Ef 4, 1-7. 11-13

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso. Hermanos: Yo, que estoy preso por el Señor, les exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido. Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor. Traten de conservar la unidad del Espíritu, mediante el vínculo de la paz. Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida. Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos. Sin embargo, cada uno de nosotros ha recibido su propio don, en la medida que Cristo los ha distribuido. Él comunicó a unos el don de ser apóstoles, a otros profetas, a otros predicadores del Evangelio, a otros pastores o maestros. Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto y a la madurez que corresponde a la plenitud de Cristo. Palabra de Dios.

Comentario: La invitación de san Pablo a los cristianos es a que sean fieles a Dios para conservar la “unidad del Espíritu”, cultivando la paciencia, la tolerancia mutua y el vínculo de la paz. En la Iglesia, comunidad de llamados, el Espíritu Santo ha distribuido una variedad enorme de dones, que tienen sentido solo si están al servicio de los demás.

SALMO Sal 18, 2-5

R. Resuena su eco por toda la tierra.

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos: un día transmite al otro este mensaje y las noches se van dando la noticia. R.

Sin hablar, sin pronunciar palabras, sin que se escuche su voz, resuena su eco por toda la tierra, y su lenguaje, hasta los confines del mundo. R.

ALELUIA

Aleluia. A ti, Dios, te alabamos y cantamos; a ti, Señor, te alaba el coro celestial de los Apóstoles. Aleluia.

EVANGELIO Mt 9, 9-13

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús, al pasar, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió. Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publicanos y pecadores, y se sentaron a comer con Él y sus discípulos. Al ver esto, los fariseos dijeron a los discípulos: “¿Por qué vuestro Maestro come con publicanos y pecadores?”. Jesús, que había oído, respondió: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Vayan y aprendan qué significa: “Prefiero la misericordia al sacrificio”. Porque Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”. Palabra del Señor.

Comentario: “No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos…”. El aforismo de Jesús es contundente, pues está consciente de cuál es su misión. Él se sienta a la mesa sabiendo que su palabra puede cambiar la vida de esos comensales considerados “pecadores”.

VIERNES 20: Santos Andrés Kim Taegon, p., y Pablo Chong Hasang y comps., mrs. (MO). Rojo.

VIERNES 20: Santos Andrés Kim Taegon, p., y Pablo Chong Hasang y comps., mrs. (MO). Rojo.
VIERNES 20: Santos Andrés Kim Taegon, p., y Pablo Chong Hasang y comps., mrs. (MO). Rojo.

Leccionario Santoral: Sab 3, 1-9; (o bien: Rom 8, 31-39); Sal 125, 1-6; Lc 9, 23-26.

LECTURA 1Tim 6, 3-12

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Si alguien enseña otra cosa y no se atiene a los preceptos saludables de nuestro Señor Jesucristo, ni a la doctrina que es conforme a la piedad, es un ignorante y un orgulloso, ávido de discusiones y de vanas polémicas. De allí nacen la envidia, la discordia, los insultos, las sospechas malignas y los conflictos interminables, propios de hombres mentalmente corrompidos y apartados de la verdad, que pretenden hacer de la piedad una fuente de ganancias. Sí, es verdad que la piedad reporta grandes ganancias, pero solamente si va unida al desinterés. Porque nada trajimos cuando vinimos al mundo, y al irnos, nada podremos llevar. Contentémonos con el alimento y el abrigo. Los que desean ser ricos se exponen a la tentación, caen en la trampa de innumerables ambiciones, y cometen desatinos funestos que los precipitan a la ruina y a la perdición. Porque la avaricia es la raíz de todos los males, y al dejarse llevar por ella, algunos perdieron la fe y se ocasionaron innumerables sufrimientos. En lo que a ti concierne, hombre de Dios, huye de todo esto. Practica la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia, la bondad. Pelea el buen combate de la fe, conquista la Vida eterna, a la que has sido llamado y en vista de la cual hiciste una magnífica profesión de fe, en presencia de numerosos testigos. Palabra de Dios.

Comentario: Muchas veces, si nuestra fe no está centrada en el amor de Dios, podremos llegar a ser unos “profesionales de la fe”, pero nunca los verdaderos discípulos de Jesús. Hacer de la religión un buen negocio sin duda que nos llevará a ganar este mundo, pero jamás alcanzaremos la paz, la tranquilidad de conciencia y, lo más importante, el amor de Dios.

SALMO Sal 48, 6-10. 17-20

R. ¡Felices los que tienen alma de pobres!

¿Por qué voy a temer en los momentos de peligro, cuando me rodea la maldad de mis opresores, de ésos que confían en sus riquezas y se jactan de su gran fortuna? R.

No, nadie puede rescatarse a sí mismo ni pagar a Dios el precio de su liberación, para poder seguir viviendo eternamente sin llegar a ver el sepulcro: el precio de su rescate es demasiado caro, y todos desaparecerán para siempre. R.

No te preocupes cuando un hombre se enriquece o aumenta el esplendor de su casa: cuando muera, no podrá llevarse nada, su esplendor no bajará con él. R.

Aunque en vida se felicitaba, diciendo: «Te alabarán porque lo pasas bien», igual irá a reunirse con sus antepasados, con ésos que nunca verán la luz. R.

ALELUIA Cf. Mt 11, 25

Aleluia. Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque revelaste los misterios del Reino a los pequeños. Aleluia.

EVANGELIO Lc 8, 1-3

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús recorría las ciudades y los pueblos, predicando y anunciando la Buena Noticia del Reino de Dios. Lo acompañaban los Doce y también algunas mujeres que habían sido sanadas de malos espíritus y enfermedades: María, llamada Magdalena, de la que habían salido siete demonios; Juana, esposa de Cusa, intendente de Herodes, Susana y muchas otras, que los ayudaban con sus bienes. Palabra del Señor.

Comentario: En Jesús no había prejuicios. Desde el principio, Dios creó tanto el hombre como a la mujer para que ambos administraran lo que él había creado. Por eso, los que realmente siguen a Jesús son aquellos que fueron sanados por él, estando dispuestos a perderlo todo y entregando incluso lo que poseen.

JUEVES 19: De la feria. Verde. San Jenaro, o. y mr. (ML). Rojo.

JUEVES 19: De la feria. Verde. San Jenaro, o. y mr. (ML). Rojo.
JUEVES 19: De la feria. Verde. San Jenaro, o. y mr. (ML). Rojo.

Día de las Glorias del Ejército. Feriado nacional.

LECTURA 1Tim 4, 12-16

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Que nadie menosprecie tu juventud: por el contrario, trata de ser un modelo para los que creen, en la conversación, en la conducta, en el amor, en la fe, en la pureza de vida. Hasta que yo llegue, dedícate a la proclamación de las Escrituras, a la exhortación y a la enseñanza. No malogres el carisma que hay en ti y que te fue conferido mediante una intervención profética, por la imposición de las manos del presbiterio. Reflexiona sobre estas cosas y dedícate enteramente a ellas, para que todos vean tus progresos. Vigila tu conducta y tu doctrina, y persevera en esta actitud. Si obras así, te salvarás a ti mismo y salvarás a los que te escuchen. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo declara que el “ministerio” u “orden” es ya un carisma, es decir, una intervención profética mediante la imposición de manos del presbítero. El “ministerio” está en relación con la Comunidad de fieles y la necesidad de anunciar el “mensaje revelado”, es decir, difundir la Palabra de Dios.

SALMO Sal 110, 7-10

R. ¡Grandes son las obras del Señor!

Las obras de sus manos son verdad y justicia; todos sus preceptos son indefectibles: están afianzados para siempre y establecidos con lealtad y rectitud. R.

Él envió la redención a su pueblo, promulgó su alianza para siempre: su Nombre es santo y temible. R.

El temor del Señor es el comienzo de la sabiduría: son prudentes los que lo practican. ¡El Señor es digno de alabanza eternamente! R.

ALELUIA Mt 11, 28

Aleluia. «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 36-50

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Un fariseo invitó a Jesús a comer con él. Jesús entró en la casa y se sentó a la mesa. Entonces una mujer pecadora que vivía en la ciudad, al enterarse de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de perfume. Y colocándose detrás de Él, se puso a llorar a sus pies y comenzó a bañarlos con sus lágrimas; los secaba con sus cabellos, los cubría de besos y los ungía con perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado pensó: «Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la mujer que lo toca y lo que ella es: ¡una pecadora!». Pero Jesús le dijo: «Simón, tengo algo que decirte». «Di, Maestro», respondió él. «Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios, el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, perdonó a ambos la deuda. ¿Cuál de los dos lo amará más?». Simón contestó: «Pienso que aquél a quien perdonó más». Jesús le dijo: «Has juzgado bien». Y volviéndose hacia la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y tú no derramaste agua sobre mis pies; en cambio, ella los bañó con sus lágrimas y los secó con sus cabellos. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no cesó de besar mis pies. Tú no ungiste mi cabeza; ella derramó perfume sobre mis pies. Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados. Por eso demuestra mucho amor. Pero aquél a quien se le perdona poco demuestra poco amor». Después dijo a la mujer: «Tus pecados te son perdonados». Los invitados pensaron: «¿Quién es este hombre, que llega hasta perdonar los pecados?». Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús es invitado a comer por un fariseo, pero la prostituta no estaba invitada. El fariseo, por su moral rígida, no acepta la presencia de la mujer ni menos que le obsequie un perfume. Sin embargo, Dios perdona siempre y quienes reconocen sus miserias son curados. En cambio, aquellos que se consideran justos y están interesados solo en juzgar a los demás, no pueden conocer a Jesús ni sentirse sanados.

MIÉRCOLES 18: De la feria. Verde.

MIÉRCOLES 18: De la feria. Verde.
MIÉRCOLES 18: De la feria. Verde.

Fiestas Patrias. Feriado nacional.

LECTURA 1Tim 3, 14-16

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Aunque espero ir a verte pronto, te escribo estas cosas por si me atraso. Así sabrás cómo comportarte en la casa de Dios, es decir, en la Iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad. En efecto, es realmente grande el misterio de la fe: Él se manifestó en la carne, fue justificado en el Espíritu, contemplado por los ángeles, proclamado a los paganos, creído en el mundo y elevado a la gloria. Palabra de Dios.

Comentario: Jesús es el misterio, más que una verdad abstracta; es una realidad histórica concreta en la persona del Hijo de Dios y que vivió en la presencia de Dios siempre. Nunca dejó de hacer la voluntad de su Padre ni siquiera en el momento de su Pasión y muerte.

SALMO Sal 110, 1-6

R. ¡Grandes son las obras del Señor!

Doy gracias al Señor de todo corazón, en la reunión y en la asamblea de los justos. Grandes son las obras del Señor: los que las aman desean comprenderlas. R.

Su obra es esplendor y majestad, su justicia permanece para siempre. Él hizo portentos memorables, el Señor es bondadoso y compasivo. R.

Proveyó de alimento a sus fieles y se acuerda eternamente de su alianza. Manifestó a su pueblo el poder de sus obras, dándole la herencia de las naciones. R.

ALELUIA Cf. Jn 6, 63. 68

Aleluia. Tus palabras, Señor, son Espíritu y Vida; Tú tienes palabras de Vida eterna. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 31-35

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Dijo el Señor: ¿Con quién puedo comparar a los hombres de esta generación? ¿A quién se parecen? Se parecen a esos muchachos que están sentados en la plaza y se dicen entre ellos: ¡Les tocamos la flauta, y ustedes no bailaron! ¡Entonamos cantos fúnebres, y no lloraron! Porque llegó Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino, y ustedes dicen: «¡Tiene un demonio! ». Llegó el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: «¡Es un glotón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores!». Pero la Sabiduría ha sido reconocida como justa por todos sus hijos. Palabra del Señor.

Comentario: Los paisanos de Jesús y las autoridades judías lo rechazan, acusándolo de ser un simple comilón. Siempre buscaron motivos para condenarlo. Quienes niegan la presencia de Dios y su gracia, fácilmente encuentran excusas para justificarse y no creer en su persona. Jesús ha mostrado la alegría del Reino, que está simbolizada en un banquete de amistad.

MARTES 17: De la feria. Verde. San Roberto Belarmino, o. y d. (ML). Blanco.

MARTES 17: De la feria. Verde. San Roberto Belarmino, o. y d. (ML). Blanco.
MARTES 17: De la feria. Verde. San Roberto Belarmino, o. y d. (ML). Blanco.

Semana 24ª durante el año. Semana.

LECTURA 1Tim 3, 1-13

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: El que aspira a presidir la comunidad desea ejercer una noble función. Por eso, el que preside debe ser un hombre irreprochable, que se haya casado una sola vez, sobrio, equilibrado, ordenado, hospitalario y apto para la enseñanza. Que no sea afecto a la bebida ni pendenciero, sino indulgente, enemigo de las querellas y desinteresado. Que sepa gobernar su propia casa y mantener a sus hijos en la obediencia con toda dignidad. Porque si no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo podrá cuidar la Iglesia de Dios? Y no debe ser un hombre recientemente convertido, para que el orgullo no le haga perder la cabeza y no incurra en la misma condenación que el demonio. También es necesario que goce de buena fama entre los no creyentes, para no exponerse a la maledicencia y a las redes del demonio. De la misma manera, los diáconos deben ser hombres respetables, de una sola palabra, moderados en el uso del vino y enemigos de ganancias deshonestas. Que conserven el misterio de la fe con una conciencia pura. Primero se los pondrá a prueba, y luego, si no hay nada que reprocharles, se los admitirá al diaconado. Que las mujeres sean igualmente dignas, discretas para hablar de los demás, sobrias y fieles en todo. Los diáconos deberán ser hombres casados una sola vez, que gobiernen bien a sus hijos y su propia casa. Los que desempeñan bien su ministerio se hacen merecedores de honra y alcanzan una gran firmeza en la fe de Jesucristo. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo da las directrices u orientaciones acerca de la actitud que deben tener los candidatos para cargos de gran responsabilidad en cuanto a ser los referentes de una comunidad. Al principio, los más valientes aceptaban el cargo de obispo. Con el tiempo, toda la responsabilidad del servicio de la autoridad eclesial fue depositada en los obispos, sacerdotes y diáconos, hasta hoy.

SALMO Sal 100, 1-3. 5-6

R. ¡Procederé con rectitud de corazón!

Celebraré con un canto la bondad y la justicia: a ti, Señor, te cantaré; expondré con sensatez el camino perfecto: ¿cuándo vendrás en mi ayuda? R.

Yo procedo con rectitud de corazón en los asuntos de mi casa; nunca pongo mis ojos en cosas infames. Detesto la conducta de los descarriados. R.

Al que difama en secreto a su prójimo lo hago desaparecer; al de mirada altiva y corazón soberbio no lo puedo soportar. R.

Pongo mis ojos en las personas leales para que estén cerca de mí; el que va por el camino perfecto es mi servidor. R.

ALELUIA Lc 7, 16

Aleluia. Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 11-17

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús se dirigió a una ciudad llamada Naím, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud. Justamente cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, llevaban a enterrar al hijo único de una mujer viuda, y mucha gente del lugar la acompañaba. Al verla, el Señor se conmovió y le dijo: «No llores». Después se acercó y tocó el féretro. Los que lo llevaban se detuvieron y Jesús dijo: «Joven, Yo te lo ordeno, levántate». El muerto se incorporó y empezó a hablar. Y Jesús se lo entregó a su madre. Todos quedaron sobrecogidos de temor y alababan a Dios, diciendo: «Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo». El rumor de lo que Jesús acababa de hacer se difundió por toda la Judea y en toda la región vecina. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús ha ofrecido a los hombres el don de la plenitud universal, “la resurrección de los muertos”. Sin duda, que estos milagros de Jesús son el reflejo y la verdad del Reino, pues testimonian que Jesús es aquel que “ha de venir” y manifiestan que él ha triunfado sobre la muerte.

LUNES 16: Santos Cornelio, pa. y Cipriano, o., mrs. (MO). Rojo.

LUNES 16: Santos Cornelio, pa. y Cipriano, o., mrs. (MO). Rojo.
LUNES 16: Santos Cornelio, pa. y Cipriano, o., mrs. (MO). Rojo.

Leccionario Santoral: 2Cor 4, 7-15; Sal 125, 1-6; Jn 17, 1. 11-19.

LECTURA 1Tim 2, 1-8

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Ante todo, te recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos los hombres, por los soberanos y por todas las autoridades, para que podamos disfrutar de paz y de tranquilidad, y llevar una vida piadosa y digna. Esto es bueno y agradable a Dios, nuestro Salvador, porque Él quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres: Jesucristo, hombre Él también, que se entregó a sí mismo para rescatar a todos. Éste es el testimonio que Él dio a su debido tiempo, y del cual fui constituido heraldo y Apóstol para enseñar a los paganos la verdadera fe. Digo la verdad, y no miento. Por lo tanto, quiero que los hombres oren constantemente, levantando las manos al cielo con recta intención, sin arrebatos ni discusiones. Palabra de Dios.

Comentario: En los tiempos de san Pablo había una expresa “liturgia imperial”, la cual no rezaba “por” el César sino “al” César. Ahora, la Iglesia ora por las autoridades del mundo y reconoce el legítimo ejercicio de sus funciones. Sin embargo, es necesario que estos no se atribuyan poder, prestigio alguno, puesto que no hacen más que ejercer un servicio, cuyos límites están gobernados por el propio Dios: Él es el único elevado por sobre todos los hombres.

SALMO Sal 27, 2. 7-9

R. ¡Oye la voz de mi plegaria, Señor!

Oye la voz de mi plegaria, cuando clamo hacia ti, cuando elevo mis manos hacia tu Santuario. R.

El Señor es mi fuerza y mi escudo, mi corazón confía en Él. Mi corazón se alegra porque recibí su ayuda: por eso le daré gracias con mi canto. R.

El Señor es la fuerza de su pueblo, el baluarte de salvación para su Ungido. Salva a tu pueblo y bendice a tu herencia; apaciéntalos y sé su guía para siempre. R.

ALELUIA Jn 3, 16

Aleluia. Dios amó tanto al mundo, que entregó a su hijo único; todo el que cree en él tiene Vida eterna. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 1-10

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús entró en Cafarnaúm. Había allí un centurión que tenía un sirviente enfermo, a punto de morir, al que estimaba mucho. Como había oído hablar de Jesús, envió a unos ancianos judíos para rogarle que viniera a sanar a su servidor. Cuando estuvieron cerca de Jesús, le suplicaron con insistencia, diciéndole: «Él merece que le hagas este favor, porque ama a nuestra nación y nos ha construido la sinagoga». Jesús fue con ellos, y cuando ya estaba cerca de la casa, el centurión le mandó decir por unos amigos: «Señor, no te molestes, porque no soy digno de que entres en mi casa; por eso no me consideré digno de ir a verte personalmente. Basta que digas una palabra y mi sirviente se sanará. Porque yo –que no soy más que un oficial subalterno, pero tengo soldados a mis órdenes– cuando digo a uno: “Ve”, él va; y a otro: “Ven”, él viene; y cuando digo a mi sirviente: “¡Tienes que hacer esto!”, él lo hace». Al oír estas palabras, Jesús se admiró de él y, volviéndose a la multitud que lo seguía, dijo: «Yo les aseguro que ni siquiera en Israel he encontrado tanta fe». Cuando los enviados regresaron a la casa, encontraron al sirviente completamente sano. Palabra del Señor.

Comentario: El centurión romano es un prosélito pagano que se libera de todo prejuicio y pide ayuda a Jesús. Mientras los judíos se quedan simplemente en las obras, el pagano penetra hasta la intimidad de la fe y acepta a Jesús como aquel que viene de Dios y posee el poder para que todos alcancen la salvación.

DOMINGO 15: 24º durante el año. Verde.

DOMINGO 15: 24º durante el año. Verde.
DOMINGO 15: 24º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana IV del Salterio.

1ª LECTURA Éx 32, 7-11. 13-14

Lectura del libro del Éxodo. El Señor dijo a Moisés: «Baja en seguida, porque tu pueblo, ése que hiciste salir de Egipto, se ha pervertido. Ellos se han apartado rápidamente del camino que Yo les había señalado, y se han fabricado un ternero de metal fundido. Después se postraron delante de él, le ofrecieron sacrificios y exclamaron: “Este es tu Dios, Israel, el que te hizo salir de Egipto”». Luego le siguió diciendo: «Ya veo que éste es un pueblo obstinado. Por eso, déjame obrar: mi ira arderá contra ellos y los exterminaré. De ti, en cambio, suscitaré una gran nación». Pero Moisés trató de aplacar al Señor con estas palabras: «¿Por qué, Señor, arderá tu ira contra tu pueblo, ese pueblo que Tú mismo hiciste salir de Egipto con gran firmeza y mano poderosa? Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Jacob, tus servidores, a quienes juraste por ti mismo diciendo: “Yo multiplicaré su descendencia como las estrellas del cielo, y les daré toda esta tierra de la que hablé, para que la tengan siempre como herencia”». Y el Señor se arrepintió del mal con que había amenazado a su pueblo. Palabra del Señor.

Comentario: Con una plegaria de intercesión, como luego lo hará Jesús, Moisés obtiene el perdón de Dios para su pueblo y se produce un contacto íntimo y amistoso entre ambos, el mismo que se manifiesta y traspasa por el profundo respeto y la veneración del pueblo hacia Moisés y el lugar del “encuentro”.

SALMO Sal 50, 3-4. 12-13. 17. 19

R. Iré a la casa de mi Padre.

¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad, por tu gran compasión, borra mis faltas! ¡Lávame totalmente de mi culpa y purifícame de mi pecado! R.

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. No me arrojes lejos de tu presencia ni retires de mí tu santo espíritu. R.

Abre mis labios, Señor, y mi boca proclamará tu alabanza. Mi sacrificio es un espíritu contrito, Tú no desprecias el corazón contrito y humillado. R.

2ª LECTURA 1Tim 1, 12-17

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Doy gracias a nuestro Señor Jesucristo, porque me ha fortalecido y me ha considerado digno de confianza, llamándome a su servicio a pesar de mis blasfemias, persecuciones e insolencias anteriores. Pero fui tratado con misericordia, porque cuando no tenía fe, actuaba así por ignorancia. Y sobreabundó en mí la gracia de nuestro Señor, junto con la fe y el amor de Cristo Jesús. Es doctrina cierta y digna de fe que Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores, y yo soy el peor de ellos. Si encontré misericordia, fue para que Jesucristo demostrara en mí toda su paciencia, poniéndome como ejemplo de los que van a creer en Él para alcanzar la Vida eterna. ¡Al Rey eterno y universal, al Dios incorruptible, invisible y único, honor y gloria por los siglos de los siglos! Amén. Palabra de Dios.

Comentario: Basado en su experiencia de convertido, Pablo afirma que Cristo vino a buscar a los pecadores solo por su amor a todos. Además, quien esté al mando de la comunidad no puede aducir derechos o méritos en tal elección, puesto que todo es dado por Dios como un don gratuito.

ALELUIA 2Cor 5, 19

Aleluia. Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo consigo, confiándonos la palabra de la reconciliación. Aleluia.

EVANGELIO Lc 15, 1-32

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Todos los publicanos y pecadores se acercaban a Jesús para escucharlo. Pero los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: «Este hombre recibe a los pecadores y come con ellos». Jesús les dijo entonces esta parábola: «Si alguien tiene cien ovejas y pierde una, ¿no deja acaso las noventa y nueve en el campo y va a buscar la que se había perdido, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la carga sobre sus hombros, lleno de alegría, y al llegar a su casa llama a sus amigos y vecinos, y les dice: “Alégrense conmigo, porque encontré la oveja que se me había perdido”. Les aseguro que, de la misma manera, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta, que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse». Y les dijo también: «Si una mujer tiene diez dracmas y pierde una, ¿no enciende acaso la lámpara, barre la casa y busca con cuidado hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, llama a sus amigas y vecinas, y les dice: “Alégrense conmigo, porque encontré la dracma que se me había perdido”. Les aseguro que, de la misma manera, se alegran los ángeles de Dios por un solo pecador que se convierte». Jesús dijo también: «Un hombre tenía dos hijos. El menor de ellos dijo a su padre: “Padre, dame la parte de herencia que me corresponde”. Y el padre les repartió sus bienes. Pocos días después, el hijo menor recogió todo lo que tenía y se fue a un país lejano, donde malgastó sus bienes en una vida licenciosa. Ya había gastado todo, cuando sobrevino mucha miseria en aquel país, y comenzó a sufrir privaciones. Entonces se puso al servicio de uno de los habitantes de esa región, que lo envió a su campo para cuidar cerdos. Él hubiera deseado calmar su hambre con las bellotas que comían los cerdos, pero nadie se las daba. Entonces recapacitó y dijo: “¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan en abundancia, y yo estoy aquí muriéndome de hambre! Ahora mismo iré a la casa de mi padre y le diré: Padre, pequé contra el Cielo y contra ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros”. Entonces partió y volvió a la casa de su padre. Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió profundamente; corrió a su encuentro, lo abrazó y lo besó. El joven le dijo: “Padre, pequé contra el Cielo y contra ti; no merezco ser llamado hijo tuyo”. Pero el padre dijo a sus servidores: “Traigan en seguida la mejor ropa y vístanlo, pónganle un anillo en el dedo y sandalias en los pies. Traigan el ternero engordado y mátenlo. Comamos y festejemos, porque mi hijo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y fue encontrado”. Y comenzó la fiesta. El hijo mayor estaba en el campo. Al volver, ya cerca de la casa, oyó la música y los coros que acompañaban la danza. Y llamando a uno de los sirvientes, le preguntó que significaba eso. Él le respondió: “Tu hermano ha regresado, y tu padre hizo matar el ternero engordado, porque lo ha recobrado sano y salvo”. Él se enojó y no quiso entrar. Su padre salió para rogarle que entrara, pero él le respondió: “Hace tantos años que te sirvo, sin haber desobedecido jamás ni una sola de tus órdenes, y nunca me diste un cabrito para hacer una fiesta con mis amigos. ¡Y ahora que ese hijo tuyo ha vuelto, después de haber gastado tus bienes con mujeres, haces matar para él el ternero engordado!”. Pero el padre le dijo: “Hijo mío, tú estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo. Es justo que haya fiesta y alegría, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado”». Palabra del Señor.

Comentario: En las parábolas, podemos ver que no es la oveja perdida la que se convierte, sino que es el buen pastor el que va a buscarla. En el dracma, Dios toma el rostro materno. Nada puede hacer la moneda para ser hallada, es Dios con rostro de madre que la busca hasta encontrarla. En el hijo pródigo, el muchacho se fue feliz con la herencia, y el padre sufrió la pérdida. La iniciativa es siempre de Dios, Padre rico en tiempo y misericordia.

SÁBADO 14: De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

SÁBADO 14: De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.
SÁBADO 14: De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

LECTURA 1Tim 1, 15-17

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a Timoteo. Querido hijo: Es doctrina cierta y digna de fe que Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores, y yo soy el peor de ellos. Si encontré misericordia, fue para que Jesucristo demostrara en mí toda su paciencia, poniéndome como ejemplo de los que van a creer en Él para alcanzar la Vida eterna. ¡Al Rey eterno y universal, al Dios incorruptible, invisible y único, honor y gloria por los siglos de los siglos! Amén. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo quiere afirmar la sana “doctrina”: Jesús vino al mundo para la remisión de los pecados. Además, confirma la tarea apostólica que realizará Timoteo. Así, el Apóstol deja en claro que ningún líder puede jactarse de su autoridad dentro de la comunidad, ya que esta viene de Dios y Dios elige a quien quiere por muchos defectos que pueda tener una persona.

SALMO Sal 112, 1-7

R. ¡Bendito sea el Nombre del Señor!

Alaben, servidores del Señor, alaben el Nombre del Señor. Bendito sea el Nombre del Señor, desde ahora y para siempre. R.

Desde la salida del sol hasta su ocaso, sea alabado el Nombre del Señor. El Señor está sobre todas las naciones, su gloria se eleva sobre el cielo. R.

¿Quién es como el Señor, nuestro Dios, que se inclina para contemplar el cielo y la tierra? Él levanta del polvo al desvalido, alza al pobre de su miseria. R.

ALELUIA Jn 14, 23

Aleluia. «El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará e iremos a él», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 6, 43-49

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús decía a sus discípulos: No hay árbol bueno que dé frutos malos, ni árbol malo que dé frutos buenos: cada árbol se reconoce por su fruto. No se recogen higos de los espinos ni se cosechan uvas de las zarzas. El hombre bueno saca el bien del tesoro de bondad que tiene en su corazón. El malo saca el mal de su maldad, porque de la abundancia del corazón habla su boca. ¿Por qué ustedes me llaman: “Señor, Señor”, y no hacen lo que les digo? Yo les diré a quién se parece todo aquél que viene a mí, escucha mis palabras y las practica. Se parece a un hombre que, queriendo construir una casa, cavó profundamente y puso los cimientos sobre la roca. Cuando vino la inundación, las aguas se precipitaron con fuerza contra esa casa, pero no pudieron derribarla, porque estaba bien construida. En cambio, el que escucha la Palabra y no la pone en práctica se parece a un hombre que construyó su casa sobre tierra, sin cimientos. Cuando las aguas se precipitaron contra ella, en seguida se derrumbó, y el desastre que sobrevino a esa casa fue grande. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús hace una serie de comparaciones para ver quién tiene más fe o simplemente no la tiene y establece que tanto la mediocridad y la falta de autocrítica constituyen el principal obstáculo para la instauración real y efectiva del Reino. Porque muchos se quedan en buenas palabras e intenciones, pero su contenido no llega a la vida. Es necesario, entonces, llevar el mensaje a la vida, repercutiendo (dando frutos) positivamente en el propio entorno.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×