Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Liturgia Cotidiana

SÁBADO 25: De la feria. Blanco.

SÁBADO 25: De la feria. Blanco.
SÁBADO 25: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua II-V.

LECTURA Hech 16, 1-10

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Pablo llegó a Derbe y más tarde a Listra, donde había un discípulo llamado Timoteo, hijo de una judía convertida a la fe y de padre pagano. Timoteo gozaba de buena fama entre los hermanos de Listra y de Iconio. Pablo quería llevarlo consigo, y por eso lo hizo circuncidar en consideración a los judíos que había allí, ya que todo el mundo sabía que su padre era pagano. Por las ciudades donde pasaban, transmitían las decisiones tomadas en Jerusalén por los Apóstoles y los presbíteros, recordando que las observaran. Así, las Iglesias se consolidaban en la fe, y su número crecía día tras día. Como el Espíritu Santo les había impedido anunciar la Palabra en la provincia de Asia, atravesaron Frigia y la región de Galacia. Cuando llegaron a los límites de Misia, trataron de entrar en Bitinia, pero el Espíritu de Jesús no se lo permitió. Pasaron entonces por Misia y descendieron a Tróade. Durante la noche, Pablo tuvo una visión. Vio a un macedonio de pie, que le rogaba: «Ven hasta Macedonia y ayúdanos». Apenas tuvo esa visión, tratamos de partir para Macedonia, convencidos de que Dios nos llamaba para que la evangelizáramos. Palabra de Dios.

Comentario: El hecho de que Pablo haya aceptado la circuncisión de Timoteo puede estar en contra de sus principios de evangelización, pero en este caso probablemente el Apóstol solo quiere lo mejor en beneficio de la propagación de la Buena Nueva. En función de ese criterio lo ve bien que se haga si solo se trata de un rito externo que puede traer ventajas sociales o legales.

SALMO Sal 99, 1-3. 5

R. ¡Aclame al Señor toda la tierra!

Aclame al Señor toda la tierra, sirvan al Señor con alegría, lleguen hasta Él con cantos jubilosos. R.

Reconozcan que el Señor es Dios: Él nos hizo y a Él pertenecemos; somos su pueblo y ovejas de su rebaño. R.

¡Qué bueno es el Señor! Su misericordia permanece para siempre, y su fidelidad por todas las generaciones. R.

ALELUIA Col 3, 1

Aleluia. Ya que ustedes han resucitado con Cristo, busquen los bienes del cielo donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. Aleluia.

EVANGELIO Jn 15, 18-21

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: Si el mundo los odia, sepan que antes me ha odiado a mí. Si ustedes fueran del mundo, el mundo los amaría como cosa suya. Pero como no son del mundo, sino que Yo los elegí y los saqué de él, el mundo los odia. Acuérdense de lo que les dije: el servidor no es más grande que su señor. Si me persiguieron a mí, también los perseguirán a ustedes; si fueron fieles a mi palabra, también serán fieles a la de ustedes. Pero los tratarán así a causa de mi Nombre, porque no conocen al que me envió. Palabra del Señor.

Comentario: Al ser elegidos por Jesús, los discípulos ya no pertenecen al mundo, entendiéndose por mundo toda realidad que rechaza el proyecto de Dios. Jesús advierte que quienes lo sigan correrán la misma suerte que él. El que acepta seguirlo sabe que no puede acomodar su fe a un estilo de vida distante del evangelio.

VIERNES 24: De la feria. Blanco.

Liturgia-Diaria-24-de-mayo-de-2019
VIERNES 24: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua.

LECTURA Hech 15, 22-31

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. En aquellos días, los Apóstoles, los presbíteros y la Iglesia entera, decidieron elegir a algunos de ellos y enviarlos a Antioquía con Pablo y Bernabé. Eligieron a Judas, llamado Barsabás, y a Silas, hombres eminentes entre los hermanos, y les encomendaron llevar la siguiente carta: «Los Apóstoles y los presbíteros saludamos fraternalmente a los hermanos de origen pagano, que están en Antioquía, en Siria y en Cilicia. Habiéndonos enterado de que algunos de los nuestros, sin mandato de nuestra parte, han sembrado entre ustedes la inquietud y provocado el desconcierto, hemos decidido de común acuerdo elegir a unos delegados y enviárselos junto con nuestros queridos Bernabé y Pablo, los cuales han consagrado su vida al Nombre de nuestro Señor Jesucristo. Por eso les enviamos a Judas y a Silas, quienes les transmitirán de viva voz este mismo mensaje. El Espíritu Santo, y nosotros mismos, hemos decidido no imponerles ninguna carga más que las indispensables, a saber: que se abstengan de la carne inmolada a los ídolos, de la sangre, de la carne de animales muertos sin desangrar y de las uniones ilegales. Harán bien en cumplir todo esto. Adiós». Los delegados, después de ser despedidos, descendieron a Antioquía donde convocaron a la asamblea y le entregaron la carta. Ésta fue leída y todos se alegraron por el aliento que les daba. Palabra de Dios.

Comentario: Del Concilio en Jerusalén salió un comunicado oficial a las iglesias acerca de la obligatoriedad de la Ley para los paganos que se convertían a la fe. El comunicado pone en evidencia la autoridad de la Iglesia de Jerusalén. Curiosamente, estas noticias son acogidas con alegría, pero así pasa. Cuando se deja que el Espíritu guíe a la Iglesia, la alegría es el signo de su presencia.

SALMO Sal 56, 8-12

R. ¡Te alabaré en medio de los pueblos, Señor!

Mi corazón está firme, Dios mío, mi corazón está firme. Voy a cantar al son de instrumentos: ¡despierta, alma mía! R.

¡Despierten, arpa y cítara, para que yo despierte a la aurora! Te alabaré en medio de los pueblos, Señor, te cantaré entre las naciones. R.

Tu misericordia se eleva hasta el cielo y tu fidelidad hasta las nubes. ¡Levántate, Dios, por encima del cielo, y que tu gloria cubra toda la tierra! R.

ALELUIA Jn 15, 15

Aleluia. «Yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 15, 12-17

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: Éste es mi mandamiento: Ámense los unos a los otros, como Yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por los amigos. Ustedes son mis amigos si hacen lo que Yo les mando. Ya no los llamo servidores, porque el servidor ignora lo que hace su señor; Yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre. No son ustedes los que me eligieron a mí, sino Yo el que los elegí a ustedes, y los destiné para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero. Así todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, Él se lo concederá. Lo que Yo les mando es que se amen los unos a los otros. Palabra del Señor.

Comentario: Dios nos ha amado primero y por eso nos llama. Pero nos invita a amar en espíritu y en verdad. Es decir, no podemos decir que amamos a Dios si no amamos a quienes no nos son agradables. La medida máxima del amor es aquella en que se está dispuesto a dar la vida por Dios y los demás.

MIÉRCOLES 22: De la feria. Blanco.

MIÉRCOLES 22: De la feria. Blanco.
MIÉRCOLES 22: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua.

LECTURA Hech 15, 1-6

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Algunas personas venidas de Judea enseñaban a los hermanos que si no se hacían circuncidar según el rito establecido por Moisés, no podían salvarse. A raíz de esto, se produjo una agitación: Pablo y Bernabé discutieron vivamente con ellos, y por fin, se decidió que ambos, junto con algunos otros de ellos, subieran a Jerusalén para tratar esta cuestión con los Apóstoles y los presbíteros. Los que habían sido enviados por la Iglesia partieron y atravesaron Fenicia y Samaría, contando detalladamente la conversión de los paganos. Esto causó una gran alegría a todos los hermanos. Cuando llegaron a Jerusalén, fueron bien recibidos por la Iglesia, por los Apóstoles y los presbíteros, y relataron todo lo que Dios había hecho con ellos. Pero se levantaron algunos miembros de la secta de los fariseos que habían abrazado la fe, y dijeron que era necesario circuncidara los paganos convertidos y obligarlos a observar la Ley de Moisés. Los Apóstoles y los presbíteros se reunieron para deliberar sobre este asunto. Palabra de Dios.

Comentario: Sin duda que la circuncisión a los no judíos trajo problemas en la Iglesia primitiva. Si bien los primeros cristianos debieron encontrar condiciones para bautizar a los paganos, aún había resistencias. Por esta preocupación surge el primer Concilio en la Iglesia, “Jerusalén”, como espacio de discernimiento y resoluciones. ¿Estamos abiertos a buscar soluciones a los nuevos problemas de hoy?

SALMO Sal 121, 1-5

R. ¡Vamos con alegría a la Casa del Señor!

¡Qué alegría cuando me dijeron: «Vamos a la Casa del Señor»! Nuestros pies ya están pisando tus umbrales, Jerusalén. R.

Jerusalén, que fuiste construida como ciudad bien compacta y armoniosa. Allí suben las tribus, las tribus del Señor. R.

Según es norma en Israel para celebrar el nombre del Señor. Porque allí está el trono de la justicia, el trono de la casa de David. R.

ALELUIA Jn 15, 4-5

Aleluia. «Permanezcan en mí, como Yo permanezco en ustedes. El que permanece en mí da mucho fruto», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 15, 1-8

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: Yo soy la verdadera vid y mi Padre es el viñador. Él corta todos mis sarmientos que no dan fruto; al que da fruto, lo poda para que dé más todavía. Ustedes ya están limpios por la palabra que Yo les anuncié. Permanezcan en mí, como Yo permanezco en ustedes. Así como el sarmiento no puede dar fruto si no permanece en la vid, tampoco ustedes, si no permanecen en mí. Yo soy la vid, ustedes los sarmientos. El que permanece en mí, y Yo en él, da mucho fruto, porque separados de mí, nada pueden hacer. Pero el que no permanece en mí, es como el sarmiento que se tira y se seca; después se recoge, se arroja al fuego y arde. Si ustedes permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran y lo obtendrán. La gloria de mi Padre consiste en que ustedes den fruto abundante, y así sean mis discípulos. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús quiere hablar acerca de la solidaridad, de la unión íntima entre él y sus discípulos. Por eso utiliza la alegoría de la vid y enseña cómo debe ser nuestra relación con Jesús: un vínculo que genere buenos frutos. Pero es necesario realizar antes una “poda”, esperando que surjan los nuevos brotes de la fe que nos hagan cercanos y servidores como Jesús.

MARTES 21: De la feria. Blanco.

MARTES 21: De la feria. Blanco.
MARTES 21: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua.
Feriado Nacional. Día de las Glorias Navales.

LECTURA Hech 14, 19-28

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Algunos judíos de Antioquía y de Iconio vinieron a Listra y lograron convencer a la multitud. Entonces apedrearon a Pablo y, creyéndolo muerto, lo arrastraron fuera de la ciudad. Pero él se levantó y, rodeado de sus discípulos, regresó a la ciudad. Al día siguiente, partió con Bernabé rumbo a Derbe. Después de haber evangelizado esta ciudad y haber hecho numerosos discípulos, volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía de Pisidia. Confortaron a sus discípulos y los exhortaron a perseverar en la fe, recordándoles que es necesario pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios. En cada comunidad establecieron presbíteros y, con oración y ayuno, los encomendaron al Señor en el que habían creído. Atravesaron Pisidia y llegaron a Panfilia. Luego anunciaron la Palabra en Perge y descendieron a Atalía. Allí se embarcaron para Antioquía, donde habían sido encomendados a la gracia de Dios para realizar la misión que acababan de cumplir. A su llegada, convocaron a los miembros de la Iglesia y les contaron todo lo que Dios había hecho con ellos y cómo había abierto la puerta de la fe a los paganos. Después permanecieron largo tiempo con los discípulos. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo y Bernabé repiten su visita a las comunidades ya evangelizadas, en un intento de consolidar su fe. Las exhortan a permanecer en la fe y en sintonía con el Señor. Asimismo, recuerdan sus experiencias sobre cómo Dios abrió la “puerta de la fe” a los paganos. La fe no es un derecho adquirido, por pertenecer a un grupo o raza, sino una gracia que se corresponde a Dios, abandonándose en sus manos y colaborando en su obra.

SALMO Sal 144, 10-13. 21

R. ¡Que tus fieles manifiesten tu gloria, Señor!

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

Mi boca proclamará la alabanza del Señor: que todos los vivientes bendigan su santo Nombre. Que tus amigos manifiesten la gloria de tu reino, desde ahora y para siempre. R.

ALELUIA Cf. Lc 24, 46. 26

Aleluia. El Mesías debía sufrir, y resucitar de entre los muertos para entrar en su gloria. Aleluia.

EVANGELIO Jn 14, 27-31

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman! Me han oído decir: «Me voy y volveré a ustedes». Si me amaran, se alegrarían de que vuelva junto al Padre, porque el Padre es más grande que Yo. Les he dicho esto antes que suceda, para que cuando se cumpla, ustedes crean. Ya no hablaré mucho más con ustedes, porque está por llegar el Príncipe de este mundo: él nada puede hacer contra mí, pero es necesario que el mundo sepa que Yo amo al Padre y obro como Él me ha ordenado. Palabra del Señor.

Comentario: Los pueblos semitas se deseaban y daban la paz en los saludos y despedidas. La despedida de Jesús no es “hasta nunca”, sino que volverá a estar con los suyos. No hay que confundir la paz entregada por Jesús con la vida exenta de problemas. La paz que nos regala es la seguridad de que está con nosotros, en medio de las dificultades y las preocupaciones de la vida.

LUNES 20: De la feria. Blanco.

LUNES 20: De la feria. Blanco.
LUNES 20: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua.

LECTURA Hech 14, 5-18

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Los paganos y los judíos de Iconio, dirigidos por sus jefes, intentaron maltratar y apedrear a Pablo y Bernabé. Éstos, al enterarse, huyeron a Listra y a Derbe, ciudades de Licaonia, y a sus alrededores; y allí anunciaron la Buena Noticia. Había en Listra un hombre que tenía las piernas paralizadas. Como era tullido de nacimiento, nunca había podido caminar, y sentado, escuchaba hablar a Pablo. Éste, mirándolo fijamente, vio que tenía la fe necesaria para ser sanado, y le dijo en voz alta: «Levántate, y permanece erguido sobre tus pies». Él se levantó de un salto y comenzó a caminar. Al ver lo que Pablo acababa de hacer, la multitud comenzó a gritar en dialecto licaonio: «Los dioses han descendido hasta nosotros en forma humana», y daban a Bernabé el nombre de Júpiter, y a Pablo el de Mercurio porque era el que llevaba la palabra. El sacerdote del templo de Júpiter, que estaba a la entrada de la ciudad, trajo al atrio unos toros adornados de guirnaldas y, junto con la multitud, se disponía a sacrificarlos. Cuando los apóstoles Pablo y Bernabé se enteraron de esto, rasgaron sus vestiduras y se precipitaron en medio de la muchedumbre, gritando: «Amigos, ¿qué están haciendo? Nosotros somos seres humanos como ustedes, y hemos venido a anunciarles que deben abandonar esos ídolos para convertirse al Dios viviente que hizo el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. En los tiempos pasados, Él permitió que las naciones siguieran sus propios caminos. Sin embargo, nunca dejó de dar testimonio de sí mismo, prodigando sus beneficios, enviando desde el cielo lluvias y estaciones fecundas, dando el alimento y llenando de alegría los corazones». Pero a pesar de todo lo que dijeron, les costó mucho impedir que la multitud les ofreciera un sacrificio. Palabra de Dios.

Comentario: La predicación de Pablo y Bernabé se encuentra con la cultura pagana politeísta. San Pablo aprovecha el incidente para hablarles del Dios único, creador de todo, paciente y comprensivo con las manifestaciones religiosas de los pueblos, pero también que es tiempo de que se conviertan al Dios vivo.

SALMO Sal 113, 1-4. 15-16

R. ¡Glorifica tu Nombre, Señor!

No nos glorifiques a nosotros, Señor: glorifica solamente a tu Nombre, por tu amor y tu fidelidad. ¿Por qué han de decir las naciones: «¿Dónde está su Dios?». R.

Nuestro Dios está en el cielo y en la tierra, Él hace todo lo que quiere. Los ídolos, en cambio, son plata y oro, obra de las manos de los hombres. R.

Sean bendecidos por el Señor, que hizo el cielo y la tierra. El cielo pertenece al Señor, y la tierra la entregó a los hombres. R.

ALELUIA Jn 14, 26

Aleluia. El Espíritu Santo les enseñará todo; les recordará todo lo que Yo les he dicho. Aleluia.

EVANGELIO Jn 14, 21-26

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: «El que recibe mis mandamientos y los cumple, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y Yo lo amaré y me manifestaré a él». Judas –no el Iscariote– le dijo: «Señor, ¿por qué te vas a manifestar a nosotros y no al mundo?». Jesús le respondió: «El que me ama será fiel a mi palabra, y mi Padre lo amará; iremos a él y habitaremos en él. El que no me ama no es fiel a mis palabras. La palabra que ustedes oyeron no es mía, sino del Padre que me envió. Yo les digo estas cosas mientras permanezco con ustedes. Pero el Paráclito, el Espíritu Santo, que el Padre enviará en mi Nombre, les enseñará todo y les recordará lo que les he dicho». Palabra del Señor.

Comentario: La manifestación de Jesús únicamente es posible si verdaderamente hay obediencia y amor a Dios. Por eso solo lo ven quienes creen en él y perseveran en su conocimiento por medio de la fe y el amor, que el propio Jesús practicó.

DOMINGO 19: 5º de Pascua. Blanco.

DOMINGO 19: 5º de Pascua. Blanco.
DOMINGO 19: 5º de Pascua. Blanco.

Gloria. Credo. Prefacio de Pascua. Semana 1ª del Salterio.

1ª LECTURA Hech 14, 21-27

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Pablo y Bernabé volvieron a Listra, a Iconio y a Antioquía de Pisidia. Confortaron a sus discípulos y los exhortaron a perseverar en la fe, recordándoles que es necesario pasar por muchas tribulaciones para entrar en el Reino de Dios. En cada comunidad establecieron presbíteros, y con oración y ayuno, los encomendaron al Señor en el que habían creído. Atravesaron Pisidia y llegaron a Panfilia. Luego anunciaron la Palabra en Perge y descendieron a Atalía. Allí se embarcaron para Antioquía, donde habían sido encomendados a la gracia de Dios para realizar la misión que acababan de cumplir. A su llegada, convocaron a los miembros de la Iglesia y les contaron todo lo que Dios había hecho con ellos y cómo había abierto la puerta de la fe a los paganos. Palabra de Dios.

Comentario: La primera misión de Pablo y Bernabé llega a su fin, pues animaron a los creyentes a mantenerse firmes en la fe, a pesar de las tribulaciones. El mundo pagano aceptó el evangelio, pero los judíos mantuvieron una actitud hostil. No obstante, su consigna fue siempre la misma: “permanezcan en la fe, en el Señor y en su gracia”.

SALMO Sal 144, 8-13

R. Bendeciré tu Nombre eternamente, Dios mío, el único Rey.

El Señor es bondadoso y compasivo, lento para enojarse y de gran misericordia; el Señor es bueno con todos y tiene compasión de todas sus criaturas. R.

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

2ª LECTURA Apoc 21, 1-5

Lectura del libro del Apocalipsis. Yo, Juan, vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar ya no existe más. Vi la Ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo y venía de Dios, embellecida como una novia preparada para recibir a su esposo. Y oí una voz potente que decía desde el trono: «Esta es la carpa de Dios entre los hombres: Él habitará con ellos, ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será con ellos su propio Dios. Él secará todas sus lágrimas, y no habrá más muerte, ni pena, ni queja, ni dolor, porque todo lo de antes pasó». Y el que estaba sentado en el trono dijo: «Yo hago nuevas todas las cosas». Palabra de Dios.

Comentario: La lectura del Apocalipsis es esperanzadora, ya que presenta al Señor, que vive entre nosotros, y anuncia que llegará el día en que nos quitará toda aflicción, hará nuevas todas las cosas y cumplirá toda justicia.

ACLAMACIÓN AL EVANGELIO Jn 13, 34

Aleluia. «Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros, como Yo los he amado», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 13, 31-35

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. Durante la última Cena, después que Judas salió, Jesús, dijo: Ahora el Hijo del hombre ha sido glorificado y Dios ha sido glorificado en Él. Si Dios ha sido glorificado en Él, también lo glorificará en sí mismo, y lo hará muy pronto. Hijos míos, ya no estaré mucho tiempo con ustedes. Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros. Así como Yo los he amado, ámense también ustedes los unos a los otros. En esto todos reconocerán que ustedes son mis discípulos: en el amor que se tengan los unos a los otros. Palabra del Señor.

Comentario: La intimidad de la cena fue interrumpida por una revelación inesperada y terrible de Jesús: “Uno de ustedes me traicionará”. El amor es impotente frente a la insensibilidad, pero la persona insensible es impotente frente a la ruina que lo devora. Judas quería acallar su conciencia, pero no pudo y terminó suicidándose.

SÁBADO 18: De la feria. Blanco. San Juan I, pa. y mr. (ML). Rojo.

SÁBADO 18: De la feria. Blanco. San Juan I, pa. y mr. (ML). Rojo.
SÁBADO 18: De la feria. Blanco. San Juan I, pa. y mr. (ML). Rojo.

Prefacio de Pascua.

LECTURA Hech 13, 44-52

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Cuando Pablo llegó a Antioquía de Pisidia, casi toda la ciudad se reunió el sábado siguiente para escuchar la Palabra del Señor. Al ver esa multitud, los judíos se llenaron de envidia y con injurias contradecían las palabras de Pablo. Entonces Pablo y Bernabé, con gran firmeza, dijeron: «A ustedes debíamos anunciar en primer lugar la Palabra del Señor, pero ya que la rechazan y no se consideran dignos de la Vida eterna, nos dirigimos ahora a los paganos. Así nos ha ordenado el Señor: “Yo te he establecido para ser la luz de las naciones, para llevar la salvación hasta los confines de la tierra” ». Al oír esto, los paganos, llenos de alegría, alabaron la Palabra del Señor, y todos los que estaban destinados a la Vida eterna abrazaron la fe. Así la Palabra del Señor se iba extendiendo por toda la región. Pero los judíos instigaron a unas mujeres piadosas que pertenecían a la aristocracia y a los principales de la ciudad, provocando una persecución contra Pablo y Bernabé, y los echaron de su territorio. Éstos, sacudiendo el polvo de sus pies en señal de protesta contra ellos, se dirigieron a Iconio. Los discípulos, por su parte, quedaron llenos de alegría y del Espíritu Santo. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo y Bernabé fueron víctimas de la celotipia y envidia de los judíos, que terminaron echándolos y expulsándolos. Sin embargo, los paganos recibieron la Palabra de Dios y eso fue motivo de alegría para los discípulos. A veces, por poco que se vean los frutos, siempre vale la pena “sacrificar” algo por el Reino de Dios.

SALMO Sal 97, 1-4

R. ¡Contemplen el triunfo de nuestro Dios!

Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria. R.

El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos. R.

ALELUIA Jn 8, 31-32

Aleluia. «Si ustedes permanecen fieles a mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos y conocerán la verdad», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 14, 7-14

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: «Si ustedes me conocen, conocerán también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto». Felipe le dijo: «Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta». Jesús le respondió: «Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conocen? El que me ha visto, ha visto al Padre. ¿Cómo dices: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que Yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Las palabras que digo no son mías: el Padre que habita en mí es el que hace las obras. Créanme: Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Créanlo, al menos, por las obras. Les aseguro que el que cree en mí hará también las obras que Yo hago, y aún mayores, porque Yo me voy al Padre. Y Yo haré todo lo que ustedes pidan en mi Nombre, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si ustedes me piden algo en mi Nombre, Yo lo haré». Palabra del Señor.

Comentario: Aquella cercanía e intimidad entre Jesús y su Padre también es aplicable para todo el que cree. Por su fe en Cristo, todo creyente está próximo a Dios, así como el Padre está en el Hijo. Por eso Jesús no se limita a demostrar su igualdad con el Padre, sino también nos recuerda que podemos continuar su obra si verdaderamente creemos en su persona.

VIERNES 17: De la feria. Blanco.

VIERNES 17: De la feria. Blanco.
VIERNES 17: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua.

LECTURA Hech 13, 26-33

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Habiendo llegado Pablo a Antioquía de Pisidia, decía en la sinagoga: «Hermanos, este mensaje de salvación está dirigido a ustedes: los descendientes de Abraham y los que temen a Dios. En efecto, la gente de Jerusalén y sus jefes no reconocieron a Jesús, ni entendieron las palabras de los profetas que se leen cada sábado, pero las cumplieron sin saberlo, condenando a Jesús. Aunque no encontraron nada en Él que mereciera la muerte, pidieron a Pilato que lo condenara. Después de cumplir todo lo que estaba escrito de Él, lo bajaron del patíbulo y lo pusieron en el sepulcro. Pero Dios lo resucitó de entre los muertos y durante un tiempo se apareció a los que habían subido con Él de Galilea a Jerusalén, los mismos que ahora son sus testigos delante del pueblo. Y nosotros les anunciamos a ustedes esta Buena Noticia: la promesa que Dios hizo a nuestros padres, fue cumplida por Él en favor de sus hijos, que somos nosotros, resucitando a Jesús, como está escrito en el salmo segundo: “Tú eres mi Hijo; Yo te he engendrado hoy”». Palabra de Dios.

Comentario: Lo primero que señala san Pablo es el privilegio judío, que existía; es decir, toda la historia evangélica y el acontecimiento cristiano como tal ocurrió entre los judíos. Pero ahora hay que entender la Historia de la Salvación para no caer en los errores de sus antepasados, que mataron a los profetas y últimamente al Hijo de Dios. Hay que aprender de lo bueno y de lo malo, animándose a proyectar un futuro mejor.

SALMO Sal 2, 6-12

R. ¡Tú eres mi hijo, Yo te he engendrado hoy!

«Yo mismo establecí a mi Rey en Sión, mi santa Montaña». Voy a proclamar el decreto del Señor: Él me ha dicho: «Tú eres mi hijo, Yo te he engendrado hoy». R.

«Pídeme, y te daré las naciones como herencia, y como propiedad, los confines de la tierra. Los quebrarás con un cetro de hierro, los destrozarás como a un vaso de arcilla». R.

Por eso, reyes, sean prudentes; aprendan, gobernantes de la tierra. Sirvan al Señor con temor; temblando, ríndanle homenaje. R.

ALELUIA Jn 14, 6

Aleluia. «Yo soy el Camino, y la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 14, 1-6

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. A la Hora de pasar de este mundo al Padre, Jesús dijo a sus discípulos: «No se inquieten. Crean en Dios y crean también en mí. En la Casa de mi Padre hay muchas habitaciones; si no fuera así, ¿les habría dicho a ustedes que voy a prepararles un lugar? Y cuando haya ido y les haya preparado un lugar, volveré otra vez para llevarlos conmigo, a fin de que donde Yo esté, estén también ustedes. Ya conocen el camino del lugar adonde voy». Tomás le dijo: «Señor, no sabemos adónde vas. ¿Cómo vamos a conocer el camino?». Jesús le respondió: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí». Palabra del Señor.

Comentario: Los discípulos, representados por Felipe, piden algo más inmediato: ver al Padre. Pero lo que ignora Felipe es que esa “visión” de Dios se logra mediante el conocimiento de la persona de Jesús. Por eso los discípulos son invitados a mantenerse en calma, creyendo en Dios y en él, que es el camino que se debe seguir, la verdad para creer y la vida para imitar.

JUEVES 16: De la feria. Blanco.

JUEVES 16: De la feria. Blanco.
JUEVES 16: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua.

LECTURA Hech 13, 13-25

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. Desde Pafos, donde se embarcaron, Pablo y sus compañeros llegaron a Perge de Panfilia. Juan Marcos se separó y volvió a Jerusalén, pero ellos continuaron su viaje, y de Perge fueron a Antioquía de Pisidia. El sábado entraron en la sinagoga y se sentaron. Después de la lectura de la Ley y de los Profetas, los jefes de la sinagoga les mandaron a decir: «Hermanos, si tienen que dirigir al pueblo alguna exhortación, pueden hablar». Entonces Pablo se levantó y, pidiendo silencio con un gesto, dijo: «Escúchenme, israelitas y todos los que temen a Dios. El Dios de este Pueblo, el Dios de Israel, eligió a nuestros padres y los convirtió en un gran Pueblo, cuando todavía vivían como extranjeros en Egipto. Luego, con el poder de su brazo, los hizo salir de allí y los cuidó durante cuarenta años en el desierto. Después, en el país de Canaán, destruyó a siete naciones y les dio en posesión sus tierras, al cabo de unos cuatrocientos cincuenta años. A continuación, les dio Jueces hasta el profeta Samuel. Pero ellos pidieron un rey y Dios les dio a Saúl, hijo de Quis, de la tribu de Benjamín, por espacio de cuarenta años. Y cuando Dios desechó a Saúl, les suscitó como rey a David, de quien dio este testimonio: “He encontrado en David, el hijo de Jesé, a un hombre conforme a mi corazón que cumplirá siempre mi voluntad”. De la descendencia de David, como lo había prometido, Dios hizo surgir para Israel un Salvador, que es Jesús. Como preparación a su venida, Juan Bautista había predicado un bautismo de penitencia a todo el pueblo de Israel. Y al final de su carrera, Juan decía: “Yo no soy el que ustedes creen, pero sepan que después de mí viene Aquél a quien yo no soy digno de desatar las sandalias”». Palabra de Dios.

Comentario: Esta visita de Pablo y su equipo misionero es muy semejante en su forma y contenido a la que hizo Jesús a la sinagoga de Nazaret (cf. Lc 4, 16-30), pero la diferencia está en que Pablo y Bernabé no fracasaron como Jesús. Estos tuvieron éxito en Antioquía. No obstante, su éxito será objeto de envidia por parte de los dirigentes judíos.

SALMO Sal 88, 2-3. 21-22. 25. 27

R. ¡Cantaré eternamente tu amor, Señor!

Cantaré eternamente el amor del Señor, proclamaré tu fidelidad por todas las generaciones. Porque Tú has dicho: «Mi amor se mantendrá eternamente, mi fidelidad está afianzada en el cielo». R.

«Encontré a David, mi servidor, y lo ungí con el óleo sagrado, para que mi mano esté siempre con él y mi brazo lo haga poderoso». R.

Mi fidelidad y mi amor lo acompañarán, su poder crecerá a causa de mi Nombre: Él me dirá: «Tú eres mi padre, mi Dios, mi Roca salvadora». R.

ALELUIA Cf. Apoc 1, 5

Aleluia. Jesucristo, eres el Testigo fiel, el Primero que resucitó de entre los muertos; nos amaste y nos purificaste de nuestros pecados, por medio de tu sangre. Aleluia.

EVANGELIO Jn 13, 16-20

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. Antes de la fiesta de Pascua, Jesús lavó los pies a sus discípulos, y les dijo: «Les aseguro que el servidor no es más grande que su señor, ni el enviado más grande que el que lo envía. Ustedes serán felices si, sabiendo estas cosas, las practican. No lo digo por todos ustedes; Yo conozco a los que he elegido. Pero es necesario que se cumpla la Escritura que dice: “El que comparte mi pan se volvió contra mí”. Les digo esto desde ahora, antes que suceda, para que cuando suceda, crean que Yo Soy. Les aseguro que el que reciba al que Yo envíe me recibe a mí, y el que me recibe, recibe al que me envió». Palabra del Señor.

Comentario: El lavatorio de los pies es una gran revelación y al mismo tiempo una suprema enseñanza. Es el amor que, por medio de Jesús, se hace servidor y esclavo. Pero también es una revolución porque si Dios se pone a disposición del hombre para servirlo, entonces ningún ser humano tiene derecho a dominar a otro y quitarle su dignidad.

MIÉRCOLES 15: De la feria. Blanco.

MIÉRCOLES 15: De la feria. Blanco.
MIÉRCOLES 15: De la feria. Blanco.

Prefacio de Pascua.

LECTURA Hech 12, 24—13, 5

Lectura de los Hechos de los Apóstoles. La Palabra de Dios se difundía incesantemente. Bernabé y Saulo, una vez cumplida su misión, volvieron de Jerusalén a Antioquía, llevando consigo a Juan, llamado Marcos. En la Iglesia de Antioquía había profetas y doctores, entre los cuales estaban Bernabé y Simeón, llamado el Negro, Lucio de Cirene, Manahén, amigo de infancia del tetrarca Herodes, y Saulo. Un día, mientras celebraban el culto del Señor y ayunaban, el Espíritu Santo les dijo: «Resérvenme a Saulo y a Bernabé para la obra a la cual los he llamado». Ellos, después de haber ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron. Saulo y Bernabé, enviados por el Espíritu Santo, fueron a Seleucia y de allí se embarcaron para Chipre. Al llegar a Salamina anunciaron la Palabra de Dios en las sinagogas de los judíos, y Juan colaboraba con ellos. Palabra de Dios.

Comentario: Vemos cómo el Espíritu va estructurando las diferentes comunidades donde van surgiendo nuevos líderes, responsables, con funciones específicas y gran participación de todos los miembros según las necesidades y urgencias de cada Iglesia. Así fue como recayó en Pablo y Bernabé la responsabilidad para evangelizar a los judíos que estaban fuera de Jerusalén.

SALMO Sal 66, 2-3. 5-6. 8

R. ¡Que todos los pueblos te den gracias, Señor!

El Señor tenga piedad y nos bendiga, haga brillar su rostro sobre nosotros, para que en la tierra se reconozca su dominio, y su victoria entre las naciones. R.

Que canten de alegría las naciones, porque gobiernas a los pueblos con justicia y guías a las naciones de la tierra. ¡Que los pueblos te den gracias, Señor! R.

¡Que todos los pueblos te den gracias! Que Dios nos bendiga, y lo teman todos los confines de la tierra. ¡Que los pueblos te den gracias, Señor! R.

ALELUIA Jn 8, 12

Aleluia. «Yo soy la luz del mundo; el que me sigue tendrá la luz de la Vida», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Jn 12, 44-50

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan. Jesús exclamó: El que cree en mí, en realidad no cree en mí, sino en Aquél que me envió. Y el que me ve ve al que me envió. Yo soy la luz, y he venido al mundo para que todo el que crea en mí no permanezca en las tinieblas. Al que escucha mis palabras y no las cumple, Yo no lo juzgo, porque no vine a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza y no recibe mis palabras, ya tiene quien lo juzgue: la palabra que Yo he anunciado es la que lo juzgará en el último día. Porque Yo no hablé por mí mismo: el Padre que me ha enviado me ordenó lo que debía decir y anunciar; y Yo sé que su mandato es Vida eterna. Las palabras que digo, las digo como el Padre me lo ordenó. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús es el enviado por el Padre y está unido a él por un vínculo inefable y esencial. Jesús, no quiere hablar de sí mismo, pero él es el revelador del Padre y, por tanto, ha sido enviado para cumplir una misión: dar su vida por el prójimo y para que tenga Vida eterna.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×