Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Liturgia Cotidiana

MARTES 19: SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA (S). Blanco.

Liturgia-Cotidiana-19-de-Marzo-Cuaresma
MARTES 19: SAN JOSÉ, ESPOSO DE LA VIRGEN MARÍA (S). Blanco.

Credo. Prefacio propio.

1ª LECTURA 2Sam 7, 4-5. 12-14. 16

Lectura del segundo libro de Samuel. La palabra del Señor llegó al profeta Natán en estos términos:«Ve a decirle a mi servidor David: Así habla el Señor: Cuando hayas llegado al término de tus días y vayas a descansar con tus padres, Yo elevaré después de ti a uno de tus descendientes, a uno que saldrá de tus entrañas, y afianzaré su realeza. Él edificará una casa para mi Nombre, y Yo afianzaré para siempre su trono real. Seré un padre para él, y él será para mí un hijo. Tu casa y tu reino durarán eternamente delante de mí, y tu trono será estable para siempre». Palabra de Dios.

Comentario: El Señor anuncia que uno de la descendencia de David afianzará para siempre su trono real. Por encima de David se alza como protagonista la Palabra de Dios. No obstante, David quiere construir un templo a Dios, pero el Señor se rehúsa y a cambio promete construirle una casa: dinastía.

SALMO Sal 88, 2-5. 27. 29

R. Su descendencia permanecerá para siempre.

Cantaré eternamente el amor del Señor, proclamaré tu fidelidad por todas las generaciones. Porque Tú has dicho: «Mi amor se mantendrá eternamente, mi fidelidad está afianzada en el cielo». R.

Yo sellé una Alianza con mi elegido, hice este juramento a David, mi servidor: «Estableceré tu descendencia para siempre, mantendré tu trono por todas las generaciones». R.

Él me dirá: «Tú eres mi padre, mi Dios, mi Roca salvadora». Le aseguraré mi amor eternamente, y mi Alianza será estable para él. R.

2ª LECTURA Rom 4, 13. 16-18. 22

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma. Hermanos: La promesa de recibir el mundo en herencia, hecha a Abraham y a su posteridad, no le fue concedida en virtud de la Ley, sino por la justicia que procede de la fe. Por eso, la herencia se obtiene por medio de la fe, a fin de que esa herencia sea gratuita y la promesa quede asegurada para todos los descendientes de Abraham, no sólo los que lo son por la Ley, sino también los que lo son por la fe. Porque él es nuestro padre común como dice la Escritura: “Te he constituido padre de muchas naciones”. Abraham es nuestro padre a los ojos de Aquél en quien creyó: el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia a las cosas que no existen. Esperando contra toda esperanza, Abraham creyó y llegó a ser padre de muchas naciones, como se le había anunciado: “Así será tu descendencia”. Por eso, la fe le fue tenida en cuenta para su justificación. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo tiene plena certeza de que la salvación es obra de la fe, don gratuito que compromete una respuesta libre a la Voluntad del Padre. El don de la fe y la respuesta creyente, que definieron la relación entre Dios y Abraham, serán también los que determinarán las relaciones, según la fidelidad y el amor, entre la comunidad creyente y el propio Dios.

VERSÍCULO Sal 83, 5

¡Felices los que habitan en tu Casa, Señor, y te alaban sin cesar!

EVANGELIO Mt 1, 16. 18-21. 24

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, que es llamado Cristo. Éste fue el origen de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José y, cuando todavía no habían vivido juntos, concibió un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era un hombre justo y no quería denunciarla públicamente, resolvió abandonarla en secreto. Mientras pensaba en esto, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María tu esposa, porque lo que ha sido engendrado en ella proviene del Espíritu Santo. Ella dará a luz un hijo, a quien pondrás el nombre de Jesús, porque Él salvará a su Pueblo de todos sus pecados». Al despertar, José hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado. Palabra del Señor.

Comentario: Sin duda que a San José no le fue fácil aceptar el embarazo de María, ya que no habían convivido juntos. Percibe que detrás de toda esta historia hay un misterio pero que lo descoloca e inquieta. Teniendo en cuenta la ley y las costumbres judías, el estado de María solo creaba problemas a José. Pero la intervención sobrenatural ” del ángel”, lo saca de su desconcierto y le ayuda a entender qué rol juega él en todo aquello: Ser el padre legal y adoptivo de Jesús .

LUNES 18: De la feria. Morado.

Liturgia-Cotidiana-18-de-Marzo-Cuaresma
LUNES 18: De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Dn 9, 4-10

Lectura de la profecía de Daniel. ¡Ah, Señor, Dios, el Grande, el Temible, el que mantiene la alianza y la fidelidad con aquéllos que lo aman y observan sus mandamientos! Nosotros hemos pecado, hemos faltado, hemos hecho el mal, nos hemos rebelado y nos hemos apartado de tus mandamientos y tus preceptos. No hemos escuchado a tus servidores los profetas, que hablaron en tu Nombre a nuestros reyes, a nuestros jefes, a nuestros padres y a todo el pueblo del país. ¡A ti, Señor, la justicia! A nosotros, en cambio, la vergu?enza reflejada en el rostro, como les sucede en este día a los hombres de Judá, a los habitantes de Jerusalén y a todo Israel, a los que están cerca y a los que están lejos, en todos los países adonde Tú los expulsaste, a causa de la infidelidad que cometieron contra ti. ¡A nosotros, Señor, la vergu?enza reflejada en el rostro, y también a nuestros reyes, a nuestros jefes y a nuestros padres, porque hemos pecado contra ti! ¡Al Señor, nuestro Dios, la misericordia y el perdón, porque nos hemos rebelado contra Él! Nosotros no hemos escuchado la voz del Señor, nuestro Dios, para seguir sus leyes, que Él puso delante de nosotros por medio de sus servidores los profetas. Palabra de Dios.

Comentario: La oración de Daniel es una súplica donde se subrayan los pecados e infidelidades de Israel. Pero también la misericordia, el poder de Dios y la esperanza salvífica del pueblo pecador. Daniel reconoció que Dios cumplía su pacto de misericordia con los que lo amaban y obedecían sus mandamientos. Ahora, Dios no solo hace promesas y pactos, sino que también los cumple.

SALMO Sal 78, 8-9. 11. 13

R. ¡No nos trates según nuestros pecados, Señor!

No recuerdes para nuestro mal las culpas de otros tiempos; compadécete pronto de nosotros, porque estamos totalmente abatidos. R.

Ayúdanos, Dios salvador nuestro, por el honor de tu Nombre; líbranos y perdona nuestros pecados, a causa de tu Nombre. R.

Llegue hasta tu presencia el lamento de los cautivos, preserva con tu brazo poderosoa los que están condenados a muerte. R.

Y nosotros, que somos tu pueblo y las ovejas de tu rebaño, te daremos gracias para siempre, y cantaremos tus alabanzaspor todas las generaciones. R.

VERSÍCULO Cf. Jn 6, 63. 68

Tus palabras, Señor, son Espíritu y Vida; Tú tienes palabras de Vida eterna.

EVANGELIO Lc 6, 36-38

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús dijo a sus discípulos: Sean misericordiosos, como el Padre de ustedes es misericordioso. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados; perdonen y serán perdonados. Den, y se les dará. Les volcarán sobre el regazo una buena medida, apretada, sacudida y desbordante. Porque la medida con que ustedes midan también se usará para ustedes. Palabra del Señor.

Comentario: La gran propuesta de Jesús se construye sobre la base del amor y hacer el bien no solo a los que amamos, sino también a aquellos con quienes no simpatizamos. Las únicas herramientas que tenemos para llevar a cabo este proyecto son la oración, el amor y la bendición a los enemigos.

DOMINGO 17: 2º de Cuaresma. Morado.

Liturgia-Cotidiana-17-de-Marzo-Cuaresma
DOMINGO 17: 2º de Cuaresma. Morado.

Credo. No se dice Gloria. Prefacio propio.

1ª LECTURA Gn 15, 5-12. 17-18

Lectura del libro del Génesis. Dios dijo a Abrám: «Mira hacia el cielo y, si puedes, cuenta las estrellas». Y añadió: «Así será tu descendencia». Abrám creyó en el Señor, y el Señor se lo tuvo en cuenta para su justificación. Entonces el Señor le dijo: «Yo soy el Señor que te hice salir de Ur de los caldeos para darte en posesión esta tierra ». «Señor, respondió Abrám, ¿cómo sabré que la voy a poseer?». El Señor le respondió: «Tráeme una ternera, una cabra y un carnero, todos ellos de tres años, y también una tórtola y un pichón de paloma». Él trajo todos estos animales, los cortó por la mitad y puso cada mitad una frente a otra, pero no dividió los pájaros. Las aves de rapiña se abalanzaron sobre los animales muertos, pero Abrám las espantó. Al ponerse el sol, Abrám cayó en un profundo sueño, y lo invadió un gran temor, una densa oscuridad. Cuando se puso el sol y estuvo completamente oscuro, un horno humeante y una antorcha encendida pasaron en medio de los animales descuartizados. Aquel día, el Señor hizo una alianza con Abrám diciendo: «Yo he dado esta tierra a tu descendencia». Palabra de Dios.

Comentario: La alianza que Abraham acepta firmar con Dios es un acto de fe en quien lo invitó primero a salir de su tierra y de sus lazos familiares. El mismo Dios es el que hoy nos invita a descubrirlo como quien nos propone el camino que debemos transitar. ¿Estamos en esa ruta?

SALMO Sal 26, 1. 7-9. 13-14

R. El Señor es mi luz y mi salvación.

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida, ¿ante quién temblaré? R.

¡Escucha, Señor, yo te invoco en alta voz, apiádate de mí y respóndeme! Mi corazón sabe que dijiste:«Busquen mi rostro». R.

Yo busco tu rostro, Señor, no lo apartes de mí. No alejes con ira a tu servidor, Tú, que eres mi ayuda; no me dejes ni me abandones, mi Dios y mi salvador. R.

Yo creo que contemplaré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. Espera en el Señor y sé fuerte; ten valor y espera en el Señor. R.

2ª LECTURA Flp 3,17-4,1

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos. Hermanos: Sigan mi ejemplo y observen atentamente a los que siguen el ejemplo que yo les he dado. Porque ya les advertí frecuentemente y ahora les repito llorando: hay muchos que se portan como enemigos de la cruz de Cristo. Su fin es la perdición, su dios es el vientre, su gloria está en aquello que los cubre de vergu?enza, y no aprecian sino las cosas de la tierra. En cambio, nosotros somos ciudadanos del cielo, y esperamos ardientemente que venga de allí como Salvador el Señor Jesucristo. Él transformará nuestro pobre cuerpo mortal, haciéndolo semejante a su cuerpo glorioso con el poder que tiene para poner todas las cosas bajo su dominio. Por eso, hermanos míos muy queridos, a quienes tanto deseo ver, ustedes que son mi alegría y mi corona, amados míos, perseveren firmemente en el Señor. Palabra de Dios.

Comentario: San Pablo alude a la verdadera resurrección, es decir, la de los “justos”, que por haber sido fieles al Señor participarán de su promesa de salvación. Por eso el Apóstol se presenta él mismo como ejemplo sobre cómo ser fiel al Dios de la vida y la felicidad, dejando atrás el estilo de vida que lleva a la muerte.

ACLAMACIÓN Mt 17, 15

Desde la nube resplandeciente se oyó la voz del Padre: «Éste es mi Hijo amado; escúchenlo».

EVANGELIO Lc 9, 28-36

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús tomó a Pedro, Juan y Santiago, y subió a la montaña para orar. Mientras oraba, su rostro cambió de aspecto y sus vestiduras se volvieron de una blancura deslumbrante. Y dos hombres conversaban con Él: eran Moisés y Elías, que aparecían revestidos de gloria y hablaban de la partida de Jesús, que iba a cumplirse en Jerusalén. Pedro y sus compañeros tenían mucho sueño, pero permanecieron despiertos, y vieron la gloria de Jesús y a los dos hombres que estaban con Él. Mientras éstos se alejaban, Pedro dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bien estamos aquí! Hagamos tres carpas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías». Él no sabía lo que decía. Mientras hablaba, una nube los cubrió con su sombra y al entrar en ella, los discípulos se llenaron de temor. Desde la nube se oyó entonces una voz que decía: «Éste es mi Hijo, el Elegido, escúchenlo». Y cuando se oyó la voz, Jesús estaba solo. Los discípulos callaron y durante todo ese tiempo no dijeron a nadie lo que habían visto. Palabra del Señor.

Comentario: Moisés y Elías representaban la Ley y los Profetas, las promesas de Dios que se tenían que cumplir. Pero la transfiguración resaltaba otros aspectos más importantes, como poner definitivamente a Jesús en el centro, que además les pidió mantener en secreto lo que habían visto, hasta su resurrección. Ellos no entendían qué significaba, pero este hecho les cambió sus vidas.

SÁBADO 16:De la feria. Morado.

Liturgia-Cotidiana-16-de-Marzo-Cuaresma
SÁBADO 16:De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Deut 26, 16-19

Lectura del libro del Deuteronomio. Moisés habló al pueblo diciendo: Hoy el Señor, tu Dios, te ordena practicar estos preceptos y estas leyes. Obsérvalas y practícalas con todo tu corazón y con toda tu alma. Hoy tú le has hecho declarar al Señor que Él será tu Dios, y que tú, por tu parte, seguirás sus caminos, observarás sus preceptos, sus mandamientos y sus leyes, y escucharás su voz. Y el Señor hoy te ha hecho declarar que tú serás el pueblo de su propiedad exclusiva, como Él te lo ha prometido, y que tú observarás todos sus mandamientos; que te hará superior –en estima, en renombre y en gloria– a todas las naciones que hizo; y que serás un pueblo consagrado al Señor, tu Dios, como Él te lo ha prometido. Palabra de Dios.

Comentario: Las leyes entregadas por Moisés al pueblo son el documento de la Alianza presentado como un contrato: Yavhé será el Dios de Israel e Israel será su pueblo, a condición de que guarde sus mandamientos. No es un contrato entre iguales, sino entre quien “es” y quien “ha sido salvado” y que debe “reconstruirse en la marcha”.

SALMO Sal 118, 1-2. 4-5. 7-8

R. ¡Felices los que siguen la ley del Señor!

Felices los que van por un camino intachable, los que siguen la ley del Señor. Felices los que cumplen sus prescripciones y lo buscan de todo corazón. R.

Tú promulgaste tus mandamiento para que se cumplieran íntegramente. ¡Ojalá yo me mantenga firme en la observancia de tus preceptos! R.

Te alabaré con un corazón recto, cuando aprenda tus justas decisiones. Quiero cumplir fielmente tus preceptos: no me abandones del todo. R.

VERSÍCULO 2Cor 6, 2

Éste es el tiempo favorable, éste es el día de la salvación.

EVANGELIO Mt 5, 43-48

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: Ustedes han oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo” y odiarás a tu enemigo. Pero Yo les digo: Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores; así serán hijos del Padre que está en el cielo, porque Él hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos. Si ustedes aman solamente a quienes los aman, ¿qué recompensa merecen? ¿No hacen lo mismo los publicanos? Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿qué hacen de extraordinario? ¿No hacen lo mismo los paganos? Por lo tanto, sean perfectos como es perfecto el Padre que está en el cielo. Palabra del Señor.

Comentario: El llamado de Jesús es a practicar toda “justicia” o “santidad de vida”, cuyas obras buenas eran para los judíos: la limosna, el ayuno y la oración. La propuesta de Jesús apunta no solo a distinguirse por el amor a aquellos que nos caen bien, sino también a nuestros enemigos.

VIERNES 15: De la feria. Morado.

Liturgia-Cotidiana-15-de-Marzo-Cuaresma
VIERNES 15: De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.
Día penitencial, abstinencia

LECTURA Ez 18, 21-28

Lectura de la profecía de Ezequiel. Así habla el Señor Dios: Si el malvado se convierte de todos los pecados que ha cometido, observa todos mis preceptos y practica el derecho y la justicia, seguramente vivirá, y no morirá. Ninguna de las ofensas que haya cometido le será recordada: a causa de la justicia que ha practicado, vivirá. ¿Acaso deseo Yo la muerte del pecador –oráculo del Señor– y no que se convierta de su mala conducta y viva? Pero si el justo se aparta de su justicia y comete el mal, imitando todas las abominaciones que comete el malvado, ¿acaso vivirá? Ninguna de las obras justas que haya hecho será recordada: a causa de la infidelidad y del pecado que ha cometido, morirá. Ustedes dirán: «El proceder del Señor no es correcto». Escucha, casa de Israel: ¿Acaso no es el proceder de ustedes, y no el mío, el que no es correcto? Cuando el justo se aparta de su justicia, comete el mal y muere, muere por el mal que ha cometido. Y cuando el malvado se aparta del mal que ha cometido, para practicar el derecho y la justicia, él mismo preserva su vida. Él ha abierto los ojos y se ha convertido de todas las ofensas que había cometido: por eso, seguramente vivirá, y no morirá. Palabra de Dios.

Comentario: El Profeta advierte al pueblo de cómo se puede ofender a Dios y que apartarse de su camino es de absoluta responsabilidad personal y no colectiva. A los que actúan de “mala fe” para que se conviertan, y a los que son “buenos” para que no sean infieles a Dios. Al final el hombre decide qué camino seguir: el del pecado o el de la virtud.

SALMO Sal 129, 1-8

R. Si tienes en cuenta las culpas, Señor, ¿quién podrá subsistir?

Desde lo más profundo te invoco, Señor. ¡Señor, oye mi voz! Estén tus oídos atentos al clamor de mi plegaria. R.

Si tienes en cuenta las culpas, Señor, ¿quién podrá subsistir? Pero en ti se encuentra el perdón, para que seas temido. R.

Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Mi alma espera al Señor, más que el centinela la aurora. R.

Como el centinela espera la aurora, espere Israel al Señor, porque en Él se encuentra la misericordia y la redención en abundancia: Él redimirá a Israel de todos sus pecados. R.

VERSÍCULO Ez 18, 31

«Arrojen lejos de ustedes todas las rebeldías, háganse un corazón nuevo y un espíritu nuevo», dice el Señor.

EVANGELIO Mt 5, 20-26

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: Les aseguro que si la justicia de ustedes no es superior a la de los escribas y fariseos, no entrarán en el Reino de los Cielos. Ustedes han oído que se dijo a los antepasados: “No matarás”, y el que mata, debe ser llevado ante el tribunal. Pero Yo les digo que todo aquél que se irrita contra su hermano, merece ser condenado por un tribunal. Y todo aquél que lo insulta, merece ser castigado por el Tribunal. Y el que lo maldice, merece el infierno. Por lo tanto, si al presentar tu ofrenda en el altar, te acuerdas de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda ante el altar, ve a reconciliarte con tu hermano, y sólo entonces vuelve a presentar tu ofrenda.Trata de llegar en seguida a un acuerdo con tu adversario, mientras vas caminando con él, no sea que el adversario te entregue al juez, y el juez al guardia, y te pongan preso. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús no quiere abolir la ley de la cual tanto se jactaban los fariseos y maestros de la ley. Al Señor le molesta la hipocresía de estos porque practicaban una fe estricta en las normas y la letra de ley, pero no tenía ninguna incidencia con el amor al prójimo. Más aún, a los que aceptaban ser sus discípulos les exigían cumplir primero con la norma, pero el mandamiento del amor al prójimo no contaba para ellos.

JUEVES 14: De la feria. Morado.

Liturgia-Cotidiana-14-de-Marzo-Cuaresma
JUEVES 14: De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Est 3, 6. 4, 11-12. 14-16. 23-25

Lectura del libro de Ester. El rey de Persia firmó un decreto, ordenando que todos los judíos fueran exterminados del país por la espada. Al enterarse, todo Israel clamaba con todas sus fuerzas, porque veían que su muerte era inminente. La reina Ester, presa de una angustia mortal, también buscó refugio en el Señor. Luego oró al Señor, Dios de Israel, diciendo: «¡Señor mío, nuestro Rey, Tú eres el único! Ven a socorrerme, porque estoy sola, no tengo otra ayuda fuera de ti y estoy expuesta al peligro.Yo aprendí desde mi infancia, en mi familia paterna, que Tú, Señor, elegiste a Israel entre todos los pueblos, y a nuestros padres entre todos sus antepasados, para que fueran tu herencia eternamente. ¡Y Tú has hecho por ellos lo que habías prometido! ¡Acuérdate, Señor, y manifiéstate en el momento de nuestra aflicción! Y a mí, dame valor, Rey de los dioses y Señor de todos los que tienen autoridad. Coloca en mis labios palabras armoniosas cuando me encuentre delante del león, y cámbiale el corazón para que deteste al que nos combate y acabe con él y con sus partidarios. ¡Líbranos de ellos con tu mano y ven a socorrerme, porque estoy sola, y no tengo a nadie fuera de ti, Señor! Tú, que lo conoces todo». Palabra de Dios.

Comentario: Ester es un testimonio digno de imitar. Su ejemplo de vida nos enseña a cómo vivir y testimoniar la fe, sobre todo en situaciones adversas. Al ser Ester judía y esposa de Amán, este último deseaba vengarse del pueblo judío. La reina Ester ruega por su pueblo y su oración es escuchada.

SALMO Sal 137, 1-3. 7-8

R. ¡Me respondiste cada vez que te invoqué, Señor!

Te doy gracias, Señor, de todo corazón, porque has oído las palabras de mi boca. Te cantaré en presencia de los ángeles. Me postraré ante tu santo Templo. R.

Daré gracias a tu Nombre por tu amor y tu fidelidad, porque tu promesa ha superado tu renombre. Me respondiste cada vez que te invoqué y aumentaste la fuerza de mi alma. R.

Tu derecha me salva. El Señor lo hará todo por mí. Tu amor es eterno, Señor, ¡no abandones la obra de tus manos! R.

VERSÍCULO Sal 50, 12. 14

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y devuélveme la alegría de tu salvación.

EVANGELIO Mt 7, 7-12

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá. ¿Quién de ustedes, cuando su hijo le pide pan, le da una piedra? ¿O si le pide un pez, le da una serpiente? Si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre de ustedes que está en el Cielo dará cosas buenas a aquéllos que se las pidan! Todo lo que deseen que los demás hagan por ustedes, háganlo por ellos: en esto consiste la Ley y los Profetas. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús alude a dos “reglas de oro” como normas de convivencia: primera, dirigirnos a Dios Padre con una confianza que descargue en él todas nuestras preocupaciones; segundo, “no hacer al prójimo lo que no queremos que él nos haga”, es decir, tratar a los semejantes como quisiéramos que ellos nos trataran. ¿Lo hacemos?

MIÉRCOLES 13: De la feria. Morado.

MIÉRCOLES 13: De la feria. Morado.
MIÉRCOLES 13: De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Jon 3, 1-10

Lectura de la profecía de Jonás. La palabra del Señor fue dirigida por segunda vez a Jonás, en estos términos: «Parte ahora mismo para Nínive, la gran ciudad, y anúnciale el mensaje que Yo te indicaré». Jonás partió para Nínive, conforme a la palabra del Señor. Nínive era una ciudad enormemente grande: se necesitaban tres días para recorrerla. Jonás comenzó a internarse en la ciudad y caminó durante todo un día, proclamando: «Dentro de cuarenta días, Nínive será destruida». Los ninivitas creyeron en Dios, decretaron un ayuno y se vistieron con ropa de penitencia, desde el más grande hasta el más pequeño. Cuando la noticia llegó al rey de Nínive, éste se levantó de su trono, se quitó su vestidura real, se vistió con ropa de penitencia y se sentó sobre ceniza. Además, mandó proclamar en Nínive el siguiente anuncio: «Por decreto del rey y de sus funcionarios, ningún hombre ni animal, ni el ganado mayor ni el menor, deberán probar bocado: no pasten ni beban agua; vístanse con ropa de penitencia hombres y animales; clamen a Dios con todas sus fuerzas y conviértase cada uno de su mala conducta y de la violencia que hay en sus manos. Tal vez Dios se vuelva atrás y se arrepienta, y aplaque el ardor de su ira, de manera que no perezcamos». Al ver todo lo que los ninivitas hacían para convertirse de su mala conducta, Dios se arrepintió de las amenazas que les había hecho y no las cumplió. Palabra de Dios.

Comentario: El Profeta lleva el mensaje de Dios a los ninivitas. Dios ofrece su amor a todos los pueblos. Los ninivitas, después de un tiempo de reconocer su pecado, reaccionan y se convierten. Esta respuesta de un pueblo extranjero se contradice con la del pueblo elegido, que no responde a los continuos llamados que Dios les hace.

SALMO Sal 50, 3-4. 12-13. 18-19

R. ¡Tú no desprecias un corazón contrito, Señor!

¡Ten piedad de mí, Señor, por tu bondad, por tu gran compasión, borra mis faltas! ¡Lávame totalmente de mi culpa y purifícame de mi pecado! R.

Crea en mí, Dios mío, un corazón puro, y renueva la firmeza de mi espíritu. No me arrojes lejos de tu presencia ni retires de mí tu santo espíritu. R.

Los sacrificios no te satisfacen; si ofrezco un holocausto, no lo aceptas: mi sacrificio es un espíritu contrito,Tú no desprecias el corazón contrito y humillado. R.

VERSÍCULO Jl 2, 12-13

Vuelvan a mí de todo corazón, porque soy bondadoso y compasivo.

EVANGELIO Lc 11, 29-32

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: Ésta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación. El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay Alguien que es más que Salomón. El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay Alguien que es más que Jonás. Palabra del Señor.

Comentario: Para los fariseos, los milagros de Jesús aún no eran un signo suficiente que justificara su autoridad; por tanto, le piden un signo más. Pero él, conociéndolos, se rehúsa a entregárselos. Jesús no puede instrumentalizar su poder solo porque los más “incrédulos” se lo pidan; sus milagros se harán solo por razones justificadas y necesarias, pero no para dar espectáculo.

MARTES 12: De la feria. Morado.

Liturgia-Cotidiana-12-de-Marzo-Cuaresma
MARTES 12: De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.

LECTURA Is 55, 10-11

Lectura del libro de Isaías. Así habla el Señor: Así como la lluvia y la nieve descienden del cielo y no vuelven a él sin haber empapado la tierra, sin haberla fecundado y hecho germinar, para que dé la semilla al sembrador y el pan al que come, así sucede con la palabra que sale de mi boca: ella no vuelve a mí estéril, sino que realiza todo lo que Yo quiero y cumple la misión que Yo le encomendé. Palabra de Dios.

Comentario: La Palabra de Dios, que es sabiduría, es como un mensajero que no regresa sino hasta haber cumplido con su misión. Solo aquel que es capaz de escucharla y ponerla en práctica despierta el amor dormido y la alegría perdida.

SALMO Sal 33, 4-7.16-19

R. El Señor libra a los justos de sus angustias.

Glorifiquen conmigo al Señor, alabemos su Nombre todos juntos. Busqué al Señor: Él me respondió y me libró de todos mis temores. R.

Miren hacia Él y quedarán resplandecientes, y sus rostros no se avergonzarán. Este pobre hombre invocó al Señor: Él lo escuchó y lo salvó de sus angustias. R.

Los ojos del Señor miran al justo y sus oídos escuchan su clamor; pero el Señor rechaza a los que hacen el mal para borrar su recuerdo de la tierra. R.

Cuando ellos claman, el Señor los escucha y los libra de todas sus angustias. El Señor está cerca del que sufre y salva a los que están abatidos. R.

VERSÍCULO Mt 4, 4

El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

EVANGELIO Mt 6, 7-15

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: Cuando oren, no hablen mucho, como hacen los paganos: ellos creen que por mucho hablar serán escuchados. No hagan como ellos, porque el Padre de ustedes que está en el cielo sabe bien qué es lo que les hace falta, antes de que se lo pidan. Ustedes oren de esta manera: Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, que venga tu Reino, que se haga tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido. No nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del mal. Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. Pero si no perdonan a los demás, tampoco el Padre los perdonará a ustedes. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús nos dice de qué manera se debe orar y lo que implica. Por eso que se debe pedir a Dios lo “indispensable” para vivir y no aspiraciones que a la posteridad nos hagan perder la fe. La oración hacia Dios ha de ser siempre humilde y sin ninguna pretensión.

LUNES 11: De la feria. Morado.

LUNES 11: De la feria. Morado.
LUNES 11: De la feria. Morado.

Prefacio de Cuaresma.
Semana 1ª de Cuaresma.

LECTURA Lev 19, 1-2. 11-18

Lectura del libro del Levítico. El Señor dijo a Moisés: Habla en estos términos a toda la comunidad de Israel: Ustedes serán santos, porque Yo, el Señor su Dios, soy santo. Ustedes no robarán, no mentirán ni se engañarán unos a otros. No jurarán en falso por mi Nombre, porque profanarían el nombre de su Dios. Yo soy el Señor. No oprimirás a tu prójimo ni lo despojarás; y no retendrás hasta la mañana siguiente el salario del jornalero. No insultarás a un sordo ni pondrás un obstáculo delante de un ciego, sino que temerás a tu Dios. Yo soy el Señor. No cometerás ninguna injusticia en los juicios. No favorecerás arbitrariamente al pobre ni te mostrarás complaciente con el rico: juzgarás a tu prójimo con justicia. No difamarás a tus compatriotas, ni pondrás en peligro la vida de tu prójimo. Yo soy el Señor. No odiarás a tu hermano en tu corazón: deberás reprenderlo convenientemente, para no cargar con un pecado a causa de él. No serás vengativo con tus compatriotas ni les guardarás rencor. Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el Señor. Palabra de Dios.

Comentario: La alianza del Sinaí compromete a todo el pueblo, que recibe el Decálogo. Esta ley se convertirá en la carta del judaísmo y se identificará con la sabiduría. Dios se presenta como el santo al que hay que imitar. Quien deja que él guíe su vida, aprende a amar, a ser justo y más solidario.

SALMO Sal 18, 8-10. 15

R. ¡Tus palabras, Señor, son Espíritu y Vida!

La ley del Señor es perfecta, reconforta el alma; el testimonio del Señor es verdadero, da sabiduría al simple. R.

Los preceptos del Señor son rectos, alegran el corazón; los mandamientos del Señor son claros, iluminan los ojos. R.

La palabra del Señor es pura, permanece para siempre; los juicios del Señor son la verdad, enteramente justos. R.

¡Ojalá sean de tu agrado las palabras de mi boca, y lleguen hasta ti mis pensamientos, Señor, mi Roca y mi redentor R.

VERSÍCULO 2Cor 6, 2

Éste es el tiempo favorable, éste es el día de la salvación.

EVANGELIO Mt 25, 31-46

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. Jesús dijo a sus discípulos: Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria rodeado de todos los ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones serán reunidas en su presencia, y Él separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos, y pondrá a aquéllas a su derecha y a éstos a su izquierda. Entonces el Rey dirá a los que tenga a su derecha: «Vengan, benditos de mi Padre, y reciban en herencia el Reino que les fue preparado desde el comienzo del mundo, porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; era forastero, y me alojaron; estaba desnudo, y me vistieron; enfermo, y me visitaron; preso, y me vinieron a ver». Los justos le responderán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer; sediento, y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos forastero, y te alojamos; desnudo, y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o preso, y fuimos a verte?». Y el Rey les responderá: «Les aseguro que cada vez que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo». Luego dirá a los de su izquierda: «Aléjense de mí, malditos; vayan al fuego eterno que fue preparado para el demonio y sus ángeles, porque tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer; tuve sed, y no me dieron de beber; era forastero, y no me alojaron; estaba desnudo, y no me vistieron; enfermo y preso, y no me visitaron». Éstos, a su vez, le preguntarán: «Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, forastero o desnudo, enfermo o preso, y no te hemos socorrido?». Y Él les responderá: «Les aseguro que cada vez que no lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicieron conmigo». Éstos irán al castigo eterno, y los justos a la Vida eterna. Palabra del Señor.

Comentario: Jesús es representado como el justo juez, que bajo la ley moral cristiana del “amor al prójimo” determina quiénes alcanzarán la vida en abundancia. Donde está Dios no queda lugar para los egoístas y para los aprovechadores de los demás. Si fuera hoy el encuentro final: ¿Cómo te encuentra?

DOMINGO 10: 1º de Cuaresma. Morado.

DOMINGO 10: 1º de Cuaresma. Morado.
DOMINGO 10: 1º de Cuaresma. Morado.

Credo

1ª LECTURA Deut 26, 1-2. 4-10

Lectura del libro del Deuteronomio. Moisés habló al pueblo diciendo: Cuando entres en la tierra que el Señor, tu Dios, te da en herencia, cuando tomes posesión de ella y te establezcas allí, recogerás las primicias de todos los frutos que extraigas de la tierra que te da el Señor, tu Dios, las pondrás en una canasta, y las llevarás al lugar elegido por el Señor, tu Dios, para constituirlo morada de su Nombre. El sacerdote tomará la canasta que tú le entregues, la depositará ante el altar, y tú pronunciarás estas palabras en presencia del Señor, tu Dios: «Mi padre era un arameo errante que bajó a Egipto y se refugió allí con unos pocos hombres, pero luego se convirtió en una nación grande, fuerte y numerosa. Los egipcios nos maltrataron, nos oprimieron y nos impusieron una dura servidumbre. Entonces pedimos auxilio al Señor, el Dios de nuestros padres, y Él escuchó nuestra voz. Él vio nuestra miseria, nuestro cansancio y nuestra opresión, y nos hizo salir de Egipto con el poder de su mano y la fuerza de su brazo, en medio de un gran terror, de signos y prodigios. Él nos trajo a este lugar y nos dio esta tierra que mana leche y miel. Por eso ofrezco ahora las primicias de los frutos del suelo que tú, Señor, me diste». Tu depositarás las primicias ante el Señor, tu Dios, y te postrarás delante de Él. Palabra de Dios.

Comentario: Estas palabras de Moisés al pueblo son como una profesión de fe y respuesta al mandamiento del amor de Dios y al prójimo. Todo viene del Señor y él siempre tomó la iniciativa; por tanto, fue él quien acompañó a su pueblo para pasar del camino de la esclavitud al de la libertad.

SALMO Sal 90, 1-2. 10-15

R. En el peligro, Señor, estás conmigo.

Tú que vives al amparo del Altísimo y resides a la sombra del Todopoderoso, di al Señor: «Mi refugio y mi baluarte, mi Dios, en quien confío». R.

No te alcanzará ningún mal, ninguna plaga se acercará a tu carpa, porque Él te encomendó a sus ángeles para que te cuiden en todos tus caminos. R.

Ellos te llevarán en sus manos para que no tropieces contra ninguna piedra; caminarás sobre leones y víboras, pisotearás cachorros de león y serpientes. R.

«Él se entregó a mí, por eso, Yo lo libraré; lo protegeré, porque conoce mi Nombre; me invocará, y Yo le responderé. Estaré con él en el peligro, lo defenderé y lo glorificaré». R.

2ª LECTURA Rom 10, 5-13

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma. Hermanos: Moisés escribe acerca de la justicia que proviene de la Ley: «El hombre que la practique, vivirá por ella». En cambio, la justicia que proviene de la fe habla así: «No digas en tu corazón: ¿quién subirá al cielo? », esto es, para hacer descender a Cristo. O bien: «¿quién descenderá al Abismo?», esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos. Pero ¿qué es lo que dice acerca de la justicia de la fe? «La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón», es decir, la palabra de la fe que nosotros predicamos. Porque si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios lo resucitó de entre los muertos, serás salvado. Con el corazón se cree para alcanzar la justicia, y con la boca se confiesa para obtener la salvación. Así lo afirma la Escritura: «El que cree en Él, no quedará confundido ». Porque no hay distinción entre judíos y los que no lo son: todos tienen el mismo Señor, que colma de bienes a quienes lo invocan. Ya que «todo el que invoque el nombre del Señor se salvará». Palabra de Dios.

Comentario: El gran escándalo para los judíos es que un profeta, por excelso que fuera, pudiera llamarse “Yahveh”, Señor. Por eso, la “encarnación” era algo molesto, porque impedía esa libertad con que el judío manifestaba en su vida terrena. Así podía combinar o jugar con una religiosidad “perfecta” o con una praxis de explotación y humillación.

ACLAMACIÓN Mt 4, 4

El hombre no vive solamente de pan, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

EVANGELIO Lc 4, 1-13

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas. Jesús, lleno del Espíritu Santo, regresó de las orillas del Jordán y fue conducido por el Espíritu al desierto, donde fue tentado por el demonio durante cuarenta días. No comió nada durante esos días, y al cabo de ellos tuvo hambre. El demonio le dijo entonces: «Si Tú eres Hijo de Dios, manda a esta piedra que se convierta en pan». Pero Jesús le respondió: «Dice la Escritura: El hombre no vive solamente de pan». Luego el demonio lo llevó a un lugar más alto, le mostró en un instante todos los reinos de la tierra y le dijo: «Te daré todo este poder y el esplendor de estos reinos, porque me han sido entregados, y yo los doy a quien quiero. Si Tú te postras delante de mí, todo eso te pertenecerá». Pero Jesús le respondió: «Está escrito: Adorarás al Señor, tu Dios, y a Él solo rendirás culto». Después el demonio lo condujo a Jerusalén, lo puso en la parte más alta del Templo y le dijo: «Si Tú eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: Él dará órdenes a sus ángeles para que ellos te cuiden. Y también: Ellos te llevarán en sus manos para que tu pie no tropiece con ninguna piedra». Pero Jesús le respondió: «Está escrito: No tentarás al Señor, tu Dios». Una vez agotadas todas las formas de tentación, el demonio se alejó de Él, hasta el momento oportuno. Palabra del Señor.

Comentario: Como creyentes, tenemos una Cuaresma de cuarenta días antes de la Pascua para preparar la venida del Señor. Este número señala el tiempo necesario para una transformación o para que algo en ciernes llegue a la perfección. El Señor espera que imitemos su marcha y estadía por el desierto: sabernos privar, aprender a dominarnos e iluminar nuestra vida con su palabra.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×