Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Liturgia Cotidiana

LUNES 23 De la feria. Verde. San Juan de Capistrano, p. (ML). Blanco.

Liturgia Cotidiana octubre
LUNES 23 

De la feria. Verde. San Juan de Capistrano, p. (ML). Blanco. 

LECTURA Rom 4, 20-25 

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Abraham no dudó de la promesa de Dios, por falta de fe, sino al contrario, fortalecido por esa fe, glorificó a Dios, plenamente convencido de que Dios tiene poder para cumplir lo que promete. Por eso, la fe le fue tenida en cuenta para su justificación. Pero cuando dice la Escritura: “Dios tuvo en cuenta su fe”, no se refiere únicamente a Abraham, sino también a nosotros, que tenemos fe en Aquél que resucitó a nuestro Señor Jesús, el cual fue entregado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación. Palabra de Dios.

Comentario: La justificación es la restitución de la relación correcta, “justa”, con Dios. Esta relación la ha restablecido y fortalecido Jesucristo. Su muerte y su resurrección son el gran regalo para la humanidad: nuestra amistad con Dios está sellada en Cristo. 


SALMO Sal [Lc] 1, 69-75 


R. ¡Bendito sea el Señor, Dios de Israel!

Nos ha dado un poderoso Salvador en la casa de David, su servidor, como lo había anunciado mucho tiempo antes por boca de sus santos profetas. R.

Para salvarnos de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odian. Así tuvo misericordia de nuestros padres y se acordó de su santa Alianza. R.

Del juramento que hizo a nuestro padre Abraham de concedernos que, libres de temor, arrancados de las manos de nuestros enemigos, lo sirvamos en santidad y justicia bajo su mirada, durante toda nuestra vida. R.


ALELUIA Mt 5, 3


Aleluia. Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos. Aleluia.


EVANGELIO Lc 12, 13-21


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Uno de la multitud dijo a Jesús: «Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia». Jesús le respondió: «Amigo, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre ustedes?». Después les dijo: «Cuídense de toda avaricia, porque aun en medio de la abundancia, la vida de un hombre no está asegurada por sus riquezas». Les dijo entonces una parábola: «Había un hombre rico, cuyas tierras habían producido mucho, y se preguntaba a sí mismo: “¿Qué voy a hacer? No tengo dónde guardar mi cosecha”. Después pensó: “Voy a hacer esto: demoleré mis graneros, construiré otros más grandes y amontonaré allí todo mi trigo y mis bienes, y diré a mi alma: Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe y date buena vida”. Pero Dios le dijo: “Insensato, esta misma noche vas a morir. ¿Y para quién será lo que has amontonado?”. Esto es lo que sucede al que acumula riquezas para sí, y no es rico a los ojos de Dios». Palabra del Señor.

Comentario: Las cosas materiales son bienes en cuanto brindan las condiciones indispensables para la vida: comida, vestido, casa, etc. Pero su utilidad puede desvirtuarse. Sabemos de situaciones, en las cuales el dinero y las posesiones han producido peleas de familias, como le ocurre a este hombre que se acerca a Jesús. Estas riquezas materiales provocan que se rompa lo más importante: el vínculo con las personas y con Dios.

DOMINGO 22: 29° durante el año. Verde.

Liturgia Cotidiana octubre
DOMINGO 22 

29° durante el año. Verde. 

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana 1ª del Salterio.

1ª LECTURA Is 45, 1. 4-6

Lectura del libro de Isaías.

Así habla el Señor a su ungido, a Ciro, a quien tomé de la mano derecha, para someter ante él a las naciones y desarmar a los reyes, para abrir ante él las puertas de las ciudades, de manera que no puedan cerrarse. Por amor a Jacob, mi servidor, y a Israel, mi elegido, yo te llamé por tu nombre, te di un título insigne, sin que tú me conocieras. Yo soy el Señor, y no hay otro, no hay ningún Dios fuera de mí. Yo te hice empuñar las armas, sin que tú me conocieras, para que se conozca, desde el Oriente y el Occidente, que no hay nada fuera de mí. Yo soy el Señor, y no hay otro. Palabra de Dios.

Comentario: A Ciro se le llamó “ungido”, algo que era exclusivo de los reyes davídicos. Ese nombre simbolizaba su misión. Por lo tanto, el hecho de ser “ungido” es un claro testimonio de que no son las personas quienes se proyectan hacia una misión, sino que es la misión divina la que transforma a las personas, en la medida que llevan a cabo su cometido; pero no solos, sino con Dios. 


SALMO Sal 95, 1. 3-5. 7-10 


R. Aclamen la gloria y el poder del Señor.

Canten al Señor un canto nuevo, cante al Señor toda la tierra; anuncien su gloria entre las naciones, y sus maravillas entre los pueblos. R.

Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses. Los dioses de los pueblos no son más que apariencia, pero el Señor hizo el cielo. R.

Aclamen al Señor, familias de los pueblos, aclamen la gloria y el poder del Señor; aclamen la gloria del nombre del Señor. Entren en sus atrios trayendo una ofrenda. R.

Adoren al Señor al manifestarse su santidad: ¡Que toda la tierra tiemble ante Él! Digan entre las naciones: «¡el Señor reina! El Señor juzgará a los pueblos con rectitud». R.


2ª LECTURA 1Tes 1, 1-5


Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Tesalónica.

Pablo, Silvano y Timoteo saludan a la Iglesia de Tesalónica, que está unida a Dios Padre y al Señor Jesucristo. Llegue a ustedes la gracia y la paz. Siempre damos gracias a Dios por todos ustedes, cuando los recordamos en nuestras oraciones, y sin cesar tenemos presente delante de Dios, nuestro Padre, cómo ustedes han manifestado su fe con obras, su amor con fatigas y su esperanza en nuestro Señor Jesucristo con una firme constancia. Sabemos, hermanos amados por Dios, que ustedes han sido elegidos. Porque la Buena Noticia que les hemos anunciado llegó hasta ustedes, no solamente con palabras, sino acompañada de poder, de la acción del Espíritu Santo y de toda clase de dones. Palabra de Dios.

Comentario: La fe para Pablo no es solamente una cuestión intelectual, sino una actitud vital del hombre, que abarca también una dimensión comunitaria o de creyentes. Creyentes que han sido llamados no por una iniciativa humana, sino por el hecho misterioso de la llamada de Dios. 


ALELUIA Flp 2, 15-16 


Aleluia. Ustedes brillan como rayos de luz en el mundo, mostrando la Palabra de Vida. Aleluia.


EVANGELIO Mt 22, 15-21 


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Los fariseos se reunieron para sorprender a Jesús en alguna de sus afirmaciones. Y le enviaron a varios discípulos con unos herodianos, para decirle: «Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas con toda fidelidad el camino de Dios, sin tener en cuenta la condición de las personas, porque Tú no te fijas en la categoría de nadie. Dinos qué te parece: ¿Está permitido pagar el impuesto al César o no?». Pero Jesús, conociendo su malicia, les dijo: «Hipócritas, ¿por qué me tienden una trampa? Muéstrenme la moneda con que pagan el impuesto». Ellos le presentaron un denario. Y Él les preguntó: «¿De quién es esta figura y esta inscripción?». Le respondieron: «Del César». Jesús les dijo: «Den al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús rompe los hilos de la red que le han tendido y eleva su respuesta a un nivel superior. Establece que el estado no es el valor supremo y lo que es importante son los deberes para con Dios, que siempre nos remite a un “otro”. 

SÁBADO 21 De la feria. Verde

Liturgia Cotidiana octubre
SÁBADO 21

De la feria. Verde

LECTURA Rom 4, 13. 16-18

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: La promesa de recibir el mundo en herencia, hecha a Abraham y a su posteridad, no le fue concedida en virtud de la Ley, sino por la justicia que procede de la fe. Por eso, la herencia se obtiene por medio de la fe, a fin de que esa herencia sea gratuita y la promesa quede asegurada para todos los descendientes de Abraham, no sólo los que lo son por la Ley, sino también los que lo son por la fe. Porque él es nuestro padre común como dice la Escritura: “Te he constituido padre de muchas naciones”. Abraham es nuestro padre a los ojos de Aquél en quien creyó: el Dios que da vida a los muertos y llama a la existencia a las cosas que no existen. Esperando contra toda esperanza, Abraham creyó y llegó a ser padre de muchas naciones, como se le había anunciado: “Así será tu descendencia”. Palabra de Dios.

Comentarios: San Pablo evoca la figura de Abraham, padre de todos los creyentes. Los judíos habían hecho de él el primero de su pueblo, es decir, un referente histórico de las promesas divinas de salvació. Por lo tanto, ahora es Cristo quien toma esa “figura” y la fe en él traspasa todas las fronteras. Su mensaje de salvación es para todos sin excepción. 


SALMO Sal 104, 6-9. 42-43 


R. ¡El Señor se acuerda de su Alianza!

Descendientes de Abraham, su servidor, hijos de Jacob, su elegido: el Señor es nuestro Dios, en toda la tierra rigen sus decretos. R.

Él se acuerda eternamente de su Alianza, de la palabra que dio por mil generaciones, del pacto que selló con Abraham, del juramento que hizo a Isaac. R.

Él se acordó de la palabra sagrada, que había dado a Abraham, su servidor, e hizo salir a su pueblo con alegría, a sus elegidos, entre cantos de triunfo. R.


ALELUIA Jn 15, 26. 27


Aleluia. «El Espíritu de la Verdad dará testimonio de mí, y ustedes también serán mis testigos», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 12, 8-12


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: Les aseguro que aquél que me reconozca abiertamente delante de los hombres, el Hijo del hombre lo reconocerá ante los ángeles de Dios. Pero el que no me reconozca delante de los hombres no será reconocido ante los ángeles de Dios. Al que diga una palabra contra el Hijo del hombre se le perdonará; pero al que blasfeme contra el Espíritu Santo no se le perdonará. Cuando los lleven ante las sinagogas, ante los magistrados y las autoridades, no se preocupen de cómo se van a defender o qué van a decir, porque el Espíritu Santo les enseñará en ese momento lo que deban decir. Palabra del Señor.

Comentarios: Jesús podía tolerar que se le rechazara; pero lo que no tolera es la hostilidad contra el Espíritu Santo. Un ejemplo clásico es el fariseísmo legalista, que hace ver como bueno y perfecto lo que es malo; y hacer ver como malo lo que es bueno. De esta manera, los fariseos de nuestro tiempo no entran ni dejan entrar al Reino de los Cielos.

VIERNES 20: De la feria. Verde.

Liturgia Cotidiana octubre
VIERNES 20 

De la feria. Verde. 

LECTURA Rom 4, 1-8 

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: ¿Qué diremos de Abraham, nuestro padre según la carne? Si él hubiera sido justificado por las obras tendría de qué gloriarse, pero no delante de Dios. Porque, ¿qué dice la Escritura?: “Abraham creyó en Dios y esto le fue tenido en cuenta para su justificación”. Ahora bien, al que trabaja no se le da el salario como un regalo, sino como algo que se le debe. Pero al que no hace nada, sino que cree en Aquél que justifica al impío, se le tiene en cuenta la fe para su justificación. Por eso David proclama la felicidad de aquél a quien Dios confiere la justicia sin las obras, diciendo: Felices aquéllos a quienes fueron perdonadas sus faltas y cuyos pecados han sido cubiertos. Feliz el hombre a quien Dios no le tiene en cuenta su pecado. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo pone su mirada en el momento más crucial del Patriarca: Dios lo favoreció en su vejez, con una tierra y descendencia. Abraham supo abandonarse en el Dios providente y por su fidelidad el Señor le otorgó el don de la fe y lo salvó. 


SALMO Sal 31, 1-2. 5. 11 


R. ¡Me alegras con tu salvación, Señor!

¡Feliz el que ha sido absuelto de su pecado y liberado de su falta! ¡Feliz el hombre a quien el Señor no le tiene en cuenta las culpas, y en cuyo espíritu no hay doblez! R.

Yo reconocí mi pecado, no te escondí mi culpa, pensando: «Confesaré mis faltas al Señor». ¡Y tú perdonaste mi culpa y mi pecado! R.

¡Alégrense en el Señor, regocíjense los justos! ¡Canten jubilosos los rectos de corazón! R.


ALELUIA Sal 32, 22


Aleluia. Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en ti. Aleluia.


EVANGELIO Lc 12, 1-7


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

En aquel tiempo, se reunieron miles de personas, hasta el punto de atropellarse unos a otros. Jesús comenzó a decir, dirigiéndose primero a sus discípulos: «Cuídense de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. No hay nada oculto que no deba ser revelado, ni nada secreto que no deba ser conocido. Por eso, todo lo que ustedes han dicho en la oscuridad será escuchado en pleno día; y lo que han hablado al oído, en las habitaciones más ocultas, será proclamado desde lo alto de las casas. A ustedes, mis amigos, les digo: No teman a los que matan el cuerpo y después no pueden hacer nada más. Yo les indicaré a quién deben temer: teman a aquél que, después de matar, tiene el poder de arrojar al infierno. Sí, les repito, teman a ése. ¿No se venden acaso cinco pájaros por dos monedas? Sin embargo, Dios no olvida a ninguno de ellos. Ustedes tienen contados todos sus cabellos: no teman, porque valen más que muchos pájaros». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús, nuevamente, condena a los fariseos. Advierte a sus discípulos que serán perseguidos; pero los anima a que no teman, puesto que hay un valor más grande que la propia vida y muerte; sin embargo, son muchos los creyentes que se jactan de ser fieles al evangelio, pero por falta de confianza en Dios buscan su propia seguridad económica, social y mundana.

JUEVES 19: De la feria. Verde. San Pablo de la Cruz, p. (ML). Blanco. Santos Juan de Brébeuf e Isaac Morgues y comp., mrs. (ML). Rojo.

Liturgia Cotidiana octubre

JUEVES 19

De la feria. Verde. San Pablo de la Cruz, p. (ML). Blanco.

Santos Juan de Brébeuf e Isaac Morgues y comp., mrs. (ML). Rojo.

LECTURA Rom 3, 21-30

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Sabemos que la justicia de Dios, atestiguada por la Ley y los Profetas, se ha manifestado independientemente de la Ley. Por la fe en Jesucristo, viene la justicia de Dios para todos los que creen. Porque no hay ninguna distinción: todos han pecado y están privados de la gloria de Dios, pero son justificados gratuitamente por su gracia, en virtud de la redención cumplida en Cristo Jesús. Él fue puesto por Dios como instrumento de propiciación por su propia sangre, gracias a la fe. De esa manera, Dios ha querido mostrar su justicia: en el tiempo de la paciencia divina, pasando por alto los pecados cometidos anteriormente, y en el tiempo presente, siendo justo y justificando a los que creen en Jesús. ¿Qué derecho hay entonces para gloriarse? Ninguno. Pero, ¿en virtud de qué ley se excluye ese derecho? ¿Por la ley de las obras? No, sino por la ley de la fe. Porque nosotros estimamos que el hombre es justificado por la fe, sin las obras de la Ley. ¿Acaso Dios es solamente el Dios de los judíos? ¿No lo es también de los paganos? Evidentemente que sí, porque no hay más que un solo Dios. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo anuncia la justicia de Dios, es decir, la “salvación”. Aunque el mensaje del Apóstol reviste un carácter universal, le interesa llegar a los judíos “convertidos” al cristianismo y que aún viven anclados a la ley de Moisés: la “ley judía” ha sido sustituida por la “ley de la fe”, que es aquella, en la cual descubrimos a un Dios que es Padre y que ama a todos por igual.


SALMO Sal 129, 1-4. 5-6


R. ¡En ti se encuentra la misericordia, Señor!

Desde lo más profundo te invoco, Señor. ¡Señor, oye mi voz! Estén tus oídos atentos al clamor de mi plegaria. R.

Si tienes en cuenta las culpas, Señor, ¿quién podrá subsistir? Pero en ti se encuentra el perdón, para que seas temido. R.

Mi alma espera en el Señor, y yo confío en su palabra. Mi alma espera al Señor, más que el centinela la aurora. R.


ALELUIA Jn 14, 6


Aleluia. «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre, sino por mí», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 47-54


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a los fariseos y a los doctores de la Ley: «¡Ay de ustedes, que construyen los sepulcros de los profetas, a quienes sus mismos padres han matado! Así se convierten en testigos y aprueban los actos de sus padres: ellos los mataron y ustedes les construyen sepulcros. Por eso la Sabiduría de Dios ha dicho: “Yo les enviaré profetas y apóstoles: matarán y perseguirán a muchos de ellos”. Así se pedirá cuenta a esta generación de la sangre de todos los profetas, que ha sido derramada desde la creación del mundo: desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacarías, que fue asesinado entre el altar y el santuario. Sí, les aseguro que a esta generación se le pedirá cuenta de todo esto. ¡Ay de ustedes, doctores de la Ley, porque se han apoderado de la llave de la ciencia! No han entrado ustedes, y a los que quieren entrar, se lo impiden». Cuando Jesús salió de allí, los escribas y los fariseos comenzaron a acosarlo, exigiéndole respuesta sobre muchas cosas y tendiéndole trampas para sorprenderlo en alguna afirmación. Palabra del Señor.

Comentario: Esta diatriba contra los fariseos y doctores de la ley es una denuncia de Jesús por la hipocresía de estos. Los critica en un tono de amenaza, ya que se jactan de ser mejores que los demás. Poseen el conocimiento de la Palabra de Dios, pero no han sabido reconocer al Dios vivo; y, peor aún, le han quitado al pueblo el acceso a Dios.

MIÉRCOLES 18: SAN LUCAS, ev. (F). Rojo

Liturgia Cotidiana octubre
MIÉRCOLES 18 

SAN LUCAS, ev. (F). Rojo 

Gloria. Prefacio de los Apóstoles II. 

LECTURA 2Tim 4, 10-17 

Lectura de la segunda carta del Apóstol san Pablo a Timoteo.

Querido hijo: Demas me ha abandonado por amor a este mundo. Él se fue a Tesalónica, Crescente emprendió viaje a Galacia, y Tito, a Dalmacia. Solamente Lucas se ha quedado conmigo. Trae contigo a Marcos, porque me prestará buenos servicios. A Tíquico lo envié a Éfeso. Cuando vengas, tráeme la capa que dejé en Tróade, en la casa de Carpo, y también los libros, sobre todo, los rollos de pergamino. Alejandro, el herrero, me ha hecho mucho daño: el Señor le pagará conforme a sus obras. Ten cuidado de él, porque se ha opuesto encarnizadamente a nuestra enseñanza. Cuando hice mi primera defensa, nadie me acompañó, sino que todos me abandonaron. ¡Ojalá que no les sea tenido en cuenta! Pero el Señor estuvo a mi lado, dándome fuerzas, para que el mensaje fuera proclamado por mi intermedio y llegara a oídos de todos los paganos. Palabra de Dios.

Comentario: ¡Cuánto itinerario apostólico descrito por Pablo! No obstante, llega el momento para el relevo y el Apóstol necesita encontrar ministros para la continuidad de la obra de Jesús; pero estos ministros no tienen el prestigio ni el carisma de él. A pesar de ello, estos se esforzaron por predicar en forma oral y escrita las enseñanzas de Jesús.


SALMO Sal 144, 10-13. 17-18 


R. ¡Tus santos anuncian la gloria de tu reino, Señor!

Que todas tus obras te den gracias, Señor, y tus fieles te bendigan; que anuncien la gloria de tu reino y proclamen tu poder. R.

Así manifestarán a los hombres tu fuerza y el glorioso esplendor de tu reino: tu reino es un reino eterno, y tu dominio permanece para siempre. R.

El Señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus acciones; está cerca de aquéllos que lo invocan, de aquéllos que lo invocan de verdad. R.


ALELUIA Cfr. Jn 15, 16


Aleluia. «Yo los elegí del mundo, para que vayan y den fruto, y ese fruto sea duradero», dice el Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 10, 1-9


Evangelio de nuestro Señor Jesu-cristo según san Lucas.

El Señor designó a otros setenta y dos, y los envió de dos en dos para que lo precedieran en todas las ciudades y sitios adonde él debía ir. Y les dijo: «La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha. ¡Vayan! Yo los envío como a ovejas en medio de lobos. No lleven dinero, ni alforja, ni calzado, y no se detengan a saludar a nadie por el camino. Al entrar en una casa, digan primero: “¡Que descienda la paz sobre esta casa!”. Y si hay allí alguien digno de recibirla, esa paz reposará sobre él; de lo contrario, volverá a ustedes. Permanezcan en esa misma casa, comiendo y bebiendo de lo que haya, porque el que trabaja merece su salario. No vayan de casa en casa. En las ciudades donde entren y sean recibidos, coman lo que les sirvan; curen a sus enfermos y digan a la gente: “El Reino de Dios está cerca de ustedes”. Palabra del Señor.

Comentario: Estos setenta misioneros van libres, sin poner su confianza en otra cosa que no sea en la providencia de Dios. Solo llevan consigo la ilusión y el deseo de proclamar lo que Jesús dijo e hizo. Y lo hicieron al modo de Jesús, que se detenía en las casas donde lo invitaban y compartía sencillamente, alrededor de la mesa, para hablar del Reino de Dios.

MARTES 17: San Ignacio de Antioquía, o. y mr. (MO). Rojo.

Liturgia Cotidiana octubre
MARTES 17 

San Ignacio de Antioquía, o. y mr. (MO). Rojo. 

Leccionario Santoral: Flp 3, 17-4, 1; Sal 33, 2-9; Jn 12, 24-26.

LECTURA Rom 1, 16-25

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Hermanos: Yo no me avergüenzo del Evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todos los que creen: de los judíos en primer lugar, y después de los que no lo son. En el Evangelio se revela la justicia de Dios, por la fe y para la fe, conforme a lo que dice la Escritura: “El que es justo vivirá por la fe”. En efecto, la ira de Dios se revela desde el cielo contra la impiedad y la injusticia de los hombres, que por su injusticia retienen prisionera la verdad. Porque todo cuanto se puede conocer acerca de Dios está patente ante ellos: Dios mismo se lo dio a conocer, ya que sus atributos invisibles –su poder eterno y su divinidad– se hacen visibles a los ojos de la inteligencia, desde la creación del mundo, por medio de sus obras. Por lo tanto, aquéllos no tienen ninguna excusa. En efecto, habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron ni le dieron gracias como corresponde. Por el contrario, se extraviaron en vanos razonamientos y su mente insensata quedó en la oscuridad. Haciendo alarde de sabios se convirtieron en necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por imágenes que representan a hombres corruptibles, aves, cuadrúpedos y reptiles. Por eso, dejándolos abandonados a los deseos de su corazón, Dios los entregó a una impureza que deshonraba sus propios cuerpos, ya que han sustituido la verdad de Dios por la mentira, adorando y sirviendo a las criaturas en lugar del Creador, que es bendito eternamente. Amén. Palabra de Dios.

Comentario: Pablo se esfuerza por hacernos comprender que, desde la creación, todo lo que nos rodea en la vida habla de Dios y nos invita a creer. Desoír esta palabra creadora es dejarnos caer en una vida pobre. Cada vez, que buscamos falsos ídolos queadorar, postergamos la posibilidad de amar al verdadero Dios.


SALMO Sal 18, 2-5


R. El cielo proclama la gloria de Dios.

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos; un día transmite al otro este mensaje y las noches se van dando la noticia. R.

Sin hablar, sin pronunciar palabras, sin que se escuche su voz, resuena su eco por toda la tierra y su lenguaje, hasta los confines del mundo. R.


ALELUIA Heb 4, 12 


Aleluia. La Palabra de Dios es viva y eficaz, discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 37-41


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Un fariseo invitó a Jesús a cenar a su casa. Jesús entró y se sentó a la mesa. El fariseo se extrañó de que no se lavara antes de comer. Pero el Señor le dijo: «¡Así son ustedes, los fariseos! Purifican por fuera la copa y el plato, y por dentro están llenos de voracidad y perfidia. ¡Insensatos! El que hizo lo de afuera, ¿no hizo también lo de adentro? Den más bien como limosna lo que tienen y todo será puro». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús no busca quedar bien con nadie: ni con quienes lo critican por ir a casa de un fariseo, ni con el mismo fariseo que lo invitó. Jesús es libre, tanto como para no depender de los rituales y aprovechar la sorpresa de su anfitrión para enseñar dónde está lo verdaderamente importante.

LUNES 16: De la feria. Verde. Santa Eduviges, r. (ML). Blanco. Santa Margarita María Alacoque, v. (ML). Blanco.

Liturgia Cotidiana octubre
LUNES 16 

De la feria. Verde. Santa Eduviges, r. (ML). Blanco. Santa Margarita María Alacoque, v. (ML). Blanco. 

LECTURA Rom 1, 1-7

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Roma.

Carta de Pablo, servidor de Jesucristo, llamado para ser Apóstol, y elegido para anunciar la Buena Noticia de Dios, que Él había prometido por medio de sus Profetas en las Sagradas Escrituras, acerca de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor, nacido de la estirpe de David según la carne, y constituido Hijo de Dios con poder según el Espíritu santificador, por su resurrección de entre los muertos. Por Él hemos recibido la gracia y la misión apostólica, a fin de conducir a la obediencia de la fe, para gloria de su Nombre, a todos los pueblos paganos, entre los cuales se encuentran también ustedes, que han sido llamados por Jesucristo. A todos los que están en Roma, amados de Dios, llamados a ser santos, lleguen la gracia y la paz, que proceden de Dios, nuestro Padre, y del Señor Jesucristo. Palabra de Dios.

Comentario: Esta carta magna de los escritos de Pablo es un compendio doctrinal. En él, se explica y desarrolla una doctrina cristiana bastante elaborada y reflexionada. Si bien la fe nos permite creer en el misterio de Dios, sin dejar de ser una experiencia y un sentimiento, esta también, implica la razón que ilumina más aún el misterio.


SALMO Sal 97, 1-4


R. ¡El Señor manifestó su victoria!

Canten al Señor un canto nuevo, porque Él hizo maravillas: su mano derecha y su santo brazo le obtuvieron la victoria. R.

El Señor manifestó su victoria, reveló su justicia a los ojos de las naciones: se acordó de su amor y su fidelidad en favor del pueblo de Israel. R.

Los confines de la tierra han contemplado el triunfo de nuestro Dios. Aclame al Señor toda la tierra, prorrumpan en cantos jubilosos. R.


ALELUIA Cfr. Sal 94, 8. 7


Aleluia. No endurezcan su corazón, sino escuchen la voz del Señor. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 29-32


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Al ver Jesús que la multitud se apretujaba, comenzó a decir: «Ésta es una generación malvada. Pide un signo y no le será dado otro que el de Jonás. Así como Jonás fue un signo para los ninivitas, también el Hijo del hombre lo será para esta generación. El día del Juicio, la Reina del Sur se levantará contra los hombres de esta generación y los condenará, porque ella vino de los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón y aquí hay Alguien que es más que Salomón. El día del Juicio, los hombres de Nínive se levantarán contra esta generación y la condenarán, porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás y aquí hay Alguien que es más que Jonás». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús se presenta como un signo de contradicción. No se lo puede encasillar ni meterlo en ningún molde. Su vida genera conflictos y malestares para algunos, que no terminan de comprender por qué Dios ha venido a llamarnos y a hacer feliz al hombre.

DOMINGO 15: 28° durante el año. Verde

Liturgia Cotidiana octubre
DOMINGO 15 

28° durante el año. Verde 

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana 4ª del Salterio.

1ª LECTURA Is 25, 6-10

Lectura del libro de Isaías.

El Señor de los ejércitos ofrecerá a todos los pueblos sobre esta montaña un banquete de manjares suculentos, un banquete de vinos añejados, de manjares suculentos, medulosos, de vinos añejados, decantados. Él arrancará sobre esta montaña el velo que cubre a todos los pueblos, el paño tendido sobre todas las naciones. Destruirá la muerte para siempre; el Señor enjugará las lágrimas de todos los rostros, y borrará sobre toda la tierra el oprobio de su pueblo, porque lo ha dicho Él, el Señor. Y se dirá en aquel día: «Ahí está nuestro Dios, de quien esperábamos la salvación: es el Señor, en quien nosotros esperábamos; ¡alegrémonos y regocijémonos de su salvación!». Porque la mano del Señor se posará sobre esta montaña. Palabra de Dios.

Comentario: El profeta describe simbólicamente un gran festín al que están invitados todos los pueblos de la tierra. Es el sacrificio-banquete de los tiempos mesiánicos, donde reinará la fraternidad, se conciliarán las diferencias humanas y se reconocerá la soberanía de Dios.


SALMO Sal 22, 1-6


R. El Señor nos prepara una mesa.

El Señor es mi pastor, nada me puede faltar. Él me hace descansar en verdes praderas, me conduce a las aguas tranquilas y repara mis fuerzas. R.

Me guía por el recto sendero, por amor de su Nombre. Aunque cruce por oscuras quebradas, no temeré ningún mal, porque Tú estás conmigo: tu vara y tu bastón me infunden confianza. R.

Tú preparas ante mí una mesa, frente a mis enemigos; unges con óleo mi cabeza y mi copa rebosa. R.

Tu bondad y tu gracia me acompañan a lo largo de mi vida; y habitaré en la Casa del Señor, por muy largo tiempo. R.


2ª LECTURA Flp 4, 12-14. 19-20


Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Filipos.

Hermanos: Yo sé vivir tanto en las privaciones como en la abundancia; estoy hecho absolutamente a todo, a la saciedad como al hambre, a tener de sobra como a no tener nada. Yo lo puedo todo en Aquél que me conforta. Sin embargo, ustedes hicieron bien en interesarse por mis necesidades. Dios colmará con magnificencia todas las necesidades de ustedes, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús. A Dios, nuestro Padre, sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Palabra de Dios.

Comentario: El Apóstol, agradecido por la ayuda económica otorgada, aprovecha para exhortar a la comunidad a poner en práctica el desprendimiento y la libertad ante los bienes materiales. La solidaridad es una virtud que Dios quiere ver en cada uno de sus hijos, sobre todo cuando se realiza sin pedir nada a cambio.


ALELUIA Cfr. Ef 1, 17-18


Aleluia. El Padre de nuestro Señor Jesucristo ilumine nuestros corazones, para que podamos valorar la esperanza a la que hemos sido llamados. Aleluia.


EVANGELIO Mt 22, 1-14


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo.

Jesús habló en parábolas a los sumos sacerdotes y a los fariseos, diciendo: El Reino de los Cielos se parece a un rey que celebraba las bodas de su hijo. Envió entonces a sus servidores para avisar a los invitados, pero éstos se negaron a ir. De nuevo envió a otros servidores con el encargo de decir a los invitados: «Mi banquete está preparado; ya han sido matados mis terneros y mis mejores animales, y todo está a punto: Vengan a las bodas». Pero ellos no tuvieron en cuenta la invitación, y se fueron, uno a su campo, otro a su negocio; y los demás se apoderaron de los servidores, los maltrataron y los mataron. Al enterarse, el rey se indignó y envió a sus tropas para que acabaran con aquellos homicidas e incendiaran su ciudad. Luego dijo a sus servidores: «El banquete nupcial está preparado, pero los invitados no eran dignos de él. Salgan a los cruces de los caminos e inviten a todos los que encuentren». Los servidores salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, buenos y malos, y la sala nupcial se llenó de convidados. Cuando el rey entró para ver a los comensales, encontró a un hombre que no tenía el traje de fiesta. «Amigo, le dijo, ¿cómo has entrado aquí sin el traje de fiesta?». El otro permaneció en silencio. Entonces el rey dijo a los guardias: «Átenlo de pies y manos, y arrójenlo afuera, a las tinieblas. Allí habrá llanto y rechinar de dientes». Porque muchos son llamados, pero pocos son elegidos. Palabra del Señor.

Comentario: La parábola expresa la relación entre el Señor y sus invitados. Los invitados que se autoexcluyen por cuestiones de poder: a uno le interesaba más su campo, otro tenía un negocio; el rey los echa por no tener “el traje”: para entrar en el banquete es necesario “encarnar” el estilo de vida de Jesús.

SÁBADO 14: De la feria. Verde. San Calixto, pa. y mr. (ML). Rojo. Santa María en sábado. Blanco.

Liturgia Cotidiana octubre
SÁBADO 14 

De la feria. Verde. San Calixto, pa. y mr. (ML). Rojo. 

Santa María en sábado. Blanco. 

LECTURA Jl 4, 12-21 

Lectura de la profecía de Joel.

Así habla el Señor: ¡Que despierten y suban las naciones al valle de Josafat! Porque allí me sentaré para juzgar a todas las naciones de alrededor. Pongan mano a la hoz: la mies está madura; vengan a pisar: el lagar está lleno; las cubas desbordan: ¡tan grande es su maldad! ¡Multitudes innumerables en el valle de la Decisión! Porque se acerca el Día del Señor en el valle de la Decisión. El sol y la luna se oscurecen, las estrellas pierden su brillo. El Señor ruge desde Sión y desde Jerusalén hace oír su voz: ¡tiemblan el cielo y la tierra! ¡Pero el Señor será un refugio para su pueblo, un resguardo para los israelitas! Así ustedes sabrán que Yo soy el Señor, su Dios, que habito en Sión, mi santa Montaña. Jerusalén será un lugar santo, y los extranjeros no pasarán más por ella. Aquel día, las montañas destilarán vino nuevo y manará leche de las colinas; por todos los torrentes de Judá correrán las aguas, y brotará un manantial de la Casa del Señor, que regará el valle de las Acacias. Egipto se convertirá en una desolación y Edóm en un desierto desolado, a causa de la violencia cometida contra los hijos de Judá, cuya sangre inocente derramaron en su país. Pero Judá será habitada para siempre y Jerusalén por todas las generaciones. Yo vengaré su sangre, no la dejaré impune, y el Señor tendrá su morada en Sión. Palabra de Dios.

Comentario: En esta visión de futuro del profeta, se enmarca “el día del Señor”, que alude al juicio de condenación y salvación de las naciones. Ese día tiene como característica principal la gran restauración, que el Señor hará sobre aquellos que hayan permanecidos fieles a su promesa. 


SALMO Sal 96, 1-2. 5-6. 11-12


R. ¡Alégrense, justos, en el Señor!

¡El Señor reina! Alégrese la tierra, regocíjense las islas incontables. Nubes y Tinieblas lo rodean, la Justicia y el Derecho son la base de su trono. R.

Las montañas se derriten como cera delante del Señor, que es el dueño de toda la tierra. Los cielos proclaman su justicia y todos los pueblos contemplan su gloria. R.

Nace la luz para el justo, y la alegría para los rectos de corazón. Alégrense, justos, en el Señor y alaben su santo Nombre. R.


ALELUIA Lc 11, 28


Aleluia. Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. Aleluia.


EVANGELIO Lc 11, 27-28


Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús estaba hablando y una mujer levantó la voz en medio de la multitud y le dijo: «¡Feliz el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron!». Jesús le respondió: «Felices más bien los que escuchan la Palabra de Dios y la practican». Palabra del Señor.

Comentario: Jesús llama “perversa” a su generación -sus adversarios-, porque no han sabido descubrir en él a Dios. Y no lo han reconocido, simplemente, porque están llenos de soberbia y de un ego que es más grande que ellos mismos.

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×