Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Liturgia Cotidiana

MIÉRCOLES 26: De la feria. Verde. Santos Cosme y Damián, mrs. (ML). Rojo.

Liturgia-Septiembre-2018
MIÉRCOLES 26

De la feria. Verde. Santos Cosme y Damián, mrs. (ML). Rojo.

LECTURA Prov 30, 5-9 

Lectura del libro de los Proverbios.

Toda palabra de Dios es acrisolada, Dios es un escudo para el que se refugia en Él. No añadas nada a sus palabras, no sea que te reprenda y seas tenido por mentiroso. Hay dos cosas que yo te pido, no me las niegues antes que muera: aleja de mí la falsedad y la mentira; no me des ni pobreza ni riqueza, dame la ración necesaria, no sea que, al sentirme satisfecho, reniegue y diga: «¿Quién es el Señor?», o que, siendo pobre, me ponga a robar y atente contra el Nombre de mi Dios. Palabra de Dios. 

Comentario: Frente a las palabras mentirosas de los hombres se alza la palabra de Dios, que es Verdad. Dios, por medio de su palabra, ilumina la existencia pero no para complicarla, sino para que esta sea más digna y llevadera. Lo único que debe hacer el hombre es escucharla y ser dócil de espíritu para ponerla en práctica. 

SALMO Sal 118, 29. 72. 89. 101. 104. 163 

R. ¡Tu palabra es una lámpara para mis pasos, Señor! 

Apártame del camino de la mentira, y dame la gracia de conocer tu ley. Para mí vale más la ley de tus labios que todo el oro y la plata. R. 

Tu palabra, Señor, permanece para siempre, está firme en el cielo. Yo aparto mis pies del mal camino, para cumplir tu palabra. R. 

Tus preceptos me hacen comprender: por eso aborrezco el camino de la mentira. Odio y aborrezco la mentira; en cambio, amo tu ley. R. 

ALELUIA Mc 1,15 

Aleluia. El Reino de Dios está cerca. Conviértanse y crean en la Buena Noticia. Aleluia.

EVANGELIO Lc 9, 1-6 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús convocó a los Doce y les dio poder y autoridad para expulsar a toda clase de demonios y para sanar las enfermedades. Y los envió a proclamar el Reino de Dios y a sanar a los enfermos, diciéndoles: «No lleven nada para el camino, ni bastón, ni provisiones, ni pan, ni dinero, ni tampoco dos túnicas cada uno. Permanezcan en la casa donde se alojen, hasta el momento de partir. Si no los reciben, al salir de esa ciudad sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos». Fueron entonces de pueblo en pueblo, anunciando la Buena Noticia y sanando enfermos en todas partes. Palabra del Señor. 

Comentario: Llama la atención con la autoridad que Jesús inviste a los Apóstoles para la misión y les da los poderes que el Padre le había entregado: anunciar el Reino, expulsar el mal, curar a los enfermos y perdonar los pecados. Para cumplir con esta misión deben caminar con pocas pertenencias y sin perder mucho tiempo con los que no los reciben.

MARTES 25: De la feria. Verde.

Liturgia-Septiembre-2018
MARTES 25

De la feria. Verde.

 

LECTURA Prov 21, 1-6. 10-13 

Lectura del libro de los Proverbios.

El corazón del rey es una corriente de agua en manos del Señor: Él lo dirige hacia donde quiere. Al hombre le parece que todo su camino es recto, pero el Señor pesa los corazones. Practicar la justicia y el derecho agrada al Señor más que los sacrificios. Los ojos altaneros, el corazón arrogante, la luz de los malvados: todo eso es pecado. Los proyectos del hombre laborioso son pura ganancia, el que se precipita acaba en la indigencia. Tesoros adquiridos con engaños son ilusión fugaz de los que buscan la muerte. El alma del malvado desea el mal, él no se apiada de su prójimo. El simple se hace sabio cuando se castiga al insolente, y asimila la ciencia cuando se instruye al sabio. El justo observa la casa del malvado y precipita en la desgracia a los malos. El que cierra los oídos al clamor del débil llamará y no se le responderá. Palabra de Dios. 

Comentario: El corazón en la cultura semita era la sede de la actividad intelectual y afectiva del hombre. Para Dios era más importante tocar y orientar el corazón del rey que cualquier otro sacrificio. Por eso, apela a la práctica de la justicia y el derecho porque ambas manifestaban la sabiduría de Dios y la simplicidad del hombre justo para administrar el poder. 

SALMO Sal 118, 1. 27. 30. 34-35. 44 

R. ¡Condúceme por la senda de tus mandamientos, Señor! 

Felices los que van por un camino intachable, los que siguen la ley del Señor. Instrúyeme en el camino de tus leyes, y yo meditaré tus maravillas. R. 

Elegí el camino de la verdad, puse tus decretos delante de mí. Instrúyeme, para que observe tu ley y la cumpla de todo corazón. R. 

Condúceme por la senda de tus mandamientos, porque en ella tengo puesta mi alegría. Yo cumpliré fielmente tu ley: lo haré siempre, eternamente. R.

ALELUIA Lc 11, 28 

Aleluia. Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican. Aleluia.

EVANGELIO Lc 8, 19-21 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

La madre y los hermanos de Jesús fueron a verlo, pero no pudieron acercarse a causa de la multitud. Entonces le anunciaron a Jesús: «Tu madre y tus hermanos están ahí afuera y quieren verte». Pero Él les respondió: «Mi madre y mis hermanos son los que escuchan la Palabra de Dios y la practican». Palabra del Señor. 

Comentario: Frente al viejo parentesco de la sangre, Jesús funda las bases de la nueva familia de su Reino en aquellos que reciben y cumplen su palabra. Ser cristiano significa vivir en el misterio del amor de Dios. Quien lo “cumple”, logra traducir con su vida aquel mandato.

LUNES 24: Nuestra Señora, la Virgen de la Merced (ML). Blanco.

Liturgia-Septiembre-2018
LUNES 24

Nuestra Señora, la Virgen de la Merced (ML). Blanco.

Inicio de la Semana de Rogativas. 

Prefacio de la Virgen María. Semana 25ª durante el año. Semana I del Salterio.

LECTURA Prov 3, 27-34 

Lectura del libro de los Proverbios.

No niegues un beneficio al que lo necesite, siempre que esté en tus manos hacerlo. No digas a tu prójimo: «Vuelve después, mañana te daré», si tienes con qué ayudarlo. No trames el mal contra tu prójimo, mientras vive confiado junto a ti. No litigues con un hombre sin motivo, si no te ha causado ningún mal. No envidies al hombre violento ni elijas ninguno de sus caminos. Porque el hombre perverso es abominable para el Señor, y Él reserva su intimidad para los rectos. La maldición del Señor está en la casa del malvado, pero Él bendice la morada de los justos. Él se burla de los insolentes y concede su favor a los humildes. Palabra de Dios. 

Comentario: En el libro de los proverbios el concepto de “prójimo” toma un cariz especial, ya que se entiende no solo al compañero, el comensal, el amigo, sino a todos los hombres en general. ¿Cuál es el criterio para la caridad? Es la necesidad y la urgencia del prójimo que el “justo” sabrá detectar. 

SALMO Sal 14, 2-4. 5 

R. ¿Quién habitará en tu Casa, Señor? 

El que procede rectamente y practica la justicia; el que dice la verdad de corazón y no calumnia con su lengua. R. 

El que no hace mal a su prójimo ni agravia a su vecino, el que no estima a quien Dios reprueba y honra a los que temen al Señor. R. 

El que no se retracta de lo que juró, aunque salga perjudicado; el que no presta su dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. El que procede así nunca vacilará. R. 

ALELUIA Mt 5, 16 

Aleluia. Así debe brillar ante los ojos de los hombres la luz que hay en ustedes, a fin de que ellos vean sus buenas obras y glorifiquen al Padre que está en el cielo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 8, 16-18 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús dijo a sus discípulos: No se enciende una lámpara para cubrirla con un recipiente o para ponerla debajo de la cama, sino que se la coloca sobre un candelero, para que los que entren vean la luz. Porque no hay nada oculto que no se descubra algún día, ni nada secreto que no deba ser conocido y divulgado. Presten atención y oigan bien, porque al que tiene, se le dará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que cree tener. Palabra del Señor. 

Comentario: La luz es gracia cuando penetra en el interior y se deja ver por otros para abrirse al misterio de la vida. En cambio, esa misma luz es condena cuando manifiesta la contradicción del hombre que, debiendo estar abierto a la gracia, se cierra en sí mismo, convirtiéndose en un puro egoísmo.

DOMINGO 23: 25º durante el año. Verde.

Liturgia-Septiembre-2018
DOMINGO 23

25º durante el año. Verde.

Gloria. Credo. Prefacio dominical durante el año. Semana I del Salterio.

1ª LECTURA Sab 2, 12. 17-20 

Lectura del libro de la Sabiduría.

Dicen los impíos: Tendamos trampas al justo, porque nos molesta y se opone a nuestra manera de obrar; nos echa en cara las transgresiones a la Ley y nos reprocha las faltas contra la enseñanza recibida. Veamos si sus palabras son verdaderas y comprobemos lo que le pasará al final. Porque si el justo es hijo de Dios, Él lo protegerá y lo librará de las manos de sus enemigos. Pongámoslo a prueba con ultrajes y tormentos, para conocer su temple y probar su paciencia. Condenémoslo a una muerte infame, ya que él asegura que Dios lo visitará. Palabra de Dios. 

Comentario: El hombre justo y, a la vez, cristiano verdadero es un reproche a la conducta de los malvados. ¿Dónde deposita su confianza y fuerza? En el trabajo por un mundo más justo y solidario, en la fuerza de la comunidad fiel al mensaje de Dios y en la esperanza de que él siempre tiene la última palabra. 

SALMO Sal 53, 3-6. 8 

R. El Señor es mi apoyo verdadero. 

Dios mío, sálvame por tu Nombre, defiéndeme con tu poder. Dios mío, escucha mi súplica, presta atención a las palabras de mi boca.R. 

Dios mío, sálvame por tu Nombre, porque gente soberbia se ha alzado contra mí, hombres violentos atentan contra mi vida, sin tener presente a Dios. R

Pero Dios es mi ayuda, el Señor es mi apoyo verdadero: Te ofreceré un sacrificio voluntario, daré gracias a tu Nombre, porque es bueno. R. 

2ª LECTURA Sant 3, 16-4, 3 

Lectura de la carta de Santiago.

Hermanos: Donde hay rivalidad y discordia, hay también desorden y toda clase de maldad. En cambio, la sabiduría que viene de lo alto es, ante todo, pura; y además, pacífica, benévola y conciliadora; está llena de misericordia y dispuesta a hacer el bien; es imparcial y sincera. Un fruto de justicia se siembra pacíficamente para los que trabajan por la paz. ¿De dónde provienen las luchas y las querellas que hay entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que combaten en sus mismos miembros? Ustedes ambicionan, y si no consiguen lo que desean, matan; envidian, y al no alcanzar lo que pretenden, combaten y se hacen la guerra. Ustedes no tienen, porque no piden. O bien, piden y no reciben, porque piden mal, con el único fin de satisfacer sus pasiones. Palabra de Dios. 

Comentario: El apóstol Santiago exhorta a vivir una vida con la sabiduría de Dios, purificando los malos deseos que perturban las relaciones fraternas. Es necesario reconocer la falsa sabiduría, ya que es terrena, salvaje y demoníaca; mientras que la sabiduría de Dios es pura, pacífica, dócil, no discrimina ni es mentirosa y produce buenos frutos. 

ALELUIA Cf. 2Tes 2, 14 

Aleluia. Dios nos llamó, por medio del Evangelio, para que poseamos la gloria de nuestro Señor Jesucristo. Aleluia.

EVANGELIO Mc 9, 30-37 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Marcos.

Jesús atravesaba la Galilea junto con sus discípulos y no quería que nadie lo supiera, porque enseñaba y les decía: «El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres; lo matarán y tres días después de su muerte, resucitará». Pero los discípulos no comprendían esto y temían hacerle preguntas. Llegaron a Cafarnaúm y, una vez que estuvieron en la casa, les preguntó: «¿De qué hablaban en el camino?» Ellos callaban, porque habían estado discutiendo sobre quién era el más grande. Entonces, sentándose, llamó a los Doce y les dijo: «El que quiere ser el primero, debe hacerse el último de todos y el servidor de todos». Después, tomando a un niño, lo puso en medio de ellos y, abrazándolo, les dijo: «El que recibe a uno de estos pequeños en mi Nombre, me recibe a mí, y el que me recibe, no es a mí al que recibe, sino a Aquél que me ha enviado». Palabra del Señor. 

Comentario: Al llegar a Cafarnaúm, el evangelista constata cuán lejos están los pensamientos del Señor y los de sus Apóstoles. Si discuten entre ellos por los primeros puestos en el nuevo Reino, es evidente que Jesús no es más el centro de sus ideales ni de sus sentimientos, sino la lucha por el poder. 

SÁBADO 22: De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

Liturgia-Septiembre-2018
SÁBADO 22

De la feria. Verde. Santa María en Sábado. Blanco.

Prefacio I de la Virgen María. 

LECTURA 1Cor 15, 35-38. 42-49 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Alguien preguntará: ¿Cómo resucitan los muertos? ¿Con qué clase de cuerpo? Tu pregunta no tiene sentido. Lo que siembras no llega a tener vida, si antes no muere. Y lo que siembras no es la planta tal como va a brotar, sino un simple grano, de trigo por ejemplo, o de cualquier otra planta. Y Dios da a cada semilla la forma que Él quiere, a cada clase de semilla, el cuerpo que le corresponde. Lo mismo pasa con la resurrección de los muertos: se siembran cuerpos corruptibles y resucitarán incorruptibles; se siembran cuerpos humillados y resucitarán gloriosos; se siembran cuerpos débiles y resucitarán llenos de fuerza; se siembran cuerpos puramente naturales y resucitarán cuerpos espirituales. Porque hay un cuerpo puramente natural y hay también un cuerpo espiritual. Esto es lo que dice la Escritura: “El primer hombre, Adán, fue creado como un ser viviente”; el último Adán, en cambio, es un ser espiritual que da la Vida. Pero no existió primero lo espiritual sino lo puramente natural; lo espiritual viene después. El primer hombre procede de la tierra y es terrenal; pero el segundo hombre procede del cielo. Los hombres terrenales serán como el hombre terrenal, y los celestiales como el celestial. De la misma manera que hemos sido revestidos de la imagen del hombre terrenal, también lo seremos de la imagen del hombre celestial. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo intenta imaginar lo que será la resurrección y señala que el cuerpo resucitado será el mismo que el cuerpo mortal. No obstante, este cuerpo resucitado no será de la misma “forma”. Es decir, de un cuerpo corruptible se convertirá en incorruptible y de miserable a glorioso. 

SALMO Sal 55, 10-14 

R. ¡Caminaré delante de Dios en la luz de la vida! 

Mis enemigos retrocederán cuando te invoque. Yo sé muy bien que Dios está de mi parte. Confío en Dios y alabo su palabra; confío en Él y ya no temo: ¿qué pueden hacerme los hombres? R. 

Debo cumplir, Dios mío, los votos que te hice: te ofreceré sacrificios de alabanza, porque Tú libraste mi vida de la muerte y mis pies de la caída, para que camine delante de Dios en la luz de la vida. R. 

ALELUIA Cf. Lc 8, 15 

Aleluia. Felices los que retienen la Palabra de Dios con un corazón bien dispuesto y dan fruto gracias a su constancia. Aleluia.

EVANGELIO Lc 8, 4-15 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Como se reunía una gran multitud y acudía a Jesús gente de todas las ciudades, Él les dijo, valiéndose de una parábola: «El sembrador salió a sembrar su semilla. Al sembrar, una parte de la semilla cayó al borde del camino, donde fue pisoteada y se la comieron los pájaros del cielo. Otra parte cayó sobre las piedras y, al brotar, se secó por falta de humedad. Otra cayó entre las espinas, y éstas, brotando al mismo tiempo, la ahogaron. Otra parte cayó en tierra fértil, brotó y produjo fruto al ciento por uno». Y una vez que dijo esto, exclamó: «¡El que tenga oídos para oír, que oiga!» La parábola quiere decir esto: La semilla es la Palabra de Dios. Los que están al borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el diablo y arrebata la Palabra de sus corazones, para que no crean y se salven. Los que están sobre las piedras son los que reciben la Palabra con alegría, apenas la oyen; pero no tienen raíces: creen por un tiempo, y en el momento de la tentación se vuelven atrás. Lo que cayó entre espinas son los que escuchan, pero con las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, se van dejando ahogar poco a poco, y no llegan a madurar. Lo que cayó en tierra fértil son los que escuchan la Palabra con un corazón bien dispuesto, la retienen, y dan fruto gracias a su constancia». Palabra del Señor. 

Comentario: La parábola de Jesús apela a un doble sentido; por un lado, a aquel que escucha y acepta la palabra de Dios manifestando la cercanía y transparencia de la gracia; por otro, a aquellos que se cierran a esa palabra y terminan rechazando toda apertura a Dios.

VIERNES 21: San Mateo, ap. y ev. (F). Rojo.

Liturgia-Septiembre-2018
VIERNES 21

San Mateo, ap. y ev. (F). Rojo.

Comienza la primavera. Día internacional de la paz. Día de la radio. 

Gloria. Prefacio de los Apóstoles.

LECTURA Ef 4, 1-7. 11-13 

Lectura de la carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Éfeso. 

Hermanos: Yo, que estoy preso por el Señor, les exhorto a comportarse de una manera digna de la vocación que han recibido. Con mucha humildad, mansedumbre y paciencia, sopórtense mutuamente por amor. Traten de conservar la unidad del Espíritu, mediante el vínculo de la paz. Hay un solo Cuerpo y un solo Espíritu, así como hay una misma esperanza, a la que ustedes han sido llamados, de acuerdo con la vocación recibida. Hay un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Hay un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, lo penetra todo y está en todos. Sin embargo, cada uno de nosotros ha recibido su propio don, en la medida que Cristo los ha distribuido. Él comunicó a unos el don de ser apóstoles, a otros profetas, a otros predicadores del Evangelio, a otros pastores o maestros. Así organizó a los santos para la obra del ministerio, en orden a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, al estado de hombre perfecto y a la madurez que corresponde a la plenitud de Cristo. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo, desde la prisión, invita a los efesios a comportarse de una manera digna según su vocación cristiana. Es necesario conservar la unidad de espíritu, con la paciencia, la tolerancia mutua y la paz. Los cristianos han de conformar un cuerpo que les permita vivir la vocación personal, cultivando los propios dones a favor de la edificación de la Iglesia y viviendo en armonía con los demás fieles. ¿Qué hacemos para superar nuestras diferencias? 

SALMO Sal 18, 2-5 

R. Resuena su eco por toda la tierra. 

El cielo proclama la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos: un día transmite al otro este mensaje y las noches se van dando la noticia. R. 

Sin hablar, sin pronunciar palabras, sin que se escuche su voz, resuena su eco por toda la tierra, y su lenguaje, hasta los confines del mundo. R. 

ALELUIA 

Aleluia. A ti, Dios, te alabamos y cantamos; a ti, Señor, te alaba el coro celestial de los Apóstoles. Aleluia. 

EVANGELIO Mt 9, 9-13 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Mateo. 

Jesús vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Él se levantó y lo siguió. Mientras Jesús estaba comiendo en la casa, acudieron muchos publicanos y pecadores, y se sentaron a comer con Él y sus discípulos. Al ver esto, los fariseos dijeron a los discípulos: “¿Por qué vuestro Maestro come con publicanos y pecadores?”. Jesús, que había oído, respondió: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos. Vayan y aprendan qué significa: “Prefiero la misericordia al sacrificio”. Porque Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores”. Palabra del Señor. 

Comentario: Jesús llama a Mateo, que era considerado un traidor por trabajar para los romanos, pero no por eso lo condena, sino que quiere liberarlo y perdonarlo. No lo considera un enemigo y busca reintegrarlo en la sociedad con los hombres y en la amistad con Dios. ¿Pertenecemos al grupo de los selectos de siempre? ¿Qué hacemos por salir a buscar a los más alejados?

JUEVES 20: Santos Andrés Kim Taegon, p., y Pablo Chong Hasang y comps., mrs. (MO). Rojo.

Liturgia-Septiembre-2018
JUEVES 20

Santos Andrés Kim Taegon, p., y Pablo Chong Hasang y comps., mrs. (MO). Rojo.

Leccionario Santoral: Sab 3, 1-9; (o bien: Rom 8, 31-39); Sal 125, 1-6; Lc 9, 23-26.

LECTURA 1Cor 15, 1-11 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Les recuerdo la Buena Noticia que yo les he predicado, que ustedes han recibido y a la cual permanecen fieles. Por ella son salvados, si la conservan tal como yo se la anuncié; de lo contrario, habrán creído en vano. Les he trasmitido en primer lugar, lo que yo mismo recibí: Cristo murió por nuestros pecados, conforme a la Escritura. Fue sepultado y resucitó al tercer día, de acuerdo con la Escritura. Se apareció a Cefas y después a los Doce. Luego se apareció a más de quinientos hermanos al mismo tiempo, la mayor parte de los cuales vive aún, y algunos han muerto. Además, se apareció a Santiago y a todos los Apóstoles. Por último, se me apareció también a mí, que soy como el fruto de un aborto. Porque yo soy el último de los Apóstoles, y ni siquiera merezco ser llamado Apóstol, ya que he perseguido a la Iglesia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia no fue estéril en mí, sino que yo he trabajado más que todos ellos, aunque no he sido yo, sino la gracia de Dios que está conmigo. En resumen, tanto ellos como yo, predicamos lo mismo, y esto es lo que ustedes han creído. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo aborda el tema de la resurrección de Jesús y lo vincula con nuestra resurrección. Los de Corinto pensaban que, en la muerte, el alma se liberaba del “cuerpo”. Entonces, ¿qué sentido tiene recuperarlo o enterrarse de nuevo en él? Pablo recurre a una fórmula catequética para reafirmar la fe en la resurrección de Cristo: “Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, y ha resucitado al tercer día…”. 

SALMO Sal 117, 1-2. 16-17. 28 

R. ¡Den gracias al Señor, porque es bueno! 

¡Den gracias al Señor, porque es bueno, porque es eterno su amor! Que lo diga el pueblo de Israel: ¡es eterno su amor! R. 

La mano del Señor es sublime, la mano del Señor hace proezas. No, no moriré: viviré para publicar lo que hizo el Señor. R.

Tú eres mi Dios, y yo te doy gracias; Dios mío, yo te glorifico. R. 

ALELUIA Mt 11, 28 

Aleluia. «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré», dice el Señor. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 36-50 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Un fariseo invitó a Jesús a comer con él. Jesús entró en la casa y se sentó a la mesa. Entonces una mujer pecadora que vivía en la ciudad, al enterarse de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de perfume. Y colocándose detrás de Él, se puso a llorar a sus pies y comenzó a bañarlos con sus lágrimas; los secaba con sus cabellos, los cubría de besos y los ungía con perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado pensó: «Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la mujer que lo toca y lo que ella es: ¡una pecadora!» Pero Jesús le dijo: «Simón, tengo algo que decirte». «Di, Maestro», respondió él. «Un prestamista tenía dos deudores: uno le debía quinientos denarios, el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagar, perdonó a ambos la deuda. ¿Cuál de los dos lo amará más?» Simón contestó: «Pienso que aquél a quien perdonó más». Jesús le dijo: «Has juzgado bien». Y volviéndose hacia la mujer, dijo a Simón: «¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y tú no derramaste agua sobre mis pies; en cambio, ella los bañó con sus lágrimas y los secó con sus cabellos. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entró, no cesó de besar mis pies. Tú no ungiste mi cabeza; ella derramó perfume sobre mis pies. Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonado. Por eso demuestra mucho amor. Pero aquél a quien se le perdona poco demuestra poco amor». Después dijo a la mujer: «Tus pecados te son perdonados». Los invitados pensaron: «¿Quién es este hombre, que llega hasta perdonar los pecados?» Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz». Palabra del Señor. 

Comentario: El fariseo no se ha preocupado de aceptar el perdón de Dios e invita a Jesús, pero lo hace por curiosidad y en el fondo no lo ama, porque no se reconoce pecador. En cambio, la prostituta se sabe pecadora ante Dios y ante los hombres: el perdón que Dios le ha concedido se demuestra a partir de la grandeza del amor que ese perdón suscitó en ella. 

MIÉRCOLES 19: De la feria. Verde. San Jenaro, o. y mr. (ML). Rojo.

Liturgia-Septiembre-2018
MIÉRCOLES 19

De la feria. Verde. San Jenaro, o. y mr. (ML). Rojo.

Día de las Glorias del Ejército. Feriado nacional. 

LECTURA 1Cor 12, 31-13, 13 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Aspiren a los dones más perfectos. Y ahora voy a mostrarles un camino más perfecto todavía. Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe. Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo para hacer alarde, si no tengo amor, no me sirve para nada. El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido, no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor no pasará jamás. Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá; porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías, limitadas. Cuando llegue lo que es perfecto, cesará lo que es imperfecto. Mientras yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño, pero cuando me hice hombre, dejé a un lado las cosas de niño. Ahora vemos como en un espejo, confusamente; después veremos cara a cara. Ahora conozco todo imperfectamente; después conoceré como Dios me conoce a mí. En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo reconoce que los carismas o dones son bienes relativos frente a lo absoluto del don de la caridad o el amor. Este amor es como ese “espejo mágico” en cuyo interior se ve la figura –reducida o lejana? de ese Dios que no tiene otro nombre más apropiado que el del Amor. 

SALMO Sal 32, 2-5. 12. 22 

R. ¡Feliz el pueblo que el Señor se eligió como herencia! 

Alaben al Señor con la cítara, toquen en su honor el arpa de diez cuerdas; entonen para Él un canto nuevo, toquen con arte, profiriendo aclamaciones. R. 

Porque la palabra del Señor es recta y Él obra siempre con lealtad; Él ama la justicia y el derecho, y la tierra está llena de su amor. R. 

¡Feliz la nación cuyo Dios es el Señor, el pueblo que Él se eligió como herencia! Señor, que tu amor descienda sobre nosotros, conforme a la esperanza que tenemos en ti. R. 

ALELUIA Cf. Jn 6, 63. 68 

Aleluia. Tus palabras, Señor, son Espíritu y Vida; Tú tienes palabras de Vida eterna. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 31-35 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Dijo el Señor: ¿Con quién puedo comparar a los hombres de esta generación? ¿A quién se parecen? Se parecen a esos muchachos que están sentados en la plaza y se dicen entre ellos: ¡Les tocamos la flauta, y ustedes no bailaron! ¡Entonamos cantos fúnebres, y no lloraron! Porque llegó Juan el Bautista, que no come pan ni bebe vino, y ustedes dicen: «¡Tiene un demonio!». Llegó el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: «¡Es un glotón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores!». Pero la Sabiduría ha sido reconocida como justa por todos sus hijos. Palabra del Señor. 

Comentario: La religiosidad de la gracia, del perdón y de la alegría de Jesús es poco seria para los judíos. No es propio de un hombre de Dios juntarse con los marginados y convivir con ellos. Se escandalizan de la austeridad por su “locura” y rechazan la “alegría” del Reino porque la consideran frívola. Jesús muestra la sabiduría de Dios, que es un camino de salvación pero los hombres no han querido acogerla. 

MARTES 18: De la feria. Verde.

Liturgia-Septiembre-2018
MARTES 18

De la feria. Verde.

Fiestas Patrias. Feriado nacional. 

LECTURA 1Cor 12, 12-14. 27-31 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: Así como el cuerpo tiene muchos miembros, y sin embargo, es uno, y estos miembros, a pesar de ser muchos, no forman sino un solo cuerpo, así también sucede con Cristo. Porque todos hemos sido bautizados en un solo Espíritu para formar un solo Cuerpo –judíos y griegos, esclavos y hombres libres– y todos hemos bebido de un mismo Espíritu. El cuerpo no se compone de un solo miembro, sino de muchos. Ustedes son el Cuerpo de Cristo, y cada uno en particular, miembros de ese Cuerpo. En la Iglesia, hay algunos que han sido establecidos por Dios, en primer lugar, como apóstoles; en segundo lugar, como profetas; en tercer lugar, como doctores. Después vienen los que han recibido el don de hacer milagros, el don de sanar, el don de socorrer a los necesitados, el don de gobernar y el don de lenguas. ¿Acaso todos son apóstoles? ¿Todos profetas? ¿Todos doctores? ¿Todos hacen milagros? ¿Todos tienen el don de sanar? ¿Todos tienen el don de lenguas o el don de interpretarlas? Ustedes, por su parte, aspiren a los dones más perfectos. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo se esfuerza en señalar que los dones provienen del Espíritu Santo y por tanto no pueden ser motivo de ruptura. La diversidad de los dones indica que el creyente no recibe el Espíritu Santo sin que este se manifieste en él. Por eso, una forma concreta de palparlo es a través de estos dones, los cuales deben ponerse al servicio de la comunidad. 

SALMO Sal 99, 1-5 

R. ¡Somos su pueblo y ovejas de su rebaño! 

Aclame al Señor toda la tierra, sirvan al Señor con alegría, lleguen hasta Él con cantos jubilosos. R. 

Reconozcan que el Señor es Dios: Él nos hizo y a Él pertenecemos; somos su pueblo y ovejas de su rebaño. R.

Entren por sus puertas dando gracias, entren en sus atrios con himnos de alabanza, alaben al Señor y bendigan su Nombre. R. 

¡Qué bueno es el Señor! Su misericordia permanece para siempre, y su fidelidad por todas las generaciones. R. 

ALELUIA Lc 7, 16 

Aleluia. Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 11-17 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús se dirigió a una ciudad llamada Naím, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud. Justamente cuando se acercaba a la puerta de la ciudad, llevaban a enterrar al hijo único de una mujer viuda, y mucha gente del lugar la acompañaba. Al verla, el Señor se conmovió y le dijo: «No llores». Después se acercó y tocó el féretro. Los que lo llevaban se detuvieron y Jesús dijo: «Joven, Yo te lo ordeno, levántate». El muerto se incorporó y empezó a hablar. Y Jesús se lo entregó a su madre. Todos quedaron sobrecogidos de temor y alababan a Dios, diciendo: «Un gran profeta ha aparecido en medio de nosotros y Dios ha visitado a su Pueblo». El rumor de lo que Jesús acababa de hacer se difundió por toda la Judea y en toda la región vecina. Palabra del Señor. 

Comentario: Jesús es el que ofrece la salvación a los gentiles y muestra con el hijo de la viuda de Naím el verdadero triunfo de la vida. Jesús aparece en el camino y lo resucita, devolviendo la alegría a aquella madre. Creer en Jesús significa hacer que nazca la confianza, justo allí donde hay muerte, enfermedad y poca esperanza.

LUNES 17: De la feria. Verde. San Roberto Belarmino, o. y d. (ML). Blanco.

Liturgia-Septiembre-2018
LUNES 17

De la feria. Verde. San Roberto Belarmino, o. y d. (ML). Blanco.

Semana 24ª durante el año. Feriado puente.

LECTURA 1Cor 11, 17-26. 33 

Lectura de la primera carta del Apóstol san Pablo a los cristianos de Corinto.

Hermanos: No puedo felicitarlos por sus reuniones, que en lugar de beneficiarlos, los perjudican. Ante todo, porque he oído decir que cuando celebran sus asambleas, hay divisiones entre ustedes, y en parte lo creo. Sin embargo, es preciso que se formen partidos entre ustedes, para que se pongan de manifiesto los que tienen verdadera virtud. Cuando se reúnen, lo que menos hacen es comer la Cena del Señor, porque apenas se sientan a la mesa, cada uno se apresura a comer su propia comida, y mientras uno pasa hambre, el otro se embriaga. ¿Acaso no tienen sus casas para comer y beber? ¿O tan poco aprecio tienen a la Iglesia de Dios, que quieren hacer pasar vergüenza a los que no tienen nada? ¿Qué les diré? ¿Los voy a alabar? En esto, no puedo alabarlos. Lo que yo recibí del Señor, y a mi vez les he transmitido, es lo siguiente: El Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó el pan, dio gracias, lo partió y dijo: «Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía». De la misma manera, después de cenar, tomó la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza que se sella con mi Sangre. Siempre que la beban, háganlo en memoria mía». Y así, siempre que coman este pan y beban esta copa, proclamarán la muerte del Señor hasta que Él vuelva. Así, hermanos, cuando se reúnan para participar de la Cena, espérense unos a otros. Palabra de Dios. 

Comentario: San Pablo recrimina a la comunidad por su falta de caridad y unidad cuando celebraban la eucaristía. Había divisiones y se formaban grupos; es decir los que llegaban primero se sentaban a comer y no esperaban; los más pudientes comían y bebían tanto que se olvidaban del resto. El Apóstol muestra el sentido espiritual y memorial de lo que celebran, es la Cena del Señor y no cualquier cosa. 

SALMO Sal 39, 7-10. 17 

R. ¡Proclamen la muerte del Señor, hasta que vuelva!

Tú no quisiste víctima ni oblación; pero me diste un oído atento; no pediste holocaustos ni sacrificios, entonces dije: «Aquí estoy». R. 

«En el libro de la Ley está escrito lo que tengo que hacer: yo amo, Dios mío, tu voluntad, y tu ley está en mi corazón». R. 

Proclamé gozosamente tu justicia en la gran asamblea; no, no mantuve cerrados mis labios, Tú lo sabes, Señor. R. 

Que se alegren y se regocijen en ti todos los que te buscan, y digan siempre los que desean tu victoria: «¡Qué grande es el Señor!» R. 

ALELUIA Jn 3, 16 

Aleluia. Dios amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único; todo el que cree en Él tiene Vida eterna. Aleluia.

EVANGELIO Lc 7, 1-10 

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas.

Jesús entró en Cafarnaúm. Había allí un centurión que tenía un sirviente enfermo, a punto de morir, al que estimaba mucho. Como había oído hablar de Jesús, envió a unos ancianos judíos para rogarle que viniera a sanar a su servidor. Cuando estuvieron cerca de Jesús, le suplicaron con insistencia, diciéndole: «Él merece que le hagas este favor, porque ama a nuestra nación y nos ha construido la sinagoga». Jesús fue con ellos, y cuando ya estaba cerca de la casa, el centurión le mandó decir por unos amigos: «Señor, no te molestes, porque no soy digno de que entres en mi casa; por eso no me consideré digno de ir a verte personalmente. Basta que digas una palabra y mi sirviente se sanará. Porque yo –que no soy más que un oficial subalterno, pero tengo soldados a mis órdenes– cuando digo a uno: “Ve”, él va; y a otro: “Ven”, él viene; y cuando digo a mi sirviente: “¡Tienes que hacer esto!”, él lo hace». Al oír estas palabras, Jesús se admiró de él y, volviéndose a la multitud que lo seguía, dijo: «Yo les aseguro que ni siquiera en Israel he encontrado tanta fe». Cuando los enviados regresaron a la casa, encontraron al sirviente completamente sano. Palabra del Señor. 

Comentario: El centurión romano, como buen prosélito pagano, penetra hasta lo más profundo de la fe y acepta a Jesús como aquel que proviene de Dios. Dejando de lado su investidura, se presenta a Jesús con mucha humildad: “no soy digno de que entres a mi casa”. Su expresión fue rescatada por la liturgia y a coro se reza antes de la comunión. ¿Nos acercamos al Señor con humildad? 

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×