Facebook Twitter Google + YouTube  Chile   Perú 
Editorial SAN PABLO
 
Noticias

Archivo de Etiquetas de Noticias

Encuentra en SAN PABLO todos los productos de Navidad en oferta

Encuentra en SAN PABLO todos los productos de Navidad en ofertaA contar del 1 de enero, encuentra el material de Navidad con un 50% de descuento en todas las sucursales SAN PABLO. De este modo, podrás llevar a tu hogar un lindo pesebre para colocar junto al árbol de Navidad, o aquellas tarjetas que deseabas usar para saludar a familiares y amigos. Y, por supuesto, los libros que invitan a vivir el nacimiento de Jesús con un sentido cristiano, también forman parte de esta oferta.

Una forma de compartir la alegría de esta época del año, llevando productos de Navidad para obsequiar o tener en el hogar, a un precio muy conveniente.

Visita las sucursales SAN PABLO y aprovecha esta promoción.

Calendarios SAN PABLO en oferta durante diciembre

Calendario SAN PABLO en oferta durante diciembreUn calendario SAN PABLO puede ser un excelente complemento para los regalos de fin de año. Y más aún ahora que, a contar del 1 de diciembre, los calendarios Católico, Ángeles y Mariano (en sus dos versiones) los puedes llevar por tan solo $990.

Cada calendario es un producto de mucha utilidad. Además, cada uno cuenta con hermosos diseños e imágenes que adornarán las paredes del hogar. Una linda y conveniente opción para tener en cuenta antes de que termine el año.

Visita nuestras librerías y lleva tu calendario 2019 a un precio muy conveniente. O si lo prefieres, adquiérelos via internet ingresando a nuestra Librería Virtual (www.sanpablochile.cl/comprar)

¡Te esperamos!

Adviento: tiempo para hacer crecer la fe

Facebook-AdvientoComenzamos el tiempo de Adviento, época en la que los cristianos nos preparamos para el nacimiento de Jesús, un niño que viene a traer esperanza al mundo y a reavivar en los corazones la llama de la fe.

Para el papa Francisco, el tiempo de Adviento tiene tres dimensiones: pasado, presente y futuro. En su homilía del primer lunes de diciembre, recordó que estamos en un tiempo propicio para purificar el espíritu y hacer crecer la fe.

Por esta razón, hoy queremos recomendarles algunos libros de editorial SAN PABLO, que ayudan a prepararnos a vivir este tiempo de una manera cristiana:

-Adviento, preparamos la Navidad: en este pequeño libro, especial para los niños, encontrarán actividades para preparar los 24 días de reflexión que anteceden a la Navidad. Un lindo aporte para compartir en familia y esperar cada día con alegría, avivando en cada corazón el deseo de recibir al niño Jesús en los corazónes.

-Rosario de Adviento: oraciones preparadas por el P. Gustavo Jamut. Este Rosario de Adviento está pensado para pedirle a la Sagrada Familia que nos conceda las gracias necesarias para crecer en las virtudes teologales y cardinales, en las características del amor, en las obras de misericordia, corporales y espirituales, y también en las principales virtudes humanas.

-La luz del Adviento: textos breves, tomados de algunos de los discursos del Papa, y que ayudan a vivir el tiempo de Adviento de una manera cristiana. Una invitación a tener un corazón abierto y más grande y a dejarnos sorprender por lo que día a día nos ofrece la vida.

-Adviento, preparándonos para vivir la Navidad: este libro cita, de principio a fin, textos bíblicos que fundamentan la razón de nuestra espera en Dios, sustentada desde la reflexión del Magisterio de la Iglesia y lo dispuesto en la liturgia, que nos ayudarán a fortalecer la vida de fe en nuestro camino hacia la Navidad.

-El Adviento, conocer, celebrar y vivir la esperanza cristiana: un libro que sirve para comprender este tiempo no solo como la preparación para el nacimiento de Jesús, sino también como la anticipación de la gracia que la encarnación de Cristo anuncia a la existencia humana: Dios está con nosotros, comparte nuestra historia, camina al lado nuestro y realiza así la salvación de la humanidad.

NUESTRA PORTADA: Iglesia de San Agustín, La Serena. Región de Coquimbo

NUESTRA PORTADA: Iglesia de San Agustín, La Serena. Región de CoquimboUbicada en calle Arturo Prat, esquina Cienfuegos, frente a La Recova. Conserva la línea colonial, de estilo barroco, bajo influencia arquitectónica virreinal. Criterios eclécticos le dan un rasgo románico en su fachada de arco, columnatas y falso frontispicio. La torre conserva el estilo colonial tardío.

Los murallones y la cantería decorativa son de piedra labrada. De tres naves, con planta en forma de cruz latina, cuenta con altares y cuadros para veneración: san Ezequiel Moreno, abogado de los enfermos de cáncer, san Pancracio, la Virgen del Carmen, san Judas Tadeo y santa Rita de Casia.

• 1672: Se construye el primer edificio del colegio y la capilla de piedra calcárea, perteneciente a la Compañía de Jesús, que es destruido en un ataque del pirata Bartolomé Sharp.

• 1750: Se inicia la construcción del nuevo templo, que es terminado cinco años más tarde.

• 1768: pasa a la Orden de los Agustinos, luego de la expulsión de los jesuitas en el año anterior.

• 1798: el cuerpo superior de la torre es destruido por un huracán, siendo reconstruido al año siguiente.

• 1847: un terremoto vuelve a destruir la torre, siendo reconstruida por Juan Herbage tres años después.

• 1903: un nuevo terremoto provoca daños generales en la estructura.

• 1912: un incendio destruye completamente el templo, tras lo cual es reconstruido al año siguiente, transformándolo en un edificio de tres naves.

• 1959: un nuevo incendio lo vuelve a destruir.

• 1975: sufre severos daños tras el terremoto de Coquimbo.

• 1981: 12 de febrero, es declarada Monumento Nacional.

• 1985: su última reconstrucción es realizada por el arquitecto Pedro Broquedis.

• 1990: se reanudan los servicios religiosos en el sector nororiente del templo.

• 1994: es terminada la reconstrucción, junto con las celebraciones de los 450 años de La Serena.

• 1995: 18 de agosto, es inaugurada oficialmente.

• 2002: su administración es asumida por la Orden de los Agustinos Recoletos.

EDITORIAL: Adviento

EDITORIAL: AdvientoEl Adviento es el comienzo del Año Litúrgico. Se da inicio el domingo más próximo al 30 de noviembre y termina el 24 de diciembre. Son cuatro semanas anteriores a la Navidad.

La palabra viene del latín “adventus”: venida, llegada, presencia. El color litúrgico de este tiempo es el morado.

El sentido del Adviento es avivar en los creyentes la espera del Señor. Es un tiempo de espera y de esperanza. Pero más que un tiempo, es una actitud.

Para una futura madre, el tiempo de embarazo es de espera y de esperanza. La mujer siente las pataditas, y la guatita le crece cada vez más. Espera con amor a su guagua, la acaricia, le habla y se plantea muchas expectativas: será niño o niña, qué color de ojos tendrá, se parecerá al padre o a ella. Y por supuesto que en la casa se prepara una cuna, la ropita y todo lo necesario para recibirlo. Las abuelas tejen escarpines y en todo el entorno familiar están pendientes de la fecha del nacimiento. Llega un nuevo miembro a la familia, viene otra generación, tenemos esperanzas. La llegada de un niño es un acontecimiento que llena de alegría a la familia entera.

En el Adviento estamos a la espera del nacimiento del niño Jesús. Y tal como la familia que espera una guagua, nos preparamos. Adornamos la casa, preparamos el pesebre y pensamos en algo rico para comer juntos.

Así como disponemos nuestra casa para recibir a un invitado muy especial y celebrar su estadía con nosotros, durante estas cuatro semanas los cristianos preparamos nuestros corazones para recibir a Cristo y celebrar, con él, su presencia entre nosotros.

Dios viene. Pero viene humilde y pobre, casi imperceptible, y hay que saber reconocerlo. Viene en la Palabra, en los Sacramentos, en el hermano y en el pobre, ¿lo reconoceremos?

¿Y cómo nos vamos a preparar para el Nacimiento de Jesús? Pues, intentando mejorar nuestra vida, abriendo nuestro corazón para que Jesús pueda nacer en él. Y la manera de hacerlo es con oración, disponibilidad y generosidad.

Perdonemos las ofensas, tratemos de reconciliarnos con aquellas personas con las cuales nos hemos enemistado. Visitemos a ese familiar que está enfermo, al que está en la cárcel y a los que están solos.

Que tengan todos una muy Feliz Navidad.

En Jesús, María y Pablo,

El Director

COMENTARIO DOMINICAL: ¡Qué alegría, el Niño Dios ya viene!

COMENTARIO DOMINICAL: ¡Qué alegría, el Niño Dios ya viene!Las palabras de Jesús pueden sonar a cuestiones que van a pasar en el futuro o como un fin apocalíptico. Ni lo uno ni lo otro, porque lo apocalíptico, en este caso, no habla de cosas que sucederán mañana. Simplemente, es un modo misterioso de hablar acerca de las cosas del tiempo presente y cuyo fin es animar a la comunidad para denunciar lo que está mal y la resistencia a todo lo que se opone al proyecto de Dios, pues el discurso de Jesús se centra esta vez en el fin del mundo, sus signos y su revelación gloriosa.

Algo totalmente nuevo está por suceder. En la nueva Jerusalén ya no habrá más sol, luna, estrellas, porque todo será renovado. Esa novedad es el resultado de la propia acción de Dios, que tiene poder sobre todo. Al igual que el pueblo de Israel, los creyentes también construimos una historia que, con aciertos y desaciertos, se diferencia de otras porque se vive a la luz de la fe. Por tanto, estamos llamados a levantar la cabeza y a permanecer fieles al amor de Dios, ya que nuestra liberación está cerca y en curso: Cristo vive y viene a rescatarnos.

Quien cree en Cristo encuentra un sentido distinto a la vida. En esa perspectiva cristiana descubre cómo las obras de amor de Dios acrecientan sus ganas de vivir y no solo de existir. Como niños ilusionados a recibir un regalo, conservemos la poca inocencia que nos queda para estar abiertos a nuevas cosas que Dios nos quiere enseñar. Mientras tanto, estar vigilantes no es solamente estar como meros espectadores sino discernir qué cosas nos llevan a Dios y cuáles nos separan de él.

Aquél que está con la conciencia dormida, por la ideología o por su solo modo de ver las cosas, vive en permanente resaca, porque no es capaz de discernir los acontecimientos y la urgencia de la caridad cristiana. Permanecer lúcidos y en paz es lo que en definitiva nos lleva a no perder el sentido de la espera amorosa del Niño Dios.

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán” (Lc 21, 33).

P. Fredy Peña T., ssp

Al Servicio de la Vida: Vitamina C, conectarse

Al Servicio de la Vida: Vitamina C, conectarseLa cápsula de esta semana trae implícita una recomendación: sé capaz de demostrar cuánto quieres a las personas que amás. No importa el modo. Con un gesto, una palabra, una sonrisa. Nunca hay que dar nada por sentado, porque después puede ser muy tarde. ¿Por qué no darse un tiempo hoy para conectarse con la esposa, los padres, los hijos, los hermanos, o los amigos? Te invitamos a escuchar “Vitamina C: conectarse”, del autor Joseph Sica, en la voz de Ricardo Díaz Venegas:

La cápsula radial SAN PABLO “Al servicio de la vida” es narrada por Ricardo Díaz Venegas. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

MIRADAS: La religión del cyber monday o cyber friday

MIRADAS: La religión del cyber monday o cyber fridayEsta semana, el padre Fredy nos invita a pensar acerca de la forma en que vemos la religión. Una fe constante significa ser cristianos permanentemente y en forma constante, evitando la “religión del supermercado”, en donde se toma lo que nos conviene del mensaje de Jesús y todo los demás se cuestiona. O cómo diríamos hoy: una religión del cyber monday o cyber friday, donde solo nos interesa la oferta del momento. Los invitamos a escuchar Miradas:

“Miradas” es un micro espacio radial desarrollado por SAN PABLO Radio, para ser seguido y comentado con la familia y la comunidad. Bajo la conducción del padre Fredy Peña Tobar, el programa invita a hablar de todo, cristianamente.  Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl  

La Reflexión Dominical: Jesucristo, Rey del Universo (S)

La Reflexión Dominical: Jesucristo, Rey del Universo (S)Jesús es un rey atípico. Es un rey que no sacrifica a nadie, se sacrifica a si mismo. No derrama sangre ajena, sino la suya. No es servido por nadie y es siervo de todos. Entre los cristianos, el que quiera ser grande o el primero debe estar al servicio de los demas. Con la cápsula de hoy, el padre Aderico nos invita a reflexionar acerca del significado de la solemnidad de Cristo Rey. Los invitamos a escuchar #LaReflexiónDominical:

“La Reflexión Dominical” es un espacio que, a partir del Evangelio del domingo, entrega un mensaje de fe, en la voz del padre Aderico Dolzani, de la SOCIEDAD DE SAN PABLO. Si te interesa difundir estas cápsulas a través de algún medio radial, escríbenos a webmaster@sanpablochile.cl

COMENTARIO DOMINICAL: La realeza de Jesús son sus obras

COMENTARIO DOMINICAL: La realeza de Jesús son sus obrasSegún la Escritura, el rey es el pastor de su pueblo y se preocupa que las condiciones de vida de este sean lo más dignas posible. Ante la incomprensión del mesianismo de Jesús, el relato muestra qué tipo de rey es él. Solo el creyente que no se queda en una fe pueril puede experimentar al Cristo resucitado, porque entiende que las palabras y las acciones de Jesús manifiestan su legítima realeza. A quienes no se adhieren a esta verdad les pasa como al pueblo de Israel, dejan de ser el “Israel de Dios” para  convertirse en un pueblo como cualquier otro. Nos olvidamos que son las acciones de amor y misericordia de Jesús las que nos revelan que él viene de Dios Padre. Por eso Jesús rechaza toda realeza que se sustente en la manipulación, el poder y la soberbia, estas no son de su Reino.

Los que son de este mundo utilizan secuaces, armas, evasivas y la ley del “caiga quien caiga” para defenderse y consolidarse en el poder. En cambio, la realeza de Jesús está basada en la justicia y el respeto a las personas. Su justicia no tiene nada que ver con  la de los poderosos, que hacen de todo para mantenerse en el poder. La justicia de Jesús muestra que pasando por la cruz y la muerte actúa su realeza: Él es rey porque su Reino no es de aquí ni de allá, no responde a los criterios del mundo. Él viene del Padre y del Espíritu que comunica la vida para todos.

Pilato no pudo comprender el significado de la respuesta de Jesús acerca de la verdad. No tenía ningún interés por saber algo más de Jesús. Le bastó haber esclarecido quién posee el “poder” en la tierra y, como juez engreído, aceptó que Jesús le cuestionara el cómo administra su poder y cuál era su deber. Pero cerró su corazón a Dios y no quiso ver sus obras. Y los que aún creemos en Dios, ¿también nos vamos a cerrar a las obras de Dios?

“Tú lo dices: yo soy rey. Para esto he nacido… para dar testimonio de la verdad” (Jn 18, 37).

P. Fredy Peña T., ssp

 
Contacto
Avda. L. B. O'Higgins 1626, Casilla 3746 Correo Central, Santiago Centro, Santiago, Chile
Tel.: (2) 27200300 - Fax 26728469


×